Вы находитесь на странице: 1из 2

ESTEREOTIPOS, ARQUETIPOS Y TÓPICOS EN LA LITERATURA Y LA CULTURA

ESTEREOTIPOS: Un estereotipo es la representación mental (si lo preferís es la imagen


mental), muy simplificada y superficial, que nos hacemos de un grupo de personas, a las que se
les atribuye un conjunto de características negativas. Una vez asociadas esas personas y la o
las características que supuestamente tienen, nos relacionamos con ellas según esa imagen
superficial y negativa de manera ciega.

Más sencillo: es una representación o imagen mental de un grupo característico de personas a


las que se las pone una etiqueta, normalmente negativa.

Ejemplos de estereotipos: las mujeres no saben conducir, las mujeres como sexo débil, el
investigador despistado, el artista raro, el andaluz graciosillo, el catalán “agarrado”, el francés
seductor, el italiano romántico, el suizo puntual, el cow-boy duro,...

El santurrón de pueblo que no conoce las costumbres modernas.

El ama de casa sumisa , con bata y rulos en el pelo, que sólo ve el mundo a través de las
revistas del corazón, las telenovelas y el horóscopo.

El seductor y graciosillo, machista pero disculpado por su desparpajo inculto.

El ávaro rico que lleva una vida miserable para ahorrar dinero.

Hay muchísimos estereotipos, cada grupo social tiene varios estereotipos que son casi siempre
tópicos y falsos.

El estereotipo generaliza y extiende de forma eficaz un modelo, por lo tanto, a veces puede ser
una acción normal de la comunicación, sin embargo, hay que tener la precaución de utilizarlo
con racionalidad pues se utiliza con muchísima frecuencia para infravalorar o denostar
sutilmente a un grupo de personas, o bien se utiliza para “naturalizar” la forma en que se debe
ver a un grupo de personas que tienen unas características, casi siempre en su lado negativo.
La televisión, el cine y el resto de medios de comunicación contribuyen de una forma negativa
a la extensión y consolidación de estereotipos ilógicos.

En la literatura y el arte abundan los estereotipos como clichés, personajes o situaciones


tópicas.

Etimológicamente el estereotipo eran piezas de plomo que podían sustituir a otras piezas
originales dando mucha flexibilidad para imprimir cuando las imprentas eran manuales, de
aquí se extrajo la metáfora de sustitución de un objeto original por otro.

ARQUETIPOS: Un arquetipo es un modelo cultural consolidado, de un tipo de personalidad


universal que agrupa una serie de características psicológicas, en la práctica, el arquetipo
funciona como un símbolo. La mitología clásica y algunas corrientes de la sicología lo utilizan
para representar modelos de personajes que explican formas de ser o son significativos
socialmente por su capacidad de ser modelo (positivo o negativo), por ejemplo, la figura de
Robinson Crusoe como el aventurero que consigue salir adelante solo.

Algunos investigadores creen que ayudan a explicar el mundo en el ámbito de la cultura


popular, transmitiendo mensajes concretos a través de arquetipos-símbolos en imágenes,
cuentos, leyendas, mitos, refranes, y ahora, en la sociedad de la información a través del cine,
la televisión y la publicidad.

Son ejemplos de arquetipos: Peter Pan (el eterno inmaduro), Don Juan (el clásico seductor), el
Judas (el que traiciona), Salomón como juez, Frankenstein, el Jefe, el Héroe que se opone al
tirano, el Héroe que es capaz de luchar contra su destino, Prometeo, el que se pone de parte
de las personas frente a los dioses, la Cenicienta, el Profeta, el Loco, el Tirano, el Bufón...

Arquetipos clásicos:

Ulises, el viaje de Ulises puede ser considerado arquetipo de viaje iniciático, el laberinto del
Minotauro, Prometeo, Ícaro, Job, el Quijote,

Arquetipos culturales modernos: Shrek, el retrato de Dorian Grey, Peter Pan, Moby Dick

Arquetipos culturales representados en cuentos: Caperucita Roja, Cenicienta, El Príncipe

DIFERENCIAS

La diferencia entre estereotipos y arquetipos es muy sutil. La característica fundamental de los


estereotipos es que son simplificaciones que se generalizan refiriéndose a modelos
contemporáneos y están muy arraigados en un contexto, los arquetipos son modelos
universales, es decir, personas-símbolos construidos en los distintos ámbitos culturales y que
han saltado al conocimiento general por sus rasgos sociales o psicológicos característicos,
perteneciendo a la memoria colectiva desde el origen de la cultura.