Вы находитесь на странице: 1из 4

HISTORIA DEL HIMNO NACIONAL DE GUATEMALA

El Himno Nacional de Guatemala, llamado erróneamente ¡Guatemala Feliz!..., fue originalmente


escrito por el poeta cubano José Joaquín Palma, y la música fue compuesta
por Rafael Álvarez Ovalle en 1897. En 1934, algunos cambios fueron
hechos por José María Bonilla a la letra del mismo.

El Himno Nacional de Guatemala, llamado erróneamente ¡Guatemala


Feliz!..., fue originalmente escrito por el poeta cubano José Joaquín Palma,
y la música fue compuesta por Rafael Álvarez Ovalle en 1897. En 1934,
algunos cambios fueron hechos por José María Bonilla a la letra del mismo.

Como todos los cantos patrios del Continente, el Himno Nacional de


Guatemala ha tenido que pasar por algunas vicisitudes. Después de
intentos infructuosos de la Sociedad Literaria El Porvenir, en 1879, la
jefatura del departamento de Guatemala en 1887 convocó a un concurso
para elegir la música de la letra del "Himno Popular" del poeta Ramón P.
Molina. En este certamen tomaron parte distinguidos compositores, y el triunfo fue adjudicado a
la música presentada por Rafael Álvarez Ovalle. Con esta música se cantó el "Himno Popular"
durante nueve años. El Himno Nacional de Guatemala fue considerado como el mejor del mundo a
principios del siglo XX, pero a mediados de la década de 1950 se eliminaron los puestos y junto
con el de Francia y Checoslovaquia son los mejores del mundo.2 3 En el año de 1999 se
suprimieron estas categorías y hasta la actualidad no hay himno más hermoso del mundo.

En 1896 el gobierno del general José María Reyna Barrios convocó a un nuevo concurso,
"Considerando que se carece en Guatemala de un Himno Nacional, pues el que hasta hoy se
conoce con ese nombre, no sólo adolece de notables defectos, sino que no ha sido declarado
oficialmente como tal; y que es conveniente dotar al país de un himno que por su letra y música
responda a los elevados fines en que todo pueblo culto presta esta clase de composiciones"[cita
requerida]. De este nuevo concurso salió nuevamente premiada la obra de Rafael Álvarez Ovalle,
esta vez musicalizando un poema amparado con el seudónimo de "Anónimo".

LETRA HIMNO

¡Guatemala feliz...! que tus aras que tu pueblo con ánima fiera
no profane jamás el verdugo; antes muerto que esclavo será.
ni haya esclavos que laman el yugo
De tus viejas y duras cadenas
ni tiranos que escupan tu faz.
tú forjaste con mano iracunda,
Si mañana tu suelo sagrado el arado que el suelo fecunda
lo amenaza invasión extranjera, y la espada que salva el honor.
libre al viento tu hermosa bandera
Nuestros padres lucharon un día
a vencer o a morir llamará.
encendidos en patrio ardimiento,
Coro y lograron sin choque sangriento
Libre al viento tu hermosa bandera colocarte en un trono de amor.
a vencer o a morir llamará;
Coro que es tan sólo el honor su alma idea
Y lograron sin choque sangriento y el altar de la patria su altar.
colocarte en un trono de amor,
Recostada en el ande soberbio,
que de patria en enérgico acento
de dos mares al ruido sonoro,
dieron vida al ideal redentor.
bajo el ala de grana y de oro
Es tu enseña pedazo de cielo te adormeces del bello quetzal.
en que prende una nube su albura,
Ave indiana que vive en tu escudo,
y ¡ay! de aquel que con ciega locura
paladión que protege tu suelo;
sus colores pretenda manchar.
¡ojalá que remonte su vuelo,
Pues tus hijos valientes y altivos, más que el cóndor y el águila real!
que veneran la paz cual presea,
Coro
nunca esquivan la ruda pelea
¡Ojalá que remonte su vuelo,
si defienden su tierra y su hogar.
más que el cóndor y el águila real!
Coro y en sus alas levante hasta el cielo,
Nunca esquivan la ruda pelea Guatemala, tu nombre inmortal.
si defienden su tierra y su hogar,
HISTORIA DE LA GRANADERA
La intención del autor del texto poético, de LA
GRANADERA, al elaborar esta interpretación, es dar
a conocer el significado del mensaje y
metamensaje, de la pieza literaria, a fin de encauzar
los diferentes criterios que se pudieran manejar, a
uno solo, para que tenga un mismo significado y los
mismos alcances contextuales, para que todos los
Escolares del pueblo de Guatemala lo interpreten y
lo comprendan de esa manera. Todo el contenido,
es vinculante a los procesos y fenómenos sociales,
políticos y antropológicos de los habitantes de este
bello país que se llama GUATEMALA.

Esto lo aclaro, porque durante el gobierno de del Presidente Oscar Berger Perdomo, la Asociación
de Auxilio Póstumo, hizo un nuevo intento de oficialización y se encontró que las autoridades de
turno quisieron que cambiara el contenido de la obra original para que incluyera la filosofía del
partido de turno en el gobierno. Por eso, para que nada ni nadie ose cambiarle nada a la letra
original.

Era un 26 de febrero del año mencionado. Cuando inició la Asamblea extraordinaria de delegados
departamentales, de la Asociación de Auxilio Póstumo del Magisterio Nacional de Guatemala, en
la cual tomaría posesión de este honroso cargo, el protocolo fue muy lucido e
impresionante...Concluyó la Asamblea tres días después y luego el protocolo de clausura...se
anunció el egreso de los pabellones y como en la aldea, a lo mudo, en silencio, nada de fondo
musical, por lo que instintivamente y por un impulso, a pesar de una afección laríngea comencé a
entonar las notas de la Granadera; el silencio se hizo más profundo; vi llorar al delegado saliente,
representante del departamento de Retalhuleu; al profesor Bárcenas a otros delegados cuyos
nombres se me escapan de la mente, por lo que pido disculpas. Al concluir el egreso, muchos
delegados saliente y la mayoría de los delegados entrantes, periodo 1993 – 1995, se acercaron a
mi persona para preguntarme acerca de esa canción patria, les dije que yo era el autor de la letra
adaptada a la música y me felicitaron por tal creación...allí nacía la inquietud magisterial por
OFICIALIZAR la letra de la GRANADERA, para que fuera conocida y por ende cantada por todos los
y las estudiantes de los establecimientos de mi país, GUATEMALA.

Ya en funciones, cada delegado fue postulado para ocupar puestos de Órganos de Dirección y fui
electo para ocupar el puesto de Vocal II en la Comisión de Finanzas de la
Asociación. Posteriormente se conformaron todas las comisiones que funcionarían durante el
periodo correspondiente a los años ya mencionados, con los delegados que no ocuparon puestos
de órganos de dirección. La comisión pro oficialización de la letra de la Granadera estuvo
integrada por los profesores: Francisco Javier Corado Cameros, delegado departamental de
Chimaltenango, Juan Manuel Cabrera Ramírez, delegado departamental de Sololá, Douglas Alcires
Maatens Herrera, delegado departamental de Suchitepèquez, y por supuesto, por su servidor.

Inmediatamente nos pusimos “manos a la obra” y comenzó el camino para alcanzar un anhelo,
realizamos cada paso con mucho cuidado para no estirar el camino burocrático que debía cursar.

LETRA LA GRANADERA
GUATEMALA
GRANADERA
Pabellon nacional eres el simbolo de mi pais
emblema universal que identifica nuestra sangre
y nacionalidad, ondeas en el viento en senal de
hermandad, digno eres de soberania y de la libertad.

Con reverencia honramos tu hermosura


y con civismo honramos tu esplendor
tus colores belleza del cielo, y con
nubes hizo su suave nido el bello quetzal.

Con reverencia honramos tu hermosura


y con civismo honramos tu esplendor
tus coloires belleza del cielo, y con
nubes hizo suave nido el bello quetzal.

Historia de la jura a la bandera


El nombre original del poema fue Saludo a la Bandera y su autor fue el quetzalteco Alberto
Velásquez Günther. Este juramento se escribió y luego se difundió como un proceso para valorizar
al símbolo patrio.
La iniciativa provino del presidente Jorge Ubico, quien gobernó al país desde 1931 a 1944. Cabe
destacar que estos hechos sucedieron en la misma época en que a la Monja Blanca se le asignaba
el título de Flor Nacional.

El objetivo era que los niños, desde temprana edad, crecieran con el sentimiento de patriotismo y
respeto hacia Guatemala. La jura a la bandera actualmente forma parte de los actos cívicos de los
establecimientos educativos de la República.

El juramento a la bandera de Guatemala es un poema de Alberto Velásquez Gunther, recitado


principalmente el 17 de agosto de cada año con ocasión de la celebración del día de la bandera.
Bandera nuestra, a ti juramos, devoción perdurable...

El juramento a la bandera es un poema con el que honramos respetuosamente a la bandera


nacional. Se utiliza principalmente en actos civicos y
militares.

Juramento a la bandera por atletas guatemaltecos

Deportistas olímpicos en juramento a la bandera

Aunque en algunos establecimientos educativos la


jura a la bandera es obligatoria todas las semanas, la
mayoría de establecimientos reune a sus alumnos el
17 de agosto de cada año, día de la bandera, para
rendirle honores al pabellón nacional.

Juramento a la bandera
Bandera nuestra,
a ti juramos
devoción perdurable,
lealtad perenne,
honor, sacrificio y esperanza
hasta la hora de nuestra muerte.
En nombre de la sangre y de la tierra,
juramos mantener tu excelsitud
sobre todas las cosas;
en los prósperos días,
y en los días adversos,
velar y aun morir,
porque ondees perpetuamente
sobre una patria digna.

Оценить