Вы находитесь на странице: 1из 4

UN ENGAÑO SATÁNICO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS

Una de las principales enseñanzas del Movimiento de Reforma

DURANTE los 7 años en que fui miembro del Movimiento Reformista, constantemente escucha
ba por parte de los dirigentes de este grupo, la afirmación de que la Iglesia Adventista del Sépti
mo Día es Babilonia, por cuanto la describían como una iglesia caída que se había apartado de l
os principios adventistas originales.

Luego me sentí más sorprendido, cuando revisé una página web de dicho grupo Reformista, en
donde no solo se menciona que la Iglesia Adventista es Babilonia, sino también la describen co
mo “una ramera”.

Y todo esto me llevó a comprender que una de las principales enseñanzas del Movimiento Ref
ormista consiste en afirmar que la Iglesia Adventista del Séptimo Día es Babilonia y que para se
r salvo, es necesario separarse de la Iglesia Adventista para unirse al grupo Reformista.

Por tal motivo decidí investigar a profundidad, tanto en la Biblia como en el Espíritu de Profecí
a, para verificar si existe alguna evidencia inspirada que demuestre que la Iglesia Adventista es
Babilonia, o que iba a llegar a ser Babilonia en algún momento de su historia antes de la segun
da venida de Cristo.

Al contrario de lo que enseñan los grupos reformistas, encontré, tanto en la Biblia como en el E
spíritu de Profecía que la Iglesia Adventista iba a seguir siendo la Iglesia Militante “HASTA EL FI
N DEL TIEMPO”.

El siguiente párrafo inspirado demuestra que la Iglesia Adventista iba a seguir siendo conducid
a por Dios hasta el fin, y fue escrito en el año de 1913, es decir un año antes de la supuesta caí
da de la Iglesia Adventista:

"Me siento animada y bendecida al comprender que el Dios de Israel sigue conduciendo a su
pueblo Y QUE CONTINUARÁ CON ÉL HASTA EL FIN” --Mensajes selectos, tomo 2, pág. 470, Eve
ntos de los últimos días, pág. 58. (Mensaje leído en la sesión del Congreso de la Asociación Gen
eral, el 27 de mayo de 1913).

El siguiente párrafo anticipaba la grave prueba que iba a experimentar la Iglesia Adventista en
el futuro, sin embargo, el mismo párrafo asegura que la Iglesia Adventista iba “A PERMANECER
EN PIE” y que iba a continuar siendo su pueblo:

"PUEDE PARECER QUE LA IGLESIA [MILITANTE) -ESTÁ POR CAER, PERO NO CAERÁ. ELLA PER
MANECE EN PIE, mientras los pecadores que hay en Sion son tamizados, mientras la paja es se
parada del trigo precioso. ES UNA PRUEBA TERRIBLE, Y SIN EMBARGO TIENE QUE OCURRIR”
Mensajes Selectos Tomo 2 págs. 436, 437, (1886).

En el siguiente párrafo inspirado escrito en 1908, encontramos la descripción profética y la dis


posición divina de que la Iglesia Adventista iba a continuar siendo su “PUEBLO Y “TESORO ESP
ECIAL”, “HASTA EL FIN DEL TIEMPO”.

"Se me ha instruido que diga A LOS ADVENTISTAS DE TODO EL MUNDO que Dios nos ha llama
do como UN PUEBLO QUE HA DE CONSTITUIR UN TESORO ESPECIAL PARA ÉL. ÉL HA DISPUEST
O QUE SU IGLESIA EN LA TIERRA PERMANEZCA PERFECTAMENTE UNIDA en el Espíritu y el con
sejo del Señor de los ejércitos HASTA EL FIN DEL TIEMPO" Mensajes selectos, tomo 2, pág. 458
, Eventos de los últimos días pág. 56, (1908).

En el siguiente párrafo escrito en 1893, el Espíritu de Profecía asegura “que no existe ninguna l
ógica ni la más mínima evidencia” de que la Iglesia Adventista iba a ser dispersada o iba a caer
:

“Sé que el Señor ama a su iglesia, LA CUAL NO HA DE SER DESORGANIZADA NI DISPERSADA E


N ÁTOMOS INDEPENDIENTES. No existe la menor lógica en esto, ni hay la más mínima eviden
cia de que ocurrirá tal cosa”--Mensajes selectos, tomo 2, pág. 72, 78 (1893), Eventos de los últi
mos días, pág. 52.

En la siguiente cita inspirada se nos envía un mensaje de seguridad y confianza hacia el pueblo
de Dios y se nos ordena no dudar ni temer, por cuanto es “Dios quien encabeza la obra”:

“No hay necesidad de dudar ni de temer que la obra no tenga éxito. Dios encabeza la obra y
él pondrá en orden todas las cosas. Si hay que realizar ajustes en la plana directiva de la obra,
Dios se ocupará de eso y enderezará todo lo que esté torcido. Tengamos fe en que Dios condu
cirá con seguridad hasta el puerto el noble barco que lleva al pueblo de Dios. --Mensajes selec
tos, tomo 2, pág. 449 (1892), (Eventos de los últimos días, pág. 53).

Los grupos reformistas siempre afirman que el desagrado de Dios pesaba sobre la Iglesia Adve
ntista a partir del congreso de Minneápolis de 1888, al contrario de esta afirmación, las citas a
ntes presentadas y que fueron escritas muchos años después de 1888, demuestran que la Igles
ia Adventista es y continuará siendo su “PUEBLO Y “TESORO ESPECIAL”, “HASTA EL FIN DEL TI
EMPO”.

Descubriendo el engaño satánico

Sin embargo, después de haber comprendido esta verdad, todavía tenía la inquietud de saber
cuál es el verdadero objetivo que se tiene al enseñar que la Iglesia Adventista es Babilonia y lo
que encontré al seguir investigado nuevamente me volvió a sorprender, por cuanto la pluma in
spirada describe que esta enseñanza es uno de los engaños satánicos que según 1 Timoteo 4:1
se habría de presentar en los postreros tiempos, tal y como lo demuestran los siguientes párra
fos escritos el 23 de marzo de 1893 y que fueron publicados en la Revista The Review and Hera
ld el 22 de diciembre de 1904:

Testimonios para los Ministros, pág. 58-59; 63.

“Le dirijo unas pocas líneas. No estoy de acuerdo con la posición que usted ha tomado, porqu
e el señor me mostró que precisamente tales posiciones SERÍAN TOMADAS POR AQUELLOS Q
UE ESTÁN EN EL ERROR. Pablo nos ha dado una amonestación en este sentido: ‘PERO EL ESPÍR
ITU DICE CLARAMENTE QUE EN LOS POSTREROS TIEMPOS ALGUNOS APOSTATARÁN DE LA FE
, ESCUCHANDO A ESPÍRITUS ENGAÑADORES Y A DOCTRINAS DE DEMONIOS’ (1 Timoteo 4:1).

“Hermano mío, he sabido que usted pretende QUE LA IGLESIA ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA
ES BABILONIA, Y QUE TODOS LOS QUE QUIERAN SER SALVOS DEBEN SALIR DE ELLA. USTED N
O ES EL ÚNICO HOMBRE A QUIEN EL DIABLO HA ENGAÑADO EN ESTE ASUNTO. Durante los úl
timos cuarenta años, un hombre tras otro se ha levantado, pretendiendo que el señor lo había
enviado con el mismo mensaje; permítame que le diga, como les he dicho a ellos, QUE ESTE M
ENSAJE QUE USTED ESTÁ PROCLAMANDO ES UNO DE LOS ENGAÑOS SATÁNICOS DESTINADO
S A CREAR CONFUSIÓN ENTRE LAS IGLESIAS.

“HERMANO MÍO, SI USTED ESTÁ ENSEÑANDO QUE LA IGLESIA ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍ
A ES BABILONIA, ESTÁ EQUIVOCADO. Dios no le ha dado ningún mensaje semejante que llevar
. Satanás usará a toda mente a la cual logre acceso, inspirando a los hombres a originar falsas t
eorías o a apartarse por alguna tangente errónea, para poder crear una falsa excitación, y así
distraer a las almas del verdadero tema para este tiempo. PRESUMO QUE ALGUNOS PODRÁ
N SER ENGAÑADOS POR SU MENSAJE, porque están llenos de curiosidad y deseo de alguna co
sa nueva.

“Ciertamente me entristece que usted se haya dejado engañar de alguna manera POR LAS SU
GESTIONES DEL ENEMIGO, PORQUE YO SÉ QUE LA TEORÍA QUE USTED ESTÁ DEFENDIENDO N
O ES LA VERDAD. AL SEMBRAR ESAS IDEAS USTED ESTÁ TRAYENDO, Y TRAERÁ, GRAVE PERJU
ICIO SOBRE USTED MISMO Y SOBRE LOS DEMÁS.NO TRATE DE INTERPRETAR MAL, DE TORCE
R Y PERVERTIR LOS TESTIMONIOS PARA JUSTIFICAR CUALQUIER MENSAJE DE SEMEJANTE ER
ROR. Muchos han pisado este terreno, y han producido mucho daño. Cada vez que otros han c
omenzado, llenos de celo, a proclamar este mensaje, REITERADAMENTE SE ME HA MOSTRAD
O QUE NO ERA LA VERDAD.

Pero podemos afirmar que estas citas inspiradas se aplican solo hasta antes de 1914?

“Cuando el poder de Dios testifica en cuanto a lo que es verdad, esa verdad debe mantenerse
para siempre como la verdad. No se debe dar cabida a ninguna suposición posterior contrari
a a la luz que Dios ha dado. Se levantarán hombres con interpretaciones de las Escrituras que
son verdad para ellos, pero que no son la verdad. La verdad para este tiempo nos ha sido da
da por Dios como un fundamento para nuestra fe. Él mismo nos ha enseñado lo que es verda
d. Se levantará uno, y después otro, con una nueva luz que contradiga la luz que Dios ha dad
o mediante la demostración de su Espíritu Santo. Cristo en su Santuario 16.

La misma Elena de White aclaró que sus escritos nunca debían ser usados para transmitir esta f
alsa enseñanza:

“Los que han proclamado que la Iglesia Adventista del Séptimo Día es Babilonia, HAN HECHO U
SO DE LOS TESTIMONIOS PARA DAR A SU POSICIÓN UN APOYO APARENTE; pero, ¿por qué no
presentaron lo que durante años ha sido el corazón de mi mensaje la unidad de la iglesia? ¿Po
r qué no citaron las palabras del ángel: “Uníos, uníos, uníos”? ¿Por qué no repitieron la amone
stación, ni declararon el principio de que “en la unión hay fuerza, en la división debilidad”? SO
N LOS MENSAJES SEMEJANTES A AQUELLOS QUE HAN SIDO PROCLAMADOS POR ESTOS HOM
BRES LOS QUE DIVIDEN A LA IGLESIA Y NOS AVERGÜENZAN DELANTE DE LOS ENEMIGOS DE L
A VERDAD, Y EN LOS TALES MENSAJES SE REVELA CLARAMENTE LA OBRA ESPECIOSA DEL GR
AN ENGAÑADOR, QUE QUISIERA IMPEDIR A LA IGLESIA ALCANZAR LA PERFECCIÓN Y UNIDAD
. Estos maestros siguen las teas que ellos mismos encendieron, obran de acuerdo con su propi
o juicio independiente y estorban la verdad con nociones y teorías falsas. Rechazan el consejo
de sus hermanos y siguen su camino hasta que llegan a ser precisamente lo que Satanás desea
que sean: desequilibrados mentales” Testimonios para los Ministros, pág. 56, (1893).
Para mayor información, responderme a esta misma página o también al siguiente correo: patr
iciomunoz2010@hotmail.com

Saludos cordiales

Оценить