Вы находитесь на странице: 1из 5

ARCILLAS

Jose Maria Quispe Larico 2014-130038

4 DE MAYO DE 2018
MECANICA DE SUELOS I
ING. PIO COILA
ARCILLAS

I. INTRODUCCIÓN

El término arcilla se usa habitualmente con diferentes significados:

- Desde el punto de vista mineralógico, engloba a un grupo de minerales (minerales


de la arcilla), filosilicatos en su mayor parte, cuyas propiedades fisico-químicas
dependen de su estructura y de su tamaño de grano, muy fino (inferior a 2 µm).

- Desde el punto de vista petrológico la arcilla es una roca sedimentaria, en la


mayor parte de los casos de origen detrítico, con características bien definidas.
Para un sedimentólogo, arcilla es un término granulométrico, que abarca los
sedimentos con un tamaño de grano inferior a 2 µm.
- Para un ceramista una arcilla es un material natural que cuando se mezcla con
agua en la cantidad adecuada se convierte en una pasta plástica. Desde el punto
de vista económico las arcillas son un grupo de minerales industriales con
diferentes características mineralógicas y genéticas y con distintas propiedades
tecnológicas y aplicaciones.

Las arcillas comunes son los materiales arcillosos de más amplia distribución en el mundo pues
se encuentran mezclados con otros materiales. La arcilla común se presenta poco consolidada,
constituida generalmente por partículas de tamaño inferior a 1/256 mm (4 micras). Las arcillas
comunes consisten mayormente en mixturas de diferentes minerales arcillosos, generalmente
illita y esméctica, y otros minerales. Debido al alto contenido de fundentes (álcalis, compuesto
de hierro, cal), empiezan a fundirse (sinterizar) a temperaturas de 950° a 1.200 °C. Las arcillas
comunes no son tan plásticas como las esmécticas, arcillas caoliníticas u otras.

II. COMPOSICION MINERALOGICA Y QUIMICA

Las arcillas comunes ocurren en una variedad de ambientes y en diferentes tipos de roca. La
fuente de material incluye arcillas glaciales, suelos limos, loess, esquistos alterados, pizarras y
argilitas. Las arcillas refractarias y los caolines impuros son considerados arcillas comunes en
algunos casos. En cuanto a la mineralogía, las arcillas comunes tienen gran variedad y están
constituidas mayormente por minerales de arcilla que contienen aluminio, magnesio, calcio y
hierro. Aunque el constituyente más común es uno de los miembros del grupo de las micas,
merecen mencionarse la caolinita, la montmorillonita, la illita, la vermiculita, la halloysita, la
sericita, la clorita, etc. Dichos minerales de arcilla se originan por meteorización química y en
procesos pedogenéticos de feldespatos y feldespatoides. El cuarzo y otros minerales detríticos
son minerales no arcillosos típicos presentes en las arcillas comunes. La illita es uno de los
minerales arcillosos más abundantes en sedimentos y rocas sedimentarias, y uno de los
minerales mas frecuentes en las arcillas comunes. Es un mineral formado a bajas temperaturas
en la superficie de la tierra. Además, es un silicato hidratado de aluminio y potasio, cuya
estructura es similar a la de la esmectita, con la diferencia principal que en la illita el catión entre
capas es el potasio y en la esmectita es el sodio, calcio o magnesio.
Su variación granulométrica está en estos rangos:

- Arcilla común débilmente arenosa


Arena 25 – 43 %
Limo 40 – 50 %
Arcilla 17 – 25 %

- Arcilla común medianamente arenosa


Arena 35 – 53 %
Limo 30 – 40 %
Arcilla 17 – 25 %

- Arcilla común muy arenosa


Arena 45 – 68 %
Limo 15 – 30 %
Arcilla 17 – 25 %

- Arcilla común débilmente arcillosa


Arena 15 – 45 %
Limo 30 – 50 %
Arcilla 25 – 35 %

- Arcilla común areno-arcillosa


Arena 25 – 60 %
Limo 15 – 30 %
Arcilla 25 – 45 %

- Arcilla común limosa


Arena 5 – 33 %
Limo 50 – 65 %
Arcilla 17 – 30 %

- Arcilla común medianamente arcillosa


Arena 5 – 35 %
Limo 30 – 50 %
Arcilla 35 – 45 %
III. PROPIEDADES

- Temperatura de vitrificación
El rango de temperatura de vitrificación o de formación de cristales durante el
calentamiento es una propiedad muy importante de las arcillas y los limos usados en
productos estructurales de arcilla. La vitrificación es un proceso de fusión gradual en
donde algunos de los constituyentes que se derriten con mayor facilidad producen un
incremento en la cantidad de líquido y de la temperatura. Algunas arcillas tienen un
corto rango de vitrificación.
- Color
No define directamente el uso de una arcilla, por ejemplo una arcilla de color rojo o
amarillento recibe el nombre tierra de alfarería. Estas arcillas rojas también se emplean
en la cerámica industrial (pavimentos, revestimientos y cerámica estructural: ladrillos,
tejas, baldosas, etc.). El color generalmente se adquiere después de la cocción.
- Textura de la arcilla cruda
Algunas presentan textura porosa y generalmente son usadas en la alfarería, en otros
casos será útil solamente si es blanda con lo cual la finura relativa puede apreciarse al
tacto. Sin embargo, muchos materiales de grano fino se presentan en masas duras que
han de moldearse antes de que se puedan determinar sus propiedades.
- Tamizado
Es útil triturar la arcilla sin moler las partículas individuales y tamizarla. Si la mayor parte
de ella queda sobre el tamiz de 18 mallas por pulgada, es improbable que el material
contenga mucha sustancia de arcilla y es útil solamente para fines especializados en
cerámica. Si queda un pequeño residuo sobre el tamiz de 18 mallas y residuos
apreciables sobre los tamices de 60, 100 y 200 mallas, el material será probablemente
adecuado para productos cerámicos bastos y una vez molido puede ser bueno para
productos finos.
- Plasticidad
Esta característica puede comprobarse con un ensayo de plasticidad en crudo, por
ejemplo mezclando agua gradualmente por amasado a mano con la arcilla pulverizada
y haciendo una estimación de la plasticidad, que puede ser nula, pobre, mediana, buena
y excepcional. Su plasticidad al ser mezclada con agua y la posibilidad de ser moldeada
depende de los siguientes factores: tamaño de partícula, capacidad de cambio de la
arcilla, naturaleza de los iones absorbidos, cantidad de agua en la pasta y naturaleza de
los iones contenidos en el agua de amasado.

IV. CONDICIONES Y AMBIENTES DE FORMACION


Las arcillas comunes ocurren en muchos tipos de roca que van desde el
Precambriano al Holoceno. Ellas se forman por intemperismo o alteración
hidrotermal de los silicatos o vidrios ricos en aluminio. Los minerales que suelen
alterarse a arcillas son feldespatos (plagioclasas, ortosa, microclina, etc.) y vidrios
volcánicos ricos en aluminio. Después de la alteración, las arcillas pueden quedarse
en el lugar de su formación (arcillas residuales) o son llevadas y depositadas en otro
sitio mediante algún medio de transporte. Las arcillas residuales forman una capa
más o menos irregular por encima de las rocas alteradas y cuando el proceso es más
avanzado, pueden heredar la textura de las rocas descompuestas. Las arcillas
transportadas y depositadas forman estratos tabulares o lentes. Los depósitos
hidrotermales de arcillas pueden ser tabulares o de forma irregular a lo largo de las
fracturas por las cuales circulan las aguas residuales magmáticas. Para que las
arcillas sean limpias, las impurezas tienen que ser removidas, esto puede ocurrir
durante el transporte y especialmente durante la depositación en aguas tranquilas.
Las illitas se originan por la meteorización de esquistos micáceos (moscovíticos),
gneis, rocas cuarzo sericíticas y en ciertos casos como resultado de la
transformación de feldespatos en caolinitas.

V. UNIDADES GEOLÓGICAS FAVORABLES EN EL PAÍS


Las arcillas comunes de la costa tienen por lo general origen fluvial, mientras que en
los Andes se forman por la alteración de rocas ricas en aluminio como pizarras,
lutitas, volcánicos ácidos, etc. En el departamento de Cajamarca se explotan los
niveles arcillosos de la Formación Chimú, que se intercalan con bancos de cuarcitas.
Litológicamente la Formación Chimú consiste en una alternancia de areniscas,
cuarcitas y lutitas. En la Formación Condebamba se encuentran niveles arcillosos y
la base consiste de intercalaciones de areniscas gruesas, arcillas rojizas y
conglomerado fino; hacia la parte superior está formado por conglomerados
gruesos. En el departamento de Ica se han localizado algunos depósitos de arcillas
en las partes altas de las lomadas que atraviesan la carretera Nasca-Puquio, en las
inmediaciones del cerro Nuñungayoc. Tales depósitos consisten de capas de arcilla
de unos 0,5 m de potencia, provenientes de la descomposición de algunos niveles
de los volcánicos Nasca. En el departamento de Ayacucho, en la provincia de
Huanta, distrito de Luricocha, las arcillas comunes se presentan en mantos
estratiformes de pequeñas dimensiones y que son explotados en forma
rudimentaria. Las arcillas son de color gris amarillento intercaldas con horizontes de
lodolitas, y corresponden al horizonte MAYOC de la Formacion Huanta.
En la parte superior de l a formación Ayacucho (Terciario Superior) se encuentran
horizontes arcillosos de o rigen sedimentario. En la provincia de Cangallo, los
depósitos de arcillas cuaternarias están groseramente estratificados; el origen de
estas arcillas puede estar relacionado con la meteorización que han sufrido las
tobas feldespáticas que coronan los cerros.
En el departamento y provincia de Arequipa los depósitos de arcilla se encuentran
en horizontes arcillo limosos que presentan diversas tonalidades entres gris
oscuro a gris amarillento, y son depositados en pequeñas cuencas cuaternarias.