Вы находитесь на странице: 1из 20

PRIMERA PARTE

CARACTERÍSTICAS DE LA CURVA ESFUERZO-DEFORMACIÓN DEL


CONCRETO EN COMPRESIÓN SIN CONFINAR
En el estudio de estructuras de concreto reforzado es necesario definir la curva esfuerzo-
deformación del concreto confinado y sin confinar, fc - εc. La Fig 1 muestra una curva típica
esfuerzo deformación del concreto sin confinar expresada en forma adimensional con la
relación fc/f’c para los esfuerzos, y εc/ε’c para las deformaciones, donde fc y εc son el esfuerzo
y deformación del concreto en cualquier punto de la curva, f’c es la resistencia en compresión
especificada del concreto, y ε’c es la deformación del concreto cuando éste alcanza el valor
f’c.

Figura 1. Curva esfuerzo-deformación del concreto sin confinar


La Fig 2 muestra la curva esfuerzo-deformación para el concreto no confinado propuesto por
Park y Paulay (1975). En ella se aprecia que para esfuerzos menores que f’c la curva es una
del tipo cuadrática, cuya expresión es igual a:

 2 ε  ε 2 
fc  fc,  ,c   c,   (1)
 εc  εc  

Si se define el módulo de elasticidad del concreto, Ec, como la pendiente de la curva de


la Fig 2 cuando εc =0, Ec sería igual a la derivada de la Ec (1) cuando εc =0, lo que lleva a:

fc,
Ec  2 (2)
εc,

El valor experimental de Ec se obtiene (ACI 318-14) como la secante de la curva esfuerzo-


deformación al punto de la curva donde el esfuerzo es 0.45 f’c.

La Ec (2) indica que la deformación εc, para el modelo de curva esfuerzo-deformación


propuesto por Park y Paulay (1975) queda expresada por:

fc,
εc, 2 (3)
Ec

En algunos casos se emplea el módulo secante Esec como se muestra en la Fig 2, y es igual a:

fc,
E sec  (4)
εc,

De las Ec. (2) y (4) se encuentra que para el caso en estudio: Ec=2Esec.

Figura 2 Curva-esfuerzo deformación del concreto sin confinar (Park y Paulay, 1975)


Para la zona de la curva de la Fig.3 con deformaciones mayores que εc, , Park y Paulay (1975)
sugieren una línea recta que termina en la abscisa εcu=0.0038 para un esfuerzo fc=0.85f’c, ver Fig.2.

Mander et al. (1988) propusieron una expresión para el caso sin confinamiento:

fc, x r
fc  (5)
r  1  xr

donde

εc
x (6)
εc,

Ec
r (7)
E c  E sec

Modelo de Chang y Mander (1994) para la curva esfuerzo-deformación monotónica del


concreto no confinado

Chang y Mander (1994) han propuesto la siguiente expresión para encontrar la curva
esfuerzo-deformación ( fc , εc ) del concreto no confinado:

nx
y (8)
 r  xr
1n   x 
 r 1  r 1

fc ε
donde y  ,
y x  c,
fc εc

además, para fc, en MPa:

fc, 1/4
εc,  (9)
1150

fc,
r  1.9 (10)
5.2

El parámetro n se define como:


Ec
n (11)
Esec

donde:

fc,
Esec  , (12)
εc

La Fig 3 muestra resultados del ensaye a compresión de un cilindro de concreto fabricado


en la Ciudad de México, donde f’c =34.6 MPa. En esta figura también se muestra los
resultados del modelo de Park y Paulay (1975) antes descrito, para la parte no lineal de este
modelo se emplea la Ec (1) con el valor c,medido ε =2,050 εµ. Se aprecia que este modelo da
en este caso una buena predicción de los resultados experimentales, particularmente en la
parte no lineal de la curva. La Fig 3 muestra resultados con el modelo de Chang y Mander
(1994), se aprecia diferencias particularmente en la zona de descenso de esfuerzos en la
curva.
f'c= 34.6 MPa
1.2

1.0
fc / f'c

0.8

0.6
Ensaye de cilindro
0.4
Mander et al., 1988
0.2 Park y Paulay, 1975
Chang, Mander (1994)
0.0
0 1000 2000 3000 4000
με

Figura 3. Curvas esfuerzo-deformación de un cilindro de concreto ensayado en compresión


en México, medida y calculadas.

Para aplicar la Ec (5) de Mander et al. (1988) al caso en estudio, se obtuvo de los resultados
experimentales para Ec el valor 35,400 MPa, y para Esec con la Ec (4) se encontró el valor
16,865 MPa, con estos valores la Ec (7) lleva a r = 1.91. Los resultados de emplear la Ec (5)
para este caso se muestran en la Fig 3. La predicción de la curva en la parte no lineal no es


mejor que la obtenida con la expresión de Park y Paulay (1975) pero en la zona descendente
de la curva al Ec (5) de Mander et al. (1988) se acerca más a los resultados experimentales
que empleando el modelo de Park y Paulay (1975).

SEGUNDA PARTE

CARACTERÍSTICAS DE LA CURVA ESFUERZO-DEFORMACIÓN DEL


CONCRETO EN COMPRESIÓN CONFINADO
La Fig 1 muestra un elemento de concreto sometido al esfuerzos de compresión f’cc y en sus
caras laterales sometido a los esfuerzos de confinamiento fl, generalmente en aplicaciones
prácticas se cumple fl  0.3 fc, . Como resultado de este confinamiento se tiene fcc,  fc, .

Figura 1 Confinamiento en un elemento de concreto

Richart et al. (1929) efectuaron ensayes en compresión de cilindros dentro de una cámara de
aceite con una presión igual a fl , . Encontró que el fluido aportaba un confinamiento “activo”,
es decir que fl , se mantenía constante desde el inicio de la carga axial en el cilindro. Este
confinamiento es diferente que el denominado “pasivo”, como es el caso se zunchos o
estribos cerrados, los cuales requieren la dilatación del concreto para que ocurra el
confinamiento. Richart et al. (1929) encontraron que el esfuerzo de compresión fcc, y el de
confinamiento fl , estaba relacionados por:

fcc, fl ,
 1  kc , (1)
fc, fc

donde kc=4.1

La Fig 2 muestra la curvas esfuerzo-deformación que se obtendrían para concretos no


confinado (línea llena) y confinado (línea punteada).

Figura 2. Curvas esfuerzo-deformación para concretos no confinado y confinado

MODELO DE MANDER et al. (1988)

Figura 3. Modelo de Mander et al. (1988)

Mander et al. (1988) propusieron una expresión para fcc, / fc, , la que expresada en la forma
de la Ec (1) lleva al siguiente valor de kc:


 
2.25  f, 
kc   1  8 l,  1   2 (6)
fl ,  fc 
 
fc,

En la Ec (6) fl , es el esfuerzo de confinamiento lateral efectivo, que resulta de considerar el


volumen de concreto con confinamiento efectivo que se estudia más adelante. La Fig 5
muestra los resultados obtenidos para la relación fcc, / fc, empleando la Ec (1) de Richart et
al. (1929) y los obtenidos con la Ec (6) en función de fl , / fc, . Se aprecia que los resultados
obtenidos con la Ec (1) de Richart y los de la Ec (6) son semejantes.

2.5

2
f'cc / f'c

1.5

0.5
0 0.05 0.1 0.15 0.2 0.25 0.3
f'l /f'c

Richart Mander

Figura 5. Resistencia calculada a compresión de un concreto confinado empleando las


expresiones de Richart et al. (1929) y Mander et al. (1988).

Para fines de diseño Mander et al. (1984) propusieron la siguiente expresión para fcc, :

fcc, fl , fl ,
 1  5.5 , para ,  0.1 (7)
fc, fc fc

La Fig 6 permite comparar valores de kc propuesto por Richart et al. (1929) y los que se
obtendrían con las Ec (6) y (7):


 
Figura 6. Parámetro kc en los modelos de Richart et al. (1929) , Mander et al. (1988) y Mander
et al. (1984) para la resistencia a compresión de un concreto confinado

La Figura 7 muestra resultados para la relación fcc, / fc, encontrados por Tanaka (1990) en
ensayes en compresión de cilindros de concreto confinados con espirales de resistencia media
(esfuerzo de fluencia de 161 a 316 MPa) y con espirales de alta resistencia (1151 a 1352
MPa). Estos resultados se comparan con los obtenidos empelando las Ec (1) y la Ec (6) de
Mander et al. (1988). Se aprecia que la correlación entre estos resultados son aceptables.


 
Figura 7. Resultados de ensayes de cilindros de concreto con confinamiento (Tanaka, 1990)
y predicción con expresión de Mander et al. (1988)

El esfuerzo del concreto confinado, fc, está dado por:

fcc, x r
fc            (8)
r  1  xr

donde

εc
x               (9)
εcc

  fcc' 
εcc  εc, 1  5  '  1   (10)
  fco  

Ec
r             (11)
E c  E sec

Se debe observar la analogía de este caso con la del concreto sin confinar.

Los modelos anteriores para el cómputo de la resistencia a compresión de secciones


confinadas consideran que el confinamiento es el mismo en ambas direcciones, con el valor


 
fl , , cuando se tiene confinamientos diferentes en las direcciones x y y de la sección confinada,
con los valores efectivos de esfuerzos de confinamiento f’lx y f’ly, respectivamente, se puede
emplear la gráfica de la Fig 8 (Mander et al., 1988). En esta Figura f’l1 es el menor de los
esfuerzos f’lx y f’ly .Este caso de confinamiento diferente en las direcciones x y y ocurre
generalmente en secciones rectangulares de elementos de concreto con estribos.

f’cc  / f’c
1 1.5 2 2.5
0.00

0.05

0.10 f'l2 = f'l1
f’l2  / f’c 

0.15

0.20

0.25

0.30
0                                      0.1                   0.2           0.3
f’l1  / f’c

Figura 8. Resistencia a compresión de secciones confinadas para el caso de diferentes


esfuerzos efectivos de confinamiento en las direcciones x y y (Mander et al., 1988).

Cilindros de concreto confinados con bandas de acero

La Fig 9 muestra un cilindro de concreto confinado con bandas de acero, las bandas son de
ancho s y área transversal Ab, con esfuerzo de fluencia fyh. Se estudia el aumento de la
resistencia a compresión que se origina por este confinamiento.

10 
 
Figura 9. Cilindro de concreto confinado con bandas de acero

La Fig 10 muestra el diagrama de cuerpo libre de una sección del cilindro. Se considera que
el diámetro de la sección de concreto confinado, ds, se mide a centros de las bandas, por lo
que el área de concreto de la sección confinada, Acc, es :

Figura 10- Confinamiento en un cilindro de concreto

ds2
Acc  π (12)
4

Del equilibrio se obtiene la presión de confinamiento:

2 Ab fyh
fl  (13)
s ds

11 
 
Definición de cuantía volumétrica del refuerzo de confinamiento en una columna
circular (ρs)

El coeficiente ρs se define como la relación entre el volumen de confinamiento, Vconf, y el


volumen del concreto confinado, Vcon:

Vconf π Ab d s 4 Ab
ρs    (14)
Vcon π d s2 s s ds
4

De las Ecs (13) y (14)

ρs fyh
fl  (15)
2

TERCERA PARTE

Confinamiento efectivo en secciones transversales circulares confinadas con estribos


cerrados

La Fig 9a muestra una sección transversal confinada de una columna circular, de diámetro h,
con estribos cerrados y refuerzo longitudinal con área total Ast . La separación entre estribos
medido a eje del estribo es s, y la distancia libre a cara de estribos es s’.

Para deformaciones en compresión mayores que alrededor de 0.004, se pierde el


recubrimiento de concreto y el área confinada es

ds2
Acc  π  Ast (8)
4

La Fig 9b muestra una elevación de la columna en estudio, la que muestra la acción de arco
en el confinamiento. Se supone que la forma de este arco es el de una parábola con una
pendiente en su extremo de 45º, ver Fig 9b. Debido a este efecto el diámetro de la sección
confinada, ds, se reduce a cada lado en la distancia s’/4, ver Fig 9b. Con estas consideraciones,
el área efectiva de la sección confinada en una sección transversal a media altura entre
estribos consecutivos, Ae, es, ver Fig 9b:
2
ds2  s, 
Ae  π  1   (9)
4  2ds 

12 
 
donde s’ es la distancia a claro libre entre estribos.

La Fig 9c muestra las diferentes zonas de confinamiento en una columna circular.

(a) (b)

(c)

Figura 9. Confinamiento en columnas circulares con estribos cerrados

La carga efectiva que resiste la sección confinada, Pcc, se puede obtener como:

Pcc  fcc, Acc  fc, Acc  kc fl Ae (10)

La que expresada en términos de esfuerzo es:

Ae
fcc,  fc,  kc fl (11)
Acc

13 
 
La relación Ae/Acc se conoce como coeficiente de confinamiento efectivo, ke:

Ae
ke  (12)
Acc

Combinado las Ecs (8), (9) y (12) se tiene:


2
 s, 
1  
 2d s 
ke  (13)
(1  ρcc )

donde ρcc es igual a

Ast
ρcc  (14)
Acs

donde Acs es el área del refuerzo longitudinal definida por el diámetro ds.

De las Ecs (11) y (12) se define el confinamiento efectivo fl , :

fl ,  ke fl (15)

De las Ecs (5) y (15):

1
fl ,  ke ρs fyh (16)
2

Confinamiento efectivo en secciones transversales de columnas rectangulares


confinadas con estribos cerrados

La Fig 10 muestra un ejemplo de estribos cerrados permitidos por el ACI 318 en columnas
rectangulares. Se aprecia que esta normativa permite dobleces alternados en extremos de
ganchos con un ángulo de 90º, esta práctica no es recomendable, otras normativas especifican
un ángulo mínimo del gancho de 135º.

14 
 
Figura 10. Estribos y ganchos en columnas rectangulares de acuerdo con el ACI 318

La Fig 11(a) muestra una sección rectangular con estribos cerrados y ganchos. Se muestra
para la sección transversal de la columna, el efecto de arco horizontal en forma de parábola,
que se forma entre barras de refuerzo longitudinales que tienen restringido el desplazamiento
lateral por el efecto de ganchos individuales, o de ganchos a 135º o esquinas de estribos
cerrados. La Fig 11 (b) también muestra una elevación de parte de la columna, con el efecto
del arco vertical, el que también se supone tiene forma de parábola, este efecto es del mismo
tipo anteriormente comentado para columnas circulares. También la Fig 11(a) muestra en
achurado de manera esquemática el efecto que resulta de la combinación del efecto de arco
horizontal y vertical, lo cual llevaría a la formación del área efectiva de concreto confinado,
Ae .

15 
 
(a) Efecto de arco horizontal combinado con el efecto de arco vertical

b) Efecto de arco vertical

Figura 11. Ilustración del efecto de arco horizontal y vertical en una sección confinada de
una columna rectangular

La Fig 12 muestra la sección transversal de una columna rectangular con un área de refuerzo
longitudinal, Ast, con estribos cerrados y ganchos, las dimensiones de la sección confinada,
medida a centros de estribos, son iguales a hx y hy, en las direcciones x y y, respectivamente.
La distancia a cara de barras de refuerzo longitudinal con movimientos en el plano
restringidos es wi, como en el caso de la columna circular, se forma una parábola con

16 
 
pendiente en uno de sus extremos igual a 45º, la que forma un área de concreto sin confinar
igual a  w i  / 6 .
2

Figura 12. Areas confinadas en una columna rectangular con refuerzo transversal

El área de la sección confinada, Acc, es :

Acc  hx hy  Ast (17)

Acc  hx hy 1  ρcc  (18)

donde cc es la cuantía definida por la relación Ast / (hx hy)

El área efectiva por el efecto de arco horizontal, Aeh, es:

17 
 
 wi, 
2

Aeh  Acc  (19)


6

Si se toma en cuenta el efecto de arco vertical, este efecto reduce el área de manera análoga
2
 s, 
a la reducción que da la Ec (9), pero en lugar del término del caso anterior,  1   , éste
 2ds 
 s,   s, 
se reemplaza por el factor  1    1   . El área efectiva Ae se obtiene combinando
 2h x   2h y 

este factor del efecto de arco vertical y el efecto de arco horizontal dado por la Ec (19), lo
que lleva a:


 wi,  
2
  1  s
,
 s, 
Ae  hx hy    
  2hx  1 (20)
 6   2hy
  

EL factor ke se define como la relación entre Ae y Acc, con las Ec (18) y (20), lleva a:

 n
, 2 
A 1
 
  wi   ,
 , 
ke  e   1  i 1  1  s  1  s 
 
(21)
Acc 1  ρcc  6 hx hy   2hx   2hy 
 
 

La Fig 13 muestra que en secciones rectangulares con estribos y/o ganchos, la presión de
confinamiento puede ser diferente en x y y. En el caso de la dirección y, la Fig 13 muestra la
fuerza de tracción resistente de los estribos con área total Ashy en la cara de dimensión hx s
es Ashy fyh , y la fuerza causada por la presión de confinamiento es fly hx s . Del equilibrio de
estas fuerzas se tiene:

Ashy fyh
fly  (22)
hx s

18 
 
Figura 13. Presión de confinamiento en una columna rectangular con estribos cerrados

Con un procedimiento análogo como muestra la Fig 13, en la dirección x se obtiene:

Ashx fyh
flx  (23)
hy s

Se definen la cuantías ρx y ρy :

Ashx
ρx  (24)
hy s

Ashy
ρy  (25)
hx s

De la combinación de las Ecs (22) a (25):

flx  ρx fyh (26)

fly  ρy fyh (27)

De las Ecs (15), (26) y (27) se tienen las presiones de confinamiento efectivas flx, y fly, :

flx,  ke ρx fyh (28)

fly,  ke ρy fyh (29)

donde ke está dado por la Ec (21).

La cuantía volumétrica del refuerzo transversal en una columna rectangular con estribos, ρs ,
se define como:

19 
 
ρs  ρx  ρy (30)

Referencias

Chang, G.A. y MAnder J.B. (1994) “Seismic Energy Based Fatigue Damage of Bridge
Columsn: Part I – Evaluation of Seismic Capacity”, Technical Report NCEER—94-0006,
National Center for Earthquake Engineering, USA.

Mander, JB, Priestley, MJN, y Park, R. (1988), “Theoretical Stress-Strain Model for
Confined Concrete”, Journal of Structural Engineering, Vol 114, No 8, pp1804-1826

Mander, JB, Priestley, MJN, y Park, R. (1984), “Seismic design of bridge piers”, Research
Report No 84-2, University of Canterbury, New Zealand.

Richart, FE, Brandtzaeg, A., y Brown, R.L. (1929) “The failure of plain and spirally
reinforced concrete in compression”, Bulletin 190, University of Illinois Engineering
Experimental Station, Champaign, Illinois.

Tanaka, J. y Park, R. (1990), “Effect of Lateral Confining Reinforcement on the Ductile


Behaviour of Reinforced Concrete Columns”, Report 90-2, University of Canterbury, New
Zealand.

20