Вы находитесь на странице: 1из 3

GLOSARIO BIOCOMBUSTIBLES SÓLIDOS, BIOCARBURANTES Y

BIOCOMBUSTIBLES LIMPIOS ALTERNATIVOS:

- Astillas de madera: Las astillas de madera son trozos pequeños de entre 5 y 100
mm de longitud cuya calidad depende fundamentalmente de la materia prima de la
que proceden, su recogida y de la tecnología de astillado. Como ventaja tiene que,
al ser un combustible que tiene un pretratamiento relativamente sencillo (astillado
y, en su caso, secado), tienen un coste inferior a biomasas producidas
industrialmente. Se pueden producir localmente y pueden ser un combustible de
alta calidad para calderas de cualquier tamaño, aunque precisan de mayor espacio
de almacenamiento que los pelets o las briquetas. No deben emplearse como
combustible si la humedad supera el 15%, y su PCI dependerá de la materia
vegetal de origen.
- Biocombustible: es el término con el cual se denomina a cualquier tipo de
combustible que derive de la biomasa.
- Biocarburante: combustible de origen renovable que puede utilizarse como
sustituto de los combustibles líquidos y gaseosos de origen fósil (gasolina,
gasóleo, gas natural). Los biocarburantes comercializados ofrecen balances
energéticos positivos, por lo que producen más energía que la empleada en su
fabricación y comercialización. Presentan además la ventaja de la reducción de
emisiones contaminantes a la atmósfera y de la reducción de la dependencia
energética de los combustibles fósiles.
- Biodiésel: ésteres metílicos producidos a partir de un aceite vegetal o grasa
animal, mediante un proceso denominado transesterificación. Sus propiedades
son similares al gasóleo que se emplea en automoción, y para poder ser empleado
en motores diesel debe cumplir la norma UNE-EN-14214.
Con carácter general se comercializa mezclado con el gasóleo, la proporción de
biodiesel en el gasoleo da nombre al producto, por ejemplo el B10 responde a una
mezcla del 10% de biodiesel y 90% gasóleo; el B30 responde a una mezcla del
30% de biodiesel y 70% gasoleo. Para más información, acceder al “Manual de
uso de biocarburantes en automoción disponible en esta página”
- Bioetanol: sustancia química del grupo de los alcoholes obtenido a partir de la
fermentación de los azúcares que se encuentran en los productos vegetales, y que
se puede utilizar como combustible. Apto para su uso en motores Otto. Para más
información, acceder al “Manual de uso de biocarburantes en automoción
disponible en esta página”
- Briquetas: Las briquetas son cilindros de biomasa densificada de tamaño superior
al del pellet, provenientes normalmente de serrines y virutas de aserraderos. Estos
cilindros sustituyen normalmente a los leños en las calderas. Las principales
propiedades de las briquetas son una humedad menor del 10%, un P.C.I de 3.700-
4.000 kcal/kg en base húmeda y una densidad en torno a los 1.000-1300 kg/m3. El
contenido en cenizas no llega al 0,7%.
- Cáscara de frutos secos: biocombustible sólido que se genera en el proceso de
elaboración de los frutos secos (piñas, piñones, almendra) y que consisten en
trozos de tamaño variable pero que no suelen superar los 30 mm de ancho y 40
mm de longitud. La humedad no generalmente es inferior al 15%. El P.C.I variará
en función de la naturaleza de la materia prima de origen y se mueve en una
horquilla de 3.200-3.850 kcal/kg.
- Combustibles Limpios Alternativos: dícese de aquellos combustibles de origen
fósil en su totalidad o en parte, y que presentan la ventaja de ofrecer una
reducción muy importante de emisiones contaminantes y partículas frente a los
combustibles fósiles convencionales.
- E85: combustible formado por un 85% de etanol y un 15% de gasolina y aditivos,
puede ser empleado exclusivamente en motores de ciclo Otto adaptados para su
uso que se comercializan bajo el nombre de FFV (Flexi fuel vehicles) o vehículos
flexibles. Para más información, acceder al “Manual de uso de biocarburantes en
automoción disponible en esta página”
- GLP Son gases licuados del petróleo provenientes del refino del petróleo o bien de
la purificación del gas natural durante su extracción y son conocidos comúnmente
como GLP. Están formados por hidrocarburos de cadenas de 3 ó 4 carbonos
(propano o butano). Pueden emplearse en aquellos vehículos que funcionaban
originalmente con gasolina y han sido equipados con dispositivos que permiten al
motor operar con GLP y gasolina. Este cambio, se ha de hacer en un taller
autorizado. Para más información acceder al “Manual de combustibles alternativos
disponible en esta página”
- Gas natural: el gas natural es una mezcla rica de hidrocarburos ligeros. El
principal componente es el metano (CH4) que se encuentra entre un 70-90%,
entre sus propiedades destaca su alto punto de inflamabilidad y su alto contenido
en carbono. Al igual que la gasolina puede emplearse en motores de ciclo Otto,
aunque son necesarias algunas modificaciones. Para más información acceder al
“Manual de combustibles alternativos disponible en esta página”
- Hidrógeno para automoción: el hidrógeno como combustible en automoción
tiene dos aplicaciones fundamentales, las pilas de combustible (nulas emisiones
en el punto de utilización) y los motores de combustión interna alternativos (muy
bajas emisiones en el punto de utilización). En ambas aplicaciones el hidrógeno se
combina con el oxígeno del aire generando electrizad en el caso de las pilas de
combustible y energía mecánica en el caso de los motores térmicos. El hidrógeno
puede obtenerse a partir de fuentes renovables y no renovables.
- Hueso de aceituna: tras el proceso de elaboración del aceite de oliva y de
aceituna de aderezo, el hueso de la aceituna se separa por medios físicos de la
pulpa y se emplea como combustible. Este combustible es muy apreciado para
aplicaciones térmicas por su alto poder calorífico, buena granulometría y bajo
contenido en cenizas. El hueso debe emplearse con una humedad máxima del 10-
13%. El P.C.I es 3.795 kcal/kg en base húmeda.
- Leña: la leña proviene de trocear troncos que no van a ser utilizados para producir
madera, y pueden producirse en las operaciones de podas de cultivos arboreos,
dehesas y tratamientos selvícolas. La leña se obtiene con una humedad que
puede superar el 40%, por lo que debe almacenarse para que la humedad
descienda hasta el 20%. El P.C.I. dependerá del origen aunque puede oscilar
entre los 2.900 y 3.500 kcal/kg en base húmeda
- Orujillo: biocombustible sólido de granulometría uniforme, que se genera en el
proceso de extracción del aceite de orujo. Se emplea comúnmente para la
generación de energía eléctrica y para usos térmicos industriales. Se presenta con
un contenido medio de humedad del 10-12 %. P.C.I: 3.578 kcal/kg en base
húmeda
- P. C. I.: Poder Calorífico Inferior, cantidad de calor desprendida en la combustión
completa de una unidad de combustible, supuesto no condensado el vapor de
agua y recuperado el calor.
- Pellet: Los pellets de biomasa son un biocombustible sólido densificado
estandarizado a nivel internacional. Consisten en pequeños cilindros (de 5-12 mm
de diámetro y de 10-30 mm de largo) procedentes de la compactación de serrines
y virutas molturadas y secas, provenientes de serrerías, de industrias de la
madera, de astillas y otras biomasas como las podas de cultivos arbóreos y
residuos forestales. En el proceso de peletización no se utilizan productos
químicos sino simplemente presión y vapor, aunque es posible encontrar también
un porcentaje reducido de aditivos biológicos.
Su uso principal es como combustible para usos térmicos en el sector residencial y
terciarios. Se presenta con un contenido medio de humedad del 8-10%. Su P.C.I
medio es de 4.000 kcal/kg en base húmeda.
- Pilas de combustible: la pila de combustible es un dispositivo electroquímico que
convierte el hidrógeno y el oxígeno en agua, generando electricidad en dicha
combinación química
- Puntos de recarga de vehículos eléctricos: equipo conectado a la red eléctrica
que suministra electricidad a las baterías del vehículo eléctrico Para más
información acceder al “Manual de combustibles alternativos disponible en esta
página”
- Vehículo eléctrico: Es aquel vehículo que utiliza la electricidad como único modo
de propulsión. Se conocen como Vehículos Eléctricos de Batería (BEV) y
almacenan la energía eléctrica mediante baterías. La gran ventaja estriba en que
no emiten contaminantes en el punto donde se usan, ni emiten ruidos, por lo que
son muy convenientes para entornos urbanos.