Вы находитесь на странице: 1из 15

Facultad de Ingeniería Geológica, Minera, Metalúrgica

1-10-2015 y Geográfica
Escuela Académica Profesional de Ingeniería Civil

FISURAS EN MUROS DE MAMPOSTERÍA EN


UNA URBANIZACIÓN NUEVA

ASIGNATURA: Taller de Peritaje Técnico


DOCENTE: Mg. Ricardo Santos Rodríguez

ESTUDIANTES:
Edson Santiago Falcón Vilela
Emilio de Jesús Moreano Pamo
Katherine Esperanza Gonzales Roque

1
I. RESPONSABLE DE LA PERICIA

Edson Santiago Falcón Vilela, Ingeniero Civil con CIP 11160241,


identificado con DNI N° 70490650, domiciliado en Av. 3 de Octubre
N° 1596 perteneciente al distrito de Comas, Provincia y
Departamento de Lima.
Emilio de Jesús Moreano Pamo, Ingeniero Civil con CIP 11160184,
identificado con DNI N° 72204752, domiciliado en Coop. Primavera
Mz M1 Lote 32 perteneciente al distrito de Comas, Provincia y
Departamento de Lima.
Katherine Esperanza Gonzales Roque, Ingeniera Civil con CIP
11160239, identificada con DNI N° 73373252, domiciliado en Calle
Santa Luisa N°722 Urb. Ascarrunz Bajo perteneciente al distrito
de San Juan de Lurigancho, Provincia y Departamento de Lima;
designados peritos, con el fin de emitir una opinión profesional.

II. SOLICITANTE

Grupo de empresas constructoras de las viviendas afectadas que se


encuentran en el distrito de San Felipe, Provincia de Jaén en el
Dpto. de Cajamarca, Perú.

III. OBJETO DE LA PERICIA

El objeto y materia del presente informe, va a concretarse en el


estudio de las fisuras que aparecieron en los muros de mampostería
de ladrillos de una urbanización de gran porte en el distrito de
San Felipe, Provincia de Jaén en el Dpto. de Cajamarca, Perú. Los
objetivos específicos del trabajo incluyen realizar una inspección
visual y analizar la situación, relevar datos en el local, emitir
un diagnóstico y recomendar la conducta a seguir.

2
IV. ANTECEDENTES

A. Las viviendas afectadas se encuentran en la ciudad San Felipe,


Provincia de Jaén en el Dpto. de Cajamarca, Perú y fueron
construidas para la reubicación de personas que serán afectadas
por la elevación del embalse de la represa de Olmos Tinajones.

B. A pocos meses del inicio de la construcción de las obras, se


detectó la aparición de algunas fisuras en los muros de casi
todas las viviendas en fase de construcción, con algunas de
ellas ya terminadas, otras ya techadas y en fase de terminación
y otro grupo en fase de techado.

C. Los ladrillos utilizados en la ejecución de los muros de


elevación fueron sometidos a pruebas de absorción y compresión
arrojando resultados aceptables para su utilización.

D. Se utilizó temporalmente un mortero con cemento portland


puzolánico 1 aditivado con un agente plastificante incorporador
de aire de fabricación nacional. En algunas viviendas se han
utilizado morteros mixtos del Tipo “D”, utilizando CP IV [2] y
cal hidratada en polvo (cal en pasta en algunos casos) como
aglomerantes.

E. Que durante los trabajos de construcción de las viviendas se


realizaban trabajos simultáneos de compactación con maquinaria
pesada en las calles adyacentes, dentro del proceso de
pavimentación pétrea en ejecución.

F. Las fisuras se presentaban en forma generalizada, y sin


respetar las características topográficas. Las fisuras
aparecieron en viviendas fundadas en zonas altas (sobre terreno
natural) como en zonas bajas (sobre suelo rellenado y
compactado).

G. Los trabajos en las viviendas empezaron entre los meses de


septiembre, octubre y noviembre de 2004, con intensas y
frecuentes lluvias. Las fisuras empezaron a detectarse luego
de los meses señalados, en el mes de febrero de 2005, y durante
el lapso comprendido entre el inicio efectivo de las obras
(noviembre) y la aparición de las fisuras el clima estuvo
particularmente seco y muy caluroso, con frecuentes vientos
procedentes del norte, con apreciable velocidad (no hay datos
precisos).

3
H. Las empresas realizaron la reparación de las fisuras y al cabo
de siete días no habían vuelto a aparecer. Conforme a los datos,
las intervenciones básicamente consistieron en la sustitución
de los ladrillos fisurados, colocación de varillas de acero
(varillas Ø 6 mm según los residentes) como costura en las
juntas de mortero y la reparación localizada de los revoques
interiores.

V. METODOLOGÍA

Se realiza una inspección física y técnica que permite obtener


información in situ de las fisuras en las viviendas de la
urbanización en construcción, así como mediciones y pruebas
físicas que se controlan en un periodo determinado para analizar
las fisuras; con todos ello se procede a gabinete con los datos
recolectados para proceder con el análisis de la relación de todas
las posibles causas que pudieron generar las fisuras
Nuestra actuación en el caso ha sido solicitada para proponer un
diagnóstico de las fisuras detectadas, también un pronóstico y
las recomendaciones de actuación correspondientes.

VI. FUENTES DE INFORMACIÓN

 Documentación sobre la obra, que consistente en algunos planos


de plantas arquitectónicas de las viviendas indicando los muros
que presentaban fisuras. Ver Anexo 1.

 Listado de los tipos de mortero utilizados en la obra, conforme


a las especificaciones técnicas.

 Información oral de los representantes de la fiscalización y


de las empresas constructoras acerca de algunas variables a
considerar.

 Reglamento Nacional de Edificaciones.

4
VII. INSPECCIÓN FÍSICA

Morfología de las fisuras


Las fisuras observadas responden básicamente a dos tipos:
a) Las fisuras horizontales a la altura de la aislación
horizontal, desde las esquinas por una longitud variable hacia
el centro de los muros, tal como se pueden apreciar en las
fotografías 1 y 2(Ver Panel Fotográfico). Estas fisuras son
relativamente cortas, y en ningún caso llegan a los puntos
medios de las paredes.
b) Las fisuras verticales se presentan fisuras casi verticales
que van desde encima del muro de nivelación hasta el
envarillado de altura de dinteles y paralelo a una intersección
de pared interna. Algunas de las fisuras, casi imperceptibles,
se inician por encima del muro de nivelación y se extienden
con una longitud de 1 metro aproximadamente. Otras de las
fisuras aparecen debajo de las ventanas. En ningún caso
aparecen fisuras en los muros interiores y de contención. Ver
Panel Fotográfico. Fotografías 3 y 4.
Las figuras 1 y 2 nos muestran esquemas de estas fisuras, en forma
idealizada. Las fisuras horizontales se presentan en el mortero
de asentamiento sobre la aislación horizontal, mientras que las
verticales cortan los ladrillos y los morteros de asiento, en un
trazo prácticamente lineal, de abertura constante.

Figura N° 1 Fisuras Típicas Figura N° 2 Fisuras Típicas

Abertura de las fisuras


La medición del ancho de fisuras fue realizada con un microscopio
óptico de bolsillo, marca Micro-mike, de 40x, y con precisión de
lectura de 0,1 mm. Las aberturas de fisuras oscilaban entre 0,2
mm a 0,6 mm, con excepción de uno de los casos (Manzana IV – Lote
10) en que se encontró hasta 0,9 mm.

5
VIII. ANÁLISIS

Para el análisis de las fisuras en las viviendas se procedió a


buscar una relación con las diferentes situaciones, materiales,
procesos, suelo, condición climática y demás así como determinar
el tipo de fisura que presentan, a continuación se mostrarán las
relaciones analizadas:
Relación con el mortero de asiento de los ladrillos
No se ha encontrado una relación especial con el tipo de cemento
y las fisuras, ya que las mismas aparecen con los morteros Tipo
“F” con cemento de albañilería y también con cemento puzolánico
aditivado con un plastificante, sin mayores diferencias en
comportamiento.
Relación con la orientación de las paredes
No se ha encontrado una relación entre las fisuras y la orientación
de las paredes fisuradas, ya que recorriendo un gran número de
viviendas de diferentes grupos o contratos se encuentran paredes
fisuradas orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Más bien
se encuentra cierta relación con la extensión de las paredes.
Relación con la etapa constructiva de la obra
A fin de buscar relacionamiento de la fisuración con la etapa
constructiva de la obra hemos inspeccionado viviendas ya casi
concluidas y otras que aún no tenían techo. Las fisuras se observan
en ambos casos.
Dinamismo de las fisuras
Un aspecto muy importante del estudio de las fisuras es tratar de
determinar si las fisuras son dinámicas o si son estáticas en el
tiempo, es decir buscamos definir si las fisuras son “vivas” o
“muertas”. La definición de ese estatus de la anomalía nos permite
establecer hipótesis acerca de las causas del problema. Para ello
se han colocado testigos de yeso sobre las fisuras y se ha
realizado un seguimiento de los mismos. Ver Panel Fotográfico.
Fotografía 5. La Tabla Nº 1 (Anexo 1) nos indica las viviendas en
las cuales se colocaron, y el seguimiento a lo largo de casi un
mes de los testigos.
Relación con el suelo de cimentación
Habiéndose observado que el suelo del sitio de obras es de
naturaleza arcillosa, sensible a los cambios de humedad, y que
luego de varios meses inusualmente secos se encuentra agrietado
en la superficie, hemos intentado obtener algunos datos para
6
tratar de encontrar alguna relación con las fisuras. Una primera
aproximación fue la observación en las excavaciones de los pozos
para las cámaras sépticas, donde se observa que el agrietamiento
del suelo, muy significativo en la superficie, apenas es
perceptible hasta unos 30 cm de profundidad. También hemos pedido
la realización de trabajos de nivelación en algunas viviendas,
para ver si hay diferencias de nivel entre las esquinas de las
viviendas y la parte central de las mismas, ya que en caso de
suelos sensibles a las variaciones de humedad podrían presentarse
asentamientos diferenciales por diferente asoleamiento.
Los números obtenidos en los trabajos de nivelación no son
significativos, ya que no encontramos relación entre supuestos
asentamientos y las fisuraciones observadas, sobre todo las
fisuras horizontales, ya que de hecho las verticales del caso en
estudio tienen una morfología que difícilmente puedan relacionarse
con problemas de cimentación.
Espesor de las juntas de la mampostería
También tiene importancia la relación de volumen entre mortero y
ladrillos, lo que tendría significación desde el punto de vista
de la variación volumétrica de origen higroscópico (absorción o
pérdida de agua). Al respecto, hemos observado que las juntas
pueden ser consideradas normales para lo que se hace en nuestro
medio, aunque lo que es común en nuestro medio no es lo deseable
técnicamente, ya que el mortero tiene mucho espesor en relación
al ladrillo como se puede ver en la fotografía 6(Ver Panel
Fotográfico).
Conforme a lo que se pudo observar durante las inspecciones
visuales, al estudio de los planos y otros datos proporcionados,
al análisis de los resultados de nivelación y seguimiento del
estatus dinámico de las fisuras y al estudio de bibliografía
específica relacionada al caso se puede diagnosticar lo siguiente:

 La causa más probable de la fisuración de los muros es la


Retracción Hidráulica de los morteros utilizados en el
asentamiento de los ladrillos.
 Por otra parte, se ha mencionado antes que los trabajos de
pavimentación pétrea en las inmediaciones producen
vibraciones fuertes, y su incidencia en el mecanismo de la
falla podrían ser causales secundarias, concomitantes con
las principales, pero que muy difícilmente podrían haber
empezado las fisuras.
 No hemos encontrado relacionamiento de la fisuración con las
orientaciones de las viviendas ni con el origen de los
ladrillos utilizados.

7
 No hemos encontrado relacionamiento de la fisuración con
fallas en la cimentación (asentamientos diferenciales)

IX. OBSERVACIONES Y/O ANOTACIONES

 Las vibraciones debidas a la pavimentación pétrea se


consideran causales secundarias de la presentación de
fisuras y muy difícilmente fueron las que empezaron las
fisuras. Ver Anexo 3.

X. DICTAMEN PERICIAL

Considerando todo lo expuesto concluimos que:


 La causa principal de las fisuraciones de las paredes de las
viviendas en estudio es el efecto de la retracción hidráulica
de los elementos de base cementicia (morteros).
 Causas secundarias podrían ser las vibraciones introducidas
por los trabajos de compactación en las cercanías, pero no
es posible probar que esas vibraciones podrían haber
iniciado los procesos de falla.
 No encontramos relación de la aparición de las fisuras con
el tipo de suelo o de cimentación de las obras.

Considerando el diagnóstico que se ha expuesto, recomendamos


realizar:

 La “costura” de las fisuras, del siguiente modo: sustitución


de los ladrillos fisurados, apertura de canales en las juntas
para la colocación de varillas de acero (recomendamos
Ø42�mm) cada cuatro hiladas, en el lado externo como en el
interno, intercalando las hiladas entre ambas.
 En cuanto al mortero para la colocación de las varillas,
recomendamos que sea un mortero cementicio 1:3, sin cal.
 No llenar la junta hasta el borde, dejar unos 2 cm a llenar
con el mortero similar al utilizado en la mampostería que se
está reparando, a fin de compatibilizar el color y otras
propiedades físicas como la absorción y la elasticidad.
 Si se van a utilizar las mezclas cementicias con cemento de
albañilería ó puzolánico aditivado hay que tener cuidado con
la calidad del aditivo (Retención de agua), evitar la pérdida
de agua hacia los ladrillos y el medio ambiente y asegurarse
8
que la consistencia del mortero sea apropiada con el mínimo
de agua posible en la mezcla.
Recomendamos reparar los muros con los métodos descritos, y el
pronóstico es que las reparaciones solucionarán el problema con
un margen de seguridad elevado.

9
XI. ANEXOS

ANEXO I. TABLA DE CONTROL DE DINAMISMO DE FISURAS

De acuerdo al análisis y a los resultados obtenidos se puede decir


que las fisuras son estáticas.
ANEXO 2. DETALLE DE ANALISIS
Los factores que inciden en la magnitud de la retracción
hidráulica son varios, pero los principales son la composición
química y finura del cemento, la cantidad de cemento, la
naturaleza y granulometría de los áridos, la cantidad de agua en
la mezcla y las condiciones de curado, siendo de ellos la cantidad
de agua en la mezcla expresada como relación A/Ag
(agua/aglomerante) y las condiciones de curado (humedad relativa
a que la pieza estará expuesta) los principales, es decir causas
intrínsecas y extrínsecas.
En ese punto debemos señalar que las condiciones climáticas a las
que estuvieron expuestas las viviendas, ya que los meses de
diciembre, enero y febrero fueron inusualmente secos y con
temperaturas muy elevadas, han sido un factor fundamental en la
incidencia de las fisuras observadas. Ello porque a humedad
relativa ambiente de 50% en forma constante, la retracción de un
mortero alcanza cerca del 50 % de su valor máximo en apenas siete
días, y cerca del 90 % en unos 90 días, justamente en la época
posterior a la construcción de los muros.
En cuanto a la relación A/C no hay registros, pero considerando
que el mortero 1:7 con cemento de albañilería, así como el
preparado con cemento puzolánico en la misma proporción con
10
aditivo plastificante, es un mortero relativamente poco
trabajable, es posible que se haya incorporado más agua de lo
aconsejable en la mezcla, y más considerando las temperaturas a
que se estaba trabajando.
Ahora bien, las informaciones nos dicen que también aparecieron
fisuras en muros donde utilizaron morteros mixtos (Tipo “D”),
sobre todo donde utilizaron cal hidratada en polvo. En realidad
habría que estudiar más a fondo el problema, ya que deberíamos
conocer las propiedades de la cal utilizada (Retención de agua,
Plasticidad, Residuo insoluble) [3], para opinar acerca de la
calidad de la misma. En realidad es importante resaltar que una
vivienda que no presentó fisuras al momento de la inspección es
la que se había construido con cal en pasta en el mortero mixto.
Ello nos lleva a opinar que ese material se comportó mejor en las
condiciones climáticas adversas que mencionamos antes.
La diferencia de comportamiento entre morteros mixtos y de cemento
es que a pesar de sufrir retracciones similares en magnitud
(deformación irreversible entre 0,04 a 0,10 %), los morteros de
cemento aditivados tienen menor retención de agua, lo que hace
que haya pérdida más rápida del agua de amasado que es absorbida
por los ladrillos o el aire circundante, y tienen menor capacidad
de acomodar deformaciones y redistribuir tensiones que los
morteros mixtos. Eso significa que en caso de utilizar morteros
de cemento aditivados hay que extremar precauciones en lo que
respecta a la calidad de los aditivos, granulometría de los
áridos, mojado previo de los ladrillos, curado, etc., sobre todo
en las condiciones ambientales antes citadas.
El estudio de la estaticidad realizado por medio del seguimiento
de testigos de yeso en las fisuras nos muestra que prácticamente
todas las fisuras son estáticas, lo que es coherente con el hecho
de que la retracción es una variación volumétrica prácticamente
irreversible, ya que los movimientos posteriores, de origen
térmico o higroscópico, solamente podrán alcanzar una fracción de
aquellos debidos a retracción. El hecho que dos de los testigos
hayan vuelto a fisurarse puede tener relación con los eventos
citados en la Tabla Nº 1 (referencias), o bien con una continuación
del proceso de retracción pero ya muy atenuado, ya que la abertura
de fisuras en esos testigos es muy pequeña, casi imperceptible a
simple vista.
También debemos considerar que las juntas de un espesor grande en
relación a los ladrillos contribuyen al aumento del esfuerzo total
de tracción actuante sobre el muro, ya que aumenta la masa
susceptible de sufrir retracción hidráulica.

11
• No hemos encontrado relacionamiento de la fisuración con las
orientaciones de las viviendas ni con el origen de los ladrillos
utilizados.
• No hemos encontrado relacionamiento de la fisuración con fallas
en la cimentación (asentamientos diferenciales), ya que la
morfología de las fisuras nos induce a esta afirmación, pues las
fisuras no presentan inclinaciones de la vertical, no hay
variaciones de abertura de ellas a lo largo de su trazado, ni se
ven descamaciones en el revoque interno fisurado. Tampoco las
mediciones de nivelación arrojaron datos coherentes con una
hipótesis de falla de cimentación. No obstante, considerando el
tipo de suelo y los antecedentes de fisuras visibles en las
fachadas de las viviendas de la ciudad de Carmen del Paraná,
recomendamos realizar un estudio cuidadoso del comportamiento del
tipo de cimentación utilizado en las obras analizadas (cimiento
de piedra bruta), haciendo un seguimiento en el tiempo, con el
fin de asegurar que en obras futuras la elección del tipo de
cimentación sea la correcta.
La retracción hidráulica de los morteros produce una disminución
de volumen de la masa y cuando existen restricciones a esa
deformación se introducen esfuerzos de tracción que pueden fisurar
a los elementos de mampostería, toda vez que se sobrepase su
resistencia a la tracción, que en el caso de ladrillos comunes y
morteros de albañilería son relativamente bajos. Las restricciones
serían proporcionadas en este caso por el rozamiento con la
cimentación en el lado inferior y las armaduras del encadenado
superior. Por otra parte, las fisuras se manifiestan en zonas
debilitadas, que inducen la aparición de fisuras, como las paredes
con aberturas o los encuentros con muros perpendiculares. Ver
figura 3 y fotografía 7(Ver Panel Fotográfico). Normalmente
existen tres formas de retracción en productos aglomerados con
cemento: retracción química, por secado y por carbonatación, que
se presentan en el estado endurecido o en proceso de
endurecimiento, además de la retracción plástica que como su
nombre lo indica se presenta en el estado plástico (primeras
horas).

12
Figura N° 3 : Mecanismo de falla

ANEXO 3. DETALLES DE VIBRACION POR PAVIMENTACIÓN


Esto lo decimos sin mayores datos cuantitativos, porque
necesitaríamos medir las oscilaciones a nivel de los cimientos y
de los puntos más altos con un sismógrafo, y comparar con las
referencias normalizadas de vibraciones causantes de fisuración
en obras similares, pero otros datos cualitativos como la
morfología de las fisuras y el hecho de que una pequeña lámina de
yeso de poco espesor (testigo) no se haya fisurado en casi un mes
con trabajos intensos en las cercanías (excepto dos de ellos),
nos llevan hacia ese pensamiento

XII. PANEL FOTOGRAFICO

Foto N° 1 Fisura Horizontal

13
Foto N° 2 Fisura Horizontal (Detalle)

Foto N° 3 Fisura Vertical

Foto N° 4 Fisura Vertical

14
Foto N° 5 Testigo de Yeso

Foto N° 6 Espesores Relativos Ladrillo/Junta

Foto N° 7 Encuentro con pared perpendicular


15