Вы находитесь на странице: 1из 3

TEMA 2: LA CONSTRUCCION RELATIVISTA

LECTURA: LA ILUSIÓN POSITIVISTA DE UNA CIENCIA SIN SUPUESTOS

Los hechos son juzgados, analizados, examinados desde diversas intencionalidades,


valoraciones etc.; según sea quien los juzga, valora, examina o analiza. Weber no
renuncia a las posibilidades del empirismo. Pero juzga que los hechos sociales no
pueden ser considerados como cosas, puesto que siempre se encuentran mediados
por intencionalidades y valoraciones subjetivas. Weber crea un instrumento de análisis
sociológico: el tipo ideal

La crítica de la ilusión según la cual el sabio podría determinar independientemente de


todo supuesto teórico, lo que es esencial y lo que es accidental en un fenómeno, hace
resaltar con vigor las contradicciones metodológicas de la imagen positivista del objeto
científico: además de que el conocimiento de las regularidades, instrumento
irreemplazable, no suministra por sí mismo la explicación de las configuraciones
históricas.

21. MAX WEBER: La parcialidad e irrealidad de la interpretación puramente económica


de lo histórico solo constituye un caso especial de un principio que guarda una validez
muy general para el conocimiento científico de la realidad cultural. No existe ningún
análisis científico objetivo de la vida cultural o bien de los fenómenos sociales.

La razón se debe al carácter particular del fin del conocimiento de todo trabajo de las
ciencias sociales que quieran ir más allá de un estudio meramente formal de las
normas- legales o convencionales- de la convivencia social.

Todo conocimiento de la realidad mediante el espíritu humano finito está basado en la


tácita premisa de que solo un fragmento finito de dicha realidad puede construir el
objeto de la comprensión científica, y que eso resulta “esencial” en el sentido de “digno
de ser conocido”. Uno de los portavoces de las ciencias de la naturaleza creyó poder
afirmar que la meta ideal (prácticamente inalcanzable) de una tal elaboración de la
realidad cultural sería un conocimiento astronómico de los procesos de la vida.

Como es natural, toda constelación individual que la astronomía nos explica o predice,
solo resulta explicable casualmente a modo de consecuencia de otra constelación
igualmente individual que le precede. No cabe duda de que el punto de interés por las
ciencias sociales está en la configuración real, esto es: individual, de la vida
sociocultural que nos rodea. Y todo ello es su contexto universal, pero no por ello
menos individual, y en su devenir de partir de otros estados socioculturales,
naturalmente también individuales.

Hemos calificado de ciencias de la cultura aquellas disciplinas que aspiran a conocer


los fenómenos de la vida según su significado cultural. El significado de la
estructuración de un fenómeno cultural y la causa de tal significado no se puede
deducir, sin embargo, de ningún sistema de conceptos legales, por muy perfecto que
en este sea, como tampoco pueden ser fundamentados ni explicados por ellos. El
concepto de la cultura es un concepto del valor.

. Y lo decisivo de ello está en que únicamente mediante la premisa de que solo una
parte finita de la infinita multitud de fenómenos esta plena de significado, adquiere un
sentido lógico la idea de un conocimiento de los fenómenos individuales. Únicamente
una parte de la realidad individual posee importancia para nosotros puesto que solo
esa parte se halla en relación con las ideas de valor cultural con las cuales abordamos
la realidad.

LECTURA: LOS TIPOS IDEALES Y LAS LEYES DE LA CIENCIA

Es un producto racional. De estructuras psíquicas y físicas cuya justificación es el


proceso científico natural de la acción.
La construcción conceptual de la sociología encuentra material muy esencialmente de
modo exclusivo en las realidades de la acción consideradas también importantes
desde el punto de vista de la historia u/o hechos. Se busca los conceptos y leyes con
el propósito de encontrar el punto causal de los fenómenos culturalmente importante.
En estas construcciones denominadas tipo ideal de la acción social preferidas de la
teoría económica para poder comprender la realidad enforna racional y poder
comprender los obstáculos tradicionales de carácter no económicos.