Вы находитесь на странице: 1из 4

1.3.

Cristalización de los magmas


Una vez formado, un magma comienza a enfriarse y los minerales
que lo componen van formando cristales en él. El proceso,
denominado cristalización fraccionada, comienza por aquellos
minerales que tienen puntos de fusión más altos y continúa con los
de menores puntos de fusión a medida que desciende la
temperatura.

La cristalización fraccionada es el principal responsable de


la diferenciación magmática.

En ocasiones, los minerales se van separando del magma fundido


según cristalizan, dando lugar a dos fracciones: una sólida formada
por los cristales que se han separado del magma, y otra líquida
formada por el magma residual. Ambas fracciones, con composición
y propiedades diferentes, formarán rocas completamente distintas
entre sí.

La separación de las fases sólida y líquida puede tener lugar por


distintos mecanismos:

 Por gravedad. Los minerales cristalizados más densos que el


magma residual, se acumulan en el fondo de la cámara magmática.
 Por acción de los gases. Las burbujas de gas generadas durante
la desgasificación del magma arrastran al líquido residual al escapar
del magma, cristalizando en otra zona.

En la solidificación de un magma podemos distinguir 3 fases


delimitadas por intervalos de temperatura y con características
especiales:

1. Fase Ortomagmática. Es la fase principal de la cristalización de un


magma. Abarca desde el origen del magma hasta que éste
desciende su temperatura hasta 700 °C. Se produce la cristalización
de minerales estables a altas temperaturas que aparecen en la roca
como minerales accesorios. La cristalización se produce en la
cámara magmática originando rocas plutónicas.
2. Fase pegmatítico-neumatolítica. Se produce entre 400 y 700ºC a
partir de un líquido residual rico en diferentes gases volátiles que
arrastran por las grietas de la cámara magmática minerales ricos en
iones metálicos. La cristalización en estas grietas forma filones de
rocas llamadas pegmatitas.
3. Fase Hidrotermal. Se produce entre 400 y 100 °C a partir del
residuo magmático rico en agua, que escapa por las grietas y
cavidades de las rocas cercanas depositando a su paso minerales
como pirita, cinabrio, oro, plata, etc. que forman yacimientos. Si
este líquido llega a la superficie forma geyseres, fuentes termales o
fumarolas.

Imagen 7. Proceso de enfriamiento del magma. Fuente desconocida bajo licencia Creative Commons.

Los distintos minerales no sólo cristalizan a distintas temperaturas


según se va enfriando el magma. Además, algunos minerales
formados a determinada temperatura, pueden volverse inestables
cuando se alcanzan niveles más fríos. Como consecuencia, estos
minerales pueden cambiar su composición o disolverse en el magma
líquido reaccionando con otros productos para dar lugar a minerales
nuevos.

3. Tipos de rocas magmáticas


Las rocas de las siguientes imágenes son rocas ígneas. Ambas se
han formado a partir del enfriamiento de un magma. La imagen 19,
a la izquierda, muestra una roca plutónica originada por un magma
cuyo enfriamiento y consolidación se ha producido en el interior de la
tierra. Si, el enfriamiento ocurre sobre la superficie terrestre se
forma una roca volcánica, como la de la imagen 20 de la derecha.
Además existen otras rocas llamadas filonianas que se forman en
grietas.

Imagen 19. Roca plutónica. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Imagen 20. Roca volcánica. Fuente and+ bajo licencia Creative
Commons. Commons.

Las rocas plutónicas y las rocas volcánicas se clasifican por


separado, aunque cada término plutónico tiene su equivalente
volcánico y viceversa.

La siguiente tabla presenta las rocas plutónicas y volcánicas más


comunes, clasificadas en función de sus características principales
(composición mineralógica esencial y textura).