You are on page 1of 20

TEMA 24.

EVOLUCIÓN DE LA PERCEPCIÓN ESPACIAL EN LA EDUCACIÓN


PRIMARIA. ELEMENTOS, FORMAS Y RELACIONES GEOMÉTRICAS EN
EL ENTORNO: CLASIFICACIÓN Y REPRESENTACIÓN. INTERVENCIÓN
EDUCATIVA.

Introducción

1) Evolución de la percepción espacial en la educación primaria.


a. El desarrollo de los conceptos geométricos.
b. Evolución de la percepción espacial en EP
i. Modelo de Piaget
ii. Modelo de Van Hiele.
2) Elementos, formas y relaciones geométricas en el entorno.
a. Elementos geométricos.
b. Formas geométricas en el plano
c. Figuras geométricas en el espacio.
d. Transformaciones geométricas
i. Simetría
ii. Giro
iii. Traslación.
3) Intervención educativa
a. Fundamentación legal
b. Orientaciones didácticas.
4) Conclusión
5) Bibliografía

INTRODUCCIÓN

Todo en la naturaleza, tiene un fundamento, una explicación, p.e., una colmena, un


girasol o una tela de araña, no han desarrollado esa forma de manera aleatoria, su forma
responde a un criterio, a satisfacer una necesidad (“La naturaleza no hace nada en vano”
como decía Aristóteles).

En las colmenas, cada celda acoge una larva y el empaquetamiento hexagonal de celdas
es la forma más efectiva de agruparlas en un espacio limitado dejando el mínimo
espacio vacío, pero esta forma no la construyen las abejas, ellas trabajan las celdas en
forma cilíndrica, es la comprensión de cada una contra sus seis vecinas las que las
convierten en hexagonales. ¡La mayor superficie posible con la menor cantidad de cera!

Esto es un solo ejemplo de cómo la geometría está presente en la naturaleza.

La geometría también está presente en múltiples ámbitos del sistema productivo de


nuestra sociedad (producción industrial, diseño, arquitectura, topografía, etc). La forma
geometría también es un componente esencial del arte y como vimos anteriormente
representa un aspecto importante de los elementos de la naturaleza.

La necesidad de la Geometría en el ámbito escolar responde, en primer lugar al papel


que la geometría desempeña en la vida cotidiana. Un conocimiento geométrico básico
es indispensable para desenvolverse en la vida cotidiana; para orientarse reflexivamente
en el espacio, para hacer estimaciones sobre formas y distancias; para hacer
apreciaciones y cálculos relativos a la distribución de los objetos en el espacio.

En este tema veremos, en primer lugar, cómo se produce la adquisición de los conceptos
de percepción espacial en la etapa de los seis a los doce años, analizando la teoría de
Piaget y el modelo de los niveles de Van Hiele, que son las teorías más aceptadas en la
actualidad. A continuación, se describen, para finalizar esta primera parte del tema,
algunos aspectos generales del bloque dedicado a la Geometría en el currículo por el
que se establecen las enseñanzas de la Educación Primaria.

En la segunda parte del tema, estudiaremos los elementos, formas y relaciones


geométricas en el plano y en el espacio, poniendo especial énfasis en las posibles
clasificaciones y en las formas de representación.

Por último, se analiza cuál debe ser la intervención educativa en cada curso de la etapa
de Primaria. Terminaremos el tema con una conclusión y la bibliografía.

1. EVOLUCIÓN DE LA PERCEPCIÓN ESPACIAL EN LA EDUCACIÓN


PRIMARIA.

La Geometría es la rama de las matemáticas que se ocupa de las propiedades del


espacio.

El espacio puede definirse como el lugar donde se sitúan los objetos y como el marco
físico de referencia de la actividad humana.

La noción espacial es la percepción que los seres humanos tienen del espacio, tanto
próximo como alejado, en el que viven, se mueven y desarrollan su propia actividad
mental.

En cuanto a las teorías sobre la evolución y estructuración espacial del niño, nos
centraremos en dos modelos fundamentales: el de Piaget y el Modelo de Niveles de Van
Hiele.

EL DESARROLLO DE LOS CONCEPTOS GEOMÉTRICOS.

TEORÍA DE PIAGET

Los niños comienzan a relacionarse con su entorno a través de los sentidos,


fundamentalmente la vista y el tacto. Posteriormente desarrollan el lenguaje. Piaget
realizó numerosos experimentos hasta llegar a formular una teoría del desarrollo de los
conceptos espaciales en el niño.

Distingue entre percepción, que define como “el conocimiento de los objetos resultantes
del contacto directo con ellos” y la representación (o imagen mental) que es la
evocación de los objetos en ausencia de ellos.

Tenemos así dos períodos en relación al desarrollo espacial.

- Desarrollo del espacio perceptivo. Tiene lugar en los Estadios Sensoriomotor


(hasta los dos años el niño desarrolla las capacidades de percepción: contornos,
formas, tamaños… del espacio cercano) y Preoperacional (de los 2 hasta los 7
años, el lenguaje les permite entender mejor el espacio próximo) Para estudiar
esta etapa Piaget utilizó tests basados en la capacidad de discriminación entre
distintos objetos a través de la vista. „
- Desarrollo del espacio representativo. Tiene lugar especialmente en el Estadio
de las Operaciones Concretas: aproximadamente a partir de los siete años son
más conscientes de su entorno exterior y ante la representación de objetos (ej.:
dibujos), comprenden la existencia de otras partes no representadas. Piaget
estudió esta etapa mediante pruebas de reconocimiento de objetos y formas por
el tacto y en la capacidad de reproducirlas con palillos o dibujos.

En cada uno de estos estadios de desarrollo, Piaget distingue, además, una progresiva
diferenciación de propiedades geométricas, partiendo de aquellas propiedades que él
llama topológicas, o sea, propiedades globales independientes de la forma o el tamaño,
como son: cercanía o proximidad, separación, orden o sucesión espacial, inclusión o
contorno y continuidad. Por ejemplo, un niño que se encuentra en el primer periodo
puede realizar un dibujo de un hombre con una gran cabeza en la que hay dos ojos, una
boca y una nariz, debajo de la boca. Dibuja un pequeño tronco separado de la cabeza,
dos trazos para los brazos y otros dos para las piernas, separados del tronco. En este
dibujo vemos que el niño no considera las proporciones, distancias y perspectivas, pero
empieza a construir las relaciones topológicas más sencillas (como cercanía y
separación). El segundo grupo de propiedades que, según Piaget, distinguen los niños
son las que denomina propiedades proyectivas, que suponen la capacidad del niño
para predecir qué aspecto presentará un objeto al ser visto desde diversos ángulos. Por
ejemplo, los niños pueden querer dibujar una cara de perfil y seguir, sin embargo,
poniendo dos ojos en ella; o pueden no ser capaces de darse cuenta de que, al mirar un
lápiz desde un extremo, se verá un círculo. La «rectitud» es una propiedad proyectiva,
dado que las líneas rectas siguen mostrando aspecto rectilíneo cualquiera que sea el
punto de vista desde el que se las observe. El tercer grupo de propiedades geométricas
son las euclídeas, esto es, las relativas a tamaños, distancias y direcciones, que
conducen, por lo tanto, a la medición de longitudes, ángulos, áreas, etc. Se pueden
distinguir, por ejemplo, un trapecio y un rectángulo basándose en los ángulos y en las
longitudes de los lados. (Desde el punto de vista proyectivo, ambas figuras son
equivalentes, ya que el tablero de una mesa rectangular ofrece aspecto de trapecio visto
desde ciertos ángulos). Los niños pueden en este estadio reproducir la posición exacta
de un punto en una página, o una figura geométrica, y decidir qué líneas y ángulos han
de medir para ello.

EL MODELO DE NIVELES DE VAN HIELE

En la didáctica de la Geometría ha tenido una fuerte influencia el trabajo desarrollado


por Pierre y Dina Van Hiele para explicar el desarrollo del pensamiento geométrico de
los estudiantes. El modelo teórico conocido como de “los niveles de Van Hiele”,
comenzó a proponerse en 1959, y con él se organiza el currículo de geometría en la EP
y ESO.

En este modelo se proponen cinco niveles jerárquicos para describir la comprensión y el


dominio de las nociones y habilidades espaciales. Cada uno de las 5 niveles describe
procesos de pensamiento que se ponen en juego ante tareas y situaciones geométricas. A
continuación describiremos brevemente las características de los 5 niveles y los tipos de
actividades que pueden desarrollarse en cada uno de ellas.

Características generales de los niveles.

1. Los niveles son secuenciales. No se puede alcanzar el nivel n sin haber pasado
por el nivel anterior n-1, o sea, el progreso de los alumnos a través de los niveles
es secuencial e invariante.
2. Los niveles no son dependientes de la edad en el sentido de los estadios de
desarrollo de Piaget. Sin embargo, la edad está relacionado en la cantidad y tipo
de experiencias geométricas que tenemos.
3. La experiencia geométrica es el principal factor que influye en la progresión de
niveles. Las actividades que permiten a los niños explorar, hablar sobre las
experiencias, e interactuar con el contenido del siguiente nivel, además de
incrementar sus experiencias con el nivel en que se encuentran, proporcionan la
mejor oportunidad de avanzar hacia el siguiente nivel.
4. Cuando la instrucción o el lenguaje usado está a un nivel superior al del alumno,
habrá un fallo en la comunicación. Cada nivel tiene su lenguaje utilizado
(símbolos lingüísticos) y su significatividad de los contenidos (conexión de estos
símbolos dotándolos de significado). Si se falla en el lenguaje o la instrucción,
se realizará un aprendizaje memorístico y no significativo).

NIVELES

- Nivel 1. Visualización o reconocimiento.


- Nivel 2. Análisis.
- Nivel 3. Clasificación o deducción informal
- Nivel 4. Deducción formal.
- Nivel 5. Rigor.

NIVEL 1. Visualización o reconocimiento.

Los objetos del pensamiento del nivel 0 son formas y se conciben según su apariencia.

Los alumnos reconocen las figuras y las nombran basándose en sus características
visuales globales. Lo que define a una forma es su apariencia. No se reconocen las
propiedades ni los elementos de las figuras. Se pueden hacer mediciones, aprender
vocabulario, identificar formas geométricas y reproducirlas.

NIVEL 2. Análisis.

Los objetos de pensamiento en el nivel 1 son clases de formas, en lugar de formas


individuales.

Se pueden analizar las partes y las propiedades de las figuras, incluso listar las
propiedades de los cuadrados, rectángulos y paralelogramos, pero no se aprecian las
relaciones de inclusión entre estas clases de figuras, por ejemplo, que todos los
cuadrados son rectángulos o que todos los rectángulos son paralelogramos. Cuando se
les pide que definan una forma es probable que listen todas las propiedades que
conozcan.

NIVEL 3. Clasificación o deducción informal.

Los objetos del pensamiento del nivel 2 son las propiedades de las formas.

Las figuras se pueden clasificar usando sólo un mínimo de características. Por ejemplo,
cuatro lados congruentes y al menos un ángulo recto puede ser suficientes para definir
un cuadrado. Los rectángulos son paralelogramos con un ángulo recto. Los estudiantes
de este nivel son capaces de seguir y aprecian un argumento deductivo informal sobre
las formas y sus propiedades. Puede seguirse un argumento lógico, pero probablemente
no se es capaz de construir uno ni se reconoce la necesidad de hacer la demostración
deductiva.

NIVEL 4. Deducción formal.

Los objetos de pensamiento son relaciones entre propiedades de los objetos


geométricos.

El alumno comienza a establecer relaciones. Las proposiciones no se presentan aislados,


sino vinculados por relaciones de independencia entre elementos y conjuntos.
Comienzan a quedar claras las relaciones entre los diferentes elementos de las figuras
geométricas. Se establecen conexiones lógicas entre cuadrado, rectángulo y
paralelogramo por procesos de experimentación y de razonamiento.

NIVEL 5. Rigor.

Es el nivel máximo de la jerarquía de pensamiento geométrico que propone el modelo


de Van Hiele. Se trabaja la geometría sin necesidad de objetos geométricos concretos.

Se pueden establecer comparaciones entre distintos sistemas axiomáticos (axioma=


proposición “el todo es mayor que la parte”).

En la etapa de Primaria sólo vamos a encontrarnos con alumnos en los dos primeros
niveles, por eso vamos a enunciar las fases de aprendizaje y tipos de actividades que
podemos realizar en ellos.

FASES DE APRENDIZAJE.

Fase 1. Discernimiento. Se presentan a los estudiantes situaciones de aprendizaje y se


les da el vocabulario y las observaciones necesarias para el trabajo.

Fase 2. Orientación dirigida. El profesor propone una secuencia graduada de


actividades para que sean realizadas y exploradas. Las ejecución y la reflexión
propuesta servirá de motor para propiciar el avance en los niveles de conocimiento.

Fase 3. Explicitación. Una vez realizadas las experiencias, los estudiantes expresan sus
resultados y comentarios. Durante esta fase el estudiante estructura el sistema de
relaciones exploradas.

Fase 4. Orientación libre. Con los conocimientos adquiridos los estudiantes aplican
sus conocimientos de forma significativa a otros situaciones distintas de las presentadas,
pero con estructura comparable.

TIPOS DE ACTIVIDADES.

Características de las actividades del nivel 1

- Actividades de clasificación, identificación y descripción de formas variadas. „


- Uso de gran cantidad de modelos físicos que se pueden manipular por los niños.

- Ejemplos de una variedad de formas diferentes con objeto de que las
características irrelevantes no se perciban como importantes. (Esto evitará que,
por ejemplo, muchos alumnos piensen que solo los triángulos equiláteros son
realmente triángulos, o que un cuadrado girado 45º deja de ser un cuadrado). „
- Proporcionar oportunidades para que los alumnos construyan, dibujen,
compongan o descompongan formas diversas.

Características de las actividades del nivel 2

- Comenzar a centrar la atención más sobre las propiedades de las figuras que en
la simple identificación. Definir, medir, observar y cambiar las propiedades con
el uso de modelos concretos.
- Resolver problemas en los que las propiedades de las formas sean aspectos
importantes a tener en cuenta.
- Seguir utilizando modelos concretos, como en las actividades del nivel 0, pero
usando modelos que permitan la exploración de diversas propiedades de las
figuras.
- Clasificar figuras usando las propiedades de las formas como también sus
nombres. Por ejemplo, encontrar propiedades de los triángulos que hagan que
unos sean similares y otros diferentes.

EL APRENDIZAJE DE GEOMETRÍA EN LA EDUCACION PRIMARIA.

En el currículo que establece las enseñanzas de la Educación Primaria, encontramos


dentro del área de Matemáticas los contenidos organizados en bloques: uno de ellos
corresponde a Geometría. El objetivo general del estudio de este bloque de
conocimientos es que el alumnado aprenda sobre formas y estructuras geométricas. La
geometría es describir, analizar propiedades, clasificar y razonar, y no solo definir. El
aprendizaje de la geometría requiere pensar y hacer, y debe ofrecer continuas
oportunidades para clasificar de acuerdo a criterios libremente elegidos, construir,
dibujar, modelizar, medir, desarrollando la capacidad para visualizar relaciones
geométricas. Todo ello se logra estableciendo relaciones constantes con el resto de los
bloques y con otros ámbitos como el mundo del arte o de la ciencia, pero también
asignando un papel relevante a la parte manipulativa a través del uso de materiales
(geoplanos y mecanos, tramas de puntos, libros de espejos, material para formar
poliedros, etc.) y de la actividad personal realizando plegados, construcciones, etc. para
llegar al concepto a través de modelos reales. A este mismo fin puede contribuir el uso
de programas informáticos de geometría dinámica.

3. ELEMENTOS, FORMAS Y RELACIONES GEOMÉTRICAS EN EL


ENTORNO: CLASIFICACIÓN Y REPRESENTACIÓN.

Algunos de los contextos del ámbito que nos rodea nos ofrece multitud de relaciones
con la geometría, como son:

1. Ámbito natural: ofrece modelos geométricos naturales como por ejemplo las
creaciones de animales como la perla de la ostra, la tela de araña..
2. El ámbito artístico y arquitectónico: en la construcción de viviendas, de iglesias,
de monumentos funerarios, las manifestaciones geométricas están presentes.
3. El ámbito lúdico, ya que muchos juegos utilizan las formas geométricas, por
ejemplo, los puzles, el ajedrez…

GEOMETRIA DEL PLANO.

ELEMENTOS Y FORMAS PLANAS.

Para enseñar geometría en la escuela Primaria, debemos partir de la realidad que nos
rodea y utilizar los ejemplos más cercanos al niño para aproximarnos a los conceptos
geométricos. Muchos de estos conceptos son demasiado abstractos para que los
alumnos de Primaria puedan comprenderlos, pero sí podemos acercarnos a las
propiedades más relevantes a través de materiales y objetos reales que nos sirvan de
modelo. Es importante que partamos de la realidad, y el mundo que nos rodea es
fundamentalmente tridimensional. Por eso es recomendable comenzar a estudiar los
conceptos de geometría espacial antes que los de geometría plana. En los libros de texto
que encontramos habitualmente esta recomendación no se cumple, siguen el orden
tradicional: primero se introducen los elementos y formas en el plano y más tarde se
pasa al estudio de sólidos y poliedros. Este orden de introducir la geometría escolar está
influido por la estructura lógica de las matemáticas, pero no es el adecuado si queremos
tener en cuenta planteamientos didácticos basados en el desarrollo de los niños.

No obstante, mantengamos el enfoque tradicional abordando en primer lugar las


nociones, relaciones y características del espacio bidimensional.

ELEMENTOS GEOMÉTRICOS.

El punto, la recta y el plano son nociones geométricas básicas relacionadas entre sí y


que se definen unos a partir de otros.

Punto: como figura geométrica no tiene dimensiones, por lo que se dice que en un plano
o en una recta infinitos puntos. Se usa para indicar una posición en el espacio.

Recta. Dos puntos determinan una sola recta que contienen a los dichos puntos, esta es
ilimitada e imposible de representar en su totalidad. El trabajo didáctico de la recta se
formula a partir de la percepción de la realidad, normalmente próxima al alumno: el
borde de una regla, un hilo tirante, etc.

Dos líneas rectas en el plano pueden ser paralelas (no tienen ningún punto en común),
coincidentes (todos sus puntos son comunes) o se pueden cortar (tienen un punto en
común). A su vez, las líneas que se cortan pueden ser perpendiculares u oblicuas. Dos
líneas rectas son perpendiculares cuando forman un ángulo entre ellas.

SEGMENTO: zona o parte de la recta comprendida entre dos puntos.


SEMIRRECTA: recta limitada por un punto. Un punto en una recta determina dos
semirrectas.

PLANO: Superficie ilimitada que contiene a dos rectas que se cortan en un punto o que
son paralelas. Tres puntos no alineados también componen un plano.

ÁNGULO: Es la región del plano limitada por dos semirrectas que tienen en común el
punto que las define. Dicho punto se llama vértice del ángulo y las semirrectas se
llaman lados. Dos rectas que se cortan originan cuatro ángulos iguales dos a dos.

Clasificación de los ángulos por su amplitud:

Ángulo llano: sus lados son prolongación uno del otro. Su amplitud es de 180º

Ángulo recto: sus lados son perpendiculares. Su amplitud es de 90º

Ángulo obtuso: su amplitud está entre 90º y 180º.

Ángulo agudo: su amplitud es inferior a 90º

• Clasificación de los ángulos por sus posiciones relativas:

Ángulos consecutivos: son los que tienen el vértice y un lado común.

Ángulos adyacentes: son los que tienen un lado común y los lados no comunes son
uno prolongación del otro.

Ángulos opuestos por el vértice: los lados de uno son prolongación de los lados del
otro.

• Clasificación por la suma de amplitudes:

Complementarios: los que suman 90°.

Suplementarios: los que suman 180°.

A) FORMAS Y GEOMÉTRICAS EN EL PLANO

Los polígonos son aquellas superficies que son parte del plano limitadas por líneas
rectas. Los polígonos se clasifican atendiendo a los siguientes criterios:

- Según el número de lados: triángulos, cuadriláteros, pentágonos, hexágonos…


- Según la regularidad de sus elementos: regulares si tienen sus lados y ángulos
iguales entre si e irregulares cuando no cumplen esa condición.
- Según la amplitud de sus ángulos:

Triángulos.
Es un polígono formado por tres lados. Los tres segmentos que delimitan el triángulo se
denominan lados y los extremos por donde se unen vértices.

La condición para poder construir un triángulo es que la longitud de cualquiera de sus


lados sea menor que la suma de los otros dos (propiedad triangular). La suma de los tres
ángulos interiores de un triángulo siempre es 180º. Vamos a clasificar los triángulos
utilizando dos criterios diferentes, la longitud de sus lados y la amplitud de sus ángulos.

Atendiendo a la longitud de sus lados los podemos clasificar en:

- Equilátero: tienen sus tres lados iguales.


Isósceles: dos lados iguales y uno desigual.
Escalenos: tienen los tres lados desiguales.

Atendiendo a la amplitud de los ángulos:

- Rectángulos: los que tienen un ángulo recto.


- Acutángulos: son los que tienen sus tres ángulos agudos.
- Obtusángulos: son los que tienen un ángulo obtuso.

En los triángulos rectángulos los lados que determinan el ángulo recto se llaman catetos
y el lado opuesto, hipotenusa.

CUADRILÁTEROS.

Son aquellos polígonos con cuatro lados, vértices y ángulos. La suma de los cuatro
ángulos interiores de cualquier de cualquier cuadrilátero es siempre 360º.

Para clasificar los cuadriláteros podemos utilizar diversos criterios atendiendo a


distintas propiedades. Por ejemplo, podemos fijarnos en el paralelismo de sus lados,
igualdad de lados, de ángulos, concavidad o convexidad, etc. Según el criterio elegido,
obtendremos un tipo de clasificación. Normalmente, en los libros de texto de Primaria
encontramos una única clasificación basada en el paralelismo de los lados. Es
importante ver también otro tipo de clasificaciones para que los alumnos comprueben
las relaciones que se establecen entre las figuras según sus propiedades.

Vamos a clasificar los cuadriláteros atendiendo a que tengan 0, 1, 2 parres de lados


paralelos. Los cuadriláteros pueden ser:

a. Paralelogramos. Un paralelogramo es un cuadrilátero que tienen los lados


paralelos dos a dos.
- Cuadrado tiene los cuatro lados iguales, los ángulos rectos y sus dos
diagonales iguales y perpendiculares.
- Rectángulo: tiene los lados iguales dos a dos, los ángulos rectos y sus
dos diagonales iguales y no perpendiculares.
- Rombo: tiene los cuatro lados iguales, los ángulos iguales dos a dos, sus
dos diagonales son distintas y perpendiculares.
- Romboides: tienen los lados y los ángulos iguales dos a dos y sus
diagonales son distintas y no perpendiculares.
b. Trapecios. Dos de sus lados, normalmente llamados bases, son paralelos.
- Trapecio rectángulo: un lado perpendicular a la base o bien dos ángulos
rectos.
- Trapecio isósceles: los dos lados no paralelos son de igual longitud.
- Trapecio escaleno: trapecio con los lados no paralelos desiguales.
c. Trapezoide: los cuadriláteros que no tienen lados paralelos.

CURVAS, CIRCUNFERENCIA Y CÍRCULO.

Una curva plana se puede describir de manera informal como el conjunto de puntos
que trazamos cuando deslizamos un lápiz sobre el papel sin levantarlo. Si por todos los
puntos solo pasamos una vez se dice que la curva es simple. Si los extremos coinciden,
se dice que la curva es cerrada. La circunferencia es la línea curva y cerrada formada
por los puntos del plano situados a igual distancia de un punto interior llamado centro.
En la figura aparecen los elementos de la circunferencia más notables: centro, radio,
cuerda, diámetro y arco.

La medida de la circunferencia es la longitud de la circunferencia y se calcula mediante


la fórmula L = 2πr, donde π es un número irracional (tiene infinitas cifras decimales no
periódicas, aunque suele aproximarse por el número 3,1416) y r es el radio de la
circunferencia. Una recta puede ser respecto a una circunferencia: exterior (si no la
corta en ningún punto), tangente (si la corta en un solo punto), secante (si la corta en
dos puntos). La región del plano comprendida dentro de una circunferencia se llama
círculo. La medida del círculo es su área y se calcula mediante la fórmula A = πr2.

B) FIGURAS GEOMÉTRICAS EN EL ESPACIO.

La Geometría del espacio, es la rama de la geometría que se ocupa de las propiedades y


medidas de figuras geométricas en el espacio tridimensional o espacio euclídeo.
Estos cuerpos pueden ser de dos clases:

- Poliedros, sólidos que tienen todas las caras planas.


 Sólidos plátonicos.
 Prismas.
 Pirámides.
- No poliedros o cuerpos redondos, aquellos sólidos que tienen al menos
una cara de superficie curva.
 Esferas.
 Cilindros.
 Conos.

POLIEDROS.

Un poliedro es una superficie cerrada simple formada por regiones poligonales planas.
Cada región poligonal se dice que es una cara del poliedro, y los vértices y lados de las
regiones poligonales se dice que son los vértices y lados del poliedro.

Para clasificar los poliedros podemos atender a diversos criterios, como por ejemplo, la
regularidad y número de caras que concurren en los vértices.

POLIEDROS REGULARES.

Un poliedro regular es un poliedro con las siguientes características: la superficie es


convexa, las caras son regiones poligonales regulares congruentes y concurren el mismo
número de caras en cada uno de los vértices. Solo pueden construirse 5 clases de
poliedros regulares. Esto es así porque la suma de los ángulos interiores de los
polígonos que forman las caras de un poliedro regular que concurren en un mismo
vértice debe ser menor de 360º, de lo contrario no podrían cerrar un espacio interior.
Los ángulos interiores del triángulo equilátero miden 60º. Si usamos triángulos como
caras para formar poliedros, como mucho pueden concurrir en el mismo vértice 5
triángulos, ya que la suma de sus ángulos cumple la condición indicada. Tenemos así
tres poliedros (con 3, 4 y 5 triángulos en cada vértice): el tetraedro, el octaedro y el
icosaedro.

Con caras que sean cuadrados solo se puede formar el cubo, en el que concurren 3
cuadrados en cada vértice. Si utilizamos pentágonos regulares como caras, solo
podemos construir un poliedro: el dodecaedro.

PRISMAS Y PIRÁMIDES

Los prismas son poliedros con dos bases formadas por polígonos iguales y tantas caras
laterales como número de lados tienen las bases. Las caras laterales son paralelogramos.
Las pirámides son poliedros con una sola base, que puede ser cualquier polígono y
tantas caras laterales como lados tiene la base. Las caras laterales son triángulos que
concurren todos en un vértice.

Tanto prismas como pirámides pueden ser rectos u oblicuos. Si calculamos el número
de caras, vértices y aristas de prismas y pirámides, veremos que también se cumple la
misma relación que en los poliedros regulares: C + V – A = 2. En realidad, esta relación
se verifica para cualquier poliedro, es la llamada característica de Euler.

CONOS Y CILINDROS

Los conos y los cilindros son superficies cerradas simples que generalizan las pirámides
y los prismas, respectivamente. Un cono tiene una base, que es cualquier región
limitada por una curva cerrada simple contenida en un plano. La superficie lateral está
generada por los segmentos que unen el vértice, no situado en el plano de la base, con
los puntos de la curva que delimita la base.

Un cilindro es la superficie generada trasladando los puntos de una región cerrada


simple contenida en un plano hacia un plano paralelo. Los puntos que unen puntos
correspondientes en las curvas que limitan las bases forman la superficie lateral. Si los
segmentos que unen puntos correspondientes en las dos bases son perpendiculares a los
planos de las bases se dice que el cilindro es recto, en caso contrario se trata de un
cilindro oblicuo.

RELACIONES GEOMÉTRICAS.

En el currículo de Primaria encontramos numerosas referencias a la necesidad de


establecer, estudiar y aplicar distintos tipos de relaciones geométricas.

Cuando introducimos los primeros conceptos geométricos en la escuela, partimos de la


realidad tomando como modelo objetos que nos rodean y que pueden ser ejemplos de
formas y figuras geométricas. Enseguida apreciamos relaciones que necesitamos ir
definiendo para poder clasificar las figuras, como son el paralelismo, la
perpendicularidad, la simetría, etc.

Es importante que no nos quedemos en la descripción de las figuras y sus propiedades,


sino que lleguemos también a establecer relaciones entre ellas de forma que
proporcionemos a los niños las experiencias necesarias para progresar en su desarrollo
geométrico y poder alcanzar el nivel 2 de Van Hiele.

Mediante el planteamiento de problemas geométricos apropiados podemos estudiar


propiedades de las figuras, realizar observaciones, buscar regularidades, realizar
hipótesis, etc. Todas estas acciones proporcionan a nuestros alumnos oportunidades
para establecer relaciones geométricas. Por ejemplo: „
- Buscar en el geoplano varios polígonos que tengan igual área y distinto
perímetro. „
- Formar mosaicos y recubrimientos del plano con diferentes figuras y
polígonos. „
- Relacionar distintos sólidos y poliedros con su desarrollo plano.

Veamos ahora los movimientos del plano que permiten establecer relaciones entre las
figuras que conservan distintas propiedades:

MOVIMIENTOS RÍGIDOS DEL PLANO.

Se llama movimientos rígidos del plano o isometrías a movimientos que conservan el


tamaño y la forma de las figuras. Después de realizar un movimiento rígido sobre una
figura, se obtiene otra que tiene la misma forma y dimensiones que la inicial, pero se
encuentra colocada en una posición distinta del plano. Existen tres tipos de isometrías:
traslaciones, giros y simetrías.

TRASLACIONES.

Una traslación queda determinada dando el vector que indica la dirección en que se
desplazan los puntos y la distancia a la que lo hacen (módulo del vector distancia entre
el origen y el extremo).

Una traslación la determina un vector.

Es un movimiento directo. No hay que salirse del plano para que coincidan las figuras.

GIROS.

Un giro lo determina un punto, el centro de giro y un ángulo. Es un movimiento directo.


No hay que salirse del plano para que coincidan las figuras.

SIMETRÍAS.

La simetría o reflexión sobre un espejo es el movimiento rígido del plano que se


produce fijando una recta r del plano y hallando para cada punto P otro punto P´, de tal
manera que la recta r es mediatriz del segmento PP´. La simetría invierte la orientación
de las figuras. La recta r se llama eje de simetría.

Estos tres movimientos, traslación, giros y simetrías, pueden aplicarse sucesivamente


sobre una figura dando lugar a composiciones de movimientos. Por ejemplo, una
simetría con deslizamiento es la composición de una simetría y una traslación.

Podemos definir la relación de congruencia de figuras de la siguiente forma: dos


figuras son congruentes si, y sólo si, una es la transformación de la otra mediante un
movimiento rígido (es decir, tienen la misma forma y el mismo tamaño).

Los movimientos del plano dan lugar a frisos y mosaicos, que son recubrimientos del
plano realizados a partir de una figura básica que se repite indefinidamente cubriendo el
plano sin dejar huecos ni solapamientos. Estos patrones geométricos se utilizan como
motivos decorativos en azulejos, cenefas, alfombras, etc.

Homotecias y semejanzas.

Las homotecias y semejanzas no son movimientos, porque conservan los ángulos, pero
no las distancias. Es decir, las figuras transformadas tienen la misma forma que las
originales, pero distinto tamaño.

REPRESENTACIÓN GEOMÉTRICA.

La didáctica de las matemáticas recomienda que se utilicen representaciones y modelos,


físicos o gráficos, de los conceptos geométricos que permitan a los alumnos observar,
medir, manipular, construir, transformar, etc.

Para elegir una buena representación o modelo de un concepto, situación o problema


concreto, tenemos que tener en cuenta dos factores: „

- Que el modelo sea una representación lo más fiel posible del concepto o
situación. „
- Que los alumnos interpreten la representación con facilidad y le den el
significado conceptual que el maestro pretende.

Las representaciones que son demasiado complicadas para los estudiantes, las que solo
transmiten los conceptos de forma parcial o las que sugieren ideas equivocadas son
totalmente inadecuadas para la enseñanza de la geometría en cualquier nivel.

En Primaria se utilizan numerosos tipos de representación geométrica: dibujos,


geoplanos, cuadrículas, figuras, poliedros, plegado de papel, puzles, planos, mapas,
applets de java, recursos informáticos, etc.

Los gráficos o dibujos son probablemente el medio de representación geométrico más


extendido en el aula y, desde luego, en los libros de texto. Sin embargo, los dibujos
pueden ser un obstáculo en la adquisición de conceptos geométricos en algunos casos.

REPRESENTACIÓN DE ESTEREOTIPOS

Existe una tendencia a usar estereotipos para representar figuras u objetos que provocan
una identificación entre el objeto geométrico y su representación, lo que puede llevar a
los alumnos a crearse ideas erróneas. La posición fija de las figuras suele ser uno de los
estereotipos más frecuentes en la representación gráfica, de forma que induce a los
alumnos a identificar la forma con la posición.
Ejemplo: Se tiende a representar siempre los cuadrados apoyados sobre uno de sus lados
y los rombos sobre uno de sus vértices, de forma que muchos estudiantes confunden el
cuadrado con el rombo si lo ven girado respecto de la posición habitual.

REPRESENTACIÓN DE OBJETOS TRIDIMENSIONALES.

Cuando representamos un objeto tridimensional mediante una figura plana, necesitamos


que el alumno realice dos acciones para comprender dicha representación:

1. Que interprete la figura plana para convertirla en un objeto tridimensional.

2. Que convierta la imagen mental tridimensional que se ha construido en el concepto


geométrico estudiado.

Es decir, necesitamos contar con la capacidad de visión espacial de los estudiantes y con
la habilidad de dibujar figuras tridimensionales o de interpretar los dibujos realizados
por otras personas.

Es importante que desde Primaria se trabaje el paso del plano al espacio en los dos
sentidos posibles: representación plana de figuras tridimensionales y construcción de
sólidos, a partir de su representación plana. Pero no hay que olvidar que, si los alumnos
tienen dificultades para interpretar los dibujos, podemos utilizar otros recursos para
representar los conceptos tridimensionales: modelos físicos, representaciones virtuales
que permiten el movimiento, etc.

INTERVENCIÓN EDUCATIVA

Con la entrada en vigor de la LOMCE, que modifica la LOE, se insiste en la necesidad


de utilizar la educación como clave en la transformación de la sociedad, que cada vez
más, requiere de ciudadanos más activos y deseosos de participar en la misma. Para
ello, se reclama la adquisición, desde edades tempranas, de competencias clave a través
de un cambio en la metodología empleada hasta ahora. Esta debe contemplar al
alumnado como un elemento activo en el proceso de aprendizaje, si queremos conseguir
una mejora de la calidad de la educación.

Las metodologías activas han de apoyarse en estructuras de aprendizaje cooperativo,


siendo este tipo de estrategias las más adecuadas para la transferibilidad de los
aprendizajes. El aprendizaje por proyectos, los centros de interés, el estudio de casos o
el aprendizaje basado en problemas favorecen la participación activa, la
experimentación y un aprendizaje funcional que va a facilitar el desarrollo de las
competencias, así como la motivación.

La selección y uso de materiales y recursos didácticos constituye un aspecto esencial de


la metodología. El profesorado debe implicarse en la elaboración y diseño de diferentes
tipos de materiales, adaptados a los distintos niveles y a los diferentes estilos y ritmos
de aprendizaje de los alumnos, con el objeto de atender a la diversidad en el aula y
personalizar los procesos de construcción de los aprendizajes. Se debe potenciar el uso
de una variedad de materiales y recursos, considerando especialmente la integración de
las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el proceso de enseñanza-
aprendizaje que permiten el acceso a recursos virtuales.

A todo ello, hay que sumarle necesariamente una adecuada coordinación entre los
docentes sobre las estrategias metodológicas y didácticas que se utilicen.

La presencia de la geometría en el entorno inmediato es una razón suficiente para


justificar su enseñanza y su aprendizaje, pero no es la única. Las personas construyen de
manera intuitiva algunas relaciones y conceptos geométricos, producto de su interacción
con el espacio; la enseñanza de la geometría debe permitir avanzar en el desarrollo del
conocimiento de ese espacio, de tal manera que en un momento dado se puedan manejar
mentalmente imágenes de figuras y relaciones geométricas haciendo uso de la
capacidad de abstracción. El estudio de la geometría permite al alumno estar en
interacción con relaciones que ya no son el espacio físico sino un espacio
conceptualizado y, por lo tanto, en un determinado momento, la validez de las
conjeturas que haga sobre las figuras geométricas ya no se comprobarán empíricamente
sino que tendrán que apoyarse en razonamientos que obedecen a las reglas de
argumentación en matemáticas, en particular, la deducción de nuevas propiedades a
partir de las que ya conocen.

El aprendizaje de la geometría: „

- Se aplica en la realidad (en la vida cotidiana, la arquitectura, la pintura, la


escultura, la astronomía, los deportes, la carpintería, etc.). „
- Se usa en el lenguaje cotidiano (calles perpendiculares, mesa rectangular,
escalera en espiral, etc.). „
- Se relaciona con otros contenidos de las matemáticas (un modelo
geométrico de la multiplicación de números o expresiones algebraicas lo
constituye el cálculo del área de rectángulos). „
- Permite desarrollar en los alumnos su percepción del espacio, su
capacidad de visualización y abstracción, su habilidad para elaborar
conjeturas acerca de las relaciones geométricas en una figura o entre
varias y su habilidad para argumentar al tratar de validar las conjeturas
que hace.

A continuación vamos a ir analizando algunos elementos curriculares que el maestro,


como conductor del aprendizaje de los alumnos a lo largo de toda la etapa de Educación
Primaria, debe tener en cuenta.

COMPETENCIAS
„La competencia matemática se desarrolla principalmente en su aspecto de
conocimiento y manejo de elementos matemáticos básicos (medidas, símbolos,
elementos geométricos, etc.) en situaciones reales o simuladas de la vida cotidiana y la
puesta en práctica de procesos de razonamiento que llevan a la solución de los
problemas o a la obtención de información. Se trata de que los alumnos sepan aplicar
destrezas y actitudes que permiten razonar matemáticamente para dar una mejor
respuesta a situaciones de la vida de distinto nivel de complejidad.

Respecto a las competencias básicas en ciencia y tecnología, el estudio de la


geometría contribuye al desarrollo de la capacidad de visualización espacial, lo que
permite que los alumnos mejoren su capacidad de construir y manipular mentalmente
figuras en el plano y el espacio, lo que favorecerá el uso de mapas, planos, elaboración
de dibujos, etc.

El estudio de la geometría puede contribuir al desarrollo de la competencia en


comunicación lingüística, propiciando el uso adecuado del vocabulario propio de la
geometría, así como la correcta expresión y gusto por emplear con precisión el lenguaje.
También se desarrollan capacidades de descripción verbal de los razonamientos y
procesos necesarios para resolver los problemas. Igualmente, es necesario saber
escuchar las explicaciones de los demás y desarrollar el espíritu crítico para poder
rebatir ideas que no se consideren correctas. „

En el estudio de la geometría se desarrolla la competencia digital, ya que una de las


recomendaciones metodológicas es el uso de las TIC y el software de geometría
dinámica.

Las competencias sociales y cívicas se trabajarán mediante el empleo de metodologías


de trabajo colaborativo. Esto permite el desarrollo de la capacidad de interacción en
grupo, donde los alumnos deberán valorar el trabajo de los demás y contribuir con su
propio esfuerzo a la consecución de logros colectivos que permitirán resolver los
problemas y situaciones planteados.

El estudio de conceptos geométricos contribuye al desarrollo de conciencia y


expresiones culturales al estar estrechamente relacionado con el desarrollo de
capacidades que proporcionan a los alumnos herramientas para construir dibujos, obras
tridimensionales y apreciación de recursos artísticos que vemos en la pintura, escultura,
arquitectura y en la propia naturaleza. También se necesita utilizar herramientas de
dibujo y construcción (reglas, compás, medidor de ángulos, plegado de papel, etc.),
cuyo manejo resultará muy oportuno en otras áreas relacionadas con esta competencia.

La necesidad de explicar el proceso de resolución de un problema, la búsqueda de


regularidades, la relación entre las propiedades de los cuerpos, la aplicación de
herramientas sencillas para construir procedimientos más complejos, etc.; son aspectos
que inciden en el desarrollo de la competencia para aprender a aprender. Comunicar
con eficacia los resultados del propio trabajo y ser crítico con uno mismo y los demás
son también formas de reflexionar sobre el propio aprendizaje.
Al sentido de iniciativa y espíritu emprendedor se contribuye desde el planteamiento
de situaciones que permiten al alumno enfrentarse con éxito a problemas abiertos, en los
que debe tomar decisiones que le permitan resolverlos utilizando sus propias estrategias
y conocimientos.

OBJETIVO

CONTENIDOS.

En el área de Matemáticas los elementos, formas y relaciones geométricas se estudian


en el Bloque Geometría. Con el estudio de la geometría se pretende que los alumnos
aprendan a reconocer e identificar formas y cuerpos geométricos sencillos desde
perspectivas diferentes, establecer relaciones entre ellos y sus elementos, representar
formas y construir y describir los cuerpos.

ORIENTACIONES METODOLOGICAS.

Las actividades se deben basar en la experiencia, y estar relacionadas con el entorno de


los alumnos. Las matemáticas se aprenden utilizándolas en contextos funcionales
relacionados con situaciones de la vida diaria para ir adquiriendo progresivamente
conocimientos más complejos a partir de experiencias y conocimientos previos.

En primero es el entorno escolar, su espacio, tiempo y actividad, la referencia básica en


el trabajo matemático. En segundo se amplía al entorno familiar y en tercero a la vida
cotidiana del alumno. En estos tres primeros cursos se pretende encontrar contextos que
posibiliten la formulación de tareas concretas, prácticas y sustentadas en los intereses y
necesidades del alumno y sus vivencias diarias y a la vez faciliten la evaluación y el
seguimiento de los progresos en el aprendizaje. En los siguientes cursos el entorno se va
ampliando paulatinamente desde la vida cotidiana, al entorno inmediato y al entorno
funcional. A partir de cuarto el alumno va desarrollando su capacidad para analizar,
asimilar y enfrentarse a situaciones de entornos no tan ligados a su día a día,
desplazando el centro desde sí mismo al mundo físico y social que vive, explora,
investiga, descubre, lee, describe…

En esta etapa, el conocimiento geométrico y espacial que traen los niños a la escuela
debería ampliarse mediante exploraciones, investigaciones y discusiones sobre figuras y
estructuras. Los alumnos deberían usar sus nociones de ideas geométricas para llegar a
ser más competentes para describir, representar su entorno y desplazarse en él.

Deberían comenzar a aprender a representar figuras de dos y tres dimensiones mediante


dibujos, bloques, dramatizaciones y palabras; y hacer exploraciones descomponiendo
figuras y creando otras nuevas. Su conocimiento de la dirección y de la situación
debería perfeccionarse, mediante el lenguaje hablado, dándoles y siguiendo
instrucciones en varios pasos para que localicen objetos. La geometría ofrece un aspecto
del pensamiento matemático distinto al de los números pero relacionado con él.
Cuando los alumnos llegan a familiarizarse con las figuras, las estructuras, la
localización y las transformaciones, y cuando desarrollan el pensamiento espacial,
disponen de un fundamento para comprender el mundo que les rodea.

La destreza en el razonamiento que los estudiantes desarrollan en esta etapa les permite
investigar problemas de creciente complejidad y estudiar propiedades geométricas. El
estudio de la geometría requiere pensar y hacer. Poco a poco, los alumnos deberían ir
adquiriendo claridad y precisión para describir las propiedades de los objetos
geométricos y clasificarlos por estas propiedades en categorías, como rectángulos,
triángulos, pirámides o prismas. Pueden desarrollar conocimientos acerca de cómo se
desarrollan las figuras geométricas unas con otras, y empezar a articular argumentos
geométricos sobre las propiedades de estas figuras. Podrían también explorar el
movimiento, la localización y la orientación mediante, por ejemplo, la creación de
caminos sobre cuadrículas, o definiendo series de reflexiones y giros para demostrar que
dos figuras son congruentes. Cuando los alumnos investigan propiedades, puede
conectarse este trabajo con otros temas, especialmente los de medida y números.

Los alumnos deberían acceder al estudio de la geometría, al finalizar esta etapa con un
conocimiento informal sobre puntos, líneas, planos y una variedad de figuras
bidimensionales y tridimensionales; con experiencia en el dibujo y la visualización de
líneas, ángulos, triángulos y otros polígonos; y con nociones intuitivas sobre las figuras,
adquiridas a través de los años de interacción con objetos de su vida diaria. Las
actividades principales han de ser: investigar relaciones dibujando, midiendo,
visualizando, comparando, transformando y clasificando objetos geométricos.

CONCLUSIONES

Podemos concluir que el estudio de la geometría permite desarrollar en los alumnos su


percepción del espacio, su capacidad de visualización y abstracción, su habilidad para
elaborar conjeturas acerca de las relaciones geométricas en una figura o entre varias y su
habilidad para argumentar al tratar de validar las conjeturas que hace. Es indudable que
el aspecto formativo de la enseñanza de la geometría es tan relevante como el aspecto
informativo ya que los procesos de pensamiento que los alumnos desarrollan son tan
importantes como el aprendizaje de los contenidos geométricos.

BIBLIOGRAFIA

Godino, F; Batanero, C, y Roa, R (2002): Medida de magnitudes y su didáctica para


maestros. Departamento de didáctica de la Matemática. Universidad de Granada.

CARLA ES GUAPA FAYNA ES GUAPA MAMA ES GUAPA PAPA ES GUAPO


PERLA ES GUAPA NENUCOS SON GUAPOS