You are on page 1of 2

Escorbuto

Enfermedad producida por la escasez de vitamina C, que se caracteriza por el


empobrecimiento de la sangre, manchas lívidas, ulceraciones en las encías y
hemorragias.

Vitamina C:La vitamina C es un potente antioxidante soluble en agua que se asocia


con varios efectos beneficiosos para el organismo.
La presencia de esta vitamina es requerida para un cierto número de reacciones
metabólicas. En los animales, es requerida para el proceso de síntesis de colágeno,
componentes relevantes de la piel, los tendones, ligamentos, los dientes y encías,
vasos sanguíneos y las cicatrices, por lo que su carencia altera el proceso de
reparación y mantención de estas estructuras.
Historia:
El escorbuto fue común en épocas pasadas entre marineros y piratas, que pasaban
mucho tiempo en barcos donde las frutas y verduras perecederas no podían ser
almacenadas durante mucho tiempo.
Una de las primeras curas ocurrieron en 1536, el explorador francés Jacques Cartier,
explorando el río St. Lawrence, hirvió las hojas del árbol conocido como cedro blanco
del este para hacer un té que más tarde se demostró contenía 50 mg de vitamina C
por cada 100 gramos.
Fue un cirujano escocés de la Marina Británica, James Lind, el que demostró por
primera vez que el escorbuto podía tratarse con cítricos en 1753.
Síntomas:
● Puntos de color púrpura
● Encías sangrantes
● Hemorragias: Membranas mucosas,nasales, encías
● Palidez.
● Ojos hundidos.
● Reapertura de cicatrices curadas y separación de huesos
fracturados.

Prevención:
El escorbuto puede prevenirse con una dieta que incluya ciertos cítricos como
naranjas o limones. Otras fuentes ricas de vitamina C son frutas como las grosellas
negras, guayaba, kiwi, papaya, tomates y fresas. También puede encontrarse en
algunas verduras, como ajíes, brécol, patatas, col, espinaca y pimentón dulce, así
como algunas verduras encurtidas.
Aunque la vitamina C de estos alimentos es suficiente en presencia de una dieta
balanceada, hay muchos suplementos alimenticios disponibles que proporcionan mayor
cantidad de ácido ascórbico para prevenir el escorbuto. Algunos dulces y conservas
contienen vitamina C añadida.