Вы находитесь на странице: 1из 6

QUE ES EL CAPITALISMO

El capitalismo es un sistema económico en el que individuos y empresas llevan a cabo


la producción y el intercambio de bienes y servicios mediante transacciones en las que
intervienen precios y libre mercados regulados por la ley de oferta y demanda.

El capitalismo surgió para proponer el trabajo a cambio de capital (sueldos), en vez de


por servidumbre o esclavitud.

Las inhumanas condiciones de trabajo que caracterizaron este periodo llevaron a que
surgieran numerosos críticos del sistema; sin embargo, el primero en desarrollar una
teoría coherente en contra fue Karl Marx, quien atacaba la propiedad privada de los
medios de producción. No obstante, el capitalismo siguió prosperando para convertirse
en el principal sistema socioeconómico mundial de la época.

 El socialismo nace desde el seno del capitalismo y por esta razón no se opone a la
propiedad privada. En cambio, el comunismo busca terminar con el capitalismo y con
la propiedad privada. El socialismo pretende que todas las personas de la
sociedad estén involucradas en la administración de los medios de producción.

 El comunismo busca controlar los medios de producción a través de un grupo selecto


de personas que actúen en representación del Estado.

 El socialismo busca principalmente distribuir todos los recursos de acuerdo al trabajo


de cada persona. En cambio, el comunismo es un sistema político y económico que
busca distribuir todos los recursos de acuerdo a las necesidades de las personas.
1. Medios de producción socializados

En el socialismo, el conjunto de los medios de producción le pertenecen a toda la sociedad,


representada en la figura del Estado, de modo que son empresas estatales o empresas
gerenciadas por el Estado las que se ocupan de motorizar la economía. A veces estas
organizaciones asumen la forma de cooperativas, con autogestión por parte de la clase obrera.

2. Planificación central

La administración económica y la producción se centralizan en el Estado. En teoría se planifica


y se gestiona en salvaguarda del interés del bien común y de la equidad.

3. Intervencionismo

El Estado interviene permanentemente en las actividades económicas y sociales y en la


distribución de los bienes, a fin de garantizar la equidad que sostiene en su ideario.

4. Diferencias entre socialismo y comunismo

• El socialismo nace desde el seno del capitalismo y por esta razón no se opone a la
propiedad privada. En cambio, el comunismo busca terminar con el capitalismo y con la
propiedad privada. El socialismo pretende que todas las personas de la sociedad estén
involucradas en la administración de los medios de producción.

• El comunismo busca controlar los medios de producción a través de un grupo selecto


de personas que actúen en representación del Estado.

• El socialismo busca principalmente distribuir todos los recursos de acuerdo al trabajo


de cada persona. En cambio, el comunismo es un sistema político y económico que busca
distribuir todos los recursos de acuerdo a las necesidades de las personas.

5. Se opone al capitalismo

El sistema socialista nació como una reacción a las desigualdades sociales que fueron
surgiendo de la mano del capitalismo, que se desarrolló más que nada a partir de la Revolución
industrial.

6. Eliminación de la explotación del hombre por el hombre

En el ideario socialista está la intención de suprimir toda asimetría de poder económico en


perjuicio de otros que pasan a ser los explotados.

7. Abolición de clases sociales

En el ideario socialista está la intención de que no existan clases sociales con intereses
antagónicos, como ocurre en los sistemas capitalistas. La única clase social legitimada es la del
proletariado.
8. Puede convivir con la democracia

A diferencia del comunismo, que se basa en la dictadura del proletariado, el socialismo, al


menos desde lo teórico, puede funcionar bajo un régimen democrático.

9. Subordinación del individuo a la sociedad

El socialismo puede funcionar en la medida que el sujeto deje en un segundo plano sus
necesidades personales para ponerse al servicio del proyecto social.

10. Burocracias administrativas

La planificación centralizada y el manejo de tan amplia gama de unidades productivas va a


menudo creando pesadas estructuras burocráticas administrativas, propensas a la ineficiencia
o incluso a la corrupción.

11. Monopolio del Estado

Ya que los medios de producción son del Estado, los servicios pasan a estar en manos de un
único proveedor, por lo que el sistema asume un modelo monopólico. Quien no se siente
satisfecho por el servicio obtenido no tiene otra opción
CONCLUCIÓN

El capitalismo surgió para proponer el trabajo a cambio de capital (sueldos), en vez de


por servidumbre o esclavitud.

Si bien el capitalismo es un sistema económico en el que individuos y empresas llevan a


cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios mediante transacciones en las
que intervienen precios y libre mercados regulados por la ley de oferta y la demanda.

Distinción muy notoria del socialismo en la que los medios de producción le pertenecen
a toda la sociedad y la administración económica y producción se centraliza en el estado
poniéndose así en total discrepancia con el capitalismo que defiende que la mayor parte
de los medios de producción se encuentran en los sectores privados. Tanto así
defendiendo la relación empleador empleado.

Como consecuencia directa de un sistema Capitalista, se origina una Sociedad


Capitalista, la cual básicamente funciona a raíz de la organización racional de ítems
como el trabajo y la utilidad de los bienes. Igualmente, el estímulo primordial de una
Sociedad Capitalista es la movilidad social hacia el ascenso, basada en la acumulación
de bienes. Igualmente, en base a la estratificación surgida en la Sociedad Capitalista.

Además en este la división, estratificación y concepción del trabajo se hace basado


en nociones mercantilistas, donde el único estímulo es el beneficio individual.

A mi criterio el capitalismo defiende las relaciones entre un estado y agentes privados


poniéndolos como mayores órganos de producción y a las vez asegurándose de su
seguridad y bienestar, muy distinta de manera como el socialismo maquilla con su
ambiciosa manera de gobernar aludiendo que los medios de producción le pertenecen a
la sociedad, asegurándose de que el pueblo sea sometido bajo las disposiciones de los
órganos regulares en la que plantean el pleno conocimiento de las necesidades de los
individuos en la cual se le considera al socialismo como error intelectual y a su vez la
teniendo la denigración de los derechos que por ende atrae al caos y a la anarquía.
Conclusión
Hemos aprendido que el capitalismo muestra tanto formas privadas como públicas y el
socialismo difiere de ambas formas. El capitalismo, es un sistema de producción
estructurado por sus relaciones de empleador y empleado como personas o grupos
diferentes, independientemente de que el empleador sea público o privado. Por su parte,
la estructura muy diferente del socialismo presenta al empleador y al empleado como la
misma persona.

La llamada competencia entre el capitalismo y el socialismo que tuvo lugar el pasado


siglo, fue en realidad una competencia entre capitalismo privado y de estado. Los
EE.UU. favorecieron fundamentalmente el capitalismo privado. Sus empresas eran
principalmente privadas con instancias significativas de empresas capitalistas estatales;
también tenían un amplio sistema de distribución de mercado con instancias
significativas de distribuciones planificadas. Por su parte, la Unión Soviética era
principalmente un capitalismo de estado. Sus empresas eran fundamentalmente estatales
y su distribución se planificaba a nivel central con instancias significativas de empresas
capitalistas privadas y distribuciones de mercado. Sin embargo, la mayoría de los
defensores y críticos describían a la Unión Soviética como "socialista".

La alternativa socialista a ambas formas de capitalismo privado y de estado es el fin y el


reemplazo del capitalismo como organización de producción empleador-empleado. El
reemplazo de las empresas privadas por empresas estatales y de los mercados por la
planificación son cambios que en esencia dejan intacta la organización de producción
empleador-empleado, lo cual caracteriza distintivamente al capitalismo