Вы находитесь на странице: 1из 3

EL ÉBOLA

El Ébola es un virus peligroso que puede


enfermar mucho a la gente y hasta
provocar la muerte. El virus está
causando muchos problemas en África
occidental, donde existe un brote de
Ébola que se está extendiendo
rápidamente. Los expertos en medicina
del mundo están tomando medidas para
parar el Ébola y tratar a las personas
enfermas.
El Ébola es también denominado fiebre hemorrágica del Éboladado que puede
hacer que el cuerpo genere una hemorragia (sangrado). El Ébola es muy
contagioso. Por lo general pone en peligro la vida. Hace que el sistema
inmunológico del cuerpo pase a un estado hiperactivo, lo cual conlleva a un
sangrado grave, insuficiencia de órganos y la muerte.
Cuando se hace un buen diagnóstico del Ébola y se aísla y atiende a los
pacientes, el riesgo de pasar la enfermedad a otros es bajo.
¿Qué sucede cuando alguien tiene Ébola?
El Ébola, por lo general, comienza con síntomas como fiebre y dolor de cabeza.
Estos síntomas son similares a los de la gripe. Pero puede empeorar y conllevar
a un sangrado peligroso y dificultades para respirar graves.
Es muy importante que las personas infectadas reciban tratamiento
inmediatamente. Las personas que sufren de Ébola son tratadas de una manera
especial para que la enfermedad no se extienda a los médicos, las enfermeras
u otras personas de la familia o de la comunidad en las que viven.
¿Cómo se contrae?
Los médicos no están seguros sobre cómo la primera persona contrae el Ébola
al iniciarse un brote, pero se cree que es posible que el virus se contraiga al tocar
o comer animales infectados. Se cree que los animales tropicales de África que
tienen el virus son los simios, gorilas, chimpancés, monos, murciélagos que se
alimentan de frutas, antílopes y el puerco espín.
El Ébola se disemina a través del contacto directo con líquidos
corporales. Las personas pueden contagiarse del virus al manipular o tocar
gotas de sangre, orina (pis), saliva u otros líquidos corporales de una persona
infectada con la enfermedad. También se pueden contagiar al tocar objetos que
se han contaminado con la sangre o los líquidos infectados.
Por eso, el Ébola puede diseminarse muy rápido dentro de las familias. También
se puede extender rápidamente en los centros de tratamiento si las personas
que cuidan de los enfermos no utilizan equipo de protección personal, como
guantes y máscaras.
El Ébola no se transmite mediante el agua o los alimentos, como lo hacen
otros virus. Tampoco se traslada por el aire como un resfrío o una gripe.
¿Qué tan contagioso es?
Una persona con Ébola es
contagiosa después de comenzar a
sentir los síntomas del virus que
produce la enfermedad. En las zonas
que existe un brote de Ébola, toda
persona que no se sienta bien debe
buscar atención médica
inmediatamente y evitar el contacto
con otras personas.
Una vez que la persona con Ébola comienza a sentirse enferma, es contagiosa
mientras el virus permanezca en la sangre y en los líquidos corporales. El virus
puede permanecer en el cuerpo durante varias semanas después de comenzar
a sentirse mejor; lo cual significa que todavía puede pasar el virus a otra persona.
Por eso es tan importante que la gente infectada con el virus se mantenga bajo
cuidado médico y alejada de otras personas.
¿Cómo se da cuenta una persona de que padece Ébola?
Los primeros síntomas del Ébola pueden aparecen entre 2 y 21 días después de
haber estado expuesto al virus. La mayoría de las personas comienzan a tener
síntomas unos 8-10 días después de haber estado expuestos al virus.
Las primeras señales del Ébola son las siguientes:
 fiebre
 dolor de cabeza
 dolores musculares y de las articulaciones
 debilidad y cansancio
 dolor de garganta
 escalofríos
A medida que la enfermedad empeora, es posible que las personas tengan los
siguientes síntomas:
 hemorragia interna o externa
 se sientan enfermas y vomiten
 diarrea
 sarpullido
 dolor en el pecho o el estómago
 problemas para respirar o tragar
En las últimas etapas de la enfermedad, el Ébola puede producir hemorragias
graves, coma, insuficiencia de órganos y muerte.
¿Qué hacen los médicos?
Para evitar la propagación del Ébola, es muy importante identificar
inmediatamente quién la posee.
Identificar una enfermedad como el Ébola puede ser un desafío dado que los
primeros síntomas de la enfermedad son similares a los de otras enfermedades
que son menos peligrosas. Por lo tanto, cuando una persona se enferma
después de haber estado en un lugar donde existe Ébola, debe aislarse
inmediatamente para evitar el contacto con otras personas. Los
profesionales a cargo de la atención médica deben usar un equipo de protección
personal antes de examinar al paciente.
Los médicos también pueden llevar a cabo pruebas de función hepática o
análisis de sangre. Los análisis de sangre de Ébola deben enviarse a laboratorios
especiales para ser analizados, de manera que los resultados pueden tomar más
tiempo. La mayoría de las personas con Ébola necesitan cuidados intensivos en
una unidad aislada en un hospital o centro médico bien equipado. Los equipos
médicos de un hospital ofrecen los siguientes tratamientos para la gente con
Ébola:
 le dan mucho líquido para mantener al paciente bien hidratado
 mantienen el nivel de oxígeno y presión sanguínea estables
 les hacen transfusiones para recuperar la sangre perdida
 tratan los problemas (como convulsiones u otras infecciones) a medida
que ocurren
Existes ciertos tratamientos experimentales para tratar el Ébola que se han
probado en animales, pero no han sido aprobados oficialmente para el uso en
seres humanos.
¿Cómo puede protegerse la gente?
No existe una vacuna para prevenir el Ébola, si bien los investigadores científicos
han estado trabajando en el desarrollo de una. Es muy difícil prevenir esta
enfermedad, ya que los médicos no están completamente seguros de cómo la
gente la adquiere al comienzo de un brote.
La mejor manera de protegerse contra la infección del Ébola es evitar los lugares
donde existen brotes. Aquellas personas que viajan a África, en particular a
África occidental, deben obtener información del sitio web sobre el Ébola del
CDC, para saber dónde está presente el Ébola y evitar estas regiones. Este sitio
cuenta con información detallada sobre dónde hay brotes de Ébola, con el fin de
ayudar a los viajeros a evitar estas regiones.
Si te encuentras en una zona en la que existe Ébola, debes hacer lo siguiente:
 evitar el contacto con personas enfermas
 evitar el contacto con toda persona que haya tenido Ébola en los últimos
2 meses
 lavarte las manos con frecuencia
 no tocar o comer animales salvajes
El Ébola es la enfermedad más peligrosa conocida en la historia de la
humanidad. Pero los médicos aprenden más de la enfermedad cada día que
pasa. Con el tiempo, y gracias a los estudios de investigación y a las vacunas, el
Ébola dejará de ser un peligro. Pero hasta que llegue ese momento, la mejor
manera de evitar la diseminación de la enfermedad es tratar a la gente
inmediatamente y aislarla en áreas de atención alejadas del resto de la gente.