You are on page 1of 22

MODELO CONTESTACIÓN DEMANDA DE DAÑOS Y PERJUICIOS

ME PRESENTO – CONTESTO DEMANDA - PETICIONO

SEÑOR JUEZ:
……….., con domicilio real en calle …….., ambos de esta ciudad, por
sus propios derechos, y con el patrocinio letrado de la Dra. ……….., Abogada, Mat. Prof.
Nº……….., CUIT Nº ………..en los autos caratulados: ……….. C/………Y/O QUIEN EN
DEFINITIVA RESULTE RESPONSABLE S/DAÑOS Y PERJUICIOS” Expte. Nº………., a
V.S. respetuosamente decimos:

I.- OBJETO: En el carácter invocado, venimos por este acto -en legal
tiempo y forma- a contestar la demanda incoada en autos en contra de los suscriptos,
solicitando que se rechace la misma en todas sus partes, en virtud de las consideraciones
de hecho y de derecho que a continuación pasamos a exponer.

II.- CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA: Consecuentemente, pasamos


a continuación a contestar la demanda en los siguientes términos:

A) NEGATIVA DE LOS HECHOS: Por imperativo procesal negamos


todos y cada uno de los hechos expuestos por el actor en el memorial de demanda, con
excepción de aquellos hechos que sean expresamente reconocidos en este responde.

En tal sentido:

1.- Negamos y desconocemos expresa y categóricamente, por no


constarnos, que en fecha 27/01/14 el actor Sr. … haya venido de la zona céntrica de la
ciudad en la motocicleta Marca Honda a los efectos de realizar un paseo por la costanera
y/o encontrarse con un grupo de amigos a tomar tereré.

2.- Negamos y desconocemos expresa y categóricamente, por no


constarnos, que luego de haber culminado el encuentro con sus amistades el actor haya
emprendido el regreso a su hogar por Avda. Ferré en dirección Este a una velocidad
aproximada de 40 km/h..

3.- Negamos y desconocemos expresa y categóricamente que al llegar a


la intersección con calle Mendoza haya sido sorprendido por el vehículo Marca …….
modelo Corola, dominio ……., conducido por el demandado …
4.- Negamos y desconocemos expresa y categóricamente que el
demandado circulara a gran velocidad y/o que haya cruzado el semáforo en rojo y/o que
el actor tuviera luz verde y/o que el demandado no le haya dado tiempo de realizar ningún
tipo de maniobra y/o que se incrustara contra el actor y/o que le provocara graves daños
físicos y/o que haya puesto en riesgo la vida del actor durante varios días.

5.- Negamos y desconocemos expresa y categóricamente que el actor


tuviera la prioridad de paso al momento del hecho y/o que el semáforo se encontrara con
luz verde para el actor y/o que el mismo haya sido embestido por el vehículo del
demandado y/o que este último circulara a gran velocidad y/o que se le apareciera de
improvisto y/o intempestivamente y/o “como un rayo” y/o que no le haya dado tiempo de
realizar ningún tipo de reacción.

6.- Negamos y desconocemos expresa y categóricamente, por no


constarnos, que el actor haya sufrido una gran cantidad de lesiones y/o múltiples
escoriaciones faciales y/o heridas cortantes y/o escoriación en placa de región abdominal
y/o edema cerebral y/o contusión pulmonar y/o que haya tenido que recibir asistencia
respiratorio mecánica y triple vía y/o que las supuestas lesiones revistan el carácter de
graves y/o que hayan puesto en riesgo la vida del actor y/o que hayan demandado un
tiempo de inhabilitación y/o curación no menor a 30 días.

7.- Negamos y desconocemos expresa y categóricamente, por no


constarnos, que el actor haya permanecido varios días internado y/o que haya sido dado
de alta con tratamiento ambulatorio y/o imposibilidad de trabajo y/o que haya estado
convaleciente durante mucho tiempo y/o que presente grandes dolores físicos hasta la
actualidad y/o dolores corporales y/o intensos dolores de cabeza y/o dificultad para
respirar y/o intervalos con pérdida de concentración y/o dificultad para caminar y/o
efectuar movimientos de los brazos y/o disminución de las articulaciones y/o imposibilidad
de agacharse y/o de hacer el más mínimo esfuerzo.

8.- Negamos y desconocemos expresa y categóricamente, por no


constarnos, que el actor se vea impedido de realizar una vida normal y/o que le impidan
sustentarse y/o llevar adelante cualquier tipo de emprendimiento particular y/o en relación
de dependencia y/o que cuente como su único sustento la ayuda y/o contención de su
familia y/o que posean un negocio familiar y/o que tenga la posibilidad de recaudar unos
pocos pesos para paliar la situación en que fue dejado luego del accidente.

.
B.- LA VERDAD DE LOS HECHOS: La verdad de lo acontecido dista
mucho del relato volcado por el actor en el memorial de demanda.

En efecto V.S., de las probanzas que se arrimarán oportunamente a esta


causa surgirá claramente la falta de responsabilidad de los demandados ………..,en el
siniestro a que alude el actor y la improcedencia de todos y cada uno de los rubros
contenidos en el memorial de demanda y que integran el reclamo de dicha parte.

Sin perjuicio de ello, nos permitimos efectuar en esta oportunidad


algunas consideraciones generales de relevancia sobre la cuestión a debatirse en estos
autos que desde ya solicitamos sean tenidas en consideración por V.S. al momento de
dictar sentencia en la presente causa.

En primer lugar, y tal como quedará demostrado en la etapa procesal


oportuna, el accidente que constituye la causa de este reclamo se produjo por …

La culpa de la víctima constituye una eximente de la responsabilidad,


tanto objetiva como subjetiva, contractual o extracontractual. En tal carácter, entonces,
impide que nazca la obligación de responder o la disminuye.

Y ello es así V.S. toda vez que, si bien el conductor debe poner toda la
diligencia posible para dominar su vehículo ante cualquier eventualidad, no puede
responsabilizárselo por la conducta imprudente del damnificado (arts. 499, 1109, 1113,
segunda parte, del Cód.Civil). De lo contra-rio, se conculcaría todo el sistema de
responsabilidad por los actos propios (arts.499, 512, 902, 921, 1109 y 1111 del Cód. Civ.
(Conf. C2ºCCom.de La Plata, Sala III, 29-12-94, “Rodríguez, Andrés A. c/Soto, Fermín
s/Daños y Perjuicios”.)

“La culpa o negligencia con relación a la víctima o a la de un tercero


por quien el accionado no deba responder constituye o se convierte en un factor de
eximición total o parcial, según el caso, de la responsabilidad objetiva impuesta al
accionado.” (Conf. CC0001 QL 506 RSD-15-96 S 24-9-96, Juez CELESIA (SD),
Vacinaletti Rosa Lucía y Otro c/ Buttice Carlos Lorenzo s/ Daños y Perjuicios, LLBA 1997,
899 .MAG. VOTANTES: Celesia-Señaris-Busteros).

“La culpa, -en materia de accidente de tránsito-, ya sea de la


víctima o de un tercero por quien no deba responderse, no opera como factor
atributivo de la responsabilidad, sino por el contrario como eximente de la misma,
en la medida en que intervenga interrumpiendo, total o parcialmente, el nexo causal
entre aquél factor objetivo y el evento dañoso.” (Conf. CC0002 MO 33648 RSD-231-
95 S 27-6-95, Juez CONDE (SD) Burgos, Tomás y otra c/ Coucho, Antonio y otro s/
Daños y perjuicios, MAG. VOTANTES: Conde-Suares-Calosso).

Y decimos que el accidente que constituye la causa del reclamo de


autos se produjo por la exclusiva responsabilidad del actor ……….. toda vez que –en
contradicción a lo afirmado falazmente en la demanda-, fue el Sr. ………quien -debido a la
excesiva velocidad a la que conducía, sin tomar las precauciones necesarias y sin prestar
atención al tránsito, en clara violación de la prioridad de paso que le correspondía al
vehículo conducido por el demandado-, no logró dominar la marcha de su motocicleta y
terminó embistiendo el lateral izquierdo del vehículo Marca Toyota Corola, Dominio …,
conducido por el Sr. …

Como quedará demostrado en la oportunidad procesal correspondiente,


el Sr. ……… conducía en oportunidad del evento en forma antirre-glamentaria,
imprudente y temeraria toda vez que lo hacía a excesiva velocidad, sin usar casco
reglamentario, en estado de alcoholización y en clara violación a la Ley de Tránsito.

Cabe tener presente que, en los pre-momentos del hecho, el


demandado Sr. ………….. circulaba a bordo de su vehículo Marca ….. Dominio….., por la
calle Mendoza a una velocidad prudencial y, al llegar a la intersección con Avda. 3 de
abril, y habiendo sido habilitado por el semáforo ubicado en dicha encrucijada, procedió a
trasponer la mencionada avenida en sentido perpendicular a la misma.

Como no escapará a elevado criterio de V.S., conforme surge de la Ley


Nº24.449, su Decreto Reglamentario Nº779/95 (al que fue adherida nuestra provincia por
Ley Nº5.037/95) y la Ley Nº26.363, la licencia de conducir debe ser “…otorgada por
autoridad jurisdiccional del domicilio real del solicitante que se encuentre
debidamente autorizada por la AGENCIA NACIONAL DE SEGURIDAD VIAL
conforme lo establecido en el inc. f) del art. 4º de la presente reglamentación. El
domicilio del solicitante deberá ser acreditado con copia del documento nacional de
identidad …” (art. 25 del Decreto Nº779/95 que modifica el art. 13 inc. a) de la Ley
Nº24.449).

De esta manera, como bien surge de la propia documental acompañada al


memorial de demanda, y los informes y demás probanzas que se arrimarán a esta causa
oportunamente, el Sr. …. posee su domicilio real en la ciudad de Corrientes Capital, sin
embargo NO POSEÍA CARNET DE CONDUCTOR VIGENTE EXPEDIDO POR DICHO
MUNICIPIO.

RESULTA POR DEMÁS LLAMATIVO V.S., CÓMO


HOLGADAMENTE LA ACTORA HA TERGIVERSADO, A SU ENTERA
CONVENIENCIA, LA MECÁNICA DEL ACCIDENTE EN EL RELATO EXPUESTO EN EL
MEMORIAL DE DEMANDA, PRETENDIENDO HACER VALER CIERTAS
CIRCUNSTANCIAS QUE NO SUCEDIERON Y OMITIENDO EL HECHO DE QUE LA
MOTOCICLETA PASÓ EL SEMÁFORO EN ROJO Y EMBISTIÓ VIOLENTANTAMENTE
EL LATERAL TRASERO IZQUIERDO DEL VEHÍCULO DEL DEMANDADO.

Es de destacar V.S. (por lo preocupante), la proliferación en nuestro


medio de reclamos como el analizado en autos, que constituyen verdaderas aventuras
procesales que sorprenden e indignan a la vez a demandados que, aún cuando son ellos
quienes se han visto perjudicados por el accionar antirreglamentario y desaprensivo de
ciertos conductores, se ven involucrados en acciones judiciales descabelladas y hasta
injuriosas, como las que estamos analizando en la presente causa.

Sin perjuicio de lo expuesto anteriormente, resulta indispensable


detenernos a analizar una cuestión clave que habría incidido positivamente en la
producción de las lesiones que le fueron diagnosticadas al Sr………..: LA FALTA DE
CASCO REGLAMENTARIO AL MOMENTO DEL ACCIDENTE.

En efecto, el actor sufrió lesiones en su cabeza y rostro, lo cual


constituye un signo inequívoco de que el mismo no portaba casco reglamentario al
momento del siniestro.

Éste ha resultado un factor de relevancia en la producción de los


supuestos daños alegados por el actor en la demanda, toda vez que si el Sr. ……..hubiera
llevado puesto el casco reglamentario no se habrían producido las lesiones relatadas en
la demanda o las mismas no hubieran tenido la gravedad reclamada.
Como consecuencia de lo anterior, no cabe la menor duda que el actor
Sr. ……….. no tomó los recaudos mínimos para transitar con su motocicleta por la ciudad,
consecuencia de lo cual en el supuesto de autos se ha producido la fractura del nexo
causal alegado por la actora en la demanda.

Cabe recordar V.S. que mantener el dominio del rodado importa tanto
como encontrarse en condiciones de reaccionar adecuadamente y efectuar la maniobra
que las cambiantes condiciones del tránsito vehicular exige.

En el mismo sentido, es necesario tener presente que, conforme lo viene


sosteniendo la doctrina y jurisprudencia de nuestros tribunales desde hace tiempo, una
motocicleta es una cosa generadora de riesgo tanto para el que la conduce (y eventuales
pasajeros) como para el medio en que se desplaza. Su agilidad para insertarse en el
entramado del tránsito, su fácil ascensión a velocidad, su posibilidad de acceso y paso por
lugares constreñidos con relación a otros automotores, determinan a la motocicleta como
una cosa creadora de riesgo. No interesa que sea de mayor cilindrada o de diferente
potencia, sino que tenga las características anotadas respecto de su andar y, por
consecuencia, de la peligrosidad que expande. (Conf. Autos: JEREZ, INOCENCIO F.
c/CARROLL LOPRETE, SEBASTIAN s/SUMARIO - Nº Sent.: C. 072355- Magistrados:
PRIANO - Civil - Sala H - 25/06/1991).

Como consecuencia de ello, es uniforme el criterio jurisprudencial


conforme al cual: “Quien conduce una motocicleta, dada la escasa estabilidad y su
mayor peligrosidad (para el conductor, acompañantes y terceros), está obligado a
adoptar precauciones mayores que las de los automovilista”. (Conf. Autos: SORIA,
Luis Eduardo y otro c/ VEGA, Hugo Daniel s/ DAÑOS Y PERJUICIOS - Nº Sent.: C.
J016605- Magistrados: WILDE. - Civil - Sala J - 05/05/1998).

“Toda vez que la motocicleta es una cosa generadora de riesgo


tanto para el que la conduce como para el medio en el cual se desplaza, ello obliga
a su conductor a extremar las precauciones, aún mayores que las de los
automovilistas.” (Conf. Autos: ZARATE, Ernesto Rodolfo c/ CUENGA, Alejandro Sergio
y otros s/ DAÑOS Y PERJUICIOS.- Magistrados: Gladys Stella Alvarez, Hernán Daray. -
Sala M. - 30/10/2000 - Nro. Exp.: L.290233).

Finalmente, y como corolario de todas las violaciones a la Ley


Nacional de Tránsito en las que incurrió el actor, existen indicios de que el mismo se
encontraba en estado de alcoholización al momento del hecho objeto de autos.
Prueba de ello constituye el Acta de Secuestro de elementos de fecha
27/01/14 efectuada por el Subcomisario … “...una botella de fernet de 45CL. marca
Vitone (abierta) cuyo contenido se halla derramado en el interior de la mochila...”

Como consecuencia de los elementos probatorios ut-supra


mencionados y obrantes en la causa penal, no cabe la menor duda del estado de
ebriedad que presentaba el actor Sr. … y que fue, en definitiva, la causa del accidente
objeto de las presentes actuaciones.

- Por todo lo antes expuesto, entendemos que debe rechazarse por


totalmente improcedente la demanda incoada en estos autos contra los Sres. …. y …..,
atento a los fundamentos dados en el presente apartado, con expresa imposición de
costas.

III.- IMPUGNACIÓN DE LOS RUBROS Y MONTOS RECLAMADOS


POR EL ACTOR: Sin perjuicio de lo expuesto en el apartado anterior, nos permitimos
manifestar puntualmente en este apartado la improcedencia de los rubros que integran el
reclamo formulado por la contraria así como de los importes reclamados por el actor,
circunstancias que sustentan el planteo de impugnación que formulamos en el presente
apartado:

A.- DAÑO EMERGENTE: Nuestra parte niega categóricamente, por no


constarle, que el Sr. …. padezca algún tipo y/o grado de daño físico y/o incapacidad
sobreviniente y/o que se haya visto disminuída la “total vitae” de su persona, tal como se
pretende hacer valer en la demanda, por la cual deban responder los demandados o la
aseguradora citada en garantía.

Sin perjuicio de ello, impugnamos también los certificados e informes


médicos presentados por la actora junto con la demanda, como así también el importe
reclamado en concepto de las supuestas secuelas incapacitantes que el actor alega
padecer.

En este punto, cabe señalar que el actor no adjunta prueba alguna ni


recibo de sueldo ni detalla la forma en que se ha arribado al importe reclamado por estos
rubros, por lo que resulta por demás difícil a mi parte ejercer el derecho de defensa sobre
cálculos que no se tiene conocimiento cómo se han efectuado.
No obstante lo expuesto, no se acredita que el supuesto retraso del
actor en el inicio de sus estudios superiores fuera una consecuencia directa y/o indirecta
del siniestro objeto de las presentes actuaciones.

Resulta indiscutible que dicho importe ha sido aventuradamente


consignado por el actor en la demanda, sin haber recurrido para ello a ningún tipo de
sustento documental y/o fáctico alguno.

No cabe duda entonces V.S. del desmedido afán del actor de obtener
un evidente enriquecimiento sin causa con la promoción de la presente acción, lo cual es
desde ya rechazado categóricamente por nuestra parte.

B.- LUCRO CESANTE: Con relación a este rubro, nuestra parte niega
categóricamente que el Sr. … se haya ausentado de su lugar de trabajo por tiempo
determinado y que ello le haya impedido la percepción de ganancia alguna como
consecuencia, como se pretende hacer valer en la demanda.

Cabe resaltar en este acápite la falta de seriedad del reclamo de la parte


actora por cuanto no menciona el lugar donde prestaba servicios y, menos aún acompaña
documental alguna de la cual surja una mínima estimación de los ingresos que poseía, ni
detalla la forma en que se ha arribado al importe reclamado por este rubro.

Al no estar acreditado dichos extremos, tampoco consta a nuestra parte


que el Sr. … haya sufrido merma alguna en sus ingresos o que se haya visto privado de
percibir algún tipo de ganancias a raíz del accidente del que fuera protagonista.

Por otra parte, el accionante sólo se limita a mencionar que habría


planeado inscribirse a la carrera universitaria de Ciencias Económicas, sin hacer
referencia a los motivos por los cuales luego no lo hizo.

Asimismo, el actor alega haberse perfeccionado en el área de la


gastronomía, lo cual no se encuentra acreditado de manera alguna en el memorial de
demanda, y a su vez pretende hacer valer una supuesta posibilidad de acceder a un
empleo en dicho rubro sin brindar ni el más mínimo fundamento de ello.
Resulta innegable que la simple voluntad no constituye fundamento
suficiente para determinar la procedencia de este rubro y, mucho menos, por lo montos
elevados por los que se reclama.

En este sentido, la jurisprudencia sostuvo que: “... cuando la


posibilidad frustrada es muy general no resulta indemnizable como daño material,
pues se trataría de un perjuicio puramente eventual o hipotético.” (Conf. Partes: L.,
H. R. c. Estado nacional; LA LEY, 1999-E, 419, con nota de Fernando Alfredo Sagarna -
DJ, 2000-1-31 - RCyS, 1999-901 - ED, 183-1033; Cámara Nacional de Apelaciones en lo
Contencioso-administrativo Federal, sala II (CNFedContencioso-administrativo) (SalaII);
1999/02/11).

Resulta innegable, entonces V.S., el desmedido afán del accionante de


obtener un evidente enriquecimiento sin causa con la promoción de la presente acción,
toda vez que los supuestos daños sufridos deben ser soportados por su parte, al ser el
responsable en la causación del evento que es objeto de análisis en estas actuaciones.

C.- DAÑO ESTETICO: Sin perjuicio de negar categóricamente la


existencia de daño estético en el actor, cabe señalar que en este rubro se advierte
fácilmente la superposición de conceptos y, consecuentemente, la improcedencia de los
mismos.

Resaltamos en este apartado la improcedencia del reclamo de la parte


actora al haber incluido el rubro “daño estético” como categoría autónoma toda vez que
el mismo, en caso de resultar indemnizable (lo que negamos), debe ser computado dentro
del rubro daño moral o, en su caso, dentro del daño material, no correspondiente su
resarcimiento autónomo; circunstancia por la cual deberá ser rechazado.

Se ha dicho en este sentido que: “El daño estético no es autónomo


del material o moral sino que integra uno, otro, o ambos, por lo que habiendo
mediado indemnización al respecto, compensándose la incapacidad sobreviniente y
el daño moral, no resulta procedente buscar una mayor indemnización, diferenciada
de éstas, pues al tarifarlas se tiene en cuenta el menoscabo espiritual y psicológico
provocado por la quiebra o alteración de su integridad física y la incidencia que ello
pudo tener en su vida de relación”. (Conf. Partes: Fernández, Ariel A. y otro c. Ferreyra,
Fabián J. Publicación: LLBA, 1998-535, Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil y
Comercial de Quilmes, sala II (CCivyComQuilmes) (SalaII), Fecha: 1997/07/18).
Mención aparte merece el segundo párrafo incluído en dentro del
reclamo de “Daño estético”, toda vez que realiza una superposición de conceptos con la
supuesta afectación psicológica que le habría causado y/o los trastornos de sueño y de
concentración, que nada tienen relación con el rubro que se reclama.

D.- DAÑO MORAL: Si bien negamos que el actor haya sufrido daño
moral alguno como consecuencia de las supuestas lesiones que alega haber sufrido, para
el supuesto –improbable, por cierto- de que V.S. haga lugar al reclamo efectuado por el
accionante, solicitamos que al momento de fijar el monto por dicho concepto tome en
consideración las pautas y términos establecidos para casos similares por distintos
tribunales del país, conforme lo establece la doctrina y jurisprudencia de nuestros
tribunales.

La doctrina especializada, en el caso los juristas Marcelo J. López


Meza y Félix A. Trigo Represas, entiende que, a los fines de la fundamentación de la
cuantificación del daño, constituyen elementos objetivos a ser tomados en cuenta por el
sentenciante los importes reconocidos por iguales conceptos por otros tribunales del país,
en casos similares.

Explican en este sentido que: “El juez debe mencionar qué sumas se
han concedido en casos similares en otros tribunales en el pasado reciente y,
luego, expresar cómo esas pautas son modificadas en más o en menos, a la luz de
las circunstancias particulares de la víctima y del modo en que ella ha sufrido el
daño.” (Cuantificación del daño. La Ley. Año 2006. Pág. 29).

Con respecto al carácter excesivo de los montos indemnizatorios en


casos de daño moral, corresponde resaltar lo expresado por nuestros tribunales
nacionales que al respecto han dicho que: “...Harto sabido es que la ley ha sujetado su
resarcimiento a la discrecionalidad judicial, debiendo los jueces determinarlos con
suma prudencia, dentro del mayor grado de equidad de modo tal que la
compensación debida no constituya un motivo de enriquecimiento sin causa ni
tampoco una mera expresión simbólica inadecuada a la entidad del agravio
padecido...” (Conf. “Terranova de Ortiz R. y ots. c/Shirley N. Uliana de Alaggio y ot.
s/daños y perjuicios” - Fallo Nº891901 55 - Expediente Nº18089 - Ubicación S115-292
Mag.: Sarmiento García-González-Flores - 03/05/89 - Cuarta Cámara Civil Circuns.: 1
Mendoza) resaltado en negrita y subrayado nuestros.
“...Si bien es cierto que los jueces gozan de un amplio margen
para efectuar la estimación pecuniaria del "daño moral" para compensar a quien ha
sido herido injustamente en sus afecciones íntimas, y que no resulta necesario
establecer una relación entre el daño moral y el material, dada su diferente
fundamentación; no lo es menos que, el monto debe determinarse con suma
prudencia y dentro del mayor grado de equidad, tratando que el mismo no se
constituya en un ejercicio abusivo del derecho o en una fuente indebida de
enriquecimiento (arts. 1071 y 1078,Código Civil)...” (Conf. CC0203 La Plata, B 69287
RSD-114-90 S 26-6-90, Juez Pereyra Muñoz (SD) Cussomano, Luis Salvador y otro
c/Empresa Halcón y otra s/Daños y perjuicios - Mag. votantes: Pereyra Muñoz - Pera
Ocampo; CC0203 La Plata, B 70464 RSD-275-90 S 20-12-90, Juez Pereyra Munoz (SD);
Dibbo, Rubén Hadar c/Vicinanza, Enrique s/Daños y Perjuicios - Mag. votantes: Pereyra
Muñoz - Pera Ocampo; CC0203 La Plata, B 69657 RSD-279-90 S 27-12-90, Juez Pereyra
Munoz (SD), Mendoza, Juan Carlos c/Blanco, Carlos Alberto y otros s/Daños y Perjuicios -
Mag. Votantes: Pereyra Muñoz - Pera Ocampo; CC0203 La Plata, B 68744 RSD-198-96 S
16-7-96, Juez Fiori (SD), Del Grecco, Alberto Luis c/Alvarez de Ameijeiras, Consuelo
s/Daños y perjuicios - Obs. del fallo: CC0203, causas B-70464 del 20/10/90: B-79317 reg.
sent. 49/95; B-82654 reg. sent. 39/96 - Mag. votantes: Fiori-Bissio) resaltado en negrita y
subrayado nuestros.

“...A la hora de fijar el quantum indemnizatorio por daño moral


debe regir el prudente arbitrio judicial, sin que ello signifique que el Juez goza de
absoluta discrecionalidad para tomar la determinación respectiva, lo que importaría
transformar el prudente arbitrio o arbitrariedad. Ello, a la vez, en caso de fijarse
sumas desmedidas, ocasionaría un enriquecimiento sin causa de la víctima, pero
también debe primar las mismas previsiones para no fijar sumas irrisorias o que no
sean acordes con los daños sufridos...” (Conf. CC0101 Mar del Plata, 111857 RSD-
101-00 S 25-4-00, Juez FONT (SD) - Ocampo Mario c/Biasone Patricia s/Daños y
perjuicios - Mag. votantes: Font-Cazeaux-De Carli - CC0101 Mar del Plata 108005 RSD-
212-1 S 18-9-1, Juez FONT (SD); García Almena, Antonia M. c/Gomez, Ricardo M. y Ot.
s/ Daños y Perjuicios - Mag. votantes: Font-De Carli; CC0102 MP 127460B RSD-87-4 S 4-
3-4, Juez ZAMPINI (SD) Abate Angela y Abate Antonio c/Casa Sampietro SRL s/Daños y
perjuicios - LLBA 2004, 529 - Mag. votantes: Zampini-Oteriño-Dalmasso) (resaltado en
negrita y subrayado nuestros).

En conclusión V.S., indudablemente el actor no sólo obvió precedentes


de otros tribunales en materia de resarcimiento por daño moral, sino que tampoco tomó
en cuenta la postura imperante en el más alto tribunal de nuestra Provincia en materia de
daño moral.

Por lo expuesto, en el supuesto –improbable, por cierto- de que V.S.


haga lugar al reclamo de “daño moral” del accionante, solicitamos que, acogiendo las
pautas y términos expuestos por nuestra parte en el presente apartado, reduzca
significativamente el importe reclamado, llevándolo a valores adecuados a tenor de los
precedentes jurisprudenciales reseñados.

E.- DAÑO PSIQUICO: Reiterando una vez más el desconocimiento que


nuestra parte hace de la existencia de algún tipo de daño psíquico en el actor, lo cierto es
V.S. que una vez más se evidencia en el reclamo de estos rubros el afán desmedido de
enriquecimiento del accionante.

Con relación a este rubro, nuestra Corte Suprema de Justicia de la


Nación ha expresado que la disminución de las aptitudes psíquicas de la víctima debe ser
reparada, en la medida en que asuma la condición de incapacidad permanente (Fallos:
326:1299; Gerbaudo, José Luis c. Provincia de Buenos Aires y otro, 29/11/2005,
Publicado en: DJ 01/03/2006, 518, Cita Fallos Corte: 328:4175, Cita online:
AR/JUR/5868/2005).

Concordantemente, este Superior Tribunal ha dicho que la afectación


de la integridad psíquica sólo puede indemnizarse en forma autónoma del daño moral, a
título de incapacidad sobreviviente, si y sólo si: a) luego de concluida la etapa de curación
y convalecencia no se ha logrado total o parcialmente el restablecimiento de la víctima y;
b) ese daño psíquico derive en una incapacidad que implique una alteración y
perturbación profunda del equilibrio emocional cuyas consecuencias afecten gravemente
la normal integración de la víctima al medio social (Sent. N°62 del 29/07/08 dictada en
autos Expediente Nº C01 -41014632/3 caratulado "Scheidler Itatí del Carmen c/ Crucero
del Norte S.R.L. s/ Sumario").

En efecto, como no escapará al elevado criterio de V.S., la


indemnización reclamada en concepto de “daño psíquico” pretendido por el actor no
puede sino identificarse también con el reclamo efectuado en concepto de “daño
moral” toda vez que, como quedará demostrado, no existen secuelas incapacitantes en
el actor que puedan dar lugar a lo reclamado en este concepto, menos aún por los
exorbitantes importes consignados en la demanda.
Aún, en el hipotético caso de que existieran secuelas en el actor de tipo
psicológicas que afecten su capacidad física, éstas deberían integrar el rubro
“incapacidad sobreviniente” o “daño patrimonial”, evitando de esta manera la duplicación
de rubros que es negada por nuestra jurisprudencia provincial y por nuestra parte en el
presente conteste.

F.- GASTOS MEDICOS, PARA-MEDICOS Y FARMACEUTICOS: En


primer término, negamos que el actor haya efectuado erogación alguna en concepto de
asistencia médica y/o farmacéutica y/o de movilidad que guarden relación con el
accidente objeto de las presentes actuaciones.

Por otra parte, cabe tener presente que, a la época en que tuvo lugar el
siniestro que diera origen a estas actuaciones, el mismo contaba con obra social
(OSECAC), por lo que la misma debió haber cubierto los supuestos gastos que ahora el
actor reclama a los demandados y a la aseguradora citada en garantía.

En efecto, en el hipotético e improbable caso de que V.S. considere


que la responsabilidad del accidente generador del hecho de autos haya sido del
conductor del vehículo Marca Toyota Corolla, a los fines de la cuantía y extensión del
resarcimiento, solicitamos se descuenten los montos de los tratamientos, informes
médicos y medicamentos que han sido cubiertos por dicha la social del actor toda vez
que, de lo contrario, el mismo incurriría en un enriquecimiento sin causa.

Por lo expuesto precedentemente, solicitamos se rechacen estos


rubros o eventualmente, en su caso, se disminuyan de conformidad a lo que pueda ser
acreditado oportunamente en estas actuaciones.

G.- RESTITUCIÓN DEL VALOR DEL VEHICULO: Con relación a este


rubro, resulta evidente que el actor no tomó parámetro objetivo alguno para efectuar la
estimación del mismo y, por ende, resulta absolutamente procedente su impugnación.

En primer lugar, de lo expuesto por el actor en el memorial de demanda


no surge el valor que poseía la motocicleta a la época del hecho, ni tampoco después de
haber sufrido los supuestos daños alegados por dicha parte.

Más aún, tampoco consta a esta parte el estado en el que se


encontraba el rodado al momento del hecho, ni si poseía algún tipo de daño
correspondiente a hechos previos al que es objeto de las presentes actuaciones.
En efecto, y como no escapará al elevado criterio de V.S., aún en el
caso –improbable por cierto- de que corresponda la restitución del valor de una
motocicleta al accionante, lo reclamado por el mismo en el memorial de demanda a todas
luces supera ampliamente el valor, incluso de una motocicleta 0km, lo cual es rechazado
categóricamente por esta parte.

No cabe la menor duda V.S. que la suma reclamada por este concepto
ha sido aventuradamente consignada por el actor en la demanda, pretendiendo de esta
manera un enriquecimiento sin causa que nuestra parte impugna en este acto.

IV.- IMPUGNACIÓN DE LA DOCUMENTAL ACOMPAÑADA POR EL


ACTOR: Impugnamos la autenticidad material e ideológica de la documental acompañada
por el actor al memorial de demanda.

Se impugna específicamente la siguiente documental, por desconocer su


existencia y autenticidad: Copia de remito expedido por la firma Todo Moto a nombre del
Sr. ……; Copia de factura emitida por la firma Todo Moto por la suma de $6.000.-; Copia
de Historia Clínica Patológica Traumatica no Ambulatoria emitida por el Hospital Escuela;
Cartas documentos y sus correspondientes acuses de recibo.

Esta parte ignora la existencia y autenticidad de las mismas ya que son


documentos emanados de terceros respecto de los cuales no existe la carga de nuestra
parte de desconocerlas o reconocerlas y, además, carecen de fecha cierta.

Ante estas circunstancias, no cabe duda alguna, pues, que será la parte
actora quien deberá probar la autenticidad de esta documental.

V.- PLUS PETITIO INEXCUSABLE INCURRIDA POR EL ACTOR: Sin


perjuicio de las consideraciones expuestas ut-supra y lo expresamente solicitado en este
responde en orden a la desestimación de la demanda impetrada en autos, en todas y
cada una de sus partes, oportunamente la futura sentencia a dictarse deberá expedirse
sobre la evidente y palmaria "plus petitio inexcusable" incurrida.

La desmedida desproporción surge clara ante la sola observación de los


exorbitantes montos reclamados sin base ni sustento jurídico o fáctico que los avale - ni
siquiera mínimamente - haciendo pasible al accionante en la presente figura contemplada
en el art. 72º de nuestro código de rito cuya aplicación desde ya solicita esta parte.
- Por todo lo antes expuesto, solicitamos el rechazo, por totalmente
improcedente, de la demanda incoada en estos autos, con costas.

VI.- PRUEBAS: Ofrecemos en este acto las siguientes pruebas:

A.- DOCUMENTAL: Mi parte acompaña en este acto la siguiente


documental:

1.- Póliza de Seguros Nº06-01-……./5 correspondiente al vehículo Marca


Toyota modelo Corolla, Dominio……., vigente a la fecha del siniestro (27/01/14).

B.- DOCUMENTAL EN PODER DE LA PARTE ACTORA: De


conformidad a lo normado por el art. 388º de nuestro código de rito, se intime al actor para
que -en el perentorio plazo que V.S. determine- presente a estos obrados, bajo
apercibimiento de ley:

1.- Original de Licencia de conducir habilitante para conducir


motocicletas, expedida por autoridad competente correspondiente a su domicilio, vigente
al día del accidente 27/01/14.

2.- Recibos de sueldo expedidos en legal tiempo y forma,


correspondiente a los seis (6) meses anteriores y posteriores a la fecha del evento dañoso
(27/01/14).

3.- Constancia de inscripción a la carrera de Ciencias Económicas


correspondiente al período lectivo 2014.

C.- CONFESIONAL: Se fije audiencia de día y hora a fin de que el actor


Sr. …….. – DNI N°………..comparezca a contestar las preguntas que se le formularán
sobre la cuestión que se ventila y bajo apercibimiento de tenerse por reconocida la
versión sobre los hechos formulada en este conteste, en caso de injustificada
incomparecencia. (Art. 404 del C.P.C. y C. Dec. Ley 14/00).

D.- INSTRUMENTAL: Se ofrece como tal:

1.- Todas y cada una de las constancias obrantes en los autos


caratulados: “ACTUACIONES INICIADAS DE OFICIO P/CRIA. 3RA P/SUP. LESIONES
GRAVES EN ACCIDENTE DE TRÁNSITO - CAPITAL” Expte. N°…./14, que tramita por
ante el Juzgado de Instrucción Nº2 de esta ciudad, cuya remisión deberá ser solicitada vía
oficio de ley a ese Juzgado y/o donde actualmente tramiten las mismas.

Para el supuesto de que la remisión solicitada fuera imposible atento al


estado de las actuaciones, solicitamos se ordene la remisión de copias debidamente
certificadas de las mismas.

2.- Se libre oficio al HOSPITAL ESCUELA “JOSÉ F. DE SAN


MARTÍN” de esta ciudad, a fin de que se sirva remitir a este Juzgado la Historia clínica
correspondiente al Sr……….. – DNI N°……., quien ingresara a ese nosocomio como
consecuencia de una accidente de tránsito ocurrido el día 27/01/14.

3.- Para el caso de desconocimiento de la documental acompañada en el


apartado VIII.- A) 1.-, se libre oficio Ley Nº22.172 a la firma “SAN CRISTÓBAL S.M. DE
SEGUROS GENERALES”, con domicilio en la Avda. Italia Nº646 de la localidad de
Rosario (Pcia. de Santa Fe), a fin de que tengan a bien remitir copia certificada de la
Póliza de Seguros Nº0 …../5 correspondiente al vehículo Marca Toyota …, Dominio ….,
vigente a la fecha del siniestro (27/01/14).

- Se faculte a los Dres. …………… suscripto para intervenir en el


diligenciamiento de los oficios a librarse, con facultades para sustituir.

E.- INFORMATIVA: Se libre el siguiente oficio:

1.- A la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes, a fin de que se


sirvan informar a este Juzgado: a) si el Sr. …..poseía licencia habilitante para la
conducción de motocicletas vigente a la fecha del siniestro de autos (27/01/14), expedido
por dicho organismo.

2.- Se libre oficio a OSECAC, a fin de que se sirva informar: a) si el


Sr. …. – DNI N°… se encuentra o se encontraba asociada a dicha obra social y en qué
carácter (titular o familiar), b) cuál fue el período de vigencia de la cobertura social de
dicho afiliado, c) cobertura médico-asistencial del mismo, d) detalle de gastos de todo tipo
cubiertos por esa obra social al Sr. …. desde el mes de enero de 2014 a la fecha.

- Se faculte a los Dres para intervenir en el diligenciamiento de los oficios


a librarse, con facultades para sustituir.
F.- TESTIMONIALES: Se fije audiencia para que comparezcan a
prestar declaración testimonial las siguientes personas:

1.- Jorge 5, Cabo Primero ….., con domicilio en………………. de esta


ciudad.

2.- .. – DNI N° de ocupación docente, con domicilio en calle San Luis


…… de esta ciudad.

3.- .. – DNI N° , empresario, con domicilio en calle ------- de esta ciudad.

G.- PERICIAL ACCIDENTOLÓGICA-MECÁNICA: Se ofrece esta medida


probatoria a fin de que un perito accidentólogo-mecánico designado por este Juzgado, en
base a los antecedentes glosados y técnicamente objetivos obrantes en las actuaciones
mencionadas en el punto D.1.- de este memorial así como de la inspección de los
vehículos y del lugar del suceso y de todo otro elemento de juicio que permita sustentar
técnicamente sus dichos, se expida sobre los siguientes puntos de pericia:

1.- Realice un croquis del lugar del suceso en donde se visualice en


proporciones técnicamente admisibles la posición de los protagonistas del evento, antes y
después del evento, aportando todo otro dato de interés para graficar la mecánica del
suceso.

2.- Informe acerca del estado del pavimento y visibilidad del lugar del
evento.

3.- Informe el experto la velocidad registrada en el momento del hecho


por los vehículos protagonistas del hecho.

4.- En caso de no poder determinar la velocidad solicitada en el punto


anterior por carecer de datos técnicos (huellas de frenada, derrapes, etcétera), determine
el experto, en base a su ciencia y experiencia profesional, si los daños que presentan las
unidades refieren al consumo de energía o trabajo mecánico por deformación, y en su
caso, cuál de los vehículos fue el portador de la mayor energía de acuerdo a las
evidencias incorporadas a la causa (informes técnicos, fotografías, croquis ilustrativos,
etcétera)

5.- Determine el experto cuál fue la etiología del siniestro.

6.- Indique el sentido de circulación de los vehículos en los pre-


momentos del impacto; referenciando además, las secuencias de cada una de las señales
lumínicas (semáforos) dispuestas en el lugar de los hechos.

7.- Indique el experto la ubicación de los daños registrados en los


rodados.

8.- Sobre la base de la ubicación de los daños que pudieran haberse


registrado en los rodados, exprese el perito la zona con la cual se produce la colisión
accidentológica, especificando concretamente la forma de impacto y cuál de los vehículos
reviste la calidad de embistente y cuál el de embestido.

9.- Precise el lugar geográfico en que se produjo la colisión entre ambos


vehículos protagonistas del hecho y, en base a ello, determine cuál de los rodados habría
arribado en primer lugar a la intersección de la Avda. 3 de abril y calle Mendoza.

10.- Precise los daños y estado de transitabilidad de los vehículos


involucrados en el accidente.

11.- Informe el experto el estado general de la motocicleta conducida por


el Sr. ………. y, específicamente, si la misma llevaba luces, señalizaciones, frenos
reglamentarios y si su ocupante llevaba casco reglamentario al momento del hecho.

12.- Determine si los vehículos protagonistas del hecho pudieron haber


sufrido algún tipo de daño material como consecuencia del accidente objeto de estas
actuaciones y, en caso afirmativo, cuáles fueron los mismos.

13.- Indique si el Sr. Galloso llevaba casco reglamentario puesto al


momento de la colisión.

14.- Indique el experto si, según la normativa vigente en la materia,


estaba permitida la circulación de motocicletas por el carril por el cual se desplazaba el
actor en los pre-momentos del hecho.
15.- Indique el experto si los daños que pudiera registrar la motocicleta
del actor se condicen con la “destrucción total” de dicho rodado.

16.- Indique el experto cuál es el valor de restitución de la motocicleta del


actor.

- Proponemos como consultor técnico de nuestra parte al Lic. ---------------


--– M.P. Nº ----------------, con domicilio en la calle -------------- de esta ciudad.

G.- PERICIAL MÉDICA: Se ofrece esta medida probatoria a fin de que


un perito médico designado por este Juzgado, en base al examen de los antecedentes
obrantes en esta causa y/o al examen del actor, se expida sobre los siguientes puntos de
pericia:

1.- Indique el experto si el actor presenta alguna lesión indicando, en


caso afirmativo, carácter, tipo y data de la misma (larga o reciente) como así también si
tiene relación de causalidad con el evento dañoso referido por el mismo en el memorial de
demanda.

2.- Determine en forma precisa si las lesiones que pudiera presentar el


actor pueden considerarse incapacitantes respecto de su potencialidad productiva. En
caso afirmativo, grado y tipo de incapacidad.

3.- Determinación precisa de si las lesiones que pudiera presentar el


actor tienen relación con el hecho de no poseer casco al momento del hecho y/o si la falta
de casco pudo haber agravado el riesgo de padecer lesiones de carácter considerable en
la cabeza.

4.- Tiempo probable de recuperación, curación y rehabilitación para el


tipo y carácter de lesiones que pudiera presentar el actor luego del evento.

5.- Enumeración, especificación e identificación de los estudios científico-


médicos y tratamientos médicos, kinesiológicos y otras prácticas consiguientes que
corresponden realizar en función de las lesiones que pudiera presentar la actora.
- Proponemos como consultor técnico de esta parte al ----------------------
, con domicilio en calle ---------------------------de esta ciudad.

H.- PERICIAL PSICOLOGICA: Se ofrece esta medida probatoria a fin de


que un perito psicólogo designado por este Juzgado, en base al examen del actor, se
expida sobre los siguientes puntos de pericia:

1.- Estado psicológico general del actor.

2.- Si el mismo presenta algún tipo y/o grado de alteración o perturbación


psicológica que pueda guardar relación de causalidad con el accidente de tránsito de
fecha 27/01/14.

3.- Si las condiciones psicológicas que pudiera presentar el actor pueden


implicar una minusvalía que comprometa la vida en relación en general del mismo y/o el
deterioro de sus relaciones sociales, familiares y/o laborales.

4.- Tiempo probable de recuperación y/o rehabilitación para el tipo y


carácter de la dolencia que pudiera presentar el actor.

- Proponemos como consultor técnico de nuestra parte al ---------------------


--------, con domicilio en la calle ------------------------- de esta ciudad.

VII.- PRUEBAS DE LA PARTE ACTORA: Que atento a las pruebas


periciales accidentológica, médica y psicológica ofrecidas por la parte actora en autos y
conforme lo prescripto por el art. 459º del CPCyC., proponemos en este acto como
consultor técnico accidentólogo al-------------------------, como consultor técnico médico al----
---------------------------, y como consultor técnico psicólogo al---------------------------, todos de
esta ciudad.

En virtud de los principios de economía procesal, concentración


probatoria y unidad de la prueba que deben regir todo proceso, y atento a que estas
pruebas son ofrecidas también por nuestra parte en este responde, solicitamos la
unificación de las pruebas periciales accidentológica, médica y psicológica a rendirse en
estas actuaciones.

Solicitamos, en consecuencia, que una vez designados los peritos de


oficio correspondientes y aceptados que fueran los cargos por éstos, se notifique por
cédula la realización de la pericia a los consultores técnicos propuestos en este acto a los
fines de la intervención que les corresponde en las pericias a realizarse en la presente
causa.

VIII.- RESERVA DEL CASO FEDERAL: Para el hipotético e improbable


caso de que V.S. no haga lugar a lo peticionado por los suscriptos en el presente
responde, desde ya dejamos planteada la reserva del caso federal por imperio del art. 14º
de la Ley Nº48 y para interponer oportunamente el recurso extraordinario Local y Federal,
ya que una resolución adversa a mi petición afecta las garantías constitucionales del
derecho de propiedad, del derecho de defensa en juicio y del debido proceso de nuestra
representada, previstas en los arts. 17º y 18º de la Constitución Nacional.

IX.- EL DERECHO: Fundamos el derecho de nuestra representada, en


los arts. 1.109, 1.113 y ccs. del Cód. Civil y Comercial de la Nación, art. 118º y cc. de la
Ley Nº17.418, Ley Nacional de Tránsito Nº24.449 y sus modif., demás normas de fondo y
forma y jurisprudencia y doctrina aplicables a la materia.

X.- PETITORIO: Por todo lo expuesto, de V.S. solicitamos:

1º) Se nos tenga por presentados, por parte, por constituìdo domicilio
legal y denunciado el real.

2º) Se tenga por contestada, en legal tiempo y forma, la citación en


garantía y demanda dispuesta en autos

3°) Por formulada impugnación en los términos expuestos en los


apartados III.-, IV.- y V.- del presente memorial.

4º) Por acompañada documental y por ofrecida las restantes pruebas que
hacen al derecho de nuestra parte y oportunamente, se dé a las mismas el trámite de ley.

5º) Se tenga presente lo manifestado con relación a las pruebas ofrecidas


por parte del actor en el apartado VII y la pertinente reserva del Caso Federal en los
términos vertidos en el apartado VIII.- del presente memorial.

6º) A los efectos correspondientes, se tenga presente que esta parte


procede a contestar la demanda exclusivamente en base al memorial acompañado por la
parte actora a la cédula de traslado de demanda, cuya suma es “MODIFICA DEMANDA”.
Consecuentemente, se desconoce el contenido de la “DEMANDA” toda vez que la misma
no ha sido acompañada a dicho traslado.

7º) Oportunamente, se rechace la demanda incoada en autos en todas


sus partes, con costas.

PROVEER DE CONFORMIDAD
SERÁ JUSTICIA.-