Вы находитесь на странице: 1из 59

LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL

WARRANT

UNIVERSIDAD SEÑOR DE SIPAN


FACULTAD DE DERECHO

EL WARRANT

Presentado por:

Alumno:

Curso:

Docente:
Dr.
Ciclo:

- 2010 -

1
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

DEDICATORIA

A Todas aquellas personas

Que hicieron posible la realización de este trabajo,

A nuestro docente

Por habernos encargado la investigación de un tema

Tan interesante y fructífero como lo es el Warrant en el campo del derecho comercial

Y por último

A todos y cada uno de los integrantes

Por haber contribuido a la finalización de esta monografía.

2
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

AGRADECIMIENTOS

En primer lugar a Dios

Por Brindarnos un día mas de vida y

La capacidad suficiente

Para poder iniciar y concluir este trabajo,

A Nuestro Padres

Por su apoyo incondicional

Que nos inspira, guía y motiva en cada uno de nuestros pasos,

Y por último a Nuestro docente Dr. Eduardo Romero Torres

Por transmitirnos sus conocimientos

Que estamos seguros

Nos permitirán ser mejores cada Día.

3
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

INTRODUCCION

Este trabajo monográfico es el resultado de la compilación de algunos libros de


reconocidos autores, que estamos seguros servirán al fortalecimiento intelectual de
nuestros lectores, y que hoy ponemos a disposición de quienes estén dispuestos a
conocer algo más de este tema tan interesante: “El certificado de depósito y el
WARRANT”.

Ciertamente este no es un tema novísimo, pues, podemos remontar sus inicios a épocas
muy remotas, incluso cuando el derecho positivo aun no existía. Siendo por tanto el
primer mecanismo que permitió al hombre almacenar y guardar sus productos para
épocas de escasez y además intercambiarlos con otras culturas u naciones; he aquí la
importancia fundamental y la razón de ser de esta figura del derecho, pues facilita la
circulación del comercio; dispositivo legal que hoy se encuentra positivizado en nuestra
legislación así como también en la mayoría de países del mundo civilizado.

En el transcurso de esta monografía iremos desarrollando el origen histórico del


certificado de depósito y el Warrant, absolviendo a las preguntas ¿Cuándo aparece el
certificado de depósito y el warrant, con qué fines, ha variado en el transcurso de la
historia? , Además en nuestro medio cuando se inicio en el Perú y que normas regulan
este dispositivo legal, estas son solo algunas interrogantes que iremos esbozando sin
duda alguna, de la mejor manera posible para su fácil entendimiento.

4
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

INDICE

CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y WARRANT (ley 27287)

Capítulo I

Antecedentes Históricos

1. Antecedentes históricos………………………………………………………………...8
1.1. En el Perú……………………………………………………………………...10
2. Conceptos………………………………………………………………………………10
2.1. Almacenes Generales de Depósito…………………………………………..10
2.2. Certificado de Depósito y warrant…………………………………………....14

Capítulo II

El warrant en nuestra Legislación (artículos 224 – 239)

1. Empresas autorizadas a emitir y contenido (art. 224)……………………………19


2. Almacén de campo y warrant insumo- producto ( art. 225)……………………..23
3. Formularios oficiales ( art. 226)……………………………………………………25
4. Valor de las mercaderías ( art. 227 )………………………………………………25
5. Mercadería no sujeta a almacenamiento ( art. 228)……………………………...26
6. Responsabilidad del almacén ( art. 229)…………………………………………..26
7. Derecho de inspección de mercaderías ( art.230)………………………………..27
8. Forma de transmisión y sus efectos ( art. 231)…………………………………..28
8.1. Efectos del Endoso ………………………………………………....30
9. Información del endoso del warrant (art. 232)…………………………………33
10. Derechos que representa el warrant y su ejecución ( art. 233)………………39
10.1. Del protesto………………………………………………………..41
11. Prelación de acreencias ( art. 234)………………………………………….….44
12. Pago parcial del crédito ( art. 235)……………………………………………...45
13. Pago anticipado del warrant ( art. 236)…………………………………….…..46
14. Liberación de mercaderías ( art. 237)……………………………………….…47
15. Ejecución sin protesto ( art. 238)…………………………………………….…48
16. Venta de mercaderías por el almacén ( art. 239)……………………………..49

5
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

Capítulo III:

CONCLUSIONES Y ANEXOS

Conclusiones………………………………………………………………......51
Anexos………………………………………………………………………….52
Bibliografía…………………………………………………………………….55
Linkografia…………………………………………………………………….56

Certificado de Depósito y Warrant

Capítulos I:

6
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

Antecedentes Históricos

1. Antecedentes Históricos

Ulises Montoya Manfredi1 , citando a Medina Rodolfo , establece que los


almacenes generales de depósito de índole pública o particular ya se conocían
antiguamente en las culturas egipcias , helénica y romana , si bien su fin
consistía, nos dice , en la simple conservación de las mercaderías , facilitar las
transacciones y la distribución en las épocas de escasez. Continua Montoya
acotando; que en la edad Media, los almacenes se mantuvieron con fines
principalmente aduaneros aunque también comerciales, hasta que en el siglo XIX,
adquieren netas funciones crediticias.

1 Montoya Manfredi, Ulises, Comentarios a la Ley de Títulos Valores, Lima-Perú,


2005, pág. 811 y 812. Según el citado autor, la legislación positiva más antigua
respecto de los almeces de depósito parece ser la de Holanda, la que se
remontaría al 26 de agosto de 1822.

7
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

BOLAFFIO ROCCO2 , señala que los almacenes de depósito estaban


establecidos aun antes de que la ley se refiriera a ellos , en las distintas ciudades
marítimas y comerciales de Rotterdam , Utrecht , Ámsterdam , etc.

Manuel Osorio3, acota que en el derecho romano, el Depósito fue incluido entre
los contratos, se acordaba al depositante la actio depositi directa para obtener la
restitución de la cosa y al depositario la actio depositi contraria para conseguir que
se le pagara el reembolso de los gastos que pudiere haber hecho para la
conservación de la misma. Con el tiempo se utilizaron los depósitos para hacer en
ellos las ventas públicas y privadas de los productos almacenados (aceites, vinos,
cereales, etc.).

Siguiendo la narrativa de Manuel Osorio relata: “Cuando los productores


necesitaban fondos, podían verse obligados a vender sus productos a precios
irrisorios y esos establecimientos salvaron tales inconvenientes porque los
comerciantes e industriales no necesitaban efectuar erogaciones para instalar
locales propios, contando desde entonces, con las seguridades que ofrecían
aquellos edificios para la conservación de las mercaderías.”
Es interesante destacar que los depósitos poseían una doble cerradura, una de
cuyas llaves estaba en poder del estado y otra de los administradores de aquéllos,
de modo que ninguno podía acceder a los mismos sin el otro.
En la Edad Media los almacenes se mantuvieron con fines aduaneros y también
comerciales, hasta que hace un poco más de un siglo, adquirieron funciones
crediticias.
En forma orgánica se desarrollaron posteriormente en Holanda e Inglaterra,
siempre con la finalidad de favorecer el despacho de los productos que llegaban a
ellos desde todo el mundo.4

2 Comentarios a la ley de títulos valores, ob. Cit. Pág. 812.

3 Osorio, Manuel, Diccionario Jurídico, Tomo I, buenos Aires – Argentina, 2004,


pág. 120.

4 Manuel Osorio, Diccionario Jurídico, Tomo I, buenos aires –Argentina. Pag.120.

8
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT
5
En Inglaterra. señala Ulises Montoya , los Warehouses o docks coemenzaron a
utilizarse principalmente en Liverpool , habiéndose construido el primero de
ellos hacia 1699 y el segundo en 1748. Sirvieron para desbloquear los puertos y
han dado origen a la expresión warrant estblecida hacia el año 1803, que luego
se universaliza. Por entonces se conocieron los deliver y warrants y los
warehousing receipts coo documentos acreditativos de la titularidad de
mercancías depositadas.
En los EE.UU, lo relativo a la creación y establecimiento de este índole fue
reglamentado por la Warehousing law. Los warehouses se desarrollaron
especialmente durante la segunda guerra undial y mostraron a partir de allí un
efectivo y rápido progreso.
Según SEGAL6 , el origen de los certificados de depósitos puede ser rastreado
en las weight notes a los que hace mención por primera vez en un protocolo
de las compañías de las Indias Orientales hacia el año 1733 , de los cuales
también existió un desarrollo parecido en Holanda. En realidad, en su mas
remoto antecedente operativo conjunto existieron tres documentos, la weight
note , la counterpart o contra anotación del almacén de depósito y el warrant ,
documentos todos cuyo difusión se debe precisamente al crédito y confianza de
que gozaban los almacenes generales o docks facultados a emitir tales títulos.

1.1. En el Perú.
En código de comercio de 1902 consideraba en sus arts. 197 al 202 a las
compañías de almacenes generales de depósito, a las que les correspondía
principalmente, el depósito, conservación y custodia de los frutos y
mercaderías que se les encomienda , así como la emisión de sus resguardos
nominativos o al portador, los que podían ser negociables , transferirse por
endoso, cesión o cualquier otro título traslativo de dominio según que sean
nominativos o al portador , y teniendo la fuerza y valor del conocimiento
mercantil.7

5 Comentarios a la Ley de Títulos Valores, ob. Cit pág. 812.

6 Comentarios a la Ley de Títulos Valores, ob. Cit. Pág. 813.

7Comentarios a la Ley de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. 813.

9
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

Posteriormente los certificados de depósito van a ser regulados por la ley Nº


2763, norma que ha sido derogada actualmente por las primeras
disposiciones transitorias de la LEY DE TÍTULOS VALORES, encontrándose
actualmente comprendidos en los artículos 224 al 245 de la mencionada ley.8

2. Conceptos

2.1. Almacenes Generales de Deposito


Los almacenes generales de depósito son empresas que tienen que
organizarse bajo la forma societaria de una sociedad anónima y se
encuentran sometidas a la supervisión de la superintendencia de banca y
seguros.9
10
Ricardo Beaumont Callirgos nos dice que nuestra legislación permite la
constitución de sociedades anónimas cuyo objeto es prestar servicios de
almacenamiento, guarda y custodia de bienes, así como servicios
complementarios vinculados a ese objeto social , con emisión de títulos
valores en representación del derecho de propiedad y del derecho de
garantía prendaria sobre dichos bienes almacenados.
11
Por su parte y manteniendo el mismo criterio Ulises Montoya , refiere que el
objeto social de estas empresas es dedicarse al almacenaje y
conservación de mercaderías previamente depositadas , facilitando de esta
manera las transacciones comerciales en las que el adquiriente ya no
requiere de la tradición física de las mercaderías, como sucede en el derecho
común, sino simplemente de la tradición jurídica mediante la negociación de

8Montoya Manfredi, Ulises, Derecho Comercial, Tomo II, Lima – Perú, 2004, pág.
335.

9 Comentarios a la Ley de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. 813. Los certificados de
depósito y warrant son expedidos única y exclusivamente por estos
almacenes generales de depósito.

10 Beaumont Callirgos, Ricardo, manual de títulos valores, Lima –Perú, 2006,


pág. 179.

11 Comentarios a la Ley de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág814. Por otra parte
refiere el antes mencionado autor que estos almacenes generales de depósito
también facilitan la formalización de un crédito con la garantía de prenda
sobre la mercadería mediante un warrant.

10
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

un certificado de Depósito de acuerdo con su ley de circulación. Mencionando


a este mismo autor, cabe señalar que los bienes depositados en un almacén
general de depósito pueden ser trasladados a otro, siempre y cuando se
otorgue el consentimiento previo del depositante y en su caso , del tenedor
del warrant y la contratación de un seguro que cubra los riesgos derivados
del transporte.
No obstante el articulo 11 inciso a y b de la resolución de la SBS Nº 040-
2002, establece excepcionalmente que las mercaderías podrán ser
trasladadas de un almacén a otro sin previa autorización cuando existiera
algún riesgo inminente que pueda afectar los bienes depositados bajo
cualquier modalidad o , tratándose de almacenes de campo , que su control
sea imposible , debiéndose en todo caso tener un seguro que cubra los
riesgos de transporte.
12
Según la Ley General del Sistema Financiero los Almacenes Generales de
Depósito , son empresas de servicio complementarios y conexos a la
actividad de intermediación financiera y de banca múltiple , por lo que se
justifica su regulación en dicha ley y su control y supervisión por parte de
las Superintendencia de Banca y Seguros( en adelante SBS).
13
Por su parte el Código de Comercio considero a estas entidades como
compañías mercantiles dedicadas a operaciones de depósito, conservación y
custodia de los frutos y mercaderías que se les encomienda y a la emisión de
resguardos nominativos o al portador.

En el código de Comercio de 1902 14 en su libro Segundo , De los Contratos


Especiales de Comercio , Sección Primera , De las Compañías Mercantiles,
Titulo X Compañías de Almacenes Generales de Depósito, asimismo en las
leyes 2763 ( ley sobre almacenes Generales de Depósito) y D.S. 25

12Manual de Títulos Valores, ob. Cit. Pag.179.

13Montoya Manfredi, Ulises y Montoya Manfredi, Hernando, Derecho


Comercial, Tomo I, Lima –Perú, 2004. Pág. 113.

14 Citado online, URL:


http://www.teleley.com/articulos/art_certificado_deposito.pdf , Villanueva Haro,
Benito, consultado el 18 de noviembre de 2010.

11
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

( 20/12/63) Reglamento y el código civil de 1984 art. 1853 y la ley de títulos


valores , Ley Nº 27287 , Sección Sexta , del Certificado de Depósito y el
Warrant , Titulo Único.

Los almacenes generales de depósito15 realizan operaciones de depósito ,


conservación , custodia de los frutos y mercaderías que se les encomiende ,
emitiendo un certificado de depósito o Warrant, estos llevaran una
numeración correlativa y serán expedidos de la matricula o libros talonario
que conservara el almacén general de depósito.
Estos resguardos expresan necesariamente la especie de las mercaderías,
con los números o la cantidad que cada uno represente.
“ solo se emitirán certificados de Depósito y Warrant por mercaderías cuyo
valor señalado en el ultimo titulo no sea menor al equivalente a 5 ( cinco)
Unidades Impositivas Tributarias , vigente en la fecha de su emisión.

Cabe agregar que las mercaderías sujetas a gravámenes, medidas


cautelares, sujetos a registro público especial y/o a gravamen con entrega
jurídica no está sujeta a almacenamiento, ergo no podrá emitirse certificado
de Depósito ni Warrant.16
Ulises Montoya17 , considerando a los almacenes generales de depósito como
elementos auxiliares del comercio expresa , que estos se originaron con el fin
de custodiar y depositar las mercancías que les confiaban los comerciantes
para prevenir la escasez de aquellas en determinados periodos , o para
esperar un alza de los precios , o para disponer de ellas conforme eran
requeridas.

Siguiendo la línea de Ulises Montoya, en su libro de derecho Comercial Tomo


I , refiere : “ que a partir del siglo XVII tomo cuerpo una actividad mercantil
que presenta un doble aspecto ; de un lado hospedería de comerciantes , a

15 Ob. Cit.

16 Ob.cit.

17 Derecho Comercial, Tomo I, ob. Cit. Pág. 114. Dada la importancia que
fueron adquiriendo , motivaron su reglamentación por parte del Estado , que
fue dictando normas para garantizar su funcionamiento , previéndose la
posibilidad de que el poder público participara , en la formación de su capital ,
como ocurre en la legislación peruana ( …).

12
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

quienes se facilita al mismo tiempo el alojamiento ; y de otro lado , como


almacenaje y conservación de frutos y mercaderías.

Por otro lado la resolución de la SBS 18 Nº 040- 2002 que aprueba el


reglamento de los almacenes generales de depósito , así como la ley de
títulos valores Nº 27287 regulan lo relativo a los requisitos formales a que
debe sujetarse la emisión de los títulos expedidos por los Almacenes
Generales de Depósito , las garantías que deben adoptarse en cuanto a su
expedición , los derechos de los poseedores de los títulos emitidos , las
responsabilidades en que incurren los almacenes , la forma de transmisión
de los títulos , el modo de liquidar la prenda para satisfacer el derecho del
tenedor del Warrant , los derechos de los almacenes generales, etc.

Desde el punto de vista práctico, nos dice Ulises Montoya (derecho comercial
Tomo I), que se hace económico el depósito, pues ya no será necesario que
el comerciante afronte los gatos de local y personal dedicados a tal finalidad.
De otro lado, la custodia misa puede resultar más eficaz, pues estará a cargo
de personal especializado en estos menesteres.

2.2 EL WARRANT
Concepto.

La noción de warrant contenida en la Factors Act de 1889 es la de


órdenes para la entrega de las mercaderías junto con los conocimientos,
cartas de porte, certificados de almacenes y todos los demás
documentos usados en el comercio para probar la posesión o cuidado de
las mercaderías o autorizar al poseedor del documento a negociarlas. En
la opinión de algunos autores, es un título representativo de las
mercancías depositadas en un almacén general apto para constituir
prenda sobre ellas mediante su transmisión a un tercero.

Sin embargo, la búsqueda de su noción exige el abordaje previo de su


origen etimológico. Sustantivo proveniente del latín medieval aparecido
en el "middle english" (entre los años 1150 y 1500) de los dialectos del
norte de Francia. En el viejo alto alemán es "werento", en inglés
"guarantor" emparentado con la voz "wara" que significa confianza o
cuidado.

18Ob. Cit. Pág. 114.

13
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

En la lingüística indoeuropea se lo relaciona con las palabras "wer,


verus, vrai", de donde viene "veridicus" y en germánico "warjan" o sea
garantizar la veracidad de algo y hacia el siglo XI "garant" participio
presente del viejo verbo "garir" del fráncico. Cabe recordar que la voz
"warjan" desaparece más tarde por su homonimia.

El sustantivo fue vinculado con el verbo "to warrant" equivalente a "to


stop" es decir parar, detener y de allí "guard resisting danger" (defensa
contra un peligro). Allí nace el sentido de seguridad implícito en el
término, el cual se manifiesta de distintas maneras y en múltiples
aplicaciones de la voz warrant.

Semánticamente pues, se trata de una obligación por medio de la cual


una persona autoriza a otra a hacer una cosa que ésta no tendría
facultad de hacer o acto o título que confiere un derecho o facultad a
alguien y lo garante contra una pérdida o daño.

Vemos entonces que el significado se relaciona con "garantía". En el


common law tiene una pluralidad de usos ya que es una estipulación
contractual en la que se afirma la existencia de un hecho o certificado
mediante el cual se acredita un derecho de suscripción de bonos,
acciones.

El warrant es un documento a la orden y a cuyo pago quedan afectadas


en garantías las mercaderías depositadas. Una vez creado circula como
cualquier otro efecto de comercio y puede ser objeto de innumerables
números de endosos.

Es definido como un documento a la orden, suscripto por un


comerciante, que da en garantía de su firma mercancías depositadas en
un depósito general o que se compromete a conservar en su casa. El
mismo título sirve para hacer nacer y constituir la prenda.

Otra definición formulada en la doctrina considera que es un pagaré


emitido en favor de un prestamista, por un comerciante, el cual da como
garantía de su firma, mercaderías depositadas en un almacén general. El
término warrant significa en inglés garante y no es solamente un título
demostrativo del depósito de mercaderías entregadas como garantías
sino que sirve también para demostrar el préstamo y el reconocimiento
de las deudas nacidas de una convención.

14
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

Garrigues se refiere al mismo como garantía documentada en los


contratos bancarios al señalar que el acreedor lo que recibe en prenda
no es el título valor, sino la mercancía a la que el título se refiere ya que
los resguardos de depósito expedidos por compañías legalmente
constituidas servirán para que el Banco adquiera un derecho real de
prenda sobre el título y consiguientemente sobre la mercancía, ya que la
eficacia real del documento se manifiesta en la constitución de la
garantía prendaria, sin entregar la mercadería, que se sustituye por la
entrega del resguardo representativo .

Según SEGAL19, el warrant es un instrumento por medio del cual se


incorpora el derecho real de prenda , privilegio con el cual se reviste el
endeudamiento que se documenta en el mismo título y registra en los
libros de la emisora. Además nos dice que la tenencia de aquel importa,
en consecuencia, la titularidad del crédito y el derecho de prenda sobre las
cosas que el mismo indica , las que quedan inmovilizadas en la empresa
de depósito por todo el tiempo de duración del warrant.

Caracteres.

El título valor integrado por los dos documentos, el certificado de


depósito y el warrant presenta características tipificantes propias:

a) Literalidad: el tenor de lo consignado en el título marcará el


límite del derecho de quien invoca la posesión legítima del mismo.
El carácter de la literalidad, común a todos los títulos circulatorios,
significa que el contenido, extensión, modalidades de ejercicio y
todo otro posible elemento principal o accesorio del derecho
cartular, son únicamente los que resultan de los términos en que
está redactado el título. En otras palabras: el acreedor no puede
invocar derechos y el deudor no puede oponer al tercer poseedor
de buena fe excepciones que no estén fundamentadas
exclusivamente en el texto del título. La literalidad configura

19Comentarios a la Ley de Títulos Valores, ob. Cit. 817.

15
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

esencialmente el lado pasivo de la autonomía y aparece como una


categoría jurídica superflua.

b) Representatividad: el título es causal y representativo de la


mercadería depositada, reconoce naturaleza cambiaria y la
posesión legítima otorga a su titular el derecho a disponer de la
mercadería en el representada. El título representativo además de
certificar que el emitente ha recibido determinada mercadería en
depósito atribuye derechos reales como la posesión y poder de
disposición. En la doctrina española se ha interpretado que el art.
195 del Código de comercio que impide al tenedor legítimo
oponerle válidamente excepciones fundadas en relaciones del
demandado con el depositante, endosante o anterior poseedor, es
nota de la abstracción y "descausaliza" el título de depósito
aislándolo de la relación jurídica inicial .

c) Autonomía: la tercera característica a señalar es la autonomía,


entendiendo por tal el derecho del poseedor legitimado como
autónomo y no derivado del transmitente. La autonomía significa
que cada nueva adquisición del derecho cartular es independiente
de las relaciones extracartulares fundamentales que puedan haber
acompañado las adquisiciones precedentes. Este derecho propio
es protectivo para el adquirente de buena fe.

Ventajas de su utilización.

El warrant presenta ventajas, que podemos sintetizar en la siguiente


enumeración:

1. Hace innecesario vender los frutos o mercaderías producidos o


adquiridos, a los fines de obtener liquidez, bastando con
entregarlas bajo un aforo determinado a una empresa autorizada
por el Estado, cuya función es ser depositaria por un lapso dado.
2. Defiende al productor ante las bajas de cotización en épocas de
zafra, cosecha o recolección, en las que normalmente ha de tener
mayor exigencia de fondos líquidos para afrontar los gastos
propios de dichas tareas, permitiendo desarrollar estrategias o
planificación comercial más conveniente. Lo defiende igualmente
ante la suba del precio de los servicios de transporte o flete en
iguales oportunidades de exceso de demanda.

16
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

3. Facilita la comercialización cuando el mercado brinda mejores


condiciones o precios al disminuir la presión derivada de la
concentración de la oferta, permitiendo retener la producción a la
espera de la mejor oportunidad.
4. Permite que productores e intermediarios de bienes primarios y
secundarios obtengan financiación con aquellos bienes y
productos que por naturaleza registran fuertes oscilaciones, ya sea
por pertenecer a mercados críticos o de variabilidad estacional. Se
posibilita así acotar el riesgo del productor y aumentar la
seguridad y rentabilidad empresarial.
5. Optimiza el crédito como factor esencial de la economía: En
efecto, inyecta mayor liquidez al sistema proveyendo nuevas
opciones de inversión, aumentando la capacidad de crédito del
sector productivo, normalmente de menor volumen que el de
consumo.
6. Posibilita el aumento de la inversión financiera externa y ello le
permite competir con menores tasas de interés comparativamente
con otro tipo de créditos, atento a una serie de factores, a saber:
índole real de la garantía; facilidad de fraccionar y transferir los
instrumentos; y posibilidad de su otorgamiento en moneda distinta
a la nacional.
7. Facilita el acceso al mercado financiero nacional o internacional al
no existir restricciones a la circulación de los títulos y por la
circunstancia de que no se tiene que evaluar el riesgo empresario
del tomador del crédito sino el aforo de los productos o
mercancías.

2.3 Certificado de Depósito y Warrant

Ulises Montoya Manfredi20 acota: “En lo que se refiere a la naturaleza de los


títulos tenemos que el certificado de depósito y warrant son títulos causales,
pues no se desvinculan de la relación fundamental que les dio origen.” Por el
primero , al tenedor original del mismo se le confieren los derechos propios
del depositante , como son los de reclamar la entrega de las mercaderías
por parte del depositario y , además , de servir de instrumento de enajenación
transfiriendo al adquiriente los mismos derechos ,pero no quiere decir que el

20Comentarios a la Ley de Títulos Valores, ob. Cit. Pag.815.

17
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

titulo sea el mismo contrato de depósito ,pues solamente se vinculan se


vinculan a aquel los derechos del depositante.

Al hablar de causa de estos títulos de crédito , hay que tener en cuenta :a) la
relación fundamental que aparece legalmente tipificada como un contrato
de depósito ; b) el contrato que sirve de causa al negocio de transmisión
del certificado de depósito y el warrant.21

Ulises Montoya22 refiere que: “El funcionamiento de estos documentos


supone la existencia de un contrato de depósito sobre determinados bienes.
Contra la entrega de mercaderías se otorgan dos documentos
simultáneamente : a) el certificado de depósito , que sirve para probar el
dominio , y con él a su titular , endosándolo y transfiriéndolo el dominio ; b)
el warrant , con el que el titular puede obtener un préstamo prendario
haciendo el primer endoso e inscribiéndolo como señala la ley.”

De acuerdo con el citado autor , ambos documentos pueden cumplir su


función : acreditar o transferir el dominio , y ser el instrumento para constituir
una prenda independiente ; varias personas pueden usarlo por separado
dentro de esa respectiva función. Pero para retirar las mercaderías del
depósito es indispensable presentar los dos documentos.

Ulises Montoya manifiesta que el certificado de depósito acredita la


propiedad de la mercadería, en tanto que el warrant contiene una obligación
de pago respaldada con la garantía prendaria que figura en el mismo
documento. Continua diciendo, que en tanto el certificado representa o
incorpora al título el derecho de propiedad sobre la mercancía depositada
y sirve de instrumento para su enajenación ; mientras el warrant representa
el contrato de préstamo y su garantía es la mercadería depositada en el
almacén , con los privilegios propios de un crédito prendario.23

21Comentarios a la Ley de Títulos Valores, ob. Cit. Pág. 815.

22Derecho Comercial Tomo II, ob. Cit. Pág.336.

23Comentarios a la Ley de Títulos Valores, ob. Cit. Pág. 816.

18
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

El certificado de depósito es un valor materializado registrable, que representa


mercancía e incorporan un derecho patrimonial , este puede circular a la
orden y excepcionalmente nominativamente , transfiriendo al cesionario o
adquiriente todos los derechos que represente.24
Por otra parte el Warrant representa el contrato de préstamo y su garantía es
la mercadería depositada en el almacén, con los privilegios propios de un
crédito prendario. Quien crea un otorga el warrant es el tenedor del
certificado de depósito. Cuando transfiere el warrant, firmándolo como
emitente por haber obtenido el crédito, lo pone en circulación.25

El warrant o vales de prenda están considerados como títulos valores y son


negociables, que permiten el derecho de prenda, sin que sea necesario el
desplazamiento material de la mercadería, lo que aumenta su poder
circulatorio.26
Quien crea u otorga el warrant es el tenedor del certificado de depósito
(depositante). Cuando transfiere el warrant, firmándolo como emitente por
haber obtenido el crédito, lo pone en circulación. El almacén entrega
únicamente un formulario o cupón al depositante de la mercancía, para ser
diligenciada posteriormente y convertido en titulo valor.27

Según SEGAL28, el warrant es un instrumento por medio del cual se


incorpora el derecho real de prenda , privilegio con el cual se reviste el
endeudamiento que se documenta en el mismo título y registra en los
libros de la emisora. Además nos dice que la tenencia de aquel importa, en
consecuencia, la titularidad del crédito y el derecho de prenda sobre las

24Villanueva Haro, Benito, ob. Cit. consultado el 18 de noviembre de 2010.

25Derecho Comercial Tomo II, ob. Cit. Pág. 337.

26 Derecho Comercial Tomo I , ob. Cit. Pág. 113 y 114.

27Comentarios a la Ley de Títulos Valores, ob. Cit.

28Comentarios a la Ley de Títulos Valores, ob. Cit. 817.

19
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

cosas que el mismo indica , las que quedan inmovilizadas en la empresa de


depósito por todo el tiempo de duración del warrant.

De acuerdo a la legislación colombiana 29 , el artículo 757 del código de


comercio define al certificado diciendo que representa o incorpora la
mercancía depositada y sirve de instrumento para su enajenación. En tanto
que los bonos de prenda ( warrant ) representan el contrato de préstamo y su
consiguiente garantía en las mercancías depositadas con los derechos y
privilegios propios de un crédito prendario , y sirven para transferir el crédito
y la garantía.

Antonio CANCHOLA30 comenta que tanto el Certificado de Depósito, como


el bono de prenda, son títulos de crédito que están destinados a circular por
su propia naturaleza, pero tanto uno como otro tienen caracteres propios que
los distinguen.
En consecuencia nos dice Beaumont Callirgos Ricardo31, que se tratan de
documentos que representan el derecho de propiedad (certificado de
depósito) y el derecho de garantía prendaria (warrant) sobre las mercancías
almacenadas.

Por lo tanto el warrant es el titulo valor que otorga un derecho prendario


mientras que el certificado de depósito otorga el poder jurídico sobre el bien,
la propiedad. El warrant tiende a ser accesorio, ya que no se puede prendar
algo que no es de uno. Primero tengo la propiedad, luego tengo derechos
reales de garantía, por lo tanto sino acredito la propiedad no podre prendar.32

Benito Villanueva Haro33 manifiesta: “En esencia las semejanzas que existe
entre ambas figuras es que los dos son títulos valores a la orden, se

29 Comentarios a la ley de Títulos Valores, ob. Cit. Pág. 817.

30 Comentarios a la ley de Títulos Valores, ob. Cit. Pág. 818.

31 Ricardo Callirgos, Manual de Títulos valores, ob. Cit. Pág. 179.

32 Villanueva Haro, Benito, ob. Cit. Pág. 7.

33 Villanueva Haro, Benito, ob. Cit. Pág. 8.

20
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

transfieren por endoso y tiene un grado de complementariedad. En algunos


países el certificado de depósito y el warrant se encuentran en un solo
documento por lo que se le denomina sistema unicartular, en nuestro país,
el Perú contamos con un sistema Bicartular. Por otro lado se diferencian
porque el endoso del certificado de depósito separado del warrant no requiere
ser registrado ante el almacén general de depósito; mientras que el primer
endoso del warrant debe ser registrado tanto ante el indicado almacén como
en el certificado de depósito respectivo que se hubiere emitido.”

Capítulo II:

21
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

El warrant en nuestra
Legislación
(Artículos 224 – 239)

1. Empresas autorizadas a emitir y contenido (art. 224)

El artículo 224 de la Ley de Títulos Valores N° 27287 establece cuáles son


las empresas autorizadas a emitir warrants así como establece sus
requisitos para su emisión.

224.1 Las sociedades anónimas constituidas como almacén general de


depósito, están facultadas a emitir el Certificado de Depósito y el Warrant a
la orden del depositante contra el recibo de mercaderías y productos en
depósito, expresando en uno y otro documento:

a. La denominación del respectivo título y número que le corresponde


tanto al Certificado de Depósito como al Warrant correspondiente, en
caso de emitirse ambos títulos (concordante con el 229.3 que establece
que sólo puede emitirse uno de ellos y el 229.4 que prescribe el
requerimiento en caso se haya expedido uno solo de los títulos). En el
mundo existen dos sistemas en lo que se refiere a los títulos que por las
mercaderías almacenadas emiten los almacenes generales de
depósito: el sistema unicartular y el sistema bicartular, según sea que
se emite un solo documento tanto para acreditar y transferir propiedad

22
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

como para gravarla o dos documentos en los que uno servirá para
acreditar y transferir la propiedad y otro para establecer prenda sobre la
misma, precisando que en el Perú, al igual que en la mayor parte del
mundo se ha optado por el sistema Bicartular.34

Sin embargo, tal como podemos observar de los artículos en comento,


el Perú estaría transitando a un sistema unicartular, al prever las
normas la posibilidad de emitir un solo título lo que también aparece
indirectamente reconocido en el texto del literal a) del artículo 224.1 de
la misma Ley.35

Ricardo Beaumont manifiesta36 : “Considera que no, porque en el


sistema unicartular se emite un solo documento tanto para acreditar y
transferir propiedad como para gravarla, sin embargo en nuestro caso
esto no es así porque si bien se podrá emitir sólo el Certificado de
Depósito o sólo el Warrant, también es verdad que de emitirse el
primero es obvio suponer que el depositante sólo está optando por
acreditar la custodia adecuada de su mercadería y que no tiene
intención alguna de gravarla y es por ello que no solicita un Warrant
cuya finalidad es facilitar la pignoración de los bienes, bastando por
ende con tener la certeza de poder acreditar el depósito de la
mercadería y la propiedad de los mismos, así como eventualmente
transferirlos documentalmente, fines para los que basta con operar con
el certificado de depósito.”

34 Revista de Estudios Jurídicos, Iuris Lexis, Fondo editorial ACFIE, Lima –Perú,
2008 pág. 55.

35 Revista de Análisis especializado de Jurisprudencia (RAE), Tomo I , editorial


Tinco , Lima –Perú , 2008 , pág. 165.

36 Manual de Títulos valores, ob. Cit. Pág. 321.

23
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

Ulises Montoya Manfredi37, acota que en ambos documentos se debe


expresar la denominación del título sea certificado de depósito o
warrant y su numeración;
b. El lugar de emisión y la fecha de emisión, lo cual determinara el plaza
por el cual se constituye el depósito, que no puede exceder de un año ;
y cuando los bienes materia de depósito sean perecibles , el plaza por
el que se constituye el depósito no puede exceder de 90 días , salvo de
la naturaleza del bien y así lo permita el almacén.
c. Constituye un requisito esencial del título la consignación del nombre,
número oficial de identidad y el domicilio del depositante.

e. La clase y especie de las mercaderías depositadas, señalando su


cantidad, peso, calidad y estado de conservación, marca de los bultos y
toda otra indicación que sirva para identificarlas, indicando, de ser el
caso, si se tratan de bienes perecibles (la legislación vigente sobre la
materia no excluye de este régimen a ningún tipo de mercancía en
razón de su naturaleza, por lo que debemos concluir que podrá ser
objeto de depósito cualquier clase de bienes);38

f. La indicación del valor patrimonial de las mercaderías y el criterio


utilizado en dicha valorización (siendo que en la legislación comparada
este requisito es recogido con una referencia a valor aproximado o valor
estimado, la que consideramos suficiente para dejar claro el nivel y
alcance de la valorización a practicarse por la empresa almacenera,
además porque la función de los almacenes generales de depósito
corresponde fundamentalmente al cumplimiento de la obligación de
guarda y no al desarrollo de actividades de valorización que tengan
valor técnico o pericial. Este literal es concordado con el artículo 227.1
que prescribe que sólo se emitirán Certificados de Depósito y Warrant
por mercaderías cuyo valor señalado en el título no sea menor al
equivalente a 5 (cinco) Unidades Impositivas Tributarias, vigente en la
fecha de su emisión”. Por tanto se debe entender que sólo se emitirán
certificados de depósito y warrant por mercancías con un valor no
37 Comentarios a la Ley de Títulos Valores, ob. Cit. Pág. 821.

38 Revista de estudios Jurídicos, IURE LEXIS ob. Cit. Pág. 56.

24
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

menor a cinco Unidades Impositivas Tributarias, límite aplicable incluso


para los casos de desdoblamiento o división por lotes de las
mercancías previamente depositadas. Sin embargo si el valor de las
mercaderías es menor a 5UIT sí podrá ingresarse mercadería al
almacén general de depósito pero no podrá expedirse ni certificado de
depósito ni warrant. Por otro lado es preciso concordar este literal con el
artículo 221.1 que prescribe que la responsabilidad del almacén
general de depósito se limita al valor que tengan las mercaderías según
lo señalado en el título, lo cual sin embargo, tal como se ha precisado
líneas arriba, es al propio almacén general de depósito el que da el
valor a las mercancías cuya guarda le es encomendada, por tanto,
dicho valor podría ser establecido muy por debajo a su verdadero valor
a fin de anticiparse justamente al posible pago de una reparación, por lo
que consideramos que debería precisarse la norma a fin de que no se
cometa abusos.39

i. El plazo por el cual se constituye el depósito, que no excederá de un año.


En caso de bienes perecibles, no excederá de noventa (90) días, salvo que
la naturaleza del bien y el almacén general de depósito lo permitan (debe
entenderse que aunque la naturaleza del bien y el almacén general de
depósito permitan extender el plazo de 90 días precisado en la norma, se
debe entender que no podrá ser mayor de un año tal como la misma
norma prescribe. Por otro lado consideramos que nada obstará a que las
partes intervinientes en la relación jurídica al vencimiento del plazo
acuerden su prórroga, ya que ello no está prohibido por la Ley, para cuyo
efecto en el aspecto formal deberá procederse a la renovación del
certificado de depósito y warrant pertinente);40

Debe tenerse presente que certificado de depósito y Warrant no son lo


mismo porque el primero es un título destinado a servir como comprobante

39 Revista de estudios Jurídicos IURI LEXIS, Ob. Cit. Pág. 57.

40 Revista de Estudios Jurídicos IURE LEXIS, ob. Cit. Pág. 58.

25
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

del depósito pero también como instrumento de enajenación de las


mercancías depositadas, en tanto que el warrant posibilita la incorporación
de un crédito prendario sobre las mercancías amparadas en el certificado
de depósito y confiere por su endoso los derechos y privilegios inherentes
a la pignoración, por lo que el solo hecho de solicitarlo lleva a presumir la
intención del depositante de negociarlo con miras a obtener un crédito que
será garantizado por las mercaderías depositadas.

Entonces ¿por qué la ley exige iguales requisitos formales para la emisión
de ambos? Creemos que es porque nacen de manera conjunta y son
entregados al depositario, debiendo volverse a juntar para efectivizar el
retiro de las mercancías depositadas. Además porque el warrant en puridad
recién estaría naciendo al momento de ser endosado pues antes de ello no
tiene razón de ser, sólo vendría a ser un mero título nominal, en tanto
permanece en poder del mismo depositante, titular del certificado de
depósito.41

2. Almacén de campo y warrant insumo- producto ( art. 225)

León Ontiveros Miguel42 acota : Es también una novedad de la Ley de


Títulos Valor N° 27287 contenida en el Artículo 225.Es así que, para los
almacenes de campo se podrá sustituir los bienes almacenados por
otros a los que se les haya incorporado los originalmente depositados,
mejorando su valor patrimonial, caso en el que se podrá sustituir el
warrant original u otro que exprese el nuevo valor patrimonial de los
bienes depositados, precisándose que el warrant insumo producto sólo
resultará aplicable al caso de mercadería depositada en almacenes de
campo, sin embargo no tiene razón de ser tal limitación ya que de lo
normado en los numerales 225.2 y 225.3 de la Ley de Títulos Valores
queda claro que el proceso de transformación de la mercadería no se
llevará a cabo en el local del mismo almacén donde originalmente se
depositó la misma, sino que esta saldrá de tal locación para ser
transformada en otro lugar y luego reingresará al almacén de origen el
41 Ob. Cit. Pág. 58.

42 Revista de Análisis especializado de Jurisprudencia, ob. Cit. Pág. 168.

26
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

producto transformado, todo bajo control del depositario, por lo que


consideramos que si los bienes necesariamente serán extraídos del
depósito resulta irrelevante que este se haya constituido en un almacén
de campo o en un almacén regular, pues en ambos casos la materia
prima será retirada y el nuevo producto será ingresado, no existiendo
razón que justifique la discriminación de los demás tipos de almacén.

El warrant insumo producto, conocido en otros países como warrant


sobre mercadería en proceso, introduce sin duda una posibilidad muy
interesante de aplicar los mecanismos del warrant a procesos
productivos y forma parte de una diversidad de modelos o variables de
warrant, como el warrant bajo proceso de distribución y el warrant en
tránsito y que genéricamente se agrupan en una categoría que algunos
sectores de la doctrina denominan de warrants bajo proceso
dinámico.43

La principal ventaja de esta modalidad de warrant, radica en que al


posibilitar la realización de un proceso productivo, se está superando el
antiguo concepto de la mercadería “congelada” en mérito al régimen de
almacenaje a que ha sido sometida, ya que en esencia se debe
entender que la obligación de guarda del almacén general de depósito
no consiste necesariamente en ocultar o sacar de circulación un bien,
sino que trata del deber de la empresa almacenera de velar por la
seguridad de la mercadería y consecuentemente de la conservación del
adecuado respaldo de la garantía pignoraticia otorgada a quien
concedió el crédito, seguridad de la mercadería que se mantiene con
las atribuciones de vigilancia y control que se otorgan al almacén y
respaldo de garantía que no solo se ve adecuadamente protegido, sino
que incluso aumentado, al requerirse necesariamente el incremento del
valor patrimonial del bien sujeto a transformación.44

43 Revista de Estudios Jurídicos IURE LEXIS, ob. Cit. Pag. 59.

44 Alvares del Villar de Aliaga, Luis, Tratado del Derecho Mercantil, tomo II,
Gaceta Jurídica, lima –Perú, 2004, pág. 225.

27
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

El warrant insumo producto, implica el reconocimiento de la posibilidad


de constituir en depósito materias primas con la intención
predeterminada de destinarlas durante el lapso de su almacenaje a un
proceso de elaboración o transformación que culmine en un producto
terminado, diferente, mejorado y con mayor valor patrimonial al
inicialmente depositado, en aras de facilitar al depositante el pago del
crédito obtenido, mediante la pignoración de la materia prima, lo que
sólo podrá lograrse con la venta del producto final.45

Atendiendo a que la legislación vigente y la doctrina sobre la materia,


coinciden en estimar que la garantía prendaria, constituida por el
endoso del warrant, se extenderá necesariamente al producto
terminado, debemos concluir que la garantía que establece el warrant
insumo producto para el acreedor, no recae sobre un bien determinado,
sino sobre uno por determinar dado que puede ser sujeto a
transformación, dándole a la garantía una dinamicidad que solo se
detendrá en caso de ejecución del título, ya que recién en esta
circunstancia se podrá determinar de manera indubitable las
características finales del bien prendado.46

3. Formularios oficiales ( art. 226)


Los títulos que emiten los almacenes generales de depósito,son: el
certificado de depósito y Warrant. Ambos se emiten en formularios
aprobados por la superintendencia de banca y seguros, y consta en
libro de matrícula en talonarios. En el talón o en el libro de matricula
deben constar los datos que aparecen en el titulo y que responden a
los datos indicados en el artículo 224 de la ley de títulos valores.47

45 Tratado de Derecho Mercantil, ob. Cit. Pág. 226.

46 Manual de Títulos valores, ob. Cit. Pág. 324.

47 Comentarios a la ley de títulos valores, ob. Cit. Pag.826.

28
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

4. Valor de las mercaderías ( art. 227 )


En lo que se refiere al monto del título valor (certificado de depósito o
warrant), la ley impone un monto mínimo de emisión, que no puede ser
menor a cinco unidades impositivas tributarias, vigentes al momento de
la emisión del título. Ulises Montoya 48 , establece que en el supuesto
que este requisito se transgreda, el titulo no surtirá efectos cambiarios.
La reglamentación , respecto del monto mínimoestá referida al título
individual y no al depósito de manera global , pues el articulo 227.2
extiende dicha prohibición a los desdoblamientos o a la división de
lotes o mercaderías.49

5. Mercadería no sujeta a almacenamiento ( art. 228)

En este articulo se establece la responsabilidad del almacén general


de depósito en lo que respecta a la emisión de certificados de
depósito y del warrant por mercaderías sujetas a gravámenes o
medidas cautelares. Se establece como excepción, que las
mercaderías estén afectadas a derecho de aduanas, tributos u otras
cargas a favor del fisco, en este caso se deberá agregar la clausula
Aduanero. En los demás casos esta responsabilidad se exceptúa de
haberse emitido títulos sin que tuviese conocimiento por falta de
notificación previa de algún gravamen o medida cautelar que recaiga
sobre la mercadería.50

6. Responsabilidad del almacén ( art. 229)

El artículo 229 de la Ley de Títulos Valores prescribe las


responsabilidades del Almacén General de Depósito.
Al referirse esta norma a que el almacén general de depósito es
responsable por los daños sufridos por las mercaderías bajo su
custodia, debemos concluir en primer lugar que la responsabilidad a

48 Comentarios a la ley de títulos valores, ob. Cit .pág. 827.

49 Comentarios a la ley de títulos valores, ob. Cit. Pág. 827.

50 Comentarios a la ley de títulos valores, ob. Cit. Pag.828.

29
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

que se refiere es de naturaleza esencialmente contractual, ya que al


establecerse el marco temporal de la misma en el lapso comprendido
entre la recepción y la devolución de la mercadería, se está refiriendo al
plazo de vigencia del contrato de depósito celebrado entre las partes.51

Por otra parte al referirse el artículo en comentario que el almacén


responderá por el daño sufrido por las mercaderías, esto implica la
aplicación de la teoría objetiva del daño régimen de responsabilidad
que difiere del previsto en el Código Civil el cual se adhiere a la teoría
subjetiva de la responsabilidad al considerarse el aspecto moral en la
ejecución del daño.52

Por otro lado, se ha expresado en dicho artículo que el almacén general


de depósito se exonera de responsabilidad si prueba que el daño ha
sido causado (entre otros) por culpa del depositante o dependientes de
este último, sin embargo no habla nada del dolo, lo cual es mucho más
grave que los casos de culpa pues implica una actitud deliberada de
ocasionar daño, por tanto qué hacer en caso el depositante o sus
dependientes actúen con dolo? Consideramos que también quedaría
eximido el almacén general de depósito de responsabilidad, sin
embargo se deberá modificar este artículo en este sentido.53

Además el artículo bajo comento se contrapondría también con lo


establecido en el segundo párrafo del artículo 1321 del Código Civil
según el cual el resarcimiento de la reparación por el daño causado
comprende tanto el daño emergente como el lucro cesante, por tanto al
limitar la norma acotada la responsabilidad del almacén exclusivamente
al valor de las mercaderías se está restringiendo el mismo al daño
emergente, es decir a la reposición del valor material de la mercadería
dañada, pero está excluyendo el concepto de lucro cesante que está
más referido a la reparación del daño causado a las expectativas de

51 Tratado de Derecho Mercantil, ob. Cit. Pág. 228

52 Tratado de Derecho Mercantil, ob. Cit. Pág. 228.

53 Comentarios a la Ley de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág.33

30
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

beneficio que aspiraba obtener quien sufrió el daño (insumo producto


por ejemplo).54

7. Derecho de inspección de mercaderías ( art.230)

El tenedor del certificado o del warrant tiene el derecho de examinar


la mercadería depositada, y a retirar muestras si la naturaleza del bien
lo permite. Es importante precisar que el derecho al examen de la
mercadería es irrestricto , pues el tenedor , ya sea el propietario o el
acreedor prendario , tiene el derecho de verificar el estado de la
mercadería y de su existencia.
En lo que se refiere al derecho de obtener muestras , ello responde a
la necesidad de verificar el estado de los bienes perecibles
principalmente o llegar al análisis de los bienes para su negociación.55

8. Forma de transmisión y sus efectos ( art. 231)

El artículo 231 de la Ley de Títulos Valores establece la forma de


transmisión y los efectos de la misma.

La legislación nacional es sumamente formalista en lo que atañe al


primer endoso del warrant, el que, a diferencia de los endosos
subsecuentes, no podrá realizarse en blanco y deberá necesariamente
registrarse tanto ante el almacén como en el correspondiente
certificado de depósito.56

El warrant y el certificado de depósito sólo pueden ser endosados en


propiedad, en fideicomiso, que sería una forma del endoso en
propiedad, y en procuración. En el caso del warrant, este también
podrá ser endosado con la cláusula “sin responsabilidad” o con la
cláusula “para embarque”. En el warrant no puede usarse el endoso en

54 Osorio Ruiz Zaida, Acciones Civiles en la Ley de Títulos Valores, Lima –Perú ,
2001, pág. 164.

55 Comentarios a la ley de títulos valores, ob. Cit. Pág., 830.

56 Comentarios a la Ley de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. 35.

31
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

blanco en el primer endoso sino sólo después del primer endoso, para
que se constituya la prenda sobre la mercadería depositada.

Siendo el warrant un título de crédito, procede el endoso con la cláusula


“sin responsabilidad” mediante la cual se libera al deudor de responder
por el saldo insoluto de la acreencia, en caso que el producto del
remate no alcanzare a cubrir la totalidad de la obligación. Para el
acreedor representa una renuncia a la acción personal para el cobro
del saldo insoluto, mediante el ejercicio de la acción cambiaria (en el
proceso ejecutivo). Por aplicación de lo establecido en el artículo 235.3,
literal c) de la Ley de Títulos Valores, esta cláusula sólo podría incluirse
en el warrant cuando éste se endose como garantía y no como título de
crédito, según lo establecido en el artículo 232 de la citada Ley. Los
efectos de esta cláusula son los siguientes:57

a. Se libera al primer endosante de responder por el saldo insoluto del


warrant, luego de efectuado el remate de las mercaderías.

b. Aun cuando permite que el título sea transferido posteriormente


mediante endoso, la cláusula “sin responsabilidad”, surte los efectos
de la cesión de derechos sin responsabilidad, donde se libera al
primer endosante de responder por el saldo insoluto de la deuda,
después de verificado el remate.

Una modalidad nueva recogida en la Ley de Títulos Valores es el


Endoso “para embarque” u otra equivalente, consagrado en el
artículo 231.3 de la Ley de Títulos Valores. Este artículo establece
una de las figuras novedosas que nos trae esta ley relativa al
endoso del warrant en procuración. Esta norma permite ordenar el
aspecto relativo a responsabilidades por la pérdida o deterioro de
mercancías, que venía produciendo muchos problemas pues las
empresas almaceneras liberaban los warrants en el local de sus
depósitos o almacenes de campo produciéndose una situación de
desprotección en el lapso comprendido entre ese momento y el del

57 Revista de Estudios Jurídicos IURE LEXIS, ob. Cit. Pag 63 y 64.

32
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

embarque efectivo de la mercancía, cuya responsabilidad, por


razones de orden legalista mas no necesariamente de justicia, se
imputaba a los Agentes de Aduana. Por otro lado el inciso c) el
artículo 11 del Reglamento de los almacenes generales de depósito,
Resolución SBS N° 040-2002, establece al respecto que el almacén
general de depósito debe contratar un seguro que cubra los riesgos
derivados del transporte de los bienes desde el momento de su
salida del almacén hasta el de expedición del correspondiente
documento de embarque, salvo que el depositante, el agente o el
cargador cuente con un seguro que a criterio del almacén cubra
adecuadamente los riesgos del transporte, caso en el que tal póliza
necesariamente deberá endosarse a favor del almacén general de
depósito, agregando que es prerrogativa del almacén adoptar por
cuenta del depositante otras medidas de seguridad y aceptar la
elección del agente o cargador, cuando dicha elección no la efectúe
el mismo almacén, todo ello atendiendo a la responsabilidad que
por ley debe asumir el almacén general de depósito.

8.1. Efectos del Endoso

Estando a que la finalidad del endoso es permitir la circulación del


título valor, los efectos de dicho acto jurídico se pueden dividir en
dos grupos: generales para todo título valor y específicos, en
función a la naturaleza de cada uno de ellos.

a. Los efectos generales del endoso son: 58

 Legitimar al tenedor de un título valor para que pueda


hacer valer los derechos, incorporados en él, conforme a
ley, se transmite los derechos inherentes al título así
como garantiza el pago del título.

b. Los efectos específicos59

58 Vilela Proaño, María del Pilar, Títulos Valores de Garantía, Lima –Perú, 2003,
pág. 108.

59 Títulos valores de Garantía, ob. Cit. Pág. 109.

33
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

 En caso ambos títulos, el warrant y el certificado de


depósito sean endosados conjuntamente a una misma
persona, se transfiere la libre disposición de la
mercadería depositada, permitiendo esta modalidad la
consolidación de las calidades de acreedor prendario y
de propietario de la mercadería, por lo tanto de acuerdo
al Art. 1090 inc. 6 del Código Civil, dicha consolidación
producirá la extinción de la garantía real que se hubiere
constituido. No obstante, si el tenedor de ambos títulos
transfiere el certificado de depósito a un tercero,
renacería la garantía prendaria, en aplicación de lo
dispuesto en el art. 1301 del CC. Esta norma señala: “si
la consolidación cesa, se restablece la separación de
acreedor y deudor reunidas en la misma persona. En tal
caso, la obligación extinguida renace con todos sus
accesorios, sin perjuicio del derecho de terceros”. Por
ello, el nuevo tenedor del certificado de depósito deberá
cerciorarse que el pago que efectúe por la compra de la
mercadería sea destinado a levantar la prenda contenida
en el warrant, en respaldo de sus derechos como nuevo
propietario de la misma.

 Si se realiza el endoso del Warrant por separado, se


confiere un derecho crediticio garantizado con una
prenda sobre los bienes depositados. Dicha garantía
cubre las comisiones, intereses y el capital de la
obligación crediticia.

 Si se realiza el endoso del certificado de depósito por


separado, transfiere el derecho de propiedad sobre la
mercadería con el gravamen prendario a favor del
tenedor del warrant.

34
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

Tanto el endosatario del warrant como el del certificado de


depósito, pasan a integrar la relación jurídica emanada del
contrato de depósito. Así, en el caso del endoso del warrant
tendrá derecho a inspeccionar la mercadería, a autorizar el
retiro parcial de la misma, etc. Mientras que el endosatario
del certificado de depósito asume la calidad de propietario
de la mercadería –se subroga en el lugar del depositante-
por ello deberá pagar el almacenaje y los impuestos, si fuere
el caso, al momento de retirar la mercadería.60

El warrant cumple su función ius-económica cuando es


negociado, ya que su endoso permite la consolidación y
materialización de los atributos cambiarios como título de
crédito y de garantía prendaria, a diferencia del certificado
de depósito. 61

Siguiendo a Ricardo Callirgos nos dice: “Así mismo, el


primer endoso del warrant y los sucesivos, reposan sobre el
contrato de depósito que dio origen a la emisión o entrega
de dicho título valor. Es más, el warrant representa un título
valor abstracto-relativo, que a diferencia del certificado de
depósito está ligado a dos obligaciones principales causales:
el contrato de depósito por un lado, que da origen a su
emisión, y el contrato de crédito u obligación crediticia, pero
sólo en la medida en que dichas obligaciones estén
expresamente contenidas en el propio documento, lo que
propicia su circulación o negociación.”

60 Tratado de Derecho Mercantil, ob. Cit. Pág. 230.

61 Ricardo Callirgos, Manual de Títulos valores, ob. Cit. Pág. 184.

35
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

En este sentido, el contrato de depósito sirve de soporte a la


relación surgida a consecuencia del endoso del warrant,
porque se trata de un título de crédito unido a una garantía
prendaria, la cual recae sobre bienes depositados, de ahí
que, si los bienes se deterioran o se pierden, el titular del
warrant tendrá derecho a exigir una indemnización o su
restitución a la almacenera (en su calidad de depositario) y
al depositante (en calidad de propietario y obligado directo
al pago de la obligación), por aplicación de la propia Ley de
Títulos Valores, de la Ley de Bancos y del Código Civil, entre
otras normas.62

Casuística: EXP. 192- 197363“El tenedor del “Warrant” tiene


acción ejecutiva contra el endosante si ha solicitado la venta
de las mercaderías y ha presentado la demanda respectiva
dentro de los plazos exigidos por la ley”

9. Información del endoso del warrant (art. 232).

Son los siguientes: “artículo 232.1 El primer endoso del Warrant


separado del Certificado de Depósito que se hubiere emitido o aun
cuando tal emisión no se hubiere hecho, contendrá:

a. La fecha en la que se hace el endoso”: Es importante este dato


por cuanto en este momento el warrant es concebido como
título de crédito. No obstante la falta de este requisito no invalida
el endoso, pues haciendo una interpretación de las normas
generales contenidas en la Ley de Títulos Valores (34.4), la
omisión de este requisito haría presumir que se hizo con fecha
posterior a la emisión del título o en su defecto en esa misma
fecha, dado que se trata del primer endoso; La fecha del endoso
no necesariamente coincidirá con la de la inscripción ante el

62 Ricardo Callirgos, Manual de Títulos valores, ob. Cit. Pág.185.

63 Revista de Análisis especializado de Jurisprudencia, ob. Cit. Pág. 170.

36
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

almacén, aspecto que pudiera resultar determinante para el


cómputo de términos judiciales, de prescripción, caducidad,
comerciales, etc. No obstante no se ha establecido un plazo
máximo para la inscripción ante el almacén computable a partir
de la fecha del endoso del título.64

b. El nombre, el número del documento oficial de identidad y firma


del endosante”: Este es un requisito esencial para que el
endoso se considere válido, según las reglas generales
contenidas en la Ley de Títulos Valores. No obstante el error en
la consignación del documento oficial de identidad no invalida el
endoso (34.5);65

c. El nombre, domicilio y firma del endosatario”: La intervención


del endosatario no lo vincula respecto de las obligaciones
cambiarias derivadas del Warrant. Es decir, su intervención en el
título valor es activa, como beneficiario de los derechos
cartulares derivados del warrant, incluyendo la garantía real en
él incorporada. Los requisitos de identificación son
indispensables, por ejemplo, para efectos de la posible
imputación futura de responsabilidades, además que la
inadecuada o hasta inexistente identificación de las partes
convertiría al endoso y su registro en un acto equivalente al
endoso en blanco, en contra de lo previsto en la ley;66

64 Comentarios a la Ley de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. 36.

65 Manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág.36.

66 Manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. 37.

37
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

d. El monto del crédito directo y/o indirecto garantizado”: Este


representa el valor económico del warrant, mientras que el
importe o valor de los bienes en él consignados representará el
valor económico de la prenda que se constituya con el endoso
del warrant. Es importante anotar que constituye requisito
esencial el señalar el signo monetario de la suma dineraria que
representa el valor patrimonial del warrant y de los bienes
afectos en garantía. El monto se podrá indicar en letras y en
números según lo establecido en las reglas generales
contenidas en la Ley de Títulos Valores, y en caso de
discrepancia entre ambas se preferirá la suma menor;67

e. La fecha de vencimiento o pago del crédito garantizado, que no


excederá del plazo del depósito”: esta fecha determina el
vencimiento del warrant. A diferencia de los títulos valores u
otros valores mobiliarios, en el caso del warrant, su vencimiento
tiene lugar en la misma fecha en que vence la obligación que
garantiza, por eso debe consignarse en el título valor. Esto se
debe a su naturaleza, pues representa un título de crédito con
garantía. La fecha de vencimiento del warrant no puede exceder
la del depósito, por cuanto este último predetermina la
existencia del warrant como se ha analizado en las líneas
precedentes.;68

f. Los intereses que se hubieran pactado por el crédito


garantizado”: En el warrant se permite el pacto de intereses
compensatorios y moratorios, comisiones, reajustes u otras
contraprestaciones permitidas por ley. Los primeros se
generarán desde el nacimiento de la obligación cambiaria hasta
67 Manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág.37.

68 manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág.38.

38
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

su vencimiento y pago efectivo. En tanto que los intereses


moratorios se aplicarán después del vencimiento de la
obligación cambiaria, pues por su propia denominación se
generan cuando la obligación cambiaria, ya está vencida ya
que su finalidad es resarcir el retraso en el cumplimiento de la
misma. Ahora bien, la tasa del interés compensatorio podrá ser
igual a la del moratorio, por defecto, es decir a falta de
estipulación expresa. Sólo a falta de pacto de intereses y
reajustes durante el período de mora se aplicará el interés
legal.;69

g. La indicación del lugar de pago del crédito y/o, en los casos


previstos por el Artículo 53, la forma como ha de efectuarse
éste”: El pago en la obligación cambiaria debe ser efectuado en
el lugar indicado en el propio título, salvo que se haya estipulado
el pago mediante cargo en cuenta, en cuyo caso el cobro se
efectuará presentando el título a la empresa del sistema
financiero indicada en el título valor. La empresa financiera
determinará si procede el pago o no, y hasta donde alcancen los
fondos de la cuenta girada, sin asumir mayor responsabilidad
que las derivadas de un encargo de pago a terceros. A falta de
indicación de lugar de pago, se entenderá como tal el domicilio
del primer endosante, pues en el caso del warrant los demás
endosantes no asumen obligación cambiaria frente al
beneficiario del título, a diferencia de los títulos valores
tradicionales. La indicación del lugar del pago es importante
además a fin de determinar adecuadamente el órgano
Jurisdiccional competente en caso de requerirse la ejecución
judicial de la garantía otorgada o la determinación por esta vía
de cualquier otro aspecto inherente a la relación establecida

69 Manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág.38.

39
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

entre las partes o los terceros que se incorporen por los


posteriores endosos del título70.; y

h. La certificación del almacén general de depósito que el endoso


del Warrant ha quedado registrado en su matrícula o libro
talonario, como en el respectivo Certificado de Depósito,
refrendada con firma de su representante autorizado”: Esta
certificación confiere validez a la prenda sobre los bienes
depositados. En ese sentido, la certificación podría considerarse
como un requisito sine qua non para la existencia de la prenda.
La prenda no sólo se registra en la almacenera sino también el
certificado de depósito, con lo cual la misma podrá ser opuesta
a los sucesores tenedores de dicho título valor, quienes tomarán
conocimiento de la existencia de dicha garantía con la tenencia
del mismo en su calidad de endosatarios. Así, la certificación por
parte del almacén general de depósito en el sentido de haber
registrado el endoso del warrant tanto en su matrícula o libro
talonario como en el correspondiente certificado de depósito, es
importante porque, siendo obligatorio tal registro, el artículo
232.2 de la Ley de Títulos Valores vigente establece que la
prenda a favor del endosatario no se considerará formalizada ni
válidamente constituida mientras no se cumpla con tal requisito.
Por otro lado el artículo 232.3 establece que “en los endosos
posteriores del Warrant, es facultativo el registro y certificación
al que está sujeto su primer endoso”.71

Así pues, se puede verificar como nuestra legislación es


sumamente formalista en lo relativo al primer endoso del warrant, y
ello a fin de dotar al acto de las formalidades pertinentes a la

70 Manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág.38 y 39.

71 Manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. 39

40
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

seguridad de la transacción que permita la adecuada circulación y


dinámica comercial de los títulos.

La indicación del monto del crédito, fecha de vencimiento, intereses


pactados y la forma de pago, se indicarán no sólo para efectos de la
adecuada determinación de los términos y alcances de la operación
pertinente, sino que principalmente en razón de que conforme a lo
dispuesto en el artículo 231.2 de la Ley de Títulos Valores, el
endoso se registrará transcribiendo su información completa en el
certificado de depósito y consecuentemente quien con posterioridad
a esta operación reciba en endoso el certificado de depósito, por
separado del warrant, podrá tener perfecto y puntual conocimiento
de los términos y condiciones que están gravando la mercancía que
se le transfiere. No está por demás señalar que la fecha de
vencimiento o pago del crédito tiene también por finalidad
establecer la oportunidad a partir de la que correrán los términos
para el protesto del título y para el ejercicio de las acciones revistas
por ley.72

Es importante observar que la almacenera funge de depositario y de


funcionario público al mismo tiempo, por ello es dable afirmar que
desarrolla una actividad de interés público, pues no sólo queda en
posesión física del bien prendado como depositario, sino que al
registrar la prenda mediante la transcripción del endoso en la
matrícula o libro talonario a su cargo, permite que se perfeccione la
constitución de un derecho real de garantía sobre dichos bienes, el
cual, afirmamos, resulta oponible “erga omnes”, pues la propia
almacenera “certifica” el registro de la prenda en ambos títulos
valores: certificado de depósito y warrant, con lo cual se cumple el
requisito de publicidad, propio de las garantías reales.73

72 Tratado de Derecho Mercantil, ob. Cit. Pág. 231.

73 Vilela Proaño, María del Pilar, Títulos Valores de Garantía, ob. Cit. pág. 112.

41
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

En otras palabras, la prenda sobre warrant se constituye por la


entrega jurídica de los bienes, y se perfecciona mediante dos actos
de relevancia jurídica: El endoso del título y la entrega del mismo al
tenedor con la certificación hecha por la almacenera de que el
endoso ha sido inscrito. Ello obedece a que se trata de una prenda
nacida de una relación cambiaria.74

10. Derechos que representa el warrant y su ejecución ( art. 233)

Artículo 233.1 de la Ley de Títulos Valores. Desde su utilización en el


mercado el warrant ha tenido gran acogida en el sistema financiero,
pese a que la Ley 2763 no estableció restricciones para el uso de dicho
instrumento como título de crédito. Se puede afirmar que el warrant
servía como vehículo para canalizar los recursos en el mercado
monetario –de corto plazo- situación que se mantiene en la actualidad.
Pues ese mercado sirve de escenario para las numerosas
transacciones que se realizan sobre warrants. Así en el mercado
bancario o financiero es percibido desde dos aspectos: como título
crédito garantizado con prenda y como título de garantía.75

 Como título crédito garantizado con prenda: el warrant es


empleado como título suficiente para garantizar créditos directos
e indirectos. Al decir títulos suficiente se quiere enfatizar que es
concebido en su real dimensión: como título de crédito unido
inseparablemente a un derecho de prenda; por tanto no es
necesario suscribir un título valor adicional donde se indique la
obligación crediticia asumida u otorgar garantías adicionales,

74 Vilela Proaño, María del Pilar, Títulos Valores de Garantía, ob. Cit, pág. 112.

75 Falconi Picardo, Marco, El derecho Bancario a la Luz de la Legislación y La


Jurisprudencia, Lima –Perú, 2000, pág., 255.

42
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

salvo que la operación así lo exija, por ejemplo si el valor de los


bienes es inferior al monto de la deuda u obligación principal.

 Como título de garantía prendaria: A diferencia de lo anterior,


aquí el warrant es empleado como título complementario para el
otorgamiento de créditos. Es decir, el intermediario financiero
solicita al cliente tanto la emisión de un pagaré como el endoso
del warrant, las cuales sirven de sustento a una misma
operación de crédito. De este modo el crédito se encuentra
asegurado por dos títulos valores más un derecho de prenda
incorporado en uno de ellos. En otras palabras la operación de
crédito sirve de obligación causal del pagaré y del endoso del
warrant. Cuando el warrant es empleado como garantía podrá
indicarse en el título que la prenda respalda una obligación
contenida en otro documento (contrato u otro título valor). Así
mismo, es importante advertir que esta modalidad de empleo
del warrant es aplicable a aquellos casos donde se pretende
respaldar obligaciones de terceros, porque de lo contrario el
propietario se convertiría en obligado solidario del crédito
contenido en el warrant –en caso éste sea utilizado como título
de crédito con garantía. Como título de garantía, el warrant
puede ser empleado bajo dos modalidades, las cuales son
excluyentes entre sí, es decir las mismas no pueden coexistir.
Estas modalidades son:

 Como garantía específica76: Cuando asegura el cumplimiento


de un crédito individualizado, por ejemplo un contrato de mutuo
con garantía sobre warrant. En este caso decimos que es
específica o individual, pues sólo respalda una operación de
crédito. La especificidad de la garantía opera por defecto, al
haberse modificado el Artículo 172 de la Ley de Bancos,
además esta constituye una regla general y sin excepción para

76 El derecho Bancario a la Luz de la Legislación y La Jurisprudencia, ob. Cit.


257.

43
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

el caso de las garantías de terceros, aquellas otorgadas por


personas distintas al obligado principal.

 Como garantía global77, abierta o sábana: En este caso, la


garantía se extiende como una “sábana” para asegurar el
cumplimiento de “todas las dudas y obligaciones, directas o
indirectas, existentes o futuras” asumidas para con la empresa
financiera por el endosante del título, de conformidad con lo
dispuesto en el artículo 172 de la Ley de Bancos. Esta cualidad
o privilegio de la garantía opera de manera expresa, es decir al
momento de endosarse el warrant, el deudor deberá indicar que
“el título respaldará las obligaciones presentes y futuras del
endosante”; en caso contrario dicha garantía sólo quedará
limitada al crédito por el cual se constituyó. Esta modalidad no
sólo opera cuando el acreedor es una empresa del Sistema
Financiero, puesto que el Código Civil también contiene la
prenda tácita, pero a diferencia de aquella, en el caso de la
prenda civil, las obligaciones subsiguientes deben tener una
fecha de vencimiento anterior a la primigenia.

10.1. Del protesto

El artículo 233.2 establece que “Ante el incumplimiento del crédito


garantizado, procede su protesto contra el primer endosante o, en
su caso, la constancia sustitutoria, observando las mismas
formalidades previstas para la falta de pago de la Letra de Cambio”.
De esta manera se salva uno de los principales problemas que
presentaba el warrant como garantía abierta, pues según la Ley
2763 dicho título sólo podía ser ejecutado a su vencimiento,
limitación que obedecía al hecho de que el warrant sólo podía ser
empleado como título de crédito que contenía una obligación
principal y una accesoria unidas inescindiblemente, por ello la fecha
de vencimiento de la primera determinaba que se verificara su
cumplimiento o, en su defecto, se ejecutaría la segunda. En este
77 El derecho Bancario a la Luz de la Legislación y La Jurisprudencia, ob. Cit.
Pág. 257 y 258.

44
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

sentido, bajo la Ley anterior el warrant sólo podía garantizar en


forma global todas aquellas obligaciones contraídas por el deudor –
además de la que originó su endoso-, cuya fecha de vencimiento
coincidiera con la fecha de la obligación primigenia. Entonces,
según la actual ley, el tenedor del warrant podrá solicitar la
ejecución del warrant al vencimiento del crédito contenido en el
título o al vencimiento de la obligación contenida en otro
documento.78

El artículo 233.3 de la Ley de Títulos Valores establece que “el


almacén general de depósito, a solicitud del tenedor aparejado con
el Warrant protestado o con la constancia de la formalidad
sustitutoria respectiva en los casos que corresponda, ordenará no
antes de 2 (dos) días hábiles siguientes a dicho protesto o
constancia o del vencimiento del crédito en caso de no ser
necesario tal protesto, sin necesidad de mandato judicial, la venta
de las mercaderías depositadas, previa publicación de anuncios
durante 5 (cinco) días en el diario oficial que describan las
mercaderías y su valor nominal señalado en el título, con
intervención de Martillero autorizado que la administración del
almacén designe, sin que sea necesaria su tasación, adjudicándose
al mejor postor cualquiera que sea el precio ofrecido”. La ejecución
del warrant conlleva el remate de la mercadería prendada que se
encuentra garantizando el importe del crédito contenido en el
warrant. De acuerdo al tenor del artículo 233 de la Ley de Títulos
Valores, el crédito no necesariamente debe estar determinado, sino
que puede determinarse en un futuro o sujetarse a una condición
que conste en documento distinto al warrant, pero que debe ser
referido en este, esto se corrobora con el contenido del artículo 10
de la Ley que permite completar el título respetando los acuerdos
celebrados entre el acreedor y el deudor. Por tanto, ante el
incumplimiento del pago de la obligación contenida en el warrant, su
tenedor deberá protestar el título contra e primer endosante, ese

78 Manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. 44.

45
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

decir, contra la persona que dio inicio a la emisión del título, a


semejanza del emitente en el pagaré. La ley permite sustituir el
protesto por la constancia sustitutoria que imponen los bancos en el
mismo título ante la falta de pago de la obligación, tal como lo
señala el artículo 82.1 de la Ley de Títulos valores. Igualmente se
permite incorporar en el título la “cláusula de no protesto”.79

En el caso del título sujeto a protesto habrá que estar a los plazos
señalado en el artículo 72 de la Ley y tener en cuenta que según el
inciso e) del artículo 72 el protesto debe realizarse dentro de los 15
(quince) días posteriores a su vencimiento, en cuyo caso, el tenedor
debe hacer entrega del título valor al fedatario, dentro de los
primeros 8 días de los 15 previstos en ellos 80. Obtenido el protesto,
en los casos que corresponda, el tenedor del título está en
condiciones de hacer valer su derecho cambiario y puede acudir al
almacén general de depósito para pedir la ejecución de la prenda
mediante el remate público. El almacén una vez que recibe la
petición acompañada del título que a mérito a la petición de
ejecución, ordenará no antes de dos días hábiles siguientes al
protesto, o a la constancia sustitutoria o al vencimiento del crédito
si el warrant no fuera protestable, para que sin necesidad de
mandato judicial proceda a dar trámite al proceso de venta de la
mercadería depositada, para cuyo efecto deberá publicitar por cinco
días en el Diario Oficial El Peruno el aviso que describa la
mercadería y su valor nominal señalado en el título, con lo cual se
obvia una nueva tasación de los bienes que serán sacados a
remate, debiendo intervenir en el acto del remate un Martillero
Público autorizado, quien adjudicará la mercadería al mejor postor,
sin que tenga que respetarse precio base para el remate.81

79 Comentarios a la Ley de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. .46.

80 Revista de Análisis especializado de Jurisprudencia, ob. Cit. Pág. 172.

81 Manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. 47.

46
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

El artículo 233.4 de la ley prescribe los casos de suspensión de la


venta de mercaderías. Por tanto, el proceso iniciado para el remate
de la mercadería contenido en el warrant no se puede suspender ni
por muerte ni incapacidad del primer endosante, que es la persona
que constituyó la prenda, salvo que sean de aplicación las normas
relativas al proceso de insolvencia, o disposición distinta de la Ley
de Títulos Valores. La otra causa por la cual se puede suspender el
proceso de remate es desde el momento en que se notifique al
almacén general de depósito la orden que emane de autoridad
judicial o arbitrar; sin embargo, en estos casos, la suspensión
procederá previo depósito del importe del crédito garantizado, sus
intereses y los gastos. Dicho depósito será entregado a petición del
titular del warrant, bajo garantía que a juicio del juez sea suficiente
para respaldar en caso de devolución de la cantidad entregada.

El artículo 233.5 de la Ley establece el plazo para la extinsión de la


garantía. Por tanto82, si no se inicia el proceso para suspender el
remate y transcurren treinta días sin que se haya notificado, se
extingue la garantía. Este plazo es de caducidad y al parecer es
muy estrecho en la medida que la garantía caduca cuando ha
transcurrido el plazo de treinta días de la entrega de la garantía, sin
que se haya notificado la demanda de suspensión del remate. Tal
medida depende del tribunal arbitral o del órgano jurisdiccional, y
como bien sabemos en el primer caso, el plazo queda muy estrecho
considerando el tiempo que toma constituir un tribunal arbitral y
notificar (que no en todos los casos resuelta tan celero como se
piensa); en el caso del órgano jurisdiccional las recargadas labores
de este último hacen prácticamente imposible que se califique la
demanda, se admita y se notifique dentro de los treinta días
indicados. Considerando esta circunstancia, la caducidad y la
prescripción en materia de títulos valores en general se norma en el
sentido de decretar la caducidad computada desde la fecha de
presentación de la demanda. En todo caso, la practicidad de la

82 Manual de Títulos Valores, Ob. Cit. Pág. 47 y 48.

47
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

norma del artículo bajo comentario dependerá de que en el warrant


se haya pactado una cláusula arbitral a efecto de que de hecho se
sometan a un órgano arbitral, de tal modo que permita realizarse la
notificación dentro del plazo y evitar la caducidad del derecho en
cuanto a la garantía antes aludida.

11. Prelación de acreencias ( art. 234)


Es el Artículo 234 de la Ley el que establece la Prelación de acreencias.
De este modo el artículo 234 de la Ley relega su contenido a las
normas especiales sobre preferencias, en clara alusión a la Ley
General del Sistema Concursal, el cual establece en su artículo 42.1 el
orden de preferencia y relega al tercer nivel el derecho de preferencia
del acreedor comercial de un warrant83.
En cuanto a la legislación bancaria, el artículo 132 inciso 8 otorga el
beneficio a las empresas del sistema financiero para que en la
ejecución de los warrants que garantizan obligaciones con empresas
del sistema financiero por el tenedor, se pueda excluir los bienes de
cualquier tercer acreedor del constituyente, concursado o no. Al amparo
de esta norma, podríamos afirmar que el warrant ha regresado a ser la
garantía exclusiva cuando su acreedor sea una institución del sistema
financiero. Por otro lado, en cuanto a la aplicación de medias
cautelares, el artículo 234 .3 consagra la calidad del título valor, al
indicar que las medidas cautelares que se dicten sobre mercadería
representada en dichos títulos no son eficaces ni surten efecto, pues lo
que es materia de la medida cautelar es el título en el cual están
representados los derechos, sea el de propiedad de la mercadería o el
de garantía. La eficacia de la medida cautelar surtirá efecto en la
medida que el afectado con la medida cautelar sea el tenedor del titulo,
encontrándose el almacén general obligado a inscribir la medida
cautelar en su registro, la misma que queda sujeta en su eficacia a que
el tenedor del título sea el afectado con la medida cautelar.84

83 Revista de Estudios Jurídicos IURE LEXIS, ob. Cit. Pág. 67.

84 Revista de Estudios Jurídicos IURE LEXIS, ob. Cit. Pág. 68

48
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

12. Pago parcial del crédito ( art. 235)


El cual debe anotarse en el título por el almacén general de depósito y
devolverlo al tenedor, quien de esta forma acreditará haber pagado el
título parcialmente. El almacén no puede negarse a recibir el pago
parcial. Debe anotar el pago en el título refrendado con la firma del
representante de la almacenera. La acción cambiaria proveniente del
warrant que haya agotado su garantía mediante la ejecución de la
prenda, procederá en mérito de la indicación del saldo no cubierto con
la venta de la mercadería y siempre que se hubiese solicitado la venta
de los bienes dentro de los treinta días siguientes al protesto o de su
formalidad sustitutoria, o desde la fecha de vencimiento del crédito, si
se tratara de un título no sujeto a protesto, tal como se ha precisado
líneas arriba.85

13. Pago anticipado del warrant ( art. 236)


Artículo 236 de la Ley. Esta modalidad en el pago permitido por ley, se
ha establecido no como un derecho del deudor, sino más bien como un
derecho del tenedor del certificado de depósito, que puede ser el propio
deudor o un tercero. En principio, debe existir acuerdo entre el tenedor
del certificado de depósito y el tenedor del warrant, que es el acreedor
del crédito cambiario. Este requisito es de suma importancia, porque el
pago anticipado podría vulnerar el derecho del acreedor, y a que la
deuda genera intereses, los cuales se perderían de aceptarse un pago
antes del vencimiento. Entonces, ambos pagador y acreedor
establecerán el valor presente de la deuda, liquidando intereses, entre
otros conceptos. Una vez acordado el pago adelantado, el tenedor del
warrant entregará dicho título debidamente cancelado al tenedor del
certificado de depósito, con lo cual la mercadería quedará libre de todo
gravamen. 86
En cambio, de no existir acuerdo, el tenedor del certificado de depósito
entregará a la administración del almacén general de depósito el monto
total del importe del warrant según el registro del primer endoso
85 Revista de Análisis especializado de Jurisprudencia, ob. Cit. Pág. 177.

86 Revista de Estudios Jurídicos IURE LEXIS, ob. Cit. Pág. 68.

49
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

conforme consta en dicho almacén, incluyendo los intereses que


corresponda hasta la fecha de vencimiento. La almacenera asume
responsabilidad por la suma recibida. Hecho ese pago podrá liberarse
la mercadería y entregarse al tenedor del certificado de depósito, sin
que sea necesaria la presentación del warrant. A su vez, la almacenera
comunicará el pago del warrant a su tenedor, registrado como último
endosatario. Ahora bien, si el último tenedor del warrant, registrado en
la almacenera (o señalado en el certificado de depósito), fuera una
empresa del sistema financiero nacional, la liberación de la mercadería
procederá únicamente con el consentimiento expreso de la empresa
financiera tenedora del warrant, “salvo que se constituya en depósito y
ante el mismo almacén general de depósito el valor total de las
mercaderías según el texto del título”. Es de advertir que la norma
otorga dos privilegios a las empresas del sistema financiero, tenedoras
de un warrant, cuando se trate de un pago adelantado.
Así, en principio, se les considera tenedoras, tanto si están registradas
en el almacén general como en el propio certificado de depósito (donde
siempre se registra el primer endoso y no los posteriores), por ello, aún
cuando hubiere existido un segundo endoso del warrant, la almacenera
siempre solicitará la conformidad o consentimiento de la empresa
financiera en su calidad de primer endosatario. El segundo privilegio se
refiere al quantum, es decir al monto de la suma que deberá pagar el
tenedor del certificado de depósito, en caso no existiera consentimiento
expreso del tenedor del warrant; el cual será igual al valor total de las
mercaderías, consignado en el propio warrant. No obstante,
corresponderá a la empresa tenedora del warrant determinar si la suma
es mayor al monto de la deuda, en caso hayan existido pagos parciales
del crédito, de lo contrario estaría generándose la figura de un pago en
exceso o plus solvendo, en perjuicio del deudor o de quien efectúe el
pago.87

14. Liberación de mercaderías ( art. 237)

87 Revista de Estudios Jurídicos IURE LEXIS, ob. Cit. Pag. 69

50
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

La liberación en este caso procede bajo la condición que el monto


pagado se constituya en depósito ante el mismo almacén ,
consignándose una cantidad referida al monto del valor total de la
mercadería , y no necesariamente al saldo de crédito.
Ulises Montoya acota88 : Por principio del derecho cambiario, el pacto
deberá constar en el documento cambiario o adherirse a él, pues la
extensión de la obligación emana del título. En el caso que no sea
conocido el tenedor del warrant , el tenedor del certificado de depósito
podrá consignar ante la administración de almacén , la suma que
emana del título a favor del primer endosante que figura en el registro
de la almacenera.
En el caso que el tenedor, manifiesta Ulises Montoya , no fuese
identificado o desconocido , o conociéndolo se rehusare a recibir el
pago , o a devolver e. warrant , el tenedor del certificado de
depósito , tiene el derecho a liberar la mercadería , depositando el
valor de la misma o de la deuda según lo indicado en el párrafo
anterior , después de vencido el plazo de vencimiento del warrant y
transcurra además un plazo de 15 días calendario.

15. Ejecución sin protesto ( art. 238)


La ley libera del protesto de estos títulos valores cuando la persona
que deposito la mercadería tiene interés en cancelar la obligación
derivada del warrant que ondoso originariamente, pero que en el
momento no es tenedor del certificado.
En tal caso acota Ulises Montoya 89 puede acudir al almacén y
cancelar la obligación contenida en el warrant por el valor total de la
mercadería , siempre que a su vencimiento no hubiese sido pagado el
warrant , en tal caso tiene el derecho de solicitar seguidamente la
venta de la mercadería depositada una vez transcurrido el plazo de 8
días de vencido el plazo para el pago del warrant , y sustituirse en el
derecho preferencial al tenedor del título.

88 Comentarios a la ley de títulos valores , ob. Cit. Pag. 847 y 848.

89 Comentarios a la ley de títulos valores, ob. Cit. Pág. 848 y 849.

51
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

Esto nos indica que , sin necesidad de haberse vencido el plazo para
realizar el protesto del documento por parte del legitimo tenedor del
warrant , el depositante que se encuentre en la situación del artículo
238 , puede solicitar la venta de la mercadería , y el plazo para
formular el pedido se le habilita una vez vencido el titulo , pero antes
del plazo para la realización del protesto , si se tratase de un titulo
sujeto a esta modalidad.90

16. Venta de mercaderías por el almacén ( art. 239)91


Constituye el derecho del almacén general de depósito vender la
mercadería entregada en depósito cuando el plazo de vencimiento
señalado en el certificado de depósito ha vencido, o cuando estando
este vigente, la mercadería está expuesta a riesgo de deterioro o
destrucción. En ambos casos , el almacén deberá dar aviso al
depositante , otorgándole un plazo de ocho días para que las retire , o
tratándose del tenedor del warrant para proceder a su venta ,
respetando la preferencia en el pago a que alude al artículo 234 de la
ley de títulos valores.

90 Comentarios a la ley de títulos valores, ob. Cit. Pág. 849.

91 Comentarios a la ley de títulos valores, ob. Cit. Pág. 850.

52
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

CAPITULOS III:

CONCLUSIONES Y
ANEXOS

CONCLUSIONES

 El certificado de depósito acredita la propiedad de la mercadería.


 El warrant contiene una obligación de pago respaldada con la garantía prendaria.

53
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

 El certificado de depósito es un titulo valor representativo de mercadería.


 El certificado de depósito se complementa con el warrant.
 Es un titulo valor a la Orden.
 Se transmite mediante endoso.
 Existe una triple acción:almacén, depositante y beneficiario.
 Debe desaparecer la figura, warrant sin certificado de depósito. Ya que es
necesaria la preexistencia y acreditación de la propiedad de prendar. Figura muy
criticada por los almacenes generales de depósito.
 Es responsable el almacén por los daños sufridos por las mercaderías desde su
recepción hasta su devolución, es por eso que existen un contrato de seguro para
el aseguramiento de mercancías.
 Los certificados de depósito son emitidos una vez verificado y acreditado la
propiedad de las mercancías del depositante.
 El Perú debería adoptar el sistema unicartular y no el Bicartular, que trae confusiones,
disconformidad y retardo. En un solo documento estaría, el certificado de depósito que acredita
la propiedad y el warrant que permite prendar esta propiedad. Ósea dos derechos incorporadas
al Título.

Anexos:

Modelo de certificado de depósito y warrant

54
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

55
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

56
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

57
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

Bibliografía

 MONTOYA MANFREDI, ULISES,Derecho Comercial Tomo I, editorial GRIGLEY,


Lima –Perú, 2004.
 MONTOYA ALBERTI, ULISES,Derecho Comercial Tomo II, editora GRIGLEY,
Lima- Perú, 2004.
 MONTOYA MANFREDI, ULISES,Comentarios a la Ley de Títulos Valores, sétima
edición aumentada y actualizada, editorial GRIGLEY, Lima –Perú, 2005.
 OSORIO RUIZ,ZAIDA,Acciones Civiles en la Ley de Títulos Valores, editorial
MORENO S .A. , Lima- Perú, Agosto 2001.
 BEAUMONT CALLIRGOS,RICARDO,Comentarios a la Nueva Ley de
TítulosValores, editorial Estudio Caballero Bustamante, Lima –Perú, 2006.
 Revista de Análisis Especializado de Jurisprudencia,editorial ediciones
Caballero Bustamante, Tomo I, Lima –Perú, 2008.
 Revista de estudios Jurídicos, IURIS LEXIS,editorial ACFIE (UNMSM) , Lima –
Perú , abril del 2008.
 OSORIO,MANUEL,Diccionario Jurídico, Tomo I , editorial la plata , Buenos Aires –
Argentina , 2004.
 ALVAREZ DEL VILLAR DE ALIAGA, Luis. “Tratado De Derecho Mercantil. Tomo
II. Títulos Valores”. Gaceta Jurídica. Primera Edición. Lima-Perú. Agosto, 2004.
 VILELA PROAÑO, María del Pilar. “Títulos Valores de Garantía: El warrant, la
factura conformada y el título de Crédito Hipotecario Negociable como
instrumentos de crédito en el Perú”. Cultural Cuzco S.A. Editores. Lima-Perú.
2003.
 FALCONI PICARDO, Marco. El Derecho Bancario a la luz de la legislación y
jurisprudencia Peruana. Lima, Ed. Legales.(1) Ley tomada de : Compendio de
legislación bancaria y de seguros (1997) Gaceta Jurídica. Lima, Editores SR.
2000.

Linkografia

58
LEY DE TITULOS VALORES: EL CERTIFICADO DE DEPÓSITO Y EL
WARRANT

 Citado online, URL:


http://www.teleley.com/articulos/art_certificado_deposito.pdf , Villanueva
Haro, Benito, consultado el 18 de noviembre de 2010.

59