Вы находитесь на странице: 1из 50

LACANDONIA, año 10, vol. 10, núm.

1: 37-86, junio de 2016 37

Vegetación y flora del Parque Ecológico y Recreativo El Zapotal,


Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México
Eduardo Palacios Espinosa†
Carlos R. Beutelspacher1
Obet Sarmiento Cortez1

1
Instituto de Ciencias Biológicas, Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, Libramiento Norte Poniente núm. 1150, col. Lajas Maciel, Tuxtla Gutiérrez,
Chiapas, C.P. 29000, Email: rommelbeu@hotmail.com

Resumen
Se estudió la vegetación y flora del Parque Ecológico y Recreativo El Zapotal en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México, encontrándose dos tipos de vegetación
primaria, la Selva Mediana Subperennifolia y la Selva Baja Caducifolia. Se encontraron 501 especies de plantas vasculares, agrupadas en 357 géneros
y 101 familias, de ellas, 12 son pteridofitas y afines, una coniferofita y 489 antofitas, a su vez, 422 son dicotiledóneas y 67 monocotiledóneas. Las
familias mejor representadas en cuanto a número de especies son: Fabaceae (61), Asteraceae (46), Poaceae (25), Euphorbiaceae (20), Malvaceae (19),
Rubiaceae (18), Acanthaceae (16), Apocynaceae (12), Orchidaceae (12) y Convolvulaceae (11). Se hizo un análisis de las relaciones que guarda la flora
del área de estudio con la de Tabasco y la Estación Biológica Los Tuxtlas, Veracruz, por considerarlas representativas de la flora oriental mexicana; con
la de Quintana Roo, como muestra de la Península de Yucatán y con la de la Estación Chamela, Jalisco, por su ubicación en la vertiente Pacífica y por
su flora occidental mexicana. Para esta comparación se utilizó el Índice de Similitud de Sorense ISs. En cuanto a las formas biológicas de las especies
presentes, existen 169 especies de árboles, 75 arbustos, 198 son hierbas, 47 bejucos (herbáceas trepadoras) y 12 epifitas.

Palabras clave: vegetación, flora, El Zapotal, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México.

Abstract
There was studied the vegetation and Flora of the Ecological and Recreative Park The Zapotal in Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Mexico, being two types of
primary vegetation, the Subtropical dry forest and Tropical Deciduos Forest. They found 501 species of vascular plants, grouped in 357 genera and 101
families, of them, 12 are Pteridofitas and allied, a Coniferofita and 489 Antofitas, in turn, 422 are Dicotiledóneas and 67 Monocotiledóneas. The fami-
lies better represented as for number of species are: Fabaceae (61), Asteraceae (46), Poaceae (25), Euphorbiaceae (20), Malvaceae (19), Rubiaceae (18),
Acanthaceae (16), Apocynaceae (12), Orchidaceae (12) and Convolvulaceae (11). Was made an analysis of the relationships that keeps the flora of the
area of study with the one of Tabasco and the station biological Los Tuxtlas, Veracruz, as representative of the Eastern Mexican flora; with the Quintana
Roo, as a sign of the Yucatán Peninsula, with the of the chamela biological station, Jalisco, by its location on the Pacific slope and its Mexican Western
flora. The ISs Sorense similarity index was used for this comparison. In terms of biological forms of the species present, 169 species of trees, bushes 75,
198 are herbs, 47 (herbaceous vines) vines and epiphytes 12.

Key words: vegetation, flora, The Zapotal, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Mexico.

Introducción acordó que sería interesante actualizar la nomenclatura


botánica del citado trabajo. La literatura citada, aparte

A l revisar la literatura sobre la flora regional en


Chiapas, para su actualización, encontramos el
interesante y completo trabajo de tesis de Eduardo Pa-
de rehacer los mapas y gráficas, a fin de poderlo publicar,
lo cual hacemos ahora, esperando que esta contribución
de Eduardo, sea de interés para la comunidad científica
lacios Luna (fallecido el 18 de mayo del 2005), sobre la y un pequeño homenaje para el primer autor.
vegetación y Flora del Parque Ecológico y Recreativo El El Parque Ecológico Recreativo, El Zapotal, está
Zapotal en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México, el cual ubicado al SE de Tuxtla Gutiérrez Chiapas; es un Área
permanecía inédito, por lo que, con la autorización de Natural Protegida por decreto del gobierno del estado en
la bióloga Teresa Cabrera Cachón, viuda de Palacios, se 1980. Su superficie es de 10 has, más 92 decretadas en
38 Revista de Ciencias de la Unicach

1990 como zona de amortiguamiento. Se localiza entre nicipio de Tuxtla Gutiérrez encontraban ahí una fuente
los 16º 43´02´´y 16º 43´40´´de latitud norte, y entre los de recursos vegetales a los que la vida cultural de esta
93º 05´33´´y 93º 06´08´´de longitud oeste. La altitud de su etnia se encuentra muy ligada. Por lo que seguramente
territorio varía desde 600 hasta 850 msnm. Incluye en su este macizo forestal ha sido desde tiempos prehispánicos
extensión al Parque Zoológico Miguel Álvarez del Toro una reserva natural, aunque esto no se haya podido docu-
(ZOOMAT); hecho que ha reforzado en gran medida la mentar en el presente trabajo, las evidencias posteriores
conservación de sus recursos vegetales. Se reconocieron parecen indicarlo así.
dos tipos de vegetación primaria: la Selva Mediana Sub-
perennifolia y la Selva Baja Caducifolia, además hay Características de la zona de estudio
formaciones Sabanoides y otras asociaciones secundarias.
Considerando que uno de los objetivos de la creación Ubicación geográfica
de la reserva es el de conservar la flora y fauna caracterís- El Parque Ecológico El Zapotal se localiza dos km al SE
ticas de la región, y teniendo en cuenta que hasta la fecha, de Tuxtla Gutiérrez, a los 16º 43´ de Lat. N y 03º 06´de
si bien se han realizado intentos, no existe un estudio de Long. O. Fisiográficamente es parte de la elevación cono-
su vegetación, ni un inventario florístico. Se ha pretendido cida como Meseta de Copoya, incluida en la Depresión
con el desarrollo de este trabajo llenar en parte ese vacío de Chiapas (Müllerried, 1957). Su rango altitudinal va
de información y colaborar así al mejor conocimiento de desde los 600 hasta los 850 msnm, ocupando el declive
los recursos naturales de la zona. norte y parte de la mesa en sus niveles más altos (figura
Al respecto, cabe destacar la importancia que se reco- 1). La superficie total de la reserva es de 102 has, 15 áreas
noce en los últimos años a las investigaciones tendientes al y 45 centiáreas.
inventario de recursos bióticos tropicales, debido en parte Las colindancias de la reserva son: al norte con el eji-
a la diversidad biológica que albergan los ecosistemas del do francisco I. Madero; al sur con propiedad de Humberto
trópico, a la gran presión antropogénica que sufren y al y David Gómez; al oriente con pequeñas propiedades de
poco conocimiento que de ellos se tiene (Campbell, 1989). Francisco Guillén Álvarez, Flor de Genero Chandoquí,
Las investigaciones sinecológicas e inventarios flo- Amado López, Trinidad Sánchez López y el CERESO
rísticos son así, condición indispensable para una mejor Nº 1; al poniente con el ejido Francisco I. Madero.
planeación y logro de los objetivos de las acciones de
conservación. En este sentido, dada su condición de área Geología
natural protegida, la información precisa sobre la iden- La Mesa de Copoya se caracteriza por los afloramientos
tidad de las plantas facilitará la realización de estudios de capas marinas del Terciario Inferior que yacen sobre
posteriores que repercutirán en un mejor entendimiento el complejo basal de edad Precámbrica y Paleozoica.
de la dinámica de las comunidades vegetales y el buen El declive norte posee rocas sedimentarias y volcanose-
manejo de la reserva. dimentarias del Eoceno, destacando las limonitas con
Finalmente y bajo estas consideraciones, la Depresión areniscas, mientras que en la Mesa y parte sur de la misma
Central de Chiapas es una de las regiones con mayor dominan las calizas sedimentarias del Oligoceno. Estas
presión humana, y paradójicamente, menos estudiada últimas pueden observarse al sur de la Meseta en forma
desde el punto de vista botánico (Sousa, com. Pers., de bancos más o menos horizontales que se exponen
Reyes-García y Sousa, 1997), quizá por predominar en en una pared casi vertical de aproximadamente 20 m
ella un tipo de vegetación poco exuberante como es la Sel- de altura media (Müllerried, 1957; INEGI, 1985). Las
va Baja Caducifolia (Miranda, 1952; Rzedowski, 1983), evidencias fósiles que se han recolectado en la región,
aunque en contraparte es uno de los ecosistemas con son corales del Terciario, dientes de tiburón y corteza
mayor diversidad florística en el país (Rzedowski, 1991; vegetal subfosilizada del Eoceno.
Breedlove, 1981), razones que hace más que necesario y
urgente su estudio. Topografía
Para efectos del presente trabajo, se distinguen cuatro
Antecedentes zonas de relieve característico en los terrenos del parque:
a). El Declive Norte, que comprende más o menos las
El Zapotal sin duda ha representado una zona muy im- dos terceras partes de su territorio con orientación NO y
portante para los habitantes de la región. Los pobladores suaves pendientes que varían desde 12 hasta 30%, entre
zoques de los terrenos que ahora forman parte del mu- los 600 y los 740 msnm, con afloramientos de roca caliza
Revista de Ciencias de la Unicach 39

y pedregosidad variables; b). El Peñasco, que incluye los angosta franja de transición hacia las tierras de la Mesa que
terrenos de fuerte pendiente por arriba de los 750 msnm se ubican por arriba de los 800 de altitud comprendiendo
con pendiente mayor al 50 % e incluso sobrepasando el casi una tercera parte del territorio protegido; c).- Terre-
100 % en algunos puntos hacia los 760-780 msnm, altitud nos de la Mesa al sureste del Parque, con este nombre se
a la que se levanta un farallón vertical desde 10 hasta 20 m distingue una zona comprendida entre los 800 y 840 m
que delimita la mesa propiamente dicha, ahí los terrenos de altitud que presenta muy poca pendiente, 0-15 % pero
son cada vez más pedregosos, destacando la presencia con alta pedregosidad; d).- El Cerro, se denomina así a
de grandes monolitos calizos. La pared de estratos sedi- una elevación que sobrepasa escasamente los 850 msnm,
mentarios es menos alta hacia el E donde casi desaparece delimitado perfectamente por los cauces de dos arroyos
y emerge en forma creciente con dirección E-SO donde temporales, también con exposición del estrato rocoso y
alcanza casi los 20 m de altura. Esta zona representa una que representa el extremo suroeste del Zapotal (figura 2).

FIGURA 1 Delimitación geográfica del Parque Ecológico y Recreativo El Zapotal, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México.

Edafología reciente, por lo que se encuentran poco desarrollados y


poseen gran cantidad de materia orgánica acumulada, sin
Respecto a los suelos, la unidad edafológica dominante en que sus horizontes se encuentren diferenciados.
el declive norte de la reserva es el regosol calcárico, con Mediante el análisis de las muestras recogidas en
feozem háplico y litosol, de texturas medias. En la zona es- campo durante el desarrollo del presente trabajo, encon-
carpada que marca el límite norte de la Mesa se encuentra tramos que de acuerdo a su textura en el declive norte,
el litosol con rendzinas y luvisol crómico en proporciones predominan los suelos francos limosos y arcillo-limosos,
menores: todos ellos de texturas medias (INEGI, 1985). y en la Mesa se encuentran los suelos francos a arcillo-
Estos suelos tienen como factor común su edad geológica arenosos: todos alcalinos.
40 Revista de Ciencias de la Unicach

Clima La precipitación total anual es de 948.2 mm y la tempera-


tura media es de 24.7oC, con vientos dominantes del NO.
Cardoso (1979), basado en la información de 36 años, En este trabajo se han analizado datos utilizables de
menciona que el clima de la región de Tuxtla Gutiérrez, 16 años a partir de 1971, y no se observan diferencias
corresponde al tipo Cálido Subhúmedo, con lluvias de significativas (figura 3), como puede corroborarse con
verano y bajo porcentaje de lluvia invernal, presentando los datos de la tabla 1.
una temporada corta de menos lluvia (canícula o sequía
intraestival) en la mitad del periodo lluvioso; siendo el ESTACIÓN HIDROMÉTICA 16o
menos húmedo de los cálidos subhúmedos, con poca 45’’Lat. N
oscilación térmica y el mes más caliente está antes del UBICACIÓN: TUXTLA GUTIÉRREZ 93o
solsticio de verano; los vientos dominantes provienen 07’’Long. O
del NO, correspondiendo a la fórmula Aw’’(w)(i’’)g de la
clasificación de Koeppen, modificada por García (1998). ALTITUD 536 msnm

TABLA 1 Marcha de la temperatura media y precipitación mensual.

FIGURA 2 Perfil hidrológico y zonas de relieve del Parque Ecológico y Recreativo El Zapotal.
Revista de Ciencias de la Unicach 41

actualidad se observa una disminución en el número y


permanencia de esas corrientes como resultado de la
desforestación que se presenta en los terrenos más altos
fuera de la reserva. El límite oeste y suroeste del parque
coincide en su mayor parte con el hecho del mayor arroyo
de temporal que escurre en la zona con dirección sur a
norte.

Diagrama ombrotérmico de Tuxtla Gutiérrez,


FIGURA 3
Chiapas.

Cardoso (1979) también menciona que por la poca


extensión latitudinal del estado, ésta no es significativa
para la distribución de la temperatura, y que en cambio
la altitud tiene mayor influencia. Por lo que de acuerdo
al gradiente térmico de la región, las partes más altas de
la reserva deben tener una temperatura media anual cer-
cana a los 23.6oC. Además, la topografía y la existencia
de manantiales que forman pequeñas corrientes deben
incrementar la humedad relativa, influyendo ambos fenó-
menos sobre el microclima, como ha sido demostrado en
otros lugares (Barradas y Fanjul, 1985; Barradas, 1989).

Hidrografía
La Mesa de Copoya, por su relieve prácticamente plano,
carece de escurrimiento o corrientes superficiales de im-
portancia. Los ríos y arroyos principales que circundan a
Uno de los arroyos que irrigan El Zapotal en
esta elevación son: al N el río Sabinal, al S el río Suchiapa, FIGURA 4
época de lluvias.
al E y NE el río Grijalva, y al O y SO el arroyo Sabinal,
afluente del río Suchiapa. En realidad, por la distancia
y altitud a la que corren estos ríos tiene escasa o nula Vegetación
influencia sobre la meseta y más bien son receptores de
las corrientes temporales que se forman durante la época La vegetación del parque (figura 5), corresponde a los dos
lluviosa. En los terrenos de la reserva, al pie del peñasco tipos más frecuentes en la Depresión Central, que fueran
nacen varios manantiales que son causantes en gran me- llamados por Miranda (1952), Selva Alta o Mediana
dida de la mayor humedad que se presenta en esta parte Subdecidua y Selva Baja Decidua; después, Miranda y
del municipio de Tuxtla (figura 4). Tales manantiales se Hernández X. (1963), les nombraron Selva Mediana Sub-
forman por la filtración del agua en el terreno cárstico perennifolia y Selva Baja Caducifolia, respectivamente.
que caracteriza a la Mesa y que aflora más abajo. En la Rzedowski (1983), los clasifica como Bosque Tropical
42 Revista de Ciencias de la Unicach

Subcaducifolio y Bosque Tropical Caducifolio; posterior- casi 30 m, con dos asociaciones, el bosque dominado
mente, Breedlove (1981), los describe con el nombre de por Sapotaceae (sic), Zapote Forest, y el Bursera Forest.
Tropical Seasonal Forest y Tropical Deciduous Forest. El segundo es el Low Deciduous Woodland, El tercer
En 1985, Baker (op. cit.), estudió brevemente la vegeta- tipo corresponde al Acacia Scrub, con alturas por debajo
ción con los objetivos de determinar los habitats presentes de los 10 m, que según el mismo autor domina la parte
en la reserva, la composición y su distribución, así como plana más alta de la reserva.
proveer un soporte de información sobre la vegetación A continuación se presenta una tabla de equivalencias
a las investigaciones de fauna, y registra la existencia de y correspondencia entre las diferentes nomenclaturas
tres tipos: Semi-evergreen Forest, que alcanza alturas de empleadas según los sistemas citados.

Correspondencia entre la nomenclatura de los tipos de vegetación presentes en la


TABLA 2
reserva, según diferentes sistemas de clasificación.

Metodología
Para la realización del presente estudio se dividieron
las actividades, según su naturaleza, en tres aspectos:
aquellas relativas al estudio del ambiente físico, la flora
y la vegetación.

Clima y suelos
Con la finalidad de corroborar la información vertida
en la literatura respecto al clima y suelos en particular, y
en menor grado la edad geológica de los estratos super-
ficiales, se realizaron revisiones y muestreos de campo.
En el caso del clima se revisaron datos de 16 años de la
estación Tuxtla Gutiérrez, administrada por CFE, que
es latitudinalmente, la más cercana al sitio de estudio.
Para los suelos, se hicieron muestreos de acuerdo con
el instructivo para la toma de muestras de suelo de la
Dirección General de Agricultura del estado de Veracruz,
DGACV (1981), a lo largo de un transecto altitudinal
eligiendo los sitos de muestro según la ubicación de las
diferentes unidades de la FAO-UNESCO, vertidas en la
carta edafológica 1:50,000 de INEGI (1984). En casa
punto se trató de obtener más de una muestra cuando
FIGURA 5 Tipos de vegetación existentes en el Parque fisinómicamente se observaban diferencias significativas
Ecológico El Zapotal. en la comunidades vegetales representadas. Las muestras
Revista de Ciencias de la Unicach 43

fueron enviadas al Laboratorio de Suelos de la Secretaría normalmente se envían los ejemplares para su identifi-
de Agricultura y Ganadería para su respectivo análisis. cación, aquí se invirtió en gran medida el proceso, pues
Para precisar la edad geológica del sitio, se recogieron el estudio de vegetación se realizó hasta que se tuvo un
muestras aflorantes durante los recorridos de campo, conocimiento suficiente de la composición florística
mismas que fueron remitidas al IHN, donde el biólogo J. de las comunidades bajo estudio, para poder identifi-
Avendaño Gil, responsable de la Colección Paleontológica car in situ las especies en las unidades de muestreo, lo
se encargó de catalogarlas y determinar su afinidad estrati- cual es recomendable (Gómez-Pompa et al., 1964). De
gráfica por comparación con piezas previamente fechadas. acuerdo con Caín (1938), se determinó el área mínima
de muestreo, para definir el tamaño de los cuadrantes o
Vegetación parcelas a estudiar. Estos se establecieron, hasta donde
fue posible, a intervalos de 50 m, a lo largo de un tran-
Para el análisis de las formaciones vegetales se siguió el secto en banda orientado de norte a sur, en sentido de la
método propuesto por Miranda et al. (1967), con algunas inclinación dominante del terreno, desde los 630 hasta
adecuaciones para las necesidades específicas de este trabajo. los 850 msnm (figura 6). De esta forma se trazaron 16
Contrario a lo que sucede en la mayoría de los estu- cuadrantes de 400 m2 que representan una superficie
dios de vegetación, donde se realizan los muestreos y total de 6, 400 m2.

Mapa topográfico y ubicación de sitios de muestreo en el Parque Ecológico


FIGURA 6
y Recreativo El Zapotal.
44 Revista de Ciencias de la Unicach

Cada unidad de muestreo fue trazada de 10 por 40 La frecuencia es el número de muestras en las que
m y delimitada por estacas y cuerda. En cada cuadrante aparecen una especie, en relación al número total de
se tomaron datos del ambiente físico como son el suelo, cuadrantes muestreados.
topografía, inclinación, % de pedregosidad, y exposición.
En la Selva Mediana se registraron todas las plantas con FRECUENCIA= (N cuadrantes con la especie x)
diámetro a la altura del pecho (dap) superior a los 5 cm, (Total de cuadrantes muestreados)
y en las comunidades de Selva Baja Caducifolia a partir
de los 3 cm de dap. Para cada individuo registrado se La frecuencia relativa es la frecuencia de una especie
midió su altura, dap, cobertura y se anotaron datos sobre referida a la frecuencia de todas las especies, y fue calcu-
su fenología . Esta información se vació en una matriz y lada con la fórmula:
además se mapeó la ubicación de los individuos en cada
cuadrante para facilitar la posterior elaboración de los FRECUENCIA = (Frecuencia de la especie x) X 100
perfiles de vegetación RELATIVA (Frecuencia total)
Con los datos obtenidos se calculó el área basal de
cada especie, la densidad, densidad relativa, dominan- Para conocer el grado de influencia que las diferentes
cia, dominancia relativa, frecuencia relativa, y su valor especies registradas tienen en la comunidad, se calculó el
de importancia, de acuerdo con Franco et al. (1985); y valor de importancia, el cual se define como la sumatoria
Kaputska (1986). de los valores correspondientes a la densidad relativa,
EL área basal se calculó a partir de los datos de dominancia relativa y frecuencia relativa.
circunferencia y dap tomados en el campo para cada
individuo registrado bajo los criterios ya mencionados. VALOR DE IMPORTANCIA= Densidad relativa +
La formula es: Dominancia relativa + Frecuencia relativa.

AB= πr2 Flora


La densidad es el número de individuos de una Considerando que para cualquier estudio florístico el
especie por unidad de área y se calculó con el siguiente programa de recolecciones debe abarcar por lo menos
procedimiento: un año, con el fin de detectar a las especies que florecen
y fructifican en las distintas estaciones se realizaron sa-
DENSIDAD= Número de individuos de la especie x lidas a campo con un intervalo mínimo de quince días,
(Área muestreada) (Unidad de área) haciendo un total de 95 visitas durante el desarrollo del
proyecto. El tiempo efectivo empleado en él, es de apro-
La densidad relativa es la densidad de una especie ximadamente dos años y medio.
referida a la densidad de todas las especies: Durante los recorridos de campo, efectuados al azar,
es decir, sin una ruta preconcebida, se recolectaron
DENSIDAD RELATIVA= (Densidad de la especie x) X (100) muestras de árboles, arbustos y herbáceas en floración o
(Densidad total) con frutos. La mayoría de las colectas estuvo integrada
por tres ejemplares, y en los casos que la abundancia de
La dominancia es la cobertura de todos los individuos material lo permitió se hicieron por tetra o quintuplicado;
de una especie medida en unidades de superficie: salvo en algunos casos, se recolectó solo un ejemplar.
La recolección y procesamiento del material se realizó
DOMINANCIA= Área basal total de la especie de acuerdo con las técnicas estándares de recolección y
(Área muestreada)(Unidad de área) preparación de ejemplares botánicos para herbario (Ben-
son, 1979; Lot y Chiang, 1986). Hasta donde fue posible
La dominancia relativa es la dominancia de una la información para cada colecta se concentró utilizando
especie referida a la dominancia de todas las especies la etiqueta general del Herbario CHIP. Duplicados de
consideradas. estas colectas están depositados en el Herbario Nacio-
nal (MEXU), en el Herbario del Instituto de Ecología
DOMINANCIA = (Dominancia de la especie x) X (100) (XAL), en el Herbario de la Facultad de Biología de
RELATIVA (Dominancia total) Xalapa, Veracruz (XALU) y en el Herbario de la Aca-
Revista de Ciencias de la Unicach 45

demia de Ciencias de California (CAS), principalmente. desde 1 hasta 2 m o más. El área basal que alcanzan las
La colección completa se encuentra en el Herbario del especies es de 86.87 m2/ha, que es superior al reporta-
Instituto de Historia Natural (CHIP). Por otra parte, para do para otras zonas con vegetación similar (Bachem y
la actualización de la nomenclatura, se consultaron los Rojas, 1994). Se observa una marca sobreexposición de
tomos publicados de la Flora Mesoamericana, así como las copas, que resulta en una cobertura del 309 % de la
el trabajo de Mickel y Smith (2004), aparte de las páginas superficie muestreada.
www.tropicos.org./ y www.theplantlist.org./

Resultados
Vegetación
Con base en la metodología descrita se estableció el área
mínima de muestreo que resultó ser de 280 m2 y esta se
incrementó a 400 m2, para reducir márgenes de error y
también para facilitar el trazo de los cuadrantes. En total
se estudiaron nueve parcelas de 10 x 40 m que sumas 3,
600 m2 para la Selva Mediana Subperennifolia, y siete que
hacen 2800 m2 para la Selva Baja Caducifolia.
De acuerdo con los resultados obtenidos, se recono-
cen dos tipos de vegetación primaria en la reserva: Selva
Mediana Subperennifolia y Selva Baja Caducifolia, se-
gún la clasificación de Miranda y Hernández X. (1963);
además de algunas asociaciones de tipo secundario que
se describen solo cualitativamente ya que no fue objetivo
del presente estudio su análisis cuantitativo.

Selva mediana subperennifolia


La Selva Mediana Subperennifolia (figura 7) encuadra
muy bien con la descrita por Miranda (1952), como Selva
Alta Subdecidua para la región de la Depresión Central;
y también con la que hacen Téllez y Sousa (1982), para
el estado de Quintana Roo; así como con la descripción
que para este tipo de ecosistema hace Rzedowski (1983),
bajo el nombre de Bosque Tropical Subcaducifolio, refi-
riéndose a México en general.
La vegetación alcanza una altura desde 25 hasta 30 m,
presenta un 63 % de elementos perennifolios, distribuidos Selva Mediana Subperennifolia, en primer
en proporciones similares en los diferentes estratos. El FIGURA 7 plano Brosimum alicastrum y atrás Astro-
nium graveolens.
tamaño foliar de las especies dominantes corresponde a
la categoría de mesofilia de Raunkaier. Los suelos a los
que se asocia son regosoles y regosol-feozem, de colores Estructura vertical (estratificación) de la selva mediana
pardo claro a pardo oscuro con clasificación textural de subperennifolia
migajón limoso, francos y migajón arcilloso, alcalinos En la figura 8, se presentan las alturas máximas alcan-
con pH desde 8.0 hasta 8.2 en extracto, y los cationes zadas por las diferentes especies censadas contra una
intercambiables más abundantes son Ca y Mg, con un secuencia jerárquica de especies, es decir, de las de mayor
porcentaje de materia orgánica desde 4.9 hasta 6.6. El altura a las más bajas; siguiendo el criterio manejado
afloramiento de rocas se da sobre todo al pie de la meseta por Meave (1990), para definir la estratificación de los
y en menor grado en algunas zonas del declive. componentes, el cual, según el mismo autor, no deja de
El diámetro de los árboles en promedio supera los 30 ser artificial (figura 10).
cm, existiendo individuos de gran talla con diámetros
46 Revista de Ciencias de la Unicach

El mango Mangifera indica, cae dentro de este grupo


de especies pero por tratarse de una especie exótica, con
baja frecuencia e igual densidad. Se elimina adrede del
análisis general de la vegetación, aun cuando en algunas
zonas del parque es abundante.

Altura máxima de las especies registradas


FIGURA 8 en este estudio para la Selva Mediana Sub-
perennifolia, en orden decreciente.

Se registraron y midieron 244 árboles y arbustos


con dap de más de 5 cm, y se definen tres estratos en la
vegetación leñosa. El primer estrato representado por los
arbustos, pequeños árboles y árboles jóvenes de renuevo
de las especies dominantes, que va desde los 4 hasta 6.9
m. El segundo, denominado estrato arbóreo inferior que
agrupa a las especies con alturas desde 7 hasta 15 m. El
tercero o estrato arbóreo superior (figura 11) que va desde
15.1 hasta 25 m. Un último grupo es el representado por
las eminencias del estrato superior que alcanzan alturas
hasta de 30 m pero que no forman propiamente un estrato,
a juzgar por su densidad.
Esta estratificación, así definida, coincide básicamen-
te con la que hacen los autores ya mencionados para este
mismo tipo de vegetación.
Se registraron 13 especies de árboles que alcanzan
alturas desde 18 hasta 25 m, las cuales forman el estrato
arbóreo superior, y se presenta ordenados según su valor
de importancia (tabla III)
Manilkara zapota, el chicozapote, una de
NOMBRE NOMBRE FIGURA 9 las especies codominantes del estrato arbó-
FOLLAJE reo superior.
CIENTÍFICO COMÚN
Diospyros nigra Zapote negro Perennifolio
En el estrato medio, desde 7 hasta 15 m, las especies
Manilkara zapota Chicozapote Perennifolio
registradas fueron 17 las cuales son enlistadas en orden
Brosimum alicastrum Mojú Perennifolio de importancia (tabla IV)
Cedrela odorata Cedro Caducifolio
Aphanante monoica Conserva Perennifolio
NOMBRE NOMBRE
Styrax argenteus Chucamay Perennifolio FOLLAJE
CIENTÍFICO COMÚN
Zuelania guidonia Paragüita Caducifolio
Daphnopsis americana Talismecate Perennifolio
Astronium graveolens Jocotillo Caducifolio
Ficus maxima Amate Perennifolio Trophis racemosa Ramón colorado Perennifolio
Beilschiedia riparia Guaquemico Perennifolio
Trichilia havanensis Cucharita Perennifolio Cecropia peltata Guarumbo Caducifolio
Spondias purpurea Jobo Caducifolio Alvaradoa amorphoides Camarón Caducifolio

TABLA 3 Especies de árboles del estrato arbóreo superior.


Revista de Ciencias de la Unicach 47

NOMBRE NOMBRE NOMBRE NOMBRE


FOLLAJE FOLLAJE
CIENTÍFICO COMÚN CIENTÍFICO COMÚN
Annona purpurea Chincuya Caducifolio Calyptranthes
Pimienta Perennifolio
chiapensis
Semialarium
Piojo Perennifolio Myriocarpa longipes Palo de pólvora Caducifolio
mexicanum
Bursera simaruba Palo mulato Caducifolio Maluco
Randia aff. aculeata Caducifolio
de montaña
Ceiba pentandra Ceiba, pochota Caducifolio
Cordia sp.   Caducifolio
Sideroxylon capiri Tempisque Perennifolio
Piper martensianum Hierbasatilla Perennifolio
Rogiera stenosiphon Cangrejo Perennifolio
Neopringlea viscosa Palo de chachalaca Caducifolio
Ardisia escallonioides Huitumbillo Perennifolio
Trichilia hirta Napahuite Caducifolio
Diphysa americana Guachipilín Caducifolio
Eugenia yunckeri Chasá Perennifolio
Heliocarpus
Guajpó Caducifolio Vachellia pringlei Guamúchil Perennifolio
terebinthinaceus
Chrysophyllum Xylosma flexuosa Palo de brujo Caducifolio
Caimito, cimarrón Perennifolio
mexicanum
Acalypha villosa   Perennifolio
Leucaena esculenta Guash colorado Perennifolio
Quadrella lundellii   Perennifolio
Ehretia tinifolia Nambimbo Perennifolio
Crittonia morifolia Palo de agua Perennifolio
Piper aduncum Pimientilla Perennifolio
Guazuma ulmifolia Cuaulote Perennifolio
Especies que forman el estrato medio de la
TABLA 4
Selva Mediana Subperennifolia.
Especies que forman el estrato arbustivo o
Las 21 especies que forman el estrato arbustivo o TABLA 5
bajo de la Selva Mediana Subperennifolia.
bajo, representadas por auténticos arbustos y pequeños
árboles, considerando entre los 4-6.9 m de altura, son las
siguientes (tabla V): En el estrato herbáceo de la Selva Mediana Subperen-
nifolia, predominan Adiantum tenerum, Pteris grandifolia,
NOMBRE NOMBRE Thelypteris hispidula, Thelypteris ovata var. lindheimeri,
FOLLAJE Ruellia breedlovei, Barleria oenotheroides, Olyra latifolia,
CIENTÍFICO COMÚN
y numerosas plántulas de las especies arbóreas dominan-
Koanophyllon
Siete pellejos Perennifolio tes, entre ellas Brosimum alicastrum, Manilkara zapota y
albicaulis
Diospyros nigra.
Piper amalago Hierba satilla Perennifolio
Descripcion de las asociaciones de la Selva Mediana
Annona reticulata Anona Caducifolio subperennifolia
Es conveniente aclarar que, como ya lo analizara Rzedows-
Urera baccifera Chichicaste Caducifolio
ki (1983) y Miranda (1952), existe gran variación en las
Simarouba amara Aceituna Perennifolio comunidades de este tipo de vegetación, pues según varíe la
exposición y la topografía, cambian las especies presentes
Pimenta dioica Pimienta Perennifolio y la estructura de las asociaciones; por eso a continuación
se describen las principales asociaciones encontradas, y se
Coccoloba barbadensis Carnero Perennifolio presenta un perfil de cada cuadrante estudiado.
48 Revista de Ciencias de la Unicach

Cada asociación se presenta acompañada del nombre 700 hasta 710 msnm, el suelo es regosol calcárico, con
común de sus especies dominantes para facilitar el ma- abundante materia orgánica superficial.
nejo y cita de esta información para investigadores que La comunidad tiene un dosel cerrado, con altura
no estén familiarizados con la nomenclatura botánica. desde 20 hasta 25 m y eminencias de 30 m. Las especies
dominantes en el estrato arbóreo superior son Ficus
Asociación Manilkara-Brosimum (Selva de Zapote co- maxima, Cedrela odorata, Diospyros nigra y Trichilia hava-
lorado y Mojú) nensis. En el estrato medio predominan Styrax argenteus,
El cuadrante se trazó cerca del extremo norte del parque, Manilkara zapota, Ehretia tinifolia, ejemplares jóvenes
en sentido de la pendiente, el terreno tiene un suave de Diospyros nigra, y Cordia alliodora, los individuos del
declive de topografía regular, y altitud de 650 msnm, estrato arbóreo bajo son renuevos de Aphanante monoica,
con exposición de N e irrigado superficialmente por una Simarouba amara, Astronium graveolens, Zuelania guido-
corriente de temporal que ha formado una capa calcárea. nia y el arbusto Crittonia morifolia. El sotobosque es bas-
La comunidad tiene una altura máxima de 20 m, tante limpio con una manifiesta ausencia de elementos
destacando por su dominancia Manilkara zapota, Brosi- herbáceos y por el contrario gran abundancia de plantas
mum alicastrum, Daphnopsis americana, que es además menores de 4 m de Brosimum alicastrum, Aphanante
muy frecuente, Diospyros nigra y Cedrela odorata. monoica, Manilkara zapota, Chrysophyllum mexicanum,
Entre las especies del estrato medio figuran Zuelania el arbusto Cnidoscolus aconitifolius (figura 11).
guidonia, Daphnopsis americana, Heliocarpus terebinthi- Por sus características se trata de una comunidad
naceus, Semialarium mexicanum, Trophis racemosa, Piper poco diversa y al parecer bastante madura, pues en este
aduncum, Bursera simaruba, Styrax argenteus, Cecropia punto se ubicaron árboles de gran talla de las especies
peltata, Leucaena esculenta y Alvaradoa amorphoides. El que resultan ser las dominantes de este tipo de vegeta-
estrato bajo lo forman árboles jóvenes de las especies ción, refiriéndonos al parque en general.
ya mencionadas y otras como Coccoloba barbadensis,
Trichilia havanensis, Acrocomia aculeata, Spondias Asociación Brosimum-Aphanante (Selva de Mojú y
purpurea, Piper amalago, Bocconia arborea, Simarouba Conserva)
amara, Vachellia collinsii, Annona reticulata, Astronium El cuadrante se trazó al E de encierro del tapir en sentido
graveolens, Guazuma ulmifolia, Xylosma flexuosa, Ficus de la pendiente, en terreno de topografía irregular con
aurea, Randia armata y Koanophyllon albicaulis. El suelo bastante rocoso, con 25° (55 %) de inclinación y
estrato herbáceo es pobre, pero son abundantes las exposición N.
plantas de Manilkara zapota, Brosimum alicastrum, Esta asociación alcanza una altura de 25 m, con emi-
C. Barbadensis, y algunas herbáceas verdaderas como nencias de 30 m, se observa solo dos estratos en las especies
Croton ciliatoglandulosus y el helecho Thelypteris his- leñosas, en su composición dominan Brosimum alicastrum
pidula (figura 10). y Aphanante monoica, en el estrato arbóreo superior o
dosel, acompañados de Astronium graveolens y Manilkara
Asociación Ficus-Cedrela (Selva de Amate y Cedro) zapota; en el estrato bajo se encuentra Piper amalago, Urera
Esta se presenta alrededor de las oficinas centrales, donde baccifera, Koanophyllon albicaulis, Calyptranthes chiapensis,
son frecuentes los amates. El cuadrante se ubicó al SE Myriocarpa longipes, Annona purpurea, e individuos jóve-
de estos edificios, trazado en dirección de la pendiente nes de las especies dominantes (figura 12). También se
con exposición NO, el terreno es de relieve regular con encuentran arbustos como Piper martensianum, y renuevos
ligera pendiente, que abarca un rango altitudinal desde de Zuelania guidonia y Quadrella pringlei.
FIGURA 10 Perfil de Selva Mediana Subperennifolia. Asociación Manilkara-Brosimum.
Revista de Ciencias de la Unicach
49
50
Revista de Ciencias de la Unicach

FIGURA 11 Perfil de Selva Mediana Subperennifolia. Asociación Ficus-Cedrela–Diospyros (Selva de Amate–Cedro–Zapote negro).
FIGURA 12 Perfil de vegetación de Selva Mediana Subperennifolia. Asociación Brosimum–Aphanante.
Revista de Ciencias de la Unicach
51
52 Revista de Ciencias de la Unicach

Asociación Manilkara-Brosimum (Selva de Chicozapote Asociación Manilkara- Diospyros (Selva de Chicozapote


y Mojú) y Zapote negro)
El muestreo se realizó al S de las oficinas centrales, en Se registró al O del auditorio principal a una altitud de
terreno de suelo profundo sin pedregosidad aparente, 780 msnm, con exposición N, el terreno es de topografía
trazando el cuadrante en sentido de la pendiente, que es regular sin rocas y con inclinación del 30 %.
del 30 % con orientación N. El estrato arbóreo superior alcanza una altura de 20 m,
La comunidad presenta alturas de 25 a 30 m, y en con eminencias de 25, es dominado por Manilkara zapota,
el estrato superior dominan, en orden de importancia, Diospyros nigra y Cedrela odorata. Los árboles del estrato medio
Manilkara zapota, Brosimum alicastrum, Aphanante pertenecen a las especies Aphanante monoica, Daphnopsis ame-
monoica, y Diospyros nigra; el dosel es discontinuo y ricana, Cecropia peltata y Zuelania guidonia. El estrato bajo lo
el estrato medio es dominado casi exclusamente por conforman Koanophyllon albicaulis, Annona reticulata, Pimenta
Cecropia peltata, acompañada de algunos individuos de dioica, Brosimum alicastrum y Astronium graveolens (Fig. 14).
Koanophyllon albicaulis que alcanzan alturas máximas En esta comunidad se presenta un estrato arbustivo denso
de nueve m. En el estrato bajo domina esta última es- del cual se registraron 62 individuos con altura menos a los
pecie acompañada de Piper amalago, Zuelania guidonia, 4 m o bien más altos pero que no alcanzaban el dap mínimo
Annona reticulata, Solanum nudum, Tabernaemontana de 5 cm utilizado en este trabajo. Estos pertenecen a especies
eubracteata, Quadrella incana, Malpighia glabra, Va- de los estratos superiores y también están presentes Crittonia
chellia collinsii, Piper marginatum y Coursetia caribaea. morifolia, Xylosma flexuosa, Vachellia collinsii, Trichilia hirta,
En el estrato herbáceo es común el helecho Adiantum Eugenia yunckeri, Simarouba amara, Cnidoscolus sp., Piper mar-
tenerum y Croton ciliatoglandulosus, Ruellia breedlovei. tensianum, Bursera simaruba, Casearia corymbosa, Trophis race-
También son frecuentes aquí, plantas muy jóvenes de mosa, Exothea paniculata, Styrax argenteus y Swietenia humilis.
Zuelania guidonia, Trichilia hirta y Aphanante monoica En el estrato herbáceo son frecuentes los helechos
(Fig. 13). Adiantum tenerum y Anemia adiantifolia, así como plantas
muy jóvenes de Brosimum alicastrum y Eugenia yunckeri.

FIGURA 13 Perfil de Selva Mediana Subperennifolia. Asociación Manilkara–Brosimum.


FIGURA 14 Perfil de Selva Mediana Subperennifolia. Asociación Manilkara-Diospyros.
Revista de Ciencias de la Unicach
53
54 Revista de Ciencias de la Unicach

Asociación Diospyros- Manilkara (Selva de Zapote negro Asociación Diospyros- Cedrela (Selva de Zapote y Cedro)
y Chicozapote) La parcela de muestreo se ubica al N del Aula Fauna (aula
En esta comunidad se observa en diferentes puntos del nueva), a unos 15 m y perpendicular a ella. El terreno
parque donde el terreno presenta ligeras depresiones presenta suelos profundos del tipo regosol calcárico,
con suelos profundos y sin rocas aparentes. El punto escasa pendiente del 15 % topografía regular.
de muestreo se ubicó al N de la carretera de acceso, La comunidad presenta tres estratos (figura 16), es poco
el cuadrante se trazó en sentido de la pendiente que diversa y es marcadamente dominada por Diospyros nigra,
es del 30 % y tiene orientación N, sobre la cota de los Cedrela odorata, Manilkara zapota y Mangifera indica en el
660 msnm. dosel. El estrato medio lo forman Styrax argenteus, Annona
El dosel es más bien bajo, pues solo alcanza los purpurea, Diphysa americana, y Zuelania guidonia. En el estra-
15 m de altura, y está dominado por Diospyros nigra, to arbustivo predominan Koanophyllon albicaulis y Annona
Manilkara zapota y Ceiba pentandra. El estrato medio es reticulata. Otras especies arbóreas presentes como renuevos
poco marcado y solo se registraron un par de individuos son Tabebuia rosea, Piper aduncum, Licania arborea, Pimenta
de Styrax argenteus y uno de Trophis racemosa. En el dioica, Simarouba amara, Chrysophyllum mexicanum, Apha-
estrato bajo dominan el arbusto Piper amalago, plantas nante monoica, Coccoloba barbadensis, Ficus aurea, Astronium
jóvenes de Daphnopsis americana, y Zuelania guidonia, graveolens, Swietenia sp. Además los arbustos Piper curvati-
Annona reticulata, Koanophyllon albicaulis, Quadrella pes, Parathesis donnell-smithii, Neurolaena lobata, Psychotria
pringlei, Astronium graveolens y Quadrella lundellii (figu- erythrocarpa, Piper martensianum, Senecio deppeanus, Ardisia
ra 15). De altura menor a los 4 m abundan Manilkara scallonioides, Crittonia morifolia. Entre las herbáceas están
zapota, Trichilia havanensis, Brosimum alicastrum, Piper Costus sp., Spathiphyllum phyniifolium, Thelypteris hispidula,
spp., Simarouba amara y las herbáceas Olyra latifolia y Adiantum tenerum, Olyra latifolia, Syngonium podophyllum, y
Thelypteris hispidula. los bejucos Gonolobus sp., Smilax mollis, y Dalbergia glabra.

FIGURA 15 Perfil de Selva Mediana Subperennifolia. Asociación Diospyros–Manilkara.


FIGURA 16 Perfil de vegetación de Selva Mediana Subperennifolia. Asociación Diospyros–Cedrela.
Revista de Ciencias de la Unicach
55
56
Revista de Ciencias de la Unicach

FIGURA 17 Perfil de Selva Mediana Subperennifolia. Asociación Cedrela–Diospyros.


Revista de Ciencias de la Unicach 57

Asociación Cedrela-Diospyros (Selva de Cedro y Zapote negro) Asociación Beilschmiedea-Styrax (Selva de Guaquemico
El cuadrante se trazó a 730 msnm, a la altura del encierro y Chucamay)
del venado temazate o cabrito y al oriente de este punto, la
inclinación es solo del 112 % de relieve regular y expuesto Esta comunidad es de distribución restringida y se observa
al N, no presenta rocas ni pedregosidad aparente, el suelo muy localizada entre el encierro de las guacamayas rojas
corresponde a la unidad regosol calcárico, con abundante y el del quetzal, donde fue trazada la unidad de muestreo,
materia orgánica superficial. el terreno presenta una pendiente del 15 % con exposición
La comunidad presenta tres estratos arbóreos (figura 17), al N, y el relieve tiene una depresión diagonal desde SO
y alcanza alturas desde 20 hasta 30 m. El dosel está formado hasta EN por la que escurre una corriente de temporal.
por tres especies Cedrela odorata, Diospyros nigra y Spondias Existe también ligera exposición de la roca madre.
purpurea. Los árboles del estrato medio registran alturas A pesar de que la zona es atravesada por el andador del
desde 7 hasta 15 m y pertenecen a nueve especies Alvaradoa recorrido el dosel permanece prácticamente inalterado (figu-
amorphoides, Styrax argenteus, Zuelania guidonia, Aphanante ra 18). El estrato superior alcanza alturas desde 20 hasta 25
monoica, Daphnopsis americana, Sideroxylon capiri var. tempis- m con eminencias de 30 m, y es dominado por Beilschmiedea
que, Rogiera stenosiphon, Trophis racemosa y Chrysophyllum riparia, Styrax argenteus, Cedrela odorata y Zuelania guidonia.
mexicanum. En el piso arbóreo bajo se midieron arbustos y Algunos individuos jóvenes de las especies anteriores, Ardisia
árboles de ocho especies diferentes, como son Koanophyllon escallonioides y Annona reticulata forman un segundo estrato.
albicaulis, Astronium graveolens, Neopringlea viscosa, Trichi- El componente arbustivo está casi ausente, por razones de la
lia hirta, Eugenia yunckeri, Piper amalago, Pimenta dioica y pavimentación del andador y áreas de observación para los
Acalypha villosa. El estrato arbustivo desde 1 hasta 4 m es visitantes. Sin embargo, entre los arbustos más bajos y plantas
cerrado y lo conforman Piper, Parathesis, Manilkara zapota, de porte herbáceo son comunes Parathesis donnell-smithii,
Brosimum alicastrum, y Diospyros nigra. Algunas lianas de Piper amalago y renuevos de Manilkara zapota, Diospyros
Bignonaceae y Celtis iguanaea, también están presentes. nigra y Brosimum alicastrum. De hecho, vale comentar que
Entre las herbáceas menores de 1 m, figuran helechos, Pi- la distribución de la especie dominante, es determinada por
per, Olyra latifolia y renuevos de los árboles ya mencionados. la existencia de arroyos (Miranda, 1952).

FIGURA 18 Perfil de Selva Mediana Subperennifolia. Asociación Diospyros–Manilkara.


58 Revista de Ciencias de la Unicach

A juzgar por la diversidad del dosel, nueve especies, Esta formación está asociada a una larga temporada
con árboles de gran talla, desde 18 hasta 30 m, se trata de seca de siete meses en la región, suelos someros, como
una comunidad madura, pues varias de estas especies, en litosoles y rendzinas con gran afloramiento de rocas,
otros cuadrantes fueron registradas con tallas menores, en terrenos con mayor exposición y muy escarpados de
al parecer como componentes sucesionales. manera que el drenaje rápido impide la disponibilidad
de agua, o bien terrenos planos donde los otros factores
Selva baja caducifolia juegan un papel determinante. El análisis de suelos reveló
que las comunidades vegetales de este tipo se encuentran
Este tipo de vegetación es el que ocupa mayor superficie sobre regosoles, litosoles y rendzinas, claros a café claros,
en la reserva, dos terceras partes aproximadamente, alanza alcalinos con pH desde 8.0 hasta 8.1, con alto contenido
un a altura máxima de 15 m, más frecuentemente desde 10 de cationes intercambiables de Ca y Mg, y desde 3.4 hasta
hasta 12 m, (figura 19) con predominancia de los elementos 9.5 % de materia orgánica.
caducifolios pues, en este caso, hasta el 78 % de los árboles
de las especies dominantes pierden sus hojas en la temporada Estructura vertical (estratificacion) de la
seca, los árboles se ramifican desde muy abajo y sus cortezas selva baja caducifolia
son papiráceas, corchosas o algunas con espinas. El diámetro
de los árboles de mayor talla por lo general no sobrepasa los De acuerdo con los criterios seguidos para el muestro de
50 cm, registrando un Área Basal total de 38.37 m2 / ha, las las especies leñosas en este tipo de vegetación se registra-
hojas son predominantemente compuestas, y el tamaño foliar ron y midieron 623 individuos de 98 especies, que forman
corresponde a la categoría de nanofilia de Raunkiaer. Las tres estratos, uno de arbustos y árboles desde 3 hasta 4.5
copas de los elementos arbóreos no son muy densas alcan- m, el estrato medio desde 5 hasta 7.9 m, y el dosel con
zando el 159.5 % de cobertura total para el área muestreada. árboles desde 8 hasta 15 m. En algunas asociaciones
particulares hay un solo estrato arbóreo, en la (figura
20) se puede observar el arreglo de las especies según sus
alturas máximas en orden decreciente.

Altura máxima de las especies presentes en


FIGURA 20
Selva Baja Caducifolia, en orden decreciente.

El dosel o estrato III, está formado por 37 especies,


entre las cuales las principales son las 15 que se presentan
a continuación, ordenadas según su valor de importancia
(cuadro VI).

Aspecto de la Selva Baja Caducifolia en la


FIGURA 19
temporada lluviosa.
Revista de Ciencias de la Unicach 59

NOMBRE NOMBRE NOMBRE NOMBRE


FOLLAJE FOLLAJE
CIENTÍFICO COMÚN CIENTÍFICO COMÚN
Bursera simaruba Palo mulato Caducifolio Tecoma stans Candox Caducifolio
Alvaradoa Maytenus matudae   Perennifolio
Camarón Caducifolio
amorphoides
Xylosma flexuosa Palo de brujo Caducifolio
Bursera excelsa Copal Caducifolio
Verbesina breedlovei   Caducifolio
Neopringlea viscosa Caducifolio
Calliandra houstonia-
Ficus aurea Higo Caducifolio Quinonopin Perennifolio
na var. calothyrsus
Eugenia capulioides Chasá Perennifolio Cochlospermum
Pompushuti Caducifolio
vitifolium
Mosmot, lantá,
Ceiba aesculifolia Caducifolio Sideroxylon obtusifo-
moján   Perennifolio
lium subsp. buxifolium
Quadrella pringlei   Perennifolio Semialarium
Palo de piojo Perennifolio
Lonchocarpus Ashicamá, cha- mexicanum
Caducifolio
minimiflorus perla, nayapupo Helicteris baruensis Sututí Caducifolio
Vachellia collinsii Ishcanal Perennifolio
Colubrina triflora Cholago Caducifolio
Montanoa tomentosa
Malacate blanco Caducifolio Coccoloba
subsp. xanthiifolia Carnero Caducifolio
acapulcensis
Trichilia hirta Napahuite Caducifolio
Especies que forman el estrato medio de la
TABLA 7
Selva Baja Caducifolia.
Sideroxylon capiri Tempisque Perennifolio

Casearia corymbosa Café de montaña Caducifolio En el estrato I, formado por arbustos y pequeños ár-
boles, desde 3 hasta 4.5 m, se registraron 15 especies, de
Especies que forman el dosel de la Selva las cuales las principales son las siguientes (cuadro VIII).
TABLA 6
Baja caducifolia.
NOMBRE NOMBRE
FOLLAJE
CIENTÍFICO COMÚN
El estrato II está conformado por 44 especies, de las
cuales las 15 más importantes son las siguientes, que Bursera schlechtendalii Copalito Caducifolio
como se mencionó antes en algunas situaciones pueden Haematoxylon
llegar a constituir el único estrato arbóreo (cuadro VII). Palo de Brasil Caducifolio
brasiletto
Bonellia macrocarpa Siqueté, profeta Perennifolio
NOMBRE NOMBRE
FOLLAJE
CIENTÍFICO COMÚN Agonandra racemosa Aceituna Caducifolio
Gymnopodium
Aguaná, nangaño Caducifolio Bohemeria sp.   Caducifolio
floribundum
Bernardia Euphorbia
Ocotillo Caducifolio Pojankopak Caducifolio
yucatanensis schlechtendalii

Eugenia yunckeri   Caducifolio Erythroxylon


Agusá, escobillo Caducifolio
havanense
Maluco
Randia armata Caducifolio Calliandra canescens   Caducifolio
de montaña
60 Revista de Ciencias de la Unicach

NOMBRE NOMBRE Alvaradoa amorphoides, Eugenia capulioides, Zuelania


FOLLAJE
CIENTÍFICO COMÚN guidonia, Cedrela odorata, Bursera simaruba, Coccoloba
barbadensis, Montanoa tomentosa subsp. xanthiifolia,
Annona reticulata Anona Caducifolio
Daphnopsis americana, Lonchocarpus minimiflorus, Dios-
Quadrella incana   Perennifolio pyros salicifolia, Diphysa americana, Bourreria huanita,
Leucaena esculenta subsp. collinsii y Cordia alliodora.
Petrea volubilis  Capitán lila Caducifolio En el segundo estrato las especies dominantes son
Eugenia yunckeri, Stemmadenia pubescens, Senecio dep-
Guettarda sp.   Caducifolio peanus, Albizia tomentosa, Trichilia hirta, Neopringlea
Cnidoscolus sp.  Chaya Caducifolio viscosa, Xylosma flexuosa, Casearia corymbosa, Randia
armata, Sideroxylon capiri var. tempisque y Semialarium
Lonchocarpus sp.   Caducifolio mexicanum.
En el estrato arbustivo dominan Tecoma stans y Bo-
Especie desconocida 1   Caducifolio nellia macrocarpa, además son comunes renuevos de los
árboles dominantes de los otros estratos y de Quadrella
Especies dominantes del estrato bajo o ar- incana, Q. pringlei, Aphelandra scabra y la herbácea
TABLA 8
bustivo de la Selva Baja Caducifolia. Henrya insularis. Algunas trepadoras como Securidaca
diversifolia, Dalbergia glabra, Pisonia aculeata, Petrea
volubilis y Celtis iguanaea, también están presentes.
En ciertas formaciones sabanoides, al parecer de La proximidad de esta asociación a la Selva Me-
origen secundario, Bursera schlechtendalii y Haema- diana Subperennifolia determina la existencia de ele-
toxylon brasiletto suelen ser de las principales especies mentos de la ecotonía entre ambos tipos, tales como
arbóreas a pesar de su baja talla. Las otras dos especies, Cedrela odorata y Sideroxylon capiri var. tempisque.
Leucaena diversifolia y Bucida macrostachya, principal-
mente esta última, llegan a ser dominantes en el estrato Asociación Neopringlea- Alvaradoa–Trichilia (Selva
arbóreo superior de algunas asociaciones, aunque en el Baja de Palo de chachalaca, Camarón y Napahuite)
área muestreada estuvieron poco representadas. El cuadrante fue trazado aproximadamente a cincuenta
metros arriba del anterior, al SO del encierro de los
Descripción de las asociaciones de la sensos, a una altitud de 740 msnm, el terreno presenta
selva baja caducifolia exposición N, con una inclinación del 15 % y desde 40
hasta 50 % de pedregosidad.
Al igual que sucede en el tipo de vegetación anterior, La comunidad es densa y diversa, se registraron
las comunidades de la selva baja caducifolia varían en total 99 individuos dentro del rango de medidas
considerablemente por un determinismo ambiental, considerado, presenta don estratos arbóreos (figura 22),
por tal razón se describen a continuación las asocia- y solo se observó un ejemplar de Bonellia macrocarpa
ciones en los siete sitios muestreados en este trabajo. en el estrato arbustivo. El dosel es discontinuo y es do-
minado por Neopringlea viscosa, Alvaradoa amorphoides
Asociación Alvaradoa- Eugenia (Selva Baja de Cama- y Trichilia hirta, acompañados de Vachellia collinsii,
rón y Chasá) Bursera simaruba, Gyrocarpus mocinnoi, Bursera ex-
El punto de muestreo se ubica unos 20 m al O del celsa, Senna atomaria, Ceiba aesculifolia, Stemmadenia
herpetomuseo, a 730 msnm, en terreno de suave pen- pubescens, y una especie de árbol que no fue posible
diente, 15 %, y topografía regular, el suelo presenta de determinar al tiempo en que se hizo el levanta-
una pedregosidad desde 30 hasta 40 %, y exposición N. miento pues se encontraba totalmente en latencia, y
La comunidad alcanza una altura máxima que varía el individuo censado no correspondía a ninguna de las
desde 10 hasta 14 m y presenta dos estratos arbóreos y especies conocidas. En el segundo estrato de árboles
uno arbustivo (figura 21). El superior es dominado por se registraron 14 especies:
FIGURA 21 Perfil de Selva Baja Caducifolia. Asociación Alvaradoa–Eugenia.
Revista de Ciencias de la Unicach
61
62
Revista de Ciencias de la Unicach

FIGURA 22 Perfil de Selva Baja Caducifolia. Asociación Neopringlea–Alvaradoa–Trichilia.


Revista de Ciencias de la Unicach 63

Cascabela ovata, Randia armata, Eugenia capulioides, Bursera excelsa, Diospyros salicifolia, Vachellia collinsii,
Montanoa tomentosa, Casearia corymbosa, Croton aff. Fraxinus purpusii, Erythrina goldmanii, Amyris elemifera,
arboreus, Quadrella pringlei, Celtis iguanaea, Xylosma Semialarium mexicanum, Xylosma flexuosa, Cascabela
flexuosa, Lonchocarpus minimiflorus, Exostema mexicanum, ovata, Bauhinia cookii, Quadrella pringlei, Chrysophyllum
Eugenia yunckeri, Zanthoxylum fagara subsp. aguilarii y mexicanum, Cedrela odorata, Hibiscus purpusii y Bauhinia
Leucaena diversifolia. El estrato arbóreo en la época seca divaricata. Numerosos individuos de los pisos anteriores
es prácticamente inexistente. con alturas inferiores a 4 m se observan en el estrato
Al elaborar el diagrama de perfil se omitieron los bajo, además de Tecoma stans, Alvaradoa amorphoides y
individuos con alturas inferiores a los 5 m, para evitar la Cnidoscolus aconitifolius (figura 23).
saturación debido a la alta densidad del cuadrante.
Asociación Bursera–Quadrella–Ficus (Selva Baja de
Asociación Bursera–Eugenia–Heliocarpus (Selva Baja de Mulato, Alcaparra e Higo)
Mulato, Chasá y Guajpó) Esta comunidad fue muestreada 50 m al S de la anterior,
Se observa a 50 m, más o menos, al S del punto de en terreno irregular con pendiente del 75 % afloramiento
muestreo anterior, en terreno con el 20 % de pendiente, de rocas y exposición N, entre 759 y 780 msnm.
expuesta 30° al NO, y 40 % de pedregosidad, a una altitud En la vegetación leñosa se observan tres estratos (fi-
de 750 msnm. gura 24), el más alto es dominado por Bursera simaruba,
La comunidad es bastante cerrada y presenta tres Quadrella pringlei, Ficus aurea, y Cordia sp.; en el estrato
pisos, el más alto, alcanza una altura desde 10 hasta 12 medio, que es más diverso y cerrado, dominan Gymno-
m, con algunas eminencias desde 14 hasta 15 m, y está podium floribundum, Bernardia yucatanensis, Maytenus
dominado por Bursera simaruba, Eugenia capulioides y matudae, Verbesina breedlovei, Vachellia pringlei, Cedrela
Heliocarpus terebinthinaceus como especies principales, oaxacensis, Coccoloba acapulcensis, Ceiba aesculifolia,
acompañadas de Lonchocarpus minimiflorus, Leucaena Neopringlea viscosa, Montanoa tomentosa subsp. xanthii-
esculenta, Stemmadenia pubescens, Bursera tomentosa, folia, Exothea paniculata y Zanthoxylum fagara subsp.
Gyrocarpus mocinnoi, Zanthoxylum fagara subsp. aguilarii aguilarii. Entre los arbustos menores de 5 m se encuen-
y Lysiloma acapulcensis. El estrato medio es muy diver- tran, Euphorbia schlechtendalii, Bohemeria sp., Bonellia
so, lo componen 22 especies diferentes, que alcanzan macrocarpa, Senecio sp., Calliandra houstoniana, Amyris
alturas máximas desde 5 hasta 7.9 m, y que en orden elemifera, Guettarda sp. y Bucida machrostachya, además
de importancia son, Trichilia hirta, Colubrina triflora, de individuos jóvenes de las especies de los otros estratos.
64
Revista de Ciencias de la Unicach

FIGURA 23 Perfil de Selva Baja Caducifolia. Asociación Bursera–Eugenia–Heliocarpus.


FIGURA 24 Perfil de Selva Baja Caducifolia. Asociación Bursera–Quadrella–Ficus.
Revista de Ciencias de la Unicach
65
66 Revista de Ciencias de la Unicach

Asociación Bursera–Exothea–Lonchocarpus. (Selva Baja Bonellia macrocarpa, Coccoloba barbadensis, Semialarium


de Mulato, Copalillo y Ashicamá) mexicanum, Calliandra canescens, Annona reticulata, Ca-
Es una asociación bastante diversa, sobre todo en los searia corymbosa, Quadrella incana y Q. pringlei.
componentes del estrato medio, se presenta al oriente
del parque, y al sur del actual Museo de Ciencia y Tec- Asociación Haematoxylon–Bursera–Ceiba (Sabana de
nología, el terreno tiene desde 90 hasta 100 % de rocas Brasil, Copal y Lantá)
expuestas, y una pendiente del 50 %, con orientación al Esta formación sabanoide existe muy cerca del extremo
N y 770 msnm. Aquí el cambio del declive a la meseta SE del parque, a una altitud de 820 msnm, en terreno
se da gradualmente, y por lo mismo la transición de uno plano, tepetatoso, el suelo es rojizo y la pendiente es de
a otro tipo de vegetación es también paulatina. 10 % por lo que la exposición también es hacia el SE.
En el dosel (figura 25), dominan Bursera simaruba, El dosel es discontinuo, formado por árboles desde 4
Exothea paniculata, Lonchocarpus minimiflorus, Sidero- hasta 5 m, de las especies siguientes: Haematoxylon bra-
xylon capiri var. tempisque, Ficus aurea, Spondias purpurea, siletto, Bursera excelsa y Ceiba aesculifolia, acompañados
Bursera excelsa, Fraxinus purpusii y Manilkara zapota. de Byrsonima crassifolia, Bursera simaruba, Cochlospermum
En el estrato medio se registraron 22 especies, Eugenia vitifolium, Vachellia collinsii, Combretum fruticosum y
yunckeri, Hibiscus purpusii, Verbesina breedlovei, Coccoloba Xylosma flexuosa (figura 26).
acapulcensis, Diospyros salicifolia, Lonchocarpus rugosus, El estrato arbustivo es dominado casi exclusivamente
Nectandra sanguinea, Xylosma flexuosa, Calliandra housto- por Bursera schlechtendalii, que alcanza una densidad de
niana, Alvaradoa amorphoides, Ceiba aesculifolia, Maytenus 500 individuos por ha. Se trata de un arbusto que por
matudae, Colubrina triflora, Schoepfia schreberi, Montanoa lo general no sobrepasa los 3 m de altura, y también se
tomentosa subsp. xanthiifolia, Machaerium sp., Tecoma encuentran intercalados individuos de Alvaradoa amor-
stans, Swietenia humilis, Astronium graveolens, Neopringlea phoides, de una especie desconocida y de las del estrato
viscosa, Vachellia collinsii y Bumelia obtusifolia var. buxi- arbóreo. En el sotobosque abundan las gramíneas como
folia. El estrato arbustivo lo conforman ocho especies, Paspalum sp.

FIGURA 25 Perfil de Selva Baja Caducifolia. Asociación Bursera–Exothea–Lonchocarpus.


FIGURA 26 Perfil de una formación Sabanoide. Asociación Haematoxylon–Ceiba.
Revista de Ciencias de la Unicach
67
68
Revista de Ciencias de la Unicach

FIGURA 27 Perfil de Selva Baja Caducifolia. Asociación Gymnopodium–Helicteres–Montanoa.


Revista de Ciencias de la Unicach 69

Esta zona corresponde a un área mayor de pertur- la relación del número de especies por géneros y familias
bación que se continúa hacia el sur y fuera del parque, de cada división.
que dentro de éste evoluciona hacia estados de madurez
en su composición florística, por lo que se incluye aquí
como una asociación más de la Selva Baja Caducifolia.   FAMILIAS GÉNEROS SP

PTERIDOPHYTA 6 6 11
Asociación Gymnopodium–Helicteres–Montanoa (Selva
Baja de Nangaño, Sututí y Malacate blanco) CONIFEROPHYTA 1 1 1
ANTOPHYTA      
El muestreo de esta comunidad se realizó en el extremo DICOTYLEDONAE 81 297 422
SO de la meseta, unos cincuenta metros al E del arroyo
MONOCOTYLEDONAE 13 52 67
de temporal que divide esta zona de relieve de la otra
llamada el cerro. Se encuentra a 840 msnm, en un terre- TOTAL 101 356 501
no con escasa pendiente, 10-15 % expuesto al SE, y con
Número total de familias, géneros y especies de
desde 80 hasta 90 % de pedregosidad y rocas expuestas. TABLA 9
la flora conocida del Parque Ecológico El Zapotal.
La vegetación es baja y presenta un solo estrato arbó-
reo muy cerrado, desde 3 hasta 5 m, con algunas eminen-
cias aisladas desde 6 hasta 9 m de altura (figura 27). Entre
los escasos árboles mayores de 5 m se cuentan Bursera FAMILIA GÉNEROS SP
simaruba, Ficus aurea, Bursera excelsa, Lonchocarpus mi-
nimiflorus, Bourreria andrieuxii y Agonandra ovatifolia. PTERIDOPHYTA    
En el estrato bajo, formado por 20 especies, predo- 1.- ANEMIACEAE 1 1
mina Gymnopodium floribundum, Helicteres baruensis,
Montanoa tomentosa subsp. xanthiifolia, Bumelia obtu- 2.- DAVALLIACEAE 1 1
sifolia var. buxifolia, Vachellia collinsii, Randia armata, 3.- LYGODIACEAE 1 1
Cochlospermum vitifolium, Bernardia yucatanensis, Luehea
4.- PTERIDACEAE 2 6
candida, Comocladia guatemalensis, Lonchocarpus rugosus,
Erythroxylon havanense, Bonellia macrocarpa, Bauhinia di- 5.- TECTARIACEAE 1 1
varicata, Maytenus matudae, Coccoloba barbadensis, Petrea
6.- THELYPTERIDACEAE 1 2
aff. arborea, Diospyros salicifolia, Agonandra racemosa y
Lonchocarpus sp. TOTAL 7 12
En el piso rocoso son frecuentes algunos elementos
     
xerófitos, tales como Bromelia karatas, Peniocereus chia-
pensis, Agave kewensis, Selenicereus coniflorus, Anthurium CONIFEROPHYTA    
schlechtendalii y la trepadora Hylocereus undatus (Pita-
1.- CUPRESSACEAE 1 1
haya).
TOTAL 1 1
Inventario florístico      

Hasta ahora se han registrado 501 especies de plantas ANTHOPHYTA    


vasculares, agrupadas en 357 géneros y 101 familias. Por DICOTYLEDONAE    
experiencia, se cree que la flora de la reserva es conocida
en un 90 %, el otro 10 % faltante correspondería a ciertas 1.- ACANTHACEAE 10 16
herbáceas anuales, algunas plantas rupícolas, lianas y 2.- AMARANTHACEAE 4 4
pastos, y una que otra especie arbórea que no haya sido
detectada aún. 3.- ANACARDIACEAE 6 7
De las especies registradas, 12 son Pteridofitas y 4.- ANNONACEAE 2 5
afines, 1 Coniferofita, y 489 Antofitas, de éstas 422 con
dicotiledóneas y 67 monocotiledóneas. En las tablas nú- 5.- APOCYNACEAE 11 12
meros IX y X se presentan el resumen correspondiente y
70 Revista de Ciencias de la Unicach

FAMILIA GÉNEROS SP FAMILIA GÉNEROS SP

6.- ARISTOLOCHIACEAE 1 1 38.- LOASACEAE 1 1


7.- ASTERACEAE 35 46 39.- LOGANIACEAE 1 3
8.- BEGONIACEAE 1 1 40.- LORANTHACEAE 2 2
9.- BIGNONIACEAE 9 9 41.- LYTHRACEAE 1 1
10.- BORAGINACEAE 4 8 42.- MALPIGHIACEAE 5 5
11.- BURSERACEAE 1 5 43.- MALVACEAE 14 19
12.- CACTACEAE 6 6 44.- MELIACEAE 3 5
13.- ALOPHYLLACEAE 1 1 45.- MENISPERMACEAE 1 1
14.- CAMPANULACEAE 2 2 46.- MORACEAE 4 8
15.- CANNABACEAE 3 3 47.- MUNTINGIACEAE 1 1
16.- CAPPARACEAE 2 4 48.- MYRTACEAE 4 9
17.- CARICACEAE 1 1 49.- NYCTAGANICEAE 4 5
18.- CASUARINACEAE 1 1 50.- OLEACEAE 2 2
19.- CELASTRACEAE 4 4 51.- ONAGRACEAE 2 2
20.- CLUSIACEAE 2 2 52.- OPILIACEAE 1 2
21.- COCHLOSPERMACEAE 2 2 53.- OROBANCHACEAE 1 1
22.- COMBRETACEAE 2 2 54.- OXALIDACEAE 1 1
23.- CONVOLVULACEAE 5 11 55.- PAPAVERACEAE 1 1
24.- CORDIACEAE 2 5 56.- PASSIFLORACEAE 2 2
25.- CHRYSOBALANACEAE 1 1 57.- PHYLLANTHACEAE 1 1
26.- CUCURBITACEAE 1 1 58.- PICRAMNIACEAE 1 1
27.- CYTINACEAE 1 1 59.- PIPERACEAE 2 9
28.- EBENACEAE 1 2 60.- PLANTAGINACEAE 1 1
29.- ERYTHOXYLACEAE 1 1 61.- POLEMONIACEAE 1 2
30.- EUPHORBIACEAE 9 20 62.- POLYGALACEAE 2 2
31.- FABACEAE 34 61 63.- POLYGONACEAE 2 3
32.- FAGACEAE 1 1 64.- PRIMULACEAE 3 3
33.- GENTIANACEAE 1 1 65.- RHAMNACEAE 4 6
34.- GESNERIACEAE 2 2 66.- RUBIACEAE 13 18
35.- GYROCARPACEAE 1 1 67.- RUTACEAE 2 2
36.- LAMIACEAE 4 5 68.- SALICACEAE 4 4
37.- LAURACEAE 5 5 69.- SANTALACEAE 1 2
Revista de Ciencias de la Unicach 71

FAMILIA GÉNEROS SP
Familias mejor representadas

70.- SAPINDACEAE 6 7 Las familias mejor representadas (figura 28) en cuanto


a número de especies son: Fabaceae (61), Asteraceae
71.- SAPOTACEAE 3 6 (46), Poaceae (25), Euphorbiaceae (20), Malvaceae (19),
72.- SCHOEPFIACEAE 1 1 Rubiaceae (18), Acanthaceae (16), Apocynaceae (12),
Orchidaceae (12), Convolvulaceae (11).
73.- SCROPHULARIACEAE 2 2
74.- SIMAROUBACEAE 1 1
75.- SOLANACEAE 3 5
76.- STYRACACEAE 1 1
77.- THYMELAEACEAE 1 1
78.- URTICACEAE 4 4
79.- VERBENACEAE 5 6
80.- VIOLACEAE 1 1
81.- VITACEAE 2 2
TOTAL 297 422 Familias mejor representadas en la flora El
FIGURA 28
Zapotal.
     
MONOCOTYLEDONAE     Afinidades florísticas
1.- ARACEAE 5 6
A continuación se hace un análisis de las relaciones que
2.- ARECACEAE 3 3
guarda la flora del área de estudio con la de Tabasco y
3.- ASPARAGACEAE 3 3 la Estación Biológica Los Tuxtlas, Veracruz, por con-
siderarlas representativas de la flora oriental mexicana;
4.- BROMELIACEAE 5 6
con la de Quintana Roo, como muestra de la Península
5.- COMMELINACEAE 3 3 de Yucatán y con la de la Estación Chamela, Jalisco,
6.- COSTACEAE 1 1 por su ubicación en la vertiente Pacífica y por su flora
occidental mexicana (tabla V). Para esta comparación
7.- CYPERACEAE 2 2 se utilizó el Índice de Similitud de Sorense ISs, tenien-
8.- DIOSCOREACEAE 1 3 do como referencia el trabajo de Acosta, 1997, para el
bosque de mesófilo de Pluma Hidalgo, Oaxaca Según
9.- IRIDACEAE 1 1 la fórmula siguiente:
10.- ORCHIDACEAE 12 12
ISs= (2c X 100) / a + b
11.- POACEAE 14 25
12.- SMILACACEAE 1 1 a= especies de la A
b= especies de la zona B1
13.- ZYNGIBERACEAE 1 1
c= especies comunes
TOTAL 52 67
Para este fin, se excluyen las especies adventicias, que-
Número de géneros y especies por familia dando 483 como número total de especies del inventario.
TABLA 10 representados en el Parque Ecológico El Za-
potal.
72 Revista de Ciencias de la Unicach

  1 (A) 2 (B1) 3 (B2) 4 (B3) 5 (B4) el listado florístico con diferentes fuentes bibliográficas de
enfoque etnobotánico. Al respecto, Isidro (1997), reporta
Nº DE
483 758 1,257 818 2,200 que de las 357 especies útiles registradas en Tuxtla Gutié-
ESPECIES
rrez, 127 provienen del recurso silvestre, lo que representa
ESPECIES el 36 %. Por otra parte la Selva Baja Caducifolia aporta
  108 199 89 199
COMUNES
86 especies (67.7 %), la Selva Mediana Subcaducifolia
INDICE DE 18 (14.2 %), la Vegetación Riparia 3 especies (2.3 %) y
SIMILITUD los Acahuales 16 (12.5 %); sumando 124 especies que
  17.40 22.48 13.37 14.67
DE SOÖREN- corresponden al 97 % del recurso extraído de ecosistemas
SEN (ISS) naturales, las cuales se encuentran en El Zapotal.
Analizando la lista de especies útiles por forma de
Afinidades florísticas de la Selva Baja Cadu-
cifolia y Selva Mediana Subperennifolia del
uso que la misma autora registra, se encontró que 141 de
TABLA 11 ellas se encuentran en el parque ecológico, y la utilidad
Parque Ecológico El Zapotal, con otras locali-
dades tropicales de México. conocida es la siguiente:

1.- Parque Ecológico El Zapotal, Tuxtla Gutiérrez,


Chiapas (102 has) Nº de especies Usos conocidos
2.- Estación de Biología, Chamela, Jalisco (1, 600 has)
56 Medicinales
3.- Flora de Quintana Roo (50, 350 has)
4.- Estación de Biología Tropical de Los Tuxtlas, Vera- 32 Comestibles
cruz (700 has) 32 Construcción
5.- Flora de Tabasco (25, 337 has) 31 Combustible

Formas biológicas 29 Maderable


28 Religioso
En cuanto a la relación de las formas biológicas de las 16 Forrajeras
especies presentes existen 169 especies de árboles, 75 ar- 16 Cercas vivas
bustos, 198 son hierbas, 47 bejucos (herbáceas trepadoras)
16 Ornato
y 12 epifitas (figura 29)
9 Tóxicas
7 Uso doméstico
5 Adhesivas
4 Artesanales
3 Curtientes
3 Aromatizantes
3 Lauderia
2 Tintóreas
2 Fibras
2 Sombras

Relación de las formas biológicas de las es-


FIGURA 29 Especies útiles por tipo de uso, representa-
pecies en la flora de El Zapotal.
TABLA 11
das en la flora de El Zapotal.

Recursos forestales De lo anterior puede verse claramente que tan impor-


tantes resultan los ecosistemas locales para la obtención
Con el fin de estimar la importancia de la reserva en tér- de recursos necesarios para actividades primarias de la
minos de la flora útil que se resguarda en ella, se comparó población rural, y en este caso también suburbana.
Revista de Ciencias de la Unicach 73

Discusión et al. (1981), distinguen tres estratos para la Selva Alta


Subcaducifolia en la región de Uxpanapa, Ver., y Mi-
La vegetación del Centro Ecológico y Recreativo El randa (1952), distingue dos estratos arbóreos para la
Zapotal, corresponde a dos tipos de vegetación primaria Selva Baja Decidua de la Depresión Central de Chiapas.
característicos de la región cálida subhúmeda del interior De cualquier forma siempre se debe recordar que
del estado, con una estacionalidad bien marcada, debido el criterio de las alturas máximas para ubicar a los indi-
a la existencia de una época de secas y otra de lluvias. La viduos de una especie en uno u otro, es artificial, pues
Selva Mediana Subperennifolia está asociada a suelos una población x puede contar con individuos en los
más profundos, del tipo regosol calcárico, con poco o diferentes estratos, como de hecho sucede en realidad.
nulo afloramiento de rocas, y también es determinada En cuanto al área muestreada, 3,600 m2 en la Selva
por el efecto de sombra del peñasco y la orientación Mediana y 2,800 m2 en la Selva Baja, se consideran
que disminuye el fotoperiodo. Aunque en otras regiones suficientes para los objetivos de este trabajo, pues se
donde existe esta formación vegetal la precipitación trató de caracterizar en lo general la estructura de un
es mayor a los 1,000 mm, aquí es compensada por el parque delimitado; de igual manera las parcelas de 400
efecto microclimático de las corrientes de temporal que m2, de forma rectangular y en sentido de la pendiente
afloran de manantiales, al respecto Gómez-Pompa et al. permiten obtener mayor información de la variación
(1964), discuten el efecto de éste y otros factores como de las comunidades en un terreno de relieve acciden-
la topografía, textura y estructura, sobre el movimiento tado. A pesar de lo anterior debe dejarse claro que hay
del agua en el interior de los suelos y su determinismo comunidades interesantes que quedaron fuera de la
en el desarrollo y composición florística de este tipo de superficie muestreada, como la Selva Baja de Cacho de
vegetación. toro (Bucida macrostachya). Con todo y esto, el área de
La Selva Baja Caducifolia, por el contrario, está aso- muestreo es mucho mayor que los 1,600 m2 utilizados
ciada a suelos más someros, con afloramiento de la roca por Ramos et al. (1982) en Uxpanapa, o los 2,000 m2
madre, fotoperiodos más largos y menos disponibilidad citados por Gómez Pompa et al. (1964), para el estudio
de agua en el subsuelo, de manera que en la reserva de una Selva Alta Subdecidua de Brosimum alicastrum,
se distribuye en terrenos de fuerte pendiente, donde aunque menor a la de Meave (1990), que muestreó una
la topografía permite que el agua drene rápidamente, hectárea de Selva Alta Perennifolia, con la variante de
mayor exposición al paso del sol, y los suelos son del que fue dividida en submuestras de 2,500 m2, alejados
tipo litosol y rendzinas principalmente, aunque también hasta 5 km, lo que obviamente sirvió para caracterizar
se encuentra sobre regosol calcárico. una mayor extensión.
En cuanto a la metodología empleada en este trabajo, La flora de El Zapotal puede considerarse represen-
se considera acertada pero consume mucho tiempo y tativa de la flora de la Depresión Central de Chiapas,
esfuerzo, aunque en contraparte el tener un mayor co- pues alberga los géneros y especies característicos de esta
nocimiento de la composición florística reduce el riesgo región (Miranda, 1952; Breedlove, 1981). En cuanto a
de errores al realizar la toma de datos de las especies las afinidades florísticas con otras regiones tropicales
durante el levantamiento de las parcelas de muestreo. (tabla XI), se observa que se tiene mayor similitud con
La estructura vertical o estratificación de las comuni- la flora de Quintana Roo (22.48 %), debido a que en
dades respecto a los criterios seguidos para su definición este estado se encuentran bien representados los dos
es parecida a la de otros estudios en ambientes simila- tipos de vegetación primaria de la reserva (Téllez y
res, tal como lo mencionan, Tellez y Sousa (1982), que Sousa, 1982). Algo parecido ocurre con la Estación de
distinguen varios estratos arbóreos entre 7 y 25 m para Biología, Chamela, Jal. (17.40 %), que también presenta
la selva mediana subperennifolia en Quintana Roo, un condiciones climáticas de igual tipo (Lott, 1985). La
estrato arbustivo, uno herbáceo y la presencia de sucu- menor similitud se da con la flora de Tabasco (14.67
lentas como zingiberáceas y aráceas, el ambiente físico %), y la de la Estación de Biología, Los Tuxtlas, Ver.
es semejante en lo general al de El Zapotal. Rzedowski (13.37 %), ambas ubicadas en la vertiente del Golfo y
(1983), menciona la presencia de dos estratos arbóreos en parte del trópico húmedo mexicano, con Selva Alta
en este tipo de vegetación. Novelo (1978), en la composi- Perennifolia, como vegetación dominante y además los
ción florística de la vegetación del Morro de la Mancha, elementos florísticos hidromórficos del manglar, los tu-
Ver., menciona varias de las especies dominantes afines lares y popales. Sin embargo, es digno de mencionarse lo
a los dos tipos de vegetación estudiados aquí. Márquez que destaca Miranda (1952), que las floras occidental y
74 Revista de Ciencias de la Unicach

oriental mexicanas, notablemente diferentes, confluyen bación que operaron en el pasado como los incendios,
en el centro de Chiapas. sobrepastoreo y tala selectiva, así como condiciones
También es importante destacar, que en tan solo edáficas, ésta ocupa escasamente una hectárea más o
poco más de 1 km2, existe el 6 % del total de la flora del menos y se encuentra mejor representada en terrenos
estado, lo que nos da una idea de la riqueza florística fuera de la reserva.
de la región.
Además, 330 especies (64 %) del total de especies Conclusiones
nativas (490), pertenecen a la Selva Baja Caducifolia, y
a su vez representa el 33 % de las 998 especies de esta Como conclusiones puede mencionarse que El Zapo-
formación vegetal registradas por Reyes-García y Sousa tal alberga importantes recursos forestales que deben
(1997), para la Depresión Central de Chiapas. conservarse, por lo cual es necesario que esto se tome
Como puede observarse, es notorio que la Selva Baja en cuenta cuando se realizan obras de ampliación de
Caducifolia tiene una mayor densidad de individuos la infraestructura del zoológico, del mismo modo debe
por unidad de área (2,225 árboles/ha) que la que posee regularse la introducción de especies exóticas que se ha
la Selva Mediana Subperennifolia (850 árboles/ha), y venido dando con el fin de establecer jardineras próxi-
también una mayor diversidad en términos de número mas a las instalaciones, esto para prever el impacto que
total de especies que las registradas para esta última, tales acciones pudiera representar.
como ya lo ha mencionado Rzedowski (1991). Como El parque ecológico y recreativo ofrece un escenario
formación la Selva Baja Caducifolia también es más va- idóneo para la realización de otros estudios, tal es el caso
riable con respecto a su composición en relación directa de la frugivoría y herbivoría (Crocker y Naranjo, 1997)
a las opciones que ofrezcan factores como la topografía, la investigación de aspectos de regeneración monoespe-
exposición, suelos, etc. cíficos como el de Manilkara zapota (Cancino, 1999), la
Para ilustrar lo anterior, en ciertas partes del declive estimación de tasas de crecimiento de árboles tropicales
norte y la mesa, principalmente, ocurre una asociación o la reproducción en vivero de especies de importancia
exclusivamente dominada por Gymnopodium floribun- económica, tan solo por mencionar algunos. Aunque
dum, con muy escasos individuos de otras especies ar- hay especies que están poco representadas en cuanto a
bóreas y arbustivas, tal es el caso de Bonellia macrocarpa su densidad, otras por el contrario poseen poblaciones
y Bursera spp. Al pie del peñasco, en suelo muy rocoso de considerable valor como fuentes de germoplasma.
predominan una asociación de Bucida macrostachya Además está el valor ecológico del macizo forestal
donde ésta es la especie dominante con alturas de 12 a considerado como ecosistema, pues es albergue de 101
15 m, aunque como ya se mencionó antes, no se refleja especies de vertebrados terrestres, o más, ya que histó-
tal situación en el área muestreada. También es cierto ricamente se han registrado 231 especies por diversos
que en determinadas condiciones, hacia el O del parque zoólogos y 18 de ellas no han vuelto a ser registradas
se observa una asociación de Bursera a la sombra del o son de dudosa presencia (Fernández, 1998). Por otra
peñasco y mientras tanto la selva baja de Alvaradoa parte la misma fuente cita qué es en estos dos ambientes
ocupa preferentemente los declives mas suaves y menos donde se encentra la mayor diversidad faunística.
pedregosos. Se anexa la lista de la Flora del Parque Ecológico
Con respecto al Acacia Scrub, mencionado y descrito y Recreativo El Zapotal, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas,
por Baker (1985), aún cuando Vachellia collinsii llega México.
a ser una especie abundante no es en ningún caso la
especie dominante, la asociación donde está presente se Agradecimientos
trata si, de una Selva Baja Caducifolia con mayor abun-
dancia de elementos xerofitos tales como Acanthocereus, Deseamos expresar nuestro agradecimiento a la bióloga
Agave, Nopalea y Bromelia, entre otras. Existe también la Teresa Cabrera Cachón, Directora del Jardín Botánico
formación Sabanoide de Haematoxylon–Bursera–Ceiba, de la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural,
en el extremo sur de la reserva, ya descrita y al parecer por autorizar la publicación de este trabajo, y por faci-
de origen secundario, favorecida por agentes de pertur- litarnos material original del mismo.
Revista de Ciencias de la Unicach 75

Literatura
ACOSTA C., S., 1997. Afinidades fitogeográficas del bosque mesófilo de montaña de la zona de Pluma Hidalgo,
Oaxaca, México. Polibot. 6: 25-39.

AGUILERA, H.N., 1989. Tratado de edafología de México. Tomo I. 1ª. Ed. Facultad de Ciencias, Universidad Nacional
Autónoma de México, D.F. 222 p.

AMES, O. & D.S. CORRELL, 1985. Orchids of Guatemala and Belize. Dover Publications, Inc. New York, USA. 779 p.

BAKER, A., 1985. Survey of vegetacion. In D. Curson (Ed) University of East Anglia. Mexican Rainforest Expedition
Report. Pp. 14-24.

BARRADAS, V. L. 1989. El papel del microclima en la fisiología ecológica vegetal. Boletín de la Sociedad Botánica de
México. 49: 31-39.

BARRADAS, V.L. y L. FANJUL, 1985. Balance hídrico y evapotranspiración en una selva tropical caducifolia de
la costa de Jalisco, México. Biótica 10 (2): 199-210.

BACHEM, C.U. y R. ROJAS-CRUZ, 1994. Contribución al estudio ecológico de la vegetación en la región de La Fraylesca,
Chiapas. Tesis Profesional. México. E.N.E.P. Iztacala, UNAM. 184 p.

BENSON, L., 1979. Plant classification. D.C. Heath and company. USA. 901 p.

BRAVO-HOLLIS, H. y H. SÁNCHEZ MEJORADA, 1991. Las Cactáceas de México. UNAM, D.F. 3: 244-245.

BREEDLOVE, D.E., 1981. Flora de Chiapas. Part 1. The California Academy of Sciences. USA. 34 p.

BREEDLOVE, D.R. 1986. Listados florísticos de México. IV. Flora de Chiapas. Instituto de Biología, UNAM. México,
D. F. 246 p.

CAMPBELL, D.G., 1989. The importance of floristic inventory in the tropics. In Campbell, G. D. & H. D. Ham-
mond (Eds ), Floristic inventory of tropical countries. New York Botanical Garden. pp. 5-30.

CANCINO, H.D., 1999. Factores asociados a la regeneración del Chicozapote (Manilkara zapota) en el Centro Ecológico y
Recreativo El Zapotal, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México. Tesis Mag. Sc. CATIE. Turrialba, Costa Rica. 85 p.

CARDOSO, D.M., 1979. El Clima de Chiapas y Tabasco. Instituto de Geografía, UNAM, México, D. F. 99 p.

CROKER, E. J. y E.I. NARANJO P., 1997. Ecología del agutí mexicano (Dasyprocta mexicana) en El Zapotal, Chiapas.
Informe final presentado a CONABIO. IHN-ECOSUR. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 59 p.

DANIEL, T.F., 1995. Flora of Chiapas. Part 4. Acanthaceae. The California Academy of Sciences. USA. 158 p.

DIAZ, H., B.M., 1986. Caracterización de los recursos naturales en relación a su utilización productiva en la subregión Tuxtla
Gutiérrez, Chiapas. Tesis de Licenciatura. Escuela Nacional de Estudios profesionales Iztacala, UNAM. 174 p.

DIRECCION GENERAL DE AGRICULTURA DEL ESTADO DE VERACRUZ, 1981. Instructivo para la toma
de muestras de suelo. Editora de Gobierno. Gobierno del estado de Veracruz. México 16 p.
76 Revista de Ciencias de la Unicach

ESPEJO S.,A., 1991. Notas sobre el género Gyrocarpus (Hernandiaceae) en México; un nombre nuevo: Gyrocarpus
mocinnoi Espejo. Acta Bot. Mex. 13: 39-51.

FERNÁNDEZ, M.Y., 1998. Contribución al estudio de la fauna silvestre libre de El Zapotal, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tesis
de Licenciatura. Facultad de Ciencias. UNAM. 100 p.

FRANCO, L.J., G. DE LA CRUZ., A. CRUZ G., A. ROCHA R., N. NAVARRETE S., G. FLORES M., E.
KATO M., S. SÁNCHEZ C., L.G. ABARCA A. y C.M. BEDIA S., 1985. Manual de ecología. Ed. Trillas.

FRYXELL, P.A., 1990. Flora of Chiapas, Part 3. Malvaceae. The California Academy of Sciences U.S.A., 90 p.

GARCÍA, E., 1986. Apuntes de climatología. 5ª ed. E. García de Miranda, México, D.F. 155 p.

GARCÍA, E., 1998. Climas (Clasificación de Koeppen, modificado por García) Escala 1: 1,000,000. CONABIO, México.

GENTRY, A.H., 1982. Bignoniaceae In: Flora de Veracruz. INIREB, Xalapa, Ver. México 222 p.

GOBIERNO DEL ESTADO DE CHIAPAS (Secretaría General), 1980. Periódico Oficial No. 65, Tuxtla Gutiérrez,
Chiapas.

GÓMEZ-POMPA, A., J. VÁZQUEZ-SOTO Y J. SARUKHÁN K., 1964. Estudios ecológicos en las zonas tropi-
cales cálido húmedas de México. Publ. Esp. Inst. Nac. Inv. For. México 3: 1-36.

H. AYUNTAMIENTO MUNICIPAL, 1938. Monografía del municipio de Tuxtla Gutiérrez. H. Ayuntamiento Muni-
cipal 1986-1988, 311 p.

HUERTA C., M., E. REYES-AGIOÑAR Y J.L. GÁMEZ-VALDIVIA, 1986. Características generales de la vegeta-
ción y su utilización en 25 municipios de Chiapas, México. Fomento de Corporación de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez,
Chiapas, 46 p.

IBARRA M.G. Y S. SINACA C., 1987. Listados florísticos de México VII. Estación de Biología Tropical Los Tuxtlas,
Veracruz. Instituto de Biología, UNAM, México, D.F. 51 p.

INEGI, 1984. Carta edafológica. Hoja Tuxtla Gutiérrez E 15C-69. Escala 1: 50,000. Secretaría de Programación y Pre-
supuesto. México, D.F.

INEGI, 1985. Carta edafológica. Hoja Tuxtla Gutiérrez E 15-11. Escala 1: 250 000. Secretaría de Programación y Pre-
supuesto. México, D.F.

ISIDRO, V.M.A., 1997. Etnobotánica de los zoques de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Instituto de Historia Natural. Gobierno
del Estado de Chiapas. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 125 p.

JONES D.L., 1987. Encyclopedia of Ferns. British Museum (Natural History) London, UK. 433 p.

KAPUSTKA, L.A., 1986. Plant ecology methods-community. Ed. Facsimilar. University of East Anglia. 24 p.

LOT, A. Y F. CHIANG, 1986. Manual de herbario. Consejo Nacional de la Flora de México, A.C., México, D.F. 142 p.

LOTT, W.J., 1985. Listados florísticos de México III. La Estación de Biología Chamela, Jalisco. Instituto de Biología,
UNAM, México, D.F. 47 p.
Revista de Ciencias de la Unicach 77

MÁRQUEZ, R.W., A. GÓMEZ-POMPA Y M. VÁZQUEZ-TORRES, 1981. Estudio botánico y ecológico de la


Región del Río Uxpanapa, Veracruz. No.10. La vegetación y Flora. Biótica 6 (2): 181-217.

MATUDA E., 1950a. A contribution to our knowledge of the wild and cultivated flora of Chiapas I. Districts So-
conusco and Mariscal. Amer. Midl. Naturalist. 44 (3): 513-616.

MATUDA E., 1950b. Algunas especies nuevas de la flora mexicana. Ann. Inst. Biol. UNAM. 30 (1-2): 101-115.

MEAVE DEL C., J., 1990. Estructura y composición de la Selva Alta Perennifolia de los alrededores de Bonampak. INAH,
México, D.F., 147 p.

MCVAUGH, R., 1969. El itinerario y las colectas de Sessé y Mociño en México. Bol. Soc. Bot. Mex. 30: 137-142.

MICKEL J.T., & A.R. SMITH, 2004. The Pteridophytes of Mexico. New York Bot. Gard. 88. 2 vols.

MIRANDA, F., 1952. La vegetación de Chiapas. Ediciones del Gobierno del estado de Chiapas. Tuxtla Gutz., Chia-
pas, México, 2 vols.

MIRANDA, F., y E. HERNÁNDEZ X., 1963. Los tipos de vegetación de México y su clasificación. Bol. Soc. Bot.
Méx. 28: 29-179.

MIRANDA, F., A. GÓMEZ-POMPA Y E. HERNÁNDEZ X., 1967. Un método para la investigación ecológica
de las regiones tropicales. Ann. Inst. Biol. UNAM, 38 Ser. Bot. (1): 101-110.

MÜLLERIED, F.K.G., 1957. La geología de Chiapas. Gobierno Constitucional del estado de Chiapas. Tuxtla Gu-
tiérrez, Chiapas, México, 180 p.

NOVELO, R.A., 1978. La vegetación de la Estación Biológica El Morro de la Mancha, Veracruz. INIREB. Biótica
3 (1): 9-20.

PACHECO, L. Y F.G. LOREA-HERNÁNDEZ, 1985. Claves para la identificación de los géneros de Pteridophyta
de Veracruz, México. Biótica 10 (2): 157-173.

PALACIOS E.,E., 2000. Vegetación y flora del Parque Ecológico y Recreativo El Zapotal, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tesis
de Biólogo. Facultad de Biología, Universidad Veracruzana, Xalapa, Veracruz, México. 108 p.

PENNINGTON, T.D. Y J. SARUKHÁN, 1968. Manual para la identificación de los principales árboles tropicales de
México. INIF y FAO, México, D.F. 413 p.

RAMOS P., J.M., M. DELGADO R., S. DEL AMO R., Y E. FERNÁNDEZ, 1982. Análisis estructural de un
área de vegetación secundaria en Uxpanapa, Veracruz. Biótica 7 (1): 7-29.

REYES-GARCÍA, A. Y M. SOUSA, 1997. Listados florísticos de México XVII. Depresión Central de Chiapas. La Selva
Baja Caducifolia. Instituto de Biología, UNAM, 41 p.

RZEDOWSKI, J., 1983. Vegetación de México. 1ª Edición. 2ª Reimpresión. Editorial LIMUSA, México, D.F., 432 p.

RZEDOWSKI, J., Y G. CALDERÓN DE RZEDOWSKI, 1989. Transisthmic Mexico (Campeche, Chiapas,


Quintana Roo, Tabasco and Yucatán). In D.G. Campell & H.D. Hammond (eds.). New York Botanical Garden.
Floristic Inventory of Tropical Countries. Pp. 270-280.
78 Revista de Ciencias de la Unicach

RZEDOWSKI, J., 1991. Diversidad y orígenes de la flora fanerogámica de México. Acta Bot. Mex. 14: 3-21.

SMITH, A.R., 1981. Flora of Chiapas, Part 2. Pteridophytes. The California Academy of Sciences, U.S.A., 370 p.

SOUSA S., M. Y E.F. CABRERA C., 1983. Listados florísticos de México II. Flora de Quintana Roo. Instituto de Bio-
logía, UNAM, México, D.F. 100 p.

SOTO P.,L., 1989. Useful plants from two localities of the Central Valley, Chiapas, México. Inédito. 22 p.

STANDLEY, P.C., 1920-1926. Trees and shrubs of Mexico. Contributions from the US. National Herbarium 23 (1-5)

STANDLEY, P.C., & J.A. STEYERMARK (Edts.) 1946-1976. Flora of Guatemala. Fieldiana Bot. 24 (1-12).

STANDLEY A.,C., 1938. The species-Area Curve. Amer. Mindl. Nat. 19: 573-581.

STHROTER, J.L., 1999. Flora of Chiapas, Part. 5, Compositae-Heliantheae. Calif. Acad. Of Sci., USA., 232 p.

TÉLLEZ V.,O Y M. SOUSA S., 1982. Imágenes de la flora quintanarronse. CIQRO, México, D.F., 224 p.

VÁZQUEZ-SÁNCHEZ, M.A., 1988. La selva El Ocote. Monografía y plan de manejo para su conservación. INIREB,
Xalapa, Veracruz, México, 109 p.

www.tropicos.org/. Consultados durante el mes de marzo del 2016.

www.theplantlist.org/. Consultados durante el mes de marzo del 2016.

Listado de la flora
TECTARIACEAE
Pteridophyta Tectaria heracleifolia (Willd.) Underw.

ANEMIACEAE
Anemia adiantifolia (L.) Sw. THELYPTERIDACEAE
Thelypteris hispidula J. (Decne.) C.F. Reed
DAVALLIACEAE Thelypteris ovata R.P. St. John. var. lindeheimeri (C. Chr.)
Nephrolepis hirsutula (J.G. Forst.) Presl. A.R. Smith

LYGODIACEAE CONIFEROPHYTA
Lygodium venustum Sw.
CUPRESSACEAE
Taxodium huegelii C. Lawson.
PTERIDACEAE
Adiantum capillus-veneris L.
Adiantum concinnum Humb. & Bonpl. ex Willd. Magnoliopsida
Adiantum tenerum Sw.
Adiantum trapeziforme L. ACANTHACEAE
Adiantum tricholepis Fée Aphelandra scabra (Vahl.) Sm.
Pteris grandifolia L. Barleria oenotheroides Dum. Cours.
Blechum brownei Juss.
Revista de Ciencias de la Unicach 79

Carlowrightia arizonica A. Gray Albiztemmadenia pubescens Benth.


Dicliptera sexangularis (L.) Juss. Tabernaemontana eubracteata (Woodson) A.O. Simões
Elytraria imbricata (Vahl) Pers. & M.E. Endress
Henrya insularis Nees Tabernaemontana pandacaqui Poir.
Justicia breviflora (Nees) Rusby
Justicia herpetacanthoides Leonard ARISTOLOCHIACEAE
Justicia salviiflora Kunth Aristolochia maxima Jacq.
Ruellia breedlovei T.F. Daniel
Ruellia hookeriana (Nees) Hemsl.
Ruellia inundata Kunth ASTERACEAE
Ruellia nudiflora (Engelm. & A. Gray) Urb. Adenophyllum appendiculatum (Lag.) Strother
Ruellia paniculata L. Ageratum sp.
Thunbergia grandiflora Roxb. Ageratum houstonianum Mill.
Bidens pilosa L.
Bidens squarrosa Kunth
AMARANTHACEAE Calea ternifolia Kunth
Achyranthes aspera L. Calea urticifolia (Mill.) DC.
Alternantherra jacquini (Schrad.) Alain. Calyptocarpus wendlandii Sch.-Bip.
Amaranthus viridis L. Chromolaena odorata (L.) R.M. King & H. Rob.
Iresine calea (Ibáñez) Standl. Crittonia aff. hospitale (B.L. Rob.) R.M. King. & H. Rob.
Crittonia morifolia (Mill.) R.M. King. & H. Rob.
Dyssodia integrifolia?
ANACARDIACEAE Elephantopus spicatus (Juss. ex Aubl.) Rohr
Astronium graveolens Jacq. Eupatoriastrum corvi (McVaugh) B.L. Turner
Comocladia guatemalensis Donn. Sm. Fleischmannia imitans (B.L. Rob.) R.M. King. & H. Rob.
Mangifera indica L. Isocarpa oppositifolia L.) Cass.
Pistacia mexicana Kunth Koanophyllon albicaulis (Sch.-Bip. ex Klatt) R.M. King.
Rhus terebinthifolia Schltdl. & Cham. & H. Rob.
Spondias mombin L. Lepidaploa tortuosa (L.) H. Rob.
Spondias purpurea L. Melampodium divaricatum (Rich.) DC.
Melampodium paniculatum Gardn.
Melanthera nívea (L.) Small.
ANNONACEAE Mikania micrantha Kunth
Annona diversifolia Safford Milleria quinqueflora L.
Annona globiflora Schltdl. Montanoa tomentosa Cerv. subsp. xanthiifolia (Sch.-Bip)
Annona purpurea Moc. & Sessé ex Dunal. V. Funk
Annona reticulata L. Neurolaena lobata (L.) Cass.
Sapranthus campechianus Standl. Onoseris onoseroides (Kunth) B.L. Rob.
Otopapus scaber S.F. Blake
Pluchea carolinensis (Jacq.) G. Don
APOCYNACEAE Sanvitalia procumbens Lam.
Cascabela ovata (Cav.) Lippold Sclerocarpus uniserialis (Hook) Benth. & Hook.f. ex
Echites tuxtlensis Standl. Hemsl.
Forsteronia spicata G. Mey. Senecio deppeanus Hemsl.
Haplophyton cinereum A. DC. Simsia amplexicaulis (Cav.) Pers.
Mandevilla? Sinclairia andrieuxii (DC.) H. Rob. & Brettell
Pentalinon andrieuxii (Müll. Arg.) B.F. Hansen & Wunderlin Sinclairia glabra (Hemsl.) Rydb.
Plumeria rubra L. Tagetes tenuifolia Cav.
Prestonia mexicana A. DC. Trixis chiapensis C.E. Anderson
Rauvolfia tetraphylla L. Trixis inula Crantz
80 Revista de Ciencias de la Unicach

Verbesina breedlovei B.L. Turner Opuntia decumbens Salm.-Dyck


Verbesina perymenoides Sch.-Bip. ex Klatt. Peniocereus chiapensis (Bravo) Gomez-Hin. & H.M.
Vernonanthura patens (Kunth) H. Rob. Selenicereus coniflorus (Weing.) Britton & Rose
Vernonia arborescens (L.) Sw.
Vernonia oaxacana Sch.-Bip.
Viguiera dentata (Cav.) Spreng. CALOPHYLLACEAE
Xanthium strumarium L. Mammea americana L.
Zexmenia serrata La Llave
Zinnia peruviana (L.) L.
CAMPANULACEAE
Diastatea micrantha (Kunth) McVaugh
BEGONIACEAE Hippobroma longiflora (L.) G. Dom
Begonia aff. sericoneura Liebm.

CANNABACEAE
BIGNONIACEAE Aphananthe monoica (Hemsl.) Leroy
Adenocalymma inundatum Mart. ex DC. Celtis iguanaea (Jacq.) Sarg.
Amphilophium crucigerum (L.) L.G. Lohmann Trema micrantha (L.) Blume
Dolichandra unguis-cati (L.) L.G. Lahmann
Godmania aesculifolia (Kunth) Standl.
Mansoa hymnenaea (DC.) A.H. Gentry CAPPARACEAE
Parmentiera aculeata (Kunth) L.O. Williams Cynophalla flexuosa (L.) J. Presl
Spathodea campanulata Beauv. Quadrella incana (Kunth) Iltis & Cornejo
Tabebuia rosea (Bertol.) Bertero ex A. DC. Quadrella lundellii (Standl.) Iltis & Cornejo
Tecoma stans (L.) Juss. ex Kunth Quadrella pringlei (Briq.) Iltis & Cornejo

BORAGINACEAE CARICACEAE
Bourreria andrieuxii (A. DC.) Hemsl. Jarilla choccola Standl.
Bourreria huanita (Lex.) Hemsl.
Ehretia sp.
Ehretia tinifolia L. CASUARINACEAE
Heliotropium angiospermum Murray Casuarina cunninghamiana Miq.
Heliotropium procumbens Miller
Tournefortia hirsutissima L. CELASTRACEAE
Tournefortia mutabilis Vent. Crossopetalum parvifolium (Hemsl.) Lundell
Hippocratea sp.
Maytenus matudae Lundell
BURSERACEAE Semialarium mexicanum (Miers) Mennega
Bursera bipinnata (DC..) Engler
Bursera excelsa (Kunth) Engler
Bursera schlechtendalii Engler CLUSIACEAE
Bursera simaruba (L.) Sarg. Clusia flava Jacq.
Bursera tomentosa (Jacq.) Triana & Planch. Garcinia intermedia (Pittier) Hammel

CACTACEAE COCHLOSPERMACEAE
Hylocereus undatus (Haw.) Brit. & Rose Amoreuxia palmatifida DC.
Mammillaria voburnensis Scheer Cochlospermum vitifolium (Willd.) Spreng.
Nopalea auberi (Pfeiff.) Salm-Dyck
Revista de Ciencias de la Unicach 81

COMBRETACEAE Acalypha arvensis Poepp.


Bucida macrostachya Standl. Acalypha leptopoda Müll. Arg.
Combretum fruticosum (Loefl.) Stuntz. Acalypha villosa Jacq.
Adelia barbinervis Schltdl. & Cham.
Bernardia yucatanensis Lundl.
CONVOLVULACEAE Chamaesyce hyssopifolia (L.) Small
Convolvulus nodiflorus Desr. Cnidoscolus aconitifolius (Miller) I.M. Johnst.
Evolvulus alsinoides (L.) L. Cnidoscolus multilobus (Pax) I.M. Johnst.
Evolvulus aff. ovatus Ferrn. Cnidoscolus tubulosus (Muell. Arg.) I.M. Johnston
Ipomoea aurantiaca L.O. Williams Croton aff. arboreus Millsp.
Ipomoea neei (Spreng.) O’Donell Croton ciliatoglandulifer Ortega
Ipomoea populina House Croton cortesianus Kunth
Ipomoea purpurea (L.) Roth. Croton miradorensis Müll. Arg.
Ipomoea triloba L. Euphorbia calcarata (Schltdl.) V.W. Steinm.
Ipomoea tuxtlensis House Euphorbia dentata Michx.
Jacquemontia tamnifolia (L.) Griseb. Euphorbia leucocephala Lotsy
Merremia umbellata (L.) Hallier f. Euphorbia schlechtendalii Boiss.
Ricinus communis L.
Tragia mexicana Müll. Arg.
CORDIACEAE
Cordia alliodora (Ruiz & Pav.) Oken
Cordia dentata Poir. FABACEAE
Cordia dodecandra A. DC. Acaciella angustissima (Mill.) Britton & Rose
Cordia gerascanthus L. Albizia tomentosa (Micheli) Standl.
Varronia foliosa (M. Martens & Galeotti) Borhidi Aeschynomene compacta Rose
Bauhinia cookii Rose
Bauhinia divaricata L.
CHRYSOBALANACEAE Calliandra canescens (Schltdl.& Cham.) Benth.
Licania arborea Seem. Calliandra houstoniana var. calothyrsus (Meissner) Barneby
Calliandra houstoniana (Mill.) Kuntze
Centrosema sp.
CUCURBITACEAE Chaetocalyx brasiliensis (Vogel) Benth.
Rytidostylis carthagenensis (Jacq.) Kuntze Chamaecrista nictitans var. jaliscensis (Greenman)
Coursetia caribaea (Jacq.) Lavin
Crotalaria longirostrata Hook. & Arn.
CYTINACEAE Dalbergia glabra (Mill.) Standl.
Bdallophytum americanum (R. Br.) Eichler ex Solms Marina nutans (Cav.) Barneby
Desmodium distortum (Aubl.) J.F. Macbr.
Desmodium incanum (Sw.) DC.
EBENACEAE Diphysa floribunda Peyr.
Diospyros nigra (J.F. Gmel.) Perr. Diphysa americana (Mill.) M. Sousa
Diospyros salicifolia Humb. & Bonpl. ex Willd. Enterolobium cyclocarpum (Jacq.) Griseb.
Erythrina goldmanii Standl.
Eysenhardtia adenostylis Baill.
ERYTHOXYLACEAE Haematoxylon brasiletto Karst.
Erythroxylon havanense Jacq. Indigofera suffructicosa Mill.
Inga aff. hayesii Benth.
Inga sapindioides Willd.
EUPHORBIACEAE Inga vera subsp. spuria (Humb. & Bonpl. ex Willd.) J. Leon
Acalypha alopecuroides Jacq. Leucaena diversifolia (Schltdl.) Benth.
82 Revista de Ciencias de la Unicach

Leucaena esculenta (Moc. & Sessé ex DC.) Benth. GYROCARPACEAE


Leucaena trichandra (Zucc.) Urb. Gyrocarpus mocinnoi Espejo
Lonchocarpus sp.
Lonchocarpus castilloi Standl.
Lonchocarpus guatemalensis Benth. LAMIACEAE
Lonchocarpus minimiflorus Donn. Sm. Hyptis suaveolens (L.) Poit.
Lonchocarpus rugosus Benth. Hyptis tomentosa Poit.
Lysiloma sp. Ocimum campechianum Mill.
Lysiloma acapulcense (Kunth) Benth. Salvia misella Kunth
Machaerium salvadorense (Donn. Sm.) Rudd. Stachys agraria Schltdl. & Cham.
Macroptilium atropurpureum (DC.) Urb.
Mariosousa usumacintensis (Lundell) Seigler & Ebinger
Mimosa albida Willd. LAURACEAE
Nisolia chiapensis Rudd. Beilschmiedia riparia Miranda
Pachyrrhizus erosus (L.) Urb. Cassytha filiformis L.
Phaseolus sp. Licaria coriacea (Lundell) Kosterm.
Phaseolus anisotrichos Schltdl. Nectandra sanguinea Rol ex Rottb.
Phaseolus lunatus L. Persea americana L.
Pithecellobium lanceolatum (Kunth) Benth.
Senna atomaria (L.) H.S. Irwin & Barneby
Senna fruticosa (Miller) H.S. Irwin & Barneby LOASACEAE
Senna holwayana (Rose) H.S. Irwin & Barneby Mentzelia aspera L.
Senna nicaraguensis (Benth.) H.S. Irwin & Barneby
Senna pallida (Vahl.) H.S. Irwin & Barneby var. isthmica
Irwin & Barneby LOGANIACEAE
Senna pilifera (Vogel) H.S. Irwin & Barneby Spigelia anthelmia L.
Senna skinneri (Benth.) H.S. Irwin & Barneby Spigelia palmeri Rose
Senna uniflora (Mill.) H.S. Irwin & Barneby Spigelia splendens H. Wendl. ex Hook.
Vachellia collinsii (Saff.) Seigler & Ebinger
Vachellia cornigera (L.) Seigler & Ebinger
Vachellia farnesiana (L.) Wight & Arn. LORANTHACEAE
Vachellia pennatula (Schltdl. & Cham.) Seigler & Ebinger Psittacanthus calyculatus (DC.) G. Don.
Vachellia pringlei (Rose) Seigler & Ebinger Struthanthus sp.
Vigna speciosa (Kunth) Verdcourt

LYTHRACEAE
FAGACEAE Cuphea paucipetala S.A. Graham
Quercus peduncularis Née

MALPIGHIACEAE
GENTIANACEAE Byrsonima crassifolia (L.) Kunth
Centaurium quitense (Kunth) B.L. Rob. Hiraea obovata Huber
Malpighia glabra L.
Mascagnia dipholiphylla (Small) Bullock
GESNERIACEAE Stigmaphyllon ellipticum (Kunth) A. Juss.
Achimenes misera Lindl.
Sinningia incarnata (Aubl.) D.L. Denham
MALVACEAE
Bakeridesia pittieri (Donn. Sm.) D.M. Bates.
Byttneria aculeata Jacq.
Revista de Ciencias de la Unicach 83

Ceiba aesculifolia (Kunth) Britten & Barker f. Eugenia capulioides Lundell


Ceiba pentandra (L.) Gaertn. Eugenia oerstediana O. Berg
Guazuma ulmifolia Lam. Eugenia rhombea (O. Berg.) Krug & Urban ex Urb.
Helicteris baruensis Jacq. Eugenia yunckeri Standl.
Heliocarpus terebinthinaceus (DC.) Hochr. Myrcianthes fragrans (Sw.) McVaugh
Hibiscus mutabilis L. Pimenta dioica (L.) Merr.
Hibiscus purpusii Brandegee
Hibiscus rosa-sinensis L.
Luehea candida (DC.) Martius NYCTAGINACEAE
Malachra alceifolia Jacq. Grajalesia fasciculata (Standl.) Miranda
Malvaviscus arboreus Cav. Mirabilis violacea (L.) Hemsl.
Melochia nodiflora Sw. Neea choriophylla Standl.
Pseudobombax ellipticum (Kunth) Dugand Neea psychotrioides J.D. Smith
Sida glabra Mill. Pisonia aculeata L.
Sida rhombifolia L.
Sida spinosa L.
Triumfetta lappula L. OLEACEAE
Chionanthus ligustrinus (Sw.) Pers. (Sin. Linociera domin-
gensis (Lam.) Knobl.)
MELIACEAE Fraxinus purpusii Brandegee
Cedrela odorata L.
Cedrela salvadorensis Standl.
Swietenia humilis Zucc. ONAGRACEAE
Trichilia havanensis Jacq. Hauya elegans subsp. cornuta (Hemsl.) Breedlove & Raven.
Trichilia hirta L. Ludwigia octovalvis (Jacq.) P.H. Raven

MENISPERMACEAE OPILIACEAE
Cissampelos pareira L. Agonandra ovatifolia Mir.
Agonandra racemosa (DC.) Standl.

MORACEAE
Brosimum alicastrum Sw. OROBANCHACEAE
Dorstenia contrajerva L. Buchnera pusilla Kunth
Ficus aurea Nutt.
Ficus crocata (Miq.) Mart. ex Miq.
Ficus maxima Mill. OXALIDACEAE
Ficus obtusifolia Kunth Oxalis fructescens L. subsp. angustifolia (Kunth) Lourt.
Ficus pertusa L.f.
Trophis racemosa (L.) Urban
PAPAVERACEAE
Bocconia arborea S. Watson.
MUNTINGIACEAE
Muntingia calabura L.
PASSIFLORACEAE
Pasiflora filipes Benth.
MYRTACEAE Turnera diffusa Willd. ex Schult.
Calyptranthes chiapensis Lundell
Eugenia acapulcensis Steud.
Eugenia axillaris (Sw.) Willd.
84 Revista de Ciencias de la Unicach

PHYLLANTHACEAE Gouania lupuloides (L.) Urb.


Phyllanthus micrandrus Muell. Gouania polygama (Jacq.) Urb.
Karwinskia calderonii Standl.
Sageretia elegans (Kunth) Brongn.
PICRAMNIACEAE
Alvaradoa amorphoides Liebm.
RUBIACEAE
Allenanthus hondurensis Standl.
PIPERACEAE Borreria ocymoides (Burm.f.) DC. (de Madagascar!!)
Peperomia sp. Bouvardia longiflora (Cav.) Kunth
Peperomia pereskiifolia (Jacq.) Kunth Bouvardia multiflora (Cav.) Schult. & Schult.f.
Piper aduncum L. Chiococca alba (L.) Hitchc.
Piper amalago L. Exostema mexicanum A. Gray
Piper auritum Kunth Guettarda combsii Urb.
Piper curvatipes Trel. Guettarda macrosperma Donn. Sm.
Piper marginatum Jacq. Hamelia patens Jacq.
Piper martensianum C. DC. Hintonia latiflora (Sessé & Moc. ex DC.) Bullock
Piper sanctum (Miq.) Schltdl. ex C. DC. Margaritopsis microdon (DC.) C.M. Taylor (Sin. Psychotria
microdon (DC.) Urban.)
Psychotria erythrocarpa Schltl.
PLANTAGINACEAE Psychotria pubescens Sw.
Russelia sarmentosa Jacq. Psychotria tenuifolia Sw.
Randia aff. aculeata L.
Randia armata (Sw.) DC.
POLEMONIACEAE Rogiera stenosiphon (Hemsl.) Borhidi
Loeselia ciliata L. Spermacoce tenuior L. (Sin. Borreria laevis (Lam.) Griseb.)
Loeselia glandulosa (Cav.) G. Don

RUTACEAE
POLYGALACEAE Amyris elemifera L.
Poligala costaricensis Chodat ex T. Durand & Pittier Zanthoxylum fagara subsp. aguilarii (Standl. & Steyerm.) Reynel
Securidaca diversifolia (L.) S.F. Blake.

SALICACEAE
POLYGONACEAE Casearia corymbosa Kunth
Coccoloba acapulcensis Standl. Neopringlea viscosa (Liebm.) Rose.
Coccoloba barbadensis Jacq. Xylosma flexuosa (Sw.) Hemsl.
Gymnopodium floribundum Rolfe Zuelania Guidonia (Sw.) Britton & Millsp.

PRIMULACEAE SANTALACEAE
Bonellia macrocarpa (Cav.) B. Stäl & Källersjö (Sin. Jacqui- Phoradendron quadrangulare (Kunth) Griseb.
nia macrocarpa Cav.) Phoradendron robinsonii Urb.
Ardisia escallonioides Schltdl. & Cham.
Parathesis donnell-smithii Mez.
SAPINDACEAE
Exothea paniculata (Juss.) Radlk.
RHAMNACEAE Melicoccus oliviformis Kunth (Sin. Talisia olivaeformis
Colubrina arborescens (Miller) Sarg. (Kunth) Radlk.)
Colubrina triflora Brongn. ex Sweet. Paullinia tomentosa Jacq.
Revista de Ciencias de la Unicach 85

Sapindus saponaria L. URTICACEAE


Serjania atrolineata Sauv. & Wright. Boehmeria sp.
Serjania triquetra Radlk. Cecropia peltata L.
Urvillea ulmacea Kunth Myriocarpa longipes Liebm.
Urera baccifera (L.) Gaudich. ex Wedd.
VERBENACEAE
SAPOTACEAE Lantana achyranthifolia Desf.
Chrysophyllum mexicanum Brandegee ex Standl. Lantana camara L. (Sin. Lantana hispida Kunth)
Manilkara zapota (L.) P. Royen (Sin. Manilkara achras Lippia umbellata Cav. (Sin. Lippia substrigosa Turcz.)
(Mill.) Fosberg., Pouteria mammosa (L.) Cronq.) Petrea volubilis L.
Sideroxylon capiri (A. DC.) Pittier (Sin. Mastichodendron Priva lapulacea (L.) Pers.
capiri (A. DC.) Cronq.) Stachytarpheta frantzii Polak.
Sideroxylon celastrinum (Kunth) T.D. Penn. (Sin. Bumelia
celastrina Kunth)
Sideroxylon obtusifolium subsp. buxifolium (Roem. & VIOLACEAE
Schult.) T.D. Penn. Hybanthus sp.
Sideroxylon palmeri (Rose) T.D. Penn. (Sin. Bumelia lae-
tevirens Hemsl.)
VITACEAE
Cissus gosypiifolia Standl.
SCHOEPFIACEAE Vitis tiliifolia Humb. & Bonpl. ex Schult.
Schoepfia schreberi J.F. Gmelin.

MONOCOTYLEDONAE
SCROPHULARIACEAE ARACEAE
Budleja americana L. Anthurium schlechtendalii Kunth.
Capraria biflora L. Monstera acacoyaguensis Matuda
Monstera deliciosa Liebm.
Philodendron warszewiczii K. Koch & C.D. Bouché.
SIMAROUBACEAE Spathiphyllum phryniifolium Schott.
Simarouba amara Aubl. (Sin. Simarouba glauca DC.) Syngonium podophyllum Schott.

SOLANACEAE ARECACEAE
Brachistus stramoniifolius (Kunth) Miers (Sin. Witheringia Acrocomia aculeata (Jacq.) Lodd. ex Mart. (Sin. Acrocomia
stramonifolia Kunth) mexicana Karw. ex Mart.)
Capsicum annuum L. var. aviculare (Dierb.) D´Arcy & Cocos nucifera L.
Eshbaugh Sabal mexicana Mart.
Solanum chiapasense K.E. Roe.
Solanum nudum Dunal
Solanum torvum Sw. ASPARAGACEAE
Agave kewensis Jacobi
Echeandia parviflora J. G. Baker.
STYRACACEAE Milla biflora Cav.
Styrax argenteus C. Presl

BROMELIACEAE
THYMELAEACEAE Billbergia pallidiflora Liebm.
Daphnopsis americana (Mill.) Johnst. Bromelia karatas L. (Sin. Bromelia plumieri (E. Morr.)
L.B. Smith)
86 Revista de Ciencias de la Unicach

Bromelia pinguin L. Oncidium sp.


Catopsis sp. Trichocentrum brachyphyllum (Lindl.) R. Jiménez
Hechtia schottii Baker ex Hemsl. Triphora debilis (Schltr.) Schltr.
Tillandsia caput-medusae E. Morren Tropidia polystachya (Sw.) Ames
COMMELINACEAE
Callisia gentlei var. macdougallii (Miranda) D.R. Hunt.
Commelina erecta L. POACEAE
Tripogandra grandiflora (Donn. Sm.) Woods. Andropogon angustatus (J. Presl.) Steud.
Andropogon fastigiatum Sw.
Aristida jorullensis Kunth
COSTACEAE Aristida schiedeana Trin. & Rupr.
Costus pulverulentus C. Presl Bambusa vulgaris Schrad. ex J.C. Wendl.
Bouteloua sp.
Bouteloua repens (Kunth) Scribn. & Merr.
CYPERACEAE Cenchrus brownii Roem. & Schult.
Cyperus canus Presl. & C. Presl. Cenchrus multiflorus J. Presl.
Scleria hirtella Sw. Hymenachne amplexicaulis (Rudge) Nees.
Lasiacis sp.
Lasiacis sp.
DIOSCOREACEAE Lasiacis divaricata (L.) Hitch.
Dioscorea sp. Lasiacis rhizophora (E. Fourn.) Hitch.
Dioscorea composita Hemsl. Lasiacis sorghoidea (Desv.) Hitchc. & Chase
Dioscorea convolvulacea Schltdl. & Cham. Olyra latifolia L.
Oplismenus burmanni (Retz.) P. Beauv.
Oplismenus compositus (L.) P. Beauv.
IRIDACEAE Panicum maximum Jacq.
Cipura campanulata Ravenna (Sin. Cipura paludosa Aubl.) Panicum trichoides Sw.
Paspalum sp.
Paspalum convexum Humb. & Bonpl. ex Flüggé.
ORCHIDACEAE Rhipidocladum pittieri (Hack.) McClure
Aulosepalum hemichreum (Lindl.) Garay Schizachyrium sanguineum (Retz.) Alston
Clowesia russelliana (Hook.) Dodson Sorghum bicolor (L.) Moench.
Cranichis sylvatica A. Rich. & Galeotti
Cyrtopodium macrobulbon (La Llave & Lex.) G.A. Romero
& Carnevali SMILACACEAE
Encyclia alata (Bateman) Schltr. Smilax mollis Humb. & Bonpl. ex Willd.
Epidendrum galeottianum A. Rich. & Galeotti
Govenia alba A. Rich. & Galeotti (Sin. Govenia mutica Rchb.f.)
Guarianthe aurantiaca (Bateman ex Lindl.) Dressler & ZYNGIBERACEAE
W. E. Higgins Hedychium coronarium J. Koenig

Похожие интересы