Вы находитесь на странице: 1из 14

IV - PANDEO Y ESTABILIDAD

4.1- Introducción

En los ejemplos considerados en los capítulos anteriores se calcularon los


esfuerzos y los desplazamientos de componentes estructurales basándose en tres pasos:
el equilibrio de fuerzas, la compatibilidad de los desplazamientos y la relación entre fuerza
y deformación.

Los componentes son seleccionados y diseñados a partir de su resistencia y


rigidez. La experiencia indica que es necesario ampliar el método de análisis de
problemas de ingeniería con la adición de consideraciones sobre la estabilidad.

Sea un componente largo y esbelto, por ejemplo una regla de medir de madera o
metal. Si se aplica una carga de compresión axial se puede notar que con valores
pequeños de la carga, la regla permanece recta en un estado de equilibrio y en un estado
de compresión axial uniforme. Sin embargo al aumentar la carga axial se alcanza un valor
crítico de la carga que hace que la regla se doble o que adopte un estado conocido como
de pandeo.

Es importante subrayar que el pandeo puede ocurrir dentro del intervalo elástico del
estado de esfuerzo axial. Si se retira la carga, la regla recupera su rectitud. Por
consiguiente, si bien el nivel de esfuerzo se encuentra muy por debajo del límite elástico,
la regla pierde su capacidad de sustentación de carga por el pandeo o por lo que se
conoce por una inestabilidad estructural.

El pandeo se presenta en todo tipo de estructuras (vigas rectas y curvas, placas


planas y curvas, membranas, etc...) y puede originarse por compresión, flexión, corte y
torsión, presentándose situaciones como el pandeo lateral de vigas, pandeo de placas y
pandeo de cáscaras.

187
Pandeo
lateral de
vigas

Placas

Cáscaras

Este planteo requiere la necesidad de una definición para la estabilidad de


equilibrio.

Un cuerpo en equilibrio puede encontrarse en tres diferentes estados: estable,


inestable o indiferente. Un procedimiento común para determinar su situación es cambiar
muy poco su configuración mediante una “causa perturbadora” y observar si al cesar ésta,
el cuerpo vuelve a su posición original, se aleja de la misma o permanece en esta nueva
posición, de acuerdo a su comportamiento tendremos un cuerpo en equilibrio estable,
inestable o indiferente respectivamente.

En la figura observamos tres cuerpos en las distintas situaciones de equilibrio. Si

188
ejecutamos el procedimiento descrito anteriormente podremos determinar fácilmente el
estado de equilibrio en el que se encuentra cada uno.

Los componentes estructurales, en principio, son diseñados para cumplir con los
criterios de resistencia, pero no para que permanezcan estables cuando se ven expuestos
a perturbaciones externas y experimentan grandes desplazamientos que causan cambios
repentinos y drásticos de la geometría originando la falla catastrófica de un componente o
una estructura. En la práctica las fallas estructurales causadas por inestabilidad son
dramáticas.

Cuando una estructura mecánica (o componente estructural o pieza mecánica) ha


sido adecuadamente diseñada para soportar cierto estado de carga, las deformaciones
producidas serán normalmente pequeñas y el conjunto se encontrará en equilibrio bajo la
acción de las cargas exteriores activas y reactivas, en una configuración geométrica muy
poco diferente de la original (la correspondiente a la carga nula) y volverá a ella al
desaparecer las cargas, siempre que las deformaciones hayan sido elásticas.

Cuando la deformación es excesivamente grande para el correcto funcionamiento


de la estructura (o pieza) o cuando hay deformaciones plásticas perjudiciales o rotura en
algún punto de la estructura por excesiva tensión, se considera que la carga ha llegado a
su valor límite y por razones de seguridad, la carga de trabajo debe ser suficientemente
menor que ese valor límite en la proporción que da el factor de seguridad establecido.

Si bien lo anteriormente es válido en muchos casos, hay otros en los que tal
situación solo podría ocurrir con una construcción perfecta y cargas aplicadas con una
precisión imposible de conseguir, es decir, que en tales casos, representará solamente el
comportamiento correspondiente a un esquema ideal de la estructura. Los esfuerzos que
se determinan para este esquema ideal serán tan solo los esfuerzos principales o básicos
del caso real.

En la construcción real, las imperfecciones constructivas (defectos de la forma y del


material) y la imprecisión en la aplicación de las cargas, provocarán la aparición de
esfuerzos adicionales, llamados esfuerzos secundarios, y puede suceder que las
deformaciones adicionales, producidas por estos esfuerzos, crezcan muy rápidamente
con la carga exterior cuando ésta se aproxima a cierto valor particular denominado Carga
Crítica.

Cuando esto ocurre la forma de la estructura se aleja bruscamente de la que


debería tener sino hubieran aparecido los esfuerzos secundarios, pudiendo llegar a otra
configuración de equilibrio distinta de la anterior en la cual la estructura puede aún seguir
cumpliendo sus funciones, o crecer excesivamente la deformación hasta la rotura. En
cualquier caso se dice que la estructura adolece de Estabilidad de Forma cuando la carga
se aproxima al valor crítico.

189
Una estructura (o pieza) será estable mientras pueda mantener su estado o
configuración de equilibrio bajo la acción de las cargas exteriores.

El estudio del pandeo, aún para los casos más simples presenta dificultades
analíticas muy grandes, por ello se recurre a consideraciones aproximadas simplificadoras
que dan soluciones satisfactorias y ayudan a comprender el fenómeno.

4.2- Carga crítica

Existen tres procedimientos para la determinación de la carga crítica. Estos


métodos (estático, energético y matriz de rigidez) consisten básicamente en modificar la
configuración de equilibrio y determinar cómo varían algunas características de la
estructura como el equilibrio, la energía potencial o la matriz de rigidez, y además,
establecer cuáles son los requisitos que debe cumplir la carga crítica para que la
estructura adopte una condición de equilibrio indiferente, pasaje del equilibrio estable al
inestable.

El método estático, que es el que desarrollaremos aquí, consiste en analizar cómo


se modifican las fuerzas y qué valor debe tener para mantener la estructura en su estado
de deformada.

El método energético analiza cómo se modifica la energía potencial del sistema y


se determina el valor de carga que permite que la energía potencial no se modifique al
alterarse la configuración primitiva.

El método de la matriz de rigidez analiza qué valor debe tener la carga para que el
determinante de la matriz de rigidez se anule.

Para calcular piezas elásticas comprimidas y flexionadas, se suman habitualmente


algebraicamente las tensiones de compresión y de flexión, como cuando se estudió las
solicitaciones compuestas.

Este cálculo simple se basa sobre la suposición de que la pieza deformada


coincide con la pieza no deformada.

Esta simplificación no siempre tiene validez, y analizar la acción de las fuerzas


sobre la pieza deformada y no sobre la configuración inicial es tener en cuenta los efectos
de segundo orden que fueron despreciados en las primeras unidades.

En general se llama teoría de segundo orden a las teorías en las cuales se parte de
la configuración deformada del sistema para el análisis de los esfuerzos internos.

Una teoría así es indispensable para el estudio de los fenómenos de inestabilidad y


en general es recomendable si la estructura es muy deformable.

Cuando se tienen en cuenta los efectos de segundo orden, el principio de


superposición no puede aplicarse. Los desplazamientos de la estructura afectan la acción
de las fuerzas que la solicitan.

Consideremos dos barras rígidas, conectadas como indica la figura, a las cuales se
le aplica una carga vertical P:

190
P

L/2
K

L/2

Si a esta configuración se le aplica una perturbación horizontal con el objeto de


moverlo de la posición de equilibrio:

P
F = 2 P tg(θ)
θ≅0

θ
P/cos(θ) θ tg(θ) ≅ 2.∆ / L
k
F
F = k.∆

P/cos(θ) θ P = k.L / 4

Dependiendo del valor de P, se presentan dos posibilidades:

P < k.L / 4 P > k.L / 4

Equilibrio estable Equilibrio inestable

El valor intermedio de P, es la carga crítica: Pcr = k.L / 4

Equilibrio inestable

Pcr Equilibrio neutro

Equilibrio estable
0

4.3- Columna ideal

Uno de los casos más sencillos de pandeo lo constituyen las barras rectas
cargadas de punta.

191
Una columna es una pieza o conjunto estructural de forma prismática una de cuyas
dimensiones, su longitud, es considerablemente mayor que las otras dos, que son sus
dimensiones transversales, y su función es soportar una carga de compresión en la
dirección de su longitud.

La columna óptima será aquella que no sufra más esfuerzo que el de compresión
pura cualquiera sea el valor de la carga exterior, sin que exista ningún otro esfuerzo
adicional que pueda disminuir su capacidad resistente. Esto solo podría conseguirse con
una columna perfecta o ideal y con la carga actuando coincidentemente con el eje
longitudinal que pasa por los centroides de las secciones transversales, al cual
llamaremos simplemente eje longitudinal de la barra.

4.3.1- Barra biarticulada

Supongamos una pieza comprimida biarticulada, que es el caso general básico del
pandeo.

Se trata de una pieza cuya sección tiene un momento de inercia constante, y cuyo
material es homogéneo, isótropo y continuo.

σ=P/A ∴ P = σ.A

De acuerdo con la Ley de Hooke, multiplicando la sección transversal por la tensión


admisible se tendría en caso hipotético una cierta resistencia a la compresión por parte de
esa columna, pero resulta que mucho antes de que se llegue a ese valor de la carga la
columna se pandea.

En un extremo de la barra actúa una fuerza P, y en el otro extremo su reacción


correspondiente.

P
v(x)

L/2
L vM

El hecho que una columna se mantenga estable o se vuelva inestable cuando está
cargada con una fuerza axial, dependerá de la capacidad que tenga para establecerse a
sí misma ante una perturbación; ésta se basará en su resistencia a la flexión.

Para determinar la carga crítica y la deformada al pandeo se aplica el concepto de la


elástica de una viga, considerando pequeños los valores de la pendiente y que la
deflexión ocurre solo por flexión, podemos expresar:

192
d2 v
EΙ = −M
dx 2
Cuando la columna está deformada el momento es M = P.v:

v(x)

M
x
P

Por lo tanto: d2v


EΙ = −Pv
dx 2
d2 v  P 
+  v = 0
dx 2  EΙ 

Esta ecuación diferencial lineal tiene como solución:

 P   P 
v( x ) = C1sen x  + C 2 cos x 
 EΙ   EΙ 

Las dos constantes de integración se determinan a partir de las condiciones de contorno:

x=0⇒v=0;x=L⇒v=0

v(0) = C2 ∴ C2 = 0

 P 
v(L ) = C1sen L  = 0
 E Ι 
En esta ecuación si hacemos C1 = 0 obtenemos la solución trivial (v=0), que requiere
que la columna se mantiene recta, la otra posibilidad es:

 P 
sen L  = 0
 E Ι 
La cual es satisfecha para:
P
L = nπ para n = 0, 1, 2,.....

El menor valor de P se obtiene para n=1, por lo tanto la carga crítica de Euler vale:

π 2EΙ
Pcr =
L2

193
La correspondiente deformada es: v(x) = C1 sen(π x / L)

El valor de C1 no puede ser obtenido debido a que no se conoce la deformada exacta


y además se supone que la misma es pequeña.

Si se elige el valor de n=2, se tendría dos ondas:

P = 4. Pcr

Entonces el valor de carga obtenida es cuatro veces mayor que la carga crítica de
Euler, esta forma de pandeo no existe, a no ser que la columna tenga restricciones
laterales en el centro.

El punto de bifurcación ente la estabilidad y la inestabilidad lo determina la carga


crítica (equilibrio neutro).

La carga crítica es independiente de la resistencia del material, depende de las


dimensiones de la columna y de su rigidez o módulo de elasticidad E.

Es por esta razón, hablando de pandeo elástico, las columnas de acero con alta
resistencia no ofrece ninguna ventaja, desde este punto de vista, de aquellas de acero de
baja resistencia.

Es importante notar que una columna pandeará alrededor del eje de la sección
transversal que tenga el menor momento de inercia de la sección.

Para fines de diseño, podemos reescribir la ecuación que nos da la carga crítica con
la expresión Ι = A.i2, donde A es el área de la sección transversal, i es el radio de giro de
la sección. Luego:

π 2E( Ai 2 ) P π 2E
Pcr =   =
 A  cr (L / i)
2
L2

π 2E π 2E
σ cr = =
(L / i) 2 λ2

La relación geométrica L/i = λ se llama esbeltez, y es una medida de la flexibilidad de


la columna, sirve para clasificar a las columnas como cortas, intermedias y largas.

La relación de tensión vs. esbeltez es hiperbólica y es válida para tensiones críticas


por debajo de la tensión de fluencia del material:

194
σ

E
λ lim = π
σf σf

λlim λ=L/i

Ejemplo 1: Un tubo de acero A-36 de 24 ft. de longitud es usado como una columna
biarticulada. Determinar la máxima carga permitida:

3’’
E = 29 (103) ksi σf = 36 ksi

2.75’’ Pcr = π2.E.Ι / L2 = 64.5 kip

Esta fuerza genera una tensión de compresión promedio de:

σcr = P / A = 14.3 ksi

Debido a que σcr < σf, la aplicación de la fórmula de Euler es válida.

Ejemplo 2: Un acero A-36 W8x31 es utilizado en una columna biarticulada. Determinar la


máxima carga permitida.

A = 9.13 in2 , Ιx = 110 in4 , Ιy = 37.1 in4 , E = 29x103 ksi , σf = 36 ksi

π 2E.Ι π 2E.Ι y Pcr = 512 kip


Pcr = 2
= 2
L L

La tensión de compresión promedio es: x


y y
12’

σcr = Pcr / A = 56.1 ksi x

Debido a que esta tensión es mayor que la de fluencia, la carga P admisible se


obtiene por la simple consideración a compresión:

36 = P / 9.13 ⇒ P = 329 kip

En la práctica se aplicaría a esta carga un factor de seguridad.

195
4.3.2- Longitud efectiva

Supongamos la misma pieza anterior de longitud L, pero en lugar de estar


biarticulada, está rígidamente empotrada en su base y libre en el otro extremo.

La determinación de la carga de pandeo en este caso sigue el mismo procedimiento


que el usado para una columna biarticulada:
P P
x δ
δ

v
M

v
d2 v
EΙ = −P(v − δ )
dx 2
d2 v P P
+ v= δ
dx 2
EΙ EΙ
La solución de esta ecuación diferencial lineal es:

 P   P 
v( x ) = C1sen x  + C 2 cos x  + δ
 E Ι   EI 
Las constantes son obtenidas a partir de las condiciones de contorno:

v(0) = 0 ⇒ C2 = -δ ; dv(0)/dx = 0 ⇒ C1 = 0

dv P  P  P  P 
= C1 cos x  − C 2 sen x 
dx EI  EI  EI  EI 
  P 
La deformada vale: v( x ) = δ 1 − cos x 
  EΙ 
Debido a que la deformada en el extremo libre vale δ, debe ser:

 P 
δ. cos L  = 0
 EΙ 

La solución trivial δ = 0 indica que no ocurre el pandeo, si consideramos el término en P:

 P  P nπ
cos L  = 0 ⇒ L= ; n = 1,3,5,7,....
 EΙ  EΙ 2

196
π 2EΙ
La carga crítica menor ocurre para n = 1: Pcr =
4L2

Comparando para el caso de la columna biarticulada, ésta es cuatro veces menor.

En otras palabras, el valor de L obtenida de la fórmula de Euler para el caso de la


columna biarticulada, representa la distancia entre los puntos para los cuales el momento
flector vale cero.

Si la columna es configurada de otras formas, entonces la fórmula de Euler puede ser


usada colocando el valor apropiado de L, que llamaremos la longitud efectiva Le.

Algunos códigos de diseño (reglamentos) proveen fórmulas que utilizan un coeficiente


adimensional K llamado factor de la longitud efectiva:

Le = K.L

L Le = 2L
L=Le

Le=0.7L
L Le=0.5L L

Ejemplo 3: Una columna de acero W6x15, de 24 ft. se incrementa su capacidad de carga


por medio de un apoyo en su longitud media. Determinar la carga que puede soportar

P x

y
y

12 ft

x
12 ft

197
8.4 ft
12 ft

Lex = 0.5.(24) = 12 ft; σf = 60 ksi

Ley = 0.7(24/2) = 8.4 ft Ιx = 29.1 in4 Ιy = 9.32 in4

π 2EΙ X
Pcrx = 2
= 401.7 kip
L ex
π 2EΙ y
Pcry = 2
= 262.5 kip
L ey

A = 4.32 in2 σcr = Pcry / A = 59.3 ksi

σcr < σf
Notemos que:

λx = Lex / ix = 56.2 λy = Ley / iy = 69.0

Ejemplo 4: Una columna de aluminio está fija en su parte inferior y tomada en la zona
superior por cables para prevenir el movimiento en el plano x-z. Determinar la máxima
carga que se puede aplicar, usar un coeficiente de seguridad de 3.

E = 70 Gpa ; σf = 215 Mpa ; A = 7.5x10-3 m2 P x

Ιx = 61.3x10-6 m4 ; Ιy = 23.2x10-6 m4 y
y

Lex = 2x5 = 10 m Ley = 0.7x5 = 3.5 m


x
π 2EΙ x π 2EΙ y
Pcrx = 2
= 424 kN; Pcry = 2
= 1.31 MN 5m
L ex L ey

Pcrx
Padm = = 141 kN
F.S.

σcr = Pcrx / A = 56.5 Mpa < 215 Mpa = σf

198
4.3.3- Barra rígidamente empotrada con tensores

Sea el caso de aquellos elementos largos (antenas), el cual no es suficiente colocar


tensores en el extremo superior pues se pandearía en el medio, entonces se colocan
tensores intermedios y esos tensores obran a modo de articulaciones.

L
L/n

Siendo L la longitud de la columna y n el número de semiondas (en el caso de la figura


n=3), la longitud equivalente es Le = L/n

π 2 n 2EΙ
Pcr =
L2

4.4- Viga recta comprimida excéntricamente

La fórmula de Euler fue obtenida con el criterio de que P actuaba en el centro


geométrico de la sección de la columna y que la misma era prismática (recta y de sección
constante).

Este criterio no es realista, ya que las columnas no son perfectamente rectas y


además P no actúa en el centro geométrico de la sección. Por lo tanto las columnas casi
nunca se pandean abruptamente, en lugar de ello comienzan a flexionarse.

La carga aplicada estará limitada ya sea para una determinada deflexión o por una
máxima tensión permitida.

Sea una columna recta prismática de largo L cargada con una fuerza P paralela a su
eje y descentrada una distancia e.

Al igual que lo desarrollado anteriormente se desprecia el acortamiento δ = PL/EA de


la columna a compresión, que es siempre pequeño frente a las deformaciones por flexión.

Esta carga en la columna es estáticamente equivalente a una carga axial y un


momento flector M = P.e

199
P
e
P
v Pe
A

e
P
v
L

B P
Pe
x
P P

Se supone que los extremos A y B pueden girar libremente (articuladas), si


consideramos que la pendiente de la curva que representa la deformada es pequeña y
que el material se comporta según la ley de Hooke, la ecuación simplificada de la elástica
se escribe:
d2 v
EΙ = −M
dx 2

Reemplazando M = P.(e + v)
d2 v
EΙ = −P(e + v )
dx 2

Para simplificar la notación hacemos k2 = P/EΙ , por lo tanto la ecuación diferencial queda:

d2 v
2
+ k 2 v = −k 2 e
dx

Cuya solución es: v(x) = C1.sen(kx) + C2.cos(kx) - e

Para evaluar las constantes, se deben considerar las condiciones de contorno, v(0) = 0,
v(L) = 0. Luego la curva de deflexión queda:

v(x) = e.[tg(kL/2). sen(kx) + cos(kx) –1]

Debido a la simetría del problema, la deflexión máxima y la tensión máxima ocurre en


el punto medio, es decir para x= L/2:

v M = e.[sec(kL/2) – 1 ]

Notemos que si e se aproxima a cero, entonces v M se aproxima a cero también, sin


embargo si el término entre corchetes tiende a infinito cuando e se aproxima a cero, v M
tendrá un valor distinto de cero.
200