You are on page 1of 11

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA EQUINOCCIAL

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD EUGENIO ESPEJO

REPRODUCTOR FEMENINO

DR. RENÉ CALLE

INTEGRANTES:

 ALAN CHAPI
 LISBETH NUÑEZ
 NICOLE SARZOSA

TEMA: ANOMALÍAS DE TROMPAS ÚTERO Y VAGINA

Quito, Mayo de 2018

1
ANOMALÍAS DE LAS TROMPAS UTERINAS

Los defectos de las trompas uterinas son infrecuentes y solamente se han


publicado unos pocos casos. Las trompas de Falopio provienen de los extremos
distales únicos de los conductos de Müller. Las anomalías congénitas de estos
órganos incluyen: los orificios accesorios (abertura), la ausencia completa o
segmentaria, la duplicación de una trompa uterina, la inexistencia de la capa
muscular y la falta de canalización de las trompas, los vestigios del conducto de
Müller también se identifican en su curso embriológico.
El más común es una pequeña estructura quística ciega unida a un pedículo al
extremo distal de la trompa de Falopio, llamada hidátide de Morgagni. Los
quistes paratubarios suelen identificarse de manera fortuita durante
operaciones ginecológicas en busca de otras anormalidades o se detectan en
la exploración ecográfica; Muchos de ellos no genera síntomas, crecen con
lentitud y se identifican durante el tercer o el cuarto decenios de la vida.
La exposición de un feto a DES (Dietilestilbestrol) se ha vinculado con diversas
anormalidades tubarias. Las trompas cortas y tortuosas o las que tienen franjas
arrugadas y orificios pequeños han sido vinculadas con infecundidad
Diversas anomalías de trompas uterinas, útero y vagina pueden deberse a que
el desarrollo del primordio uterovaginal se detiene durante la octava semana a
consecuencia de:

 El desarrollo incompleto de un conducto paramesonéfrico.


 La falta de desarrollo de diversas partes de uno o ambos conductos
paramesonéfricos.
 La fusión incompleta de los conductos paramesonéfricos.
 La canalización incompleta de la placa vaginal en el proceso de
formación de la vagina.

ANOMALÍAS UTERINAS

1. Agenesia o hipoplasia de los conductos de Müller

Ausencia segmentaria de desarrollo de los conductos de Müller o por una


hipoplasia de los conductos de Müller ocurre subdivisiones. Lo que ocurre
en 1 de cada 5000 recién nacidos.

2
o Vaginal
o Cervical
o Fúndica
o Tubaria
o Combinada

2. Útero didelfo

El útero didelfo o también denominado doble ocurre por la falta de fusión


de los conductos de Müller. El útero tiene dos cavidades internas y cada
cavidad puede llevar a su propio cuello uterino y a su propia vagina, así la
mujer tiene dos cuellos uterinos y dos vaginas. Afecta aproximadamente a
una en 350 mujeres.

3. Útero unicorne

El útero unicorne ocurre por ausencia de desarrollo o desarrollo incompleto


de los conductos de Müller. En esta anomalía el útero tiene la mitad del
tamaño de un útero normal y solo tiene una trompa de Falopio por lo que
se lo denomina unicorne debido a la asociación de la trompa de Falopio

3
con un solo cuerno. Esta es una condición muy rara y afecta
aproximadamente a una en 1.000 mujeres.

Se encuentra de dos formas:

 Con cuerno rudimentario


o Con cavidad endometrial
 Con comunicación
 Sin comunicación
o Sin cavidad endometrial
 Sin cuerno rudimentario

4. Útero bicorne

El útero bicorne ocurre por la fusión parcial de los conductos de Müller. El


útero tiene forma de corazón porque tiene una hendidura profunda en la
parte de arriba. Se conoce como útero con dos cuernos debido a su
forma. El numero de mujeres con esta malformación es menor que una en
200 mujeres.

La hendidura puede realizar un tabique completo hasta el orificio interno o


solo parcialmente.

5. Útero arcuato

Es la anomalía más parecida a un útero normal ya que únicamente tiene


una caída, o una pequeña hendidura menor a 1 cm, en la parte de arriba.
Es una anormalidad bastante común y afecta aproximadamente a una
cuarta parte de las mujeres.

4
6. Útero tabicado

Un septo de tejido conectivo divide a la cavidad uterina en dos. Se


produce por un fallo de reabsorción del septo fibroso final que separa la
unión de los conductos mullerianos. Afecta aproximadamente a una en 45
mujeres. Este puede ser completo o parcial.

7. Útero asociado a Dietilestilbestrol

Dietilestilbestrol es un antiemético que se usó en los 60-70 hasta que se


descubrió que causaba la deformación del útero, razón por la cual
actualmente está fuera del mercado.

Producía:
5
 Bandas de constricción en la cavidad uterina
 Cavidad con forma de T
 Ensanchamiento de los 2/3 inferiores de la cavidad uterina

ANOMALÍAS VAGINALES

La vagina se deriva de la interacción entre el primordio uterovaginal y la parte


pélvica del seno urogenital. Es difícil evaluar las causas de las anomalías
vaginales debido a que sigue habiendo polémica en cuanto a la integración
del primordio uterovaginal y el seno urogenital en la diferenciación normal de la
vagina. Lo que es más, el análisis preciso de las causas de ciertas presentaciones
vaginales anómalas, como sucede con muchas anomalías de los genitales
externos, tendría que incluir también los posibles factores moderadores de
origen endocrino y genético.

HIMEN IMPERFORADO

El himen es el vestigio membranoso de la unión entre los bulbos sinovaginales y


el seno urogenital. Por lo general se perfora durante la vida fetal para establecer
una conexión entre la luz vaginal y el periné, anomalías del himen son muy
variadas, por ejemplo, las variantes microperforada, tabicada, cribiforme e
imperforada). La causa del himen imperforado es la falta de canalización Un
himen imperforado es la anomalía obstructiva más común, y se han descrito
6
casos familiares. Su incidencia más frecuentemente descrita es de
aproximadamente de 1:1.000. En el período del recién nacido y de la infancia
temprana, puede ser diagnosticado por la presencia de una membrana
abultada debida a un mucocolpos originado por la estimulación estrogénica
materna de la mucosa vaginal. Eventualmente se puede reabsorber si no es
demasiado grande o sintomático. Más frecuentemente se diagnostica en el
momento de la menarquia, cuando se acumula el flujo menstrual. Las
manifestaciones clínicas más frecuentes son una membrana abultada
negroazulada, dolor, amenorrea primaria y caracteres sexuales secundarios
normales. Según los casos, las pacientes pueden presentar dolor abdominal
cíclico o una masa abdominal. Se han descrito otras anomalías del himen. Uno
normal puede presentar distintas configuraciones (anular, creciente). Algunas
membranas himeneales no sufren una reabsorción o perforación completas, lo
que origina un himen microperforado, cribiforme o un himen en forma de septo.
La edad de detección varía en los bebés y niñas, pero con frecuencia las
anomalías del himen se descubren después de la menarquia cuando a la
adolescente le resulta difícil usar tampones.

AGENESIA VAGINAL

La frecuencia de ausencia de la vagina debido a sospechas de agenesia


vaginal es cercana a 0.025%. La agenesia quizá se deba a que el primordio
uterovaginal no pudo establecer contacto con el seno urogenital. En general,
hay ausencia de útero. Se ha informado que existen glándulas vestibulares
mayores en casos de supuesta agenesia vaginal; esta presencia enfatiza la
complejidad de la diferenciación del seno urogenital.

ATRESIA VAGINAL

Se considera atresia vaginal cuando la porción inferior de la vagina consiste tan


sólo en tejido fibroso, mientras que las estructuras superiores contiguas (el útero
en particular) están bien diferenciadas (quizá debido a que el defecto primario
está en la contribución sinusal a la vagina).

APLASIA DE MÜLLER

En la aplasia de Müller están ausentes casi toda la vagina y la mayor parte del
útero (el síndrome de Rikitansky-KüsterHauser, con un útero rudimentario de
tejido muscular bilateral, se consideraba prácticamente lo mismo que esta
aplasia). La mayoría de las mujeres con ausencia de vagina (y genitales externos
normales) reciben el diagnóstico de aplasia de Müller en lugar de atresia
vaginal. Otras anomalías somáticas se asocian a veces con aplasia de Müller, lo
cual sugiere un síndrome de malformación múltiple. Los trastornos vertebrales
asociados son más comunes que las anomalías del oído medio; por ejemplo, la
aplasia de Müller se asocia con el síndrome de Klipper-Feil (fusión de las
vértebras cervicales) es más común que la aplasia de Müller con síndrome de
Klipper-Feil y anomalías en el oído medio (“sordera de conducción”). El síndrome
de Winter, que se considera autosómico recesivo, se manifiesta con anomalías
de oído medio (un tanto similares a la de la tríada anterior), agenesia o
hipoplasia renal y atresia vaginal (en lugar de aplasia de los conductos

7
paramesonéfricos). También se ha descrito disgenesia (ausencia parcial)
vaginal e hipoplasia (reducción en el calibre de la luz).

QUISTES DEL CONDUCTO DE GARTNER

Los quistes del conducto de Gartner son vestigios de los conductos de Wolff y
estos quistes mesonéfricos predominan en la pared cefálica y lateral de la
vagina. Los quistes por lo general miden entre 1 y 5 cm y se identifican
accidentalmente durante una exploración pélvica. Cuando un quiste pequeño
del conducto de Gartner es asintomático se puede mantener bajo observación.
Deppisch (1975) describió 25 casos de quistes vaginales sintomáticos. Encontró
una gran variedad de síntomas como dispareunia, dolor vaginal, difiCultad para
insertarse tampones, síntomas urinarios y tumores palpables. Los quistes
sintomáticos se operan. Algunas veces los quistes se infectan y si es necesario
operarlos durante la fase aguda se prefiere la marsupialización. Es importante
señalar que algunas veces es más difícil extirpar el quiste vaginal de lo que se
creía, puesto que algunos se extienden hasta el ligamento ancho y se ubican
muy cerca del trayecto distal del uréter.

SEPTO VAGINAL LONGITUDINAL

El septo vaginal longitudinal representa un fallo de la completa canalización


de la vagina. Ocurre a menudo en presencia de anomalías uterinas como se
ha visto anteriormente.

SEPTO VAGINAL TRANSVERSO

Septo vaginal transverso (defectos de la fusión vertical) Los defectos de la fusión


vertical pueden originar un septo transverso que puede estar imperforado y
asociado con hematocolpos o hematometra en las adolescentes, o con
mucocolpos en los bebés. Son anomalías mucho menos comunes, detectadas
en 1:80.000 mujeres. La mayoría de las pacientes presenta amenorrea y dolor
cíclico alrededor de la menarquia. Las pacientes que tienen una pequeña
apertura en el septo transverso pueden presentar mucha secreción vaginal y
flujo.

El septo vaginal transverso puede localizarse en varios sitios de la vagina (15-20%


en el tercio inferior, pero casi siempre en la mitad o en el tercio superior de la
vagina) y presentar distinto grosor que generalmente es 1 cm. Las localizaciones
altas, el septo grueso y los orificios vaginales estrechos representan difíciles casos
quirúrgicos. El septo vaginal transverso puede asociarse con otras anomalías
congénitas, aunque de forma menos frecuente que en el caso de la agenesia
mülleriana. Estas pacientes presentan un útero funcional normal a diferencia de
las mujeres con MRKH. Existe también un aumento de incidencia de
endometriosis secundaria a la menstruación retrógrada. La valoración del septo
vaginal transverso incluye una cuidadosa exploración pélvica y con frecuencia
pruebas de imagen pélvica, habitualmente con RM y ecografía, para delimitar
las anomalías anatómicas. La RM resulta especialmente útil para determinar el
grosor del septo y la presencia del cérvix, y para planificar la intervención

8
quirúrgica. El diagnóstico y el tratamiento deben establecerse lo más pronto
posible después de la menarquia, ya que una acumulación significativa de
hematometria y/o hematosalpinx podrían afectar el futuro reproductivo,
alterando negativamente el útero y/o la función tubárica.

Con frecuencia, las anomalías de la vagina se asocian con anormalidades del


sistema urinario y del recto, debido a que la diferenciación del seno urogenital
participa en la formación de la vejiga y uretra, al igual que en la de la vagina y
vestíbulo. Si es defectuosa la división de la cloaca en el seno y el conducto
anorrectal, entonces pueden ocurrir defectos rectales asociados. Las anomalías
mixtas pueden afectar el conducto urinario o el recto. Es posible que la uretra
se abra hacia la pared vaginal e incluso se ha descrito la presencia de una sola
cavidad vesicovaginal. Por otro lado, la vagina puede abrirse hacia un seno
urogenital persistente, como en ciertas formas de seudohermafroditismo
femenino. Las anormalidades rectales asociadas incluyen las fístulas
vaginorrectales, ano vulvovaginal, fístula rectosigmoidea y cloaca
vaginosigmoidea sin recto.

PREGUNTAS DEL GRUPO

1. El útero didelfo ocurre por:


a. Agenesia de los conductos de Müller
b. Falta de fusión de los conductos de Müller
c. Fusión parcial de los conductos de Müller
d. Ninguna de las anteriores
2. ¿En qué anomalía uterina, el útero tiene forma de corazón?
a. Útero didelfo
b. Útero unicorne
c. Útero bicorne
d. Útero tabicado
3. ¿En qué anomalía uterina, puede existir dos cuellos uterinos?
a. Útero didelfo
b. Útero unicorne
c. Útero bicorne
d. Útero tabicado
4. ¿Qué anomalía está asociada al Dietilestilbestrol?
a. Agenesia cervical
b. Útero didelfo
c. Útero unicorne
d. Útero con forma de T

5. ¿En qué anomalía los vestigios mesonéfricos originan ciertas


estructuras?
a. Agenesia Vaginal
b. Quistes del conducto de Gartner
c. Himen Imperforado

9
d. Tabique Vaginal longitudinal
6. ¿Qué sucede si los conductos de Muller no migran en sentido caudal?
a. Agenesia Vaginal
b. Himen cribiforme
c. Quistes del conducto de Gartner
d. Hematómetra
7. ¿Qué puede pasar en niñas con Hidromucopolpos?
a. Hematómetra
b. Se puede reabsorber si no es demasiado grande o sintomático
c. Se vuelve una membrana abultadanegroazulada
d. Puede tener defectos del aparato urinario
8. ¿Qué otra anomalía acompaña a los Tabiques Vaginales
Longitudinales?
a. Agenesia Renal
b. Atresia Vaginal
c. Duplicación parcial o completa del cuello uterino y útero
d. Quistes en el ligamento ancho
9. ¿De dónde puede originarse las hidátides de Morgagni?
a) Conductos mesonefricos
b) Conductos paramesonefricos
c) Placa vaginal
d) A partir de otras anomalías
10. La exposición al feto puede producir
a) Hidátide de Morgagni
b) Un completo desarrollo del feto
c) Diversas anormalidades tubarias
d) Procesos de formación vaginal normal
11. En que semana puede deternerse el desarrollo de los genitales femeninos por
diversos problemas
a) 8va semana
b) 3ra semana
c) 5ta semana
d) 1ra semana
12. ¿Qué tan frecuentes son las anomalías de las trompas uterinas?
a) Muy frecuentes
b) Muy común
c) Poco frecuentes
d) 1 de cada 200

10
BIBLIOGRAFÍA

 Jonathan S. Bereck. Ginecología de Novak. 12a ed.


 Fuentes J. Prog Obstet Ginecol. Sociedad Española de Ginecología y
Obstetricia. 2014;57:191-200.
 Jauregui R. Estado actual de la clasificación, diagnóstico y tratamiento
de las malformaciones müllerianas. Ginecol Obstet Mex 2013;81:34-46.
 http://www.studentconsult.es/ficheros/booktemplate/9788480869591/file
s/548_0_contbb.pdf

11