You are on page 1of 18

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO

FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Y

ZOOTECNIA

ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA


VETERINARIA Y ZOOTECNIA

Diagnóstico de Encuestas

DOCENTE: Jesús Quispe Coaquira

ALUMNO: Pedro Luis Huaillapuma Zapana

CODIGO: 140119

PUNO – PERÚ
2018
ANÁLISIS DE ENCUESTA

I. Introducción:
En los últimos quince años, la producción lechera conoció un fuerte crecimiento
en varias regiones andinas. Respondió a la vez al crecimiento de la demanda
interna y a la estabilidad del precio al productor, debida a la protección del
mercado frente a las importaciones. Permitió la integración al mercado de
numerosas familias campesinas, a través de industrias lecheras o circuitos
artesanales. En la comunidad campesina estudiada, que forma parte de las
cuencas lecheras marginales del Perú, el fomento de la producción lechera se
traduce por la extensión hasta sus límites de la zona con riego para la producción
de forraje (alfalfa).
Es por esto que es de vital importancia conocer la situación agropecuaria de los
productores y familias campesinas que realizan este tipo de labor muy
significante en la economía peruana y asi ver las vías para la mejora actual de
su crianza y producción.
Tomando como principales factores el tipo de crianza de los animales, que
fuentes de alimento y agua consta cada productor, los datos personales del
productor como el grado de instrucción y edad para determinar la situación
socioeconómica de los productores.
Con estos datos obtenidos mediante preguntas formuladas con un debido orden
podemos ser capaces de hacernos de un panorama de la situación agropecuaria
de nuestros productores y plantearnos opciones que nos permitan ayudar en su
desarrollo lo cual nos llevaría a un desarrollo económico beneficioso para la
región y sus aledaños.
Desde luego la principal dirección de este estudio es de que manera puede
afectar las diferentes estrategias de cada productor ya sea en su crianza, manejo
de sus animales y la situación en la que se encuentra en la producción de sus
animales lo cual implicaría una detección de problemas claves en los factores
mencionados anteriormente. Por lo tanto es muy importante la veracidad y
exactitud de los datos que se tomaran en consideración.

II. Objetivos:
 Realizar un análisis de crianza y manejo de animales.
 Realizar un análisis socioeconómico y situación de instalaciones.
 Reconocimiento y diagnóstico situacional de las condiciones en que se
encuentran los productores agropecuarios

III. Referencias Bibliográficas:

Producción de leche en Puno

El sub-sector pecuario es una de las actividades económicas más importantes


en la región Puno, y dentro de ella se destaca la producción de bovinos de
leche y carne (BCRP, 2008). En el 2007, el sub-sector pecuario creció 3,2%,
principalmente por la producción de leche, debido a una fuerte tendencia a la
producción de derivados lácteos, apoyada por el incremento de instalación de
pastos y forrajes (PEDPL, 2008).

La producción de leche convencional encuentra en manos de pequeños,


medianos y grandes productores. Al 2006 las cantidades producidas variaron
entre 351 a 1.237 kg/vaca/año con productividad media de 1,3 l /día,
destacando productores que superan los 5500 kg/vaca/año (semi-
confinamiento) y 8000 kg/vaca/año (en confinamiento) (PEDPL, 2008), que
obtienen este incremento principalmente por la mejora en la alimentación y el
mejoramiento genético (Cotacallapa, 2002 apud PRDP, 2008). En la última
década la producción creció de manera constante, con un 194% entre el 2001 y
2009, y el 82% de esta producción se concentró en 4 de las 13 provincias de la
región, que también concentran el 68.1% de la población de ganado lechero y
se ubican a 3800 de altitud; son condiciones climatológicas duras para la
producción, pero estas provincias muestran capacidad y potencial.

Este crecimiento se explica por los continuos programas gubernamentales y no


gubernamentales desarrollados hace más de una década, con el objetivo de
mejorar la producción y la productividad del sector lechero. Un ejemplo son las
instalaciones de centros de colecta y enfriamiento en distintas provincias de la
región: Taraco (Huancané), Mañazo (Puno) y Ayaviri (Melgar), promovidas por
el Ministerio de Agricultura (PRDP, 2008), e impulsado además por la demanda
de derivados lácteos con valor agregado (yogurt, queso y mantequilla),
principalmente queso, cuya producción estimada es de volúmenes mayores a
1000 l /día, procesados por 180 plantas queseras (incluidas las artesanales).

Con respecto a los precios, estos varían según la época y lugar de producción
entre S/. 0.60 / l y S/. 0.70 / l. La empresa GLORIA (una de las grandes
empresas de lácteos del Perú) tiene instalados centros de acopio en Taraco
(Huancané) y Ayaviri (Melgar), y paga hasta 0.85 centavos el litro, dependiendo
del contenido de grasa de cada rebaño (PRDP, 2008), este precio es similar al
pagado por pequeñas plantas de elaboración de queso y yogurt que junto a la
localización y proximidad de estas, son motivos razón para destinar la leche
mayormente a la transformación de queso y yogurt (PEDPL, 2008); sin
embargo, también se comercializa en las principales ciudades directamente al
consumidor, a precios entre S/. 1.50 y S/. 1.80.

En relación a las razas, a inicios del siglo XIX Perú importó ganado de leche de
origen suizo, especialmente raza Durhman para la Costa(2) en 1905 y Brown
Swiss y Normandos en 1908 para la Sierra(3). Al final de la primera guerra
mundial, se introdujeron cantidades significativas de bovinos de leche de raza
Holstein proveniente de los Estados Unidos, Chile y Argentina, y raza Brown
Swiss, de Estados Unidos (Ramírez; Chávez, 2001); sin embargo, la
predominancia es de la raza Criolla (mezcla de razas mejoradas continuamente
con el pasar del tiempo). Las razas de ganado lechero se encuentran en
diversas regiones naturales de Puno, predominantemente en las áreas agro-
ecológicas: Circunlacustre, con precipitación pluvial total entre 650 e 750 mm y
temperatura media anual entre 1°C a 15°C, con periodo libre de heladas de
150 a 180 días; Suni, con temperatura media entre -1°C y 16°C, precipitación
pluvial total de 600 a 850 mm y período libre de heladas de 50 a 150 días,
considerada como zona de mayor prosperidad para el ganado; y Selva Alta o
Rupa Rupa con clima templado - caliente con temperaturas entre 12°C a 35°C,
precipitación pluvial media anual de 1500 a 2000 mm y explotación pecuaria
extensiva, dispersa e incipiente. En estos sistemas ecológicos ricos en
biodiversidad, se establecieron áreas de protección para conservar y/o dirigir
esos espacios respetando el medio ambiente (PERSA, 2008).

Respecto de la producción orgánica en la región, se desconocen casos de


producción de leche orgánica; sin embargo, existen iniciativas individuales y de
asociaciones de productores que buscan inversión privada y pública para
desarrollarlas, respaldados en la ley N° 29196 sobre promoción de la
producción orgánica. Esta aún precisa ser reglamentada pues no expresa
detalladamente los procedimientos para la producción de leche orgánica
(CNRP, 2010).

Crecimiento de la Producción Lechera Andina e Integración del


Campesinado al Mercado Interno

Desde 1990, la integración de los campesinos peruanos al mercado


internacional mediante la producción de frutas o verduras para la exportación
está creciendo, como resultado de una política neoliberal que ve en estas
especializaciones una oportunidad de desarrollo para el país. La adopción de
nuevas orientaciones productivas alrededor del café, del cacao, del mango, del
espárrago o de la alcachofa origina fuertes cambios en las regiones de la franja
costeña y de la ceja de selva amazónica, conllevando a menudo nuevos
riesgos para los productores (Chaléard y Mesclier, 2003).
Sin embargo, por no disponer de las condiciones y de los recursos necesarios
para desarrollar tales producciones, la gran mayoría de las familias rurales de
los Andes queda excluida de este proyecto político de “campesinado
agroexportador”. Tiene además que enfrentar la competencia creciente de
productos importados como el trigo, cuyo precio difícilmente permite pagar el
trabajo requerido por su producción en las regiones andinas.
Sin embargo, al margen de este proceso, producciones destinadas a abastecer
el mercado interno como la leche se desarrollan en distintas regiones andinas.
Estos procesos productivos así como los circuitos de comercialización
asociados han sido poco estudiados. Sin embargo, constituyen también una
forma de integración al mercado del campesinado andino que este artículo
propone analizar en el caso de la leche. Describe el proceso de integración al
mercado interno de los ganaderos andinos antes de analizar sus implicaciones
para el campesinado, a través del ejemplo de una comunidad campesina. Cabe
luego preguntarse si esta integración, tomando en cuenta los efectos de la
liberalización sobre el mercado de los productos lácteos, permite detener la
marginación económica del campesinado andino.

El rol de la política arancelaria y el desarrollo del mercado interno


Desde 1990, la producción lechera andina conoce en el Perú un fuerte
crecimiento, descrito por distintos autores en varias regiones y visible sobre el
gráfico.

Gráfico n° 1: Crecimiento de la producción lechera en algunos departamentos


del Perú

Fuente: Aubron (2006a:98) a partir de Webb y Fernandez Baca (2004).


Tres conjuntos de factores externos a los sistemas de producción parecen
haber facilitado este desarrollo.
En primer lugar, el inicio de los 1990 marca en el Perú una ruptura en términos
de política lechera. Durante los años 1970 y 1980, la leche en polvo importada
con subvenciones para el sector industrial competía con la producción nacional,
limitando los volúmenes acopiados en el Perú por las industrias y ejerciendo
una presión a la baja sobre los precios al productor (Lajo Lazo, 1988). En los
años 1990, mientras las reformas de inspiración neoliberal abrían la mayor
parte de los mercados, el sector lechero benefició, de manera paradójica, de un
régimen de protección: con la implementación del sistema de franja de precios
en 1993, las importaciones de todos los productos lácteos fueron sometidas al
pago de una tasa, lo cual, combinado en el tiempo con la alza del precio
mundial de la leche en polvo, se tradujo por una sustitución creciente de la
producción nacional a las importaciones. Esto constituye una explicación al
mantenimiento relativo del precio real al productor de leche en comparación
con otros productos agrícolas, cuyos precios se vieron afectados por las
importaciones libres de tasas desde países más competitivo Este precio
atractivo de la leche actuó probablemente como un potente incentivo en el
desarrollo de la producción lechera de parte de los campesinos andinos.
Bien relacionado con la política exterior del país frente a las importaciones de
leche, el crecimiento de la producción lechera andina lo es también con
evoluciones propias del mercado interno de los productos lácteos: con 50,5 kg
de equivalente leche por habitante por año, el nivel promedio de consumo de
productos lácteos de los peruanos es uno de los más bajos de América del
Sur, puesto que el nivel reducido de ingresos de la mayor parte de la población
peruana limita la adquisición de productos que siguen siendo de lujo para los
más pobres. Pero el estancamiento del nivel de consumo per cápita desde
1990 no deja percibir la expansión del mercado debida de un lado al
crecimiento demográfico, y del otro a la urbanización creciente que tiende,
como en otros países, a cambiar los padrones de consumo hacia una mayor
participación de los productos lácteos en la dieta (yogurt, desayuno con leche),
lo cual constituye una oportunidad para los productores de leche.
Por fin, el crecimiento de la producción lechera andina no hubiera sido posible
si no hubiese sido acompañado por el desarrollo de las vías de comunicación y
de las actividades de transporte.
Este fenómeno permitió la ampliación de los circuitos de acopio de leche de las
industrias y el transporte más rápido hacia los mercados urbanos de productos
perecibles como la leche cruda, el queso o el yogurt. Así, para poblaciones
campesinas que padecían de un aislamiento geográfico como las de los Andes,
integrarse al mercado implicaba una integración física mediante las vías de
comunicación. En las regiones afectadas por el conflicto armado entre el
Sendero Luminoso y el ejército peruano, hubo que esperar el fin de la guerra
para que se produjera.
Industrias y circuitos artesanales comparten por mitad el acopio de la
producción nacional Representadas por tres empresas grandes (Gloria, Nestlé
y Laive), les industrias lecheras acopian alrededor de la mitad de la leche
producida en el Perú. Establecidas desde los años 40’ en los departamentos de
Arequipa, Cajamarca y Lima, impulsaron el desarrollo de la producción lechera
en estos espacios andinos y costeños, construyendo carreteras y
proporcionando servicios técnicos y financieros. Después de dos décadas
marcadas por importaciones masivas de leche en polvo subvencionada (supra),
entraron a partir de 1993 en una nueva fase de expansión del acopio de leche
a nuevas zonas andinas, costeñas y amazónicas, mientras concentraban sus
actividades de transformación cerca de la capital. Cabe subrayar que si son
hoy día los principales clientes de los grandes productores de la Costa, la
mayoría de sus proveedores son pequeños ganaderos produciendo menos de
cien litros al día. Las industrias lecheras también son los primeros importadores
de productos lácteos, con sus compras de leche en polvo que siguen
mezclando con la leche nacional para la transformación, aunque en menor
volumen que en los años 1980. Su producto emblemático es la leche
evaporada en lata, que representa más del
80 % de sus ventas en 2003. Vendida en todo el país y difundida por los
programas de ayuda alimenticia, conoce desde hace cinco años un fuerte
crecimiento de sus volúmenes de exportación hacia Haití y África del Oeste.
Bajo la denominación “artesanal”, se designa a las demás cadenas lecheras en
las cuales los productores controlan el proceso de trabajo de transformación y
de comercialización de los productos (Ablan, 1989:1990).Abarca a numerosos
productores quienes comercializan leche después de una eventual
transformación, pero sin recurrir a las industrias, por estar aislados de las rutas
de acopio de estas últimas o por preferir la opción artesanal. Un primer circuito
artesanal está organizado alrededor de la venta de leche cruda por parte de los
productores establecidos en la cercanía de las ciudades.
En el segundo, los ganaderos transforman ellos mismos la leche que producen
en queso y lo venden regularmente a negociantes quienes lo transportan hasta
los mercados urbanos. La tercera cadena artesanal corresponde a las
pequeñas queserías que acopian leche al nivel local y se encargan de la
transformación y de la comercialización de sus productos.
Producir leche en los Andes: hacia una tipología de los sistemas de producción
lecheros andinos. Aunque imprecisa, la tipología de los sistemas de producción
lecheros en el Perú propuesta por Bernet (1998:22) constituye un punto de
partida para analizar las formas de producción lechera en las regiones andinas.
Distingue tres sistemas de producción: el primer tipo, de “manejo forrajero
extensivo”, difundido en todos los Andes, corresponde a sistemas de
producción que asocian la ganadería bovina con pastos naturales y cultivos de
granos y tubérculos de consumo humano en secano. La producción lechera por
vaca es baja por el débil rendimiento forrajero de los pastos naturales
pastoreados. El segundo tipo, de “manejo forrajero intensivo” es característico
de las dos grandes cuencas lecheras andinas del Perú (Arequipa y Cajamarca),
donde el riego sirve para producir forrajes. La alfalfa predomina en los sistemas
de producción de los Andes del Sur y la asociación ray gras/trébol es más
común en los Andes húmedos del Norte, como en Cajamarca. Estos forrajes
bajo riego con alto rendimiento, a menudo pastoreados con estaca, permiten
alimentar todo el año vacunos más productivos, que a veces reciben también
concentrados. El tercer tipo, de “estabulación con maíz y concentrado” es
netamente costeño (Lima, Cañete, Costa Norte de Chiclayo hasta Piura, Costa
Sur de Arequipa). Salvo algunas excepciones, este sistema funciona sin
recurrir al pastoreo: la alimentación proviene de residuos de cultivos
comerciales bajo riego (maíz, espárragos, melaza, pepa de algodón). Las
vacas son de raza holstein, reciben tratamientos veterinarios como
inseminación artificial y producen entre 20 y 50 litros de leche diario.
Sin embargo, con solo dos tipos andinos, esta tipología no da cuenta de la
diversidad de los sistemas de producción lecheros existiendo en los Ande
muchas unidades de producción combinan elementos atañendo al “extensivo”
como al “intensivo”, usando la complementariedad entre pastos naturales y
cultivos forrajeros para producir a la vez leche y carne. Los ganaderos valorizan
el pasto cultivado mediante el pastoreo o el corte y la distribución; lo reservan
para ciertos animales (vacas lecheras en producción, toros al engorde), para un
momento del año (estación seca por ejemplo) o incluso del día. Si bien es
cierto que el fomento de los cultivos forrajeros es una de las principales metas
de los actuales proyectos de riego en los Andes, la producción de avena
forrajera en secano aumenta también en sistemas de producción con un
acceso restringido al agua. Se distribuye al ganado todo el año o en momentos
críticos, cortada y conservada seca o como ensilado. Según las condiciones
topográficas y climáticas, implementar estos cultivos forrajeros es más o menos
delicado y exigente en trabajo. El modo de alimentación del ganado define la
repartición de la producción de leche a lo largo del año: aún completado por
rastrojos de cereales, el solo pastoreo de pastos naturales provee una ración
insuficiente para producir leche en estación seca. Los ganaderos en esta
situación se dedican más a la producción de carne y usan sus toros para arar.
Disponer de forrajes verdes todo el año, conservándolo o regándolo, permite
seguir produciendo leche en estación seca.
La vaca más difundida en los Andes es de tipo criollo o “chusca”. La diversidad
genética dentro de este tipo rústico es muy grande, pero estas vacas tienen
como características comunes de ser pequeñas y con bajos niveles de
producción (menos de 12 L al día). Criadas en algunas regiones de los Andes,
las vacas dichas
“mejoradas” como la brown swiss o la holstein producen entre y 25 litros de leche
diario pero son más sensibles a las condiciones del medio (pendiente, variación
de la alimentación, frío). La mayoría de los productores de leche en los Andes
son pequeñas unidades de producción de tipo familiar (cuadro n° 1). En los
sistemas de producción con solo pastos naturales, los rebaños cuentan con 2 a
30 vacas según el área de pastos y la capacidad de acumulación de la familia.
Con la implementación de cultivos forrajeros, el tamaño de los rebaños se vuelve
dependiente del acceso a la tierra y al agua si son forrajes bajo riego. Aún con
un amplio acceso a los recursos del medio, la disponibilidad en mano de obra en
sistemas de producción casi totalmente manuales que producen la mayor parte
de sus forrajes impone un límite máximo al rebaño lechero, cerca de 8 vacas.
Por fin, en las escasas grandes unidades de producción lecheras con mano de
obra asalariada ubicadas en los Andes, el tamaño de los rebaños no está limitado
por el acceso a los recursos del medio sino por la capacidad de inversión de los
ganaderos y puede alcanzar 100 vacas.

Desde 1990, la integración de los campesinos peruanos al mercado internacional


mediante la producción de frutas o verduras para la exportación está creciendo,
como resultado de una política neoliberal que ve en estas especializaciones una
oportunidad de desarrollo para el país. La adopción de nuevas orientaciones
productivas alrededor del café, del cacao, del mango, del espárrago o de la
alcachofa origina fuertes cambios en las regiones de la franja costeña y de la
ceja de selva amazónica, conllevando a menudo nuevos riesgos para los
productores (Chaléard y Mesclier, 2003).
Sin embargo, por no disponer de las condiciones y de los recursos necesarios
para desarrollar tales producciones, la gran mayoría de las familias rurales de
los Andes queda excluida de este proyecto político de “campesinado
agroexportador”. Tiene además que enfrentar la competencia creciente de
productos importados como el trigo, cuyo precio dificilmente permite pagar el
trabajo requerido por su producción en las regiones andinas.
Sin embargo, al margen de este proceso, producciones destinadas a abastecer
el mercado interno como la leche se desarrollan en distintas regiones andinas.
Estos procesos productivos así como los circuitos de comercialización asociados
han sido poco estudiados. Sin enbargo, constituyen también una forma de
integración al mercado del campesinado andino que este artículo propone
analizar en el caso de la leche. Describe el proceso de integración al mercado
interno de los ganaderos andinos antes de analizar sus implicaciones para el
campesinado, a través del ejemplo de una comunidad campesina. Cabe luego
preguntarse si esta integración, tomando en cuenta los efectos de la
liberalización sobre el mercado de los productos lácteos, permite detener la
marginación económica del campesinado andino.
IV. Materiales y Métodos:

4.1 Materiales:

 Laptop
 Hojas con celdas encuestadoras
 Lapiceros
 Cuaderno de notas
 Lápiz
 Borrador
 Cámara celular
 Calculadora
 Otros

4.2 Métodos:
 Cuestionario mediante hojas encuestadoras
 Visita a diferentes viviendas
 Sondeos
 Charla familiarizada para la obtención de datos verídicos y exactos

V. Resultados y Discusiónes:

Edad del propietario


6

3

2

0
< 30 años 30 - 50 años > 50 años

Aquí podemos apreciar que la edad predominante en productores de


vacunos es de mayor a 30 años
Grado de Instrucción
3.5

2.5

1.5 N°
1

0.5

0
P Incompl P Completa S S Completa Sup Sup
Incompleta Incompl complet

Los productores tienen una instrucción mínima llegando la mayoría a no


completar la secundaria

Estructura del Rebaño


35

30

25

20

15 Series1

10

0
VAC OVI ALPA LLAMA PORCI BUR CABA

El Rebaño predominante en el distrito de CARACOTO es la de vacunos.


Estructura por razas
120.00%

100.00%

80.00%

60.00%
Series1
40.00%

20.00%

0.00%
Criollo Brown Swiss Cruzados

Dirigiéndonos solo al rebaño vacuno la raza predominante es la Brown


Swiss.

Material de las paredes


4.5
4
3.5
3
Cobertizo
2.5
Establo
2
Corral
1.5
Aire libre
1
0.5
0
Adobe Piedras Ladrillo Tapial Alambrado
Tipo de instalación
4.5
4
3.5
3
2.5
Si
2
No
1.5
1
0.5
0
Cobertizo Establo Corral Aire libre

En estos resultados podemos apreciar que la mayoría de productores


carecen de una instalación .
Comederos y Bebederos
6

3 Si
No
2

0
Comedero Bebedero

Fuente de agua
6

3
Series1
2

0
Pileta Río Charco
En los resultados presentes se aprecia el menor uso de comederos y
bebederos el cual es nulo mientras que en la fuente de agua se ve que es la
de piletas

De la parición
6
5
4
3
2 Series1
1
0
Campo Atendida Des. Sum. Nacida Mortal
abierto Ombligo Calostro
Modalidad Tareas N°

Epoca de las faenas ganaderas


6
5
4
3
2
Series1
1
0
E-F-M-A

S-O-N-D

E-F-M-A

S-O-N-D

E-F-M-A

S-O-N-D
M-J-J-A

M-J-J-A

M-J-J-A

Empadre Parición Destete

En estos estadigrafos podemos observar el tipo de paricion (con una


mortalidad minima) y las epocas de faenas ganaderas
El tipo de ordeño por lo general es manual donde padre y madre trabajan
conjuntamente, no constan de ambientes exclusivos para esta actividad, la
higiene no es tan decuidada

Del ordeño
6
5
La
4
3
2
1 Series1
0

No

Padre
Manual

Mecánico

Otra forma

Si

Lavado ubre

Secado Ubre

Uso toallas

Madre
Corral

Sala ordeño

Contrato
Tipo Lugar Trabado Tareas ordeño Ordeñadoras

Alimentación, épocas
3.5
3
2.5
2
1.5
Series1
1
0.5
0
PN AF PC PN AF PC
Lluvias Secano

alimetacion en las diferentes epocas esta principalmente constituido por


pasto natural, seguidamente de avena
Salud Animal
6
5
4
3
2
1 Series1
0

Teniasis

Neumonia

Diarreas
Distomatosis

Redondos

F. Catarral
Parasit Infecc

En el factor salud podemos apreciar la presencia de problemas


relacionados a la hipoxia y las infecciones parasitarias y/o transtornos
digestivos posiblemente vinculado al tipo de crianza que se denota que esta
muy descuidado.

VI. Conclusiones:

 Los problemas mas recurrentes son los relacionados a la salud de


los animales por la precensia de neumonia e infecciones parasitarias
lo cual nos indica una decadencia en la crianza de estos animales ya
sea en su alimentacion como en el aporte de agua.

 Los principales destinos de la leche producida es la venta habiendo


casos extremadamente raros de autoconsumo haciendo ver el
ingreso del productor lechero al mercado interno lo cual lleva a
beneficios significativos.

 Podemos apreciar de acuerdo a estos resultados que el tipo de


situacion agropecuaria en la que se encuentra el productor asi como
el tipo de instalaciones y crianza que dispone son factores
fuertemente influyentes en el desempeño productivo de los animales
llevando a la evaluacion de estos factores y la mejora de los mismos.
VII. Bibliografia:

 Requier-Desjardins, D. 1999. “Agro-Industria Rural y Sistemas


Agroalimentarios Localizados ¿ Cuales puestas ?” presentado
en X aniversario de PRODAR, Quito, 1999.

 INEI. 2005. Precios promedios mensuales de productos lácteos


seleccionados del índice de precios al consumidor de Lima
metropolitana – enero 1980 – mayo 2005. Lima : INEI. 6 p.

 Aubron, C. 2006b. “Productores andinos de queso artesanal y


liberalización del mercado de los lácteos en el Perú”. Debate
Agrario 40-41:119-140.

 Amat y León, C. 1983. !iveles de vida y grupos sociales en el


Perú. Lima : Universidad del Pacífico. 249 p.

 Claire Aubron1 & Hubert Cochet. 2009 Producción lechera en los


Andes peruanos : ¿ Integración al mercado interno o
marginación económica ?