You are on page 1of 2

LENGUAJE Y LITERATURA

OCTAVO AÑO BÁSICO

Objetivos: Reconocer la tipología del narrador, en el texto literario


Contenidos: Tipología del narrador

Instrucciones
Lee comprensivamente y escribe en el espacio señalado el narrador al cual corresponde
cada fragmento.

1. Martha vive en un pueblo muy pequeño de Italia en compañía de su mamá, Dora. Martha va a la
escuela todos los días mientras su mamá trabaja, por las noches se reúnen en casa y disfrutan de
una deliciosa cena, mientras conversan acerca de su día.

__________________________________________________

2. Ese domingo, frente al arco, miré al arquero a los ojos. Miré a mis compañeros. Pensé en mi
familia y en mis pichangas de infancia. Si anotaba ese penal, se cumpliría el sueño de mi vida. Y así
fue. Disparé mi zurda infalible en el costado del arco. Éramos campeones.

__________________________________________________

3. “Sentados en las tribunas del estadio, podíamos sentir la tensión de los 22 jugadores en la cancha
mientras nuestro campeón, se preparaba para anotar ese penal decisivo bajo la atenta mirada de sus
compañeros. Anotó justo en uno de los ángulos del arco, y el estadio se vino abajo. Éramos los
campeones”.
_________________________________________________

4. Narración de un partido de futbol: El jugador estrella salió al campo con un zapato de cada color,
con los colores de su equipo, exaltando su presencia e intimidando a sus contrarios. Al iniciar el
juego encontró a su antagonista, el capitán del equipo contrario, se trataba de Luis Tejada, el jugador
marcado con el número 11. Ahora José Maldonado “el Gallo” con sus zapatos de colores, se vio
enfrentado a su natural contrincante. Ahora en el primer tiempo, el marcador se mantuvo en ceros,
enfrentándose los equipos rivales “Los Ángeles de san Carlos” y “Los tucanes de Naucalpan”
________________________________________________

5. Fue un viernes por la noche cuando Manuel y sus amigos decidieron salir a cenar, hasta entonces
todo transcurría de forma tranquila y agradable, nunca se imaginaron lo que pasarían juntos aquella
noche.
________________________________________________

6. “Ese domingo, frente al arco, miré al arquero a los ojos. Miré a mis compañeros. Pensé en mi
familia y en mis pichangas de infancia. Si anotaba ese penal, se cumpliría el sueño de mi vida. Y así
fue. Disparé mi zurda infalible en el costado del arco. Éramos campeones.

________________________________________________

7. La mañana del 4 de octubre, Gregorio Olías se levantó más temprano de lo habitual. Había pasado

PROFESOR RODRIGO FERNÁNDEZ S.


LENGUAJE Y LITERATURA
OCTAVO AÑO BÁSICO

una noche confusa, y hacia el amanecer creyó soñar que un mensajero con antorcha se asomaba a
la puerta para anunciarle que el día de la desgracia había llegado al fin.

________________________________________________

8. “ya lleva quince días Angélica sin venir, es bien extraño, yo no tengo humor ni para mi diario, no
duermo ni estudio, ni puedo hacer nada en paz. Antes me desvelaba solamente cuando ella venía y
me abrazaba o cuando tenía una mala noticia ella; pero ahora es lo de todas las noches, lo de todas
las noches de Dios… si ni siquiera puedo escribir. Y es que, como no duermo, tengo la cabeza
abombada y no se me ocurre sino estar triste. Y me duele el corazón… ¡mi Angélica, mi Angeliquita,
ven, ven, ven…¡

________________________________________________

9. “lo vi. Desde que se zambulló en el río. Apechugó el cuerpo y luego se dejó ir corriendo abajo, sin
manotear, como si caminara pisando en el fondo, después rebalso la orilla y puso sus trapos a secar,
lo vi. Que temblaba de frío, hacía aire y estaba nublado”.

________________________________________________

10. “Esto es el fin, pensó el sacerdote, con una especie de escalofríos interior. Como independientes
de él – dos palomas-, sus manos revolotearon en el aire limpio de la mañana y fueron a juntarse
sobre el misal. Había en ellas una suerte de nimbo blanco: el reverbero del sol recién amanecido,
bajo cuyo toque se tornaban difusos los contornos, produciendo un eco de luz que traía a la memoria
la imagen del espíritu santo, pero el sacerdote no pensaban en el espíritu santo, ni en palomas: no
tengo escapatoria”.

________________________________________________

11. “Emilia estaba sufriendo. Su hombre parecía más huraño y sombrío que de costumbre. Dormía
mal.”

________________________________________________

12. “La lluvia fría caía sobre mi cabello, me molestó en un principio, luego me sentí regocijada”.

________________________________________________

13. “La primavera es la estación del año más romántica y peligrosa a la vez, pensó la jovencita antes
de escribir en su diario.”

________________________________________________

PROFESOR RODRIGO FERNÁNDEZ S.

Related Interests