Вы находитесь на странице: 1из 10

Universidad Nacional de Córdoba.

Facultad de Ciencia de la Comunicación.

Seminario de Medios masivos y agendas políticas Latinoamericanas en la era Trump.

E.E.U.U se aleja de América Latina y China


gana territorio en la región.

Alumna: Rivarossa, Antonella

Matrícula: 38.332.111
Introducción

China está cada vez más cerca de América Latina y EE UU cada vez más lejos. En el caso de
China hay inversiones, negocios y acuerdos, en lo que respecta a Estados Unidos caída y
perdidas de poder y territorio.

El presente trabajo tiene como finalidad exponer las transformaciones que se pueden observar
en el territorio de América Latina en los últimos tiempos, con la fuerte presencia de China
como el segundo gran socio inversor, creando y fortaleciendo relaciones bilaterales que estén
encaminadas a la cooperación económica y comercial.

Esto se desarrolla debido al distanciamiento de Estados Unidos con América Latina esto se
produce por el actual gobierno de Donal Trump, que aplica políticas proteccionistas
reduciendo su poder y peso en las relaciones con los demás países latinoamericanos.

En esta monografía se presentará primero las distintas políticas y actuaciones de Estados


Unidos en lo que refiere a su relación con América Latina y luego se desarrollarán algunas
especificidades de la presencia de China y el auge comercial que se puede observar en los
últimos años, las principales inversiones e intenciones con los países latinoamericanos.

¿Por qué Estados Unidos se aleja de América Latina?

Hace más de un año que Estados Unidos tiene nuevo presidente. Tras la elecciones del 2016
en la que fue electo Donal Trump, se llevó a cabo un giro político que tuvo grandes
repercusiones. El mandatario impuso varios cambios respecto a la política que había
implementado el saliente presidente Barack Obama. Uno de esos cambios fundamentales
tuvo que ver con la relaciones con América Latina, muchos dirían que estas relaciones están
experimentando numerosos vuelcos. Es notable que el presidente estadounidense no tiene en
su agenda como prioridad a América Latina. Ya que demuestra e implementa posturas duras
contra los países de la región.

Los tres principios que se sostuvieron luego de la guerra fría hoy se ven cuestionados, asegura
Juan Gabriel Valdés, embajador chileno en EE.UU. Estos principios sostenían “la creación
de una integración hemisférica basada en el libre comercio y el estado de derecho; EE UU
como el líder regional en la defensa de los derechos humanos, la democracia y el respeto
mutuo; y Washington como fiel aliado del multilateralismo.” 1

Posturas como antimigración, proteccionismo comercial y una política exterior más dura son
algunas de las medidas tomadas por Donal Trump, en su primer año como presidente de
Estados Unidos.

En la misma línea, a tan solo tres días de asumir, el presidente firmó una orden ejecutiva para
retirar al gran país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica. El convenio que
tenía más de 12 años de negociaciones, quedaba así desarmado en lo que después se conocería
como unas de las políticas de proteccionismo comercial. Las estrategias políticas de Trump,
como "EEUU Primero" o "Comprar productos estadounidenses y contratar a trabajadores
estadounidenses", dificultan en cierta medida la recuperación económica de América Latina.

Así Estados Unidos, logra ser su propio y mayor socio comercial como también su fuente de
inversión, mediante lo cual logra su propio beneficio, lo que ha obligado a los países
latinoamericanos a reducir su dependencia de este país. Los especialistas aseguran que estas
medidas son un retroceso en el libre comercio y tendrán un impacto en el proceso de
integración regional propugnado por América Latina.

La "falta de estrategia" y una "desconfianza mutua", han enfriado la relación de Washington


con América Latina, que ahora gira hacia China.

El cambio más pronunciado es el tema de la migración en el cual Trump ha tomado una


decisión muy hostil, cuestionada y debatida por todo el mundo. También como hizo con el
acuerdo TTP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica), firmó una orden ejecutiva
para prohibir la entrada de los ciudadanos de varios países a EEUU. Otra medida estricta fue
su retirada del Pacto Mundial de la ONU sobre Migración y Refugiados el cual podría obtener
un consenso en la Asamblea General en 2018.

Esta política antimigración promovida por Trump y condimentada con grandes declaraciones
despectivas e insultos hacia México, amenaza a este país con la expulsión masiva de
indocumentados y con la salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de
Norteamérica y además siguiendo con sus particularidades advertencias, expresó
públicamente la intención de intervenir militarmente a Venezuela y enfrentar a Cuba.

1
Extraído de: https://elpais.com/internacional/2018/03/13/estados_unidos/1520937738_682349.html
Como se observa Trump en tan poco tiempo ha aplicado mano dura. A sólo un mes después
de que se estrenase su Gobierno, el Departamento del Tesoro incluyó al vicepresidente de
Venezuela en su “lista negra” y le impuso sanciones por sus presuntos vínculos con el
narcotráfico. Tomo partida también contra el actual presidente Nicolás Maduro, donde las
amenazas y ataques configurados como sanciones se agravaron cuando el presidente sale
victorioso tras las elecciones del 2017.

El funcionario norteamericano dejo explícitamente en claro en septiembre del año pasado que
no descartaba intervenir militarme al país caribeño. Y anunció que firmo un decreto que
limitaba la entrada de algunos funcionarios venezolanos al territorio estadounidense.

Vale aclarar que este comportamiento es poco usual y políticamente incorrecto ya que
perjudica las relaciones internacionales. Y se muestra contra los gobiernos populares y
comunista que se presentan en este último tiempo en el continente latinoamericano.

Según Xu Shicheng, investigador del Instituto de Estudios de América Latina de la Academia


China de Ciencias Sociales, expresa que el verdadero propósito de Trump al imponer
sanciones contra Venezuela es derrocar al Gobierno de izquierda de Maduro apoyando a la
oposición. (Shicheng, 2018)

Este gobierno norteamericano está reajustando su política hacia América Latina con una
mayor presión y una intensificación de sus esfuerzos para intervenir en aquellos países
gobernados por la izquierda.” Comenta Xu.

En el caso de Cuba, en el 2015 con las políticas del ex presidente Barack Obama se
reanudaron formalmente las relaciones diplomáticas entre ambos países, pero al asumir
Trump ha debilitado esas relaciones obteniendo un impacto negativo.

Unas de las decisiones del presidente actual de EEUU ha sido prohibir viajes individuales de
los estadounidenses a la isla y prohibió el comercio con empresas estales cubanas y tomo
medidas más duras afirmando el bloqueo económico contra la Habana. De esta mala relación
que logro constituir con el país caribeño redujo funciones y expulso diplomáticos como
protesta.

Con los países como Argentina, Perú y Colombia si bien no es de relación tensa y de clima de
hostilidad como si lo es con los países anteriormente mencionados, se puede comprender que
hay una relación amena llevada a cabo debido a decisiones políticas y económicas.
Presidentes de estos países habían optado por apoyar al contrincante de Trump en las
elecciones, Hillary Clinton, debido a las medidas proteccionistas que se anticipaban que el
electo iba a realizar.

A raíz de esta situación de incertidumbre que se genero entre los países latinoamericanos y la
gran potencia de América del Norte apareció China, otra gran potencia, que siente la
necesidad de aprovechar estos cruces y tensiones para ganar terreno en el continente
Americano y así superar a Estados Unidos como primera economía mundial, va siendo de
apoco un hecho en desarrollo.

La cara de la moneda está ahora del lado de China, que desde el XXI se ha transformado en
una potencia mundial, con un crecimiento anual del 9% debido a su fuerte inversiones en
América y hace que gran parte del mundo mire al gigante asiático.

Si bien las relaciones entre China y América Latina comenzaron mucho antes de la llegada de
Trump al poder, se vivencia un avance económico y político a partir de que el mandatario de
EE UU se pronunció y manifestó de manera notoria en desacuerdo con el Centro-Sur de
América.

Una relación bilateral de más de 10 años, el país asiático quiere afianzar y fortalecer su
presencia en el continente generando un crecimiento en el desarrollo para los dos. China tiene
como objetivo construir y mantener una construcción de un nuevo tipo de relaciones
internacionales. Tal cuestión se puede sintetizar en estos puntos:

1. Acuerdos de respeto y confianza mutua, ateniéndose a los cinco principios de coexistencia


pacífica.

2. Profundizar la cooperación del beneficio recíproco y la ganancia compartida.

3. Intercambios cultural y humano con el propósito del mutuo aprendizaje y el progreso.

4. Relaciones de estrecha organización en el plano internacional y la cooperación en conjunto.

5. Relaciones bilaterales que se asisten.

Está claro que lo que china pretende es una relación con el mundo de paz y que esa paz sea
duradera. Conociendo los intereses y aspiraciones del país asiático, resulta óptimo para los
demás países hacer negocios, especial América Latina que tiene presente el miedo que le
inculca EEUU, es así que China se vuelve el país por excelencia para hacer acuerdos,
negocios y tratados.

Lo que interesa de América Latina es que es una región muy rica que se encuentra en vías de
desarrollo, que tuvo una historia de colonizaciones donde la mayoría de los países son
independiente relativamente hace poco tiempo, enfrentaron varias crisis, dictaduras militares,
genocidios y desapariciones y que una de sus larga lucha es tratar de salir de la pobreza.
China considera a este continente como un importante reservorio de recursos estratégicos y es
que en realidad lo es, es rico en muchos recursos naturales.

¿Qué inversiones ha realizado China en América Latina? ¿Cómo funcionan las relaciones
comerciales?

China se propuso invertir en el extranjero debido a su modelo económico que iba creciendo
cada vez con mayor énfasis ya que en los últimos 30 años su crecimiento ascendente y
permanente le permitió la expansión global. “China tuvo la necesidad de encontrar fuentes
que le dieran seguridad energética y acceso a recursos naturales en el menor rango de costos
posibles. Las inversiones en el exterior, aunadas a las ventajas comerciales, le han permitido a
China mantener una estabilidad política y social”. 2

China necesita de las materias primas del continente latinoamericano para mantener el ritmo
de crecimiento de su economía y tiene cerca de 3 billones de dólares en reservas para invertir
sin limitaciones. Materias primas como: combustibles fósiles, agricultura, metales y otros
recursos naturales. Las exportaciones de China a América Latina se concentran en productos
de maquinaria, electrónicos y de alta tecnología.

La relación entre ambos es de mutuo beneficios, ambos tienen intereses que se han
conglomerado de manera eficaz, en la que el país de reservas billonarias presta e invierte
miles de millones de dólares en distintos países de América Latina a cambio de un flujo
garantizado de recursos que le permitan mantener el modelo.

Ernesto Fernández Taboada, director de la Cámara de la Producción, la Industria y el


Comercio Argentino-China, declaro que lo que le interesa a China solamente es tratar de
asegurar los recursos que necesita para que continúe creciendo su economía. Es por eso que
realiza grandes inversiones en infraestructura, líneas de financiamiento, cooptación de
recursos estratégicos y aperturas a líneas comerciales para las exportaciones.

2
Extraído de: www.weforum.org
Las relaciones comerciales entre la potencia asiática y Latinoamérica han crecido y expandido
por 26 veces del año 2000 al 2016 y ha invertido más de $110 mmdd en la región desde 2003.

Según algunas estimaciones dicen que China podría superar a Estados Unidos en el año 2020.
"Para China es una inversión estratégica de largo plazo", dijo Fernández Taboada. "Están
pensando en el futuro, no en el día de hoy. Las inversiones en petróleo son de 15 a 20 años".

En el último tiempo las 5 inversiones más importantes que ha realizado china tienen como
protagonista y principal factor al petróleo. Unas de las compañías chinas -Sinopec, CNPC y
Cnooc– se disputan el conjunto de las inversiones en este sector. Invirtieron en Venezuela,
que ha recibido unos US$50.000 millones en créditos garantizados con entregas de petróleo.
Si a esto se le suman las inversiones directas, Venezuela es el primer destino inversor chino
en América Latina. Otros países como Brasil, Argentina y Perú forman parte de este grupo.

El Monitor de la OFDI de China, presento un documento donde se detallaba que Brasil ha


sido el otro destino preferido de las inversiones chinas. El país asiático no ha dejado de
intervenir ni de apostar por Brasil ni siquiera en las crisis políticas que se presentaron por el
debilitamientos de los partidos de izquierda.

China con su expansión regional ha pasado de ser un actor secundario a ser un factor
principal y fundamental, lo ha realizado en pocos años y ha definido sus prioridades,
principios y ha permitido el desarrollo de los países latinoamericanos.

Las ambiciones no están concretas ni acabadas, la nueva gran potencia espera que sus
estrategias de relaciones comerciales con el exterior sigan creciendo. Especialistas aseguran
que lo que esperan los chinos es que sus inversiones se dupliquen en la última década,
estableciendo relaciones con las seis industrias consideradas como estratégicas, además de
empresas clave que le puedan aportar conocimiento tecnológico, activos estratégicos o valor
de marca.

La presencia de China en América Latina se puede describir según los países considerados
estratégicos:

En Brasil, China ha invertido más de la mitad que en toda la región. Inversiones como la
fábrica del autobús eléctrico y paneles solares, y proyectos con Petrobras.
En lo que respecta a Argentina, China tiene una participación relevante en la red ferroviaria
en el área suburbana de Buenos Aires. Además, Congqing Grain Group, Sany, el Banco
Industrial y Comercial de China y Chery han hecho inversiones relevantes.

En Perú, empresas como China Minmetals (MMG), ha comprado minas, CNPC se intereso
por las compañías energéticas y Chinalco por las fábricas de aluminio.

México es uno de los países que China ha firmado más de 40 acuerdos de superando los 4
millones de dólares. Y además gano dos bloques para extracción petrolera en la frontera
marítima con EE.UU y firmó un convenio para ensamblaje de automóviles JAC Motors.

En Venezuela, estableció la fábrica de celulares ZTE. Además de los créditos garantizados a


cambio de entregas de petróleo.

Bolivia tiene inversiones importantes de Shengli International Drilling Co y un proyecto


conjunto de la china Sinosteel con la paraestatal YPFB.

La economía de China ha evolucionado por su gran crecimiento llevando su foco hacia


actividades más sofisticadas, sus enfoques y estrategias han cambiado, los sectores públicos y
privados se interesan por países del mundo que tengan una economía establecida, y sectores
del servicio desarrollados, entre otras cuestiones que coinciden con la actualidad del país. El
cambio de estrategia se debe a que las empresas chinas dependen de su mercado domestico y
quieren colocarlos en los mercados internacionales. Expandirse desde ahí, para fortalecer y
acceder a relaciones de compatibilidad económica. Es decir China ya no tiene como prioridad
a las minas y metales si no que ahora buscar expandirse por medio de su tecnología,
maquinarias, fábrica de electrodomésticos, paneles solares entre otros.

Esto no cambia el interés mutuo de ambos territorios, recientemente China lanzo un proyecto
para mantener un modelo de cooperación renovado.

El presidente Chino Xi Jinping dio a conocer el proyecto Cooperación práctica 1+3+6: “uno
significa la planificación de cooperación China, América Latina y el Caribe 2015-2019; tres
se refiere a los tres motores: comercio, inversión y finanzas; seis se refiere a las seis áreas,
energía y recursos, infraestructura, cultura, industria manufacturera, innovación científica y
tecnológica y tecnología informática”, dijo Zhu Qingqiao, director general del Departamento
de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.
Se puede apreciar como es el plan de China para ser el socio número uno de América Latina,
aprovechando las oportunidades que EE UU se aleja cada vez un poco más, aunque todavía
ocupe un lugar de mayor relevancia y peso en el resto de América debido a su cercanía
geografía, y su potencial desarrollo que lo caracteriza como uno de los grandes países del
mundo. Persiguiendo el mismo objetivo va China, con sus ejes comercio, inversión y
cooperación económica entre el país y la región.

Las relaciones de cooperación entre China y América Latina y el Caribe son actualmente
fructíferas y efectivas, se ha logrado a través de la historia, donde han evolucionado de
acuerdo con las articulaciones tanto del gigante asiático como de las economías
latinoamericanas. La cooperación entre ambos se caracteriza principalmente por su economía
en donde los préstamos bilaterales o multilaterales por medio de instituciones
gubernamentales y no gubernamentales son el principal instrumento. Están transformando el
territorio latinoamericano físicamente, la manera en que está conectado y en que fluye su
comercio por proyectos de canales, puertos, carreteras y ferrovías entre otros.

El mundo está viviendo los cambios que se están produciendo, se observa el panorama y se
atreven un poco más a establecer negocios con la nueva gran potencia como China.
BIBLIOGRAFIA

BASSETS, Lluis. (AGO 2017). Ambiciones chinas. Recuperado de:


https://elpais.com/cultura/2017/08/02/babelia/1501667962_699290.html

DPA. (ENERO 2018). La tensa relación de Donald Trump y América Latina. Recuperado
de: https://elperiodico.com.gt/mundo/2018/01/20/la-tensa-relacion-de-donald-trump-y-
america-latina/

FARIZA, Ignacio. (JUNIO 2017). China profundiza su apuesta por América Latina.
Recuperado de:
https://elpais.com/economia/2017/06/15/actualidad/1497560655_900574.html?rel=mas

FONTDEGLÒRIA, Xavier. (ENERO 2015). CHINA SE AFIANZA EN AMÉRICA LATINA.


Recuperado de:
https://elpais.com/internacional/2015/01/06/actualidad/1420584648_865524.html

JUSTO, Marcelo. (MAY0 214). Las cinco principales inversiones de China en América
Latina. Recuperado de:
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/05/140428_china_america_latina_inversiones_lp

ROSALES Arreola, Javier. YAO, David. PALACIOS, Arturo. (JUNIO 2017). ¿Qué plan
tiene China para Latinoamérica?. Recuperado de:
https://www.weforum.org/es/agenda/2017/06/que-plan-tiene-china-para-latinoamerica/

Telesur. (2016). Economia China se expande en America Latina. Recuperado de:


https://www.telesurtv.net/news/Comercio-entre-China-y-America-Latina-20171102-
0066.html#

Xinhua. (ENERO 2018). Primer año de gobierno de Trump deja un amargo sabor en
América Latina. Recuperado de: https://www.americaeconomia.com/politica-
sociedad/politica/primer-ano-de-gobierno-de-trump-deja-un-amargo-sabor-en-america-latina

OPPENHEIMER, Andrés. (DICIEMBRE 2017). China avanza en Latinoamérica, con la


ayuda de Trump. Recuperado de: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-
blogs/andres-oppenheimer-es/article190840289.html

OPPENHEIMER, Andrés. (FEBRERO 2018). EEUU arremete contra China en


Latinoamérica. Recuperado de: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-
blogs/andres-oppenheimer-es/article198080809.html