Вы находитесь на странице: 1из 6

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MORELOS

ESCUELA DE ESTUDIOS SUPERIORES DE


XALOSTOC

MEDICION DEL TRABAJO

PROFESOR:
M.C. José María Servín Olivares

Grado y grupo
8° semestre
Grupo único de ingeniería industrial

ALUMNO:
Saúl Suárez Flores

Ensayado 1
CLASE:
20 de febrero del 2018

Semestre enero-julio 2018

AYALA, MORELOS 8 DE MARZO DEL 2018

La industria 4.0
En 1784 apareció el primer sistema mecanizado a través del vapor y la tracción hidráulica. Sin
duda, una verdadera revolución en el sistema productivo de la época.

En 1870 se creó la primera cinta transportadora, hecho que facilitó la aparición de la división del
trabajo y la producción en serie con sistemas eléctricos.
En 1969 aparece el primer controlador programable, lo que incorpora la electrónica a la
automatización de la producción.

El término Industria 4.0 fue acuñado por el gobierno alemán alrededor del año 2010 para
describir la fábrica inteligente, una visión de la fabricación informatizada con todos los procesos
interconectados por Internet de las Cosas ( IOT ). Es lo que conocemos como Internet industrial
de las cosas, I2OT. Se espera que el nuevo concepto de industria 4.0 sea capaz de impulsar
cambios fundamentales al mismo nivel de la primera revolución industrial a vapor , la producción
en masa de la segunda y la electrónica y la proliferación de la tecnología de la información ha
caracterizado la tercera .

El término Industria 4.0 conlleva muchos significados, pero los primeros avances en este ámbito
han implicado la incorporación de una mayor flexibilidad e individualización de los procesos de
fabricación. Se espera que, junto con los fabricantes de electrónica, la industria de alimentos y
bebidas será pionera en la adopción de procesos de fabricación flexibles e individualizados. Otra
área en la que es probable que encuentre una rápida aceptación de este enfoque es la industria
automotriz, donde los fabricantes tienen que adaptar sus coches a las necesidades de los clientes
individuales

Es una nueva manera de organizar los medios productivos para conseguir una mayor eficiencia.

La manufactura 4.0 busca la eficiente automatización de procesos, permitiendo una mayor


producción en menor tiempo, sin la necesidad de sustituir la mano humana y aprovechar su
conocimiento y experiencia para agregar valor al producto terminado.

Si bien es necesaria la automatización de las fábricas, se requiere información de diferentes áreas


de la organización y eslabones de la cadena de suministro, por lo que cada dato debe ser
procesado y enviado bajo reglas de limpieza, calidad, integración, seguridad y enmascaramiento,
para compartirlos de manera on-premise o en la nube, así como crear y suministrar datos
maestros en el momento preciso en que se necesiten.

La industria 4.0, es la actual revolución industrial, consiste en la digitalización de los procesos


industriales por medio de la interacción de la inteligencia artificial con las máquinas y la
optimización de recursos enfocada en la creación de efectivas metodologías comerciales. Esto
implica cambios orientados a las infraestructuras inteligentes y a la digitalización de
metodologías, este proceso incidirá de manera más concreta el modo de hacer negocios.
La industria 4.0 fusiona digitalmente diversas disciplinas garantizando la satisfacción del cliente
y la personalización de servicios. Uno de los objetivos de esta revolución es la unión entre
tecnologías digitales que permiten la creación de mercados inéditos y la interacción entre actores
económicos.

Lo que ofrece la industria 4.0 a través de la digitalización y el uso de plataformas conectadas es:

 Una capacidad de adaptación constante a la demanda


 Servir al cliente de una forma más personalizada
 Aportar un servicio post venta uno a uno con el cliente
 Diseñar, producir y vender productos en menos tiempo
 Añadir servicios a los productos físicos
 Crear series de producción más cortas y rentables

Aprovechar la información para su análisis desde múltiples canales (CMS, SCM, CRM, FCM,
HRM, Help desk, redes sociales, IoT) donde ser capaces de analizarla y explotarla en tiempo real.
La transformación digital y la automatización de procesos en la industria 4.0 son una realidad, así
que la mejor forma de afrontar este escenario es habilitar plataformas tecnológicas que
proporcionen datos confiables, oportunos y relevantes para transformar la forma en que opera el
piso de manufactura y desarrollar productos fuera de nuestra imaginación.

Mas Ingenieros está desarrollando soluciones industriales para el análisis de datos en el área del
Big Data basadas en open source, aprovechando las ventajas de este tipo de plataformas y su
indudable crecimiento en los últimos tiempos.

Y es aquí donde el desarrollo de soluciones potentes en el análisis de grandes cantidades de datos


y la gestión de este conocimiento se está volviendo un factor determinante en las organizaciones.
Las empresas deberán ir implementando sistemas Big Data capaces de dar salida a grandes
cantidades de datos procedentes del entorno de fabricación. Las empresas, en los últimos años,
poco a poco han ido añadiendo más las comunicaciones y la tecnología de recolección de datos
para sus procesos. Y ha llegado el momento de analizarlos.

Existen ciertos aspectos que caracterizan a la nueva Industria 4.0 y que la diferencian de la
industria de otros momentos revolucionarios históricos también de vital importancia en el pasado.

Un punto básico lo encontramos en la automatización e intercomunicación. Este tiene especial


incidencia a escala industrial, ya que interconecta unidades productivas, crea redes de producción
digital y permite acelerar todo tipo de recursos de una forma mucho más eficiente. Así pues,
podemos encontrar cuatro aspectos básicos:
 Automatización.
 Acceso digital al cliente y a muchos más usuarios en menos tiempo.
 Conectividad.
 Información digital.
 Estos cuatro aspectos de la nueva industria muestran el grado de transformación ante el
que nos encontramos en la actualidad.

México forma parte de esta revolución con su crecimiento; según Forbes, tan sólo en México son
más de cuatro millones de pequeñas y medianas empresas (Pymes), generan 72% del empleo y
aportan 52% del Producto Interno Bruto (PIB). Estos negocios son los que hacen competitivo a
un país, los que atraen inversiones y fortalecen las industrias.

Nuestro país enfrenta un escenario con retos para la evolución de esta industria, es por eso que se
buscan formas innovadoras de seguir creciendo. Las Pymes se encaminan al desarrollo de
estrategias para su crecimiento, ya que tal como lo indica la Encuesta Nacional sobre
Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, que realizan el
Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Instituto Nacional del Emprendedor
(INADEM) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), más del 40% de las
medianas compañías en el país tiene como prioridad la búsqueda de mejoras en sus procesos pues
pretenden estar más preparadas y ser cada vez más competitivas.

Ahora, la nueva Industria 4.0 es capaz de brindar nuevas respuestas a las exigencias del cliente.
Es decir, que a nivel de productos, procesos y modelos de negocio, el impacto es determinante en
una cadena de valor, ya que aporta novedosos beneficios. Pero también hay que incidir en que
existen ciertas amenazas, pues muchos factores pueden quedar fuera, como cierta mano de obra
poco especializada.

Al mismo tiempo, la nueva industria incorpora gran calidad en su producción, que va aparejada a
una reducción notable de los costes.

Como es lógico, la digitalización incide de manera drástica en todos los factores sociales, y la
industria no es ajena a ello. Así pues, igual que hablamos de Industria 4.0 como algo
revolucionario e histórico, podríamos referirnos también a una nueva Sociedad 4.0 que camina a
la par, a través de elementos como la administración electrónica, formación especializada,
globalización, y, en definitiva, un nuevo mundo formado por Smart cities, donde todo es más
inteligente, depurado, constructivo y beneficioso.

Ventajas de la Industria 4.0


Inmersos como estamos en esta nueva y cuarta revolución industrial, merece la pena reseñar las
ventajas de la Industria 4.0, que las tiene y son muy numerosas:

 Se obtienen procesos más depurados, repetitivos y sin errores ni alteraciones. Así


logramos una producción ininterrumpida y disponible las 24 horas del día. Una ventaja
notable para las empresas altamente estacionales, por ejemplo.
 Se optimizan los niveles de calidad. La automatización de procesos permite mayor
precisión en pesos, medidas y mezclas. Es más, se evitan los tiempos muertos e
interrupciones.
 Obviamente, a mayor eficiencia, mayor ahorro de costes. Los procesos automatizados
exigen de menor personal, menos errores y mayor eficacia energética, de materias primas,
etc.
 Los tiempos de producción se recortan drásticamente.
 Se consigue una mayor seguridad para el personal implicado en cada proceso. Este punto
es especialmente importante para trabajos a temperaturas elevadas, con grandes pesos o
en entornos peligrosos.
 La producción es mucho más flexible, ya que el producto es adaptable a los
requerimientos de cada empresa en particular.
 El flujo de datos es ahora mucho más eficiente gracias a las redes de comunicación. Se
reducen los tiempos de reacción y la toma de decisiones.
 Como es lógico, la competitividad empresarial es mucho más elevada. Se da mejor
respuesta las necesidades de los mercados, se ofrecen productos de alta calidad y se
reacciona de forma más veloz y flexible a los cambios.
 Asegura un gran potencial para conectar a millones de personas por medio de las redes
digitales.
 Gracias a la nueva industria, la gestión de los activos es más sostenible, pudiendo incluso
regenerar el medio natural.
 La eficiencia de las organizaciones mejora en eficacia de forma manifiesta.

Mas sin en cambio asi, como la industria 4.0 tiene numerosas ventajas y alevosías, de igual
manera cuenta con varias desventajas con son las siguientes:
Inconvenientes o desventajas de la Industria 4.0

 No todas las organizaciones se están adaptando a buen ritmo a los nuevos métodos. De
hecho, ahora que los cambios son cada día más veloces, muchas industrias corren el
riesgo de quedarse muy desactualizadas en poco tiempo.
 No siempre los gobiernos y sus legislaciones cambian y evolucionan a la velocidad que la
industria y los avances tecnológicos requieren. Sin embargo, deben regular, y no centrarse
únicamente en obtención de beneficios.
 Hay que tener cuidado con los equilibrios de poder, ya que la innovación y el acceso de
los recursos pueden hacer que cambien de forma excesiva e incluso peligrosa.
 Los avances industriales a excesiva velocidad pueden permitir que crezcan las
desigualdades y que exista cierta fragmentación social.
 El personal necesario en los nuevos procesos es más especializado, y no siempre es fácil
acceder a estos perfiles, que, además, requieren de mayor remuneración.
 Como es lógico, aparece la obsolescencia tecnológica. El riesgo es muy alto y debe ser
tenido en cuenta en todo proyecto inicial para calcular el ROI y la amortización de la
inversión, entre otros factores.

Seguramente veremos cómo determinadas tareas y procesos serán copados por la robótica e
incluso por drones dirigidos por humanos en la distancia.

En conclusión, el desarrollo de nuevas tecnologías y de métodos efectivos que se acoplen a


nuestras actividades será parte de nuestra vida diaria. El ser humano no será reemplazado por una
máquina, pues existe una dependencia mutua de interacción con el objetivo de agilizar procesos y
métodos para ofrecer productos, servicios y atención de calidad.