You are on page 1of 4

Sociología de las Relaciones Internacionales_______________________________________________

TEMA 8

Sumario.

8. Los factores internacionales.


8.1. La demografía.
8.2. Lo económico.
8.3. La tecnología.
8.4. La cultura.

8. Los factores internacionales.

Los factores internacionales constituyen el entorno del sistema


internacional. Representan los elementos estructurales básicos sobre
los que se asienta la vida internacional, por lo que influyen tanto en el
comportamiento de los actores internacionales como en el
funcionamiento del sistema.
Estos factores no están situados en el exterior del sistema.
Están comprendidos en los límites de un sistema que cubre todo el
espacio de la sociedad internacional. La tipología de los factores es
diversa, sin embargo seleccionamos, con Merle, cuatro factores:
demografía, economía, tecnología y cultura, que sirven para trazar un
panorama general de la situación.

8.1. La demografía.

La población es un factor esencial de las relaciones


internacionales. Su importancia radica tanto en los términos absolutos
del número, como en los relativos a su composición y distribución. Su
valoración ha sido muy variable a lo largo de la historia.
Dentro de las fronteras, las poblaciones crecen o disminuyen,
ejerciendo así un efecto de presión o de depresión con sus vecinos. A
través de las fronteras, las poblaciones circulan y provocan, a través
de las corrientes migratorias, una serie de perturbaciones en cadena,
que afectan tanto al equilibrio político como a las relaciones entre los
estados. Según Merle los períodos de grandes transformaciones
políticas concuerdan con vastos movimientos migratorios de
población.
El factor demográfico constituye un elemento diferenciador
entre los Estados. Aplicamos el mismo calificativo de Estado a
naciones como China o la India con poblaciones de 1.200 millones y
913 millones que a los Emiratos Arabes con poblaciones de
1.750.000, cuya población equivale a la de un distrito de París, lo cual
da una idea de los desequilibrios que el factor demográfico puede
introducir.

_________________________________________________________________________________ 1
Sociología de las Relaciones Internacionales_______________________________________________

Ahora bien, el factor demográfico hay que interpretarlo


correctamente en función de otros factores, ya que dos países con la
misma densidad de población pueden ser ricos o pobres según los
recursos de que dispongan, así como de su capacidad tecnológica o el
grado de instrucción de su población.
Asimismo hay que señalar otros aspectos relacionados con el
fenómeno demográfico.
En Occidente destaca el envejecimiento de la población,
situación que lleva a replantearse la forma en que está organizada la
sociedad en su conjunto y que afecta a cuestiones que tienen que ver
con la sanidad, la educación o el sistema de pensiones.
En los países del Tercer Mundo la problemática es diferente, con
desplazamientos forzosos de poblaciones por efecto de las guerras
que generan campamentos de refugiados que llegan a convertirse en
instalaciones permanentes o por efecto de las crisis económicas.
Otro problema de estas regiones es el desarraigo de poblaciones
marginales y su hacinamiento en torno a las capitales
tercermundistas, que constituyen un núcleo de miseria creciente y
preocupante que no puede ser pasado por alto. Aumenta además la
emigración hacia los países desarrollados, asociada al tráfico ilegal de
personas. Esto genera la llamada “emigración visible”, es decir,
aquellas personas cuyo color de piel y morfología corporal denotan su
origen, permitiendo etiquetarlas socialmente y ubicarlas en el sector
más oprimido o marginal de las sociedades occidentales.

8.2. La economía.

El factor económico puede considerarse, en muchos sentidos,


como el factor decisivo. Por esta razón la rama de la Economía que
concierne en mayor medida a las Relaciones Internacionales es la
denominada “Economía Política”, y dentro de esta disciplina tenemos
la “macroeconomía”, que trata de sectores completos, así como de
economías nacionales o regionales. Por esta razón, la perspectiva
macroeconómica permite analizar aspectos relevantes de las
Relaciones Internacionales.
La actual sociedad internacional está estructurada sobre el
sistema capitalista mundial y el peso de los Estados y las regiones
viene respaldado por la fortaleza económica que éstos tengan. Ahora
bien, a la hora de analizar las relaciones internacionales será
necesario conocer las rivalidades y alianzas que desde el punto de
vista económico se establezcan entre los actores, ya que
identificando cada uno de ellos nos permitirá ver la influencia en el
medio internacional.
La tendencia actual en materia económica es la globalización.
En esta perspectiva los agentes económicos individuales piensan y
actúan en términos planetarios. Una exigencia del sistema es la
liberalización generalizada, de tal forma que se supriman trabas y se
faciliten las transacciones de todo género. Ello implica una
transformación radical, por ejemplo, del mercado mundial de trabajo.
Comporta el empleo de una mano de obra especializada, barata y

_________________________________________________________________________________ 2
Sociología de las Relaciones Internacionales_______________________________________________

eficiente, reclutada en el propio lugar de origen, pero también entre


individuos procedentes de otras regiones.
El proceso de la globalización está dentro de la lógica
capitalista, ya que lo que se pretende es maximizar las tasas de
beneficios a costa de abaratar los costos de producción, entre los que
se encuentra la mano de obra, así como vaciando de contenido los
progresos sociales de los trabajadores de los países avanzados, tales
como los que se refiere a la seguridad social (pensiones), derecho a
vacaciones pagadas, permisos por maternidad, etc.

8.3. La tecnología.

La tecnología está directamente asociada a eso que se conoce


como “progreso”. La primera revolución industrial sucedió en
Inglaterra, cuando James Watt inventó la máquina de vapor (1784),
que permitió reemplazar el esfuerzo muscular por el mecánico. La
fuente energética fue el carbón. Gran Bretaña se aseguró la primacía
mundial hasta la siguiente revolución industrial, ocurrida cien años
después, en la década de los ochenta del siglo XIX. La aplicación de
los avances científicos de la química, la electricidad y la automoción,
unido al empleo de una nueva fuente de energía, el petróleo, marcan
la nueva fase, dominada inicialmente por Alemania, derrotada en dos
guerras mundiales, culminada por los Estados Unidos. De nuevo, es la
década de los ochenta, pero del siglo XX, la que da lugar a una
revolución que ya no es sólo industrial, como las dos primeras que
afectó principalmente a la industria, esta es una revolución que
afectará a la sociedad en su conjunto. Su resultado es lo que se
conoce como “sociedad de la información”.
Los países rectores del mundo en este momento son los que
disponen de recursos y medios relacionados con los avances
tecnológicos. Forman una tríada: Estados Unidos, Japón y en medio y
con menor capacidad, Europa occidental. La competencia entre las
nuevas superpotencias gira en torno a este punto, configurando lo
que algunos llaman el “orden multipolar”.
En la “sociedad de la información”, Europa, Estados Unidos y
Japón se disputan la primacía, en un contexto mundial tendente a la
“cartelización”, es decir la formación de grandes consorcios por ramas
y sectores convergentes, mediante “alianzas estratégicas”. La
perdurabilidad de estas alianzas está sujeta a un contexto general
que a veces resulta volátil.
Podemos concluir que en la actualidad es preciso contar en el
análisis de las relaciones internacionales con el factor tecnológico.

_________________________________________________________________________________ 3
Sociología de las Relaciones Internacionales_______________________________________________

8.4. El factor cultural.

Más que de la cultura habría que hablar de las culturas, que


conforman grandes espacios en la sociedad internacional. Su análisis
y estudio se presta a la realización de comparaciones. En el ámbito de
las relaciones internacionales, las culturas conforman conjuntos de
valores que cumplen la función de articular la vida individual y social
sobre ciertos códigos de significación propia. Las culturas no son
actores del sistema internacional, pero sí operan como factores de
gran influencia, si bien nunca en un sentido decisivo. Desde la
perspectiva de las relaciones internacionales, el estudio de las
culturas sirve para comprender mejor el mundo, escenario de la vida
del ser humano sobre la Tierra.
Las culturas ocupan lugares en el espacio y en el tiempo, Por lo
tanto son localizables y tienen una existencia real. Forman una
especie de perímetro en cuyo interior las sociedades humanas
desarrollan aquello que les da entidad propia y que se expresa en una
determinada mentalidad o usos sociales o incluso en bienes y
productos.

_________________________________________________________________________________ 4