Вы находитесь на странице: 1из 4

.

La solidaridad es una condición del ser humano que complementa las


actitudes sociales de un individuo, de forma pues que cuando una
persona es solidaria con los demás, mantiene una naturaleza social en el
entorno en el que se desarrolla personalmente. La solidaridad conduce
al desarrollo sustentable de los pueblos, por eso, es fundamental que
sea empleada en pro de los beneficios que puede ofrecer a una
determinada causa. Será importante aplicar cuando alguno de nuestros
seres queridos, ya sean amigos o familiares, tengan algún problema en
el que nuestra ayuda o compañía sean un aporte para mejorar en cierto
modo la situación.

¿Por qué ocurre esto?

Está claro que los seres humanos tenemos, en general, un comportamiento prosocial, nos
gusta ayudar (en muchos casos sin importar los resultados) ya que ser solidarios aumenta
nuestra felicidad y autoestima, pero aún así, nuestra psicología no deja de ser "efectista", es
decir, las personas somos proclives a ser más generosas al final de una campaña caritativa
(más aún si es exitosa), simplemente porque nos causa una mayor satisfacción, ya que
tendemos a creer que de esa forma conseguiremos un impacto personal más significativo en
el resultado, o sea, nos hace suponer que hemos sido más influyentes en la obtención del
objetivo.

QUE OPINAN LOS PSICOLOGOS DE LA SOLIDARIDAD

El ser humano es solidario por naturaleza, seguramente la inmensa mayoría de


nosotros hemos hecho en algún momento una donación, por pequeña que sea, a alguna
causa benéfica. Aún así, es bueno saber que incluso para ser solidarios y colaborar con
una causa noble, la psicología humana muchas veces se basa en determinados
condicionantes.

CLASES

solidaridad activa En la solidaridad pasiva los sujetos vinculados por este nexo solidario
son los deudores, donde cualquiera de ellos puede ser compelido por el acreedor a abonar
la prestación íntegra, y cualquiera de los deudores se libera y libera a sus codeudores,
abonándola. El que pagó por todos se subroga en los derechos del acreedor (art. 768). Lo
que puede reclamar a sus codeudores es la parte que cada uno debió abonar si fue fijada
porcontrato, o surgir del interés de cada uno en el negocio, o si no puede decidirse por lo
antes expuesto se considera que todos deben lo mismo (art. 717). Los únicos deudores
solidarios que no pueden repetir lo pagado son aquellos cuya responsabilidad ha surgido
de la comisión de un delito, según el artículo 1082.

pasiva Cuando en las obligaciones solidarias la concurrencia de


varios sujetos se produce en el lado pasivo, se dice que hay
una obligación solidaria pasiva o deuda solidaria. Los deudores
solidarios están obligados todos ellos a realizar la prestación en favor
del acreedor, debiendo pagar enteramente el codeudor solidario al que
el acreedor exigiere el cumplimiento. Una vez pagada la deuda,
la obligación se extingue. Mientras el acreedor no reciba la totalidad
de laprestación, está facultado para reclamar a los distintos deudores,
conjunta o sucesivamente; es el llamado «ius variandi» del acreedor.
La solidaridad en la deuda, pues, no significa una multiplicación del
importe de la deuda, sino una multiplicación de las posibilidades de
obtener el cobro del crédito.

Solidaridad mecánica
La solidaridad mecánica es aquella que se produce en sociedades con poca o
ninguna división en el trabajo, en las cuales las funciones suelen ser las mismas para
todas las personas, independientemente de su estado o condición social. En este sentido,
los vínculos de cooperación y colaboración se establecen entre los individuos para la
realización de tareas o el cumplimiento de objetivos que no exigen capacidades
especiales. Como tal, es el tipo de solidaridad más primitiva (contextos rurales y
familiares). Se basa en un sentimiento de unión, producto del sentido de igualdad entre
los individuos, y una comunidad de creencias y sentimientos.
Solidaridad orgánica
La solidaridad orgánica es aquella que se produce en sociedades que presentan una
marcada división del trabajo. Como tal, es característica de las sociedades modernas
capitalistas, donde los individuos se especializan en distintas tareas y conocimientos, lo
cual genera una red de interdependencias donde todas las personas necesitan de los
servicios o conocimientos de las otras. En este sentido, la solidaridad orgánica establece
un sistema de relaciones funcionales, donde los vínculos de cooperación entre los
individuos se producen con base en los conocimientos y las soluciones que cada cual
pueda aportar para las necesidades del otro.