Вы находитесь на странице: 1из 2

La absorción es una operación unitaria de transferencia de materia que se utiliza para (separar) eliminar uno

o varios componentes de una corriente gaseosa utilizando un disolvente. La absorción puede perseguir
diversos objetivos:

 Recuperar un componente gaseoso deseado.


 Eliminar un componente gaseoso no deseado.

1 corriente de gas con el componente a separar y 7 componente gaseoso separado


gas portador 8 Válvula de expansión
2 compresor 9 Enfriador
3 disolvente con el componente a separar 10 Bomba
4 disolvente regenerado 11 Gas portador
5 calefacción 12 Refrigeración
6 columna de desorción 13 Columna de absorción

 SISTEMA DE ELIMINACIÓN DE H2S


Como la eliminación de gases ácidos (H2S, CO2, SO2) de los gases mediante distintas corrientes (agua a
presión, solución de NaOH o soluciones de etanolaminas), cuando tratamos H2S con monoetanolamina
(M.E.A) fría, con la que el H2S reacciona dando el bisulfuro de amina, la reacción es reversible, por lo que en
una columna de desorción anexa el vapor de agua hace que la reacción vaya en sentido contrario,
desorbiéndose el H2S. La M.E.A caliente se recircula a la columna de absorción, enfriando se la corriente de
amina con la corriente del sulfuro de amina en el intercambiador de calor central.
 ANALISIS AMBIENTAL DEL LA OPERACIÓN

El control de las emisiones lanzadas al medio ambiente procedentes de la industria está sujeto a diversas
normativas tanto de ámbito nacional como internacional para controlar y limitar el volumen de dichas
emisiones. Todas las industrias que desarrollan en sus plantas de producción procesos químicos deben
controlar sus emisiones antes de descargarlas al exterior.

Agua: Los recursos hídricos freáticos y superficiales pueden ser afectados, negativamente, por el agua lluvia
proveniente de tanques, áreas de descarga y procesamiento de los productos. Normalmente, para evitar estos
impactos negativos, es necesario implementar medidas para controlar el escurrimiento, incluyendo el uso de
recipientes de detención del agua lluvia, la misma que recibe tratamiento antes de descargarla.

Aire: Los contaminantes atmosféricos incluyen partículas y un gran número de compuestos gaseosos, como
óxidos de azufre, óxidos de carbono y de nitrógeno procedentes de las calderas y hornos del proceso.

Los desechos sólidos de la industria química: Pueden incluir restos de materia prima, polímeros residuales,
lodos provenientes de la caldera, limpieza de los tanques o equipos de control de la contaminación, y ceniza
producida durante la operación de las calderas a carbón. Los desechos pueden estar contaminados con las
sustancias químicas de los procesos.