You are on page 1of 4

Bolsa de valores ¿Cómo funciona?

Para entender el funcionamiento del mercado de valores tienes que partir de que las empresas
necesitan dinero para crecer, y la manera de conseguirlo es a través de financiamiento externo
(bancos e inversionistas) o interno (Capital propio o de quienes poseen la empresa). A todo esto,
el dinero no es gratis, tiene un costo que se traduce en interés, y de todas las fuentes, la menos
costosa es la que viene del mercado de capitales, porque es menor a los bancos, pero es atractiva
para quienes invierten porque les representa un mejor beneficio.

En otras palabras, y para hacerlo más sencillo, la empresa necesita dinero y lo encuentra más
económico es en la bolsa de valores, y por eso ofrece tasas más atractivas a los inversionistas de lo
que lo haría un certificado financiero, teniendo como consecuencia que el público tenga acceso a
algo apetecible.

¿Cómo invertir en la bolsa de valores?

Tomando en consideración el funcionamiento de la bolsa de valores, la pregunta que surge es


¿Cómo hacerlo? , sin embargo, antes de responder a esta pregunta quiero que veas dos elementos
sumamente importantes. Porque de ellos dependerá todo lo que vas a hacer con tu dinero.

1. Los elementos básicos de toda inversión


2. La realidad de las inversiones

Los elementos básicos de toda inversión

Toda inversión tienes tres elementos básicos, que están presentes en cada capitalización, ya sea
privada o pública. Es decir, de un emprendimiento propio o de uno externo. Estos tres factores son
decisivos a la hora de ver qué vas a hacer con tu dinero, y debes tenerlos bien en cuenta porque
sostienen todo el edificio de las inversiones.

 Rentabilidad

La rentabilidad es la expectativa de lo que esperas recibir de tu inversión. Esto es clave que lo


tengas bien claro, ya que es posible que exista un proyecto rentable, pero que dicha rentabilidad
no sea suficiente para ti. Por ejemplo, quizás la crianza de gallinas de una rentabilidad ofrezca un
5% y que dentro de ese mercado sea lo ideal, pero para ti, que vienes del mercado de las vacas, en
donde se obtiene un 12% no sea tan atractivo.

Por lo tanto, si tienes claro lo que implica tu nivel de expectativa y la manera en que la puedes
obtener, de hecho las principales bolsas de valores del mundo y sus indicadores te dan una idea de
cómo se comporta tal o cual rubro además de cuál puede ser esperado de dichas inversiones.

 Tiempo

El segundo elemento básico para cualquier inversión es el tiempo; que es algo crítico para quien
invierte porque con él se determina tu nivel de paciencia a la expectativa de inversión que tengas.
En otras palabras, hay inversiones que tienen un retorno de inversión de 5 años y hay otras que lo
tienen de 10, la pregunta que tienes que hacerte es si estás dispuesto(a) a esperar ese tiempo a
que se recupere tu inversión. Es decir, si estas en la capacidad de esperar ese tiempo “x” o “y”
para tener de vuelta lo que invertiste ese instrumento del mercado de valores.

Una vez más para que esto funcione bien tienes que documentarte, y las principales bolsas de
valores del mundo y sus indicadores te pueden ayudar. Estos resumen en números sencillos cómo
se comportan el mercado y cuáles son los pronósticos del mismo.

 Riesgo

Por último está el riesgo, que se convierte en el tercer factor basico, y quizás la que mayor carga o
peso tiene dentro de los tres elementos, ya que el riesgo te dice cuál es la probabilidad de que esa
inversión que hagas se vaya al traste con lo que esperas.

En otras palabras, el riesgo mide tu nivel de tolerancia a lo adverso. Tu capacidad de recibir los
golpes propios de cualquier inversión, qué tanto estas dispuesto(a) a perder en ese proceso de
inversión. Aunque suene fuerte, ninguna inversión es completamente libre de riesgo. Todas tienen
un nivel, aunque sea mínimo que debes ponderar y analizar, porque estamos hablando de tu
dinero, el que te tomó tiempo y esfuerzo reunir.

La realidad de las inversiones

El segundo elemento de importancia en las inversiones en la bolsa de valores es la realidad de


ellas. Y esto es clave porque a través del cine y otros tantos espacios se ha vendido la idea de que
cuando eres “inversionista” el mundo está a tus pies y que en cuestión de meses eres
megamillonario(a). Algo que no es, para nada cierto. Aunque existen casos aislados de
enriquecimiento rápido, la media es que toma tiempo.

De hecho, no todas las personas que invierten, aun en las bolsas de valores internacionales, tienen
éxito. Existe un porcentaje importante de personas que pierden su dinero, y para muestra un
botón, toma como punto de referencia el colapso de la bolsa en el 2008 a raíz de la crisis
inmobiliaria; el FMI (Fondo Monetario Internacional) reportó que los sistemas financieros de
Europa, Estados Unidos y Japón registraron entre 2007 y 2010 $4,1 billones en pérdidas que hasta
el momento en que se hacía esta crónica el sector bancario había perdido $1 billón

Todo esto quiere decir que no todo es color de rosa en el mundo de las inversiones, y se requiere
tanto de habilidad como de suerte para lograr el éxito en el mercado de valores. De hecho en toda
la historia de la bolsa de valores, hay otras tantas anécdotas; por lo tanto, no es juego ni que se
deba tomar a la ligera, sino que si decides entrar tienes que tener todas las piezas claras antes de
invertir tu dinero.

Pasos parar invertir en la bolsa de valores

Paso 1: Has el capital


Lo primero y más importante es que tienes que tener el capital para invertir. Y para esto, aunque
no tienes que tener millones, para que sea una inversión que valga la pena, es prudente que
tengas un buen dinero por dos razones primarias:

1- Para que tengas buenos retornos


2- Puedas soportar los reveses propios de las inversiones.

Como esto de determinar cuál es el monto adecuado puede ser algo subjetivo, para que se tenga
una idea más clara el monto adecuado puede ser entre 3,000 y 10,000 dólares. Una suma que por
lo general se puede acumular entre 12 y 18 meses por una persona con un salario promedio.

Paso 2: Acércate a un puesto o corredor de bolsa

Luego de hacer acopio del dinero necesario tienes que agenciarte de una empresa que sirva de
intermediario entre tú y el mercado. Estas personas son los agentes o corredores de bolsa. Los
cuales están certificados para transar en el mercado. Ya que por razones de regularización y orden,
las personas que comercializan en la Bolsa de valores tienen que estar licenciados para hacerlo,
esto porque es un mundo técnico, con un lenguaje y forma particular.

Lo que significa que no puedes llegar al piso de la bolsa con una saco lleno de dinero y decir:
“Vengo a invertir, aquí está mi dinero”. No es así que funciona. Tienes que auxiliarte de
profesionales del mundo de las finanzas que canalicen tus intenciones de invertir

Paso 3: Documéntate

Es hora de hacer tu tarea y documentarte sobre el mercado, buscar información relativa al mundo
del mercado de valores y sus implicaciones. Empaparse de todo lo que tiene que ver con esto para
que cuando hables con el corredor ambos estén hablando español y no él chino y tu alemán. Sino
que se puedan entender.

Paso 4: Espera

Por último tienes que esperar. Luego de tener el monto a invertir, un corredor de bolsa y estés
documentado, es tiempo de esperar. De permitir que tu inversión se desarrolle. Mientras esto
sucede, tienes que seguir buscando alternativas de inversión dentro del mismo mercado, de
manera que puedas vender tus instrumentos y comprar otros que te sean más rentables. Para esto
tienes que establecer una estrategia de inversión con tu corredor de bolsa de valores, el cual te
asistirá en todo lo que tiene que ver con tu proceso.

Tienes que hacer de esta persona tu “mejor amigo” en temas de inversión. Debes preguntarle
todo lo que necesites saber sobre el mercado, y pedirle que te mantenga al tanto de todo lo que
está sucediendo para que tengas elementos de juicio necesario para tomar tus decisiones. Por lo
tanto, no sientas vergüenza de acercarte y preguntar o proponer. De hecho, ellos esperan esto de
ti, además sino mal recuerdas, esa persona tiene en sus manos tu dinero.
Conclusión

Desde el origen de la bolsa de valores invertir en ella es un movida inteligente que toda persona
debería tomar. Porque es un espacio en donde tu dinero puede crecer y generar beneficio. Y si lo
haces bien, puedes convertirte en un inversionista profesional y vivir de capitalizar proyectos de
terceros.

A todo esto, toma en cuenta que el mercado de valores no es un juego. Es algo serio que implica
una serie de variables que tienes que tomar en cuenta. Para esto debes partir de: Los elementos
básicos de toda inversión y la realidad de las inversiones