Вы находитесь на странице: 1из 409

Isekai Mahou wa Okureteru!

(LN) – Volumen 4 /
ArtyomPDF

1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 /
ArtyomPDF

2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 /
ArtyomPDF

4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Prólogo: Reiji Y Compañía, Una Vez Más,


Hacia El País Del Emperador

Mirando hacia el aire, todo lo que llenaba su visión era el claro cielo azul.
De vuelta en su ciudad natal, edificios altísimos rodearían su visión y no
podría ver nada más que el cielo azul, pero en este otro mundo no había
nada a interponerse en el camino. En este día, ellos llegaron a la frontera
entre Astel y Nelferia y fueron recibidos por este penetrante cielo azul.

Eran varios días después de que Suimei intentó convencer a Liliana esa
noche. El Héroe de Astel, Reiji y su grupo, llegaron a la fortaleza que
permanecía en la frontera nacional del Imperio Nelferia. Reiji terminó
su inspección por delante de los demás, y ahora estaba mirando la tierra
que se extendía ante él. Mizuki, quien terminó su inspección después,
rápidamente se colocó a su lado.

“Reiji-kun. Finalmente llegamos al Imperio de Nelferia, ¿huh?”.

“Un. Es cierto”.

Mizuki estaba apuntando una dulce sonrisa hacia él, mientras él


respondía con una amable expresión. Después de dejar Ciudad Kurant,
ellos usaron caballos para dejar el dominio de Hadorious. Viajaron por
el gran camino que conectaba Astel, Nelferia, la Alianza Saadias y el
estado autónomo. Hasta la frontera, todo el paisaje a su alrededor era
verde. Pero después de cruzar la frontera, la cantidad de verde
disminuyó a medida que la geografía mostraba las características de una
tierra tallada por los ríos. Cuando alcancen el Capitolio Imperial, el verde

6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

volvería una vez más, pero no volverían a ver un bosque tan grande por
un tiempo. Mizuki entonces habló sinceramente sobre el paisaje.

“De alguna manera pensé esto antes también, pero este paisaje se parece
al Gran Cañón, ¿verdad?”.

El paisaje ante ella le recordó una escena que ella a menudo veía en
imágenes y en televisión. Tal como ella sugería, el Gran Cañón era
también un terreno excavado por ríos hace mucho tiempo. Justo antes
de ellos había un gran valle que tenía un río muy estrecho, pero
profundo, que fluía a través de él.

“¿Qué piensa Reiji-kun de este lugar?”.

“¿Eh? Un. No emite tanto de una sensación de robustez, pero


ciertamente da una impresión muy similar”.

“¿Cierto? Aaaah, tenemos que pasar por aquí otra veeeeez. De ningún
modooooo”.

“¿Es tedioso?”.

“Quiero decir, la última vez que pasamos por aquí se rompieron mis
zapatos...”.

“Ahora que lo mencionas, eso sucedió, ¿huh?”.

7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mizuki estaba haciendo una mueca como si estuviera cansada de todo y


bajando su cabeza hacia abajo, abatida. Luego, ella comenzó a mirar sus
pies.

“Mis pies también se pondrán doloridos”.

“Tienes magia, así que, ¿no está bien?”.

Reiji estaba siendo optimista, pero aún no aclaraba el estado de ánimo


de Mizuki, ya que ella comenzó a hacer pucheros. La mayor parte del
camino frente a ellos estaba bien mantenido, sin embargo, había una
sección donde tendrían que desmontar de los caballos y caminar. Esa
parte del camino era muy escarpada, no solo eso, las rocas descubiertas
sobresalían en todas partes. Mizuki, que no estaba acostumbrada a
caminar por los senderos de las montañas, había roto sus tenis que ella
trajo desde el otro mundo. Resultó que eran uno de sus favoritos, así que
ella estaba bastante deprimida cuando sucedió. Cuando cambió a
zapatos nuevos, que no eran tan cómodos, solo mostró un rostro de
decepción.

"¿Pero sabes, Reiji-kun? Usando magia para suavizar el dolor todo el


tiempo también es bastante problemático, ¿no?”.

“Ya veo. Después de que el efecto desaparece, tienes que lanzar todo otra
vez, ¿huh?”.

“Eso es, eso es. Reiji-kun seguro lo tiene a gusto. Tus pies no terminan
lastimados, ¿verdad?”.

“Eso es... Bueno, eso es porque tengo la protección divina”.

8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Hey, hey, ¿puedes compartir un poco de eso conmigo?”.

Mizuki miró a Reiji con una sonrisa encantadora mientras le suplicaba


con las manos entrelazadas frente a su pecho, pero...

“Eso es imposible”.

“¡Tacaño, tacaño, tacañooooo!”.

Mizuki lindamente hinchó sus mejillas. Él se sentía mal por ella, pero no
se podía hacer lo que no se podía hacer. Si fuera algo que él pudiera
compartir con ella, él lo habría hecho sin que ella siquiera lo hubiera
pedido. Reiji luego devolvió su mirada hacia el cañón. Pasar por una
segunda vez de alguna manera se estaba moviendo hacia él.

“Pasar por aquí de otra vez, es una especie de extraña sensación...”.

Mientras se deja llevar por sus emociones...

“―Está bien ¿no? Después de todo, dicho y hecho, la última vez Reiji-
sama saltó sobre él”.

“¡¿Heeh?! A-Ahahahaha...”.

Reiji se giró hacia la voz en confusión. Titania había terminado con su


inspección y ahora estaba hablando con él con una sonrisa en su rostro.
Reiji solo podía girar con una sonrisa incómoda ante sus palabras.

9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Tia, ¿pensé que ya fui perdonado por eso?”.

“Eeeh. ¿No está bien para mí quejarme un poco?”.

“Es cierto. Es justo como dice Tia. ¿Crees que también te perdonaría tan
fácilmente?”.

“Au. Mizuki...”.

Su amiga lo había traicionado. Al lado de Reiji, que ahora estaba


haciendo una amarga expresión, Mizuki y Titania sonreían e iban
perfectamente sincronizadas. Mientras sucedía eso, su escolta Caballero,
Luka, salió de la fortaleza. Luego de una inspección más cercana, ella
llevaba algo desconocido en sus manos. En poco tiempo, ella se acercó al
lado de Titania.

“Su Alteza, usted olvidó esto”.

“Ara, ¿Luka? ¡¿Hubo al―go?!”.

En el momento en que Titania, que había estado sonriendo con Mizuki


en ese momento, se dio vuelta para mirar a Luka, ella de repente se
congeló en su lugar. Reiji estaba confundido sobre por qué ella estaba
tan sorprendida. No era tan extraño olvidar algo. Mizuki ladeó su cabeza
hacia un lado.

“¿Qué sucede?”.

10
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡N-N-N-N-N-No sucede nada, Mizuki!”.

Ella estaba completamente aturdida por la pregunta de Mizuki. Por su


lado, Reiji estaba mirando el paquete que Luka estaba sosteniendo. El
paquete tenía una larga forma cilíndrica, al tocarlo se escuchaba un
ruido metálico.

“... Esto es, una espada. ¿verdad? ¿Es de Tia?”.

“¡¿Haa―?! ¡Reiji-sama ¿cuándo lo hiciste?!”.

“Así que te estabas aferrando a algo como esto, ¿huh? Una espada, eso
es un poco sorprendente”.

“Eso es, uuuuum... es... um...”.

“¡¿Aaaah?! ¡Hey! ¡Hey! ¿Podría ser esa la espada atesorada de la Familia


Real? ¡¿Ese tipo de espada que no es muy útil en la práctica, pero que la
Realeza debe llevar consigo cuando salgan en un viaje para establecer su
autoridad?!”.

“¡¿Aah?! ¡Es cierto! ¡Es como dice Mizuki! ¡Es exactamente eso!”.

“... Tia, de alguna manera, creo que por un momento ahora has estado
actuando terriblemente desesperada...”.

“¡Esa es solo la imaginación de Reiji-sama!”.

11
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Titania lo negó con tanta fuerza que ahora le caía el sudor por la frente.
Ella era incapaz de calmarse. Ella estaba muy inusualmente en un lío
completo. A su lado, Mizuki de repente recordó algo y miró hacia el cielo.

“Una espada, ¿huh?... Eso me recuerda, la espada de Reiji-kun se ha


vuelto bastante desgastada, ¿cierto?”.

“Sí, es cierto…”.

Era justo como Mizuki había dicho, Reiji puso una expresión preocupada
y sacó la espada de su cintura. Cuando levantó su espada de la funda,
pudo ver que estaba cubierta de roturas. La fuente del daño provino de
la lucha con los Demonios y de la lucha con Rajas. Además de oscilar una
espada con solo una cantidad limitada de experiencia, los
enfrentamientos con los puños de Rajas habían desprendido
significativamente el orichalcum de la hoja. Mientras miraba la hoja,
Titania se aclaró la garganta y habló.

“Si vamos al Imperio, creo que habrá un herrero cualificado. Si no se


puede arreglar allí, creo que estará bien pedir que se haga una nueva.
Aunque personalmente, preferiría que pudiéramos aguantar hasta llegar
al estado auto gobernado y a la Alianza Saadias...”.

Titania estaba haciendo un rostro como si no pudiera evitarse renunciar


a ello. Luego, Reiji la cuestionó sobre esto.

“Tia. ¿Son asombrosos los herreros de la Alianza?”.

“Sí. Creo que ya he mencionado que la Alianza Saadias fue formada por
la unión de muchos países. Hace mucho tiempo, cuando estaban

12
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

decidiendo sobre los líderes de la Alianza de todos esos países, los


representantes de cada país competían con espadas”.

“¡Ah! ¡Es por eso que incluso ahora todo lo que tiene que ver con las
espadas es bastante popular allí, ¿verdad?!”.

“Sí, cuando se trata de técnicas de espada, herrería y el trato de fuertes


espadachines, ellos difieren de otros países”.

Reiji entonces levantó su espada de orichalcum y estaba mirando a lo


lejos en la distancia.

“Un país de espadas, ¿huh?... También me gustaría recibir


entrenamiento de espada allí. En ese tipo de lugar lleno de fuertes
espadachines”.

Justo después de decir eso, Reiji agregó un “es broma”, para tratar de
encubrirlo como una broma, pero Titania lo siguió de todos modos.

“Si recuerdo correctamente, de las Siete Espadas, tres de ellas deberían


estar en la Alianza Saadias. Si tenemos la oportunidad de ir allí, podemos
encontrarnos con ellos”.

“Escuché sobre las Siete Espadas muy a menudo, pero, ¿son fuertes?”.

“El título de las Siete Espadas se otorga a aquellos que son elogiados
como los espadachines más fuertes de todo el continente del Norte. Se
dice que sus habilidades hacen que cada uno de ellos sea el equivalente
de mil soldados”.

13
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Mil es increíble! ¡Un guerrero que iguala a mil! ¡Es un Lü Bu de la vida


real!”.

Las palabras de Titania desataron el corazón chuuni dentro de Mizuki.

“Incluso en el Imperio, hacia donde nos dirigimos ahora, hay un


espadachín con el nombre de “Arc Shadow*”. Después de elevar sus
hazañas militares en muchas batallas nocturnas y emboscadas, ellos le
consideraron el espadachín más destacado del Imperio. El ejército, de
las naciones en la frontera Sur del Imperio, ha sido testigo de su fuerza
en los lugares más inesperados. Hasta el punto en que hay incluso
canciones sobre ellas que la gente usa para sus desobedientes hijos”.
(NT: Arco de Tinieblas, Arco Sombrío, Sombra de Arco/Curvada).

“El tipo de canción donde dicen que, si no escuchas, ese tipo vendrá
¿verdad? Eso es increíble”.

Mientras Reiji mostraba su total admiración, por alguna razón, Titania


repentinamente se puso en aires de saberlo todo.

“He hablado con muchos espadachines, pero no creo que haya una razón
para que Reiji-sama aprenda el manejo de la espada al lado de otro
¿verdad?”.

“¿Por qué es eso?”.

“Después de todo, los músculos de Reiji-sama para la espada son buenos.


También aprendiste los fundamentos en el Castillo. En lugar de
curiosamente tratar de asimilar las habilidades con la espada de los
demás, sería mejor que te mejoras a ti mismo como lo has estado
haciendo”.

14
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Tia, ¿puedes decir sobre este tipo de cosas?”.

“¿Eh? Ah, ¡y-yo solo tuve ese tipo de sentimiento! ¡Después de todo,
Reiji-sama es el Héroe!”.

“... Tal como dijo Reiji-kun, Tia está un poco rara hoy”.

“¡Estoy diciendo que es solo tu imaginación!”.

“... Bueno, dejando de lado, si tomo algún entrenamiento, es imposible


dirigirse hacia la Alianza Saadias de inmediato”.

Reiji dijo esto mientras devolvía su espada a su vaina y entonces dirigió


una expresión seria a Mizuki y Titania.

“Nos dirigimos comprobar los movimientos de esa Princesa del Imperio


que conocimos antes, ¿no? Tia, ¿qué piensas de eso?”.

“¿Me pregunto? No sé exactamente cuál es la intención de ese hombre”.

Era raro para Titania mostrar su disgusto tan claramente. Parecía que
realmente no se llevaba bien con Hadorious. En el momento en que él
les había dicho en la Ciudad Kurant que fueran al Imperio, Reiji recordó
cuando estalló en furia como un furioso fuego al ir y protestar. Al final,
aunque también estaba el caso de Gregory. Ellos no podían hacer nada
más que darse por vencido y cumplir.

15
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Ese hombre, la próxima vez que nos veamos definitivamente lo haré
rechinar sus dientes”.

“Uwa, Tia está súper motivada”.

“¡Por supuesto que lo estoy!”.

Parecía que estaba predeterminado que ella haría que Hadorious se


sintiera amargado. Yendo tan lejos como apretar sus puños, ella estaba
ardiendo con espíritu de lucha. Reiji luego decidió preguntar sobre la
fuente de todo este conflicto.

“Parece que Tia siempre fue así con respecto a esa persona. ¿Sucedió algo
con Duque Hadorious en el pasado?”.

“¿Eh...? Sí, bueno, sucedieron varias cosas”.

Titania dejó que su mirada divagara y desvió la mirada. Ella estaba


siendo bastante vaga, pero Luka, que estaba de pie detrás de ella, habló
en su lugar.

“Eso es porque Su Alteza la Princesa previamente tuvo un combate con


Duque Hadorious y―”.

“¡¿L-Luka―?!”.

“¿Eh? ¿Un combate? ¿Tia tuvo un combate con Duque Hadorious?”.

16
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Heeeh, ¿qué tipo de combate?”.

Reiji preguntó lleno de interés, pero Titania no tenía intención de


responder y le gritó a Luka.

“¡¡Luka!! ¡Estás siendo muy descuidada hoy!”.

Mientras alzaba su voz, Gregory y Roffrey finalmente terminaron su


inspección y estaban caminando con los caballos. Lo que entró en su
visión, fue Mizuki alegremente saludándoles, y Titania haciendo una
expresión completamente desesperada hacia Luka. Mirando a las chicas
con un tranquilo rostro, Reiji luego miró hacia el Imperio. El clima era
perfecto para un viaje, sin embargo, él estaba preocupado por las
instrucciones de Hadorious. ¿Qué les esperaba más allá de este punto?

17
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Capítulo 1: La Geomancy Emperor

Después de que Felmenia se reuniera con Suimei, los residentes de la


residencia Yakagi se les asignaron sus propios deberes. Lefille
permanecía en la casa y tomaba cargo de los gatos y de limpiar las
habitaciones. Se decidió que Felmenia estaría a cargo de la cocina. Por
supuesto, como el dueño de la casa, Suimei también tenía un deber
asignado a él.

Su tiempo fue dedicado principalmente a estudiar el círculo de


invocación de Héroes y enseñar a Felmenia sobre magia. Pero, aparte de
eso, él estaba a cargo de calentar el baño y cuidar sus libros de cuentas.
Normalmente en este momento, él estaría llenando la bañera con agua y
calentándola mientras Lefille esperaría impacientemente junto con la
nueva amante del baño, Felmenia. Pero este era solo el caso
normalmente. Sin embargo, como la situación actual no era normal, él
fue incapaz de hacerlo.

Habían pasado unos días desde la noche en que fue a convencer a


Liliana, pero Suimei aún estaba forzado a recuperarse silenciosamente
en su propia casa. Esa noche, la enloquecida magia oscura y la pelea con
la figura pecaminosa se deshicieron violentamente de su Cuerpo Astral.
Suimei era incapaz de mover su cuerpo como quería. Durante el pánico
cuando apareció la sombra más alta y Liliana escapó, él fue incapaz de
perseguirla. Como se esperaba, a pesar de ser superados en número, la
sombra también logró evadir a todos sus perseguidores y escapar.
Después de tolerar las preguntas de Elliot, de alguna manera finalmente
regresó a casa. Pero apareciendo ante Felmenia y Lefille en ese estado,
fue sometido a preguntas, sus preocupaciones y su cuidado. Él terminó
causando un gran inconveniente para ellas.

18
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

En la situación actual, deberían estar fuera alrededor de la ciudad. Pero


incluso ahora, mientras se ocupaban de sus propios deberes, él tenía que
dejarse a su cuidado. Suimei estaba medio sentado en la cama de la sala
de estar* mientras Felmenia venía a llenar su jarra de agua. Él habló con
un sentimiento de gratitud y una disculpa.

“Lo siento”.

“No se preocupes por eso. Por favor, tómese su tiempo para descansar
hasta que su cuerpo se recupere”.

Felmenia respondió con una sonrisa, pero todavía no le sentaba bien a


Suimei.

“No, no puedo hacer eso”.

“¿Qué quiere decir con que no puede...? Aah”.

Con un tono obvio y torpe, ella se dio cuenta de su intención. Suimei ni


siquiera necesitó hablar sobre lo que le preocupaba. Se trataba de la
situación de Liliana desde esa noche. En ese momento, Elliot y su grupo
habían visto el rostro de Liliana antes de obedecer las palabras de la
sombra más alta y desaparecer. Todavía no se sabía si se unió a la sombra
más alta o no, sin embargo, no se podía confundir que su situación se
había vuelto bastante mala. Después de todo, había una cantidad
suficiente de evidencia para levantar sospechas sobre ella.

Ellos todavía no habían oído que la hubieran detenido, pero aún no


sabían lo que estaba pasando. Suimei había estado preocupado por las
posibilidades en su cabeza innumerables veces desde entonces. Y
entonces, él de repente se dio cuenta. Felmenia lo miraba con los ojos

19
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

entreabiertos y los labios fuertemente cerrados. Su expresión, que


parecía que lo estaba criticando, definitivamente no solo estaba llena de
críticas. En sus ojos, él podía sentir simpatía, severidad y también
preocupación. Suimei entonces habló con resignación.

“Lo entiendo. Esperaré adecuadamente hasta que me recupere”.

“Por favor, hágalo. Estoy segura de que Suimei-dono está preocupado


por Liliana Zandyke, pero, después de todo, tampoco se puede evitar que
yo y Lefille estemos preocupadas por Suimei-dono”.

“Lo siento”.

“... Pensé que usted era más del tipo cuidadoso, pero fue bastante
imprudente”.

“Sí, escuché eso mucho”.

“¿Es algo de lo que reír...? Si sigue actuando así, Lefille le regañará de


nuevo, ¿sabe?”.

Felmenia le reprochó con un poco de consejo, pero Suimei solo puso una
sonrisa amarga. Después de regresar a la casa, una vez que la condición
de su cuerpo se había estabilizado, lo que le esperó fue el largo y enojado
regaño de la pequeña hermana mayor, Lefille. “Siempre me haces
preocupar”, o “No seas tan imprudente nunca más”, palabras como esas
todavía estaban frescas en su mente. Pero ella tenía toda la razón. Suimei
también consideró que su cuidado no existía en el caso de que se viera
atrapado en las cosas. Ese también había sido el caso esta vez, pero
también se aplicaba al momento del caso de Lefille. Él había pensado
que sanaría, pero parecía que era una disposición bastante difícil.

20
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mientras Suimei estaba teniendo esta conversación con Felmenia, Lefille


entró a la sala llevando una pila de equipaje.

“Un~sho, un~sho”.

Ella estaba dejando escapar una voz cuando estaba poniendo todo su
esfuerzo en ello. No era particularmente pesado, pero ella debió haber
estado dejando escapar ese tipo de voz, ya que estaba bloqueando todo
lo que tenía delante. Sin embargo, todavía parecía bastante peligroso.
Felmenia entonces habló en un tono gentil.

“Lefille. Es peligroso llevar demasiadas cosas a la vez. ¿No deberías


poner algunas de ella abajo?”.

“Está bien, Felmenia-jou*. Un poco de equipaje, que es un poco más alto


que yo, no es nada. En cualquier caso, en mi forma original, usaba una
espada grande que era más alta que yo después de todo... Un~sho,
un~sho”.
(NT: “jou” de “Ojou”, en otras palabras, “Señorita” / Recuerden que se cambió
traductor).

“Lefi, ten cuidado”.

“Sí, gracias”.

Cuando Suimei le pasó sus consideraciones, Felmenia estaba haciendo


una expresión confusa. Parecía extraño que una niña como ella siempre
hiciera ese tipo de comparación.

“... Suimei-dono”.

21
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Aah, ¿esto? La mayoría de las funciones de mi cuerpo están dedicadas


a la curación en este momento. Mi mente no está funcionando
correctamente”.

Después de mirar cercanamente a Suimei, Felmenia notó que él estaba


acostado mirando fijamente al vacío. Para usar la magia para restaurar
su Cuerpo Astral, él tenía que entrar en este tipo de estado. Felmenia
estaba mirándolo llena de preocupación mientras se sentaba a su lado
con cuidado.

“No puedo decir muy bien por lo que se ve, pero ¿es bastante malo?”.

“Si se tratara de una lesión normal, podría curarse de inmediato con


magia. Sin embargo, lo que resultó herido esta vez fue mi cuerpo
espiritual, por eso, a diferencia de mi cuerpo físico, no se puede curar
fácilmente con magia”.

“... Entonces usted puede sanar fácilmente el cuerpo físico, ¿huh?”.

“Bueno, sí”.

Como Suimei respondió con un tono tonto, Lefille había terminado de


guardar el equipaje y regresó. Ella entonces se sentó junto a su cama con
una expresión atónita.

“Las heridad en el cuerpo no son ningún tipo de problema especial,


¿huh? Seguramente dices cosas increíbles sin saberlo... Fumu, el Cuerpo
Astral, ¿verdad? Recuerdo que hablaste de eso antes, pero ¿no
preparaste defensas y resistencia para eso?”.

22
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“La magia oscura era demasiado peculiar. Después de todo, los magos
de nuestro mundo, incluso los adoradores del Diablo, ya no usan ese tipo
de maldición peligrosa de esa manera. Pensar que no habría nadie, que
usaría un ataque como ese, fue simplemente normal. Bueno, en
resumen, me faltaba preparación o simplemente fui negligente. Aaah...”.

Suimei comenzó a buscar a tientas sus palabras. Ya que su mente estaba


entorpecida, no fue capaz de unir bien sus palabras.

“... Parece que no es bueno hacer muchas preguntas, ¿cierto?”.

“Así es. Parece que las preguntas difíciles tendrán que esperar”.

“Gracias. Por favor, háganlo”.

Cuando las dos tomaron en consideración la situación actual, Suimei les


dio las gracias. Entonces, Felmenia repentinamente recordó algo y se
levantó de su silla.

“¡Es cierto! Suimei-dono, he preparado una comida. Por favor, espere un


momento”.

Felmenia corrió a la cocina con un golpeteo y regresó poco después con


una comida en un tazón. Dentro del tazón de madera, en forma de
cúpula, había una sopa blanca pura exhalando vapor. Dispersos en su
interior, estaban perfectamente circulares y tiernos frijoles.

“Aquí, Suimei-dono. Es un potaje de frijoles. Disfrute”.

23
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Aah, gracias”.

Suimei recibió el tazón lleno de sopa de potaje blanco puro lleno de


frijoles, sin embargo, parecía que él no lo miraba correctamente.
Manteniendo sus ojos cerrados, sacó su contenido con una cuchara y
lentamente se lo llevó a la boca. Sin embargo, debido a que sus funciones
cerebrales estaban dedicadas a su recuperación, lo estaba haciendo
aturdido y los movimientos de su brazo eran inestables.

“Suimei-kun. Eso parece peligroso”.

“Lo siento”.

“En ese caso, Suimei-dono. Por favor, páseme el tazón y la cuchara”.

“Ou”.

Suimei le pasó el tazón y la cuchara a Felmenia. Ella entonces recogió un


poco del potaje con la cuchara, y puso una sonrisa.

“Okay, Suimei-dono. A~n”.

“Fe-Felmenia-jou? No importa cómo lo pongas, Suimei-kun no... ¿qué?”.

“A~n”.

24
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Como ella hacía esa voz mientras abría su boca, Suimei no albergó
ninguna duda, o más bien, no podía albergar ninguna duda, y respondió
de la misma manera. Haciendo lo que Felmenia había dicho, abrió su
boca con un “A~n” y masticó el contenido de la cuchara. Lefille se quedó
boquiabierta al presenciar algo que no podía imaginar que Suimei
hiciera normalmente.

“... Suimei-kun, ¿estás tan indefenso?”.

Si fuera el Suimei normal, no había manera de que hiciera algo tan


embarazoso. En ese caso, si cumplió como lo hizo hace un momento,
significaba que su mente simplemente no podía funcionar en esa
medida.

“... Menia, perdón por esto”.

“No es nada”.

Lefille se inclinó hacia delante aturdida mientras miraba a Felmenia, que


sonreía porque no le importaba en absoluto.

“Felmenia-jou, Felmenia-jou. También quiero hacerlo”.

“Sí, por supuesto”.

“Entonces Suimei-kun. Haz A~n”.

“A~n”.

25
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Como se esperaba, Suimei también abrió obedientemente la boca para


Lefille. No hubo un solo indicio de resistencia o falta de voluntad por
parte de él. Mientras lo hacía, masticó tranquilamente la comida que se
le daba. Mirando a Suimei en tal condición, las dos intercambiaron
miradas emocionadas.

“¿Qué es esto? Esto es algo bueno. Suimei-kun es lindo”.

“Sí, ciertamente”.

Si fuera el Suimei normal, él estaría protegiendo valientemente a las dos


hermosas chicas en un estado entusiasmado. Sin embargo, en este caso,
las que estaban emocionadas eran las dos jóvenes chicas. Era seguro que
Suimei más tarde se hundiría en un agujero por recuerdos tan
embarazosos... Sin embargo, esto no les importaba en absoluto.

“Bueno, entonces, Lefille, es mi turno”.

“Sí, Felmenia-jou, nos estamos turnando, ¿verdad?”.

Hasta que el contenido del tazón se vació por completo, ellas se turnaban
para alimentar a Suimei con el potaje.

Fijo en el extremo Sur de la Capital Imperial, Filas Philia estaba un


enorme castillo, Groschler. Era la estructura más alta dentro de todo el
Imperio. Esta era la sede desde la cual el Emperador gobernaba el estado
y escuchaba el consejo de los nobles. Como el centro de todas las políticas
en el Imperio, esta servía como una oficina gubernamental.

26
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Originalmente se mantuvo bastante firme como una ciudad fortaleza.


Hasta ahora había soportado muchas crisis que parecían derrocar al
Imperio a lo largo de la historia. Su forma impresionante era
ampliamente conocida incluso fuera del país.

En su sala de administración, había una alfombra roja carmesí y una


bandera con una cresta colgando sobre un lujoso interior. Se podría decir
que esta habitación es un símbolo de la autoridad del Emperador.
También era un lugar donde las personas se reunían para llevar las
decisiones a los demás con una actitud estricta. Sin embargo, ahora
mismo en esta habitación, aparte de esa atmósfera tensa, ahora había
una emoción desdichada y vulgar llenándola. Cuando Rogue Zandyke
entró en la sala de administración y sintió esta turbulencia con su
cuerpo, mantuvo su habitual expresión rígida y se arrodilló ante el
Príncipe sentado en su trono.

“El coronel de la rama de inteligencia, Rogue Zandyke, ha llegado en


respuesta a su convocatoria”.

Con la cabeza abajo, Rogue se ajustaba perfectamente al


comportamiento de alguien que recibía una convocatoria. Después de
declarar su presencia, la voz de uno de los estadistas ancianos le dijo que
levantara su cabeza. De acuerdo con esas palabras, Rogue levantó su
cabeza. Ante sus ojos, sentado en el trono y mirándolo, estaba un solo
joven hombre vestido con prendas elegantes, el primer Príncipe Imperial
del Imperio Nelferiano, Reanat Filas Rieseld. Incluso en Groschler,
donde los deseos de los hombres corrían desenfrenados, él era un
individuo talentoso que manejaba impecablemente todos los asuntos de
Estado cuando el Emperador estaba ausente. Ante Reanat, Rogue una
vez más se inclinó.

“Es bueno verle de buen humor, Su Alteza. Me gustaría preguntarle un


asunto sin importancia, pero ¿era Su Majestad el Emperador el único
responsable de los asuntos del gobierno hoy?”.

27
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Como el Emperador de Nelferia estaba envejeciendo, actualmente todos


los asuntos del gobierno estaban siendo atendidos por turno entre el
Emperador y su heredero, el primer Príncipe Imperial Reanat, por el
bien de construir una base firme para manejar los asuntos del gobierno
en el Príncipe. En este día, se suponía que era el Emperador que se
ocupaba de los asuntos dentro de esta sala de administración. Cuando
Rogue recordó este hecho de memoria, Reanat puso una débil sonrisa y
miró el espacio donde normalmente estaría el Emperador.

“Umu. Su Majestad está en el Palacio de Rubí. Parece que no podrá


encargarse de los asuntos del gobierno hoy, así he salido. Cielos, el
cambio de humor de Su Majestad es seguro problemático. Kukuku”.

Reanat comenzó a soltar una risa extraña mientras Rogue inclinaba su


cabeza una vez más. Pensando en el Emperador, que había ido a una de
las villas Imperiales, el Palacio de Rubí, para jugar con mujeres, el
Príncipe debió haber dejado escapar un suspiro en lo más profundo de
su mente. Mientras sostenía estos pensamientos, Rogue estaba
esperando que el Príncipe se tranquilizara. Reanat entonces de repente
cesó su risa sofocada. La risa silenciosa que reverberaba en el aire era
como una premonición para el cambio en la atmósfera. Cuando Rogue
asumió que se estaban moviendo hacia el tema principal, mantuvo su
rígida expresión con un toque de tensión, y se puso en guardia por la
declaración de Reanat. Apoyando su mano contra su barbilla usando el
reposabrazos de su elegante silla, Reanat habló.

“Y entonces, Rogue. ¿Ya sabes la razón por la que has sido convocado
aquí hoy?”.

“... Aunque puede ser presuntuoso de mi parte, creo que se tratará de


Liliana”.

28
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Eso es correcto. Esto es para continuar la conversación de si su hija es


o no el criminal detrás de los incidentes de coma. El otro día ella fue vista
en la escena del crimen, y desde entonces huyó sin ser encontrada. ¿Han
capturado su paradero desde entonces?”.

“No, la hemos buscado exhaustivamente, sin embargo, aún no hemos


podido determinar su paradero”.

“¿No ha regresado a tu residencia?”.

“Es justo como dije”.

Después de la breve respuesta de Rogue, uno de los ancianos estadistas


habló.

“Tal vez, ¿la estás protegiendo? Ella es tu propia hija después de todo”.

“No, de ninguna manera iba a hacer tal cosa...”.

“¿Hou? Según la policía militar, las víctimas de este incidente fueron


nobles de alto rango. Para un joven advenedizo* como tú, no es una
historia imposible que hayas estado usando a tu hija para planear algún
tipo de plan, ¿no es así?”.
(NT: Persona que se ha introducido en una posición, un ambiente o una actividad
que no le corresponde por capacidad).

Las palabras del anciano estadista fueron indirectas. Él estaba dando a


entender que Rogue estaba haciendo más fácil elevar su propio estatus
eliminando a las personas que se interpondrían en su camino. Sin
embargo, Rogue negó sus palabras.

29
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“He escuchado que las víctimas no eran todas personas de alto rango”.

“¡Desvergonzado! ¡La gran mayoría fueron los que te vieron con ojos
sospechosos, apuntaste a aquellos que también tenían un estatus más
bajo que tú!”.

La voz agresiva y algo artificial del estadista resonó en la sala de


administración. Al mismo tiempo, se levantaron voces en acuerdo por
todos lados. Las sospechas contra Liliana llenaron la habitación. En esta
situación, incluso los nobles, que eran aliados de Rogue, fueron
incapaces de alzar sus voces. Mientras el estadista se calentaba, Reanat
dejó escapar un suspiro deliberadamente fuerte.

“... ¿Cesarás eso? Todavía no se ha determinado que Liliana sea la


criminal”.

“Ha”.

Al oír las palabras de Reanat, las voces que reverberaban por toda la
habitación se calmaron increíblemente. Incluso el estadista, que primero
comenzó a culpar a Rogue, se retiró de inmediato, y pronto todos los
nobles, que habían estado alzando sus voces en acuerdo, se quedaron en
completo silencio. Era como si estuvieran tratando de dejar una mala
impresión de Rogue en Reanat y los otros nobles neutrales. O, mejor
dicho, ese era su objetivo exacto. Rogue podía sentir la risa sofocada en
la habitación. Después de observar que la atmósfera en el aire se había
calmado, Reanat comenzó a hablar.

30
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Comenzar ese tipo de discusión en este lugar no nos llevará a ninguna


parte. Primero debemos buscar a Liliana, que está bajo sospecha, y
poner todas nuestras fuerzas en investigar los incidentes”.

“Naturalmente”.

El estadista, que había estado armando un alboroto, fácilmente dejó


escapar su acuerdo con Reanat. Sin embargo, como si tuviese un motivo
oculto, inmediatamente declaró su propia opinión.

“Sin embargo, creo que hay algo que debemos decidir antes de eso”.

“¿Algo que debemos decidir...?”.

“Fumu. Responsabilidad, ¿no? Ciertamente, eso es correcto”.

Rogue frunció el ceño ante las palabras del estadista, pero Reanat
inmediatamente se había dado cuenta de su intención. entonces señaló
su fría mirada hacia Rogue.

“Si la investigación continúa tal cual, entonces su hija eventualmente


será encontrada. Si en ese momento, Liliana es de hecho la criminal,
¿qué vas a hacer?”.

“Por favor, espere un momento. ¿Todavía no se ha determinado que


Liliana es la culpable?”.

“―En el caso de que ella sea, ¿cómo vas a asumir la responsabilidad?


Estamos hablando de decidir eso en este momento”.

31
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Uno de los estadistas resumió las palabras de Reanat ante Rogue.


Seguramente estaban siendo demasiados apresurados para determinar
un castigo tan pronto. Cuando Rogue movió discretamente su mirada
hacia el estadista, pudo verlo riendo con una sonrisa. Era obvio que
estaban planeando pasar cargos falsos a Liliana. Aun así, tal vez porque
Reanat tenía en alto a Rogue, añadió al resumen del estadista.

“Rogue, tú y tu hija son grandes poderes del Imperio. También me


gustaría creer que ella es inocente. Sin embargo, también debes saber
que nuestro país tiene leyes estrictas. Por lo tanto, para prepararse para
ese caso, es algo que debemos decidir”.

Uno de los estadistas continuó por Reanat.

“Pautas Militares Imperiales artículo 12, cláusula número 3. Tú, que


tienes el rango de coronel, no tomarías en cuenta su peso, ¿correcto? En
ese momento, creo que también deberías desear un castigo adecuado”.

“...”.

“En ese caso, Rogue, ¿tienes algún tipo de respuesta para nosotros?”.

Rogue esperó a que todos guardaran silencio, luego respondió a la


pregunta de Reanat.

“... Los fracasos de mi hija también son mis fracasos. Abandonaré mi


rango en el ejército, y me bajaré de mi asiento como uno de los Élite
Doce”.

32
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Entendido”.

Cuando el reconocimiento de Reanat resonó por la habitación, uno de


los estadistas levantó una vez más su voz.

“Eso es cierto, ¿no? Creo que es apropiado que el coronel asuma la


responsabilidad de su propia hija, ¿verdad?”.

“Sin embargo, ¿no es un poco severo?”.

“Estamos hablando de los responsables de llevar la situación a su estado


actual. Es solo apropiado... ¿Verdad? Coronel”.

“… Lo entiendo completamente”.

Ante la presión del estadista, Rogue una vez más se inclinó. Mirando la
situación por un momento, Reanat luego habló.

“... El hecho de que la resolución del incidente se haya retrasado es algo


que Su Majestad también está observando seriamente. En la situación
actual, donde la invasión Demoníaca ha sido bastante activa, no es
bueno que el país permanezca en un estado ansioso sin una resolución”.

El estadista expresó su acuerdo con esa declaración.

“Eso es cierto. También debemos dedicarnos sinceramente a la


investigación. Sin embargo, parece que Héroe-dono, de la Ciudad
Sagrada, también está involucrado en la investigación de este incidente”.

33
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Soy consciente de que será difícil involucrarse. Sin embargo, también


es cierto que a este ritmo no llegaremos a ningún lado. Por lo tanto, con
respecto a la investigación de este caso, habrá un cambio”.

“Un cambio, ¿cierto?”.

“Así es. Hasta ahora, la policía militar y la rama de inteligencia estaban


trabajando juntas para la investigación. El cuartel general de la
investigación está integrado entre las dos. Por el momento, el comando
de esos cuarteles generales será confiado a esta persona”.

Reanat dejó escapar un breve “Déjalos entrar”, y se abrió la puerta. Y


entonces, el que caminó al lado de Reanat fue―

La llamada de un visitante sonó por toda la residencia Yakagi en la


Capital Imperial. Después de un momento, Felmenia regresó de la
entrada con su informe, en cierto sentido, era exactamente lo que Suimei
esperaba.

“Suimei-dono. Es la policía militar de la Capital Imperial”.

Como Felmenia trajo esta noticia con una expresión seria, Suimei
respondió tranquilamente con un “Entendido”, de vuelta a ella.
Actualmente, Suimei ahora se encontraba en una mejor condición física
en comparación con antes, después de dedicarse a la recuperación con
éxito durante los últimos días. Él no estaba del todo recuperado, sin
embargo, al menos volvió a un nivel en el que pudo participar en las
actividades diarias. Por el momento, quería recuperar todo el tiempo
perdido mientras no podía moverse y se preguntaba por qué empezar.

34
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Este resultó ser uno de sus puntos principales. Sin embargo, las otros
dos parecían bastante preocupadas, ya que Lefille, quien estaba al lado
de Felmenia mientras hacía su informe, habló con una severa expresión.

“La policía militar... Suimei-kun, ¿qué hacemos?”.

“Veamos... Por ahora, solo nos reuniremos con ellos”.

“Pero, una vez que te encuentres con ellos...”.

“Lo sé”.

Haciéndoles saber que lo había pensado bien, Suimei se dirigió a la


entrada, donde estaba esperando la policía militar. Dependiendo de la
situación, existía la posibilidad de que esto se convirtiera en un mal
estado de cosas, sin embargo, nada comenzaría si simplemente los
dejaran esperando. Mientras saludaba al policía que estaba esperando
en la entrada, ellos le devolvieron una cortés reverencia. Su uniforme
estaba muy ordenado, y emitía una impresión muy clara, su conducta
era animada y sus palabras también fueron muy amables.

“Es un placer conocerle. Estoy afiliado a la Policía Militar del Imperio,


Tercer Regimiento. Usted es Suimei Yakagi-san, ¿correcto?”.

“Sí. ¿Con qué negocio ustedes han venido hoy?”.

“Iré directo al grano, me gustaría que Yakagi-san nos acompañe desde


aquí”.

35
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

El policía militar cortésmente respondió a Suimei, quien estaba


fingiendo ignorancia. Como la palabra “nos” implicaba, estaba la
presencia de varias personas al otro lado de la puerta. Suimei supuso que
planeaban llevarlo a la estación y preguntarle a fondo sobre la situación
en ese día. En respuesta, Suimei habló de una manera problemática.

“Incluso si dice eso... Mis disculpas, pero la condición de mi cuerpo es


bastante pobre en este momento, ¿no sería posible dejarlo para otro
día?”.

“Eso es... Realmente no podemos hacer eso”.

“¿Quiere decir?”.

“Cierto. En caso de que no cumpla con nuestra solicitud, los altos


mandos nos han ordenado que lo llevemos por la fuerza”.

Fue un enfoque bastante violento. Sin embargo, el policía militar, que


dijo esto, también estaba bastante preocupado y ahora se estaba
frotando la frente con los dedos. Esto era probable porque simpatizaba
con la condición de Suimei y realmente no quería forzarlo. Pero ahora
que se ha ido tan lejos como para tener que mencionar la fuerza, ir con
ellos ya era algo que Suimei no podía evitar. Incluso si él usaba magia
para escabullirse esta vez, otro miembro de la policía militar vendría y
preguntaría nuevamente. En cualquier caso, la situación no cambiaría.

“También somos conscientes de sus circunstancias. ¿Sería posible que


cumpla con nuestra solicitud?”.

El policía militar una vez más le preguntó esto a Suimei con modestia.
Lefille, que estaba de pie detrás de Suimei, luego tiró del puño de su

36
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

manga. Cuando él acercó su rostro a ella, ella puso la ansiedad que sentía
en el fondo en palabras con un rostro sombrío.

“... Suimei-kun. Tengo un mal presentimiento sobre esto”.

“Sí, yo también. Pero creo que realmente no tengo otra opción más que
ir a allí”.

“¿Está eso bien?”.

“También quiero conocer el estado de la investigación de la escena”.

Había cosas que él quería determinar además de la ubicación de Liliana.


Actualmente tenía a Felmenia reuniendo información, sin embargo, aún
no estaba al tanto del estado actual de la investigación. Él solo planeaba
hacer su movimiento de todos modos, así que el tiempo aquí fue
realmente bueno. Incluso después de decir eso, Lefille no parecía
completamente convencida y fruncía el ceño. La que hizo un movimiento
para convencerla fue Felmenia. Dándose aires para dejarle todo a ella y
dio un paso adelante.

“Lefille. Los acompañaré. De esa manera no hay necesidad de


preocuparse”.

“... Un, lo entiendo. Sinceramente, dejaré a Suimei-kun contigo”.

Lefille exprimió una voz abatida. Aparte de la simple preocupación,


parecía que ella tenía otras fuentes de angustia. Lefille estaba impaciente
con la situación actual. Después de volverse más pequeña, tuvo que
resignarse a no participar en algún conflicto. No pudo hacer las cosas

37
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

que antes podía hacer fácilmente. Suimei la miró detrás de él y pudo ver
sus sentimientos de frustración trepando por su rostro. Todavía
cautivada por la imagen de su figura solitaria, Suimei salió de la casa
junto con Felmenia.

Suimei y Felmenia estaban ahora caminaban por las calles encabezados


por varios policías militares. La policía militar estaba al frente y detrás
de ellos. Se parecía mucho a que estaban en una mala situación y estando
detenidos, sin embargo, no era como si fueran sospechosos o criminales.
En realidad, los estaban tendiendo muy cortésmente y no recibían
ningún tipo de tratamiento deficiente.

Según Felmenia, los soldados y la policía militar del Imperio les


impusieron una disciplina muy estricta. Esto fue en general por qué, la
forma en que trataban a los demás y su apariencia exterior, resultaba ser
bastante buena. Cuando Suimei arribó al Imperio con Lefille, recordó
haber escuchado una historia similar. Dado que el ejército del Imperio
es muy estrictamente disciplinado, en comparación con otros países, el
ejército del Imperio era de una calidad particularmente alta. Después de
escuchar esto, le recordó a Suimei la estricta disciplina del ejército
alemán. Era muy posible que, como ese país, el Imperio avanzara por el
camino de la modernización como país militar.

El diseño de las calles y áreas residenciales, de la Capital Imperial de


Filas Philia, difería de los de la Capital Real de Astel en que era más
moderno. Por lo que escuchó, esto se aplica en comparación con todos
los demás países también. En el caso de que continúen como el otro
mundo, desarrollen su industria y logren recrear la primera y la segunda
Revoluciones Industriales, era muy posible que repitieran los fracasos
de ese mundo también. La naturaleza y el misterio seguían en armonía,
pero no había manera de saber si eso seguiría siendo así para siempre.

38
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Suimei-dono. Ha pasado bastante tiempo desde tomó un poco de aire


fresco, ¿verdad?”.

“¿Hm? Sí, tienes razón”.

Justo como ella dijo, había pasado un tiempo desde que Suimei salió.
Debido al daño a su Cuerpo Astral, él había estado continuamente
postrado en cama todo este tiempo. Ni siquiera tuvo el placer de dar un
relajante paseo afuera. Y así, el aire libre, que no había visto en mucho
tiempo, de alguna manera parecía inquieto para él. Los ciudadanos de la
Capital Imperial parecían estar en un estado incómodo donde no podían
calmarse. Mientras miraba a hurtadillas a las personas que pasaban, era
como si todos estuvieran alertas por algún peligro que no pudieran ver.
Incluso los niños, que correteaban afuera, tenían cierto temor mezclado
con su comportamiento y no parecían estar divirtiéndose. Cuando
Suimei estaba por dejar su impresión en palabras, Felmenia adivinó sus
pensamientos.

“Mientras Suimei-dono estaba postrado en cama, Liliana Zandyke fue


incluida en la lista de personas buscadas, la Capital Imperial ha estado
en este tipo de estado desde entonces”.

“... Esperaba esto hasta cierto punto, pero se ha convertido en un gran


alboroto, ¿huh?”.

“Es porque la identidad detrás del culpable se ha vuelto clara. Deben


sentir que el peligro está cerca”.

“Sin embargo, es una soldado del mismo país, este tipo de miedo es un
poco...”.

39
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Desde el principio, Liliana Zandyke era alguien que usaba magia no


identificable. Con un asiento como una de los Élite Doce del Imperio y
también designada con un puesto especial dentro del ejército del
Imperio, ella siempre ha sido reconocida como un símbolo de miedo
dentro del Imperio. Pensando de esa manera, este tipo de cambio en la
atmósfera se siente como un flujo bastante natural”.

“Para los ciudadanos comunes, eso es todo lo que parece, ¿huh?”.

Felmenia asintió, sin embargo, Suimei solo podía soltar un suspiro ante
la situación.

“A pesar de que ella es solo una niña... no, ¿porque ella es una niña?”.

Normalmente, uno debe dedicar una cantidad adecuada de años para


adquirir fuerza. Sin embargo, contrariamente a esa expectativa, Liliana
era una maga que era bastante fuerte. El hecho de que ella tuviera ese
tipo de fortaleza, a pesar de ser una pequeña niña, probablemente fue
algo que provocó miedo en la gente. Además de eso, estaba su
abrumadora forma de hablar y conducta, solo intensificó esa impresión.
Desde el principio, Liliana tuvo muchos enemigos. Agregando el
incidente actual, casi todos los ciudadanos se habrían convertido en sus
enemigos también. Ella realmente no podría caminar afuera más.
También debido a la moral en este mundo, no se sabía qué pasaría si ella
apareciera frente a la gente.

Existía la posibilidad de que la sombra más alta estuviera protegiéndola,


pero eso tampoco podía decirse que fuera una buena situación. Esas
palabras, que la sombra transmitió a Liliana esa noche, parecían
palabras de tentación. Si Suimei pensara en ello como si la estuviera
usando, era fácil pensar que la aislaría y la desecharía en cualquier

40
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

momento. Mientras Suimei estaba mirando al espacio pensando en estas


cosas, Felmenia de repente comenzó a hablar con él mientras lanzaba
magia. No hubo cambio en la voz que escuchó. Sin embargo, el sonido
no se filtró a su entorno. Fue un susurro mágico.

“... Suimei-dono está bastante preocupado por esa chica, ¿verdad? He


escuchado que usted solo habló con Liliana Zandyke en algunas
ocasiones, ¿por qué va tan lejos?”.

“¿Es extraño?”.

“¿Eh? No, eso no es realmente lo que quise decir, pero...”.

“Está bien. Incluso entiendo que es un poco extraño”.

Suimei puso una sonrisa torpe y comenzó a mirar a la distancia.

“... ¿Cómo lo digo? En este mundo, hay cosas en las que no se puede
hacer nada más que renunciar silenciosamente por doquier, ¿cierto? No
me gusta ese tipo de cosas. Si no te rindes, ciertamente hay tiempos
felices por delante, por lo que no tener más remedio que hacerlo es
desagradable, ¿verdad?”.

“Suimei-dono...”.

Así es como era. Para Suimei, el hecho de que este tipo de sentimientos
tenía que existir era algo que él no podía aceptar. Esos sentimientos de
que uno no tenía más remedio que ahogarse en un mar de lágrimas sin
esperanza de salvación. Es por eso que la tristeza solo se multiplicaba.

41
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Para esa chica también, ella estaba atada a este tipo de cadenas. Suimei
recordó las palabras que escuchó esa noche.

“―Nadie me necesita para nada más que pelear”.

Esas palabras, que salieron de la boca de Liliana, no eran más que


palabras que ella solía lamentar por su propia desgracia. Ella continuaba
siendo condenada al ostracismo por todos, eran palabras de alguien que
estaba profundamente aferrada a su lugar en el mundo para establecer
su propia existencia. Este era el por qué Suimei era incapaz de dejarla
como estaba. Mientras Suimei pensaba en el paradero actual de Liliana,
Felmenia repentinamente le hizo una pregunta a Suimei.

“La razón por la que Suimei-dono quiere regresar a ese mundo, como
pensé, ¿es porque incluso en ese mundo usted tiene algo por lo que
luchar?”.

“Bueno… Sí”.

Mientras daba su breve y vaga respuesta, Suimei miró a su alrededor. Y


luego se dio cuenta de algo.

“Ahora que lo pienso, ¿no imponen la ley marcial?”.

La atmósfera en las calles era diferente, pero todavía había personas


caminando por ahí. Suimei estaba pensando en cómo no parecía haber
limitaciones en los ciudadanos. En esta ciudad en otro mundo, donde
están restringidos en tamaño debido a los muros de protección, a
diferencia del mundo moderno, la probabilidad de chocar con criminales
era bastante alta. Normalmente, hasta que el delincuente sea atrapado,
habrá restricciones para desplazarse innecesariamente hacia afuera. Sin

42
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

embargo, al contrario de sus expectativas, aparentemente, las calles


estaban tan ocupadas como lo estaban normalmente. Los comerciantes
y los Enanos seguían moviéndose enérgicamente.

“Con respecto a eso, el Héroe-dono de la Iglesia de la Salvación... El


desfile de Elliot-dono se acerca. La fecha programada se acerca con
bastante rapidez, por lo que, si ponen restricciones, parece que
representará un gran problema”.

“Ya veo…”.

Si recurren ley marcial, eso afectaría el desfile que se acercaba. Aunque


era poco probable que ese tipo de notificación realmente se transmitiera.
Si detenían las actividades de los ciudadanos aquí, su oportunidad de
inspirar al pueblo se perdería por completo. Había muchos extranjeros
que acudían a la ciudad para ver el desfile también, supondría un duro
golpe para los ingresos de la Capital Imperial. En ese caso, su política era
más o menos cerrar los ojos a la situación. Habiendo atrapado una
comprensión del por qué el ambiente era así, Suimei se giró hacia los
policías militares.

“Disculpe. ¿No es hora de que nos informe hacia dónde nos dirigimos?”.

“Los estamos acompañando a la plaza Sur de Filas Philia”.

“¿La plaza Sur?”.

Suimei frunció el ceño al escuchar su respuesta. Él estaba seguro de que


lo llevaban a una estación donde preguntarían sobre el incidente. Sin
embargo, él fue incapaz de ver a través de su intención de llevarlo a una
plaza. La policía militar, siendo llevado, una plaza. Cuando Suimei juntó

43
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

estos tres pensamientos, una imagen de una guillotina apareció en su


mente. Aunque eso parecía muy poco probable.

“¿Por qué una plaza?”.

“Su Alteza la Princesa Imperial Graziella nos está esperando allí”.

“¿...?”.

Suimei solo pudo levantar una ceja ante esta inesperada respuesta. Un
asunto confuso se había vuelto aún más confuso después de todo. No
había forma de que él simplemente entendiera naturalmente lo que
estaba pasando. Si ella los estaba esperando, eso significaba que ella fue
la que los convocó allí. Pero hasta este momento, Suimei no recordaba
haberse involucrado con una persona tan estimada. Entonces, ¿por qué
alguien así lo estaba esperando? Mientras Suimei reflexionaba sobre sus
sospechas, Felmenia acercó su rostro a él.

“Su Alteza la Princesa Imperial Graziella es la tercera hija del Emperador


Nelferiano. Se dice que ella una vez dividió la tierra en un campo de
batalla y se desmoronó debajo de sus enemigos. Ella es una maga que
usa el atributo de tierra de tal renombre que se le dio el nombre de
Geomancy Emperor*. Ella es llamada la maga más fuerte del Imperio”.
(NT: Antes se refería como un hombre, ya que no se especificaba el sexo /
¿Emperatriz Geomancia?).

“Ya veo... ¿Pero por qué la maga más fuerte del Imperio me convoca?”.

Suimei no pudo determinar qué estaba pasando con esta Princesa


Imperial y siendo llevados por la policía militar. Él no creía que fuera un
caso completamente ajeno al incidente, pero todavía no tenía ni idea de

44
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

por qué lo habían convocado. Él había puesto estas sospechas en


palabras, pero, aun así, la policía militar no le respondió. ¿No podrían
decir o no lo sabían? Él no sabía cuál era, pero ellos le mostraban una
expresión preocupada.

“Su Alteza la Princesa Imperial tiene algo de lo que le gustaría hablar con
usted”.

“¿Acerca de qué?”.

“Incluso si me pregunta eso...”.

Ellos no sabían. Parecía que no había necesidad de decirle a los que lo


traían sobre algo.

Suimei renunció a preguntarle a la policía militar y usó magia para


susurrarle a Felmenia.

“Menia. ¿Qué clase de mujer es esa Princesa Imperial Graziella?”.

“Tal como dije antes, ella es la maga más fuerte del Imperio. Ella es del
tipo inusual al hacer cosas imposibles con calma y tiene una
personalidad bastante intensa”.

“... Ahora que lo pienso, cuando Reiji derrotó a Rajas, ella también
estaba allí, ¿verdad?”.

“Sí, yo también estaba presente en ese momento y habíamos


intercambiado algunas palabras. Ella es del tipo que está bastante

45
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

decidida a hacer lo que debe. Por favor, tenga en cuenta que ella no es
alguien que pueda ser tratada por medios ordinarios”.

“Ya veo…”.

Cuando la plaza Sur apareció lentamente a la vista, Suimei pudo sentir


la presencia de una tormenta que venía y acarició su barbilla. Al igual
que Lefille había dicho antes, él tenía un mal presentimiento sobre esto.

El parque en el extremo Sur, de la Capital Imperial Filas Philia, a


menudo se llamaba la Plaza de los Nobles. La gran mayoría de sus
visitantes eran personas de alto estatus. Estaba situada en una de las
secciones de clase alta de la ciudad y, dado que los nobles cercanos
invirtieron bastante en ella, en comparación con otros lugares, era
bastante ostentoso. Los caminos de ladrillos y los macizos de flores
estaban bien cuidados. A diferencia de la plaza central, no había
comercios en los alrededores. Entre los edificios residenciales
circundantes, había una mansión particularmente grande que parecía
usar la plaza como su patio.

La escala del edificio era grande y todo el exterior estaba hecho de


ladrillos color palma. Las escaleras en la parte delantera se desplegaron
para recibir a muchas plantas. Era genuinamente el tipo de residencia
que uno esperaría de alguien de una posición muy alta o quizás de sus
hijos. Sin embargo, actualmente estaba ocupado por la policía militar y
los soldados que emitían el aire de una situación de emergencia. Suimei
no estaba seguro de la razón detrás de todo esto, sin embargo, era
probable que los nobles también protestaran en contra de su estilo de
vida y que la policía militar los apartara educadamente.

46
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Dentro de esa atmósfera pesada, Suimei y Felmenia llegaron a su destino


y se les dijo que esperaran en la esquina de la plaza, cerca de un pabellón
de la policía militar. Asumiendo que Graziella estaría allí, se dirigieron a
su destino y descubrieron una figura familiar. Él tenía un cuerpo que
sacaba líneas bastante afeminadas y una figura flexible, cabello rubio y
ojos azules acentuados por pestañas largas. A primera vista, uno podría
confundirlo con una chica, era el guapo Héroe Elliot Austin. Él estaba
elegantemente sentado sobre los ladrillos rojos que rodeaban un lecho
de flores mientras hablaba con su asistente sacerdotisa mágica, Christa.

“Tú eres...”.

Suimei involuntariamente dejó escapar su voz. Escuchando esto, Elliot


se levantó.

“Ya veo, ¿así que también fuiste llamado aquí?”.

La sorpresa de Elliot solo se manifestó por un instante cuando se echó


hacia atrás su cabello rubio. Y entonces, con un poco de cinismo,
comenzó a hablar.

“¿Tus heridas ya están bien?”.

“¿Qué? ¿Estabas preocupado por mí?”.

“No bromees. No hay forma de lo estuviera”.

“Es cierto”.

47
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mientras intercambiaba estas palabras de broma con Elliot, Suimei


podía sentir una mirada desagradable dirigida hacia él. Buscando el
origen de eso, e inclinando su cabeza hacia un lado, pudo ver a Christa
poniendo una expresión malhumorada. Parecía que le costaba aceptar la
manera frívola en que Suimei le estaba hablando a Elliot. Debajo de sus
verdes trenzas, ella estaba haciendo un severo y tenso rostro. Por otro
lado, después de que Elliot descubriera a Felmenia, inmediatamente se
le insinuó.

“Fem-san también, ha pasado mucho tiempo”.

“S-Sí. Es bueno verle de nuevo”.

“No hay necesidad de ser tan humilde. No me importa si eres más


despreocupada a mi alrededor. Sin embargo, esa rubia platino es tan
bella como siempre”.

La sonrisa brillante de Elliot tenía un aire drásticamente más amable que


cuando hablaba con Suimei. Parecía que había confundido la torpeza de
Felmenia con el nerviosismo. Obviamente, Felmenia se sentía cohibida
por haber sido llamada por el nombre falso que había dado la última vez,
pero no había forma de que Elliot supiera esto. Después de llamar a
Elliot dos o tres veces desde un costado, Christa deliberadamente aclaró
su garganta.

“Elliot-sama”.

Christa lo llamó por su nombre como si lo estuviera amenazando, a lo


que él simplemente respondió con un “¿Qué?”, ya sea porque no tenía
consideración o estaba haciéndose el tonto. Ella entonces puso una
expresión transparente y lo instó a contenerse.

48
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿No se está poniendo muy íntimos con ellos?”.

“Solo estoy tratando de llevarme bien con Fem-san, ¿sabes? Ella puede
convertirse en nuestra compañera, ¿verdad? ¿No puedo?”.

“Eso es…”.

Christa estaba perpleja después de que le dieran una verdadera


explicación plausible. Viendo la expresión de Elliot mientras miraba a
Christa, Suimei pudo ver una expresión de abusón hinchándose en su
rostro.

“Fufu, Christa está un poco celosa después de todo. Cada vez que me
llevo bien con otras mujeres, siempre se vuelve así de inmediato”.

“¿Q-Qu-Qu-Qué está diciendo Elliot-sama? ¡No estoy realmente!”.

“¿Realmente qué?”.

Elliot se estaba burlando de Christa esperando sus próximas palabras.


Mirando esto desde afuera, solo se veía como dos hermosas personas
coqueteando entre sí. Después de ser llamado mientras su condición
todavía era pobre y luego tener que presenciar este tipo de intercambio,
Suimei estaba un poco enojada. Mientras fruncía el ceño a Elliot, que
estaba tratando de construir un triángulo amoroso...

“Deberías simplemente explotar”.

49
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Ha?”.

“Cállate. No es nada”.

A pesar de decir eso, Suimei comenzó a murmurar “Simplemente


explota, simplemente explota...” como una especie de maldición. Los
otros tres no tenían idea de lo que significaban sus palabras y solo podían
mover sus cabezas hacia un lado. Como Suimei no intentaba ocultar su
irritación, Felmenia se giró hacia los otros dos.

“¿Por qué están ustedes dos aquí?”.

“... ¿No fueron informados?”.

“Sí, acabamos de llegar a petición de la policía militar. Nos dijeron que


Su Alteza la Princesa Imperial Graziella nos estaría esperando, pero no
nos dijeron la razón”.

“¿Es eso cierto? El hecho es…”.

Felmenia había preguntado esto, pero después de llegar a esta plaza,


Suimei tuvo una idea de por qué fueron llamados. Si él y Elliot estaban
aquí, entonces había un ochenta o noventa por ciento de posibilidades
de que fuera algo relacionado con los incidentes de coma. Hasta ahora,
esta era su única relación con este hombre después de todo. Si ambos
fueran convocados, esa sería la razón probable. Entonces, Christa se dio
cuenta de algo y llamó a Elliot con un susurro.

“Elliot-sama”.

50
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Ya veo, así que finalmente van a aparecer”,

Después de escuchar su susurro, Elliot se giró. Igualándolo, Suimei y


Felmenia también miraron en la misma dirección. Acompañado por
varias personas, una sola mujer salió del pabellón. Su edad era alrededor
de veinte. En lugar de grácil, el término Heroico coincidiría mejor con su
aspecto majestuoso. Sin embargo, ella todavía era bastante hermosa. Su
atuendo era mucho más lujoso que los otros soldados y oficiales, el tono
general era de un profundo rojo burdeos. Sobre sus hombros llevaba un
abrigo bordado del ejército Imperial. Por su aspecto, parecía estar más
alta* que cualquier otra persona en el ejército.
(NT: En posición).

Después de ver su figura, Felmenia cautelosamente exhaló su nombre,


“Princesa Graziella”. Esta era la persona que los llamó aquí. El hecho de
que ella estaba vestida con equipo militar, a pesar de ser una Princesa
Imperial, era probable debido a su posición como una de los Élite Doce
del Imperio. La forma en que se dejó el cabello ondulado largo y rubio
también causaba una impresión muy dura para una Princesa. Sin
embargo, sobre todo eso, Suimei podía ver la premonición de que algo
malo provenía de sus azules ojos.

Cuando ella se acercó, la atmósfera en el aire se transformó


gradualmente. Los alrededores se volvieron graves y pesados, ¿esto
nació de su destreza para pelear o su estatus? Por lo menos, su
disposición era suficiente para soportar el peso de alguien que está
encima de otros. Cuando Suimei agudizó rápidamente su presencia,
Christa se arrodilló y se inclinó. El hecho de que Elliot simplemente se
inclinara con un breve asentimiento, mientras estaba de pie, debe haber
sido porque él era un Héroe. Reiji había hecho lo mismo esa vez en
Camellia. Suimei y Felmenia también se arrodillaron.

“¿―Todos se ha reunido?”.

51
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Con la plaza como fondo, Graziella estaba de pie frente a ellos. Su voz de
alguna manera parecía un poco lánguida* mientras sus ojos finos
miraban respetuosamente a cada uno de ellos. Y entonces, ella comenzó
hablando con Elliot.
(NT: Que carece de fuerza, vigor, falta de ánimo, etcétera).

“Si recuerdo correctamente bastardo, no te he visto desde el informe de


que ibas a tomar parte en la investigación, invocado Héroe-dono”.

“Es bueno verle de buen humor, Princesa Graziella. Me siento


profundamente honrado de ser llamado por usted a pesar de su apretada
agenda”.

Elliot respondió en tono educado, pero irrespetuoso, de la misma


manera. Detrás de esa mirada maleducada, él básicamente decía “¿Cómo
te atreves a llamarnos aquí?”, con cinismo. La otra parte era consciente
de esto y entrecerró sus ojos por un instante.

“Eres el mismo de siempre, bastardo”.

Cuando los dos terminaron sus saludos, Christa comenzó a hablar en un


tono deliberado.

“Su Alteza. ¿Por qué llamó al invocado Héroe Elliot-sama sin hacer
ningún tipo de arreglo previo con él?”.

Si era como ella dijo, entonces este acto ciertamente estaba mirando
hacia abajo en el estatus del Héroe. Esto era bastante obvio por la forma

52
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

en que ella lo llamaba bastardo, pero Graziella simplemente rechazó la


pregunta.

“Contente. ¿Una simple sacerdotisa mágica tiene la intención de


expresar su opinión a mí?”.

Graziella estaba mirándola intensamente. A cambio, Christa devolvió la


mirada indudablemente, pero como para mediar entre las dos, Elliot
puso su mano sobre el hombro de Christa. Como para decirle que estaba
en desventaja con esa mano, Christa soltó un breve “... Disculpe” antes
de retirarse a regañadientes. Luego, Graziella se giró hacia Suimei.

“... Entonces tú eres el maldito hombre que está peleándose con el Héroe
por alguna razón”.

“Sí”.

Suimei inclinó su cabeza hacia abajo. Ella no tenía nada en particular


para agregar, pero estaba más interesada en lo que estaba a su lado.

“No podría haber imaginado que Flama Blanca-dono estaría a tu lado”.

“Es bueno verle de muy buen humor”.

Felmenia habló respetuosamente y le hizo una reverencia a Graziella.


Christa de repente se giró hacia Felmenia. Probablemente entendió a
quién se refería con el nombre de Flama Blanca. Ella descubrió que
habían estado usando un nombre falso y estaba haciendo una expresión
sombría hacia ellos, sin embargo, nada de eso realmente importaba, ya
que Felmenia simplemente la ignoró y se concentró en Graziella.

53
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Por qué usted, una maga de Astel, ha venido al Imperio?”.

“¿Creo que mi solicitud para permanecer aquí ya fue aceptada?”.

“Estoy preguntando por qué estás en el Imperio, ¿no?”.

Felmenia parecía haber preparado una excusa para la irritada pregunta


dirigida hacia ella. Como diciendo “No se puede evitar”, dejó escapar un
suspiro y respondió.

“... De acuerdo con la guía de la Diosa Alshuna, he venido a servir como


ayudante de Suimei-dono”.

“¿Hou? ¿Usted no dijo previamente que estaba trabajando bajo las


órdenes directas de Su Majestad Almadious? ¿Está diciendo que eso era
una mentira?”.

“Después de informar a su Majestad, él me ordenó que me ocupara de


ello”.

“Fumu... eso dice usted. Y entonces, el que estás ayudando, ¿es este
hombre?”.

“Es como usted dice”.

“Ya veo. Bueno, su razonamiento no se alinea... La Diosa transmite


algunos oráculos aparentemente sin sentido. Si recuerdo correctamente,
el caso actual también involucra a la Diosa”.

54
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Con esto, Graziella parecía estar convencida. Ella todavía estaba


apuntando con una mirada sospechosa a Felmenia, sin embargo, había
algo más importante para ella y decidió dejarlo allí.

“Vayamos directo al grano. La razón por la que los llamé a ustedes


bastardos aquí hoy no es otra que el hecho de que me he hecho cargo del
arresto del culpable detrás de los incidentes de coma que han tenido con
su encuentro”.

“Mu...”.

“Eso es...”.

Suimei había adivinado que estaba relacionado con los incidentes de


coma, pero no estaba del todo acertado. Felmenia y Suimei tenían una
expresión severa. Por otro lado, Elliot y Christa no parecían estar
perturbados por las noticias. Elliot miró ligeramente a Graziella y la
interrogó formalmente.

“Su Alteza. Si eso es todo lo que tiene que decir, no hubo una necesidad
real de llamarnos todo el camino hasta aquí, ¿correcto? ¿No hubiera sido
suficiente simplemente informarnos del hecho por un mensajero?”.

“No, eso no funcionaría. Por el bien de resolver esta situación


rápidamente, después de todo, haré que ustedes dos bastardos trabajen
bajo mi mando”.

“¡¿Qu―?!”.

55
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Oi, oi...”.

Elliot esperaba que ella se apropiara de la investigación y no supo qué


decir mientras la miraba. Suimei también dejó ver su desconcierto en su
rostro mientras dejaba salir su voz. Como si no le importara en absoluto
su sorpresa, Graziella exigió firmemente su consentimiento.

“¿Tienen alguna objeción?”.

“Por supuesto que sí”.

“¿Hou? ¿Por qué es eso? Incluso he tenido en cuenta tu maldita disputa,


¿sabes?”.

Hacia la negación inmediata de Elliot, Graziella le informó de eso con


una expresión que desafiarla sería inútil. Por alguna razón, ella estaba
dispuesta a entusiasmarse con la rebelión. Al decir que ella había tomado
en cuenta su disputa, probablemente quiso decir que, si continuaban con
su investigación, entonces la Iglesia no tendría ninguna queja. Elliot fue
el que tuvo una objeción, pero Christa respondió en su lugar.

“Su Alteza. Elliot-sama y ese hombre están investigando el incidente de


acuerdo con las palabras de Alshuna-sama. Poner a Elliot-sama y a ese
hombre bajo su mando significaría estorbar el encuentro”.

“¿Y cómo es eso un problema? No tengo ningún motivo para vigilar su


maldito encuentro”.

56
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Esa declaración sería contraria a las intenciones de Alshuna-sama. No


creo que sea apropiado para un miembro de la Realeza tomar a la ligera
las palabras de Alshuna-sama, ¿correcto?”.

“¿Y qué hay para ser apropiado? Antes de que este sea tu maldito
problema, este es el problema del Imperio. Puede ser incorrecto restar
importancia a las palabras de Alshuna, sin embargo, después de todo lo
dicho y hecho, es toda una tontería para las personas de la Capital
Imperial. En esta circunstancia, cuando no sabemos cuándo aparecerá
otra víctima, ¿no debería nuestra principal prioridad dar una resolución
rápida a toda la situación?”.

“...”.

Al escuchar la palabra “víctima”, incluso Christa ya no pudo formular


ninguna objeción. Todo lo que ella podía hacer era mantener su boca
bien cerrada. Poniéndola a un lado.

“... ¿Nadie va a decir nada después de oponerse tanto a la Realeza?”.

“Héroe-sama es enviado por la Diosa, en otras palabras, un santo. En


este caso, es en realidad su Alteza la Princesa Imperial Graziella quien
estaría mostrando falta de respeto con su actitud. Su asistente Christa-
dono está bajo su protección después de todo... Además, mire de cerca.
Como prueba de ello, en realidad son la policía militar y los soldados
quienes se sienten aterrados ante la situación”.

Siguiendo la sugerencia de Felmenia, Suimei dejó que su mirada


divagara. Tal como ella dijo, no solo la policía militar y los soldados, sino
incluso el asistente de Graziella se habían puesto pálidos. Graziella
entonces dirigió su atención a Suimei.

57
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Y qué hay de ti?”.

A esta pregunta, la respuesta de Suimei también fue naturalmente una


negativa.

“También tendré que tomar el privilegio de declinar. Estoy seguro de que


una resolución rápida es la más alta prioridad, pero tampoco tengo
ninguna intención de ser obligado a cooperar con ustedes”.

“Este es un proyecto oficial. Estás viviendo en la Capital Imperial,


¿correcto? Mientras vivas dentro del Imperio, es una cuestión de rutina
que cooperes con nosotros”.

“¿Está insinuando que si no cumplo me arrojará a prisión?”.

“Fumu... Esa es ciertamente una amenaza que podemos usar. Sin


embargo, en ese caso, es un poco demasiado opresivo”.

Después de una breve pausa, Graziella se llevó la mano a la barbilla como


si acabara de pensar en una brillante idea.

“Lo tengo. Si los bastardos lo están rechazando en esa medida, ¿qué tal
si imponemos una condición en su encuentro?”.

“¿Qué condición?”.

“Dije que les agregaría bastardos bajo mi mando, pero estaba pensando
que primero debería verificar sus habilidades. ¿Qué tal? Si tienen un

58
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

encuentro conmigo y ganan, entonces estaría bien permitirles a ustedes


dos bastardos actuar libremente por su cuenta”.

“Mu...”.

“Qué arrogante...”.

Elliot y Christa soltaron un gemido cuando la actitud previamente


agresiva de Graziella se había desvanecido y ahora ella presentaba una
condición completamente irrazonable. Graziella era la maga más fuerte
del Imperio. La razón por la que empujó tal condición ante ellos fue
seguramente porque tenía una confianza extrema en sus propias
habilidades. Sin embargo, tal vez Elliot no estaba enterado de esto, ya
que la curiosidad parecía mostrarse en su rostro.

“¿Su Alteza luchará por sí misma?”.

“¿Es extraño que luche?”.

“No es que sea extraño, pero...”.

Lo que estaba dudando en decir, era que, para medir sus habilidades,
sería normal dejarlo en manos de uno de sus subordinados. Pero era
probable que eso no coincidiera con lo que ella tenía en mente en
absoluto. Mientras Suimei se giraba a mirarlos, Elliot y Christa se
murmuraban. Ella probablemente le estaba dando información sobre
Graziella. En poco tiempo, Elliot, que descubrió que no podía ser
descuidado, se había puesto bastante tenso. Al ver esto, Graziella dejó
escapar una intrépida sonrisa.

59
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Es cierto. Primero será el poder de Héroe-dono... Fu, ¿vamos a echar


un vistazo?”.

“Tiene mucha confianza en si misma, ¿huh?”.

“¿Confianza es? Si eres capaz de comprender adecuadamente los límites


de tus propias habilidades, tener confianza sería obvio, ¿no?”.

Graziella eliminó completamente la acusación de Elliot de que su


confianza la llevaba a sobreestimar sus propias habilidades. Mientras
ella decía esto, Elliot bajó su postura y dejó que su espíritu de lucha
surgiera de su cuerpo.

“¿Elliot-sama? ¡U-Usted no podría estar aceptando sus condiciones,


¿verdad?!

“Sí, debería ser divertido complacer a la Princesa en su egoísmo,


¿verdad? Además, si no aceptamos las condiciones, no nos dejarán ir
pronto”.

“Elliot-sama...”.

“Ahora bien, Christa. Retrocede”.

Con una expresión ligeramente preocupada, Elliot instó a Christa a


refugiarse fuera del área inmediata. Suimei y los demás también
encontraron un lugar seguro, donde no serían arrastrados en problemas,
y retrocedieron rápidamente.

60
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Héroe-dono, no me muestres una pelea aburrida, ¿de acuerdo?”.

Cuando Graziella hizo esta declaración, ella recibió un guantelete del


asistente a su lado e insertó su mano en él. La forma de plata del
guantelete combinaba bien con su abrigo blanco. A lo largo de los
nudillos había un material que emitía un brillo negro. Incluso Suimei,
que estaba bien informado sobre los materiales tratados mágicamente,
no podía reconocer de qué se trataba. No parecía ser metal, pero...

“Menia, ¿qué es esa cosa negra en ese guantelete?”.

“Es madera negra. Originaria de árboles en el Norte y lleva una dureza


como el acero. Comparado con el metal, es mucho más liviano. Además
de tener la misma dureza, también es fuerte contra el maná. Por lo tanto,
a menudo se usa como equipo de protección y, a veces, como armas para
magos”.

“Hou...”.

Suimei estaba bastante interesado en ese material desconocido, sin


embargo, ahora mismo estaba la pelea entre Graziella y Elliot. Cuando
los asistentes y acompañantes se hicieron a un lado, Graziella saltó desde
lo alto de la escalera. Ella golpeó sus puños, como si quisiera comprobar
el ajuste en su guantelete, enviando un sonido profundo y denso por toda
la plaza. Mientras seguía mirando a Graziella, Elliot sacó su brillante
espada de orichalcum de su vaina. La hoja de la espada, encendida con
maná, emitía un resplandor mientras él empujaba la punta contra los
ladrillos en el suelo.

“Desplegar armamento”.

61
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

La voz, que sonaba en el aire como una campana, era una palabra clave.
Una rica cantidad de maná y un hechizo se enroscaron alrededor del
cuerpo de Elliot. En poco tiempo, su cuerpo estaba envuelto por una
opaca armadura plateada. Cuando un casco en forma de cubo llamativo
se puso en forma, todo su cuerpo estaba cubierto de metal. En profundo
contraste con el aspecto generalmente delicado de Elliot, era un equipo
profundamente tosco. Aunque parecía sacrificar la movilidad, esa
armadura fue tejida con maná de un hechizo. Su peso no necesariamente
coincidiría con su aspecto.

Esto era un misterio del mundo de Elliot. Era el tipo de materializar una
sustancia física en el mundo, pero las características del hechizo no eran
familiares para Suimei. Había magias que él sabía que podían producir
un efecto similar, sin embargo, era un sistema de magia que no existía
en su mundo. Cuando su blasón ardió en la armadura, Elliot finalmente
materializó un escudo. Era un escudo de cometa que también estaba
cubierto en su blasón. Observando el uso de magia de Elliot, Graziella
puso una expresión de admiración hacia él.

“¿Hou? ¿Es esa magia del mundo de Héroe-dono? Es una técnica


divertida”.

“Estoy honrado. Sin embargo, no es solo divertido, ¿sabe?”.

Debido a su casco, la voz de Elliot fue amortiguada. Con un aire de


confianza, él bajó su postura. Al ver que sus preparativos estaban
completos, Graziella hizo su movimiento.

“Empezaremos con una prueba preliminar, ¿de acuerdo―? Oh, Tierra.


Endurece tu cuerpo y conviértete en una piedra para aplastar a mi
enemigo. Stone Raid”.

62
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Era magia que Felmenia había usado antes, una magia que usaba el
atributo de la tierra para lanzar piedras. Sin embargo, su título como la
usuaria más fuerte de magia de tierra no era solo para mostrar, la magia
de Felmenia no podía compararse con la cantidad y el tamaño de las
piedras creadas por Graziella en un instante. En su entorno, muchas
piedras, las cuales se redujeron hasta cierto punto, flotaban alrededor.
Mientras ella disparaba las piedras, Elliot apuntó su escudo de cometa
hacia adelante y adoptó una postura defensiva.

Aunque las piedras se precipitaban, cada una de ellas fue repelida por el
escudo, dejando a Elliot completamente ileso. Juzgando que la lluvia
había terminado, Elliot comenzó a invocar magia. Después de dejar
escapar un canto como un murmullo, su espada estaba ahora envuelta
en un relámpago y disparó un rayo eléctrico desde su punta. Habiendo
percibido el movimiento de maná, Graziella evadió el rayo de manera
segura.

“Ya veo. Eres bastante capaz”.

“Todavía hay más por venir― Presento mi deseo de celebración ante el


ensalzado espíritu de sabiduría. ¡Responde mi llamada, Force Grant*!”.
(NT: Fuerza Concedida).

Cuando Elliot dejó escapar su palabra clave, nada sobre su apariencia


cambió. Sin embargo, el maná que se desataba en el aire era un hechizo
que reforzaba sus habilidades físicas y ahora estaba envuelto alrededor
de su cuerpo.

“Ese uso mágico...”.

Felmenia tenía los ojos abiertos de sorpresa al observar la magia de


Elliot. Esto fue probablemente porque ella había visto que él estaba

63
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

usando múltiples magias al mismo tiempo. Era superior a la teoría


mágica de este mundo, que se limitaba a dos hechizos como máximo.

Con el efecto continuo de estas magias, las habilidades de batalla de


Elliot se dispararon. Era un estilo popular de magia para pelear, sin
embargo, en este mundo no era muy común. Graziella se acercó a Elliot.
Este era un espectáculo raro para los magos de este mundo, sin embargo,
seguramente significaba su especialidad en el combate cuerpo a cuerpo.
Sin mostrar ningún temor al pesado equipo de Elliot, Graziella se acercó
y le lanzó un puño. Naturalmente, ella estaba usando refuerzo físico, no
parecía ser inferior a la magia de Elliot de ninguna manera. Mientras
atacaba con sus puños, ella también estaba usando magia de tierra. En
respuesta, Elliot usó su escudo, la espada revestida de relámpago y
técnicas de espada para luchar con valentía contra ella.

“La forma de pelear de Héroe-dono es espléndida, ¿no?”.

“Ciertamente emite la sensación de ser un Héroe”.

“¿Suimei-dono también lo encuentra bueno?”.

“Así es. Se ajusta a lo básico, creo que es una buena forma de luchar”.

Suimei estuvo de acuerdo con la opinión de Felmenia. Al ver esta pelea,


él ya no pudo decir que la confianza de Elliot era alarde. Sus habilidades
con la espada eran obvias, la armadura, que había hecho con magia, era
bastante durable, el tiempo para invocar su magia de refuerzo físico y la
magia del encantamiento de armas era corto, pero su efecto era grande.
Sin embargo, fue algo soso en cuanto a que todo era demasiado
estándar...

64
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“El escudo y la armadura son hechizos defensivos diferentes. Además de


eso, está el hechizo de refuerzo físico y la magia de ataque. Es un estilo
de lucha perfecto, ¿no?”.

“Como uno esperaría, al menos vale la pena elogiarlo. Él tiene combate


cuerpo a cuerpo y batallas mágicas cubiertas, además está esa habilidad
de espada. Sin embargo―”.

Considerando la cantidad de maná, la velocidad de los hechizos y sus


efectos, Graziella era superior en todos estos aspectos. Elliot solo tenía
su magia de relámpago, pero Graziella invocaba nueva magia de tierra
muchas veces mientras luchaba cuerpo a cuerpo.

“Tenía la imagen en mi mente de que los magos en este mundo en


realidad no usaban técnicas de lucha mano a mano”.

“Su Alteza la Princesa Imperial Graziella es un caso especial. Las


personas que tienen una base firme como mago, y aún pueden participar
en el combate cuerpo a cuerpo en esa medida, son muy raras”.

Mientras Suimei y Felmenia estaban teniendo esta conversación, parecía


que la lucha había llegado a un punto muerto. Graziella y Elliot se
pusieron a cierta distancia y una vez más se enfrentaron. Graziella
entonces comenzó a hablar.

“Eso es. Lo he visto”.

“... ¿Ver qué?”.

65
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Con respecto a esa maldita armadura y escudo. Ambas consisten en


sustancias físicas, pero el escudo se usa para defenderse de la magia y la
armadura se usa para defenderse de todos los demás ataques, ¿verdad?”.

“...”.

Graziella estaba haciendo una mirada de satisfacción mientras lo


descubría, sin embargo, Elliot permaneció en silencio. ¿Qué tipo de
mirada estaba haciendo él hacia ella debajo de ese casco?

“Suimei-dono, ¿fue eso cierto?”.

“Sí. Es lo que dijo esa mujer. No hay ningún error”.

Mientras Suimei y Felmenia estaban hablando, Christa soltó un grito.

“¡Elliot-sama!”.

El escudo de Elliot fue enviado volando por el poderoso puño de


Graziella. Ella entonces dio un paso adelante para evitar que volviera a
recogerlo. Elliot no tuvo más remedio que retroceder en la dirección
opuesta a su escudo.

“... Suimei-dono. El escudo de Héroe-dono no está desapareciendo”.

“El hechizo debe hacerse para que no desaparezca hasta que use un
hechizo mágico para disiparlo. Si fue un hechizo el que le obligó a verter
maná constantemente en él, existe la posibilidad de que se lo despoje

66
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

completamente de la protección en cualquier momento después de


todo”.

“Ya veo. Ciertamente”.

Como Felmenia estaba convencida de esto, una vez más levantó sus
sospechas.

“Suimei-dono, entre Su Alteza la Princesa Imperial Graziella y Héroe-


dono, ¿cuál cree que va a ganar?”.

“No puedo decirlo con certeza. Pero, la Princesa Imperial tiene la


ventaja. Siempre que sean iguales en combate cuerpo a cuerpo, la
habilidad de usar magia se vuelve importante. Si él no tiene algo para
derribar eso, entonces será superado por la gran diferencia en magia”.

“Algo para derribar...”.

“Ese Héroe todavía tiene maná abastecido. ¿No planea usarlo o no puede
usarlo aquí...?”.

Suimei creía que él todavía estaba reteniendo algo. Después de todo, el


estilo de lucha del Héroe aún dejaba el poder en reserva. Sin embargo,
en oposición a eso, las abrumadoras habilidades de combate de Graziella
eran bastante considerables. Al ver esto, Suimei no pudo evitar tener
dudas sobre por qué había alguien con poder equivalente a un Héroe,
pero aun así tenían que ir e invocar a un Héroe a pesar de eso.

En el medio de su intercambio, el relámpago, revestido alrededor de la


espada de Elliot, desapareció. Parecía que el tiempo efectivo del hechizo

67
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

había pasado. Justo cuando Elliot estaba a punto de invocar el


relámpago sobre su espada una vez más...

“¡―Oh, Tierra! ¡Conviértete en la cristalización de mi tiranía! ¡Aférrate


al poder inflexible y aplástalos! ¡Así, conviértete en un monumento que
alabará su gloriosa muerte! ¡Crystal Raid!”.

Graziella dio a luz su movimiento decisivo. Era un gran movimiento.


Cuando los cristales, que perforaban los ladrillos en el suelo, rodeaban a
Graziella, ella arrojó su brazo hacia un lado. Los cristales se precipitaron
hacia adelante. El escudo de Elliot estaba muy lejos de él, tampoco tenía
tiempo para defenderse con magia. El grito de Christa llenó el aire.

“¡Suimei-dono!”.

“Así que está decidido, ¿huh...?”.

Una nube de polvo llenó el aire. Oscureció su campo de visión, sin


embargo, era completamente obvio quién había ganado la batalla.

La nube de polvo fue arrastrada por el viento. Mientras se alejaba del


área, Elliot estaba ahora de rodillas con una expresión sombría tratando
de recuperar el aliento. Y con una expresión con aún más celo y
curiosidad que antes, mirándolo, estaba Graziella. Al final, Graziella fue
la vencedora de la pelea, fue solo el resultado que Suimei esperaba.
Graziella se echó hacia atrás el cabello y cruzó sus brazos.

68
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Más o menos prodría resumirlo. Tus técnicas de lucha son de alto
nivel, pero si tuviera que adivinar, el Héroe de Astel parece ser más
habilidoso”.

Ella estaba comparando el momento en el que estaba luchando junto a


Reiji en Astel y su lucha ahora mientras hacía una expresión triunfante.
Al mirar la figura de Graziella de pie frente a él con los brazos cruzados,
Elliot debe haberse sentido humillado. Todavía llevaba puesta su
armadura, pero el temblor de sus puños aún era visible. Después de
tragar una bebida que le entregó su asistente, ella se giró hacia Elliot.

“Fue una promesa. Hasta que se resuelva el incidente, haré que


obedezcas mis órdenes”.

“Mierd...”.

“¿O qué, después de todo esto, el Héroe de todas las personas lo


rechazará?”.

“… Entendido”.

Su manera de hablar fue bastante provocativa, pero Elliot aceptó las


palabras de Graziella. Sin embargo, su rostro no tenía un toque
agradable y era bastante desagradable. Elliot disipó su armadura y su
escudo y se levantó de nuevo. Christa corrió a su lado y estaba a punto
de expresar su opinión, pero parecía que una vez que Elliot decidiera
algo, no se retractaría. Solo sacudió su cabeza hacia Christa. Y entonces,
Graziella se giró hacia Suimei. Ella entrecerró sus ojos en finas rendijas
y lo miraba fijamente.

“Ahora bien, el próximo eres tú”.

69
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

En esta clase de situación peligrosa, Suimei no se arrodillaría. Él solo


devolvió la mirada de frente.

“Sin embargo, me gustaría negarme a involucrarme en cualquier pelea”.

“No tienes voz en el asunto, bastardo. Vas a someterte a mí o lucharás


contra mí”.

La petición de Suimei fue repelida por sus altivas palabras. Felmenia


entonces le gritó a Graziella.

“¡Su Alteza, por favor, espere! ¡No importa cómo lo ponga, ¿esto no es
demasiado prepotente?!”.

“Si es demasiado prepotente, ¿planea quejarse con alguien?”.

“¡E-Eso es...!"

“¿Qué? No hay necesidad de preocuparse. Tendremos un encuentro


ligeramente feroz”.

La manera de Graziella de resolver todo con fuerza pura era asombrosa


en sí misma. Era muy posible que Felmenia presentara una queja a
Almadious, sin embargo, a ella no pareció importarle en absoluto.
Mientras las dos se miraban mutuamente, Suimei dio un paso al frente.

“Menia, da un paso atrás”.

70
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Pero ahora Suimei-dono está...!”.

“Ella no muestra signos de escuchar, no importa lo que digamos. Su


anhelo se muestra en sus ojos”.

Suimei señaló a Graziella con la barbilla sugiriendo a Felmenia para


tomar un vistazo. Siguiendo su sugerencia, ella se giró hacia Graziella.

“En los ojos de Su Alteza Graziella, ¿anhelo...?”.

Felmenia dijo esto de una manera desconcertada. Parecía que ella no era
capaz de entender, sin embargo, reflejándose en esos ojos azules, estaba
seguramente el anhelo. Eran los ojos de una que persiguía el conflicto, o
más bien, de alguien que deseaba una emoción mientras esperaba una
pelea. Suimei dio un paso adelante a pesar de saber esto. Graziella
también con una sonrisa arrogante como si estuviera cansada de esperar.

“Parece que te has motivado”.

“Aunque completamente de mala gana”.

La voz excitada fue barrida por una voz exasperada. Elliot, que había
retrocedido junto con Christa, estaba señalando una expresión dudosa
hacia Suimei.

“Oi, ¿aún no estás...?”.

71
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Recuperándose de sus heridas. A esa pregunta incompleta, Suimei lo


confirmó como la verdad con una amarga voz.

“Hubo tu caso y luego este, cielos, después de venir aquí solo he tenido
mala suerte”.

Mientras tomaba a la ligera la situación, Suimei dio un paso adelante.


Graziella ya había hecho sus preparativos y estaba dejando escapar una
presencia feroz. Mientras lo hacía, ella repentinamente miró a Suimei
como si ya lo estuviera criticando.

“Es soso”.

“¿Qué lo es?”.

“¿No es obvio? Tu rostro”.

Fue una provocación transparente. Mientras Suimei endurecía


silenciosamente su expresión, Graziella soltó una risa emocionada.

“Kukuku. No te ofendas. Ciertamente no eres una flor, sin embargo, he


juzgado que un bastardo como tú no es alguien a quien haya que
subestimar... Además, de acuerdo con el flujo de eventos, puedes
compararlo con la Élite Doce”.

“...”.

De una risa ella hizo un cambio completo a un tono agudo con esa
declaración mientras miraba a Suimei con una mirada penetrante.

72
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Parecía que ella no le estaba tomando a la ligera. Liliana era una de esas
personas de la Élite Doce, si Graziella entendía que Suimei había peleado
con Liliana durante el incidente, era obvio que ella estaría alerta.

“Llegué un poco tarde para preguntar, ¿pero echaste al culpable a una


esquina, correcto?”.

“Quién sabe, no sé quién le dijo algo así, pero no tengo ningún recuerdo
de eso”.

“Estoy hablando de la idea de que Liliana Zandyke es la culpable”.

“Ciertamente esa chica estaba presente en ese momento, pero no hay


pruebas de si ella es la culpable”.

“¿No hay pruebas, dices? Bastardo, ¿no estabas en la escena en ese


momento y luchaste con ella?”.

Graziella aplastó el vago tono de Suimei mientras ella intensamente lo


interrogaba. Se sentía como si el aire se hubiera vuelto pesado. Sin
embargo, Suimei no le prestó atención y respondió
despreocupadamente.

“Me pregunto, mis recuerdos de esa noche son terriblemente vagos”.

“¿Pretendes hacerte el tonto hasta el final?”.

“... Fuu”.

73
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Mu...?”.

“¿―No es hora de que te calles? Maldito pulpo”.

Él tenía suficientes de sus preguntas. Mientras él voló su tono


considerado con su respuesta, el entorno comenzó a moverse. Él podía
oír las voces airadas de las personas a su alrededor, pero no era nada lo
que le preocupaba. Mientras se aferraba al secreto de Liliana, tal
investigación era solo un obstáculo. Como ella estaba tratando de
obtener información de él, eso significaba que todavía no podían captar
la información importante de los movimientos de Liliana. La razón por
la que estaban pretenciosamente tratando de ponerlo bajo su mando sin
importarles su apariencia era básicamente porque se habían vuelto
impacientes. Mientras escuchaba la imprudencia de Suimei, Graziella
soltó una risa opresiva.

“... Fuu, ¿así que es tú verdadero carácter? Ese tipo de discurso


irrespetuoso puede hacer que te acusen de lesa majestad, ¿sabes?”.

“¡Como si me importara! ¡Si puedes arrestarme, pruébalo!”.

“¡Ha! ¡Seguro puedes hablar!”.

Las palabras de Graziella se llenaron de energía cuando corrió hacia


Suimei ferozmente. En completo contraste desde el momento con Elliot,
ella tenía la intención de comenzar el combate mano a mano. Suimei
evadió su puño y bloqueó su alta patada con su brazo, y girando en el
lugar, apuntó una patada giratoria a la cabeza de Graziella. Mientras ella
levantaba su guantelete y lo bloqueaba, Suimei retrocedió hacia atrás.
Graziella no descansó y persiguió a Suimei con su puño.

74
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Ku!”.

“¿Qué sucede? Tus movimientos son torpes”.

Suimei estaba molesto, pero justo como ella dijo, su cuerpo no se movía
con fluidez. Debido al daño en su Cuerpo Astral, a pesar de que su cuerpo
no tenía heridas, no se movía como él quería. Le tomó todo lo que tenía
el simplemente evadir en combate cuerpo a cuerpo.

“Estás esquivando bastante bien. Sin embargo―”.

Graziella retrocedió. El motivo de esa acción era obvio.

“¡―Oh, Tierra! ¡Eres una piedra que brilla con la brillantez del mal!
¡Golpea a mi enemigo en un abrir y cerrar de ojos! ¡Stone Iridescence!”.
(NT: Iridiscencia de Piedra).

Cuando sus palabras llegaron a su fin, un mineral amorfo como un ópalo


apareció en el aire. Desde la luz del sol y el maná brillando sobre él, la
luz que se reflejaba a través de él brilló como un arcoíris y asaltó los ojos
de Suimei. La longitud de onda de luz constantemente cambiante era
fuerte, si uno era débil para el estímulo, entonces probablemente
induciría un espasmo debido a un ataque. La masa de minerales servía
como una cortina de humo y podía engañar a un simple oponente del
ataque inminente, sin embargo, Suimei era un mago. Parcialmente
cerrando sus ojos mientras soportaba el deslumbramiento, Suimei
desplegó su magia defensiva.

“¡Secandum Excipio!”. (¡Muralla Número 2, Despliegue Local!)

75
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

La masa de minerales, que salió volando, fue completamente bloqueada


por el círculo mágico dorado. Como esperaba Graziella abrió sus ojos
como si estuviera mirando algo extraño. Sin embargo, ella rápidamente
devolvió su expresión a su estado habitual.

“... Hou, no funcionó, ¿huh?”.

A pesar de que sabía que no había ningún efecto, la expresión de


Graziella mostró que todavía tenía mucha compostura. Era como si
dijera que, en ambos términos de maná y hechizos, ella todavía tenía
mucho más bajo su manga. Esto era probable y completamente correcto.
Ella estaba de pie allí sin una sola gota de sudor o cansancio, tenía la
capacidad de disparar esos cantos de dos versos una multitud de veces
sin ningún problema. Su título como la maga más fuerte del Imperio no
era solo para mostrar. Sin embargo…

‘El atributo tierra de entre todas las cosas...’.

Suimei hizo una mueca ante el amargo sabor en su boca. Él había


recibido esta información antes mientras observaba la pelea de Elliot,
pero él aún no podía evitar gruñir. Entre los cuatro o cinco elementos, la
magia que llevaba el atributo de tierra obviamente tenía la mayor masa
y dureza. Como la magia estaba compuesta principalmente de arena,
tierra, rocas y minerales, la defensa contra ellas tenía un impacto directo.

Naturalmente, la muralla número dos era un hechizo que defendía


contra el maná y los hechizos que ellos tejían. Si fue algo creado al tirar
la tierra desde el suelo, entonces las defensas físicas de la muralla
número uno podría bloquearla. Sin embargo, incluso así, incluso la
simple magia que usaba el atributo de tierra creaba un gran impacto. El
daño a los alrededores no era insignificante, sobre todo en esta situación
en la que era muy doloroso para Suimei moverse demasiado, él solo
podía quejarse de que era esto de entre todas las cosas. Si había algo que

76
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

pudiera hacer, era simplemente mantener las apariencias con un rostro


sereno.

“¿Está bien? Si continúas disparando magia tan llamativa, el daño al


distrito será bastante grave, ¿sabes?”.

“Como si me importara. Los únicos que viven en esta área son todos
ricos. Solo con un poco de daño, sus carteras no se vaciarán. Es por eso
que tampoco tienes que contenerte, ¿verdad?”.

“... ¿No me estás pidiendo que rompa las cosas cuando lo pones así?”.

“Si hicieras que mi Capital Imperial sea más espaciosa, sería bastante
refrescante”.

Prácticamente pedirle que destruyera el lugar donde vivían los nobles no


era algo que alguien de su estatus debería decir. Mirando su expresión,
Suimei no podía leer simplemente en lo que ella estaba pensando. No
podía determinar qué emociones contenían sus palabras. Sin embargo,
al menos podría decir que no era un oponente al que pudiera sacudir tan
fácilmente con las palabras. Graziella se precipitó una vez más. Sin
embargo, en completo contraste con su última carga, su juego de pies fue
ligero.

“¡R-Rápida!”.

La que gritó fue Felmenia. Ella debe haberse sorprendido por los
movimientos de Graziella. La maga ante sus ojos se movía de izquierda
a derecha con fintas para intentar despistarse de Suimei. Sin embargo,
la velocidad a la que ella estaba haciendo eso no era normal.

77
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Magia de tierra, ¿huh?”.

“Así es. Aunque solo verlo no es algo para elogiarte―”.

Mientras se metía con la sensación de profundidad de Suimei, ella


probablemente estaba planeando saltar a solo un paso de él. Sin
embargo, Suimei estaría preocupado si ella mirara a los ojos de un mago
en esa medida. Después de obtener una idea aproximada de la ubicación
de Graziella, Suimei chasqueó sus dedos.

“¡¿Mierd―?!”.

Mientras el aire delante de ella estallaba mientras ella estaba en medio


de su juego de pies, Graziella no pudo soportarlo y dio un paso hacia
adelante. El efecto de la magia de ataque de Suimei no terminó
simplemente deteniéndola, ya que tal vez debido al shock en su cabeza y
cuerpo, Graziella estaba tambaleándose. Al ver esta apertura, Suimei
cambió a la ofensiva en un instante. Él continuamente chasqueó sus
dedos hacia Graziella y desató su magia de ataque en un flujo constante.
Ante la tormenta de explosiones desde todas las direcciones, Graziella
naturalmente no tenía tiempo para preparar algún tipo de magia
defensiva. Ella se vio obligada a protegerse con sus brazos en una
postura defensiva.

“¡Guu, bastardo, magia sin ningún canto...!”.

Sin embargo, con solo esta magia de ataque, él no pudo lograr un final
decisivo para la batalla. Suimei se estaba preparando para invocar su
próximo hechizo mágico, pero debido a las limitaciones de su maná

78
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

debido a los efectos secundarios de su recuperación, la invocación se


retrasó.

‘Joder―’.

Mientras Suimei estaba maldiciendo en su mente, Graziella comenzó a


murmurar algo. Ella estaba cantando un hechizo. Asumiendo que era
otra forma de magia atribuida a la tierra, Suimei prestó cuidadosa
atención a cualquier cambio en su entorno. Sintiendo los temblores
debajo de la tierra como un presagio, Suimei evadió inmediatamente.
Cuando Graziella golpeó el suelo, se rompió en pedazos y se convirtió en
una innumerable cantidad de guijarros que se dispararon hacia Suimei.
Era una lluvia de balas desde todas las direcciones, pero Suimei aún
pudo evitar el ataque.

“¡―En ese caso, ¿qué tal esto?!”.

Mientras Graziella gritaba, ella le daba la vuelta al abrigo militar.

“―Escucha mis deseos. Vuela más allá de la distancia, a quien no tenga


una audiencia conmigo. Mi granizo te separa de las leyes enmarañadas
e inseparables del mundo, conviértete en un poder que supera cualquier
tipo de razón― ¡Abrir! ¡Devil Connect*!”.
(NT: Vínculo Maligno).

“¿Crees que usar el mismo tipo de magia una y otra vez podrás―? ¡¿Qu-
?!”.

El final de la burla de Suimei fue interrumpida por su propia voz


sorprendida. De acuerdo con su intuición, él tenía una buena
comprensión, de la forma en que la magia que Graziella había estado

79
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

invocando hasta ahora, tomaría. Pero algo fue diferente esta vez. Él no
sintió la mediación de un elemento en su magia. En el momento en que
notó esta discrepancia, una región del aire se volvió borrosa. De repente,
una masa gigante de roca apareció en ese espacio, y Suimei dio a luz su
muralla número dos para interceptarlo. Sin embargo, por alguna razón,
su magia defensiva no interfería con eso. Ante la masa gigante de rocas,
la muralla de la fortaleza dorada estaba gritando. Además de eso, el
poder mágico se había estado acumulando por encima de él, a este
ritmo...

“Tch―”.

“¡Suimei-dono!”.

Suimei rompió su postura para evadir, pero su cuerpo todavía estaba


golpeado por una parte de ello. El shock envió a su cuerpo a volar. La
masiva roca se estrelló en una esquina de la plaza con un estruendoso
rugido y levantó humo por todas partes. Por otro lado, Suimei fue
obligado involuntariamente a volar a baja altura. Y entonces, él
inmediatamente comenzó a manipular los fenómenos para corregir su
postura. Para un mago con suficiente poder, sin ningún tipo de canto o
acción, ellos eran capaces de manipular los fenómenos hasta cierto
punto con solo una imagen en su mente. Estaba restringido a cosas
simples, pero, cuando uno estaba en una carrera contra el tiempo, se
decía que era una habilidad bastante útil.

La imagen que Suimei tenía en mente era la de una gran mano que tiraba
de su cuerpo. Con eso, como si su cuerpo estuviera siendo arrastrado por
un poder invisible, voló de forma poco natural hacia un lado y aterrizó a
salvo. Justo después de que terminó su movimiento, que desafió por
completo la gravedad, todo su cuerpo se retorció de dolor.

“Guu...”.

80
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Así que lo esquivaste. Bueno, al menos deberías ser capaz de eso”.

Graziella estaba frunciendo el ceño ante los peculiares movimientos de


Suimei, pero parecía que a ella realmente no le importaba. A diferencia
de los magos que conoció en la ciudad, ella aceptaba misterios
desconocidos. Por otro lado, Christa y Elliot solo podían soltar un
gemido después de presenciar la magia que Graziella había usado.

“No puede ser, ese tipo de enorme...”.

“Para usar ese tipo de magia en este tipo de lugar, ¿en qué está
pensando?”.

Estaban diciendo cosas diferentes, sin embargo, ambos eran los mismos
en que estaban asombrados por cuán extrema era la magia que acababan
de presenciar. La magia, que ella usó, creó una masa de roca lo
suficientemente grande como para llenar su visión y se precipitó hacia
su oponente.

Suimei tenía su fortaleza dorada preparada y rápidamente estaba


destrozando su cerebro. Esto era naturalmente sobre la magia que usaba
Graziella. La magia que estaba usando era completamente contraria a lo
que sabía antes, “Los sistemas mágicos en este mundo deben usar los
elementos como mediación”. En ese caso, ¿qué era esta magia? No usaba
la mediación de los elementos y no usaba la tierra misma como origen
para lanzar un ataque físico. Sin embargo, su defensa contra los hechizos
mágicos era completamente sin sentido ante ello. Suimei
cuidadosamente pensó en lo que había presenciado momentos atrás. La
sensación de incomodidad y la borrosa región del espacio. Esa enorme
masa de roca que tomó forma demasiado rápido como para haber

81
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

tomado el curso correcto de las cosas. Suimei de repente notó algo


dentro de su línea de visión.

“―Ya veo. Esa magia, usa el bordado en el forro de ese abrigo, ¿cierto?”.

“¿―Hou?”.

Cuando Suimei usó su aguda perspicacia para identificar la magia de


Graziella, sus ojos se agudizaron.

“Interesante, escuchémoslo”.

Contrariamente a sus palabras, su rostro estaba haciendo una expresión


seria como si no se divirtiera en lo más mínimo. Su rostro daba la
impresión de que no dejaría de escuchar cada una de las palabras que él
diría. Suimei entonces comenzó su explicación.

“No me gusta la forma en que lo dices, pero... Esa magia, a diferencia de


la típica magia, no usa los elementos. Es magia que usa técnicas de
invocación como su origen, ¿verdad?”.

Elliot fue el primero en reaccionar a esas palabras.

“¿Técnicas de invocación? ¿Qué estás diciendo? Este mundo no debería


tener técnicas de invocación, ¿verdad?”.

“No, ¿cierto? Existe la magia que te llamó a este mundo, la técnica de


invocación de Héroe”.

82
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ah...”.

“Esa magia justo ahora, probablemente use una sola parte de ese hechizo
para unir dos lugares, es magia de tele-transportación”.

“Magia, tele-transportación...”.

Felmenia, Graziella y Christa no parecían reconocer el significado de las


palabras, sin embargo, había una persona que hacía una expresión de
entendimiento en admiración.

“―Lo entiendo, es un hechizo de tipo de tele-transportación, ¿huh? Esa


enorme roca fue almacenada en un lugar diferente, y luego, usando ese
hechizo mágico, ella lo sacó, ¿verdad?”.

“Así es. Si no fuera así, entonces lo que acaba de suceder no podría


explicarse adecuadamente...”.

“¿Qué pasa con la posibilidad de que lo que se creó con el hechizo fuera
una ilusión?”.

“Imposible. Dentro de las magias que usan la tierra como un atributo,


aparte de los hechizos que mueven la tierra misma, los objetos que
manifiestan simplemente se atribuyen con el papel del atributo de la
tierra. Dado que la mayoría de ellos están compuestos completamente
de poder místico, un muro defensivo contra los hechizos es capaz de
bloquearlos. Sin embargo, la magia recién fue un ataque completamente
físico”.

83
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Los materiales que fueron disparados por magia categorizados bajo el


atributo tierra eran existencias fundamentalmente vagas. Ya sea que se
tratara de una mezcla de sustancias unidas por magia, o un hechizo que
la construyera, dependiendo del método utilizado, era un poder
completamente místico o un poder completamente físico. En el caso de
un poder místico, una defensa contra los hechizos que la rompieran era
suficiente. Sin embargo, en el caso del poder físico, tendría que ser
descompuesta con magia ofensiva, o desacelerada, o repelida. Había
muchos enfoques para defenderse contra eso, pero defenderse contra el
hechizo no era uno de ellos.

La magia que Graziella había usado cayó en la última categoría. La


masiva piedra se colocó en un círculo mágico de antemano y, utilizando
un hechizo, ella ató el círculo mágico con el espacio que tenía ante ella.
Haciéndolo, ella tele-transportó la roca y la utilizó para atacar a su
oponente. El medio detrás de su ataque fue en realidad extremadamente
simple. Sin embargo, esta magia no podría ser tan simplemente criticada
con palabras como “No hay sofisticación” o “Solo transfirió algo”. Había
transferido algo fácilmente pesando cientos de toneladas mientras
mantenía su tamaño. Su potencial destructivo era fácil de ver.

Ciertamente para Suimei, él fue capaz de detener un proyectil de tanque,


que tenía aún más fuerza destructiva que eso. Sin embargo, eso fue
posible porque solo tuvo que detener algo más o menos del tamaño de
una bala. Para algo tan grande, incluso si su poder destructivo era
inferior, no era algo que él pudiera detener por completo. Por supuesto,
había otros enfoques para manejar la situación, por lo que no era algo
que él considerara especialmente peligroso, pero...

“No, espera. Si eso es magia de tele-transportación, ¿no fueron los


preparativos para usarla lo que faltaba?”.

“Es por eso que dije que era el bordado en el revestimiento. Tiene el
mismo hechizo que el círculo mágico inscrito en él. El hechizo compilado

84
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

no requiere mucho de un canto, también es probable que el otro círculo


mágico tenga algún tipo de configuración para ello también”.

“Incluso así, ¿todavía creo que no todo se alinea?”.

“Así de extraño es el círculo mágico que invoca al Héroe... Es solo que,


en el momento de la tele-transportación, el revestimiento debe ser
expuesto”.

“Ya veo, entonces tienes una idea de eso...”.

Después de decir eso, Elliot se giró hacia Graziella con una expresión
amarga. Y entonces, cuando dejó escapar un gemido, había una cantidad
inesperada de amargura en su voz.

“Entonces, cuando estabas peleando conmigo, no me habías tomado en


serio...”.

La expresión de Graziella permaneció completamente transparente


mientras hablaba.

“... Por alguna razón, ustedes dos encajan bastante bien cuando hablan,
¿huh?”.

“Eso es, también me sorprende”.

Suimei miró a Elliot con expresión perpleja como si también notara ese
hecho repentinamente. Entonces, Graziella comenzó a hablar con voz
atónita ante la verdad que Suimei había conjeturado detrás de su magia.

85
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Hubo un montón de palabras sin sentido mezcladas allí, pero es seguro


que lo has visto a través de ella”.

Después de que Graziella soltó un resoplo, ella clavó su mirada


considerablemente y miró a Suimei.

“Sin embargo, estoy sorprendida de que haya alguien que pueda ver a
través de la magia creada reuniendo la mejor tecnología en todo el
Imperio después de solo verla una vez. Bastardo, ¿quién eres tú?”.

“Eso no es algo que necesites saber”.

“Fuu, bueno, eso está bien. Pensé que era extraño que Flama Blanca-
dono estuviera contigo. Pero eso debe significar que eres alguien que, de
una manera u otra, está relacionada con el que derrotó a ese General
Demoníaco Rajas y su ejército, ¿verdad?”.

“¿Qué es eso? ¿No el que derrotó al General Demoníaco fue el Héroe de


Astel?”.

“Déjalo. Probablemente ya hayas escuchado la verdad de Flama Blanca-


dono. Además, ese hombre todavía está demasiado joven―”.

El maná de Graziella comenzó a expandirse antes de que ella terminara


de hablar y cortó el final de su oración. Esto probablemente significaba
que iba a ir con todo desde aquí. Ella usó en gran parte magias comunes
que usaban los elementos, pero también existía esa habilidad que le
permitía acelerar su propio cuerpo, así como la magia de tele-
transportación que podía formar en el aire.

86
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Usando un estilo de lucha como un maldito taoísta”.

“No entiendo lo que dices, pero parece que tienes más agallas que ese
Héroe. Aunque es un poco tarde, escucharé tu nombre”.

“Es Suimei Yakagi”.

“... Hou, qué nombre tan inusual”.

“Lo siento por eso”.

Ocultando su impaciencia dentro de sí mismo, Suimei sacó su lengua


como un mocoso. Era una batalla difícil. Si su condición física no fuese
tan mala, había un número incontable de formas en que podía
manejarlo. Sin embargo, en su condición actual, donde su Cuerpo Astral
estaba incompleto, incluso un canto de dos versículos colocaba una gran
carga sobre su cuerpo. Habiendo dicho eso, incluso el simple confiar en
la magia que transforma los gases sería bastante peligroso de usar
debido al estado ambiguo de la mente de Suimei.

Sin embargo, esa magia de tele-transportación, que transfería enormes


rocas, no podía invocarse más de tres veces en un corto espacio de
tiempo. Independientemente de las habilidades del practicante, las leyes
de la magia no lo permitirían. Pero a pesar de que él sabía esto, el actual
Suimei no podía―

Una vez más, una región del espacio en el aire se volvió borrosa. Una
masiva roca estaba a punto de caer. Suimei evadió a un lado, pero no
pudo escapar por completo.

87
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Gu―”.

“¡S-Suimei-dono!”.

Mientras la onda de choque seguía sacudiendo su cerebro, sin tiempo


para recuperar su postura, comenzó la siguiente magia.

“Todavía hay más―”.

Graziella rompió la masiva roca con un puño y disparó las piedras


dispersas a Suimei. Fue una verdadera descarga de rocas. Y entonces, sin
poner fin a su vigor, el suelo comenzó a levantarse y se extendió. En un
abrir y cerrar de ojos, el cuerpo de Suimei estaba cubierto de dolor.
Cuando Felmenia presenció esta escena, su rostro se puso
completamente pálido.

“A-Aah...”.

Incapaz de soportarlo más, ella le gritó a Graziella.

“¡Su Alteza! ¡Por favor, detenga esto ya!”.

Sin embargo, Graziella no la estaba escuchando. Solo pensando en poner


fin a las cosas, ella golpeó el suelo con su hechizo. El suelo se elevó y se
transformó en una torre y perforó hacia Suimei. La onda de choque
dispersó el polvo por toda el área. Graziella echó un vistazo y dejó
escapar una sola frase.

88
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“… Se acabó”.

Sin embargo, era demasiado temprano para que desviara su mirada.


Cuando la nube de polvo, que estaba bloqueando su vista, se despejó,
pudo ver a Suimei de pie allí respirando pesadamente. Suimei pudo ver
el rostro encantado de Felmenia.

“... Tch, no solo arbitrariamente... lo termines por tu cuenta, maldición”.

“Todavía no has caído, ¿huh? Sin embargo, no podrás luchar más en esa
condición. Ríndete y coopera conmigo”.

Tal vez porque estaba exasperada por su terquedad, Suimei escuchó esas
palabras de ella. Sin embargo, a pesar de que fue provocativo, después
de escuchar esas palabras mezcladas con desilusión sin ningún atisbo de
su lenguaje abusivo habitual, Suimei soltó una extraña risa.

“¿Rendir? ¿Yo? Fu, fufu...”.

La risa misteriosa y sardónica de Suimei, mezclada con su dificultad para


respirar, resonó por toda la plaza. Los ojos de Graziella se volvieron
nítidos mientras miraba a Suimei que, ignorante, se reía con una actitud
provocativa.

“… ¿Qué es tan gracioso?”.

“No podrás luchar, eso es lo que dijiste, ¿no? ¿A quién estás diciendo que
no podrá luchar, huh?”.

89
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No sé por qué puedes ser tan confidente, ¿no es obvio―?”.

Sucedió cuando Graziella estaba hablando. Antes de que ella pudiera


terminar de poner sus pensamientos en palabras, el aire comenzó a
temblar.

“¿Es esta magia de atributo tierra? No…”.

Graziella hizo una suposición en un instante y lo expresó en palabras,


pero era incorrecto. Era, por supuesto, magia. Era un fenómeno causado
por la magia, no solo un fenómeno regular. El temblor, que no fue
causado por ningún fenómeno definitivo, se fortaleció gradualmente con
el poder de Suimei. La oscilación anormal fue causada por nada más que
la enorme cantidad de maná que estaba tomando forma, causando que
el espacio se sacudiera con su poder místico.

Dentro del espacio tembloroso, que no mostraba signos de calmarse, el


maná de Suimei aumentaba en proporción a la fuerza de las vibraciones.
Los efectos relacionados con el enorme desbordamiento de energía de
un reactor nuclear aparecieron en un instante y ya habían causado un
vórtice que cubría quinientos metros en todas las direcciones. Tirados
por el poder manifestado, los ladrillos en el suelo se levantaron en el aire
y se hicieron añicos. Muchos pequeños relámpagos azules bailaban en
su entorno como una corriente eléctrica. El sonido de su descarga
eléctrica reverberó en el aire.
(NT: Súper Saiyajin, prros :’v).

Suimei hizo su determinación. Si seguía luchando mientras le hacía caso


a su propio cuerpo, solo un punto muerto yacería ante él. Ahora mismo
él estaba en el centro de la plaza, no había ningún lugar para correr. Si
no había forma de abrirse paso sin usar toda su fuerza, no había más
remedio que atacar con toda su alma.

90
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

―Archiatius Overload.

Sin embargo, esas palabras, que Suimei tenía preparadas en la parte


posterior de su garganta, no salieron de su boca. Él había terminado
todos los preparativos para usar su palabra clave. Estaba de pie en la
frontera donde su horno de maná se liberaría por completo. Lo que
detuvo a Suimei con un fuego ardiendo en sus ojos, fue Felmenia quien
saltó a su espalda con todas sus fuerzas.

“¡Suimei-dono!”.

Cuando Felmenia se aferró a su torso, Suimei miró hacia atrás solo


girando ligeramente su cabeza.

“¡¿Menia?! ¿Qué estás―?”.

“¡No puede, Suimei-dono! ¡Por favor, conténgase! ¡No puede dejar


escapar este tipo de poder en el medio de la ciudad!”.

“Pero…”.

“¡Suimei-dono! ¡Por favor, cálmese! Solo desencadenar su maná es una


cosa, pero si Suimei-dono usa magia como esta, el entorno, no, un solo
humano no...”.

“Tch...”.

91
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Ciertamente, dentro de un rango bastante amplio, ellos no se librarían a


la ligera. Felmenia se aferraba desesperadamente a él con la furiosa
presión del viento causada por su maná. Suimei renunció a sus planes de
desatar su horno de maná al escuchar la queja de Felmenia. Era justo
como ella dijo. En esta situación, en la que no tenía el tiempo libre para
contener a Graziella, naturalmente pensó que todo lo que podía hacer
era usar su magia a pleno rendimiento. Si eso llegara a ser,
naturalmente, el daño no se limitaría solo a esta plaza. Mientras
apretaba sus dientes ante el dolor en su cuerpo y su frustración, Suimei
desaceleró la rotación del horno de mana. En un momento, un gran
desaliento asaltó el cuerpo de Suimei. Incapaz de luchar contra su fuerza
que se alejaba de él, Suimei dejó su cuerpo al cuidado de Felmenia.

“Gu... Menia...”.

“¡Háganse a un lado! ¡Debe ser doloroso, pero por favor, apóyese en mí


fuertemente!”.

Juzgando que la condición de Suimei era bastante mala, Felmenia llevó


a Suimei e intentó escapar. Ella había reforzado su fuerza física antes de
saltar con Suimei. Ella inmediatamente comenzó a aplicar la magia de
movimiento instantáneo que había aprendido de Suimei. Mientras lo
hacía, una voz provocadora se dirigió hacia ella.

“¿Crees que te dejaré hacer lo que quieras?”.

“¡No! ¡Incluso si es imposible, me abriré paso a la fuerza!”.

Cuando Graziella le lanzó estas palabras, Felmenia comenzó a tejer su


hechizo.

92
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡―Así como el viento de lejos y ancho transmite, trae la flama que brilla
a medida que se balancea! ¡Escucha mi voz! ¡Eres el brillo teñido de
blanco! ¡Escucha mi voz! ¡Tú eres el resplandor que sacude toda
calamidad!”.

La luz corría salvaje en el aire. La luz dibujó la forma de un círculo y


comenzó a dibujar letras y símbolos dentro de ella. Un círculo mágico
había tomado forma. El círculo mágico completado derramó un calor
intenso que uno no podría siquiera imaginar después de ver su magia
antes.

“¡¿Mu―?!”.

Cuando Graziella vio esto, cayó en pánico. Cuando aterrizó de saltar


hacia atrás, Felmenia dejó escapar su palabra clave.

“¡Truth Flare!” (¡Lanzamiento de Flama Blanca!)


(ETN: Felmenia usó inglés aquí).

Como una floreciente flor, las silbantes flamas blancas se extendían en


gruesos cinturones y atacaban a Graziella como si quisiera derribarla. En
respuesta, Graziella levantó el terreno ante ella y adoptó una postura
defensiva. Eventualmente, la flama blanca se había apagado hasta el
punto en que solo podía quemar el cabello, sin embargo, ya había
logrado su propósito. Felmenia y Suimei estaban fuera de la plaza, y
habían escapado del alcance efectivo de la magia de Graziella... Desde
atrás, Suimei podía escuchar el sonido de Graziella chasqueando su
lengua mientras él expresaba su gratitud hacia Felmenia en palabras.

“… Lo siento”.

93
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Por favor, no se preocupes por eso. Suimei-dono, usted fue acorralado


por sus heridas”.

“Estaba destinado a estar acostumbrado a sentirme completamente


agotado... No es genial”.

Descuidadamente había desatado su poder, y ahora se estaba retirando


involuntariamente en derrota. Él entonces agradeció a Felmenia una vez
más.

“… Me salvaste. Gracias”.

Por lo tanto, la conciencia de Suimei se desvaneció.

Cuando el Lanzamiento de Flama Blanca de Felmenia desapareció, en


medio de los ladrillos chamuscados y el olor a quemado en el aire,
Graziella cerró sus ojos, ya que ella no se divirtió en absoluto y reprimió
su desbordante mana. Cuando estaba viendo irse a Suimei y Felmenia
sin moverse, su asistente se acercó a ella. Y entonces, respetuosamente,
inclinándose hacia ella, habló.

“¿Deberíamos perseguirlos?”.

“Está bien. No me importa si los dejamos en paz”.

“¿Está eso bien? Por la forma en que el hombre estaba hablando antes,
es posible llevárselo bajo la acusación de lesa majestad”.

94
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ese es ciertamente el caso, pero ese hombre está herido. Además, ese
hombre está acompañado por Flama Blanca-dono. Si los presionamos
con demasiada fuerza, esta vez puede provocar una fricción innecesaria
con Astel”.

“Sin embargo…”.

“Si vas a ir y capturaras por tu cuenta, yo no estaría en contra de darte


permiso, pero como es de esperar, no puedes hacer eso, ¿correcto?”.

Cuando Graziella le dijo esto a su asistente, ella le dio la vuelta al abrigo.


Mientras echaba un breve vistazo al rostro de la asistente a su lado, ella
sabía que el deber sería difícil. El oponente que iban a capturar era un
enemigo formidable contra el cual Graziella tuvo que usar su carta de
triunfo. Incluso si prepararan a varias personas en el calibre de los Élite
Doce, aún sería una tarea severa. Incluso si su asistente, cuyas
habilidades no se quedaron atrás de Graziella, dijo que definitivamente
los capturaría, eso solo sería una mentira.

“Además, si vamos demasiado lejos, mi hermano mayor se enojará con


nosotros también”.

Dejando escapar un suspiro de exasperación, ella entonces se giró hacia


Elliot y Christa.

“Bueno, entonces, haré que ustedes bastardos vengan conmigo”.

“… Entendido”.

95
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Fu, eres inesperadamente perceptivo, ¿huh?”.

“¿Debo añadir que también soy extremadamente reacio?”.

“No, eso fue imprudente de mí, ¿huh?”.

Mientras escupía eso, Graziella regresó al pabellón con Elliot y Christa a


cuestas. Christa estaba haciendo una expresión sombría de principio a
fin, sin embargo, como estaba sirviendo a Elliot, cuando él dio su
consentimiento, no había nada que ella pudiera hacer más que obedecer.
Graziella de repente se detuvo.

“... Tengo un poco de insatisfacción, bueno, con esto está bien que lo
dejemos por hoy, ¿no?”.

Cuando dejó escapar esas palabras contundentes, su tono sin duda dio
una pista de que no estaba completamente satisfecha. Graziella cambió
su atención a la plaza parcialmente destruida. En la plaza, había muchas
cosas que fueron destruidas por su propia magia y por la flama de
Felmenia. Sin embargo, sobre todo fue el maná de Suimei, que tuvo un
efecto en un área amplia. Expuestos a la ola de maná, los objetos
desmoronados se dispersaron por toda la plaza. Ese enorme poder, que
creó una escena tan desastrosa, aún podía sentirse en su piel, ya que sus
restos permanecían fuertemente en el aire.

Graziella se dio cuenta de que eso era solo el comienzo. Por lo tanto, a
pesar de que apretó su puño y tenía el sudor corriendo por su rostro,
como se esperaba, dejó escapar un decepcionado suspiro.

96
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Capítulo 2: El Sueño Feliz Estaba,


Ciertamente, En Este Lugar

―Ella podía escuchar una voz.

“Desaparece, desaparece”, una joven voz.

La voz gritaba en rechazo. Era una voz que sentía desesperación hacia
todo en el mundo.

Atraída por el eco de la tristeza, ella abrió sus ojos y miró hacia adelante,
figuras vagas, como si estuvieran cubiertas por una neblina de calor,
estaban allí. “Arde, déjate golpear”, una pequeña figura atormentándola
con palabras estaba entre las otras. Esa pequeña figura tenía
características reconocibles. Ese joven rostro siempre estaba frío, para
esconder el miedo que tenían en el fondo de su corazón, ellos se
mostraban valientes. Sin embargo, ese rostro ahora estaba derramando
lágrimas, sus ojos afectados por el dolor y la angustia se desbordaban.

¿Ella estaba siendo asaltada? ¿Ella estaba asaltando...? No, ella estaba
siendo asaltada. Como un insecto, quemado y pisado, así como así, hasta
que quedó reducida a una figura miserable. Si esa chica debía vengarse,
¿a qué apuntaba esa venganza? ¿No estaba destinada a ser otorgada a lo
imposible para redimir a los Demonios que propagaban las atrocidades?
Sin embargo, tanto la voz gritando como la voz inquisitiva, retenida
como una presa, no saldrían de su boca.

97
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Así, mientras solo miraba las sombras, el lamento de la pequeña figura


terminó. En poco tiempo, la chica comenzó a temblar, y entonces, esa
figura se volvió completamente negra. Junto con burbujas negras
burbujeando en la superficie, se expandió. ¿Fue la que no sería aceptada,
finalmente aceptada? A medida que aumentaba de tamaño, hasta que su
forma original no era más que una mera sombra de sí misma, comenzó
a tragarse a todos aquellos en sus alrededores. El maná esparcido en la
zona, la figura que atormentaba a la chica, incluso los edificios, todos se
convirtieron en una masa negra y se hincharon sin cesar. Estaba dirigida
a destruir a las personas de la ciudad.

Lo que ella escuchó, fue la voz de tristeza. “¿Por qué? ¿Por qué?”, ella
preguntó repetidamente con enojo mientras se desesperaba ante la
respuesta que nunca regresaba, “Espera, espera”, “¿Por qué soy solo
yo?”, “¿Por qué terminé con esta apariencia?”. Ella cuestionó los cielos
donde debería haber estado la existencia más elevada. Ella solo deseaba
una respuesta, a pesar de que ya no podía volver a su forma original, ella
solo deseaba llenar el vacío en lo profundo de su pecho.

Una voz llorosa permaneció en sus oídos. Esa voz de su corazón, la cual
deseaba ser salvada, se volvió del revés y se convirtió en una voz de
resentimiento. ¿Por qué nadie salva a esa chica? ¿Por qué esa
desesperación, provocada por el aislamiento de no tener una sola
persona para depender, tiene que existir en este mundo?

Incluso si fuera justo, la voz de llanto ciertamente estaba allí.

―Por eso, no se puede perdonar.

Incluso si fuera justo, ciertamente existiría el que no se salvaría.

―Por eso, ella debe rebelarse contra ese resultado.

98
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Incluso si fuera justo, este viento que soplaba en su corazón, nunca se


detendría.

―Por eso, ella podía oír esa voz.

“Despierta”, dice.

“Despierta, ve y logra lo que debes”. La voz de la tentación susurró cerca


de su oído.

―Esta era una maldición. Esta maldición, nacida de causar dolor a su


padre y madre, seguramente nunca será liberada hasta el día en que ella
muera.

Después de escapar con éxito de la plaza Sur, Felmenia, desconfiando de


cualquier perseguidor, cambió su ruta de escape de las calles principales
a los callejones. Después de un rato, corría por el callejón donde se
encontraba la residencia Yakagi. Y entonces, después de apartar algunas
sillas, dejó a Suimei sobre una mesa. Mientras lo hacía, Lefille, quien
había estado esperando afuera llena de preocupación, se apresuró con
un pálido rostro.

“¡F-Felmenia-jou! ¿Qué sucedió?”.

Lefille preguntó en pánico después de mirar tanto a Suimei como a


Felmenia. Felmenia pasó a explicar lo que había sucedido en la plaza Sur
con un amargo rostro. Acerca de cómo Elliot también estaba en la plaza

99
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Sur. Acerca de cómo Graziella ordenó un encuentro obligatorio sobre


ellos para buscar al culpable. Y sobre cómo Suimei fue a luchar contra
Graziella en una batalla mágica para evitar esto. Después de entender lo
esencial de las cosas de Felmenia, Lefille gimió con una tez sombría.

“... Incluso para Suimei, tener que luchar contra la Princesa Graziella con
esas heridas fue bastante grave, ¿huh...?”.

“Estoy avergonzada después de decirte que me lo dejaras a mí. Que fui


absolutamente incapaz de intervenir la pelea entre Suimei-dono y su
Alteza la Princesa Imperial Graziella. Que solo podía escapar...”.

“No, con esa Princesa Graziella como oponente, te las arreglaste para
huir mientras llevabas a una sola persona. Es algo que solo Felmenia-jou
podría hacer... Sin embargo, esa maldita Graziella, ella realmente solo
hizo lo que quería”.

¿El cambio en su tono de voz se debía a la ira? Como si estuviera mirando


a la Princesa Imperial que no estaba allí, Lefille agarró su puño
firmemente.

“¿Lefille?”.

“... Aah, no, no es nada. Poniendo eso de lado Felmenia-jou. ¿Cuál es la


condición de Suimei-kun?”.

“En cuanto a las heridas externas, no parece haber nada tan grave. Esto
es probablemente debido a la expansión y amortiguación de su maná en
un instante. Es solo...”.

100
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Él tiene una cantidad considerable de dolor”.

Suimei, que estaba acostado sobre la mesa, tenía los ojos cerrados
mientras gemía de dolor. Era como si estuviera viendo una pesadilla.

“Los síntomas no parecen ser serios, así que creo que todo estará bien...”.

“Entonces, no hay nada que hacer sino dejarlo descansar, ¿huh...?”.

Durante este intercambio, Lefille repentinamente sintió una presencia


hacia la entrada del callejón. Pudo haber sido un perseguidor. Mientras
se aferraba a su ominosa premonición, ella dejó escapar una
amenazadora voz mientras preguntaba su identidad.

“¡¿Quién está ahí?!”.

Por otro lado, tal vez porque la presencia se sorprendió por su voz, la
sombra, que ella podía ver ligeramente, saltó un poco. En poco tiempo,
el que apareció desde el callejón fue...

“Esto es... parece que te he sorprendido”.

El que apareció en tono de disculpa fue el bibliotecario Elfo de la


biblioteca de la Universidad Imperial, Romeon. Felmenia, quien lo había
visto una vez antes, lo llamó mientras recordaba.

“Si recuerdo, ¿no usted no es el bibliotecario-dono de la biblioteca de la


Universidad Imperial...? ¿Por qué está aquí?”.

101
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ah, eso es porque justo ahora había visto tu figura en las calles. Además
de eso, Stingray-san estaba cargando a Yakagi-kun, pensé que tal vez
algo había pasado con ese culpable y vine preocupado”.

“¿Es eso así….?”.

Romeon, que caminó parcialmente hacia Felmenia y los demás,


continuó interrogándolos.

“Parece que Yakagi-kun ha perdido el conocimiento, pero ¿qué


sucedió?”.

“Luchó con su Alteza la Princesa Imperial Graziella en la plaza Sur,


um...”.

“Cielos, ¿esa Geomancy Emperor? ¿Por qué él haría tal cosa...?”.

Cuando la sorpresa de Romeon apareció en su rostro, Suimei recuperó


la conciencia y levantó su cabeza mientras todavía estaba acostado sobre
la mesa.

“¡Suimei-kun!”.

“¡Despertaste!”.

Cuando Felmenia y Lefille alzaron sus voces con alegría, Suimei, quien
todavía estaba aturdido por perder la conciencia, miró a su alrededor
para comprender la situación actual.

102
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Gu... ¿Esto es? ¿La casa?”.

“Sí, estamos frente a la casa. Después de eso, vine aquí con prisa, no ha
pasado mucho tiempo”.

Cuando Felmenia dio su informe, Suimei una vez más le mostró su


gratitud.

“Aah, lo siento. Me trajiste aquí ¿verdad? Gracias y ¿―eh? Bibliotecario-


san, ¿estabas aquí...?”.

“Sí. Llegué hace un momento. Los había visto a los dos en las calles y los
perseguí preocupado”.

“Ya veo…”.

Suimei respondió con una rígida expresión. Mientras lo hacía, Romeon


se giró hacia Suimei.

“Yakagi-kun, tu cuerpo parece estar en muy mal estado. ¿Te importaría


si echara un vistazo?”.

La razón por la que lo dijo fue porque antes había trabajado como
médico mágico. Romeon estaba mirando a Suimei con un serio rostro.

“Estaré bien. Entiendo mi propio cuerpo mejor después de todo. Solo


perdí el conocimiento porque liberé mucho de mi maná a la vez”.

103
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Es eso así…?”.

Suimei rechazó finamente la sugerencia de Romeon y se levantó. Luego


comenzó a caminar hacia la salida del callejón. Lefille lo llamó en pánico.

“¡Suimei-kun! ¿A dónde vas?”.

“Voy a buscar a Liliana. Ahora que la están buscando en serio, necesito


encontrarla rápidamente”.

“¿S-Suimei-dono? No creo que eso sea algo que usted debería decir en
esta situación”.

Al mirar a las dos que intentaban contener a Suimei, que intentaba irse
irrazonablemente, Romeon habló con un dudoso tono.

“... ¿Podría ser, que quieres ir a buscar al culpable detrás de los


incidentes de coma?”.

“... Sí”.

“Yakagi-kun. Cesa esto ¿Qué piensas hacer con ese cuerpo? En este
momento estás a punto de hacer algo demasiado imprudente. Hasta que
tu cuerpo haya sanado adecuadamente, sería mejor posponer tu cacería
humana”.

“...”.

104
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Suimei se detuvo en silencio al escuchar el argumento de Romeon.


Detrás de él, Felmenia y Lefille intentaron contenerlo una vez más.

“Es justo como dice Romeon-dono. Suimei-dono, por favor, conténgase


aquí”.

“Así es, Suimei-kun. Ellos tienen razón No deberías actuar


precipitadamente”.

“… Entiendo”.

Convencido por los tres, Suimei se dio por vencido y se dejó caer sobre
una silla mientras todavía estaba de espaldas a ellos. Al ver esto, Romeon
preocupadamente lo llamó.

“... Entonces me iré. Yakagi-kun, por favor, no hagas nada imprudente”.

Escuchando esas palabras de preocupación, Suimei levantó la mano para


responder mientras todavía estaba de espaldas a ellos. Romeon luego se
inclinó ante Felmenia y Lefille y regresó a la calle principal... Después de
un momento...

“… ¿Se fue?”.

Suimei miró por encima de su hombro y le preguntó a Felmenia sobre el


paradero de Romeon. Él lo había hecho en un tono inusualmente bajo.
Mirando su mirada aguda, ella giró levemente su cabeza para mirar la
calle.

105
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Eh? Sí, Romeon-dono ya no está aquí”.

“Ya veo”.

Suimei se levantó de su silla al escuchar esto. Él no estaba emitiendo el


tipo de atmósfera que implicaba que estaba regresando a la casa. Al ver
las sutilezas de su comportamiento, Felmenia dirigió una expresión
severa hacia él.

“¿Suimei-dono? Usted no podría...”.

“¡S-Suimei-kun! ¿No te dijimos que no te fueras?”.

“... Voy a descansar un poco. Dejando eso de lado, si realmente no


hacemos nuestro movimiento ahora, puede volverse bastante malo”.

“¿Por qué ahora? ¿Por qué estás tan apresurado? No es como tú”.

“Estoy apresurado. Si fuera solo esa peligrosa mujer, estaría bien. Sin
embargo, puede ser el caso de que haya más que eso sucediendo. Lo
siento, pero tendré que pedirles a las dos que también se dividan y
busquen a Liliana. Por favor”.

Una cierta cantidad de urgencia se podía escuchar en su voz... Esas


palabras eran del tipo que se usaría cuando se solicita a extraños.
Escuchando eso, Lefille dejó escapar un suspiro.

“... Haa”.

106
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿No lo harás?”.

“No es eso. Pero―”.

“¿―Cómo lo digo? Lo que Suimei-dono dice es extraño. De vuelta en el


Castillo Real, usted dijo que no quería quedarse atrapado en ningún
peligro, pero aquí, en la Capital Imperial, está saltando al peligro por su
propia voluntad”.

La voz de Felmenia se mezcló levemente con un suspiro cuando dijo esto


con asombro. Su opinión estaba en línea con la de Lefille. Teniendo su
falta de virtud presionada, Suimei levemente se estremeció.

“L-Lo entiendo... pero para cualquiera, hay momentos en los que hay que
rechazar y momentos en los que uno debe actuar, ¿verdad?”.

“Eso es, bueno, es cierto, pero...”.

“Para mí, ese momento es ahora. Por eso, debo irme”.

Escuchando esto, Lefille frunció el ceño y presentó su franca opinión.

“Bueno, entiendo que hay momentos en los que Suimei-kun debe hacer
su movimiento y actuar, si no fuera así, habría otra reprimenda”.

“Uu... Lefi, por favor, evita la reprimenda”.

107
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No. No es suficiente solo mirar hacia adelante. Siento que sería mejor
si todos lo discutiéramos juntos”.

“Lo entiendo. Te daré todo el tiempo que quieras después, al menos me


ahorrará mucho... ¿Qué te parece?”.

Suimei una vez más les preguntó. Mientras lo hacía, Lefille adoptó una
estricta actitud.

“Bajo la condición de que no actúes imprudentemente hasta que tu


cuerpo haya sanado”.

“Bueno. Entendido”.

Y luego de Felmenia:

“Por supuesto, cooperaré”.

“Lo siento. Eres de gran ayuda”.

Mientras le daba su gratitud a Felmenia, Suimei comenzó a curar sus


heridas con magia curativa. Cuando tocó su mano contra las regiones
afectadas, una luz verde pálida comenzó a brillar. Partículas de luz y una
neblina verde se elevaron al aire. Como repentinamente recordó algo,
Suimei se giró hacia Felmenia.

“Ahora que pienso sobre ello, Menia, antes tenías cuidado con cualquier
perseguidor, ¿pero no captaste que el bibliotecario-san te estaba
siguiendo?”.

108
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Eh? Ah, sí. No me di cuenta hasta que Lefille lo sospechó”.

“Solo me di cuenta después de que estuvo lo suficientemente cerca para


que yo lo viera”.

“Ya veo…”.

Escuchando lo que tenían que decir, Suimei se sumergió profundamente


como si estuviera escudriñando algo. Al ver esto, Lefille habló.

“Entonces Suimei-kun. ¿Qué quisiste decir cuando dijiste que, si solo


fuera Graziella, no sería peligroso?”.

“Quise decir que era posible que hubiera otros haciendo su movimiento.
Aunque no tengo ninguna prueba todavía”.

“Entonces, ¿quién sería? ¿Es el culpable?”.

“Con respecto a eso, hablaré de eso luego de que me convenza un poco


más. Lo siento, pero esperen hasta entonces”.

Después de terminar el tratamiento de sus heridas, Suimei caminó hacia


la salida del callejón.

109
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

La Capital Imperial Filas Philia fue originalmente construida para


funcionar como una ciudad fortaleza. Debido a eso, su estructura era
bastante compleja. La ciudad fue dividida en distritos utilizando el
concepto de compartimentación, a primera vista parecía una ciudad muy
bien organizada. En verdad, era más un laberinto de callejones y
callejones sin salida en toda la ciudad. Sin una comprensión firme de su
estructura, no era fácil de asaltar. Las antiguas trampas, los callejones
sin salida que no tenían en cuenta las casas cercanas, las antiguas vías
acuáticas, muchos lugares peligrosos fueron dejados atrás como estaban
durante mucho tiempo.

Era una instalación que inquietaba tanto a los extranjeros como a los
locales. Las murallas que rodeaban la ciudad eran altas, y las salidas se
encontraban en el extremo Norte y Sur. El paso dentro y fuera de la
ciudad estaba severamente restringido por la noche. Todos y cada uno
de los distritos albergaban una estación para la policía militar,
mirándolo desde otra perspectiva, se podía decir que también eran todas
las cárceles.

Esto también fue problemático para la chica, que se había visto obligada
a escapar sin un final a la vista. ¿Cuánto tiempo pasó desde que se puso
su túnica negra y se ocultó a los ojos de los ciudadanos de la Capital
Imperial? Gracias a los carteles de se busca para el sospechoso
expandiéndose, Liliana siguió escapándo, sin importar si era de día o de
noche, a través de las inquietas calles de Filas Philia. Ella estaba viviendo
en estos días impredecibles sin descansar lo suficiente e ignoraba la
condición de su restante maná.

Para navegar por el laberinto de callejones antes mencionado, era


necesario elegir cuidadosamente su ruta. Sería inaceptable si ella
descuidadamente saliera por las grandes calles principales. No era solo
la policía militar y una parte de los soldados que se movían, incluso los
ciudadanos estaban hablando y vigilantes de ella. Si ella escuchaba
atentamente a lo largo de las calles, podía escucharlos decir cosas como:
“El arma humana fue la culpable de los incidentes de coma”, “Está

110
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

corriendo dentro de la Capital Imperial”, y “Puede estar haciendo


estragos en medio de la ciudad”, en todas partes. Mientras sus
características fueran conocidas, la túnica no era suficiente para
esconderse.

“...”.

Liliana recordó lo que había sucedido hasta ahora mientras miraba el


nublado cielo. Sobre cómo atacó a los nobles que pretendían derrocar a
Rogue, sobre cómo luchó con Suimei Yakagi, y sobre cómo obedeció las
palabras de la sombra alta esa noche... ¿Fue realmente esa la elección
correcta? Debido al temor de ser atrapada y la ansiedad de no lograr sus
objetivos, ella se deshizo de la bondad de Suimei Yakagi y escapó.

Ciertamente, Liliana tenía algo que debía lograr. Ella tenía que eliminar
la amenaza de la persona más querida para ella. Sin embargo, si en ese
momento, ella admitía sus crímenes, desechara su magia oscura y se
hiciera amiga de él, era posible que hubiera podido regresar a un camino
correcto. Tal visión flotaba a través de su cabeza.

En esa noche, él le preguntó si ella estaba realmente bien con ello, ya que
ella continuaba usando su magia oscura. Él era una persona que quería
liberarla de ese camino. Ellos ni siquiera habían intercambiado palabras
tantas veces. Cada vez que lo hicieron, ella lo rechazaba por su propio
bien. Y entonces él fue golpeado por la magia oscura. Cuando ella pensó
en ello, hasta ahora, nunca antes hubo una persona así. Incluso cuando
el poder oscuro se volvió loco, él ignoró su propio cuerpo para salvarla y
le mostró una sonrisa de alivio.

Esa fue la primera vez que ella alguna vez recibió una sonrisa de alguien.
Es por eso que, al recordar esa mano que estaba extendida hacia ella, un
pánico indescriptible se apoderó de ella cuando sintió una nostalgia que

111
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

nunca supo, la cual torcía su corazón. Esa fue probablemente la última


vez. Esa era la última vez que le mostraría amabilidad.

“Suimei Yakagi...”.

Sin saberlo, su nombre se vertió de su boca. Pudo haber sido que ella
estaba rezando para que él apareciera, sus verdaderos sentimientos. Ella
sabía que este anhelo, que llegó demasiado tarde, era arrepentimiento.
Sin embargo, ella rezó una vez más... “Lucha, Liliana. Si lo haces,
dependiendo de las circunstancias, serás necesaria después de todo”.

“Uu... Uu...”.

Esas palabras, que escuchó una vez de la sombra alta, torturaron y


condenaron su corazón. Lucha. Si no lo hiciera, perdería su lugar en el
mundo. Nadie la necesitaría. No había significado para su vida más que
lastimar a otros. Ella tenía que ser fuerte. Ella no pudo apartar esa voz.
En cuclillas y apoyada contra la pared de piedra de un edificio, en poco
tiempo, el balanceo de su corazón se detuvo. El anhelo y el dolor, que
agarraba su corazón hasta ahora, desaparecieron en algún lado.

“Yo… estoy... por el bien…. del coronel”.

Ella debe luchar. Fue justo como dijo la sombra. Ella, quien poseía el
poder de la oscuridad, nunca sería aceptada por nadie. Eso era cierto,
desde el momento en que nació, ella había sido condenada al ostracismo
por todos. Esto no solo se limitaba a la gente de la aldea en la que vivió.
Incluso su padre y su madre siempre la miraban como si fuera algo
repulsivo.

112
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Después de llegar a la Capital Imperial, nada había cambiado. No


importa en qué calle caminaba, las miradas, que la apuntaban con odio,
no cambiaron. En ese caso, esa persona, Suimei Yakagi también debe ser
así. El acto de extender su mano hacia ella tuvo que haber sido un acto
para hacerla bajar la guardia. Después de todo, esa persona se estaba
moviendo para atrapar al culpable detrás de los incidentes de coma. Por
eso, ella debe luchar. Por el bien de proteger el único lugar al que ella
pertenecía, llamado Rogue...

Todavía no había señales de la sombra alta tratando de contactarse con


ella. Después de instarla a escapar, ella no recibió ninguna comunicación
de ellos. Probablemente la habían desechado. Sin embargo, cuando ese
pensamiento pasó por su mente, ya no pudo parar.

“¡¿―?!”.

Mientras estaba pensando en tales cosas, de repente sus hombros se


sobresaltaron. Era un sentido dominado por alguien a quien los demás
temían. Estaba la presencia de alguien detrás de ella. Sería malo si la
encontraran. Ella tuvo que esconderse rápidamente. Después de un
momento, no había voz ni presencia apuntando hacia ella. Ella no había
sido descubierta. Ella tímidamente echó un vistazo hacia atrás y observó
dónde acababa de estar de pie. Lo que ella vio no fue ni la policía militar
ni los soldados.

“Papá, mamá, dense prisa, ¡vamos~!”.

Lo que entró en su vista, era una familia que caminaba armoniosamente.


Un padre, una madre y su pequeño hijo. Mientras el niño los instaba a
seguir hacia donde iban, el padre lo alcanzó mientras decía: “Entiendo,
entiendo”, y lo tomó de su mano. La madre apuntaba una mirada amable
hacia ellos mientras los perseguía desde atrás mientras decía: “Es
peligroso si no miras hacia adelante correctamente mientras caminas”.

113
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Todos ellos compartían una sonrisa. Incluso en la Capital Imperial


atrapada por una crisis, todos se reían como si se estuvieran divirtiendo.

―Pronto sería el desfile del Héroe. ¿A dónde deberíamos ir hoy? Hay


artistas callejeros en la calle principal. Ella escuchó voces discutiendo
estas cosas.

“Hey, hey, papá, quiero comer algunos dulces”.

“¿Acaso no tienes algunos en casa...?”.

“Quiero dulceees”.

“Hmmmm... pero”.

“Hey, no puedes decir cosas tan egoístas”.

“Pero…”.

“No se puede evitar. Cuando volvamos a la calle, ¿deberíamos buscar


algo?”.

“¡Hurraa!”.

El niño lanzó sus brazos al aire en deleite. La madre, que estaba mirando
esto, dejó escapar un suspiro de exasperación, pero definitivamente no
mostraba ningún disgusto en su rostro.

114
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡...!”.

Liliana quería huir. Este tipo de escena estaba tan lejos y distante de ella.
Mientras se alejaba, las voces de la familia feliz detrás de ella exaltaron
su corazón. Ella quería alejarse de aquí lo más rápido posible. Si no lo
hacía, esa apariencia de una familia feliz, que uno podría encontrar en
cualquier lugar, despertaría algo oscuro que acechaba dentro de ella.

Ella estaba huyendo con todas sus fuerzas, y antes de darse cuenta, salió
a la calle principal. Fue un acto demasiado descuidado teniendo en
cuenta el hecho de que estaba siendo buscada, sin embargo, con esto, la
paz en su corazón se restableció.

Ella dejó escapar un suspiro de alivio. Esa familia no estaba aquí. La voz
feliz del niño, la voz encantada del padre que movió su corazón y la
sonriente voz de la madre que los observaba gentilmente. Con los
muchos pasos y la mezcla de muchos sonidos debido al ajetreo y el
bullicio, ella ya no podía escucharlos. Su corazón finalmente estaba en
paz. Sin embargo, eso no continuó por mucho tiempo.

“―Oi, la túnica negra allí”.

“¡¿―?!”.

Mientras se giraba hacia la estricta voz, lo que apareció a la vista fueron


varios policías militares... Ella fue descubierta. Cuando dejó escapar un
gemido en su mente, uno de los policías militares, que parecía ser un
oficial al mando, dio un paso al frente.

115
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Toda la ciudad está actualmente en vigía. Tu estatura es similar a la que


estamos buscando. Quítate la capucha”.

“...”.

“¿Qué pasa? ¿No te lo quitarás...? No puede ser, ¡tú!”.

Como ella no cumplió con su orden, los otros policías militares se


acercaron furtivamente. Liliana retrocedió reflexivamente. El oficial de
la policía militar juzgó que se trataba de un intento de fuga, y ordenó al
otro policía militar.

“¡¡Captúrala!!”.

Combinando esas palabras, un silbido mágico sonó en el aire. En poco


tiempo, policías militares, que lo escucharon, comenzaron a llegar desde
todas partes de la calle. Justo en el medio de la calle, Liliana fue rodeada
en un instante. Incluso repentinamente, el tráfico en el área se convirtió
en un alboroto. Con Liliana en el centro, la policía militar la había
cercado por completo, y rodeándolos estaban los ciudadanos.

La policía militar estaba siendo alerta por magia y vaciló en acercarse.


Sin embargo, después de ver que Liliana no estaba usando magia sin
importar cuánto esperaban, ellos prepararon sus bastones y cargaron.
Liliana lo evadió con un ligero trabajo de pies. Ella no usaría magia tan
a la ligera. Su maná estaba ampliamente agotado en gran medida, por lo
que no podía usarlo de forma derrochadora. Sin embargo, a este ritmo,
con sus manos estando limitadas, las acciones que podía tomar eran
todas pobres. Mientras pensaba en esto, la impaciencia comenzó a
calentarse dentro de su cuerpo. Esto era malo. Estas fueron las únicas
palabras que flotaron en su mente. Tal vez porque estaba atrapada por

116
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

esos pensamientos, se encontró con la empuñadura de uno de los


bastones.

“¡Kya!”.

Cuando la enviaron volando, se le había caído la capucha. Cuando su


rostro fue revelado, ella pudo escuchar a los policías militares, que la
vieron jadear.

“... Como se esperaba, ¿huh?”.

Emparejando el gemido del oficial al mando, ella pudo escuchar a la


multitud, rodeando a los policías militares, que se agitaban a través de
las grietas en su formación. Ella podía escuchar temerosas voces, “Oi,
esa es la que están buscando...”, “El arma humana...”, “Es la culpable
detrás de los incidentes”. Incluso la policía militar a su alrededor la
estaba mirando con ojos como si estuvieran mirando a un Demonio o
monstruo. Mientras ella miraba a su alrededor, ese tipo de mirada se
acercaba desde todos los ángulos.

“Uu...”.

¿Por qué todos siempre la miran con ese tipo de ojos? Esos ojos que
parecían estar viendo algo repulsivo. A pesar de que ella ni siquiera había
hecho algo. Aunque ella no nació con este poder porque lo quería.
Aunque nunca deseó la infelicidad de los demás.

“¡¿Hee―?!”.

117
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Junto con esa temblorosa voz, las personas en los alrededores se


pusieron pálidas. Por alguna razón, todos habían sido atrapados por el
miedo en un instante. Y entonces, antes de que Liliana pudiera
determinar la razón por la que todos tenían esa expresión, la respuesta
llegó desde los alrededores.

“¿Qué hay… con ese ojo...?”.

“¡M-Monstruo! ¡Es un ojo de monstruo!”.

De repente, los gritos llenaron el aire. Ella se dio cuenta de que el parche
en el ojo, que ocultaba su ojo derecho, había caído al suelo. El impacto
de ser golpeado por un bastón había roto la cuerda del parche del ojo.
Debido a eso, se reveló el repulsivo ojo derecho alterado por el poder de
la oscuridad. Liliana reflexivamente miró a su alrededor. Todos los
humanos a la vista la miraban asustados y sorprendidos.

―Estos eran los mismos ojos que los que la gente de su aldea le señalaba
cuando temían que fuese una calamidad, y la excluían. Llena de oscuras
emociones, esos ojos, ojos, ojos, ojos, ojos―

“¡A-AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!”.

Desde lo más profundo de su corazón, los recuerdos de su pasado, que


ella había suprimido hacia abajo debido a un trauma emocional,
irrumpieron y comenzaron a desbordarse. Eran los recuerdos de esa
época que nunca más quería recordar. Esa vez, ella estaba decidida a ser
la fuente de toda la desgracia de la humanidad, esa malicia.

“¡Espera!”.

118
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡No dejes que se vaya!”.

Liliana comenzó a correr. La aguda voz detrás de ella la perseguía.


Muchos pasos la perseguían. La razón por la que pudo escapar fue
porque fueron sorprendidos por su ojo derecho al ser expuesto. Ella se
zambulló en un callejón y corrió con todas sus fuerzas.

“Haa, haa...”.

Liliana no tenía idea de dónde o cómo estaba huyendo. Después de un


rato, se detuvo en un callejón para recuperar el aliento, el cual se había
acabado. Ella de alguna manera logró escabullirse. No…

‘Todavía hay alguien ahí...’.

Había una presencia detrás de ella. ¿Uno de los policías militares la


alcanzó? Sin embargo, contrariamente a esa predicción, la presencia era
extremadamente delgada. Este tipo de habilidad para esconderse no era
uno que la policía militar poseía. Cuando se dio vuelta, dentro de la
sombra de un edificio, una simple sombra negra se extendía. Y luego, esa
sombra se extendió aún más como si se estuviera escapando de la
sombra del edificio. En poco tiempo, después de que la sombra se había
extendido por completo, lo que apareció fue...

“―Así que estabas aquí, Liliana”.

“¿C-Coronel...?”.

119
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Era su padre adoptivo y oficial superior, Rogue Zandyke. Al ver esa


figura, ella estaba llena de emociones. Tal vez él había venido a buscarla
después de que ella no había regresado a casa. Pero, ¿por qué estaba
desenvainando la espada en su cintura?

“Liliana, has hecho tu determinación, ¿verdad?”.

“¿Eh...?”.

Una voz desconcertada se deslizó de su boca. Ella no podía entender lo


que estaba pasando en absoluto.

“Liliana”.

“Por favor, espere. ¿Qué… quiere decir... Determinación?”.

¿Qué tipo de determinación necesitaba ella a hacer a alguien que


supuestamente iba a recibirla? A pesar de que él venía a salvarla, ¿por
qué estaba haciendo una expresión tan tensa? No importa cuánto ella
esperara, no recibió respuesta. Todo lo que vino, fueron los pasos fríos y
rígidos acercándose.

“Cor... onel... ¿Qué está...?”.

“¿No es obvio? He llegado a asumir la responsabilidad de lo que debo


cumplir. Por el bien de castigarte, quien cometió crímenes”.

“¿Por qué... coronel? ¿Por qué...?”.

120
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

¿Está haciendo eso?, ella quería preguntar. A pesar de que Liliana corrió
por ahí al realizar esos crímenes solo para proteger al que estaba frente
a ella. A pesar de eso, ¿por qué ella tenía que recibir un castigo?

“¡Coronel! Yo… ¡por el bien del coronel!”.

“No quiero escuchar tus excusas. Si también eres un soldado del


Imperio, ten en cuenta tu propia responsabilidad”.

“N-No... Eso no puede... Coronel...”.

La hoja desnuda se acercaba mientras Liliana se encogía. Su punta bajó


hacia ella. ¿Estaba a punto de ser asesinada? Cuando este pensamiento
vino a su mente, el cuerpo de Liliana se movió por sí mismo.

―No quiero morir.

Ese apego a la vida corría en su propio cuerpo. Antes de que ella lo


notara, ella evadió la espada de Rogue.

“... Liliana”.

Rogue murmuró su nombre. Su expresión se había convertido en una


sombra y ya no era visible. No, ella no quería verla. Si incluso ese rostro
la miraba como algo repulsivo, su corazón ciertamente se rompería
después de todo. Los movimientos lentos y serenos de Rogue
aparecieron en su vista.

121
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Una vez más, la luz parpadeó en su espada. Siguiendo la luz que atravesó
sus ojos, la punta de la espada se inclinó hacia adelante... A este paso,
ella sería asesinada. Por el hombre al que llamaba coronel, al que ella
idolatraba como padre. Por la persona que ella mantenía como la más
querida en el mundo.

“No... ¡NooOOOOOOOOOOOOOO!”.

“¡¿―?!”.

La estocada de Rogue atravesó la pared justo al lado de ella. Sin


detenerse a pensar que la oportunidad ante ella era una oportunidad,
Liliana una vez más comenzó a correr.

Liliana escapó de Rogue. Estando completamente absorta en correr a


toda velocidad por estos angostos y sombríos callejones, ¿cuántas veces
se había caído? Su cuerpo estaba cubierto de tierra y arañazos. La ropa,
que llevaba puesta, se había vuelto completamente andrajosa.

A donde llegó después de luchar tanto, con una atmósfera sombría como
si hubiera caído en la oscuridad, estaban los barrios marginales de la
ciudad. Rodeada por las paredes de los altos edificios a su alrededor, con
el cielo nublado sobre ella, el cual parecía que podía empezar a llover en
cualquier momento, no había forma de que la luz del día la alcanzara.

La zona estaba sombría y llena de un fuerte hedor. Era como si toda la


contaminación de la Capital Imperial se hubiera reunido aquí. Después
de correr y correr, el único lugar donde podría terminar estaba aquí.
Después de que Rogue le diera la espalda, ella ya no tenía un lugar al que

122
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

pudiera volver. Entonces para que nadie la encontrara, ella solo podía
encontrar un rincón donde las sombras se apilaban una encima de la otra
y abrazar sus rodillas mientras temblaba.

―Si ese hombre la hubiera abandonado, el único camino ante ella era
morir en la oscuridad de esta manera.

Aferrándose a estos pensamientos, lágrimas naturalmente comenzaron


a desbordarse de sus ojos. Sin una salida para sus emociones, su grito
lleno de dolor y el llanto de la angustia que se apoderó de su corazón
nunca saldría. Solo sus lágrimas brotaron de la esquina de sus ojos y
cayeron por sus mejillas. Toda su vida hasta este momento había sido un
engaño. Al final, ella solo podría vivir en completa soledad. Ella se dio
cuenta de que era completamente impotente.

Pensando en ello, desde que se dio cuenta de su entorno, ella solo fue
condenada al ostracismo por otros. Cualquiera, que viese su rostro, diría
que ella nunca debió haber nacido. ¿Por qué tenía que ser ella? ¿Por qué
era solo ella? Ella tenía estos pensamientos innumerables veces ya. Solo
porque ella podía usar el poder de la oscuridad de forma natural, ¿por
qué tenía que odiarla tanto la gente? A pesar de que nunca tuvo la
intención de hacer nada malo. Aunque ella nunca quiso lastimar a nadie.
A pesar de todo, cada vez que alguien la veía por primera vez, la miraban
con esos ojos.

De repente, Liliana recordó a la familia feliz que vio antes. Mientras


caminaban por las calles de la Capital Imperial, todos estaban haciendo
caras felices. El padre, la madre y el niño tenían una como si fuera obvio.

Un padre, madre e hijo. Aunque la forma en que se comporta una familia


no debería haber sido diferente entre ellos y Liliana. ¿Por qué la Diosa
no compartió esas sonrisas con ella? Ella no estaba siendo egoísta.

123
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Incluso si solo fuera un poco, incluso un poquito estaría bien, ella quería
tener un poco de ese calor de la sonrisa de un padre y una madre.

El niño le suplicó dulces a su padre. Y su padre, mientras estaba


preocupado, cumplió fácilmente. Su madre dio una advertencia, pero no
mostró un solo indicio de desagrado. La forma en que estaban era
simplemente cálida. La forma en que estaban era deslumbrante. Ella
estaba envidiosa.

Ella ni una vez, ni a su padre ni a su madre o incluso a Rogue, les suplicó


para pedirle algo. Entonces, ¿por qué se le permitió a ese joven hacer tal
cosa? A pesar de parecer no saber nada de penurias, dolor o tristeza.

“Ah...”.

Cuando escuchó pasos acercándose, su voz se filtró. Alguien había


llegado a este lugar, que era como las profundidades de un desagüe. ¿Era
alguien que no estaba acostumbrado a las calles de la Capital Imperial?
¿O tal vez un vagabundo? ¿Era la policía militar patrullando las calles?
¿O era Rogue? Ella se giró hacia ellos, y brevemente, cuando la luz
nublada brilló sobre ellos, su apariencia se hizo evidente. Ese
reconocible rostro era―

“Ustedes… son...”.

“¿Pensar que estabas en este tipo de lugar? Arma humana. No, criminal”.

“Es solo como escuchamos. Nuestra suerte debe ser buena”.

124
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Lo que llegó a sus oídos fueron voces desbordadas de crueldad sin


ninguna intención de ocultar nada de eso. Los que se mostraron, eran
los contratados por los nobles que pensaban mal de Rogue, los magos
con los que se había peleado anteriormente. Era el hombre con la voz
vulgar y el hombre con la voz cortés. La luz sombría reveló sus ojos, que
la despreciaban mientras brillaban.

“¿Para qué… vinieron aquí?”.

“¿No es obvio? Ese tipo de cosas…”.

“Has estado haciendo el ridículo hasta ahora”.

“¡Por eso, vamos a hacer que pagues por todo!”.

Los magos se estaban acercando. Después de llegar a la parada final de


huir, ya no había ningún lugar donde escapar. En el momento en que ella
se puso de pie, el hombre con la voz cortés comenzó a cantar magia. Los
objetos en su entorno fueron transportados por magia del viento, y
salieron volando hacia ella junto con una repentina ráfaga.

“¡Uu, Guu!”.

Incapaz de soportar, Liliana cayó al suelo. Mientras se aferraba al dolor,


el siguiente ataque llegó rápidamente. El único que cantaba era el
hombre de voz vulgar. La magia, girada junto con un tono violento,
produjo fuego que la rodeó y se convirtió en un círculo.

“A-Ah... Gu... Uu...”.

125
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Como si le susurraran que ellos no tenían intención de matarla


rápidamente, el calor del fuego se intensificó y robó el aire,
atormentándola lentamente. Esa figura, que se retorcía de dolor por no
poder respirar, era como un pez recién salido del agua, como un insecto
con sus alas arrancadas. El aire caliente le corría por su garganta
mientras el calor de las llamas le quemaba la piel.

Ella selló su garganta en dolor y cayó al suelo. Y después de quién sabe


cuánto tiempo, estaba jadeando por aire con una dificultosa respiración.
Ella se dio cuenta de que el círculo de llamas, que la estaba torturando,
se había desvanecido. En su lugar, los magos la estaban mirando hacia
abajo. El dolor descendió sobre ella. Su cabeza, sus brazos, su espalda,
sus pies, los hombres pisotearon todo. Ella estaba siendo tratada como
basura arrojada a un callejón.

En el breve intervalo en que el pisoteo se detuvo, ella alzó su vista y vio


los rostros sonrientes de los dos hombres. Eran rostros, los cuales se
topaban atormentando a Liliana desde las profundidades de sus mentes.
Su cabeza estaba llena de odio. De repente, Liliana recordó las palabras
que alguien le dijo una vez. Ella no debería ser tragada por la malicia.
Ella no podía rendirse al odio. Si le confiaba su corazón, incluso una vez,
ella perdería quién era realmente.

“Hey, ¿qué sucede? ¡¿No vas a usar una maldita magia como la última
vez?! ¡¿Aaah?!”.

“Parece que su maná ya está agotado. La más joven de la Élite Doce,


seguro ha caído bajo”.

Sin embargo, si fuera este mundo, no había necesidad de que lo


soportara. Después de todo, incluso si se obsesionaba obstinadamente
con su ego, ella nunca podría alcanzar las cosas que quería.

126
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡¿Qué pasa con ese maldito ojo?! ¡No eras solo un monstruo de nombre,
sino de hecho un auténtico monstruo de mierda, ¿huh?!”.

El hombre con la voz vulgar la pateó. Su cuerpo rebotó en el pavimento


de piedra del callejón y se estrelló contra una pared. Ella ya no sentía
dolor. Ella había olvidado lo que era el dolor. Las flamas del odio
ardiendo dentro de ella era todo el tormento que podía sentir en este
momento.

“¿Oh? ¿Qué? ¿Estás de humor? ¿En ese tipo de estado gastado?


¡HAHAHAHAHAHAHA!”.

“Sufrir tanto castigo y aún ponerse de pie... Un monstruo como tú solo


debe arrastrarse por el suelo despreciablemente”.

Sus voces burlonas eran extremadamente irritantes para sus oídos. Es


por eso que, sin importar qué tipo de poder usara, ella quería disiparlas.

“Yo…”.

Esta sería la última vez, seguramente ella se perdería a sí misma de esto.


Sin embargo, en este mundo solo lleno de dolor, ella no se arrepentiría
de simplemente desaparecer. Estaba bien ser tragada por la oscuridad.
Si lo hiciera, todo terminaría. Al igual que esa figura repugnante y
desagradable de esa noche, estaba bien para ella destruir todo y hacer
desaparecer todo. Los nobles, los magos ante ella, las calles de la Capital
Imperial, los ciudadanos, esa familia feliz. Cualquier cosa y todo. Si todo
desapareciera, su soledad ciertamente desaparecería también. Es por
eso…

127
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Desaparece…”.

“¿Ah?”.

“Desaparece... Desaparece...”.

“¿Qué? ¿Se volvió loca?”.

“Desaparecedesaparecedesaparecedesaparecedesaparecedesaparecedes
aparecedesaparecedesaparecedesaparecedesparecedeaparece―”.

Todo, desaparecerá. Justo cuando estaba a punto de despertar algo


oscuro, ella escuchó un desconocido ruido. Tap, tap, tap, tap, tap. El
ruido regular era rígido y agudo, ¿eran pasos? Ella lo escuchó más allá
de donde estaban los magos, en lo profundo de la sombra de un edificio.

―Buddhi Brahma. Buddhi Vidya. (Despierta el Poder. Junto con Gran


Conocimiento).

“Ah...”.

Invitada por la resonante voz, ella levantó su cabeza y vio una sombra
que se extendía hacia ella. En poco tiempo, en el lugar donde terminó la
sombra, un solo hombre apareció.

“―Asat Nada Arupa-Loka”. (Esa Lejana y Amplia Voz Proviene de los


Cielos en lo Alto)

128
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Ese hombre vestido con desconocidas ropas negras, estaba tarareando


algo así como un murmullo. Esa figura era de alguna manera solitaria,
como un Dios de la Muerte llamando a alguien en su lecho de muerte.

“―Kalabingka Mahamaya Om Karuma Samkri”. (Tú Posees el Dulce


Eco, Libera el Pecado Original)

El hombre no se detuvo, como antes, tap, tap, tap, sus pasos resonaban
en el aire mientras caminaba.

“... Ustedes nunca aprenden, ¿huh? ¿Es tan divertido atormentar a


alguien?”.

La voz exasperada del hombre resonó en todo el callejón. Liliana no


podía ver qué tipo de expresión estaba haciendo con su cabeza que
colgaba. Era como una superficie de agua silenciosa sin una sola
ondulación, lamentándose por los indefensos que tenía ante él. El
hombre de voz vulgar se dio vuelta y encaró a esa figura, y cuando entró
en su línea de visión, abrió sus ojos completamente sorprendido.

“Tú eres...”.

“Ese campesino que se cruzó en nuestro camino en ese momento... ¿Qué


negocios tienes en este lugar?”.

Cuando el hombre de la voz cortés le preguntó esto, el hombre de voz


vulgar abrió su boca de manera que pronto lo recordó.

“¡Aah! Así es, eres ese mocoso buscando al culpable de los incidentes de
coma, ¿verdad?”.

129
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Lo que me recuerda, escuché que está peleándose con el héroe, ¿huh?”.

El hombre con la voz cortés sostuvo su mentón.

“Mira, este monstruo es el culpable, ¿lo entiendes?”.

“El culpable que estás buscando, era esta chica. Para pretender trabajar
por el Imperio, ella es una terrible villana”.

Ella podía escuchar una voz que se reía. Y entonces, el hombre de negro
resopló como si no se divirtiera en absoluto.

“¿Una villana? Los villanos son ustedes, ¿verdad?”.

“¿Qué dijiste?”.

“No sé lo que estás tratando de decir. ¿Qué quieres decir con esas
palabras?”.

“No poder entender sin tener que preguntar es una grave enfermedad”.

“¡¿Quéé?!”.

“¿―Incluso tus orejas están estropeadas? En serio, idiotas extravagantes


como ustedes dos simplemente no pueden ser ayudados, ¿huh?”.

130
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Tal vez porque percibieron la hostilidad en esa fría declaración, los


magos se pusieron en guardia.

“Oi! ¡No te acerques más!”.

“Imposible... ¿Estás planeando apoyar a esta criminal?”.

“Sí, es justo como dices, esa imposibilidad”.

Mientras escuchaba eso, el hombre con la voz cortés se burló y se encogió


de hombros.

“Entonces, has cometido un terrible error, ¿huh? Esa voz antes, sonaba
como un canto de un hechizo, hubiera sido mejor si hubieras disparado
tu magia desde atrás”.

“Esta vez son dos contra uno. Te vamos a joder hasta la muerte aquí
también”.

Los dos magos pronunciaron una sentencia de muerte para el hombre


en negro. Sin embargo, era como si el hombre estuviera obsesionado con
algunas palabras además de esa oración, y estaba murmurando como
para identificarlo.

“Un error... ¿huh?”.

El que colgaba su cabeza hacia abajo, cambiando en uno estimulando en


un indescriptible temor. Al mismo tiempo, un viento sopló en el entorno
de la nada y comenzó a hacer ruido.

131
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Qu-...?”.

“¡¿Quééé?!”.

Los hombres estaban desconcertados por el cambio en su vecindad. El


hombre de negro habló como para informarles.

“... Más allá de la tierra en la que vivimos, en los cielos más allá de la
distancia― En las tierras del paraíso, hay un ser conocido como
Kalaviṅka, con la cabeza de un ser humano y el cuerpo de un pájaro. La
belleza absoluta de su voz, esa excelente voz de pájaro, es ensalzada
como una sin igual. Para un erudito de los misterios, es una voz que se
escucha desde la emisión de un ego de orden superior cuando avanza al
siguiente nivel como humano. Es considerada como una especie de
revelación”.

“¡Tú mocoso!”

“¡Hablando de más cosas incomprensibles...!”.

“Esta magia es algo que manifiesta el zumbido de un ser que existe más
allá de la fantasía, el Kalaviṅka. En general, la emisión de un ego de
orden superior solo puede ser provocada por un mago de alto rango.
Aquellos que escuchan el zumbido de Kalaviṅka, también son solo magos
de alto rango. Si ese tipo de cosas las escuchara un inexperto mago...
Bueno, ¿qué creen que sucederá?”.

Detrás de esa manera inquisitiva de hablar, no era un tono provocativo.


Cuando ellos miraron de cerca, el hombre de negro ― los ojos de Suimei

132
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Yakagi, estaban manchados de un intenso carmesí, como si estuvieran


ardiendo. Era como si estuviera mirando a un enemigo que no podía
perdonar. Lo que brillaba bajo esos ojos era una fuerte voluntad de
indignación.

“―Samadhi Kalpa Devanagarai”. (Deberás Escuchar, a la Voz que no


Terminará Durante Toda una Temporada)

“¡Mi-Mierda!”.

“¡Oh, Viento! ¡Tú eres el poder de la eternidad! Convierte un―”.

Antes de que la voz tarareando pudiera continuar, los magos se dieron


cuenta de que su fuerza aumentaba peligrosamente y comenzaron a
moverse. Sin embargo, fue demasiado tarde.

“―Samadhi Kalpa Nada”. (Deberás Escuchar, al Eco que no se Agotará


Durante Toda una Temporada)

La luz que los envolvía era un enorme brillante y escarlata círculo


mágico, el cual se dibujaba bajo sus pies. Las formas, letras y símbolos
dieron una luminiscencia rojo sangre. Quizás debido a esto, el pavimento
de piedra se hundió en una sombra negra. Era como si el área sombría,
en la que estaban de pie, estuviera siendo ahogada. Lo único que
quedaba por verse era el brillante resplandor de la luz roja. Los hombres
no se podían mover. Atrapados por la extraña atmósfera, en este
momento, por un momento, incluso sus pensamientos estaban
completamente atados. Entonces…

133
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“―Vahana Amanasa Samsakara Buddhi Karanada Thrishna”. (Deberás


Confiar Tu Cuerpo a la Sublimación de las Leyes Transmitidas por los
Tres Reinos, Ríndete a la Dulce Voz de la Sed)

El dulce sonido del zumbido de Kalaviṅka. Cuando Suimei Yakagi lanzó


esa palabra clave de su boca, la brillante luz comenzó a desbordarse y
desorientar a todos los que la vieron. Era como si, en medio de esa luz,
ya no pudieran distinguir entre el cielo y la tierra, arriba y abajo. Cuando
ella se centró en la luz ilimitada que llenaba su visión, Liliana sintió como
si por un instante deslumbrara la resplandeciente silueta de algo
parecido a un enorme pájaro volador, no obstante, se elevaba junto con
el zumbido de su dulce voz.

“Ah...”.

Cuando la deslumbrante luz del otro lado de sus párpados comenzó a


calmarse, Liliana abrió sus ojos lentamente. Lo que entró en su visión,
fueron los dos magos, caídos al pavimento de piedra, a los cuales les
habían robado casi todo su maná. No había absolutamente ninguna
señal de que se movieran. En otras palabras, cuando ese pájaro volador
ascendió, había llevado todo y cualquier cosa con él.

“... Para un inexperto mago, escuchar prematuramente ese evangelio no


es más que veneno. Cuando un mago de bajo rango está expuesto a ese
ego de orden superior, el egoísmo de su ego débil se volverá loco y se
desvanecerá. El poder del maná, que es la encarnación de sus deseos, así
como los medios de su uso, el control de sus hechizos, todos son cedidos.
La dulce voz de Kalaviṅka. Es una magia anti-magos destinada a ser
usada contra personas como ustedes”.

Cuando Suimei dijo esto, los dos hombres lo miraron.

134
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No vuelvan a aferrarse a la ilusión de que son unos fuertes magos.


Estúpidos idiotas”.

Y entonces, después de refunfuñar exasperantemente con un poco de


lástima mezclada, dejó a los dos magos como estaban y caminó hacia
adelante. Tap, tap, el sonido del pavimento de piedra sonó en el aire,
lentamente y sereno. En poco tiempo, se detuvo justo en frente de los
ojos de Liliana.

“... Llegué un poco tarde, ¿huh?”.

La voz que dejó escapar fue a la vez de disculpa y aliviada. ¿Él, vino por
ella? Yendo tan lejos como para presionar ese cuerpo herido. Esa figura
arrepentida excitó la calidez que ella había perdido en su corazón.
Liliana dejó escapar un largo suspiro. Y sin que ella lo supiera, estaba
desbordando de emociones. Incluso ahora, esta persona no cambió.
Incluso después de haber sido herida por el poder de la oscuridad,
incluso después de que ella le dio la espalda y huyó de sus deseos, incluso
mientras miraba a su monstruo como cara, él vino a salvarla. Ella estaba
feliz. Ella estaba extremadamente feliz. A pesar de eso, por alguna razón,
ella solo podía dejar salir palabras llenas de espinas.

“... ¿Viniste… para capturarme?”.

Sin embargo, incluso hacia esas palabras, Suimei Yakagi negó con su
cabeza.

“Nop”.

“Tú… me entregarás a la policía militar, ¿verdad? Deberías querer…


atrapar al culpable… detrás de los incidentes”.

135
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No haré tal cosa”.

“Entonces… ¿has venido… a matarme?”.

Suimei Yakagi una vez más negó con su cabeza. Él no tenía intención de
hacer tal cosa.

“Entonces, ¿a qué viniste… hacer aquí?”.

“Vine a recogerte”.

Mientras escuchaba estas palabras, Liliana nuevamente dejó escapar un


largo suspiro. Era justo lo que ella estaba anticipando. Después de todo,
este hombre había venido a salvarla. Tal como lo hizo en esa noche. Sin
embargo…

“Por favor, no… te acerques”.

Las palabras que salieron de su boca, fueron palabras de rechazo. Si ella


tomara la mano de ese hombre aquí, solo daría como resultado una
repetición de lo mismo. En lo profundo de su corazón, ella escuchó este
susurro de ella misma. Pero, aun así, Suimei Yakagi se acercó.

“No te acerques...”.

Como si quisiera alejar la felicidad que la envolvía, ella negó con su


cabeza desesperada... Ella no quería que fuera con ella. Eso fue una
mentira Ella tenía miedo de cambiarse a sí misma. Si aceptaba lo que

136
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

más deseaba en el mundo, sentía que una vez más caería en una gran
desesperación. Más que la felicidad que estaba llenando su corazón, ella
estaba mucho más asustada de tener ese sentimiento traicionado. Pero,
aun así, Suimei Yakagi habló sin cambiar en absoluto.

"Liliana. Si te conviertes en una pequeña existencia aquí, ciertamente


será más fácil. Eso también es seguro, algo que deseas. Sin embargo―”.

Suimei Yakagi se detuvo antes de que Liliana se hundiera en el piso.


Cuando ella levantó la vista, lo que había allí era un rostro que le
sonreía... Esa apariencia en este lugar, no era un sueño. La suave voz no
se parecía en nada a la llamada de un Dios de la Muerte que llamaba a
uno en su lecho de muerte.

“... Liliana. Lo que deseas no se puede encontrar donde sea en este tipo
de lugar. Por eso”.

Sí, por eso ella debe...

“―Por eso, vámonos a casa. El lugar al que perteneces y al que puedes


regresar, nadie volverá a robártelo nunca más”.

Antes de que él pudiera expresar todos sus sueños felices con palabras,
ella agarró la mano, la cual fue tendida a ella.

La lluvia ahora estaba cayendo con un golpeteo. Como si llamara a la


lluvia, el pavimento de piedra, el cual no conocía el cielo, estaba
descolorido en manchas porque se había mojado. Su honesto corazón

137
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

tampoco sería capaz de mantenerse así. Como si fuera atravesado por las
gotas de lluvia, su corazón se empapó de una soledad indescriptible.

―Él siempre pensaba. ¿Por qué este mundo era tan implacable contra
los débiles?

Para salvar a alguien que no podía ser salvado, él se movería de


inmediato. El mundo seguramente lo estaba negando repetidamente.
¿Por qué se hizo el mundo así? Aquellos que dejaron salir sus lágrimas
de dolor, solo tenían tristeza. Aquellos que tenían rabia, y ningún lugar
para dejarla salir, solo podían caer en una desesperación sin fin.

Sin embargo, esa irracionalidad puede ser solo el principio del mundo.
Lo que él estaba haciendo era enfrentar ese principio de frente y negarlo.
Independientemente de la racionalidad y la razón, él tenía magia y
cambiaba el flujo natural, él se rebelaba contra ello. Esta rebelión fue en
contra de la divina providencia, él entendió que no era algo que pudiera
ser perdonado. Cuando pensaba en el destino al final del camino de su
padre, era, naturalmente, algo que él entendía después de todo.

Él también había perdido a su familia, sin embargo, no podía ser


comparado con esa chica que había sido condenada al ostracismo todo
este tiempo. Sus sentimientos de querer salvarla, no eran más que la
arrogancia de alguien que fue bendecido.

Incluso así, aunque solo fuera un poco, incluso un poquito, él quería


eliminar esa tristeza, esa dolorosa soledad. La joven chica, que lloraba
en sus brazos, ahora soltaba todas sus lágrimas que antes no podía
derramar. El grito de dolor que ella fue incapaz de dejar escapar antes,
dejó que estallara y lo dirigió hacia el cielo. ¿Por qué razón esta chica,
que aún se veía impotente, tiene que ser forzada a recibir tanta
infelicidad? Sin haber recibido nunca algo que todos tuvieran, tener que

138
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

sufrir, tener que acumular solo sentimientos dolorosos como una gran
pila de maldiciones.

Incluso así, él creía que ella ciertamente tenía bondad en su corazón, que
ella estaba viviendo. Él todavía no sabía qué tipo de violencia se ejerció
sobre esta chica. Sin embargo…

“… Llora. Cuando quieras llorar, está bien llorar con todo tu corazón.
Cuando esto termine, come alimentos deliciosos a gusto y duerme. Si lo
haces, te olvidarás de todas esas cosas desagradables”.

Al decir esto, él gentilmente acarició la cabeza de la chica, que lo estaba


agarrando con fuerza, mientras lloraba a los cielos. Él lo hizo con afecto,
por lo que, incluso si solo fuera en ese momento, ella podría estar en
paz... Era muy posible que llegara demasiado tarde. Si hubiera llegado
más rápido, si hubiera llegado antes incluso de haber sido invocado a
este mundo y llegando ante esta chica, el resultado podría haber sido
diferente. En cualquier caso, era algo inevitable. Sin embargo, incluso
así...

“Todavía lo haré a tiempo. Después de todo, mi magia existe para este


propósito…”.

Mientras todavía abrazaba la calidez que la envolvía, Liliana se despertó.


Después de dormir del calor y recobrar su conciencia, después de un
breve instante, mientras todavía estaba aturdida, ella se enderezó.
Parecía que la habían puesto a dormir en una cama en alguna habitación.
Mientras abrazaba la agradable y suave sábana blanca pura, miró a su
alrededor. Una alfombra de castaño esponjosa y de aspecto realmente
barato estaba en el suelo, encima de la cual había muebles de madera sin

139
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

un toque de ostentación. Ella gradualmente recordó haberlos visto antes,


sin embargo, debido a que su cabeza aún estaba aturdida, no podía
recordar dónde estaba. Mientras todavía se perdía en el lánguido
aturdimiento de quedarse dormida, no le preguntó a nadie en particular.

“¿Dónde es esto…?”.

“―Así que despertaste”.

Una voz joven, pero digna, resonó en la habitación. Debe haber sido
alguien trabajando cerca. Una chica joven con el cabello rojo apareció
desde el pasillo. Liliana también reconoció ese rostro, pero no pudo
unirle un nombre.

“¿Tú eres…?”.

“¿Mu? ¿Todavía estás medio dormida? Me presenté antes de que te


fueras a dormir, ¿verdad?”.

“Ah...”.

Liliana recordó todo después de escuchar las palabras de la niña, quien


tenía ambas manos en su cintura, Lefille Grakis. Ella fue liderada por
Suimei Yakagi, quien tenía la intención de refugiarla, y llegó a la casa
donde él vivía. Cuando llegó, se reunió con la chica que conoció en la sala
de guardia. También conoció a aquella cuyo rostro vio brevemente
durante una de sus batallas nocturnas, la maga del Reino Astel, Felmenia
Stingray. Y entonces, después de tener su primera comida adecuada en
mucho tiempo, se le asignó una cama... y se quedó dormida.

140
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Tal como lo recordaba, ella comprobó su ojo derecho. Al igual que


cuando usaba su habitual parche para el ojo, su campo de visión correcto
no funcionaba, por lo que no sentía nada fuera de lugar, pero le dieron
un parche para el ojo sustituto.

Un escalofrío desconocido recorrió todo su cuerpo. Cuando recordó lo


que había sucedido cuando la persiguieron, y luego se dio cuenta de la
gran diferencia con su situación actual, ella se estremeció de miedo. La
inexpresable emoción que se desbordaba en ella sacudió su cuerpo sin
signos de detenerse. ¿Y si todo lo que estaba aquí, todo lo que sucedió
hasta aquí, fue todo un sueño y llegó a su fin? Ese miedo estaba
llamándola. Como si huyera de tal realidad, ella fuertemente abrazó las
sabanas contra su cuerpo. Mientras lo hacía, Lefille puso su mano sobre
el hombro de Liliana. Cuando Liliana alzó su rostro, se encontró con una
amable expresión.

“Liliana”.

“… ¿Qué ocurre?”.

“Voy a llamar a Suimei-kun, así que espera un poco aquí mismo”.

Lefille Grakis le tocó el hombro con ternura. ¿Ella había visto que Liliana
estaba presa del miedo? Lefille puso una sonrisa como para hacer
desaparecer su miedo, y luego salió de la habitación.

Poco después de que Lefille saliera de la habitación, ella regresó con


Suimei y Felmenia a cuestas. Cada uno se sentó en sillas en la habitación.
Liliana echó un vistazo al rostro de Suimei mientras él se sentaba en la

141
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

silla más cercana a ella. Como si estuviera verificando algo, él tenía una
mirada cortés. En poco tiempo, esa expresión rígida finalmente se relajó.

“Parece que te has calmado, ¿huh?”.

“Sí, gracias a ti”.

Liliana expresó su gratitud e inclinó su cabeza. Suimei entonces sacó una


copa de la nada.

“¿Te gustaría algo de beber?”.

“No, estoy bien”.

“Ya veo”.

Cuando ella dijo eso, él borró la copa. La expresión de Suimei se volvió


seria.

“Ahora bien, iré directamente al grano, pero hay algo que me gustaría
preguntarte”.

“Acerca de los incidentes, ¿verdad?”,

No había necesidad de preguntar. Ya era algo que ella sabía que vendría.
Ella lo sabía, pero la mirada que ella le dirigió, y su cuerpo, se tensaron.
Ella se preguntaba que, si hablaba de ello, la echarían. Esa ansiedad
perturbó su corazón. Suimei, habiendo adivinado lo que estaba pasando

142
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

en la cabeza de Liliana, hizo una gentil sonrisa como para calmar su


corazón.

“¿Qué? No te echaré. Por el contrario, si pienso en las declaraciones


hechas hasta ahora, no creo que digas algo que no concuerde con lo que
ya sé”.

“... Sí”.

“Bueno, entonces, cuéntame sobre ello”.

“Yo…”.

Liliana se calmó después de escuchar esas palabras. Pero ella todavía


estaba preocupada por las otros dos además de Suimei. Suimei era una
cosa, pero ¿qué pensarían esas chicas? Sin embargo, Lefille llevaba un
aire extremadamente serio con los ojos cerrados y los brazos cruzados, y
Felmenia señalaba una sonrisa amistosa hacia Liliana. Ella no pensó que
sería tan malo. Haciendo su determinación, comenzó a hablar.

“He hablado de ello antes, pero Rogue Zandyke, afiliado a la rama de


inteligencia del ejército, es mi padre adoptivo. Él nació como un plebeyo,
sin embargo, al reconocer sus habilidades con magia y esgrima, llegó a
su posición actual. Sin embargo, debido a eso, fue llamado un
presuntuoso y fue rechazado y hostigado por los nobles”.

“Ya veo, aquellos nacidos de alto estatus tratando de hacerse cargo de los
de menor estatus es una historia común, ¿huh?”.

“Qué gente mezquina”.

143
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Lefille implacablemente declaró esto a la observación de Suimei.

“Entonces, ¿esos magos estaban relacionados con eso?”.

“Sí. También eran… una de las formas de acoso. Esa malicia fue tan
numerosa como la luz durante el día, como se esperaba, terminó
afectando los deberes y acciones del coronel. Fui incapaz de mirar eso,
estaba impaciente y, en ese momento, esa persona entró en contacto
conmigo”.

―¿No quieres salvar a tu padre?

“¿Ese otro de túnica negra?”.

“Sí. Tal como dije antes, mientras estaba preocupada por el coronel, las
palabras de esa persona fueron como una revelación. Comprendí que
estaría infringiendo la ley, pero no dudé en absoluto y acepté las palabras
de esa persona... El resto es lo que todos saben. Durante la noche, utilicé
magia oscura para poner a los nobles, que estaban obstruyendo al
coronel, a dormir”.

“Entonces esos son los detalles detrás de los incidentes, ¿huh?”.

Suimei asintió mientras estaba convencido.

“... Aunque quería ayudar al coronel, ahora que lo pienso, creo que fue
extremadamente superficial”.

144
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Como Liliana dejó en claro todo, después de todo este tiempo, se sintió
abatida por la gravedad de lo que había hecho. Este caso no fue solo una
violación de las leyes del Imperio. No importaba cuán deshonestados
estaban sus oponentes, ella había hecho algo indebido como persona.
Suimei estaba sentado silenciosamente con sus brazos cruzados. Por
otro lado, Felmenia recibió un pañuelo de Lefille y se estaba limpiando
las lágrimas. Entonces, Suimei habló.

“... Bueno, también se podría decir que no se pudo evitar”.

“¿Eh?”.

“Las cosas que has hecho hasta ahora, el hecho de que eran cosas que no
deberías haber estado haciendo, tú las entiendes correctamente... No, tú
crees eso, ¿no?”.

Cuando Suimei disparó esta oscura pregunta, pensando en su


explicación, Liliana estuvo de acuerdo. Él entonces comenzó a tocar su
frente con el dedo índice.

“Liliana. Cuando estabas causando los incidentes, y cuando no lo


estabas, dudaste sobre tus propias acciones, ¿correcto?”.

"No mucho, pero la primera vez, de alguna manera”.

“En ese momento, solo sería a veces, pero esa sombra alta... ¿No oíste la
voz de ese tipo ofreciéndote una sugerencia?”.

“La voz de esa persona, ¿no? Ahora que pienso sobre ello…”.

145
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Como se esperaba, parece que tienes algún tipo de pista sobre ello,
¿huh?”.

Liliana tomó en serio las palabras de Suimei e intentó recordar.


Ciertamente, cuando ella causó los incidentes por primera vez y también
cuando huía, podía recordar las palabras de esa persona en su cabeza.
Sin embargo, esa debería haber sido la propia Liliana reprendiendo a su
ego poco entusiasta en su mente. No era algo que ella realmente
escuchara. Mientras miraba hacia arriba a Suimei, haciendo esa
conclusión, Suimei adivinó lo que ella estaba pensando y negó con su
cabeza.

“Es magia. En algún momento, sin que te dieras cuenta, esa sombra te
hipnotizó”.

“… ¿Magia?”.

“Así es”.

“¡N-No, eso es!”.

“No en tus recuerdos, ¿huh? Eso solo demuestra cuán habilidoso es ese
tipo con la magia. En realidad, escuchaste esa voz y te impulsaron a
continuar los ataques, ¿verdad?”.

Como Suimei dijo esto en confirmación, Liliana no pudo decirle nada.


Después de señalárselo a ella, dentro de su cabeza, ella gradualmente
comenzó a entender. Pensar que sin que ella lo supiera, solo estaba
siendo utilizada, era completamente imprevisible para ella. Aun siendo
completamente incapaz de encontrar palabras para decir, Suimei negó
con su cabeza.

146
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Es por eso que no necesitas preocuparte por ello. Ciertamente, hasta
que estabas siendo manipulada, era algo que no deberías haber estado
haciendo, pero el hecho de que te estaban aprovechando no cambia”.

“Entiendo eso, pero esa magia...”.

“La disipé mientras dormías. Ya no es un problema”.

Diciéndole que estaba bien, Suimei se encogió de hombros. Cuando


Liliana bajó su cabeza en señal de gratitud, él continuó hablando una vez
más.

“¿No regresaste al lugar del coronel Rogue?”.

“No. No lo sabía en absoluto, donde debería haber ido, además, el


coronel... me… abandonó”.

“¿Abandonó?”.

“Me reuní con él mientras escapaba, él dijo… que yo no podía evitar


asumir la responsabilidad...”.

Liliana no pudo expresar el resto en palabras. Una atmósfera sombría


comenzó a extenderse por la habitación. Tener hostilidad hacia ella
desde Rogue fue doloroso. Suimei y los demás parecieron comprender
lo que ella quería decir, y todas sus expresiones se oscurecieron.

“¿Le dijiste al respecto?”.

147
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No. Independientemente de la razón, actué… en violación de la ley.


Pensé que el coronel no me daría tiempo para escucharme”.

Después de eso, Felmenia habló.

“A pesar de que es adoptivo, ¿no es él tu padre?”.

“El coronel… es una persona muy honesta. Creo que no me perdonaría


por mancharme las manos con malas acciones”.

Él era solo ese tipo de persona. Él no perdonaría nada pecaminoso. Es


por eso que Liliana se convirtió en un objetivo que destruiría. Eso es
todo. Fue justo, en ese momento, que la mano de Rogue, mientras
empujaba su espada hacia adelante, había vacilado―

“No estoy… molesta con él. después de todo, el coronel siempre me ha


protegido todo este tiempo”.

Era su culpa por prestar su oído a los esquemas de la sombra alta. No


había forma de que ella pudiera odiarlo. Después de que el silencio
envolvió la habitación por un tiempo, Suimei rompió el silencio.

“Tengo una cosa más que me gustaría preguntar sobre la sombra alta.
Pero, ¿conoces su nombre o alguna de sus características definitorias?”.

“No, no tengo ninguna pista específica, ninguna en absoluto. Esa


persona… siempre usó esa túnica negra con capucha. Además de eso,
usando algún tipo de magia, su identidad se volvió difícil de entender.
Prácticamente no tengo información sobre esa persona”.

148
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Escuchando esto, Suimei cerró sus ojos. él debía haber estado


escudriñando cuidadosamente sus palabras. No estaba claro para
Liliana qué tipo de pensamientos estaban girando en su mente. Al ver
esto, el miedo una vez más se apoderó de su corazón.

“Umm, de ahora en adelante… ¿qué...?”.

Debería hacer. Como se esperaba, ella pensaba que la obligarían a irse.


Cuando ella preguntó, él la miró con una tranquila expresión.

“¿Hm? Está bien, quédate aquí”.

“¿Está eso… bien? Cometí un pecado, ¿sabes?”.

“Dije antes que no solo es tu culpa ¿no? Si me preguntas, esos nobles


realmente maricas tienen lo que merecen, también está el hecho de que
esa túnica negra te hipnotizó. En este momento, ser plenamente
consciente de tus propios pecados es más que suficiente”.

Mientras afirmaba imprudentemente esto con un solo ojo cerrado,


Suimei cruzó sus piernas.

“Bueno, hay una condición para que te quedes aquí”.

“… ¿Qué… debería hacer?”.

149
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Lo llamé una condición, pero se trata de tu magia oscura. Quiero que
dejes de usarla... O, más bien, me gustaría que aprendas la forma
correcta de usarla”.

La expresión de Liliana se tensó hacia la condición completamente


inesperada de Suimei.

“… ¿Por qué?”.

“¿Pensaste que iba a tirar una condición más increíble?”.

“Eso no es verdad. ¿Qué quieres decir con increíble...?”.

Suimei dejó escapar una expresión exasperada mientras Liliana miraba


hacia abajo. Ella entonces arrojó una más de sus dudas sin resolver ante
él.

“La forma correcta de usarla... Dijiste lo mismo antes, pero ¿qué es la


magia oscura? Estabas hablando como si lo hubieras entendido”.

“También estoy interesada en eso”.

Felmenia también quería saber sobre ello. Ella se inclinó y miró a Suimei
con una chispa en sus ojos.

“Así que Suimei-kun va a comenzar a hablar de cosas difíciles de


entender otra vez, ¿huh...?”.

150
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Por otro lado, la magia parecía ser uno de los puntos débiles de Lefille.
Ella estaba haciendo una expresión ligeramente angustiada.

Suimei había dicho que él le explicaría la magia oscura, sin embargo, de


repente recordó que tenía algo que le debía preguntar a Liliana.

“Lo siento. Hay algo que olvidé preguntar, pero, ¿puedo seguir y
preguntar eso primero?”.

“¿Qué es?”.

“Cuando Liliana usa magia, esas palabras que a veces agregas al final del
canto, ¿las aprendiste de la sombra alta?”.

Mientras él preguntaba, Felmenia aplaudió mientras recordaba.

“Los nombres salvajes, ¿verdad?”.

“¿Sabes de ellos?”.

“Alguien que conocemos un poco tenía una conexión con ello”.

Cuando ella aclaró esto, Liliana procedió a explicar.

151
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Sí. Escuché que era magia para amplificar el poder de la oscuridad y me


dijeron que lo usara de manera proactiva cuando usara magia a partir de
ahora en adelante. Al principio no estaba completamente convencida,
pero cuando hice lo que me dijeron, y lo agregué al final del canto, la
magia oscura se hizo más fuerte”.

“Y entonces lo usaste. Fumu...”.

Mientras Suimei estaba sumido en la contemplación, comenzó a hablar


en un murmullo.

“Nomina barbarus...”.

“¿Sucede… algo?”.

“En este momento, ¿qué oíste?”.

Liliana ladeó su cabeza a la extraña pregunta. Seguramente estaba


desconcertada con respecto al significado de esa pregunta. Instándola a
responder con su mirada, Liliana respondió con una expresión perpleja
aún enyesada en su rostro.

“Escuché… ¿nombres salvajes?”.

“... ¿Eso es lo que le pareció a Liliana?”.

“Así es”.

152
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Entonces, ¿Menia también?”.

“... Sí. Usted dijo nombres salvajes”.

“Ya veo”.

Al escuchar sus respuestas, Suimei cerró sus ojos como si entendiera.

“¿Qué significado… tenía esa pregunta en este… momento?”.

“No, no te preocupes por ello. Después de todo, no es algo tan


importante― Bueno, entonces, ¿debemos pasar a la explicación de la
magia oscura?”.

Mientras decía esto, Suimei cambió de tema y se metió de inmediato en


la explicación.

“Ahora bien, dije antes que el origen del poder detrás de la magia oscura
era el resentimiento y el odio, ¿recuerdas?”.

“Sí. Aunque en ese momento… no era algo que… de repente creería”.

“Sin embargo, no hay ningún error. Lo puedo decir por la pérdida de mi


Cuerpo Astral, como las alteraciones en la piel y el ojo de Liliana”.

Después de que Suimei lo explicó como un prefacio de lo que vendría,


agachó su cabeza por un momento como si estuviera pensando en algo.

153
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Quizás estaba armando su explicación. En poco tiempo, comenzó a


hablar.

“Bueno, nos desviaremos un poco, pero creo que comenzaremos


hablando sobre mi análisis de la magia de este mundo. Creo que la magia
de este mundo es, en resumen, algo que puede usarse debido al concepto
conocido como los elementos que rodean al mundo en sí”.

“Rodeando… el mundo, ¿no?”.

“Sí, intenta imaginar la forma de este mundo, ya sea una esfera, una
montura curvada o incluso un plano, en realidad no importa... Existe un
concepto amplio conocido como los elementos que existen fuera de él y
envuelve al mundo. Dentro de él, están los conceptos más pequeños de
fuego, agua y otros elementos nombrados. Los magos de este mundo
mandan maná allí, y reciben un atributo y una parte del hechizo de los
elementos, es este tipo de sistema― ellos reciben una fórmula... Bueno,
no creo que las personas que lo usan sean conscientes del hecho”.

“Ciertamente, aquí es normal, te enseñan que la magia es algo que se usa


al comunicarse con los elementos. No hay una explicación detallada
como esa”.

“Eso parece, ¿huh?”.

Felmenia dio una breve exclamación, a lo cual Suimei estuvo de acuerdo.


Si hubieran entrado en esos detalles, deberían haber sido capaces de
establecer exactamente qué era la magia oscura como conocimiento
común.

154
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Las ventajas y desventajas no son algo que realmente deba decirse en


este punto, pero― una porción del hechizo se vuelve desconocida y ellos
se vuelven incapaces de captar la técnica en sí misma. Estos dos efectos
negativos salen de ello. Sin embargo, en general, es una fórmula
conveniente en gran medida. Siguiente, la magia oscura estraé el
profundo resentimiento mezclado dentro de ese amplio concepto como
poder”.

Liliana frunció el ceño ante la loca conversación.

“Por favor, espera. ¿Por qué está ese tipo de cosas… mezcladas dentro de
los elementos?”.

“También tengo problemas para entender. Suimei-kun acaba de decir


que la magia es algo que se usa al comunicarse con los elementos. A pesar
de eso, ¿por qué ese tipo de cosas termina siendo relacionado con la
magia?”.

“Con respecto a eso, fue la intención de las personas que crearon este
sistema mágico en primer lugar. Comenzaré respondiendo a la pregunta
de Liliana”.

Las dos asintieron ante las palabras de Suimei.

“En resumen, eso que se conoce como sentimientos de odio hacia las
personas y las cosas, mientras haya humanos, nacerá. También es algo
que nunca desaparece. No importa quién sea, no pueden deshacerse de
su odio y sus celos. Obviamente, a medida que aumenta el número de
humanos, ésta también aumenta. Justo así, simplemente se multiplica
sin fin y, eventualmente, llenará completamente el caparazón conocido
como el mundo”.

155
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Qué sucede cuando eso ocurre?”.

“¿Qué sucede, huh...? En mi mundo ya ha sucedido. A medida que la


tecnología médica y la ciencia avanzaban notablemente, el número de
personas aumentaba demasiado rápido. Ese resentimiento reprimido
que no se podía acumular en todo el mundo. Todo se convirtió en
ocurrencias de nada más que ridículos fenómenos. En pocas palabras,
cuando ese tipo de cosas se acumulan, el mundo se volverá extraño”.

Suimei lo recalcó con un “Así es como es”, antes de volver a hablar.

“Remover las anormalidades en el cuerpo es algo que cualquiera quiere


hacer. Eso se aplica incluso al gran concepto conocido como mundo. Por
eso, el mundo siempre lo está expulsando. Conjeturo que lo que se eyecta
termina en el lugar donde residen las cosas conocidas como elementos y
comienza a acumularse”.

“Sin embargo, Suimei-dono. Creo que, en ese caso, ¿no sería un poder
similar a los elementos?”.

“Sin embargo, la magia es algo que existe. Incluso sin los elementos,
siempre que uno siga el proceso adecuado, ellos pueden crear la técnica,
la cual es el origen de su poder”.

“Ah...”.

“―Cuando la primera persona creó la noción de magia en este mundo,


¿cómo tuvieron conocimiento de los elementos? Excluiremos eso de la
explicación de aquí. Esa persona desconocida, primero dividió

156
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

cuidadosamente el amplio concepto conocido como los elementos uno


por uno en conceptos más pequeños como fuego, agua y viento. Si fuera
algo así, creo que el poder limitado, que podría llamarse, es la razón por
la cual no hay muchos procesos complejos para usar magia aquí. Y luego,
mientras dividían el concepto en categorías, encontraron lo que
llamaron el poder de oscuridad. Eso era odio y resentimiento. Cuando se
manifestó como poder, era negro y repulsivo. Ese tipo de cosas a menudo
se asocia con la oscuridad de la noche. Seguramente esa persona también
pensó lo mismo y lo asoció con la oscuridad. No sé si fueron atrapados
por el encanto de un poder tan fuerte, pero es muy probable que no haya
confusión al hecho de que lo tocaron”.

“... Para resumir lo que dijo Suimei-kun, debido a la primera persona en


dar a luz a la magia aquí confundió el poder del odio y el resentimiento
como elementos, ¿se creó la magia oscura?”.

“Eso sería todo”.

“... ¿Esa es… la verdadera forma… del poder que he estado usando?”.

Como Liliana dijo esto con sus ojos abajo, Suimei respondió con un
asentimiento afirmativo. Ella entonces habló mientras su ojo ambarino
temblaba tristemente.

“Entonces, ese ominoso ser, ¿qué era?”.

Ella estaba agarrando con fuerza las sabanas con un rostro asustado al
recordar la existencia que apareció esa noche.

“La figura pecaminosa, ¿verdad? Era algo a lo que los eruditos secretos
se referían como un siniestro ser. Es una coagulación de malicia

157
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

refinada. En el momento en que alcanza la densidad de Astrosos,


proyecta la figura pecaminosa en el mundo real usando la noción de un
ser sin rostro, y luego aparece con otro plano de existencia”.

Esa noche, cuando la magia oscura de Liliana enloqueció, su


resentimiento reprimido se había vuelto bastante pronunciado. Debido
a esto, se manifestó otro plano. En ese momento, cuando Liliana ya no
podía moverse, fue debido a la figura pecaminosa. Comúnmente referido
como el espíritu del difunto, se dice que en el momento en que estos
malvados espíritus son manifestados por humanos, lo hacen en uno de
los tres estados. El estado más común y conocido es la posesión del
objetivo. Otro era mitad posesión como cuando Suimei usó el ángel
guardián sagrado cuando golpeó a Rajas con Abracadabra. Y el tercero
fue el que atormentó a Liliana esa noche, el estado conocido como
obsesión que trajo el ser místico al mundo exterior. Cuando se expone a
los efectos de una existencia malvada en el mundo externo, el espíritu se
debilitará. Suimei lo explicó hasta este punto, pero...

“... De alguna manera, de repente… se volvió bastante difícil de


entender”.

“... Cuando Suimei-dono comienza a explicar apasionadamente algo,


después de todo comienza a usar muchas palabras difíciles de entender”.

“... Cuando comienza por primera vez, explica todo simplemente con
comparaciones fáciles de entender. Una vez que se ha vuelto así, es
inútil”.

Suimei estaba tan absorto en su explicación que ni siquiera las escuchó


susurrar la una a la otra. En poco tiempo, terminó su completa
explicación de principio a fin.

158
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Así es como es”.

“De alguna manera u otra… lo entiendo”.

Suimei asintió como si estuviera satisfecho, y después de una breve


pausa, miró a Liliana. Era una mirada seria sin un solo indicio de broma.
En respuesta a eso, Liliana enderezó su postura y lo enfrentó.

“... Si te enseño los fundamentos de la magia, podrás aprender técnicas


para no dejarte llevar por la oscuridad. Si aprendes eso, las partes de tu
cuerpo y corazón, que sufren de la oscuridad, también mejorarán. ¿Qué
te parece?”.

Al escuchar su pregunta, Liliana inconscientemente abrió su boca. Ella


probablemente iba a preguntar: “¿Por qué irías tan lejos por mí?”. Y
luego se dio por vencida al decir esas palabras, recordó que Suimei era
solo una persona entrometida.

“Entendido. Estaré a tu cuidado”.

Liliana una vez más tomó la mano extendida de Suimei en la suya. Este
fue el momento en que el grupo de Suimei ganó otra nueva compañera.

159
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Capítulo 3: Crepúsculo, Danza

A medida que el tiempo, para el desfile del Héroe invocado por la Ciudad
Sagrada El Meide, Elliot Austin, se acercaba, la Capital Imperial parecía
inusualmente atestada de personas. Las personas de la ciudad estaban
hirviendo de emoción día tras día con la posibilidad de ver al rumoreado
Héroe. Solo por una oportunidad de mirar al Héroe, los turistas de
dentro y fuera del Imperio estaban llegando a la Capital Imperial. Había
suficientes personas que, las posadas de la ciudad, no podían manejarlas
en absoluto. Incluso los alojamientos baratos en las puertas y otras
secciones de la ciudad estaban completamente llenos de reservas.

Gracias a las grandes multitudes, el comercio local estaba prosperando


bastante. Los negocios, que bordeaban las calles, estaban especialmente
decorados. Esto produjo una apariencia mucho más glamorosa que la
habitual en las calles de la Capital Imperial. Estaban poniendo tanto
empeño en ello que, no ver la calle por un solo día, pudiera significar que
aparecieran nuevos negocios sin que nadie lo supiera.

Los reclutados para construir estos improvisados negocios no eran solo


los carpinteros, sino también los Enanos. Poniendo mucho más esfuerzo
que de costumbre, los artesanos estaban montando las tiendas, haciendo
carpintería y creando armas para los guerreros, inspirados por la
invocación del Héroe. Durante los últimos días estuvieron trabajando
prácticamente sin descanso.

Incluso los ciudadanos, que atendían sus negocios como pasatiempo,


estaban trabajando diligentemente durante este tiempo. Era como si
todos se hubieran olvidado de los incidentes. Esto también se debió al
hecho de que últimamente no ha habido incidentes.

160
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Dejando eso de lado, en este día, en esta Capital Imperial, que estaba
inundada con más personas que de costumbre, Lefille caminaba por su
cuenta. Salir a jugar como un pequeña niña― obviamente no era la razón
para esto, ella estaba fuera para ir de compras. Debido a la disputa que
Suimei y los demás tuvieron con Graziella en la plaza, ellos dudaron en
moverse afuera. Por lo tanto, recopilar información y comprar comida se
convirtió en sus responsabilidades.

No era como si la policía militar llegara a buscar o detener a Suimei y los


demás, pero solo para asegurarse de que la agitación residual se hubiera
enfriado en una cantidad adecuada, ellos decidieron que sería mejor.
Después de meter alimentos y otros productos en su bolso, ella lo cargó
y empujó a través de la multitud. Encontrando que era difícil moverse
mientras era empujada por otros, ella escapó a un callejón y tomó un
respiro.

“Fuu...”.

Dejando su carga por un momento, ella giró sus hombros y espalda y


aflojó su cuerpo. Después de comprobar que su favorito y esponjoso
vestido de una pieza, que compró en Ciudad Kurant, no estaba sucio ni
rasgado, ella tiró con fuerza de la cinta que sostenía su cabello rojo y lo
puso en orden. Entonces miró a la multitud de personas que aún
empujaban y embestían con sus ojos azules.

La situación, en la que se encontraban, recientemente cambió


repentinamente, todo era bastante desconcertante. Estaba el oráculo de
la Diosa, Suimei había regresado a casa con heridas graves tratando de
convencer a Liliana, incluso con las heridas cuando luchó con Graziella,
y luego le dio refugio a Liliana.

161
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Todo debe ser problemático para Suimei-kun también...”.

Incluso si ella le decía que no se forzara a sí mismo, él actuaría sin


restricciones hasta el final. Mientras afirmaba que era algo que debía
hacer, él se abría paso por ese difícil camino. Sin embargo, sea como
fuere, podría decirse que también es bueno para ellos. Debido a que él es
solo ese tipo de persona, Lefille fue capaz de caminar así después de
todo. Aunque ella debería haber estado dejando escapar un suspiro, se
dio cuenta de que su rostro estaba congelado de miedo.

“En cualquier caso, seguro que hay muchas personas, ¿huh...?”.

Ya era hora de que se moviera, recogió toda su carga y comenzó a


caminar por el callejón otra vez. Echó una breve mirada hacia la
bulliciosa calle. Después de alejarse un poco, ya no podía ver a las
personas, pero el sonido del ajetreo y el bullicio todavía la alcanzaba. Ella
podía ver en sus ojos el dolor de una vez más entrar en semejante
multitud. Y entonces, decidiendo que era mejor tomar los caminos
secundarios de aquí en adelante, se dio la vuelta y tropezó con alguien.

“―Oops, estoy terriblemente apenada”.

“N-No está bien, niñita”.

Cuando se disculpó de inmediato, el sonido de una suave voz bajó desde


arriba. Era la voz de un hombre. Sin embargo, dentro de su tono, podía
sentir excitación, o más bien, un sentimiento de alguna manera inquieto.
Cuando Lefille levantó la cabeza y vio el aire de alegría irreprimible del
hombre, una sonrisa rígida se dibujó en su rostro. Ella había sentido un
escalofrío desconocido y dio un paso atrás, sin embargo, tomó la
determinación de abrirse paso.

162
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Disculpe, ¿podría quizás moverse del camino?”.

“Lo siento por eso. No puedo exactamente hacer eso”.

“¿Qué? ¿Qué quiere decir con que no puede hacer eso exactamente? ¡¿
―?! ¡¿Qué está?!”.

Lefille dejó escapar un grito de reproche hacia las acciones del hombre
ante ella. El hombre, que estaba de pie en su camino, estaba ahora
moviendo sus manos de una manera enfermiza. Eran movimientos tan
desagradables que ella sintió que podía oírlos crujir.

“Eheh, eheh, ¿por qué no vienes y juegas con Onii-san*?”.

“¿Hermano mayor…? ¿De qué manera eres un hermano mayor? ¡¿No


eres más un Ojisan**?!”.

(NT: Decía “Hermano mayor” y “Tío” respectivamente, pero lo cambié para que se
contextualizara más, además de qué la segunda tendría más sentido en España).

“De ninguna manera, incluso así sigo en la segunda mitad de mis


treintas...”.

“¡Esa edad está firmemente en la categoría de un Ojisan!”.

Lefille saltó hacia atrás.

163
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Mira allí, ¿por qué no juegas con Onii-san allí? Guhehehe...”.

La mirada en los ojos del hombre no era normal. Él debe haber sido el
pedófilo que había estado apareciendo con frecuencia en los rumores
que flotaban alrededor de la Capital Imperial recientemente.

‘Uu... ¿Qué debería hacer? Esto es malo...’.

Si ella estuviera en su forma original, hubiera sido simple. Pero escapar


de la multitud de personas fue un error. Pensar que había algo más
peligroso que esa multitud de personas en un lugar como este. Si ella
gritara, ¿alguien lo notaría? Sin embargo, ahora que estaba bastante
adentrada en el callejón, la posibilidad de que alguien la oyera gritar, por
el ruido del bullicio, era bastante baja. Pero era mejor que no hacer nada.
Mientras pensaba en esto, el hombre se acercó sigilosamente.

“―Detente! ¡No te acerques!”.

“Eheh, eheh, incluso si dices esoooo...”.

Ahora que ha llegado a esto, no había más remedio que tirar su carga
hacia él y usarla como una distracción para escapar. Ya que le molestaba
el hecho de que se había vuelto pequeña, y tomó una postura para tirar...

“¡Espera!”.

En el momento justo, una feroz voz resonó en el aire.

164
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

En el mar de personas, el cual se asemejaba a un parque temático de


vacaciones, Mizuki apenas logró escabullirse de ellos, tenía ambas
manos sobre sus rodillas y, mientras se limpiaba el sudor de su frente,
dejó escapar una cansada voz.

“H-Hay muchas personas aquí, ¿veeerdad?”.

Detrás de ella, en total acuerdo, mientras estaban siendo empujados por


la multitud de personas, estaba la figura de Reiji y los demás sudando
por el sofocante aire. Reiji soltó un débil “Lo sé bien”, mientras Titania
se sentaba en una cómoda caja de madera mientras se limpiaba el sudor
de su frente con una toalla que recibió de su escolta de Caballero.

En este día, justo cuando el grupo de Reiji llegó a la Capital Imperial, la


causa de su jadeo fue la avalancha de personas que también llegaron a la
Capital Imperial sofocando el aire. Turistas, mercaderes, creyentes de la
Iglesia de la Salvación y todo tipo de visitantes estaban llenando la
ciudad a todas partes del lugar, ellos no tenían un lugar dónde respirar.
En la explosión de colores que asaltaron los ojos de Reiji, de alguna
manera el cabello largo y negro de Mizuki le devolvió la paz a su corazón.

Bloqueando la luz del sol, cayendo sobre ellos con solo una mota de
nubes en el aire con su mano, Reiji creó una agradable sombra sobre sus
ojos y escudriñó el cielo. Hasta llegar a la Capital, él estaba encantado
con el buen tiempo, sin embargo, ahora solo era odioso. Él
repentinamente se dio cuenta de que algo de cabello azul entraba en su
campo de visión. Antes de darse cuenta, Titania, quien estaba a su lado,
comenzó a hablarle a la cansada Mizuki.

“Esto es, probablemente un efecto del desfile para Héroe-sama invocado


por la Ciudad Sagrada, ¿verdad?”.

165
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Si recuerdo bien, el desfile aún no es hasta en unos días, ¿verdad? ¿En
qué se convertirá en el día del...?”.

Al escuchar las palabras de Mizuki, todos sus rostros se llenaron de


miedo. Todos ni siquiera querían pensar en ello. Sin embargo, el mar de
personas era una cosa, pero había un problema mucho más grande
frente a ellos.

“Al final, no pudimos encontrar ningún alojamiento, ¿huh?”.

“Es cierto, ¿no? U~n, ¿qué haceeer?”.

“En ese caso, si pedimos cortésmente a la Iglesia de la Salvación, ¿creo


que deberían darnos la bienvenida? Reiji-sama, que es un Héroe, está
con nosotros después de todo”.

“¡Ya veo! ¡Tuvimos ese tipo de mano! ¡Tia, buena idea!”.

Mizuki estaba encantada levantando su pulgar, sin embargo, Reiji negó


con su cabeza ante esa sugerencia.

“No lo hagamos”.

“¿Eh? ¿P-Por qué? ¿Qué sucede? Reiji-kun”.

“Si sigo y me nombro a mí mismo, terminará siendo bien conocido en


toda la Capital Imperial, y creo que seriamos incapaces de movernos
más”.

166
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ciertamente, no puedo negar la posibilidad de que los creyentes de la


Iglesia de la Salvación difundan la palabra. Si camináramos en medio de
la ciudad, estoy segura de que seríamos rodeados al instante, y al igual
que Héroe-sama de la Ciudad Sagrada, probablemente nos forzarían a
hacer un desfile también. A pesar de todo, si se trata de recibir caridad o
no, tal vez deberíamos abstenernos, después de todo, somos bastantes”.

“Tampoco estoy tan seguro de recibir caridad”.

Reiji estuvo de acuerdo. De todos modos, si hicieran conocer su


existencia en el escenario público, existía el peligro de que ya no
pudieran actuar en el Imperio. No era muy sorprendente, para el público
fueron los responsables de derrotar a Rajas. Gracias a la noticia de que
era uno de los enemigos más grandes, cuando estaban en Ciudad Kurant,
se vieron obligados a esconderse en la posada la mayor parte del tiempo.
Después de recordar esa situación, era bastante obvio lo que sucedería
aquí.

Además, la razón por la que llegaron al Imperio fue para verificar los
movimientos de Graziella. Habría algunos beneficios de darse a conocer,
pero, por el momento, tenían que actuar al menos de acuerdo con las
instrucciones de Hadorious. Reiji estaba personalmente interesado en
Graziella también.

“Uu~ ¿Entonces vamos a acampar afuera? Finalmente llegamos a una


gran ciudad, así que no quiero acampar~”.

Mizuki no solía ser egoísta, pero ahora estaba inusualmente quejándose.


Durante sus viajes, ellos en realidad no acamparon con tanta frecuencia.
Cuando lo hicieron, fue solo cuando no había otra opción. Ciertamente,

167
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

después de venir a una ciudad tan grande e insatisfecha con tener que
acampar afuera, era algo con lo que Reiji podía simpatizar.

“Ciertamente, descansar sin un lugar apropiado para descansar es malo


para tu salud. Creo que sería mejor si pudiéramos conseguir algunos
alojamientos”.

“Lo sé, ¿verdad? ¿Qué debemos hacer…?”.

El descanso y el deber eran importantes. Sin embargo, en esta situación,


ellos no tenían una solución para cumplir cualquiera de estas.

“Entonces, ¿qué hay de alojamientos en otros distritos? Quizás por


allí...”.

Cuando Mizuki dijo esto, el Caballero superior, Gregory, hizo una mueca
con un duro rostro.

“No, Mizuki-dono, eso está mal. Incluso si hubiera alojamientos


disponibles fuera del distrito principal, ese tipo de alojamiento
económico sería más tosco que acampar en el exterior. Sería poco
saludable para Mizuki-dono y su Alteza la Princesa”.

“¿E-Es eso así…?”.

Padre no lo permitiría. Recordando ese tipo de palabras de la intensa


declaración de Gregory, Mizuki asintió mientras se encogía. Mientras lo
hacía, el joven Caballero, Roffrey, habló.

168
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Si buscamos por el distrito, creo que al menos podremos encontrar un


lugar para Su Alteza la Princesa, Reiji-dono y Mizuki-dono”.

“Solo nosotros tres, ¿dónde Roffrey y los demás se quedarán...?”.

“No, no hay motivo para preocuparse por nosotros. La máxima prioridad


debería ser Héroe-dono, Su Alteza la Princesa y Mizuki-dono”.

Al coincidir con Roffrey, Luka expresó su opinión. Pero incluso así, Reiji
no podía realmente aceptarlo.

“Hmmmm. Tal vez sería mejor cerrar los ojos e ir a la Iglesia―”.

Solo así, cuando todos juntaban sus cabezas y estrujaban sus cerebros
sobre qué hacer a continuación, de repente oyeron los gritos de una
joven chica cerca.

“¡―Detente! ¡No te acerques!”.

“Reiji-sama”.

“Está cerca después de todo. Vamos a ver”.

Tomando la iniciativa, Reiji se dirigió hacia la voz. Percibió un hedor


peligroso en el aire. Cuando dobló alrededor de la esquina, vio a un
hombre dejando escapar una atmósfera anormal y una joven chica
acorralada por él.

169
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“R-Reiji-kun. Eso”.

“Un. Entiendo”.

Reiji juzgó en un instante que el hombre estaba arrinconando a la chica,


y fue a detenerlo. Al ver a Reiji salir corriendo con una digna expresión,
el rostro de Titania se enrojeció.

“Como esperaba de Reiji-sama. Mizuki, ¿viste? ¿Ese galante rostro que


no perdona el mal?”.

“Estoy acostumbrada a ver esa parte de Reiji-kun”.

Mizuki sacó su pecho mientras decía esto con un orgulloso rostro.


Titania la miró con celos y amargura.

“... Mizuki, eso es injusto”.

Por otro lado, Reiji ya había cortado el paso entre el hombre y la niña.

“¡¿Q-Qué pasa contigo?!”.

“No necesitas saber nada sobre mí. Aléjate de esa niña ahora mismo. Si
no lo haces...”.

Mientras decía esto, Reiji agudizó su mirada y lo miró, abrumando al


hombre. Como el hombre dejó escapar una voz lastimosa, para estar

170
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

completamente seguro, Reiji de repente comenzó a sacar su espada de


su vaina.

“¡H-HeEEEEEEEEH!”.

Ante Reiji, quien había luchado contra Demonios y monstruos en este


mundo, no había forma de que este hombre, quien parecía estar
planeando secuestrar a una pequeña niña, pudiera mantener su espíritu.
A una extrema velocidad, el hombre escapó con todas sus fuerzas.

“Cielos, que un adulto haga tales cosas...”.

Reiji dejó escapar un suspiro mientras se lamentaba por el hombre. Al


darse la vuelta, la niña estaba inclinándose ante él.

“Gracias por salvarme”.

“No, no te preocupes por ello. Dejando eso de lado, ¿estás bien? ¿Te hizo
algo?”.

“Estoy bien. Después de gritar, usted vino inmediatamente después de


todo”.

Reiji tuvo un breve intercambio con la niña. Ella había moderadamente


peinado el hermoso cabello rojo, y dos lunares alineados debajo de su
ojo. Era tan linda que Reiji casi podía entender la razón por la cual el
hombre quería secuestrarla, sin embargo, con una mirada más cercana,
por su influencia y sus ojos, él se quedó con una impresión muy digna.
Mientras Reiji estaba pensando en tales cosas, la chica casualmente miró
en la dirección en la que el hombre escapó.

171
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Me alegra que me haya salvado y todo, pero ¿fue la forma en que lo alejó
un poco violento?”.

“Seguiré adelante y entretendré tu extraño problema, es porque cuando


las cosas se ponen tan raras, ser un poco violento es la mejor opción”.

“Ya veo, está bien, ¿no?”.

Ella parecía estar convencida. Por lo general, no vale la pena hablar de


ese tipo de personas. Por el contrario, cuando uno trata de resolver las
cosas de forma pacífica, las cosas tienden a volverse aún más extrañas.
Mizuki y los demás finalmente alcanzaron y se acercaron a Reiji por
detrás.

“Ese tipo de persona existe en todas partes, ¿huh…?”.

“En este mundo son personas que llamamos pedófilos. ¿Existen allí
también?”.

“Un, de vez en cuando aparecen en las noticias después de ser


arrestados”.

Reiji podía escuchar a Mizuki y Titania discutiendo esto detrás de él. Por
otro lado, la chica frente a él se presentó.

“Mi nombre es Lefille Grakis. Permítame darle las gracias una vez más.
Si está bien con usted, ¿podría dejarme oír su nombre?”.

172
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No soy realmente alguien digno de nombrar... sería un poco


presuntuoso, ¿huh? Mi nombre es Reiji Shana”.

Cuando Reiji se nombró a sí mismo, Lefille repentinamente frunció el


ceño. Entonces…

“Reiji-shi, ¿verdad...? ―No podría ser, el que Suimei-kun conoce...”.

“¿Eh?”.

“¿Ha?”.

“Suimei como... ¡Tú, ¿conoces a Suimei?!”.

Lefille asintió ante la pregunta de Reiji. Las dos chicas, que también
escucharon su declaración, asomaron sus cabezas por el cuerpo de Reiji.

Después del peligroso encuentro con el pervertido, Lefille, quien fue


salvada por Reiji, ahora tenía Reiji y compañía a cuestas y estaba
bastante cerca de la base. Después de descubrir que eran conocidos de
Suimei, ella los guiaba allí.

“―Entonces Lefille-chan vino al Imperio junto con Suimei, ¿huh?”.

“Muu ... no estoy muy feliz de tener “chan” adjunta después de mi


nombre, pero... bueno, como sea. Así es como es”.

173
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Eh? Pero Lefille-chan. ¿En ese momento todavía debería haber


Demonios en esas inmediaciones?”.

Ante las sospechas de Mizuki, Lefille se vio obligado a idear un engaño


adecuado.

“U-Un, bueno, solo tuvimos éxito en escabullirnos de los Demonios.


Después de escapar a Ciudad Kurant, llegamos a Nelferia”.

“Entonces así fue como fue. Por alguna posibilidad, es posible que casi
nos hayamos perdido de vista en alguna parte, ¿huh?”.

“No hemos ido tan lejos como para verificar el registro de nombres para
ingresar a la ciudad después de todo. Todos pensamos que Suimei aún
no había llegado a Ciudad Kurant, qué punto ciego”.

Titania estaba molesta por el error que cometieron, sin embargo, a su


lado, Mizuki había tenido la mayor ansiedad que había llevado con ella
todo este tiempo impresionada, estaba haciendo un brillante rostro
mientras dejaba escapar un suspiro de alivio.

“Pero gracias al cielo que Suimei está a salvo”.

“Si, en verdad. Como de costumbre, tiene mucha suerte para salir de los
problemas en los que se encuentra...”.

“En serio, a pesar de que dijo “¡No quiero tener nada que ver con el
peligro!”, ¿Qué está haciendo?”.

174
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Pero no es así como siempre es? Al principio, siempre se queja, pero


de una forma u otra siempre termina arriesgándose el cuello en ello”.

“Así es, ¿huh?”.

Reiji y Mizuki se regocijaron alegremente desde el fondo de sus


corazones sobre la seguridad de Suimei mientras hablaban entre ellos.
Lefille sonrió, ya que tenía una muy buena comprensión de los temas
que estaban discutiendo.

“Por lo que he escuchado, todos ustedes parecían ser muy buenos


amigos. Parece que fue exactamente como pensaba”.

“Conozco a Suimei-kun desde hace unos cuatro años, pero para Reiji-
kun fueron cinco o seis años, ¿verdad?”.

Era solo uno o dos años de diferencia. En cualquier caso, los dos eran lo
que uno llamaría amigos de la infancia.

Mientras hablan de cosas como que él es un tsundere, o que es blando, o


que siempre está actuando genial, o que siempre termina siendo el
comediante, y todo tipo de cosas con respecto a Suimei, llegaron a su
destino.

“―Hemos llegado. Es aquí”.

Cuando dobló en la esquina, el callejón familiar y el callejón sin salida


aparecieron ante Lefille. Solía ser un lugar manchado de contaminación

175
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

con un hedor siempre presente en el aire. Pero después de que Suimei


usó algún método de limpieza incomprensible, se volvió pulcro y limpio.

“Entonces él está viviendo en un lugar como este. Vinimos por un


callejón, así que esperaba un lugar mohoso, pero esto es sorprendente”.

“Qué bonito. Sin embargo, pensé que este tipo de lugar daría más de una
peeesada imagen”.

Mizuki y Titania estaban mirando a lo lejos en la disparidad completa en


el escenario en comparación con otros lugares de la zona. Esto debe
haber sido porque la atmósfera oscura, sombría y sucia tomó un cambio
repentino a una atmósfera brillante y limpia. La razón por la que todo
era muy blanco fue porque Suimei extendió espesamente alabastro* en
todas las paredes cercanas. Él seguía diciendo que todas las casas de la
zona estaban demasiado sucias, que le impedían estar de buen humor.
Parece que incluso lanzó magia sobre las mesas y sillas que quedaron
afuera para que no se pudrieran. Él tenía la disposición de que el área en
la que vivía tenía que ser exhaustivamente tratada o, de lo contrario, no
estaría satisfecho. Cuando llegaron a la casa, Lefille abrió la puerta.
(NT: Piedra blanca y translúcida, parecida al mármol).

“Estoy de regreso”.

Y mientras lo hacía, Felmenia salió a saludarla mientras llevaba un


delantal.

“Lefille, bienvenida de regreso―¿eh?”.

La expresión en su rostro era exactamente lo que uno esperaría de


alguien que recibiera una sorpresa completamente inesperada. Mientras

176
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

miraba a cada persona detrás de Lefille, todos sus movimientos se


detuvieron por completo. Reiji y los otros estaban exactamente igual.
Después de una antinatural pausa, Titania alzó su voz.

“¡¿Flama Blanca-dono?!”.

“¡¿S-Su Alteza y Héroe-dono y Mizuki-dono?! ¿Por qué están…?”.

Justo cuando estaba a punto de preguntar qué estaba pasando, Felmenia


repentinamente recuperó sus sentidos con un “Oh, mierda” en su mente.
Inmediatamente tomó el delantal, que llevaba puesto, y lo tiró
violentamente. Sin verificar donde el delantal voló detrás de ella, se giró
hacia el espejo de cuerpo entero instalado en la entrada. Luego confirmó
a fondo su cabello, la posición de las trenzas cubriendo sus orejas, su
rostro y todo tipo de otras cosas con movimientos rápidos y ágiles.
Después de hacer la misma expresión seria y fría, que siempre tuvo en
Camellia, se inclinó.

“... No, todos, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos
vimos”.

Y entonces, cuando había pasado el tiempo suficiente para mostrar el


respeto a los de estatus superior, Felmenia levantó su cabeza y se
encontró con la mirada de Lefille.

“Lefille. ¿Por qué estás junto con el grupo de Su Alteza la Princesa?”.

“Me salvaron después de que me metí en una discrepancia con una


extraña persona. Y luego, después de preguntarles sus nombres, fue algo
que recordé haber escuchado antes... Eso es todo”.

177
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Una coincidencia... O más bien, una extraña coincidencia. Felmenia hizo


una expresión de sorpresa. Reiji luego la cuestionó en un curioso tono.

“Sensei, ¿por qué está aquí? Pensé que estaba actuando bajo las órdenes
directas de Su Majestad Almadious”.

“Umm... Eso es correcto. Hablemos de los detalles más pequeños


adentro”.

Mientras los instaba a entrar, una apática voz resonó detrás de ella.

“Ooooi, ¿hay un invitado?”.

La figura de Suimei apareció en la entrada. En poco tiempo, vio a Reiji y


los otros detrás de Felmenia, y luego, con una expresión como si hubiera
visto un fantasma y un extraño rostro, frunció el ceño.

“¿Ha…?”.

Los tres lo llamaron, mientras él permanecía allí separado del tiempo.

“Mucho tiempo sin verte, Suimei”.

“Yaaho~o, Suimei-kun”.

“Ha sido un largo tiempo. Suimei”.

178
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡¿HAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA?!”.

Después de la desafortunada reunión entre el grupo de Reiji y Suimei,


después de estar extrañamente sorprendidos por un tiempo, él los guió
a la sala de estar. Con el número de personas siendo los que ellos eran,
no todos pudieron acomodarse cómodamente alrededor de la mesa.
Reiji, Mizuki y Titania se sentaron a la mesa mientras los Caballeros se
sentaban en sillas preparadas detrás de ellos. Ya que Titania estaba allí,
Felmenia dudó en sentarse en la misma mesa que ella y se abstuvo, al
estar de pie detrás de Suimei. Lefille estaba inquieta por la llegada de
tanta gente y se escondía junto a ella. En cuanto a Liliana, ella estaba
sentada en el sofá. Suimei todavía estaba completamente confundido en
esta repentina visita, y miró a todos individualmente ante él antes de
seguir adelante.

“Aaah, pensar que Reiji salvaría a Lefi...”.

“Para mí también, no podría imaginar que Lefille-chan sería la amiga de


Suimei”.

“Eso es cierto, ¿no? El destino es algo misterioso, ¿huh?”.

Como Mizuki interrumpió, el rostro de Suimei se volvió de mal genio, ya


que sonrió.

“¿Qué? Esta debe ser la guía de las estrellas... ¿no lo dirás así?”.

179
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Cielos! ¡Justo después de llegar aquí, inmediatamente estás siendo


malo!”.

Mizuki estaba hinchando sus mejillas mientras Suimei sacaba su pasado


con mala cara. Suimei y Reiji sonrieron ante su encantadora figura. Por
supuesto, todo esto no tenía sentido, era incomprensible o simplemente
extraño para todos los demás. Titania, quien estaba sentada al lado de
Reiji, llamó íntimamente a Felmenia, quien aún estaba detrás de Suimei.

“Estaba preocupada por lo que le pasaría cuando usted saliera de Ciudad


Kurant, pero parece que el deber de Flama Blanca-dono era por Suimei,
¿verdad?”.

“Sí. A pedido de Su Majestad el Rey, he confiado mis humildes


habilidades a Suimei-dono”.

“Como se esperaba, Flama Blanca-dono tiene un fuerte sentido de


responsabilidad, ¿huh?”.

“¿Eh? Ah, no, no es realmente eso…”.

“Otra vez con la humildad. Para asumir la responsabilidad de invocar a


Suimei, ¿padre no le pidió a Flama Blanca-dono que lo apoyara? Si ese
no fuera el caso, usted no hubiera pasado por el peligro hasta el Imperio,
¿verdad?”.

Cuando Titania llegó a su conclusión, Reiji agregó en un “Como uno


esperaría de Sensei”, en acuerdo. Él asentía con la cabeza con orgullo,
pero seguramente estaba leyendo demasiado y reaccionando de forma
exagerada.

180
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“En ese momento, estaba segura de que Flama Blanca-dono se dirigía a


encontrarse con el que destruyó ese ejército de Demonios, pero... Parece
que mi predicción fue inexacta”.

Eso no fue cierto. Todos ellos no podrían decir eso. Al echar un vistazo a
la aguda intuición de Titania, Felmenia y Lefille pusieron una difícil
expresión.

“¿Por qué estás en el Imperio, Suimei?”.

“Estoy buscando una forma de regresar. Así que hice un viaje”.

“Ya veo. Entonces es por eso que dejaste el Castillo. Entonces, ¿qué pasó
después de eso?”.

“Creo que ya lo sabes, pero viajé junto con Lefi y un cuerpo comercial. A
mitad de camino, terminamos en un pequeño problema con los tipos en
el cuerpo comercial y nos separamos, pero atravesamos el bosque y
salimos a Ciudad Kurant”.

“Entonces, ¿los Demonios?”.

“Bueno, nos encontramos con ellos un poco. A partir de ahí sucedió una
cosa u otra, y terminamos viviendo juntos―”.

Solo así, con una sombría sonrisa y un extraño aire satisfecho de sí


mismo lleno de confianza, él presentó una historia plausible. Reiji y los
demás parecen estar escuchándolo como si ellos también le creyeran. Sin
embargo, Mizuki no perdió su oportunidad de echar una broma.

181
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ocurrió una cosa u otra y terminaste viviendo con una linda niña, ¿qué
significa eso Suimei-kun?”.

“Aah y fue entonces cuando vino Menia y comenzó a enseñarme magia”.

“Suimei-kun simple y casualmente lo ignoró...”.

Fingiendo no ver a Mizuki atacándolo con su mirada, Suimei alineó su


historia con fluidez. Felmenia y Lefille, que estaban escuchando detrás
de él, hicieron expresiones de disgusto mientras se susurraban entre
ellas en secreto.

“... Él realmente puede decir esas mentiras con calma”.

“... En serio, puedes decir que se ha vuelto un poco malvado. No es algo


para halagarlo”.

Naturalmente, ellas no estaban admirando sus acciones. Sin ningún


cambio en la complexión, Suimei estaba hablando como si todo fuera
verdad, las dos solo podían susurrar entre ellas con asombro. Aquellos
que conocían las circunstancias solo podían verlo como descarado, pero,
aquellos que no, solo escucharon sus palabras como realidad. Las dos
sospechaban si esto también era magia en cierto sentido. Cuando su
conversación llegó a su fin, Reiji cambió su atención a Liliana, quien
estaba tranquilamente sentada en el sofá un poco lejos.

“Ahora que lo pienso, ¿quién es esa niña de allí?”.

Suimei giró la cabeza como si estuviera preocupado.

182
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Esa es... bueno, hubo circunstancias especiales”.

Era difícil de decir, pero tenía que decirlo. Era todo un dilema. A medida
que se le prestaba atención por toda la habitación, Liliana se puso de pie
y humildemente bajó su cabeza.

“Mi nombre es Liliana Zandyke”.

“Liliana-chan, ¿cierto....? ¡Hmmm? ¿No es Liliana Zandyke...?”.

Parecía que Reiji había escuchado ese nombre antes. Miró hacia el techo
y comenzó a hurgar en sus recuerdos por ese nombre. Incluso en el
ruidoso crisol de las calles, las conversaciones sobre la cacería humana
parecían seguir revoloteando. Por otro lado, tal como cabría esperar,
Titania captó el famoso nombre.

“... Una de la Élite Doce del Imperio, ahora debería estar en la lista de los
buscados”.

“¡Eso es! Ahora que lo pienso, ¡¿no oímos que ella fue la culpable de
algún tipo de incidente?!”.

“... ¿No acabo de decirlo? Hubo circunstancias especiales”.

Suimei dejó escapar un suspiro mientras se encogía de hombros


profundamente, y luego comenzó a darle a Reiji y a los otros la esencia
general de las cosas.

183
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ya veo…”.

“Eso es algo complicado, ¿huh?”.

Mientras Reiji y Mizuki escuchaban, el resumen de los incidentes, de


Suimei y las circunstancias de Liliana, al principio estaban haciendo
rostros llenos de piedad, pero al final estaban bastante desconsolados
cuando soltaron un suspiro. Suimei miró a Lefille abrazándose a Liliana
y acariciando su cabeza con ansiedad mientras silenciosamente asentía
con su cabeza. Tal vez debido a su separación de Rogue, Lefille siempre
había estado tratando de animar a Liliana. Suimei no quería hacer nada
que pesara demasiado en su corazón, pero tenía que explicarlo. Cuando
su explicación terminó, Reiji le mostró un rostro muy serio.

“Y entonces, ¿qué planeas hacer con Liliana-chan?”.

“¿Hm? Aah, la voy a resguardar aquí”.

“Pero, con solo eso, nada se resolverá, ¿no?”.

“Así es. Es por eso que nuestro otro objetivo es encontrar al verdadero
culpable y aprehenderlos. Después de atraparlos, estará bien
simplemente explicar la situación y entregarlos”.

“Puede ser así, ¿pero las personas del Imperio no van a decir que
también entreguen a Liliana-chan?”.

184
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Bueno, ocho o nueve veces de cada diez lo harían”.

Suimei estuvo de acuerdo con la opinión de Reiji. Incluso si ella era


instigada, no cambiaba el hecho de que ella realizó el acto. No era difícil
imaginar que, con el tiempo, exigiendo que Liliana se entregue, estaba
cada vez más cerca. Pero mientras él la cuidara, no había forma de que
él la entregara en silencio.

“Bueno, si se trata de eso, ¿deberíamos ir todos a un país diferente?”.

En este mundo, si dejaran las fronteras del país, ellos probablemente ya


no podrían continuar más. En ese caso, estaba bien simplemente vivir
en un país diferente. Mientras decía esto, él le sonrió a Lefille y a
Felmenia. Felmenia asintió en silencio. Después de un breve instante de
sorpresa, Lefille dejó escapar una intrépida sonrisa.

“Realmente eres una persona abrupta”.

Liliana dijo esto y se puso de pie cuando su complexión comenzó a


cambiar.

“P-Pero… eso es...”.

El destino de su expresión cambiante, era un rostro ansioso que no


quería causarles problemas. Sin embargo, antes de que pudiera terminar
de hablar, Suimei le mostró una alegre risa.

“No me importa en absoluto, ¿sabes? Bueno, si todos están en contra,


pensaré en otra mano para jugar”.

185
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Estoy aquí por el bien de apoyar a Suimei-dono. Cumpliré con las


intenciones que Suimei-dono sostenga”.

“Lo mismo para mí. La vida en el Imperio es buena, pero acompañaré a


Suimei-kun a donde sea que vaya”.

“Eso dicen”.

Incluso mientras le sonreía diciendo que no tenía por qué preocuparse,


su melancolía no desapareció. Sin embargo, ya estaba decidido. Ella no
tuvo más remedio que resignarse. Cuando llegaron a esa conclusión,
Suimei giró su cabeza.

“Así es como es”.

“Ya veo. Un, lo entiendo”.

Reiji cerró sus ojos y asintió con la cabeza. Mizuki hizo una sonrisa como
si estuviera mirando a su problemático mejor amigo.

“Suimei-kun es igual de tierno de corazón como Reiji-kun, ¿no?”.

“¿Ah? Mizuki, no me pongas en la misma categoría que este tipo. No soy


realmente blando ni ningún...”.

“Heeh, a pesar de decir que odiabas el peligro y no viniste con nosotros,


¿quién es un joven imbécil que se está arriesgando su cuello en asuntos
peligrosos después de todo~?”.

186
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿M-Me pregunto quién...?”.

A pesar de que se hizo el tonto, obviamente había miradas concentradas


en él desde toda la habitación.

“...”.

“¡Sí, sí, soy yo! ¡Yo! ¡Lo siento por eso!”.

El hecho de que estaba atrapado, tanto entre la vergüenza y la rabia, era


a causa del ataque que venía de todos lados. Suimei levantó su voz como
si estuviera ocultando su vergüenza. Ante el contraataque directo de
Mizuki, él no podía soportar más que escasa resistencia. Para Suimei
esta era la primera vez que se encontraba en una situación como una
cama de clavos, pero limpiando su garganta para cambiar el estado de
ánimo, cambió el tema.

“... Deee todos modos, ¿qué están haciendo ustedes en la Capital


Imperial? Si recuerdo correctamente, dijiste que ibas al gobierno
autónomo, ¿no?”.

“... En relación con eso, también tengo algunas circunstancias


especiales”.

Reiji le estaba mostrando a Suimei una expresión melancólica. Como si


estuviera agobiado por su angustia, la atmósfera a su alrededor era
pesada. Titania continuó en su lugar.

“Suimei. ¿Conoces a Duque Hadorious?”.

187
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Sí, escuché de él por Menia”.

“Sobre cómo él es el hombre que nos atrapó”.

Lefille dejó escapar un tono agudo y señaló con sus ojos azules hacia
ellos. Como era de esperar, las llamas de la rabia todavía ardían
brillantemente en lo profundo de ese pequeño cuerpo. Su voz, llena de
furia, no contenía ni una pizca de debilidad. Cuando Titania se inclinó
para disculparse, Suimei la detuvo con su mano y negó con su cabeza.
Todos probablemente pensaban lo mismo, no era su culpa.

“Su Excelencia el Duque nos dijo que fuéramos a la Capital Imperial y


verificáramos los movimientos de Su Alteza la Princesa Imperial
Graziella”.

Escuchando ese nombre de la boca de Reiji, Suimei levantó una ceja.

“Oi, Graziella como... ¿esa?”.

“Suimei-kun, ¿la conoces?”.

Suimei mostró una expresión amarga a la pregunta de Mizuki.

“Bueeeno, un poco... Bueno, dejando eso de lado. ¿Por qué


obedientemente escuchaste esa orden? Como un Héroe, ¿no puedes
simplemente vetarlo?

En Camellia, incluso Almadious trató a Reiji con respeto. Incluso cuando


Elliot se enfrentó a la actitud arrogante de la Princesa Imperial Graziella,

188
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

fue la asistente de Graziella quien fue golpeada con un pálido rostro. Se


suponía que el tratamiento y la autoridad de un Héroe iban mucho más
allá de cualquier noble.

“Tomó a un miembro de la familia como rehén y nos amenazó”.

“¿Familia?”.

Suimei se preguntaba a quién se refería como familia. Era imposible que


pudieran poner sus manos sobre la familia de Reiji en el otro mundo.
Mientras Suimei fruncía el ceño confundido, uno de los Caballeros, que
había estado sentado detrás de Reiji y los demás, Gregory se levantó de
su asiento e inclinó su cabeza en señal de disculpa. Cuando Suimei
entendió la situación desde allí, se reclinó en su silla y habló con
asombro.

“¿Qué hay con eso? Ese tipo realmente es un increíble desgraciado,


¿huh…? Cielos, tendré que ir y golpearlo más temprano que tarde,
¿huh?”.

Si lo dejaban tranquilamente, no se sabía qué haría. Parecía que era


necesario encontrar una oportunidad para hacer contacto con él. Al
escuchar la declaración de Suimei, el rostro de Reiji adoptó una severa
expresión.

“Suimei, Duque Hadorious es fuerte. Pudo atrapar y detener mi puño”.

“Incluso si dices eso, no puedo decir si eso es sorprendente o no”.

“Así que, Suimei, ¿serías capaz de detener mi golpe como estoy ahora?”.

189
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mientras Suimei se estaba burlando de Reiji, Reiji formó un puño


mientras sonreía como si fuera a enviarlo a volar con esa broma. En
respuesta, Suimei levantó ambas manos sin emitir aires.

“Soy un pacifista, estoy en contra de la violencia”.

“... Seguro que puedes hablar. A pesar de que eres sorprendentemente


despiadado”.

La mirada inmóvil de Reiji atravesó el descaro de Suimei. Encogiéndose


de hombros como si dijera “¿De qué estás hablando?”, él dejó escapar un
suspiro de indignación más. Poniendo eso de lado, Suimei
repentinamente se puso serio y cerró sus ojos.

“En cualquier caso, Graziella, ¿huh...? Haciéndote hacer ese tipo de


cosas, ¿qué tipo de significado tiene la orden de esa noble-sama?”.

“Con respecto a eso, tampoco entendemos realmente”.

Reiji negó con la cabeza. Mostró la angustia que esto le puso durante su
viaje. Al ver esto, Suimei se dio cuenta de lo que había oído de la historia
e impulsivamente dejó salir su impresión.

“De alguna manera, parece que él quería que te dirigieras hacia la Capital
Imperial”.

“Quería que me dirigiera a la Capital Imperial... ¿pero no debería haber


Demonios en el Imperio?”.

190
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ese es exactamente el por qué. Este tipo de lugar no tiene nada que ver
con el trabajo del Héroe, además de que no es como si estuvieras aquí
para levantar el ánimo de los ciudadanos de un país aliado. No debería
haber necesidad de salir de su camino para hacer que un Héroe venga
aquí, ¿verdad? Si es tan notable, él debería tener tantos subordinados y
espías como quisiera enviar, si realmente tuviera tanta curiosidad, ya
estarían aquí. Por lo que he oído, parece que, desde el principio,
Hadorious quería que te dirigieras a este país por todos los medios
posibles”.

“Sin embargo, ¿por qué?”.

Suimei cerró sus ojos cuando escuchó la franca pregunta de Mizuki.

“Fumu... Él tomó un rehén y fue tan lejos para hacer amenazas después
de todo. Debe ser algo grande, ¿huh?”.

“Pero Duque Hadorious no dijo nada más que verificar los movimientos
de su Alteza Imperial Graziella. Él no nos dijo que hiciéramos nada
más...”.

El rostro de Reiji se había vuelto bastante sombrío mientras se hundía


más en el pensamiento sobre lo que podría estar pasando. Si fue justo
como lo dijo Reiji, y Hadorious realmente solo quería que Reiji acechara
a Graziella, Suimei solo podía considerar a Hadorious como
incompetente e impotente. Si solo se trataba de controlar sus
movimientos, no valía la pena incurrir en la enemistad de Reiji solo para
enviarlo al Imperio.

191
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ciertamente es justo como dice el Duque Hadorious, últimamente su


Alteza Imperial Graziella se ha estado moviendo muy activamente.
Usando su autoridad en el ejército, ella ha estado tomando medidas
políticas muy firmes hacia los países vecinos con bastante frecuencia. En
lo que respecta a Astel, no es una situación muy buena”.

Él no estaba diciendo que Titania estaba equivocada, pero, aun así,


Suimei no tenía intenciones de dejar el tema. Por el flujo de la
conversación, él no pudo borrar la sensación de que había algo implicado
de manera indirecta por las acciones de Hadorious.

“En el momento en que su Alteza Imperial Graziella penetró en la


frontera, el Duque Hadorious realmente no tenía nada en particular que
decir, ¿cierto?”.

“―Ya veo, eso es”.

Como si la respuesta se abalanzara sobre él, Suimei chasqueó su dedo.


Por la impresión sincera de Reiji, el último fragmento cayó en su lugar.

“Suimei, ¿qué quieres decir con eso?”.

“Dijiste en ese momento que esa mujer había penetrado en la frontera,


¿verdad? Esa Princesa Imperial, ¿cómo fue allí?”.

“¿Cómo fue ella allí? ¿No es el motivo por el que ella fue?”.

“Así es. El método que ella fue allí”.

192
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Eso es... Ella dijo que tomó sus tropas y se abrió paso a la fuerza,
¿verdad?”.

“¿Atravesó esa fortaleza en la frontera nacional sin ningún problema?”.

Felmenia fue quien respondió su pregunta.

“Eso es probablemente lo que sucedió. Por lo que he visto de Su Alteza


Imperial Graziella y las tropas bajo su mando, no parecía que hubieran
sufrido ningún daño para mí”.

Felmenia estaba reflexionando sobre sus propias palabras. Después de


decirlo, ella parecía estar recordando los eventos en su cabeza. Mientras
lo hacía, Lefille hizo una expresión de asombro.

“―Eso es ciertamente extraño. Cuando fui con Suimei-kun, la fortaleza


en la frontera nacional con Astel no estaba tan fragmentada como para
que se rompiera con tanta facilidad”.

“Ciertamente, ahora que lo pones así, parece ser así...”.

Titania era de la misma opinión, una expresión nerviosa flotaba en su


rostro ante el hecho de que ella no se dio cuenta de esto. La construcción
de la fortaleza en la frontera nacional, así como su fuerza defensiva
fueron bastante firmes. Dentro del barranco, se colocó una puerta de
acero. Los tiempos en los que se abría y se cerraba estaban
predeterminados, no era tan simple pasar a voluntad. Ciertamente,
tomando en consideración las habilidades de Graziella, ella era más que
capaz de abrirse paso a la fuerza. Por lo tanto, parecía natural pensar que
ella lo hizo. Aun así, si ella hubiera usado magia para hacerlo, era
inevitable que se hubiera convertido en un alboroto. Sin embargo, hasta

193
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

ahora, las conversaciones sobre ese tipo de grave situación nunca


surgieron.

“Además, el momento en que ella llegó fue demasiado bueno. Escuché


que coincidió exactamente con el momento en que el ejército de Ciudad
Kurant se estaba acercando a los Demonios, ¿verdad?”.

“Ciertamente, ahora que lo mencionas, ese era el caso, pero... No es un


evento imposible, ¿verdad?”.

Reiji dejó escapar estas palabras de negación como si su autoconfianza


se tambaleara. Suimei negó con su cabeza y continuó.

“En el momento en que llegaron los Demonios, los únicos que sabían
eran los altos mandos de Astel y Gregory-san, quien los guió a un lugar
seguro. Por lo que he escuchado, los únicos que se encontraron con los
Demonios fueron ustedes, la suerte del cuerpo comercial y nosotros. Los
ciudadanos de Astel no se dieron cuenta de la presencia de los Demonios.
Para la gente dentro de las fronteras de Astel, el único lugar donde los
Demonios estaban presentes debería haber estado fuera del país. A pesar
de eso, ¿cómo alguien de otro país pudo tener acceso a ese tipo de
información tan fácilmente?”.

“¿Tal vez capturaron a un Demonio dentro del territorio Imperial y lo


hicieron hablar?”.

“Imposible. Los demonios no son ese tipo de ser”.

Lefille llegó a una conclusión en muy poco tiempo. Eran las palabras de
quien más sabía sobre la disposición de los Demonios, por eso no había
forma de que estuvieran equivocados. De los recuerdos del encuentro de

194
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Suimei con los Demonios, también sabía que no eran el tipo de seres que
revelarían información, aunque fueran torturados. Si se tratara de esos
seres, él pensó que se autodestruirían en el momento en que fueran
capturados. En ese caso, su conjetura sería...

“Hey, tal vez ese tipo Hadorious...”.

Tal vez, esa vaga silueta en la mente de Suimei gradualmente comenzó a


tomar forma. Antes de que su respuesta tomara forma por completo y
pudiera expresarlo en palabras, Titania fue la primera en adivinar.

“... ¿Filtró la información, permitiendo que Su Alteza Imperial Graziella


ingresara al país y conspiró con los guardias en la frontera nacional?
Suimei, ¿es esto lo que estás implicando?”.

Suimei le devolvió un asentimiento. La tensión, que corría por el aire


afectó, a todos en silencio. Retrasada en un segundo, Mizuki lanzó una
aturdida pregunta en pánico.

“P-Pero, ¿qué tipo de beneficio obtendría si hiciera ese tipo de cosas?


Duque Hadorious es un noble de Astel, ¿sabes? ¿Estás diciendo que está
conectado con Su Alteza Imperial Graziella detrás de escena?”.

“Quién sabe. No sé si están conectados o si simplemente se filtró la


información, sin embargo... Bueno, si es así, entonces sería una excusa
fácil para comenzar una guerra. Esa peligrosa mujer cruzó la frontera
nacional sin permiso después de todo. Si hubiera alguien importante en
Astel que tuviera animosidad hacia el Imperio, sería bastante fácil para
ellos. Y luego, él inmediatamente envió a Reiji”.

“¿Crees que también están siendo provocados?”.

195
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

La expresión de Reiji se había puesto bastante tensa. Suimei respondió


como si fuera lo que esperaba.

“Se dijo a sí mismo que era solo para verificar las cosas después de todo”.

Ciertamente, las acciones de Graziella de cruzar la frontera hacia Astel


pueden haber sido razonables teniendo en cuenta la crisis. Sin embargo,
esto naturalmente provocaría que los líderes de Astel alberguen una
sensación de inminente crisis. Entonces, si inmediatamente después de
que ocurriera, Reiji inesperadamente visitara el Imperio, la tensión de
esos líderes se duplicaría en el acto.

“Sin embargo, Suimei. No debería haber ninguna razón ahora para que
Astel declare la guerra al Imperio”.

“Así es, ¿no es así? Ese es también el punto que aún no termino de
entender”.

Este era el punto en el que Suimei solo podía soltar un problemático


gemido. En la situación actual, en la que los Demonios estaban
invadiendo territorios humanos, no había ningún beneficio en tomar
medidas para provocar una caída entre las naciones. Felmenia y Titania
también estaban de acuerdo en este punto.

“Yo también pienso lo mismo. Incluso si es Duque Hadorious, él debería


entender completamente la amenaza de los Demonios. Además de solo
filtrar la información, no era seguro que los líderes del Imperio hicieran
un movimiento”.

196
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Eso es cierto, hay demasiados elementos inciertos para que sea un


esquema. ¿huh...?”.

Mientras discutían esto, Reiji comenzó a agitarse.

“Pero...”.

“¿Hay algo en tu mente? Reiji”.

“No, es solo que, si es justo como piensa Suimei, solo estaba pensando
que la actitud de Duque Hadorious en ese momento podría tener
sentido”.

“¿Sobre cómo él realmente no estaba diciendo nada?”.

“Un. Si la llegada de Su Alteza Imperial Graziella fue en realidad un plan


del Duque Hadorious, entonces su silencio en el momento, con respecto
a su entrada ilegal, se enrosca muy bien. Con ese tipo de personalidad,
él al menos habría dejado una sola opinión honesta en ese tipo de escena
después de todo... Pero, no creo que vayamos a progresar más en este
tema”.

“Eso es ciertamente verdad”.

No había suficientes materiales para que pudieran emitir un juicio


adecuado. Si fuera posible, no habría nada mejor que pronosticar
rápidamente el plan mientras pudieran, pero, en este momento, eso era
imposible. Sin embargo, al menos todos coincidieron en que tenían que
estar atentos con respecto a Hadorious.

197
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“― Entonces, cambiando de tema, ¿qué van a hacer a partir de ahora?”.

“¡Sí, sí, es eso! ¡Escúchame, Suimei-kun! ¡No pudimos encontrar una


posada!”.

“Bueno, está ese desfile y todo”.

Suimei le devolvió una mirada a Mizuki como debería haber sido obvio
mientras ella lo miraba preguntándose qué deberían hacer. Incluso antes
de que llegaran, todas deben estar llenas. Suimei se recostó en su silla
mientras meditaba sobre ello.

“... ¿Quieren quedarte aquí? Sin embargo, con esta gran cantidad de
personas, será bastante apretado”.

“Suimei, ¿está eso bien?”.

“No tenemos suficientes camas para todos, así que los chicos tendrán
que dormir juntos en la sala de estar”.

Reiji no parecía tener ninguna objeción cuando Suimei dijo esto.


Mientras miraba alrededor de la habitación para ver si estaba bien con
todos los demás, la mujer Caballero Luka habló.

“Si ese es el caso, una vez más buscaremos alojamiento. Incluso si solo
podemos asegurar algunas habitaciones, podremos dividirnos entre las
posadas y la casa de Suimei-dono”.

198
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Cuando Reiji la reconoció, los Caballeros se dirigieron hacia la entrada.


Reiji y Mizuki fueron a despedirlos, tal vez para mostrarles una vez más
su gratitud por haber trabajado para ellos. Titania también se puso de
pie, pero, en lugar de seguir a Reiji, se acercó a Suimei.

“¿Qué sucede?”.

A pesar de que él le había preguntado, Titania no dejó de caminar. Con


un soplo, un suave aroma le hizo cosquillas en la nariz. Cuando estuvo al
alcance de la mano, ella hizo una seña a Suimei para que se acercara.
Cuando Suimei obedientemente se acercó más, ella acercó su boca a su
oreja para hablar en secreto.

“Suimei. Mañana, ¿no podrías hacerme compañía por un rato?”.

“¿Hacerte compañía?”.

“Tengo algo de qué hablar contigo. Es muy importante”.

Suimei tomó cierta distancia y miró el rostro de Titania. Sus profundos


ojos azules miraban directamente a Suimei con una seria expresión, ellos
reflejaban su seriedad. Supuso que ella tenía alguna clase de inevitable
circunstancia.

“… Entendido”.

199
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Gracias al gran esfuerzo de sus Caballeros de escolta, el grupo de Reiji


consiguió habitaciones en una posada para tres personas. Después de
dividir el grupo en dos entre la residencia Yakagi y la posada, parecía que
ya no tenían que preocuparse por los lugares donde alojarse por el
momento. Obviamente, la forma en que dividieron al grupo fue que
Reiji, Mizuki y Titania se quedarían en el lugar de Suimei mientras los
Caballeros se quedaban en la posada. Esa noche, por primera vez en un
tiempo, Suimei y Reiji pudieron hablar solo entre los chicos. Las chicas
también tuvieron su propia charla de chicas hasta altas horas de la noche
mientras se volvían locas por algo. Aunque eso fue principalmente
Mizuki. Y entonces, el día siguiente llegó.

“Me he acostumbrado bastante al aire en Astel, pero el Imperio también


tiene un buen viento que sopla a través de él, ¿huh?”.

“¿No es así?”.

En este día, Suimei aceptó la petición de Titania, y los dos abandonaron


la residencia Yakagi y ahora se encontraban fuera de la Capital Imperial
al Noroeste, estirando sus piernas en una colina desbordante de
naturaleza. Mirando hacia el paisaje, las poco pronunciadas olas de
verde inclinándose se extendían ante él, y de vez en cuando un viento
refrescante rozaba suavemente la parte posterior de su cuello. De pie en
un lugar ligeramente elevado, Titania cepillaba su cabello detrás de ella
y saboreó el viento de la colina con los ojos silenciosamente cerrados.
Ella no llevaba el vestido en el que Suimei la vio entrar al Castillo. En
cambio, vestía con facilidad para moverse con ropa envuelta alrededor
de su cuerpo con un abrigo sobre ellas. Debido a los altos cuellos del
abrigo, él no pudo ver su boca. Si alguien la viera por primera vez en esa
ropa con los ojos cerrados, ellos serían incapaces de siquiera imaginar
que fuera una genuina Princesa.

Suimei tenía ese tipo de impresión, pero se desvaneció en un instante.


Titania se estiró de repente con ambos brazos extendidos tanto como

200
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

pudo. Ella comenzó a disfrutar el aire en el Imperio de una manera


completamente diferente a la anterior. Suimei supuso que era porque se
había liberado del sofocante aire en la Capital Imperial, o tal vez porque
no tenía que mantener su apariencia. Desde la perspectiva de Suimei, su
comportamiento actual era más agradable de lo habitual.

Ahora mismo, en este lugar, aparte del caballo con el que cabalgaron
aquí, no había nadie presente a excepción de Suimei y Titania. Titania
había hablado de esto con Reiji o Mizuki, e inesperadamente los
Caballeros no la acompañaron. Cuando Titania le informó a Luka de sus
planes, ella solicitó para acompañarlos, pero se le negó. En el caso de
Suimei, él solo les dijo a Felmenia y Lefille que saldría y les dejaría la
casa. Después de un rato, Titania se sintió satisfecha con el aire en la
colina, y se dio la vuelta, ya que comenzó a hablar.

“Muchas gracias por la habitación. Para asegurarnos de que todos


tuviéramos camas, incluso la cama de Suimei estuvo especialmente
reservada para nosotros”.

“No, no me importa. Para un hombre, siempre que haya un espacio


suficientemente amplio, es más que suficiente después de todo”.

“Fufu, ¿es eso así? Gracias a eso pude disfrutar a fondo mi noche ayer”.

El tono de su voz era muy brillante sin preocupaciones. Como Titania


gentilmente le sonrió, Suimei lo regresó con un “Bueno, eso está bien”,
mientras se encogía de hombros. Y entonces, ella le habló a Suimei como
si estuviera preocupada por algo.

“Hey, ¿Liliana te pareció tensa?”.

201
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Sí, al ver cómo todos se juntaban, ella estaba en un estado en el que no


sabía lo que debía hacer. Sin embargo, Lefille ha estado muy preocupada
por ella, por lo que no debería sentirse tan incómoda con ello. Además,
Mizuki también le habló un montón. Si es ella, creo que ella abrirá su
corazón muy pronto”.

“Ya veo…”.

Por un breve momento, Suimei cuidadosamente consideró la situación


de Liliana. A pesar de que era temporal, sus compañeros de casa
aumentaron de repente, parecía terriblemente sorprendida por ello.
Naturalmente, debido a su magia oscura, ella no estaba acostumbrada a
las personas― en resumen, ella era extremadamente tímida con los
extraños. Suimei lo sabía, pero precisamente por eso, él estaba
preocupado por la otra noche. Sin embargo, de alguna manera u otra,
terminó como ansiedad innecesaria.

Suimei estaba bastante preocupada por ella, pero una gran parte de su
cuidado fue dejado a Lefille y Felmenia. Estaba el hecho de que ella era
una chica, pero uno de sus otros objetivos era usar los poderes
espirituales de Lefille para expulsar el mal del cuerpo de Liliana. Sin
embargo, él no estaba particularmente preocupado, los que vinieron
eran en gran parte del tipo para tomar en cuenta a los demás.

“Me pregunto, ¿qué estarán haciendo Reiji-sama y Mizuki ahora?”.

“Dijeron algo sobre que Lefi los guiara por la Capital Imperial. No era
realmente necesario hacerlo inmediatamente hoy, pero ella es una gran
trabajadora”.

“¿No crees?”.

202
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Titania soltó una carcajada. Con sus gestos, que parecían cubrir su voz,
Suimei alcanzó a ver su elegancia.

“―Entonces, es hora de escuchar sobre lo importante que tienes que


decirme, ¿verdad? No trajiste acompañantes y los dejaste fuera después
de todo, debes tener una buena razón para hacerlo, ¿verdad?”.

“Así es. Debería estar bien aquí”.

En un giro completo desde su sonriente rostro, el rostro de Titania se


volvió mucho más intenso que antes. Como si estuviera buscando algo
que no notó, ella miró a su alrededor. No se sentía como si estuviera
siendo cuidadosa con los demás en el área. Mientras se giraba hacia
Suimei, su expresión era de alguna manera fría y seria.

“Suimei. Tengo algo que me gustaría pedir... No, eso no está del todo
bien. Hay algo que me gustaría que hicieras a partir de ahora”.

“Eso es repentino”.

“Soy consciente de que es abrupto”.

“Es decir, ¿hay algo que quieres de mí?”.

“Así es, ¿no?... En lugar de querer, puede ser más apropiado decir que
me gustaría forzarte a hacerlo”.

203
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Titania se corrigió a sí misma mientras mantenía una actitud tranquila.


Ella estaba emitiendo aires muy considerables... O, mejor dicho, dijo tal
cosa después de pensarlo cuidadosamente, en resumen...

“No hay una verdadera necesidad de contenerse. Solo llámalo una


orden”.

“Entonces―Suimei, regresa al Reino inmediatamente”.

De hecho, Suimei le dijo que no se contuviera, pero no esperaba que


disparara palabras tan implacables.

“... Eso realmente es abrupto, ¿huh?”.

“Ciertamente, fue abrupto. Sin embargo, tengo una razón por la cual no
tengo más remedio que decirlo. Creo que es algo fácil de entender,
¿verdad?”.

“Solo en caso, me gustaría escucharlo directamente de la boca de Tia”.

“Es acerca de Duque Hadorious”.

Fue justo lo que Suimei esperaba. De alguna manera u otra, él anticipó


esto.

“A este ritmo, te convertirás en un grillete para Reiji-sama. Por eso,


regresa al Reino inmediatamente y permanece al lado de padre en
silencio. Si padre hace algunos arreglos por ti, incluso si regresas, no
serías tratado mal. Si hablas de la situación y caes bajo protección de

204
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

padre, incluso un Duque tendría dificultades para ponerte las manos


encima”.

Hadorious estaba buscando una peleando. Si Reiji prestaba demasiada


atención a todos los que lo rodeaban, naturalmente sus acciones de
ahora en adelante se verían obstaculizadas. Era obvio por la forma en
que regresó al territorio de Astel la última vez.

“Bueno, así es como sonó cuando lo dijiste por primera vez, ¿huh?”.

“Si piensas también acerca del caso de Liliana, no creo que sea
demasiado irracional”.

Titania presentó la validez de su afirmación bastante razonable, sin


embargo, Suimei negó con su cabeza.

“Sin embargo, si es así, estaré preocupado”.

“¿Por qué es eso?”.

“Lo mencioné ayer también a Reiji, pero estoy buscando un medio para
regresar a mi propio mundo”.

Suimei se encogió de hombros cuando una vez más le informó de su


objetivo.

“Con eso, ¿entiendes bien? Si hago lo que dice Tia, perderé mi capacidad
de buscar un medio para regresar a mi propio mundo”.

205
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Así es, ¿no? Sin embargo, eso no necesita hacerse de inmediato,


¿verdad? Eventualmente, Reiji-sama derrotará al Demon Lord. Una vez
que lo haga, Duque Hadorious también dejará de involucrarse con él y
Suimei podrá investigar para encontrar una forma de regresar a su
mundo”.

“Entonces, ¿qué es lo que estás diciendo? ¿Debería esperar hasta


entonces? ¿Esperar hasta que Reiji derrote al Demon Lord y que la
amenaza de este mundo desaparezca? ¿Será eso un año? ¿Dos años? Por
casualidad, podría tomar incluso cinco o diez años, ¿sabes? Eso será
demasiado tarde”.

“Suimei. Soy plenamente consciente de tus circunstancias. Sin embargo,


esto es algo que es necesario para traer firmemente la paz a este mundo”.

“Este mundo, este mundo. ¿Cuántas veces tengo que escuchar esto?
Especial y últimamente todo ha sido sobre eso”.

Suimei escupió su queja junto con un suspiro. Sin embargo, Titania tenía
una buena cantidad de consideración por él, y respondió urgentemente
por su indiscreción.

“Y entonces, ¿tu respuesta?”.

“―Me niego. Estoy sufriendo por esto porque fui invocado


arbitrariamente. No tengo ninguna razón para no hacer lo que quiero
arbitrariamente también”.

“Lo dije antes también, pero si actúas como quieres, te convertirás en


una carga para Reiji-sama, ¿cierto?”.

206
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Acerca de ese tipo Hadorious, ¿verdad? Me ocuparé hábilmente de mi


parte. Si Reiji se preocupa inútilmente por ello, solo dile que no se
preocupe acerca mí por tu propia boca, Tia”.

“¿Crees que ese tipo de Reiji-sama escucharía eso?”.

“No tengo intención de tomar en consideración el comportamiento


entrometido de ese chico”.

Como Suimei la rechazó con una estricta actitud, Titania dejó escapar un
suspiro de preocupación.

“... A este ritmo, estamos caminando en líneas paralelas, ¿huh?”.

“A pesar de eso, estás bastante tranquila”.

“De alguna manera u otra, pensé que terminaría así después de todo”.

“Entonces, ¿no tienes otra mano lista para jugar? Así que, ¿cuáles son
esas palabras que me harán moverme?”.

Si ella hubiera predicho la respuesta y los argumentos de Suimei,


entonces ella debería tener otras cosas que decir preparadas. No había
forma de que ella fuera tan lejos para hablar con él solo para que termine
así. Titania tomó una decisión y señaló su mirada hacia Suimei.

“Si no obedeces mis órdenes, haré que las sigas por la fuerza”.

207
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Ha? Oi, oi...”.

Esas palabras fueron completamente inesperadas para Suimei. Él pensó


con seguridad que ella diría “La buscaremos por ti” o “Las tropas la
buscarán”, sin embargo, eso no fue en absoluto”.

“A partir de ahora, si Suimei continúa buscando una forma de regresar


a su mundo, no sería a la medida de Reiji, pero muchas dificultades se
interpondrían en tu camino. Habrá monstruos y Demonios, y Duque
Hadorious. En ese caso, si no puedes vencerme, no podrás buscar un
medio para regresar a tu mundo. ¿No es eso razonable?”.

“Eso es ciertamente verdad, pero...”.

“Por lo tanto, pelearé con Suimei aquí y tú demostrarás tu fortaleza para


mí. Por supuesto, si ganas, aprobaré tus acciones”.

“Así que eso es lo que quieres decir con la fuerza, sin duda es violento”.

“Está bien si es violento. ¿Qué harás?”.

“Me niego”.

Como Suimei se negó rotundamente, Titania dejó escapar una


inapropiada sonrisa.

“En ese caso, serás etiquetado como un cobarde, ¿sabes? Aun así, ¿te
negarás?”.

208
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Por Tia? Realmente no me importa, no importa lo que tengas que decir


sobre mí... Eso no terminará exactamente nuestra pequeña charla,
¿verdad?”.

“Por supuesto”.

Suimei dejó escapar un profundo quejido mientras hacía una burla ante
la declaración de Titania.

“… Así que, ¿qué es? Si es por la fuerza, ¿lo estás decidiendo con magia?”.

“No, es esto”.

Al decir esto, Titania blandió una sola espada de un bulto que estaba
atado al caballo.

“¿Ha? ¿Con espadas? Tia, ¿puedes usar ese tipo de cosas?”.

“Hasta cierto punto, estoy bien informada”.

“Has oído de Reiji que puedo usar kenjutsu, ¿verdad? Debería ser obvio,
pero, ¿no tengo la ventaja? ¿No sería injusto?”.

“No me importa. Entonces, ¿cuál es tu respuesta?”.

Titania estaba acumulando sus preguntas como si estuviera


examinándolo. Suimei no pudo entender sus intenciones. Antes de que

209
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

él lo supiera, su boca estaba cubierta por el abrigo y ya no era visible.


Debido a que eso ocultaba las sutilezas de su fría y rígida expresión, él
no pudo leer sus acciones. Si ella usara una espada, Titania debería haber
estado en desventaja como maga. Sin embargo, ese artilugio desapareció
en la niebla y ya no pudo ver a través de ella.

¿Qué debería hacer? Suimei todavía no quería tomar parte en ningún


combate, pero seguramente ella no lo presionaría tan lejos. Si usaba
magia para darle una sugerencia hipnótica, sería bastante simple
superar esta situación, pero―

―Sí. Con esto, los cuatro de nosotros somos todos amigos.

Suimei recordó las palabras que escuchó hablar a Titania antes. Ella
apenas tenía amigos cercanos y seguramente no tuvo muchas
oportunidades de decir tal cosa. Sin embargo, las palabras que
pronunció en ese momento seguramente fueron las que surgieron del
fondo de su corazón. Pensando en eso, si usaba magia para engañarla, se
sentiría incómodo para él. Como la mirada de Titania se estaba
quedando sin paciencia, Suimei dejó escapar un molesto suspiro.

“... Me gustaría negarme, pero siento que en ese caso me darás un golpe”.

“Si entiendes eso, entonces, ¿qué tal una respuesta?”.

Mientras decía esto, el tono de su voz de repente cayó.

“... Tampoco quiero maltratar a Suimei de esa manera. Sin embargo, hay
cosas que debo hacer, y debo asumir la responsabilidad por hacerlo”.

210
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Ella bajó su cabeza como si estuviera confesando que no tenía otra


opción. Ella no podía ignorar su maltrato hacia Suimei después de todo.

“Realmente no me importa. Con respecto a este caso, también estoy


actuando por mi propia conveniencia. Entonces, incluso si fui invocado
por tu propia conveniencia, no hay ninguna razón para que Tia no actúe
a su conveniencia también”.

“Eres amable en los lugares más extraños”.

“Lo “más extraño” fue innecesario”.

“Esto es como lo llama Mizuki, tsundere, ¿verdad?”.

“Oi detente con eso, en serio”.

Como Titania lo miró fijamente con asombro ante la amarga expresión


de Suimei, él rápidamente adoptó una seria expresión.

“―Déjame preguntar una última cosa. Con esto no me molestarás en el


futuro, ¿verdad?”.

“Sí. Lo juro en nombre de la Diosa Alshuna. Si pierdo, prometo que no


diré ni haré nada respecto a la acción de Suimei a partir de ahora”.

“Entendido. Y entonces, ¿qué pasa con mi espada?”.

211
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Cuando Suimei extendió su mano, Titania le arrojó la espada que había


estado cargando. Parecía que ella tenía otra preparado para ella. Suimei
recogió la espada que ella arrojó hacia él. Probablemente era algo
relacionado con su oportunidad de victoria, sin embargo, Suimei
aprendió kenjutsu desde que era un niño. Sean cuales sean las
circunstancias, él no estaba dispuesto a perder. Entonces, Titania sacó
otro bulto y sacó dos espadas largas de él.

“¿―Ah?”.

“Esta es mi arma de elección”.

Mientras decía esto, ella sacó ambas espadas de sus vainas. Estaban
hechas de diferentes materiales del que Reiji llevaba, plateado. Ver tal
cosa en este lugar fue inesperado, pero Suimei pensó que probablemente
era de plata corroída. Al ver que sacaba ambas espadas, su estilo era
seguramente un estilo de dos espadas. Al contrario del principio de ese
estilo, ambas hojas eran largas. En general, una de ellas estaría dedicada
a la defensa, por lo que sería más fácil de manejar, sería común preparar
una espada más corta. Sin embargo, ambas hojas tenían la misma
longitud. No, usando sus ojos como un mago, él podía notar una pequeña
diferencia entre ellas, el de la izquierda le parecía un poco más larga. Y
entonces, mientras Suimei la miraba con una mirada perpleja, Titania
tomó su posición y entonces...

“¡¿Qu―?!”.

Titania ocultó su boca con su manto, y justo cuando ella cruzó sus
espadas, el cuerpo entero de Suimei se estremeció.

“―Como se esperaría de alguien que estudió la espada. Una vez que haya
adoptado una postura, podrás comprender mis capacidades, ¿verdad?”.

212
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Titania vio a través de las sutilezas de la agitación de Suimei. Sus


palabras de alabanza resonaron en los oídos de Suimei como la voz del
diablo. Él acababa de recoger la espada mientras pensaba que no iba a
perder, pero ¿qué tan irreflexivo había sido? Cuando una sonrisa feroz
lo dominó, él sonrió para ocultar su pánico.

“Ha― Quiero maldecirme por mi inmadurez por no haberlo sabido hasta


que tomaste una postura. ¿Qué pasa con esta pequeña Princesa? ¿No
eras una maga?”.

“Ciertamente también uso magia, pero los fundamentos de mi estilo de


lucha serían esta. Desde que tenía una tierna edad, empuñaba una
espada”.

“¿En serio…?”.

“Con esto entiendes. ¿correcto? No es injusto como dijiste antes. Eso es


porque yo soy la que sobresale más con una espada”.

“... Cielos, seguro me atrapaste con bastante habilidad. Eres realmente


un chica obstinada y consentida”.

“Tomaré eso como un cumplido”.

Mientras decía esto, Titania giró las dos espadas en sus manos como
bastones. El sonido del viento, que soplaba de ellos, llenó el aire y, en
poco tiempo, una vez más cruzó las espadas delante de ella. Y luego, al
mismo tiempo, desencadenó un intenso espíritu de lucha, con Titania
como centro, una ola de poder se dispersó en los alrededores como una

213
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

tormenta de primavera. Después de la ilusión de viento provocada por


su espíritu de lucha, los alrededores se vieron restringidos por una
silenciosa tensión. Finalmente, a través de la colina que se había
transformado en un lugar desolado, su nombre resonó en el aire.

“Una de las Siete Espadas, el Crepúsculo, Titania Root Astel. Aquí voy”.

Ella estaba lista para enfrentar a Suimei, quien todavía tenía la piel de
gallina debido a su espíritu de lucha. Finalmente, dándose cuenta de que
estaba solo a un paso de su rango, él presumidamente sonrió.

“Heeh, ser tan experta es realmente aterrador...”.

Suimei luego tomó su postura. El espíritu de lucha presionando contra


su cuerpo era fuerte y agudo. Era comparable a Lefille cuando luchaba
contra los Demonios. La chica delante de él tenía sus espadas cruzadas
en una postura. Incluso cuando miraba con los ojos como un mago, él no
podía ver nada parecido a una apertura.

Si se mencionaran las famosas posturas del estilo de las dos espadas,


habría una en la que se sostendrían ambas espadas por encima de su
cuerpo y presionaría a sus oponentes con una alta postura doble, y
aquella donde ambas espadas se cruzan ante ellas listas para ofensa y
defensa. La postura de Titania con los brazos extendidos frente a su
cuerpo, cruzando sus espadas ante ella, era la última. No había duda de
que ella estaba planeando lanzarse desde allí, su cuerpo se hundió en el
suelo en gran medida, una baja posición tan baja como podía. Como un
leopardo. En ese caso, lo que él debería vigilar era su velocidad y poder
de carga.

Sin embargo, estaban esas dos largas espadas. Al ver que tampoco era
una espada corta, debería ser difícil de manejar. En circunstancias

214
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

normales, sería algo para molestar a uno como un principiante


espadachín, pero―

No, al igual que su poder de carga y velocidad, este punto excedió las
expectativas de Suimei. Dentro de su cabeza, él imaginó el comienzo de
la batalla con un flash azul seguido de una doble cruz. Imaginaba que su
velocidad estaba mucho más allá de sus estimaciones iniciales. Mientras
meditaba sobre esto, su espada dibujó una curva en el aire.

“¡¿Espe―?!”.

Suimei dio un paso atrás y puso su espada para defenderse. Al mismo


tiempo que la luz plateada de su corte se desvaneció, Suimei saltó hacia
atrás fuera de su alcance. Y entonces, una vez más, mirando su propia
espada, él dudaba de sus propios ojos. Mirando más de cerca, la espada
con la que bloqueó con prisa era solo la mitad de lo que era antes.
Además de eso, la sección que, fue cortada, era como si una cuchara
sacara un poco de pudín, dejando una sección transversal
completamente lisa.

“¡¿Oi?! ¡Espera un momento, ¿qué tipo de técnica es esa?!”.

“No es más que este tipo de técnica. Mis técnicas de espada son
diferentes a otros espadachines en que es un estilo de espada malvado.
Normalmente, uno no podría cortar una espada sin un golpe directo con
la espada, pero mis golpes con la espada pueden cortar cualquier cosa,
incluso si se curvan en el aire”.

Sus largas espadas dejaron escapar un viento audible cuando Titania


declaró esto, y la espalda de Suimei se estremeció una vez más. En
general, esto era algo que era físicamente imposible, sin embargo,
ciertamente existían excepciones. Era muy probable que esta chica, que

215
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

se llamaba Princesa, también fuera una de las personas que se


encontraba en ese lugar. Suimei ni siquiera se pasó dos segundos
pensando en estas cosas. Sin embargo, en esa pequeña oportunidad,
Titania ya había cerrado la distancia que él había creado antes.

“¡Demasiado rápido, maldición!”.

Mientras dejaba salir una queja, Suimei saltó hacia un lado. Sin
embargo, debido a que se trataba de una acción evasiva completamente
dentro del dominio del sentido común, la mirada de Titania no se apartó
de él ni por un instante e inmediatamente tomó un balanceo
horizontalmente para lidiar con ello. Suimei usó su espada, ahora
acortada, para evitar el ataque, pero obviamente lo puso en desventaja.
No importa cuánto le costara, él no pudo evitar que su situación futura
empeorara gradualmente.

De repente, Titania blandió su espada derecha lentamente. Sintiendo un


golpe desde una posición superior, Suimei reaccionó como si solo fuera
eso sin pensarlo. Combinando la lenta trayectoria, la espada cayó desde
arriba como para derribarlo por completo.

“Ese movimiento es demasiado ingenuo”.

Ella dejó escapar una declaración como el toque frío de una hoja. El
movimiento que ella mencionó, la repentina reacción de Suimei fue un
único y fácil golpe que ni siquiera pudo detener. Mientras Suimei estaba
refunfuñando acerca de cómo él se adaptaba perfectamente, sus dos
espadas rápidamente se unieron a sus trayectorias juntas. Él no podría
bloquearlo, pero de repente sus pies colapsaron.

“¡¿Qué―?!”.

216
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Sus piernas fueron arrastradas. Ya era demasiado tarde cuando se dio


cuenta. Suimei fue incapaz de mantener su postura y torpemente cayó
sobre su trasero. Y luego, lo que le atravesó los ojos fue la luz plateada
que se reflejaba en su espada. Él fue capaz de reaccionar, pero su postura
fue la peor. Justo en su cuello, fue una luz plateada.

“... Ni siquiera fuiste capaz de aguantar una valiente pelea. Entonces, con
esto se decide. Suimei, proclamaré tu pérdida aquí”.

Como era de esperar, las palabras frías descendieron sobre él. Su espíritu
agudizado le decía que se tragara las condiciones mientras presionaba
su cuello con frialdad. Pero―

“... Lo siento, pero realmente no puedo permitir eso”.

“¿Aunque el vencedor ya ha sido decidido?”.

Cuando Titania una vez más declaró esto, Suimei todavía no dio su
consentimiento.

“¿Por qué? ¿Por qué te obsesionas tan obstinadamente con esto?”.

“Tengo una promesa en ese mundo, por qué debo regresar y cumplirla
sin importar qué. Además, tengo cosas aquí que debo cumplir también”.

Suimei habló mientras miraba a Titania. Él debe regresar, no había otra


opción. También estaban los problemas de Liliana y Lefille. Él no podía
aceptar fácilmente su derrota.

217
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Es eso así...? Entonces es lamentable, pero tendré que pasar por una
experiencia dolorosa”.

“¿Una experiencia dolorosa? ¿Y qué piensas hacer?”.

“Si Suimei se lesiona, la continuación de su búsqueda será imposible.


Después de eso, está bien dejarlo todo para Flama Blanca-dono”.

“Realmente eres violenta...”.

“No voy a pedir disculpas. Este es el deber que debo soportar después de
todo”.

La luz de los ojos de Titania se había vuelto fría. Sin embargo, tal vez
debido a ese cambio, ella había parpadeado. Alineándose con ese breve
instante que no fue ni un segundo de largo, Suimei de repente
desapareció de su visión.

“¡¿Qu―?! ¡¿Dónde?!”.

Suimei desapareció en el instante en que ella relajó su espíritu. Buscando


por esa figura, Titania giró a su izquierda y derecha. Sin embargo, no
estaba en ninguna parte, solo su voz reverberó en el aire.

“Has malinterpretado la situación, pequeña Princesa. ¿No era un poco


temprano para declarar el resultado?”.

“¡¿Dónde estás?!”.

218
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Justo aquí”.

Comparado con antes, su voz ahora estaba llena de determinación


mientras sonaba refrescantemente en el aire. Al mismo tiempo,
múltiples explosiones brotan de debajo de la tierra en los alrededores de
Titania, lo suficientemente fuerte como para volcar la tierra. Mientras
mantiene su postura, Titania saltó y aterrizó detrás de Suimei. Él ahora
llevaba un traje negro con el que no estaba familiarizada. Por alguna
razón, su brazo derecho se extendió como si acabara de chasquear su
dedo.

Mirando el rostro de Titania, el cual fue capturado por el shock, Suimei


tranquilamente tomó un respiro mientras se resignaba... El mal gusto de
usar magia en una amiga, que no era ni siquiera una maga*, se quedó en
su boca. Era como si lo estuviera sosteniendo en lo profundo de su
corazón para que nunca lo olvidara. A menos que algo terrible sucediera,
él ya había decidido que era algo que nunca haría. Sin embargo, él tenía
la responsabilidad de resolver los problemas de aquellos que él tomó
bajo su cuidado. Él no podía dejar de moverse en este tipo de lugar. Abrió
la cola de su traje con un ruido sordo.
(NT: Magician).

“―Que así sea. También me nombraré ante ti, pequeña Princesa. Soy un
miembro de la Sociedad Mágica, un mago, Yakagi Suimei”.

Y con un estruendoso rugido, los alrededores fueron tragados por su


poderoso maná.

219
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

―Ahora que Titania pensaba en ello, las acciones de este joven hombre
estaban llenas de misterios.

Debido a un accidente con el ritual de invocación del Héroe, fue uno de


los invocados además del Héroe. Al contrario de las palabras del Héroe
Reiji, él fue el hombre que se negó a acompañarlos. Dijo que él mismo
no quería tomar parte en ningún conflicto, una declaración
completamente egoísta y deliberada. Dijo muchas veces que no tenía que
aguantar sus arbitrarias peticiones. Normalmente no debería haber sido
extraño para los otros dos condenarlo por esto, pero inesperadamente la
confianza de Reiji y Mizuki en él permaneció fiel, ella nunca los escuchó
hablar mal de él.

Ella todavía podía entender esto. Incluso si mostraba ingratitud una vez,
ellos estaban muy familiarizados con la disposición de Suimei, por lo
tanto, ellos serían capaces de perdonar sus acciones. Sin embargo,
Felmenia, quien era una persona amenazante y seria, terminó llevándose
bien con él en algún momento cuando Titania no estaba mirando. Su
padre Almadious, a quien una vez calumnió, le había dado Suimei su
confianza. Dejó la seguridad del Castillo y Metel. En su camino fue
atrapado en los planes de Hadorious, pero logró escapar. En otro
mundo, y además de eso en un país extranjero, a pesar de que toda la
tierra no le es familiar, estableció una base en ese lugar. Estaba
protegiendo a la joven que estaba siendo perseguida por el Ejército
Imperial. Todas las cosas que escuchó de él y sus resultados eran
completamente misteriosas. Sin embargo, con todas estas acciones, ganó
la confianza de todos cuando se reunieron.

Tal vez este hecho era uno de los hilos que guiaban a Titania, pero ella
no podía entender lo que estaba sucediendo delante de sus ojos. La
colina verde y el cielo azul, los cuales se extendían hasta el horizonte, se
encontraban ahora en medio de una tormenta de espeso maná. Y
entonces, en un evento que ella nunca había visto hasta ahora, se
manifestó un extravagante poder.

220
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

El poder, interfiriendo con sus alrededores, era terriblemente fuerte. La


única expresión que ella podía encontrar era que el mundo mismo había
cambiado. El viento refrescante ahora estaba aullando en el cielo
después de perder su consistencia debido al maná y chocar con las otras
corrientes de aire en el cielo. Tal vez porque sintieron el peligro en este
lugar, los pájaros, que descansaban sobre los árboles en la distancia,
volaron todos a la vez, los insectos y los animales pequeños sin esperanza
mostraron sus figuras y huyeron sin preocuparse.

Quien causó todo esto fue el joven hombre frente a sus ojos, Suimei
Yakagi. Él no estaba liberando su espíritu de lucha como un guerrero,
pero, en su lugar, había una sensación penetrantemente fría del
extraordinario maná. El poder de los magos, que ella había conocido
hasta ahora, no, incluso si de alguna manera todos combinaran su poder,
seguramente no alcanzaría el poder ante ella. Para alguien que acababa
de comenzar a aprender magia, esto era imposible.

“... Ayer, dijiste que habías empezado a aprender magia de Flama


Blanca-dono, pero, ¿eso era una mentira?”.

“Nop, no era una mentira, ¿sabes? Después de todo, Menia me había


enseñado muchas veces sobre los hechizos de este mundo. Es solo que
no mencioné que pude usar magia desde el principio”.

“¿Pero escuché que no había magia en el mundo de Suimei?”.

“Esa fue una conversación dentro del ámbito del conocimiento de Reiji.
Debido al desarrollo de la ciencia, pasó a la clandestinidad y
simplemente no se revela al mundo. Realmente existe. Solo así”.

221
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Suimei confesó con indiferencia exactamente lo que estaba ocultando.


Sin embargo, lo que se había llamado a sí mismo no era un mago, solo lo
que era un mago*―

“... ¿Mago**? N-No podría ser, ¡¿el hombre de negro del que Rajas estaba
hablando?!”.
(NT: Magician).

“Ahora que lo mencionas, Menia dijo que ese tipo grande lo dejó escapar
al final. Sí, es cierto, derroté hasta el último de esa gente”.

“C-Cada uno... ¿Ese ejército de diez mil, solo por Suimei?”.

“Así parece. No tuve el placer de poder parar y contar en el momento,


también me sorprendió cuando lo escuché después. Kukuku...”.

El hombre frente a sus ojos comenzó a jactarse mientras soltaba una


extraña risa. No era la risa intrépida de alguien que echó a un lado a un
montón de don nadie, era como si estuviera ridiculizando su propia falta
de consideración en ese momento. Él se estaba riendo de sí mismo.

“... Si tienes tanto poder, ¿por qué te niegas a acompañar a Reiji-sama?”.

“Puedo decir lo mismo directamente a ti, ¿verdad? Con tanta fuerza, no


creo que incluso necesites un Héroe, ¿verdad?”.

“No has respondió mi pregunta”.

222
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mientras afirmaba esto rotundamente, Suimei soltó un bufido como si


no se divirtiera en lo más mínimo.

“Lo dije antes, ¿no? Quiero regresar a mi propio mundo. Salir y tratar de
vencer al Demon Lord se movería en la dirección completamente
opuesta a mi objetivo. ¿No es así? Entonces, no había más remedio que
separarme y moverme por mi cuenta”.

“Reiji-sama es tu mejor amigo, ¿no?”.

“Así es. Sin embargo, solo porque somos amigos, todavía hay cosas que
haré y no haré por él. Así como Reiji tiene sus deseos, yo también tengo
mis propias ambiciones. Hay aquellos que debo proteger. Esta vez,
cuando los deseos de Reiji y los míos se colocaron ante mí, simplemente
elegí perseguir el mío”.

“Esa―”.

Cuando Titania estaba a punto de hablar, Suimei la señaló con una


mirada penetrante como la punta de una hoja de acero.

““―Esa clase de razón no puede valerse por sí misma”, No te atrevas a


decir algo así. Reiji escuchó tus estúpidas circunstancias y decidió
derrotar al Demon Lord. No sé si realmente analizó los detalles o no,
pero eso fue todo lo que eligió por sí mismo. En ese momento, ni siquiera
consideró mi opinión, ni siquiera consideró cómo siempre estuve en esas
situaciones. En ese caso, si lo cuidaba, solo sería entrometido”.

Sus palabras eran ciertamente ciertas. En ese momento, Reiji nunca le


preguntó la opinión de Suimei ni una sola vez, él decidió tomar parte en
la subyugación Demoníaca por su propio juicio. Si uno fuera a decidir

223
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

cuál era deshonroso primero, la respuesta sería Reiji. Reiji, quien lo


había hecho, nunca exigió que Suimei brindara irrazonablemente su
ayuda. En ese caso, el hecho de que sus caminos se hayan dividido podría
decirse que es razonable. Suimei agarró la solapa debajo de su abrigo y
puso su apariencia en orden. Sus limpios zapatos negros aplastaron la
hierba ante él mientras avanzaba.

“Empecemos de nuevo. Si Tia vendrá a mí con sus habilidades con la


espada, esta vez haré que me permitas usar mi magia”.

Inmediatamente después de su declaración, su maná estalló. Una


violenta tormenta nació, era como si el aire formara una pared invisible
que avanzaba.

―Él se acercaba.

En el momento en que este pensamiento cruzó la mente de Titania, ella


comenzó a correr antes de que siquiera lo notara. Luchando contra la
pared que impedía su movimiento, corrió en diagonal como para
atravesarla. Ella apuntaba al flanco de Suimei. Ella estaba corriendo a
toda velocidad. En el momento en que decidió que su objetivo era dar
media vuelta y cortar, sostuvo sus dos espadas con un agarre de revés y
pateó la hierba. Mientras cruzaba las espadas frente a ella y saltaba hacia
Suimei, quien estaba de pie allí indefenso, él extendió su mano izquierda
envuelta en vendas con compostura.

“¡¡Primum Excipio!!”. (¡¡Muralla Número 1, Despliegue Local!!)

En el momento en que Suimei cantaba su hechizo, un círculo mágico de


oro se dibujó en el aire ante su mano izquierda. La punta de ambas
cuchillas colisionó con el círculo mágico. Sin embargo, sus espadas
estaban obstruidas como si golpearan un escudo y dejaran caer chispas

224
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

como si se frotaran contra una. Titania se preguntó si el círculo dibujado


con la luz del maná en ese espacio vacío era magia defensiva. Aunque no
debería haber nada allí, la punta de sus espadas no podía avanzar ni un
ápice hacia adelante.

“¡¡Kuu!!”.

Debido a su salto a plena marcha, ella ahora estaba en una mala posición
donde estaba completamente estancada en el círculo mágico. En este
estado, no podría cambiar su postura, a este ritmo, si usara ese poder
desde debajo de la tierra, ella no podría defenderse contra eso en el
momento en que aterrizara en el suelo. Fue posible para ella recuperar
su postura, pero esa mano derecha, que había empezado a moverse, no
parecía querer permitir eso.

“¡Permutatio Coagulatio vis Lamina!”. (¡Transformar, Solidificar,


Conseguir Poder!)

Él cantó al mismo tiempo que Titania aterrizó en el suelo. El líquido


plateado saliendo del frasco en su mano derecha, se transformó en una
espada. Esa mano derecha, la cual anticipó el cambio mientras giraba, se
aferró a la espada sin errar. Cuando el círculo mágico desapareció, un
fuerte viento la asaltó desde un costado. Ella no pensó que él estaba
cambiando a usar una espada. Y, cumpliendo con sus expectativas,
Suimei dejó escapar un delicioso sonido de sus dedos izquierdos, y el
suelo entre Suimei y Titania explotó. Esta era la técnica que explotó
antes. No hubo ningún canto, una magia diabólica.

“Adcentum Transcription. Augoeides Maximum Trigger!”. (¡Hechizo


Brillante en las Máximas Operaciones! ¡Despliega Continuamente
Bombas del Número Uno al Cien, Carpet Bombing*!)
(NT: ¿Bombardeo de Alfombra/Tapiz?).

225
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡¿―?!”.

La voz de Suimei acompañó la expresión de sorpresa de Titania, sin


embargo, sus siguientes acciones y planes fueron totalmente y
completamente eliminados. En el cielo vacío sobre Suimei, un círculo
mágico se había extendido como si lo estuviese vigilando. Desde el
principio, una tras otra, Titania vio círculos y las figuras dentro de ellos
dibujadas por el maná apareciendo.

El paisaje azul detrás de Suimei había sido completamente pintado por


los brillantes círculos mágicos. Ella no pudo encontrar otras palabras
para describirlo. Ante esa escena, que enviaba escalofríos por su
columna, y mucho menos hablar, ella ni siquiera fue capaz de exhalar.
Escapar fuera de su rango, no era una opción. Ella no tenía ni idea de
cuán lejos estaba su campo de tiro o cuán rápido sería la magia al salir
después de todo. Es por eso que ella no tomaría ninguna importante
acción evasiva. Esos círculos mágicos se extendieron por todas partes.
Probablemente eran alrededor de cien. Si ella escapaba hacia un lado, en
solo unos segundos, no sería capaz de cubrir suficiente terreno.

Solo había una cosa que ella podía hacer. Eso no era otro que sentir el
momento en que la luz se hundiría utilizando el brillo en el cielo y la
presencia de maná para predecir su camino, y luego evadir en el lugar...

En esa lluvia, causada por la brillantez del maná, ¿cuánto la obligaron a


bailar? Después de un tiempo, ella entonces notó que, junto con el final
de la violenta música que se reproducía con esa magia, la magia misma
también se había detenido.

“―Aah como se esperaba, eres bastante hábil. ¿O sería correcto elogiar


tu juego de pies? Ver todo esto y esquivarlo todo perfectamente no es

226
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

una técnica humana. Francamente hablando, es al punto en el que no


tengo idea de por qué invocaron a alguien como Reiji”.

El rostro del hombre, como se jactaba, era frío e hipócrita. Parecía


elogiarla por eludir toda esa magia, sin embargo, pensando en la brecha
fatal que presentó antes, ella no podía sentirse feliz al respecto.

―Esto era malo. Los instintos de batalla, que ella acumuló a partir de sus
experiencias hasta este punto, sonaron campanas de alarma en su cabeza
sin detenerse. La habilidad mágica de Suimei, e incluso la magia que usa,
era completamente incomparable a la magia de este mundo. Su poder
destructivo ni siquiera necesitaba ser mencionado, pero la velocidad de
su uso y su versatilidad fueron mucho más allá de lo que ella sabía. Tal
vez porque Suimei vio el color del rostro de Titania mientras pensaba en
esas cosas, él incluso dejó escapar una entrometida advertencia.

“También le dije esto a Menia, pero la magia de nuestro mundo y la


magia de este mundo simplemente tienen diferentes propósitos. Será
mejor que no las agrupes cuando lo pienses, ¿entiendes?”.

El hombre, que se llamaba a sí mismo como un mago, cerró un ojo


cuando dijo esto. Después de un momento, abrió ambos ojos. Lo que
apareció, en el reflejo de esos ojos candentes llenos de una fuerte
voluntad, era deseo. Cuando hablaron ayer, él dijo que salvó a Lefille.
También se habló de él salvando a Liliana. Felmenia dijo que admiraba
su forma de vida. Entonces, ¿qué razón impulsaba a este hombre, que
poseía cantidades absurdas de maná y que podía someter a toda la
creación con tanta fuerza, que debía regresar a su propio mundo sin
importar qué? ¿Qué lo estaba esperando allí?

Titania miró al hombre ante sus ojos una vez más. Él siempre fue cínico,
interpretando al comediante, tenía una apariencia simple, pero ahora su
figura estaba llena de sabiduría. Si en ese momento, él usra este

227
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

ambiente cuando apareció en ese lugar, ella habría creído que él era el
Héroe sin una sombra de duda. En este momento, la figura de Suimei la
llevó a creer tal cosa.

“... Nosotros, invocamos a alguien que aún no se había convertido en un


Héroe, y que ya era un Héroe...”.

Titania no estaba segura de si su nerviosa y confusa voz llegaba a sus


oídos o no. Pero Suimei Yakagi resopló con descontento. Como si dijera
que nunca tuvo la intención de convertirse en tal cosa, ese rostro, que
parecía completamente insatisfecho, se parecía a alguien que traspasó
sus convicciones sin vacilar.

“Soy quien soy. Algo que puedes encontrar en cualquier lado, solo un
mago”.

Sus palabras fueron la señal para la tercera ronda de la pelea, aunque a


Titania le pareció que él parecía completamente aburrido.

Después de disparar su magia y abstenerse de continuar el ataque, la


pelea de Suimei con Titania estaba comenzando una vez más. La chica
frente a él arregló su postura y, una vez más, dejó escapar el espíritu de
lucha que mostró al comienzo de la pelea. A pesar de ver la presión
mágica y abrumadora de Suimei, el espíritu de lucha reflejado en sus ojos
no se debilitó en absoluto.

Tal como él lo había supuesto antes, los materiales que componían sus
espadas probablemente eran de plata corroída. Fue creada usando
alquimia para tratar la plata usando descomposición, purificación y

228
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

sublimación. En otras palabras, se derritió y se redujo utilizando


alkahest, se modificó su disposición molecular y luego se transformó en
un material con enlaces moleculares mucho más fuertes que antes.
Parecía que este mundo también tenía alquimia, aunque Suimei todavía
dudaba de si estaban al nivel del otro mundo en términos de técnica o si
existía el alkahest aquí. Sin embargo, por lo que pudo ver, el estado del
flujo de maná y su robustez era bastante comparable. Él podría decir que
había un ochenta o noventa por ciento de posibilidades de que fuera
igual de bueno.

Sin embargo, este no era el punto que la asustaba. Eran sus técnicas de
espada mientras ella empuñaba esas espadas lo que le atemorizaba. Su
habilidad para manipular dos largas espadas era una cosa, pero lo que él
admiraba era su curvilíneo manejo de la espada. La absurda trayectoria
de la espada dibujaba una curva en el aire. No estaba seguro de qué tipo
de técnica era, pero era capaz de cortar la tierra y las piedras como la
mantequilla, era realmente aterrador.

Si fuera solo su capacidad de cortar, sería una cosa. La dificultad para


recibir sus golpes era lo que hizo que la técnica de su espada fuera
impresionante. Cuando él intentó golpearla por primera vez, pensó
tontamente que podría sacudirla. Sin embargo, la espada de Titania sin
excepción golpeó en un camino diagonal y no pudo ser detenida. Él no
pudo recibirla ni sacudirlo, su estilo de dejar la espada en su flujo fue un
completo fracaso.

El momento en que Suimei malinterpretó, lo que sucedería


inmediatamente después de soportar con su espada, fue en el momento
en que se decidió su pérdida. Si los bloqueara a todos usando la muralla,
sería una cuestión diferente, pero en su condición física actual eso sería
bastante difícil. Desplegar su muralla en todas las direcciones tomaría
demasiado tiempo, incluso si soportara usar una única muralla en una
dirección, él aún estaría abierto a los ataques en el espacio entre el suelo
y su círculo, así como de los lados. Un espadachín tipo velocidad era
básicamente el enemigo natural de cualquier mago. En el instante en que

229
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

uno deja de atacar o defenderse, ellos definitivamente los cortan en


absoluto.

Sin embargo, Suimei también tenía una razón por la cual no iba a perder.
Su cuerpo aún no estaba en perfectas condiciones, pero para alguien
como él, que no escatimaría su propia vida por una causa digna, era justo
lo que él deseaba.

Cuando Titania giró hábilmente la empuñadura de su espada en su


mano, como se detuvo, ella inmediatamente cerró la distancia y soltó su
espada de plata. Esa técnica en la que ni siquiera podía percibir su
exhalación era un nivel bastante alto y siempre estaba acompañada por
el sonido del viento.

Suimei saludó el golpe con su magia de ataque. En medio de la técnica


de su espada, el aire delante de sus ojos explotó, pero no la golpeó. En el
pequeño instante justo antes de que explotara, ella debió haber percibido
el aire que se deformaba en su piel. Ignorando la onda de choque, ella
saltó y una vez más dejó volar su técnica de espada.

“¡Sei AAH!”.

La punta de la espada izquierda vino sobre él. Si él retrocedía, era lo


suficientemente lejos para que él pudiera evadirla. O no, la espada en su
mano izquierda era la más larga de las dos. Pensar en evadir por un pelo
sería simplemente una tontería. Incluso si rompiera su postura, él
tendría que tirar su cuerpo al suelo.

“Tch”.

230
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Chasqueando su lengua, Suimei evadió la hoja, apuntándole justo por


encima de sus párpados, por un pelo y rodó hasta el suelo. Después de
una sola rotación, Titania ya lo estaba saludando con el siguiente ataque.
Por un instante, él pudo ver una expresión algo insatisfecha en su rostro.
Era como si dijera que, si el golpe con la espada hubiera cumplido su
objetivo, la lucha habría terminado con la sangre vertiéndose en los ojos
de Suimei.

Sin embargo, Suimei sintió su persecución, la espada en su mano rotó y


dio vueltas alrededor. Una vez más, ella lo atacó mientras saltaba. Eso
estaba bien. Mientras lo evadía, él estaba tratando de juzgar si se trataba
de un ataque por encima o por debajo, tal era su velocidad.

“¡Ku―!”.

Golpeando el suelo con todas sus fuerzas, su cuerpo se levantó. Con una
velocidad que podría confundirse con un movimiento instantáneo,
Titania apareció ante sus ojos. Ella entonces extendió las espadas que
había cruzado. Al mismo tiempo que eso, un destello de luz plateada
dibujó una línea horizontal ancha y recta, el aire ante los ojos de Suimei
dejó escapar un silbido corto del corte. Su única salida era juzgar su
rango de la longitud de sus espadas y la longitud de sus brazos. Si ella
tuviera los mismos principios de la espada que los maestros de la espada
de su mundo, aquí era donde Suimei habría muerto.

“¡Entonces ¿qué tal esto?!”.

Junto con un grito para levantar el ánimo, Titania cambió en un


vendaval que corría por el suelo. La figura de su abrigo ondeante
desapareció de la vista de Suimei. Para cuando él tomó su posición y la
recuperó de su campo de visión, Titania se dirigió directamente hacia él.
Antes de que pudiera terminar de girar su cuerpo, él pudo ver la hoja de
Titania perforando el suelo.

231
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Titania corría mientras cortaba el suelo con su espada. Dejando atrás un


rastro de tierra y pasto, corría hacia él sin perder vigor. Al sostener su
espada en el suelo y sostener su espada atrás, ella estaba reuniendo sus
fuerzas para un ataque. En otras palabras, ella estaba usando el suelo
como un obturador para su larga espada. En el momento en que la hoja
se separó del suelo, a varias veces la velocidad de un golpe con una
espada normal, un ataque cortante se dirigió hacia Suimei.

Sin dudarlo, Suimei dejó caer la katana de mercurio en su mano y


construyó su muralla dorada. Sin embargo, Titania repentinamente se
desvió de su ataque hacia adelante y ahora se movía como para golpearlo
desde un lado. Ella venía de la derecha. Suimei había renunciado a
determinar su ubicación precisa, ya que negligentemente apuntó su
muralla a la derecha cuando el corte entrante envió chispas volando. Él
había bloqueado el ataque, pero, por alguna razón, podía sentir
escalofríos que corrían por su espalda.

Obedeciendo rápidamente su cuerpo y saltando hacia atrás, la punta de


la espada se abrió paso por el aire y rozó suavemente la mejilla de
Suimei. Y de inmediato, la siguiente puñalada salió volando, y ella repitió
sus acciones. El rápido fuego de los movimientos entrelazados de sus dos
espadas fue un ataque feroz sin atenuación. Si se tratara de los empujes
repetidos de un estoque, habría fintas en los empujes, pero las
embestidas de Titania estaban llenas de intención asesina.

Sin perder de vista el destino de los estoques, Suimei evadió el ataque


feroz, y luego los estoques se detuvieron. A esta distancia, sería mejor
para él levantar la muralla y poner distancia entre ellos y comenzar a
usar magia, pero― No. Juzgando que poner más defensas sería un
estúpido plan, Suimei avanzó. Ante su repentino avance, la expresión de
Titania se torció en sospecha, pero después de ver que él recogió su
katana de mercurio en su mano, su expresión cambió a sorpresa. Pero…

232
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“―Me estás tomando a la ligera, Suimei”.

Mientras Titania resoplaba esas palabras, la alegría de la victoria flotaba


en su rostro. Más rápido que Suimei incluso podría preparar su espada,
su espada se abalanzó sobre él. Su objetivo era su abdomen, ella
seguramente planeaba golpear en la brecha entre sus órganos internos.

Fue un estoque donde él ya no tenía tiempo de esquivar. Definitivamente


golpearía. Comparando sus habilidades y velocidad con una espada, su
superioridad no era siquiera algo en lo que uno tuviera que pensar. Sin
embargo, eso era algo de lo que Suimei era plenamente consciente, si ella
no fuera tan buena, entonces supondría un problema para él. La espada
de Titania se hundió en el cuerpo de Suimei y penetró a través de él.

“Con esto, se acabó. Suim― ¡¿Qu-?!”.

En medio de su declaración de victoria, el cuerpo de Suimei se derritió


como un líquido. Sin darle tiempo para recuperarse de su sorpresa,
Suimei envolvió el líquido de tono negro alquitrán, que él transformó
alrededor de su cuerpo, y lo endureció. Con esto, le robó la libertad de
movimiento de su cuerpo. Titania caí y se precipitaba sobre la hierba.
Después de soportar el impacto de caer al suelo, mientras levantaba la
vista, Suimei estaba repentinamente de pie encima de ella.

“Esa es mi victoria”.

“―Pensar que podrías incluso transformar tu propio cuerpo...


Realmente me atrapaste”.

Titania dijo esto con afligida voz después de perder literalmente la


capacidad de usar sus manos y piernas. Por su tono, y viendo que ya no

233
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

estaba dejando escapar su espíritu de lucha, Suimei liberó la magia


alrededor de su cuerpo.

“¿Y?”.

“… Entiendo. Cortésmente acepto mi derrota”.

“Entonces no te importa si actúo libremente ahora, ¿verdad?”.

“Con ese nivel de habilidad, no tengo ningún motivo para quejarme”.

Con esto, la decisión fue resuelta. Cuando Titania fue a recoger sus
espadas, miró a Suimei con una expresión algo perpleja.

“Suimei, ¿por qué ocultas tu poder?”.

“En el otro mundo, eso es algo que es completamente obvio de hacer. Es


algo así como el remanente de eso”.

“¿Así es como es...?”.

Titania estaba haciendo un antipático rostro, ya que no estaba muy


convencida. Mientras lo hacía, por alguna razón, de repente cambió su
expresión y de repente adoptó una extraña actitud.

“Y así, tengo algo que me gustaría pedirte a Suimei”.

234
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Qué?”.

“Me gustaría que no hables de lo que pasó aquí con Reiji-sama. Aunque
es una petición egoísta de quien te desafió, ¿podría posiblemente pedirte
esto?”.

Ciertamente, ella luchó contra él para forzarlo a hacer lo que ella le dijo
que hiciera. Aunque Suimei realmente no quería decir esto. Ella era justo
como ella dijo, siendo egoísta. Pero Suimei no tenía motivos para
negarse.

“Así es, ¿huh? Estoy en una situación algo similar, muy bien. No hablaré
de cómo peleamos”.

Sin embargo, eso no era exactamente lo que Titania quería decir.

“No, eso no. Se trata del hecho de que usé una espada. Um... Dije que no
quiero hablar de ello, pero... ¿Cómo lo digo...?”.

“¿Hm? ¿Reiji y los demás no saben que Tia es fuerte? ¿Por qué no les has
dicho?”.

“Es-Eso es, um... tengo una razón para no querer que lo sepan”.

“Qué hay con eso. ¿De verdad tienes una razón tan importante?”.

Cuando Suimei le preguntó, el rostro de Titania se coloró de rojo.

235
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡P-Porque, porque! ¡Si Reiji-sama considera que soy una chica


tomboy*, él podría llegar a odiarme, ¿no?!”.
(NT: Marimacho, pero lo dejé en inglés, ya que me gusta más).

Ante su repentino grito, Suimei se puso rígido con una atónita mirada.
Los detalles no se analizaron correctamente en su cabeza. Aun así,
cuando finalmente logró dejar salir su voz―

“¿Ha…?”.

“¿Ha? ¡No solo: “¿Ha?”! ¡¿Qué pasa con ese idiota rostro?!”.

“¡No lo llames idiota!... O, mejor dicho, ¿no creo que a él realmente le


importe ese tipo de cosas?”.

“Eso es solo suposición de Suimei, ¿verdad? ¡No es absolutamente el


caso! Es por eso que está bien, ¿no?!”.

El rostro de Titania, el cual estaba cada vez más cerca, hablaba en serio.
¿Ella realmente no quería que Reiji la odiara en esa medida? Él sintió
que ella estaba equivocada, pero dejando eso de lado...

“... Bueno, no me importa. Realmente no quiero alargar nuestra


conversación anterior, pero ¿no estás también ocultando cosas?”.

“¡Calla tu boca! ¡¡Acabo de decir que tengo una razón válida para no
contárselos”!”.

236
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Titania estaba clavando dagas con la mirada en Suimei mientras gritaba


en respuesta. En un instante, su enojo se convirtió en una actitud
perpleja.

“D-De todos modos, Suimei. Tengo una cosa que me gustaría decirte”.

“¿Qué es todo esto de repente?”.

“Esa magia que usaste para derrotarme, no es magia que está bien usar
contra una chica”.

“... ¿Ha?”.

“¿Ha? ¡No solo: “¿Ha”! ¡Piénsalo cuidadosamente!”.

Titania estaba bastante enojada. Suimei no tenía idea de por qué tenía
que enojarse tanto por ello. La magia que acaba de usar es un ataque que
engaña deliberadamente al oponente. Después de disolverse, él se
enrrolló alrededor de su objetivo y se endurecía. Sellando los
movimientos de su oponente―

―Después de disolverse, él se enrolló.

Suimei llegó a la respuesta, y mientras se ponía rojo brillante, dejó salir


su objeción.

“¡E-Eso no es realmente algo pervertido, maldita sea!”.

237
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Incluso si Suimei piensa eso, la que tiene eso no lo piensa así! Primero
es blando y luego se endurece de repente, ¡es una sensación
extremadamente extraña! ¡Pervertido!”.

“¡No lo digas de una manera tan extraña, maldita Princesa tomboy!”.

Como Titania apuntó su espada hacia él con un rostro rojo, Suimei le


devolvió la broma magníficamente.

Terminando su pelea con Titania, en el momento en que Suimei regresó


a las calles de la Capital Imperial, el día había terminado y estaba
completamente oscuro. Inmediatamente después de regresar, Suimei se
encerró en una habitación, la cual se decidió a ser un “Espacio
Prohibido”, y después de terminar su trabajo, salió de la habitación y se
dirigió hacia la sala de estar.

Cuando llegó allí, Reiji estaba allí relajándose por su cuenta. Mientras
Suimei buscaba a los otros, Reiji señaló hacia el exterior de la casa.
Suimei abrió la puerta y salió. Y luego, en la plaza entre los edificios, miró
el cielo estrellado. Después de bajar la vista, en poco tiempo, Suimei
encontró la otra razón por la que salió.

“Hey, Mizuki. ¿Qué estás haciendo en este tipo de lugar?”.

“Un, simplemente disfrutando el viento de la noche por mi cuenta”.

238
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mizuki estaba sentada en una de las sillas que quedaron afuera mirando
la luna. Suimei revolvió en su bolso de mano, y sacó lo que quería para
irrumpir.

“Aquí, tus zapatos”.

“Mis zapatos, como... ¿Por qué Suimei-kun se aferra a esos?”.

“Bueno, eso es, obviamente, para olfatear su olor así...”.

“Suimei-kun, eso es pervertido...”.

Mientras Suimei actuaba como si sus zapatos apestaran, Mizuki retiró


su parte superior del cuerpo.

“Es una broma, solo una broma... Lo he escuchado mucho hoy. De todos
modos, estos son nuevos, ¿sabes?”.

“¿Eh? Ah, es verdad. ¿Los compraste nuevos?”.

“Bueno, sí. ¿Por qué no los pruebas?”.

Sentado en la silla junto a ella, él levantó la mirada hacia el cielo


estrellado. Mientras recomendó sin rodeos los zapatos, Mizuki comenzó
a ponérselos.

“¿Eh? Esto es, bastante...”.

239
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Después de ponérselos y verificar cómo se sentían, Mizuki comenzó a


saltar de un lado a otro en su lugar. Después de un breve momento para
revisar sus zapatos, miró a Suimei con sorprendido rostro.

“Compré unos nuevos y los ajusté”.

“¿Hoeh? ¿La casa de Suimei-kun era el lugar de un zapatero-san?”.

“De ningún modo. Solo tengo hábiles manos... Bueno, usé una magia que
aprendí. Creo que debería ser algo mejor y bastante cómodo de usar
¿verdad?”.

Suimei hizo una sonrisa traviesa. Los zapatos, que acaba de sacar, son
los que trató en el espacio prohibido que era su laboratorio de magia.
Habiendo escuchado el otro día que ella estaba deprimida de romperse
sus zapatos, él apresuradamente usó magia para mejorar algunos
zapatos para que fueran cómodos de usar y, al mismo tiempo, mejorar
la durabilidad de los zapatos. Mizuki entonces lanzó sus dos brazos en el
aire en admiración.

“¡Asombroso! ¡Suimei ya puede manejar la magia muy bien!”.

“Muy bien, dices, ¿no puedes hacer todo tipo de cosas?”.

“No puedo usar ese tipo de magia útil, prioricé el aprendizaje de la magia
que era útil en las batallas después de todo... Pero ese no es el caso de
Suimei-kun, ¿verdad?”.

“Fufufu, para poder vivir cómodamente, es mi principio no retrasar mis


esfuerzos”.

240
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mientras Suimei bromeaba, Mizuki volvió a sentarse en su silla e hizo


una gentil sonrisa, la cual era realmente como ella.

“Típico de ti, Suimei-kun. Ah, gracias por estos”.

“Ou”.

Suimei respondió mientras levantaba su mano ligeramente. Con esto, su


viaje debería ser algo más cómodo.

“... Umm, sabes qué, Suimei-kun”.

De repente, Mizuki lo llamó con una expresión algo sombría. Ella estaba
mirando hacia una esquina del callejón donde no había nada allí. Suimei
entendió que la atmósfera a su alrededor cambió, sin embargo, él todavía
escuchaba como siempre lo hacía.

“¿Qué es?”.

“Suimei-kun ya ha peleado con monstruos y Demonios, ¿verdad?”.

“Sí”.

“En ese momento, ¿no estabas asustado?”.

“Me hice encima”.

241
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Cuando Suimei declaró esto, Mizuki se puso de pie.

“¡Mentiiiiroso! Cielos... Suimei-kun está lleno de mentiras. ¿Prodría


alguien, que tenía una pistola de yakuza-san apuntando hacia él y
reaccionando haciendo un rostro de aburrimiento, decir tal cosa?”.

“¿Qué, todavía recuerdas eso?”.

“Por supuesto que sí. Porque eso, en ese mundo, ese fue el momento más
peligroso en todos mis recuerdos, ¿sabes?”.

Ella ciertamente tenía un punto. En el pasado, cuando Mizuki todavía


sufría de chuunibyou, ella recogió un arma arrojada por un hombre
relacionado con una peligrosa oficina y se convirtió en un disturbio. Al
final, Suimei fue con Reiji para salvarla en ese momento. Sin embargo,
el ataque de Reiji se llenó con su justa justicia y su fervor estaba
secretamente siendo apoyado por la magia de Suimei.

“De alguna manera, si es Suimei-kun, incluso si un monstruo estuviera


justo frente a ti, siento que estarías completamente calmado. De alguna
manera, ¿ha sido así desde hace mucho tiempo? ¿Verdad?”.

“Bueno…”.

Suimei dio una vaga respuesta. Sin embargo, él podría decir que ella
tenía razón en ese punto. En el momento en que llamó por primera vez
a Mizuki también, ella notó esa atmósfera a su alrededor, era parte de su
inmadurez como mago. Gracias a eso, terminó convirtiéndose en amigo

242
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

de ella. Cuando él prestó atención, notó que la expresión de Mizuki se


había vuelto bastante seria.

“Pero, ¿sabes? Estaba asustada. Ese también fue el caso con los
Demonios normales, pero antes del Demonio más fuerte, no podía
moverme más”.

“¿No era ese tipo un General Demoníaco? En ese caso, no se puede


evitar”.

Con ese Rajas como un enemigo, una chica que, hasta hace poco era solo
una estudiante normal, no podía pararse y enfrentarlo. Incluso Suimei,
quien tenía una buena cantidad de experiencia en batalla, vaciló cuando
conoció por primera vez a Rajas. Sin embargo, Mizuki negó con su
cabeza, ella no podía aceptarlo. Ella no podía aceptar las palabras que
indicaban que no podía ser evitado.

“Solo un poco más, solo era un poco más. Si era capaz usar la magia allí,
la lucha pudo haber terminado allí mismo. Al final, Reiji-kun lo derrotó
justo después...”.

“Eso es ser un poco egoísta. Mizuki se puso de pie para hacer frente a un
General Demoníaco, ¿verdad? Eso es más que suficiente”.

“Pero, después de que terminó, se enojaron conmigo”.

“Puede que hayan estado enojados en ese momento, pero creo que en el
fondo todos pensaron que eras increíble”.

“… Eso, ¿es cierto?”.

243
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Así es. Es por eso que no tienes nada de qué preocuparte”.

Suimei se rió de las preocupaciones de Mizuki, diciéndole que solo era


una ansiedad innecesaria. Ella entonces, de repente, miró las estrellas.

“Suimei-kun. ¿Qué es el coraje?”.

“¿Heeh...? ¡Ah! Owowowowowow...”.

“¡Cielos! ¡En serio te lo estoy preguntando aquí, ¿sabes?!”.

“Aaaah, qué, creí completamente que habías vuelto a recaer o algo...”.

“¡De ninguna manera, ¿verdad?! Cielos... Este es un mundo de fantasía,


es un mundo donde realmente se necesita valentía, por eso debería estar
bien preguntar, ¿no?”.

“... Bueno, eso está bien. Más bien, ¿qué esperas que yo diga
preguntándome ese tipo de cosas? ¿Por qué no le pides ese tipo de cosas
a un protagonista de manga de la vida real? Como Reiji, o Reiji”.

“Hoy tengo ganas de preguntarle a Suimei-kun. ¿Hey? Suimei-kun


también tuvo que pasar por cosas peligrosas desde que llegó aquí,
¿verdad? Es por eso que pensé que Suimei-kun sabría ese tipo de cosas”.

“Seguro dices algunas cosas difíciles. O, mejor dicho, estoy mayormente


actuando por la obstinación de un hombre*, ¿sabes?”.

244
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF
(NT: De él como hombre, no por otro hombre).

“¿Qué hay con eso?”.

“Una mujer no entendería”.

“Muu. ¿Por qué solo respondes con esas malas respuestas?”.

Mientras Mizuki era derrotada y se hinchaba las mejillas, Suimei dejó


escapar una carcajada y luego un suspiro. Él entonces la encaró.

“Tú, ¿quieres coraje?”.

“Un. Sí”.

“Ese tipo de cosas, no es algo que puedas adquirir fácilmente, ¿sabes?”.

“Entonces, ¿cómo lo adquiero?”.

“No sé, ese tipo de cosas”.

Mientras Suimei afirmaba fríamente esto, Mizuki dejó caer sus hombros
y se sumió en el silencio. Suimei se sintió un poco incómodo, tomó
aliento y luego comenzó a hablar.

“Hay algo que he escuchado antes. Será algo así como lo que dirías, pero
está el dicho de que un fuego arde en tu corazón, ¿verdad?”.

245
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ese es el tipo chuunibyou de sangre caliente. Soy la chuunibyou de ojos


malvados tipo genial”.

“¿Qué hay con eso? ¿Hay categorías ahora?”.

“Así es. Estará en el examen, así que es mejor que estudies”.

Mizuki declaró con orgullo y luego volvió a la expresión deprimida que


tenía antes. Su cambio de expresión fue agitado, como de costumbre. La
forma en que ella se preocupaba demasiado por las cosas no había
cambiado en absoluto. Ella debe haber estado pensando en estas cosas
durante su viaje a la Capital Imperial.

“Mizuki, realmente no sé nada de eso llamado coraje. ¿Pero sabes?, los


humanos tienen todo tipo de emociones. Cuando esas emociones se
vuelvan tan grandiosas que no pierdas a las que están frente a ti, creo
que seguramente serás capaz de dar un paso adelante de forma natural”.

“Pero no tengo ese tipo de cosas”.

“Tú, tú dijiste que te convertirías en la fuerza de Reiji en el Castillo,


¿verdad? En ese momento en que te enfrentaste a Rajas, ¿no fue por las
emociones con las que te apresuraste? ¿Me equivoco?”.

“Eso es…”.

“Está bien. Tú también tienes coraje. No sé dónde está lo que no se puede


ver con los ojos, así que puede ser preocupante... Sin embargo, en la vida
de cualquier persona existe, sin excepción, al menos un caso en el que se

246
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

vean obligados a hacer nada más que rechinar sus dientes. Cuando llegue
ese momento, seguramente también podrás dar un paso adelante de
forma natural”.

Mientras decía esto, Mizuki hizo un curioso rostro.

“... ¿Hablando por experiencia?”.

“Debido a que lo experimenté demasiado tarde, mi padre murió”.

“¿Eh?”.

“Una mentira. Dije que murió de un accidente de tráfico, ¿no? Solo una
broma”.

“Eso es, inusualmente oscuro para ti...”.

Suimei dio una palmada en los hombros deprimidos de Mizuki,


diciéndole que se sintiera aliviada.

“Bueno, no te preocupes tanto por ello. Te quedaste frente a ese tipo de


monstruo mientras te aferras a tales pensamientos, después de todo, ser
capaz de dar un paso al frente llegará lo suficientemente pronto”.

Mientras decía esto, Mizuki bajó su cabeza como si estuviera mordiendo


sus palabras. Y luego, cuando levantó una vez más su cabeza, esa
expresión deprimida, que tenía, era un poco más brillante que antes.

247
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Un. Gracias. Creo que puede ser un poco más fácil ahora”.

Suimei señaló su habitual sonrisa cínica hacia ella.

... Mientras los dos estaban hablando, parecía que otros los estaban
mirando desde la ventana del segundo piso. Cuatro personas estaban
susurrando alrededor. Tratando de no ser escuchados por Suimei y
Mizuki a continuación, Titania habló con Reiji.

“Suimei es mucho más confiable de lo que pensé que era”.

“Para Mizuki, Suimei fue su primer buen amigo después de todo. Él es


un poco especial. Honestamente, estoy un poco celoso del hecho de que
ella puede confiar en él para cosas como esas”.

Reiji soltó una solitaria sonrisa, ya que ella no podía confiar mucho en
él. Cuando Felmenia lo miró, hizo una expresión como si lo hubiera
descubierto.

“… Ya veo. ¿Es esta la cosa en la que no quieres mostrar tu debilidad a la


persona que amas?”.

“¿Eh? Sensei, ¿quién es esta persona que ella ama?”.

Él era sordo. No, en lugar de que sus oídos fueran malos, era más
correcto decir que sus sentidos eran malos. Titania, Felmenia y Lefille
soltaron un gemido de preocupación.

“No, no, se supone que debe sentirlo por el contexto, Reiji-dono...”.

248
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Eso es solo Reiji-kun en general...”.

Siguiendo la voz exasperada de Felmenia, Lefille también dejó escapar


el mismo tipo de voz en acuerdo. Por otro lado, Reiji todavía no tenía
idea de lo que estaba pasando, y solo estaba poniendo un curioso rostro
con su cabeza inclinada hacia un lado. Mientras los cuatro miraban a los
dos desde la ventana de esta manera, la puerta de la casa se abrió. La que
salió, fue Liliana.

“Au... Suimei, ¿estás ahí?”.

Ella estaba en pijama, su cabello violeta rojizo no estaba recogido en sus


habituales colas gemelas, sino que, en cambio, estaba echado para atrás.
Ella estaba abrazada a una almohada con ojos soñolientos, incluso su
tono era somnoliento. Sus pasos eran un poco inestables. Ella debe haber
salido afuera mientras aún estaba medio dormida. Al ver esto, Suimei
habló.

“¿Qué sucede, Liliana?”.

“Me sentí sola”.

“¿Qué pasó con Lefi y Menia?”.

Liliana negó con su cabeza.

“Las dos… no están allí”.

249
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿No están allí...?”.

Mientras escuchaba las palabras de Liliana, Suimei fue apoderado por la


sospecha. ¿A qué se refería ella con que no estaban allí? Esta era la única
salida a la casa, no había forma de que ellas no estuvieran adentro. Y
finalmente, dándose cuenta y mirando hacia arriba, pudo ver sombras
moviéndose en la ventana.

“Entonces así es como es…”.

Él descubrió que lo estaban mirando desde la ventana. Al ver cómo todos


bajaban sus cabezas mientras él miraba, dejó escapar un suspiro y se
levantó de su silla.

“Entonces, ¿deberíamos regresar?”.

Liliana dejó escapar un gran bostezo y, mientras todavía estaba


atolondrada, le dio un gran asentimiento.

“Ella está bastante unida a Suimei-kun, ¿huh?”.

“Hmmmm, estaría bien si ese fuera el caso”.

“¿Si ese fuera el caso? Es solo que... En serio, esa parte de Suimei-kun es
exactamente la misma que otra persona...”.

Mientras hablaban de tales cosas, los tres regresaron a la casa.

250
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Varios días habían pasado desde la pelea de Suimei con Titania y su


conversación con Mizuki. Por el bien de reunir información sobre la
sombra alta, Suimei estaba recorriendo la ciudad. Tal vez porque
persistente celo en ellos se había enfriado, o porque nunca tuvieron la
intención de entrar en contacto desde el principio, las autoridades del
Imperio nunca se pusieron en contacto con ellos. Como tal, Suimei y
Felmenia estaban una vez más moviéndose afuera.

Su objetivo actual era, naturalmente, la captura de la mente maestra


detrás de escenas, la sombra alta. Por el momento, Suimei tenía una idea
de quién era, pero para poder arrinconarlos, necesitaba conseguir más
materiales.

Tanto él como Felmenia se separaron con el propósito de recabar


información. Suimei estaba en su camino de regreso a la base cuando se
encontró con Reiji, y los dos regresaron juntos a la casa. Mientras Suimei
caminaba lánguidamente, miró el aspecto desequilibrado de Reiji en su
uniforme escolar con una espada en su cintura y le habló con
admiración.

“Pensar que ya has memorizado el diseño de la Capital Imperial...”.

“¿Eso es así? Si simplemente caminas normalmente, creo que es algo


que, naturalmente, memorizas, ¿verdad?”.

Reiji respondió que era completamente trivial. Él había pasado el día


dando vueltas por las calles de la Capital Imperial solo para memorizar
su distribución. Cuando Suimei lo golpeó ligeramente con un puño, Reiji
sonrió alegremente. Y entonces, en un cambio completo, hizo una seria
expresión.

251
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ahora que lo pienso, Suimei. Si recuerdo bien, dijiste que estabas


buscando un camino de regreso a nuestro mundo, ¿verdad?”.

“Sí, quiero regresar sin importar qué después de todo. Ah, por supuesto,
una vez que lo encuentre, se los haré saber”.

“¿Te parece bien? ¿Lo encontrarás?”.

“No me subestimes, ¿eh? ¿Quién diablos crees que soy?”.

Como Suimei golpeó con seguridad su propio pecho, Reiji


repentinamente estalló en carcajadas.

“Como de costumbre, esa parte de Suimei es extraña, ¿huh?”.

“¿Qué cosa?”.

“A pesar de que dijiste que no querías tener nada que ver con el peligro,
¿no estás saltando al peligro por tu cuenta ahora?”.

“Recibí suficiente de ese sermón la última vez... Si no enfrento esos


peligros, no seré capaz de aferrarme a lo que quiero”.

“¿Quieres volver tan desesperadamente?”.

“¿Qué, es eso extraño?”.

252
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No, es solo que pensé que lo encontrarías más fácil aquí, ya que este
mundo no tiene grilletes para ti como el otro mundo”.

Mientras Reiji miraba al cielo, Suimei respondió en tono de broma.

“Es más relajante allí, ¿sabes? También hay muchas cosas deliciosas”.

“¿Estás trabajando duro porque quieres relajarte?”.

“Así es como son los humanos”.

Suimei declaró esto de una manera desaprobatoria. Y entonces, como si


tuviera sus propias preocupaciones, dejó escapar un profundo suspiro.

“Además, hay toneladas de cosas que dejé atrás”.

“Es verdad…”.

Reiji bajó su mirada al escuchar esas palabras. Como era de esperar, él


también tenía muchas cosas que dejó atrás que pesaban mucho en su
mente. Como Suimei era alguien a quien no le quedaba un solo pariente
vivo, debería haber sido más fácil para él. Para Reiji, que aún tenía
familia en ese mundo, probablemente pensó en ellos innumerables
veces. Por encima de nunca volver a verlos, Reiji estaba más preocupado
por cómo estaban, esta era la razón por la que estaba tan abatido.

253
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Bueno, una vez que encuentre los medios y lo haga funcionar, me


pondré en contacto contigo de inmediato, así que estoy ansioso por
hacerlo”.

“Fufufu, gracias”.

Mientras caminaban de regreso a la casa con una atmósfera solitaria a


su alrededor, ellos regresaron a la entrada del callejón y vieron un rostro
familiar. El que merodeaba mientras miraba a su alrededor tenía cabello
rubio, ojos azules y un cuerpo esbelto. Cuando ese hombre bien parecido
se giró hacia Suimei...

“Qué inusual, ¿hoy estás con un hombre?”.

El hombre que notó a Suimei y dejó salir ese comentario sarcástico fue
el Héroe de la Ciudad Sagrada, Elliot Austin. Viendo que esta era la
primera vez que Reiji lo veía, le pidió a Suimei una introducción.

“Suimei, ¿este es?”.

“Este galán parece ser el Héroe-sama invocado por la Ciudad Sagrada El


Meide”.

“Así que ese es…”.

Acortando su sorpresa ante el repentino encuentro, Reiji dio un paso


ante Elliot.

“Soy Reiji Shana. Encantado de conocerte”.

254
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿―Reiji? ¿Podrías ser el Héroe invocado por Astel...?”.

Parecía que Elliot había escuchado el nombre antes, mientras hablaba


como si lo estuviera interrogando, Reiji afirmó bruscamente sus
pensamientos. Mientras lo hacía, Elliot le hizo una cortés reverencia y
disimuló su saludo.

“Soy Elliot Austin. He escuchado rumores sobre ti, parece que derrotaste
a un General Demoníaco, ¿correcto?”.

(NT: Como no sé si los 2 están hablando formalmente, me decidí por la forma


informal).

“No, en verdad no hice eso...”.

“¿...?”.

Ante el desconcertado Elliot, Reiji dejó escapar un suspiro de


preocupación y explicó lo que sucedió en ese momento. Después de un
rato, Reiji terminó de dar un resumen general de lo que había sucedido,
y Elliot hizo una expresión ligeramente irritado, ya que dejó escapar un
suspiro.

“… Ya veo. Fuiste tragado en la política. Tienes bastante desgracia,


¿huh?”.

“Por eso, esos rumores que circulan no son la verdad”.

255
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

La expresión de Reiji, mientras explicaba todo, tenía una pizca de


depresión mezclada. Él parecía no estar dispuesto a que se rumorearan
esos rumores. Todo eso lo puso bastante inquieto. Él era de una
naturaleza muy seria después de todo, no podía ser evitado. Sus
normalmente brillantes ojos marrón claro ahora se veían
completamente oscuros mientras se balanceaban. Elliot también
percibió su estado mental, y usando un tono de voz considerado sin
severidad, le dio algunos consejos a Reiji.

“Te daré una advertencia mientras estés inquieto, pero es mejor si no


permites que la gente haga lo que quiere. Después de todo, todas las
personas influyentes quieren usar a alguien que posea un gran poder”.

“¿Estás familiarizado con esas cosas?”.

“Bueno, hasta cierto punto”.

Elliot dejó escapar un leve suspiro. A juzgar por ese comportamiento, en


su propio mundo, tal vez tenga experiencia en tales dificultades.

“Eso es increíble. De vuelta en mi mundo, yo era solo un estudiante sin


ningún tipo de poder. Siempre llego tarde para poder enfrentar este tipo
de situaciones”.

Cuando Reiji dijo esto, Elliot puso un rostro de sorpresa.

“… ¿Es eso así? Aun así, tus movimientos se ven muy bien equilibrados
para mí”.

“¿En serio? Sería feliz si ese fuera el caso”.

256
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mientras decía esto, Reiji naturalmente sonrió como siempre lo hacía.


Como esto sucedió ante los ojos de Elliot, él de repente se estremeció.

“¡¿―?!”.

“¿Qué sucede?”.

Sin prestarle atención a la pregunta de Reiji, Elliot giró su rostro hacia


Suimei. Y luego, haciendo una partición con su mano, susurró hacia él.

“Esto, realmente tiene un impacto destructivo, ¿no?”.

“No te enrojezcas, maldición...”.

Mirando la expresión de Elliot, Suimei dejó escapar un suspiro. Estaba


cansado de esa actitud, pero no podía reírse del hecho de que la sonrisa
de Reiji tuviera un efecto serio en un hombre. Reiji, quien era
completamente ajeno a esto mientras sonreía, también era
definitivamente Reiji.

“Austin-San. En cualquier caso, gracias”.

“Fufu, aunque en mi situación actual no soy realmente alguien para


hablar. Además, no me importa si solo me llamas Elliot”.

Elliot se encogió de hombros como si estuviera mostrando a Reiji una


actitud amistosa. Al ver a los dos de un lado, Suimei tomó aliento en
admiración.

257
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... De alguna manera ustedes dos parecen llevarse bien, ¿huh?”.

“Mucho más que contigo”.

“Callate”.

Mientras Suimei respondía sin rodeos a la mirada cínica de Elliot, Elliot


parecía haberse dado cuenta de algo y ahora estaba mirando los rostros
de Suimei y Reiji.

“Ahora que pienso sobre ello, ¿ustedes dos se conocen? Parece que no
puedo ver la conexión”.

“Bueno, tengo un vínculo con este tipo”.

“Un vínculo, ¿huh...? Dejando eso de lado, ¿no es malo llamar Héroe
“este tipo”?”.

“... ¿Es eso así? ¿Estás diciendo que quieres que yo también te hable
respetuosamente de una manera indirecta?”.

“¿Podrías parar eso? Si empiezas a hablarme respetuosamente, tendré la


piel de gallina corriendo por mi cuerpo por el resto de mi vida”.

“Hooou. Entonces, aunque puede ser presuntuoso por mi parte. ―Mi,


mi, ¿si no es Elliot-sama? ¿Podría usted darse prisa y pasar el resto de
su vida asustado?”.

258
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Uwaaa...”.

Elliot dramáticamente agarró sus hombros mientras Suimei hablaba


respetuosamente con él en un tono lleno de sarcasmo. Inesperadamente,
era el tipo de hombre a quien le gustaba el humor.

“... Entonces, también tengo algo que quiero preguntar, pero ¿por qué
estás aquí?”.

“Nada realmente, acabo de venir porque escuché que estabas en la zona.


Vine a echar un vistazo al tipo de lugar en el que vivías”.

“Seguro que eres un tipo caprichoso”.

Como Suimei dijo esto con una actitud exasperada, de repente recordó
algo.

“Oh, sí, la última vez pareces haber jugado la parte más activa, ¿huh?”.

“¿Estas siendo sarcástico?”.

“Nop, no particularmente”.

Cuando los dos comenzaron a hablar sobre cosas que solo ellos sabían,
Reiji se estaba quedando atrás. Él entonces decidió pedirle detalles a
Elliot.

259
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Sucedió algo?”.

“Confronté al culpable detrás de los incidentes de coma que han estado


levantando un escándalo en la Capital Imperial. Sin embargo,
desafortunadamente, una vez más escaparon”.

“¿Hm? ¿Realmente no peleastes con ellos?”.

“No, no hubo pelea, como la última vez, ese tipo simplemente huyó como
si estuvieran jugando con nosotros”.

Elliot dejó escapar un suspiro de irritación. Durante sus investigaciones


de hoy, Suimei escuchó que Elliot logró acorralar a la sombra alta. Los
ciudadanos de la Capital Imperial lo alababan, pero parece que estaban
un poco fuera de lugar.

“Esta vez Su Alteza la Princesa Imperial también estuvo presente. No


terminó tan fácilmente como antes”.

“Ya veo. En otras palabras, son bastante habilidosos, ¿huh...?”.

“...”.

Suimei luego notó que Elliot había cambiado su atención de sí mismo.


Se sentía como si estuviera siendo escaneado.

“¿Qué pasa?”.

260
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“… No es nada. ¿Crees que serías capaz de derrotarlos?”.

“No sé por qué me estás preguntando ese tipo de cosas, pero... Mientras
no conozca las capacidades reales de ese tipo, no puedo decir nada”.

Como Suimei no aguantaría ese tipo de conjeturas, actuó de forma poco


natural como si se hubiera rendido. Si tanto Graziella como Elliot
fallaran en aprehender la sombra alta, él no podría ser descuidado al
respecto. Mientras estaban en medio de esta conversación, Suimei sintió
la presencia de alguien. Mientras entrecerraba sus ojos y miraba en esa
dirección, la presencia, que se dio cuenta de que habían sido
descubiertos, le devolvió la mirada. Acompañados por una presencia
delgada, se acercaron. Después de confirmar a las tres personas ante
ellos, silenciosamente salieron de las sombras.

“¿Hou? Pensar que habría dos Héroes reunidos”.

“¿Coronel Rogue?”.

Justo como la voz de Elliot implicaba, el que se acercaba a ellos era el


hombre con la espalda negra y un poco gris mezclada con ella― el
soldado Imperial Rogue Zandyke. Como de costumbre, un uniforme
militar que usaba negro como un tono básico envuelto alrededor de su
cuerpo y una espada ostentosamente colgaba de su cintura. Ese tipo de
mirada violenta debería haber dejado a Suimei con una impresión
peligrosa, pero, por alguna razón, lo que sobresalía a Suimei era la
sombra que se extendía detrás de él.

La razón por la cual la impresión que emitió se sintió tan pequeña fue tal
vez por lo grande que parecía su sombra cuando la arrojó al establecido
sol. Era como si no pudiera decir si estaba realmente unido a sus pies.
Rogue dio un paso adelante con un andar extraño. Sus ojos castaño

261
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

rojizos eran delgados y filosos mientras los estrechaba hasta el límite,


haciendo que su severa esbelta cara pareciera aún más severa. Reiji
repentinamente se acercó a Suimei para hablar con él en secreto.

“Suimei, ¿no es Rogue...?”.

“Sí…”.

Suimei también había hablado sobre las circunstancias de este hombre


con Reiji y los demás. Cuando Reiji repentinamente se enfocó, Rogue
encaró a Elliot y le dio una ligera reverencia.

“Elliot-dono. Su Alteza la Princesa Imperial Graziella le está llamando.


Date prisa y ve a la plaza, dijo ella”.

¿Vino todo este camino solo para transmitir ese mensaje? Al escuchar el
nombre de Graziella, Elliot dejó escapar un gran suspiro.

“Cielos, esa Princesa Imperial realmente trata a sus subordinados


bruscamente, ¿huh?”.

“Puedo simpatizar con eso”.

“Si simpatizas con ello, me gustaría que intercambies lugares conmigo”.

“¡Fuera, fuera! Vete”.

262
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Suimei agitó su mano para ahuyentarlo, pero a Elliot realmente no


pareció importarle en absoluto. Mientras se peinaba hacia atrás su rubio
cabello brillando bajo el sol de la tarde, parecía algo coqueto a Suimei.
Reiji luego llamó a Elliot antes de irse.

“Bueno, Elliot, te veré de nuevo si el destino lo permite”.

“Así es. En ese momento, estaré a tu cuidado, Héroe-dono de Astel”.

Después de que Elliot respondió amablemente a las refrescantes


palabras de despedida de Reiji, abandonó el área. Después de despedirlo,
Rogue solo dirigió sus delgados ojos sobre Suimei.

“Suimei Yakagi, ¿verdad?”.

“Ha pasado un tiempo”.

“Antes de que comenzara la búsqueda de Liliana, parece que te has


encontrado con ella, ¿verdad?”.

“... Sí”.

Al igual que Rogue, Suimei todavía estaba mirando a Elliot y no hacía


juego con su mirada. Rogue luego se giró y encaró a Suimei
correctamente.

“Tengo una pregunta bastante obvia para ti, pero ¿sabes dónde está
Liliana en este momento?”.

263
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No tengo ni idea”.

“¿Es eso cierto?”.

“Sí”.

Suimei se giró para mirar a Rogue y asintió.

“¿Está bien para mí pedir algo a cambio?”.

“¿Qué es?”.

“Parece que estás buscando a esa chica, pero, si la encuentras, ¿qué


planeas hacer?”.

Rogue devolvió una mirada llena de una rigurosa voluntad. Después de


mirar por un rato, Rogue respondió mientras mantenía su rígida
expresión.

“No creo que haya ninguna razón para que te diga eso, ¿verdad?”.

“Como una de las personas que buscan al culpable detrás de los


incidentes de coma, me gustaría escuchar su respuesta”.

“... Debería ser obvio. Haré que ella asuma la responsabilidad de sus
propias acciones. Eso es todo”.

264
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Incluso si su razón para hacerlo fue para protegerte?”.

“Por supuesto”.

Rogue silenciosamente se alejó. Esas palabras, que disparó mientras se


iba, eran exactamente como su temperamento, simplemente rígidas. En
el momento en que arrinconó a esa niña, seguramente fue lo mismo. En
ese caso, Suimei puede ser incapaz de derrocar su voluntad. Sin
embargo, aun así, Suimei tenía que decirlo o no estaría satisfecho.

“... Puede que no sea de mi incumbencia, pero...”.

“¿Suimei?”.

Ambos, Reiji y Rogue se giraron para mirar a Suimei.

“Eres el padre de esa chica, ¿no? Entonces, incluso si no estás conectado


por sangre, siempre y cuando hayas decidido ser su padre, deberías
actuar como su padre. Por lo menos, hasta el final”.

“...”.

“¿No es así? Si eres su familia, entonces deberías ser quien crea en ella
¿verdad?”.

Suimei le hizo saber exactamente lo que tenía en su corazón. Sin


embargo, como era de esperar, la expresión rígida de Rogue nunca se
rompió. Después de haberlo dicho, Suimei se había calmado, y su voz
ahora era más tranquila que antes.

265
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Las responsabilidades de un padre... Escuchar cosas de alguien que


no es padre es ciertamente impertinente. Sin embargo, si es
responsabilidad...”.

“―No. Trato la línea de llamarla mi familia. Esta es mi responsabilidad


como su oficial superior”.

Cuando Rogue le dejó esas palabras, se fue sin girar su cabeza hacia
atrás. Era como si su figura les transmitiera su firme determinación. Aun
así, incluso si su determinación era firme, Suimei quería decirle las cosas
que la chica tenía en su corazón. Al final, todo lo que él pudo hacer fue
ver esa figura. Reiji tenía una expresión inusualmente seria cuando se
apartó de la figura de Rogue y acercó su rostro a Suimei.

“... Suimei. Por lo que escuché, creo que esa persona es muy sospechosa”.

“¿Esto es sobre el culpable? Nop. Esa persona no es la mente maestra”.

“¿Es eso así?”.

“Sí. Sin duda. Por el momento, tengo una pista sobre quién es el
verdadero culpable”.

Mientras Suimei y Reiji estaban teniendo este intercambio, escucharon


el sonido de pasos corriendo hacia ellos desde atrás. Después de darse
cuenta tardíamente de que estaba dirigido hacia ellos, escucharon una
voz llamándolos.

“¡Suimei-dono! ¡Reiji-dono! ¡Es terrible!”.

266
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mientras giraban, Felmenia corría mientras jadeaba.

Dentro de una habitación individual dentro de la base de Suimei, había


un círculo mágico que él instaló dejando salir una luz mística. Encima de
eso, estaba Lefille, quien estaba arrodillada dando una oración por su
cuenta. Esa figura completamente inmóvil sobre una rodilla era como un
seguidor devoto que reza fervientemente a Dios mientras espera la
bendición de ese Dios. O más bien, al ver cómo ella era una seguidora de
las enseñanzas de la Diosa Alshuna y creía en su existencia, no era solo
eso, era precisamente eso. El haz de luz azul puro iluminó de una manera
maravillosa toda la decoración en la sombría habitación. Uno pensaría
que a nadie se le permitiría invadir ese espacio, tal era su belleza. Un
golpe resonó en la habitación. Cuando Lefille abrió sus finos ojos y se
giró hacia la puerta, escuchó la voz de Suimei desde el otro lado.

“Lefi. ¿Cómo es?”.

“Aah. Es considerablemente bueno. Gracias al círculo que hiciste, siento


que estoy volviendo a mi ritmo bastante bien”.

“Eso es bueno”.

Al oír su alegre voz, Suimei tomó un respiro de alivio.

“¿Es algo importante?”.

267
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Sí, parece que algo pasó. Vamos a hablar todos de ello juntos, así que
fui a buscarlo”.

“... ¿Qué podría ser?, tengo un mal presentimiento al respecto”.

“Yo también”.

Ella escuchó su acuerdo y pudo ver una imagen de Suimei encogiéndose


de hombros desde el otro lado de la puerta en su cabeza. Lefille se puso
de pie y se dirigió hacia la sala de estar con Suimei. Cuando llegaron,
Felmenia, el grupo de Reiji y los Caballeros escolta ya estaban reunidos.
Todos se agruparon alrededor de la mesa y tomaron sus asientos, luego
Felmenia fue al grano.

“Estuve afuera recopilando información en las calles justo ahora, pero


escuché algo que me preocupó”.

Felmenia tenía una expresión sombría como si su sangre se estuviera


cuajando mientras decía esto. Suimei intervino para animarla a seguir.

“¿Qué pasa?”.

“Estaba escuchando a escondidas a los soldados que estaban hablando


en la plaza. Pero decían que habían averiguado la ubicación de Liliana”.

“Sensei, entonces”.

“Así que encontraron este lugar...”.

268
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

El tiempo esperado finalmente había llegado, ya que Suimei tomó


aliento. Sabía que era solo cuestión de tiempo, pero esperaba que no
fuera tan pronto.

“Flama Blanca-dono. ¿Eso es cierto?”.

“Sí, Su Alteza. Usando ma... magia, obtuve la información de las


profundidades de la sede en la plaza Sur. No creo que haya ningún
error”.

Después de responder a la pregunta de Titania, Felmenia continuó su


informe.

“Y eso no es todo. Escuché algunas veces que, con el propósito de


acorralar a todos los involucrados con Liliana, iban a actuar esta noche”.

“En otras palabras, el Imperio― la Princesa Graziella tiene la intención


de capturarnos a todos”.

Lefille gimió de mal humor. Ciertamente, si determinaban su ubicación,


era solo el flujo natural que querrían capturar a los que estaban
protegiendo a Liliana. Sin embargo…

“Así que la razón por la que el Héroe merodeaba por la zona era por
esto...”.

“¿Elliot?”.

“Eso es probablemente”.

269
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Suimei le dio un asentimiento a Reiji. La llegada de Elliot con este tipo


de sincronización era demasiado antinatural. No importa cómo lo
mirara, donde vivía Suimei era completamente intrascendente para
Elliot. Era completamente imposible que él viniera a mirar por
curiosidad. Sin embargo, si la estrategia iba a tener lugar esta noche, el
hecho de que él echase un vistazo tenía sentido. En cuanto a dónde
lograron obtener la información sobre la ubicación de Liliana― Suimei
tenía una predicción al respecto de ello.

Luego, Lefille se giró para mirar a Felmenia.

“Felmenia-jou, ¿vendrá la Princesa Graziella?”.

“¿Eh? Sí, probablemente ella misma vendrá”.

“Hohou... Ya veo, eso es cierto...”.

Suimei solo podía verlo como apropiado. Ella solo tenía ese tipo de
temperamento, no había forma de que ella no viniera. Sin embargo,
Lefille estaba bastante obsesionada con este punto por bastante tiempo.
Después de volverse pequeña, su expresión debería haber sido
encantadora, pero por un instante, a Suimei le pareció imprudente y
peligrosa.

“Suimei-kun, ¿qué hacemos?”.

Antes de que Suimei pudiera responder a Mizuki, la temblorosa voz de


Liliana sonó.

270
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Como pensé, debería rendirme...”.

“No dejaré que hagas ese tipo de mierda. Además, es demasiado tarde,
incluso si Liliana se va ahora”.

“¡Pero!... A este ritmo, causaré problemas a todos”.

“No te preocupes por ello. Si me detuviera a pensar en todo lo que me


preocupara, no podría vivir en este maldito mundo, ¿sabes?”.

Diciendo eso, Suimei le mostró a Liliana una sonrisa mientras ella bajaba
su cabeza en señal de gratitud. Por otro lado, Lefille se giró hacia Suimei.

“Estoy completamente de acuerdo acerca de Liliana, Suimei-kun.


Entonces, ¿qué haremos desde aquí?”.

“Vamos a atrapar al culpable”.

Cuando Suimei respondió con su plan, la habitación se volvió ruidosa


por un instante.

“En verdad, me gustaría recabar más información antes de hacer


contacto. Pero eso ya no volverá a funcionar”.

“Suimei, dijiste antes que tenías una pista sobre quién era el autor
intelectual, ¿verdad? ¿Tienes alguna prueba de que esa persona es
realmente la culpable?”.

271
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Se trata de una probabilidad del ochenta o noventa por ciento. No


puedo pensar en nadie más que ese tipo”.

Suimei respondió a la pregunta de Reiji con confianza. Esta vez, Titania


lo interrogó.

“Está bien ir y atraparlos*, pero si hacemos eso, ¿se pondrá todo en


orden claramente?”.

(NT: Por alguna razón, desde el principio del volumen, hablan del culpable en
singular y otras veces en plural, en este caso “them”, o sea, más de uno. No sé si es
error o no, pero ya estoy muy adelantado como para cambiar eso >:v).

“Absolutamente claro sería bastante difícil. Bien, ¿qué tal si nos


preparamos inmediatamente para pasar la ciudad en medio de la
noche?”.

Cuando Suimei soltó una carcajada como si no estuviera pensando en


eso, Lefille y Felmenia dejaron escapar un suspiro con un “Por Dios”.
Mientras lo hacían, Titania una vez más habló.

“Y entonces, Suimei, ¿nos iremos todos a donde está el culpable?”.

Suimei se sorprendió un poco ante la extraña pregunta de Titania.

“¿Ha?”.

“¿Por qué estás haciendo esa clase de rostro idiota? Te pregunto si tienes
algún tipo de plan, ¿sabes?”.

272
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... ¿Podría ser, vas a cooperar conmigo?”.

Mientras Suimei la miraba en sorpresa, Titania hizo un rostro como si


dijera “¿Por qué estás preguntando eso?”. Y entonces, Reiji dejó escapar
una asombrada voz.

“Eso es completamente un tipo de detalle “Después de todo este tiempo”,


Suimei. ¿No es obvio?”.

“Sí, sí, cuando estamos en problemas, eres el mismo ¿verdad?”.

“Pero en ese caso, las cosas se volverán bastante difíciles para ustedes de
ahora en adelante...”.

“Está bien. Además, el que siempre está causando problemas soy yo,
¿verdad? Diría algo egoísta, y Suimei me seguiría. Ese es el flujo habitual,
¿verdad? Por eso, está bien pensar en esto como regresar el favor”.

Después de que Reiji dijo esto alegremente, su rostro sufrió un cambio


completo y se llenó de determinación.

“Además, no puedo hacer la vista gorda”.

La voz de Reiji resonó por toda la habitación. Esas palabras, que él que
disparó, fueron extremadamente prometedoras. Suimei comenzó a
rascarse la cabeza como si se resignara.

“... Aaah, el famoso dicho de Reiji acaba de salir”.

273
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Con esto, él no se moverá más, ¿verdad~ Suimei-kun?”.

“Sí… lo sé”.

Atado por el sonriente rostro de Mizuki, Suimei también sonrió antes de


hablar.

“... Entonces, así es. Si todos planean cooperar, entonces los tomaré en
ello”.

Todos los presentes le devolvieron un agradable saludo a Suimei. Liliana


luego se levantó de su silla en un aturdimiento.

“Suimei, si vas a atrapar a esa persona, por favor, llévame contigo”.

“No quiero dejar que Liliana pelee”.

“Pero…”.

Mientras Liliana se aferraba a él, Suimei solo podía permanecer en


silencio. Si su oponente fuera el cerebro detrás de este caso, sin duda
sería quien manipuló a Liliana. Suimei realmente no quería que
estuvieran en contacto el uno con el otro. Sin embargo, una luz seria
moraba en los ojos de la chica frente a él. Reflejaban una fuerte voluntad
diciéndole que incluso si ella no podía llevarlo a su fin, ella quería al
menos llevarlo a cabo. Cuando vio su resolución, como era de esperar,
Suimei no tuvo más remedio que ceder.

274
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No te dejaré usar magia, ¿de acuerdo?”.

“Lo sé”.

“Podrías atravesar algo terrible, ¿sabes?”.

“Hice mi determinación. Yo no… deseo escapar”.

“¿Está realmente bien?”.

“Sí”.

“… Entendido. Mis mejores deseos”.

Diciendo eso, Suimei luego pasó a hablar sobre sus planes para la batalla
de la noche.

Después de terminar su reunión, Suimei llamó a Felmenia. Ella estaba


dirigiéndose al espacio prohibido que él estaba utilizando como su
laboratorio. Él la llamó sin ninguna explicación, y hasta ahora, ella tenía
una arruga entre los ojos. Usando un hechizo especial para abrir la
puerta, el que la llamó estaba en lo profundo de la habitación
organizando algunas de sus herramientas de investigación.

“Suimei-dono. Es Felmenia Stingray, he venido”.

275
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Oh, estás aquí. Entonces simplemente siéntate donde quieras”.

Sin siquiera mirar hacia ella, Suimei le dio instrucciones gesticulando su


mano. Mientras hacía lo que él decía, Felmenia se sentó en una silla que
estaba tendida. Mientras lo hacía, Suimei terminó de organizar sus
herramientas y se acercó a ella.

“Lo siento por eso”.

“No, no me importa. Entonces, ¿cuál es el problema, Suimei-dono?


¿Llamarme solo a mí?”.

“Aah, hay algo que me gustaría transmitir especialmente a Menia a partir


de ahora. También pensé que deberíamos hablar sobre la batalla de esta
noche”.

“¿Solo conmigo?”.

Suimei asintió devuelta ante la pregunta desconcertada de Felmenia. De


los preparativos que acababan de hacer, se decidió que se dividirían en
un grupo para vencer a la mente maestra, un grupo para enfrentarse a
Graziella, Elliot y las fuerzas Imperiales que lideran, y un grupo para
detener la persecución.

“Tal como dije antes, no tengo más remedio que ir con Liliana. Es por
eso que Menia tomará el control de otro asunto”.

“Eh, así que...”.

276
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Tal vez porque no esperaba esas palabras, Felmenia estaba haciendo una
expresión ligeramente diferente de la habitual. Suimei luego puso sus
pensamientos en palabras.

“Así es. Tratar con Graziella es necesario, estaba pensando en dejárselo


a Menia”.

“¡¿A m-?! ¡¿A mí?! ¡¿Está hablando de mí?!”.

“La únic que podría enfrentar a esa peligrosa mujer es probablemente


Tia. Pero no podemos jugar esa mano. Lefi todavía no puede pelear, en
ese caso, solo puede ser Menia”.

“¡¿P-P-P-Pero?! Para mí enfrentar a Su Alteza la Princesa Imperial


Graziella, mis habilidades no son un poco...”.

“¿No puedes hacerlo?”.

“¡Es obvio! ¡Es irrazonable! ¡Es la maga más fuerte de todo el Imperio!”.

Felmenia sacudía su cabeza con todas sus fuerzas.

“¿Pero no dijeron que Felmenia era la maga más fuerte de Astel o algo
así?”.

“Dado que el Instituto Mágico está situado en el Imperio, ¡sus estudios


de magia están en el pináculo de todo el continente!”.

277
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Felmenia estaba inusualmente titubeante con un “Awawawawa”. Parecía


que todavía no estaba acostumbrada a desafiar a alguien de mayor
rango. Suimei señaló un rostro ligeramente exasperado con los ojos
medio cerrados hacia ella.

“... ¿No la contuviste con estilo y te escapaste la última vez?”.

“¡Ah! ¡Eso es lo que llamamos un estímulo de un momento! ¡Estamos


agotados, así que no hay segunda vez!”.

Después de gritar enérgicamente a Suimei, ella dejó escapar un “Auu...”


mientras sus ansiedades la hacían deprimir.

“¿Todavía estás inquieta?”.

“... Sí”.

“Estará bien. La última vez fue definitivamente bastante arriesgado, pero


ahora has estudiado todo tipo de magia, ¿no? Si te mueves tal como dije
y le das órdenes a Reiji y a los demás― no te preocupes, deberías ser
capaz de derrotarla sin ningún problema”.

“¿E-Es eso cierto?”.

“Sí”.

Suimei le devolvió un alegre asentimiento antes de continuar.

278
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Vamos a posponer la conversación sobre la batalla de esta noche para


más tarde. Primero haré que Menia estudie una importante ley de la
teoría de la magia, la entropía mística”.

“E-Entropía mís-ti-ca... ¿verdad...? Parece un nombre bastante


sorprendente”.

Después de escuchar de la nueva teoría de magia, la figura fulminante de


Felmenia cambió repentinamente, ya que se inclinó hacia adelante con
emoción. Era como si la inquietud de sus pesadas responsabilidades
fuera una completa mentira. Realmente demostraba cuánto interés tenía
en los misterios de la magia.

“Eso es cierto, pero antes de comenzar con ese tema, primero hagamos
una revisión. ¿Qué es lo que llamamos magia en nuestro mundo? Y
entonces, ¿cuáles son las acciones necesarias para usarla? Dame la
respuesta. Ah, no me importa si eres breve al respecto”.

“Sí. La magia en el mundo de Suimei-dono es, por así decirlo, un


fenómeno. Así como los relámpagos llevarán al surgimiento de una
tormenta, siempre y cuando el clima cumpla con los requisitos, en pocas
palabras, la magia ocurre mientras las leyes producidas por un mago
cumplan con sus condiciones. Es un relámpago y la tormenta”.

“Así es”.

“Y luego el uso de la magia. Es decir, lo que es necesario para que un


fenómeno producido por un mago se manifieste, es la construcción del
hechizo, el compromiso necesario de maná, los gestos, el trazado de un
círculo mágico, el canto del hechizo, el uso de objetos mágicos y
finalmente, la invocación de otro plano. Con esas acciones variadas,

279
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

dependiendo de la magia que se use, varias de ellas se combinan, y


entonces, la magia se invocará”.

Felmenia respondió confidencialmente hasta el final, ya que Suimei le


hizo saber que estaba en lo cierto con un asentimiento. Para crear
relámpago usando magia, digamos que la invocación de la magia
requeriría cantar el hechizo y un círculo mágico. En este caso, el círculo
mágico sería la nube de truenos, y el canto sería el desencadenante de la
descarga eléctrica. Era algo que reaccionaba a las acciones. Dentro de
eso, también tiene lugar la manipulación y alteración de la materia.
Justo como el gesto de Suimei indicaba, la respuesta de Felmenia era
correcta, sin embargo...

“Hay algo más que es necesario aparte de eso, ¿qué es?”.

“Sí. Para una sola magia usando esas acciones, es necesario seguir los
determinados procesos y dedicar la cantidad de tiempo determinada”.

“Exactamente... Un, en términos del uso de magia, no hay problemas”.

Como Suimei asintió como si estuviera satisfecho, comenzó a moverse


por un momento como si estuviera pensando en algo.

“Lo siguiente es... Algo para referencia. El acto de usar magia, en general,
es por definición algo muy alejado del sentido común”.

“¿Eh? ¿El uso de magia es algo que está separado del sentido común?”.

“Así es. Bueno, la gente de este mundo no estaría realmente de acuerdo,


pero por favor, piensa en ello de esa manera”.

280
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Haa...”.

Al escuchar la referencia de Suimei, Felmenia respondió mientras aún


fruncía el ceño. En el mundo de Suimei, era algo completamente normal,
pero era completamente comprensible que ella no estuviera
completamente convencida.

Debido a que la cantidad de conocimiento, que la gente de este mundo


acumulaba todavía era bastante superficial, ellos todavía tenían que
distinguir adecuadamente entre las leyes físicas y las leyes mágicas. Es
por eso que una ley que era de sentido común como “Una manzana
liberada de la mano caerá al suelo”, y diciendo que “Si uno realiza un
canto, la magia ocurrirá” en su mundo, las dos fueron explicadas de la
misma manera como sentido común. Pero por lo que estaba a punto de
decir, ser capaz de entender perfectamente la distinción era algo
absolutamente necesario.

“―Ahora bien, entonces, ya es hora de pasar al tema principal de la


entropía mística. A partir de ahora, resumiré la entropía, es algo que, en
un lugar determinado, mezcla “los componentes que establecen leyes
místicas” y “los componentes que establecen leyes físicas”, y los
convierte en un estado confuso. Bueno, esa es la definición estándar con
respecto a la teoría mágica”.

“H-haa”.

No parecía que Felmenia entendiera bien, pero independientemente,


Suimei continuó su explicación.

281
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Primero veamos “los componentes que establecen leyes físicas”. Como


no conoces la ciencia, una forma fácil de explicarlo para Menia sería la
causa de cualquier fenómeno que no sea “fenómeno causado por magia”,
es algo que no se puede ver con los ojos”.

“Algo que no se puede ver, ¿verdad?”.

“Así es. Puede ser mejor imaginar lo que este mundo generalmente llama
los elementos. Lo siguiente son “los componentes que establecen leyes
místicas”, este es exactamente como suena. En total oposición a lo que
acabo de explicarte, son los causantes del fenómeno místico provocado
por magia, también es algo que no se puede ver con los ojos”.

“¡Aah! ¡Como los elementos! En resumen, ayudan a hacer que las cosas
sucedan por algo más que la magia, ¿verdad?”.

“Eso no está del todo bien... Bueno, tampoco estás tan lejos de la pista...”.

Felmenia inclinó su cabeza ante la preocupada forma de hablar de


Suimei. Sin embargo, Suimei siguió yendo como estaba.

“Piensa en el mundo entero, con la exclusión de lugares excepcionales,


como si estuviese lleno en gran medida con “los componentes que
establecen leyes físicas”. Por eso, el fenómeno místico no ocurre tan
fácilmente, en su lugar... Utilizando un ejemplo bastante extremo, cosas
como los objetos que caen al suelo, o cómo frotar dos objetos juntos
producirá que el calor termine ocurriendo con bastante facilidad”.

“Si el mundo está compuesto en gran parte por esos componentes,


entonces, ¿dónde están “los componentes que establecen leyes
místicas”?”.

282
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“En ciertas regiones, en resumen, en lugares donde ocurren fenómenos


que no pueden ser aclarados por leyes físicas llamadas “ubicaciones
místicas”. También pueden llamarse lugares donde los magos causaron
acciones místicas. En otras palabras, si uno fuera a usar magia, un
espacio lleno de “los componentes que establecen leyes físicas” dará a
luz a “los componentes que establecen leyes místicas””.

“Ya veo”.

“Y así, con el uso de magia, la cantidad de “los componentes que


establecen leyes místicas” en el espacio aumenta, y naturalmente en un
espacio único, existirán dos tipos diferentes de componentes. Y así, esta
cosa llamada “los componentes que establecen leyes místicas” realmente
odia a la otra cosa llamada “los componentes que establecen leyes
físicas”, y justo cuando nació, inmediatamente comienza a luchar con el
otro tipo de componente”.

“Una pelea entre los componentes... ¿verdad?”.

“Si es difícil imaginarse, intenta imaginar esos dos componentes


invisibles como pequeñas personas atrapadas en un combate. Esto es lo
que quise decir antes por un estado confuso”.

“Pequeñas personas... de alguna manera lo imagino pensando así... pero


cuando esas pequeñas personas pelean, ¿qué pasa?”.

“Cuando las dos personas pequeñas, conocidas como componentes,


comienzan a pelear, para decirlo en términos generales, todos los
fenómenos, excepto la magia, dejan de producirse de manera adecuada”.

283
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Está diciendo que el fenómeno de caída de objetos tendrá dificultades


para ocurrir?”.

“En lugar de tener dificultades para ocurrir, sería más correcto decir que
otros efectos se vuelven más fáciles de producir. En general, eso se
manifestaría en forma de falla del fenómeno original”.

“Entonces, ¿eso significa que el objeto dejará de caer, y sería posible


hacerlo volar en otra dirección?”.

“Hablando muy bruscamente, sí. En la práctica, mientras no sea algo


grande, el efecto de leyes físicas simples no aparecería, pero leyes físicas
más avanzadas lo afectarían libremente...”.

Suimei dudó en decirlo. Para Felmenia, quien no entendía la ciencia, la


explicación de las leyes físicas avanzadas tomaría bastante tiempo y no
tenía mucha relevancia de lo que estaban hablando.

“De alguna manera u otra, lo entiendo. Para resumir, solo por usar
magia, causa una perturbación que hace que sea más fácil producir el
resultado deseado, ¿verdad?”.

“Sí. También cuanto mayor sea la pelea, mayor será la entropía. Bueno,
es un indicador de la escala de la pelea”.

Suimei asintió a la respuesta de Felmenia. Sin embargo, por alguna


razón, ella arrugó la frente de inmediato e inclinó su cabeza hacia un
lado.

284
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Pero si es así, ¿no se mantendría perturbado todo el tiempo? ¿Las


pequeñas personas dejaran de pelear?”.

“No, no es así. Debido a que la entropía mística es irreversible, las


personas pequeñas pelearán para siempre sin reconciliarse. Sin
embargo, debido a que hay tantos “los componentes que establecen leyes
físicas” en el entorno de las personas pequeñas― aunque hay un retraso,
los refuerzos entrarán en vigor. La proporción de “los componentes que
establecen leyes físicas” se volverá grande. y las leyes físicas se
estabilizarán”.

Suimei tomó un breve respiro aquí, y luego continuó su explicación.

“Cuando uno usa magia, ambos componentes se mezclarán y la entropía


en ese lugar aumentará. La cantidad que aumenta es proporcional a la
escala del resultado provocado por la magia. Cuando el resultado
provocado por la magia es grande, la cantidad de “los componentes que
establecen leyes místicas” dadas a luz será bastante grande después de
todo”.

“Así que la magia, la cual causa un gran resultado, desea más


componentes”.

“Bueno. Si el resultado provocado por la magia es grande o pequeño, se


decide por lo difícil que es hacer que el mismo resultado ocurra sin usar
magia. Crear fuego no es particularmente difícil, pero romper una roca
grande en pedazos muy pequeños no se puede hacer tan fácilmente. Es
ese tipo de diferencia”.

“Ciertamente, para la magia más difícil hay más procesos a seguir”.

285
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Así es. Y con eso, la entropía aumentará. Y entonces, la magia que yo


uso elaborada a partir de la teoría de la magia moderna es el tipo que
aumenta enormemente la entropía”.

“¿La teoría de la magia moderna lo hace? ¿Por qué? Suimei-dono dijo


antes que elaborar la teoría de la magia moderna tiene menos procesos
en comparación con la magia de otro sistema, ¿no?”.

“Magia elaborada por la teoría de la magia moderna, en lugar de buscar


producir el mismo resultado que otra magia, busca acelerar el uso,
reducir los procesos y aumentar la potencia. El tiempo transcurrido
desde la invocación hasta la activación es más corto que otras magias.
Acortar la cantidad de tiempo requerida lo hace más difícil, ¿verdad?
Producir el mismo resultado en un período de tiempo más corto significa
que el resultado deseado es mayor”.

“Ah, ya veo”.

Como Felmenia estaba convencida, Suimei habló como si resumiera


todo lo que dijo.

“Bueno, lo expliqué con todo lujo de detalles, pero esto es como dije
antes, está bien recordar que cuando usas magia, la entropía aumentará.
Y así, el tema principal de la lección de hoy comienza desde aquí―”.

286
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Capítulo 4: Diablo

Tarde por la noche en la Capital Imperial, Suimei, Felmenia y Liliana


estaban caminando afuera. Felmenia, quien estaba pegada cerca de
Suimei, estaba observando sus alrededores y planteó su preocupación
por la falta de naturalidad del área con una cautelosa voz.

“Está tranquilo, ¿no?”.

“Probablemente anticiparon que ocurriría una batalla y evacuaron el


área de antemano”.

Mirando el estado de las calles, Suimei le hizo saber su especulación. Tal


como lo había dicho Felmenia, las calles se habían sumido en el silencio
por completo. Ni una sola alma estaba a la vista. Como el caminar
innecesariamente hasta altas horas de la noche estaba actualmente
prohibido, parecía obvio, pero tampoco podía sentir la presencia de una
sola persona en las casas que los rodeaban. El sonido del frío y crujiente
viento de la noche, y de sus propias voces y pasos parecían mucho más
ruidosos de lo habitual. De repente, Liliana tiró de la mano de Suimei.

“Suimei. Eso”.

“Qué rápido. Ya se están mostrando, ¿huh...?”.

Muchas sombras venían de la dirección que apuntaba Liliana. Desde la


dirección que conduce directamente hacia la plaza Sur, junto con el
sonido de pasos corriendo, aparecieron las figuras de muchos soldados.

287
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Suimei-dono. ¿Realmente estará bien solo con usted y Liliana?”.

“No hay problema. Las pérdidas en mi Cuerpo Astral han recuperado


una cantidad satisfactoria después de todo. Todo lo que queda es atrapar
el objetivo”.

Mientras los dos estaban hablando, los soldados dejaron algo de


distancia entre ellos y se detuvieron. Por lo él que pudo ver, los soldados
llegaron en gran número y estaban fuertemente armados. En sus filas de
retaguardia, una unidad de magos también estaba preparada. En poco
tiempo, los soldados abrieron su formación, y Graziella, Elliot y Christa
emergieron ante ellos.

“Veo que todos vinieron juntos”.

Cuando Suimei los saludó frívolamente, Graziella le respondió.

“Ha pasado mucho tiempo, ¿no? Suimei Yakagi. ¿Cómo está tu salud
desde entonces?”.

“Gracias a usted, mi recuperación se retrasó, fue bastante problemático.


Más bien, realmente trajo un buen número de personas hoy, ¿huh?”.

“El oponente es quien es después de todo. Solo hice preparaciones


adecuadas”.

“Esa es una gran evaluación”.

288
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Déjalo”.

Graziella escupió sus palabras como si estuviera decepcionada después


de ver la falsa humildad de Suimei. Luego, fue Elliot quien comenzó a
hablar.

“... Pensar que tú fuiste quien refugiaba a esa chica”.

“¿Es sorprendente?”.

“Por supuesto. No importa cómo lo pongas, no hay forma de que yo


piense que la persona que estaba compitiendo conmigo para encontrar
al culpable podría refugiar a uno de los sospechosos, ¿verdad?”.

“Bueno, eso es ciertamente verdad”.

Mientras Suimei ostentosamente se encogía de hombros, Elliot agudizó


la mirada de sus ojos azules hacia él.

“¿Por qué, estás protegiendo al culpable?”.

“Tomaría mucho tiempo hablar de ello. Sin embargo, no tengo tiempo


para explicártelo lentamente”.

“¿Qué quieres decir?”.

“Quiere decir que desde aquí, voy a atrapar al cerebro detrás de los
incidentes de coma”.

289
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Sin ocultar nada, Suimei les transmitió fácilmente su objetivo. Él podía


escuchar un bufido. Parecía que el disgusto de Graziella se había filtrado.
Ella inmediatamente disparó su denuncia de tales acciones.

“Qué sinvergüenza. Tú también eres cómplice, ¿verdad?”.

“Incluso si dijera que no, no vas a escuchar en absoluto, ¿verdad?”.

“Si ya sabes tanto, debería ser obvio”.

Cuando Graziella declaró esto, su guantelete forrado de negro hizo un


ruido metálico mientras se preparaba. Ella estaba insinuando que ya era
hora de que comenzaran. Su cuerpo estaba lleno de espíritu de lucha.

“Esta noche haré que me muestres a fondo tu maldito poder. La última


vez solo me diste una idea después de todo”.

“Es lamentable, pero eso no sucederá”.

“¿Qué?”.

Al ver que Suimei no tenía intención de cumplir, Graziella hizo una


expresión perpleja y lo miró. Cuando eso sucedió, la figura de una
persona apareció a su propia discreción desde el callejón lateral. Y esa
persona―

“―Aah. Bien, ha pasado mucho tiempo. Su Alteza Imperial Graziella”.

290
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

El que salió del callejón fue el Héroe de Astel, Shana Reiji. Elliot mostró
una expresión de sorpresa ante la llegada de una figura inesperada.

“Tú eres…”.

“... Fuu, el Héroe Reiji, ¿huh? Escuché que has venido a la Capital
Imperial, pero ¿por qué andas por las calles a esta hora de la noche?”.

“Últimamente durante el día solo hay personas en todas partes, era


bastante incomodo, así que pensé que debería a relajarme en las
tranquilas calles de la ciudad por la noche. Además, no soy el único aquí,
¿sabes?”.

Cuando Reiji dijo esto, Mizuki, Titania y sus acompañantes Caballeros


salieron detrás de él.

“―Su Alteza Titania, ¿cuál es el significado de esto?”.

“Incluso si me pregunta cuál es el significado de esto, simplemente lo


seguí después de que se me dijera que Reiji-sama quería ir a refrescarse”.

Titania estaba fingiendo ignorancia en sincronía con Reiji. Graziella


agudizó su mirada como una espada mientras la miraba. Al ver este
desarrollo demasiado conveniente, Graziella pudo sentir que todo era un
acto y los cuestionó en un tono opresivo.

“¿Qué es lo que intentan hacer aquí?”.

291
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Qué intentar? Simplemente estamos de paso. Dejando eso de lado,


¿qué están haciendo todos ustedes aquí en medio de la noche?”.

“Hemos venido a capturar a ese hombre, Flama Blanca-dono y esa niña”.

“Qué peligroso. ¿Qué hicieron?”.

“¿Seguramente has escuchado hablar de los malditos incidentes que


suceden en la Capital Imperial? Se sospecha que esa niña es la criminal
detrás de esos incidentes, y ese hombre la está protegiendo”.

Reiji luego dejó salir una voz deliberadamente cargada.

“¿Es eso así? No escuché nada sobre eso. ¿Qué dices, Suimei?”.

“¿Quién sabe? Tampoco tengo idea con respecto a eso. Después de todo,
no tenemos una sola pista sobre quién es el criminal detrás de los
incidentes. ¡―Aah! ¿Será que? Ustedes no podrían producir ningún
resultado, y para engañar a todos, nos están convirtiendo en criminales,
¿cierto?”.

“Aah, eso no es bueno. Aah, realmente creo que eso no es bueno en


absoluto”.

Coincidiendo con Suimei y haciéndose el tonto en un tono obvio, Reiji


simpatizó con él. Al observar ese dúo bien coordinado entre los dos,
Graziella discernió que ambos eran buenos amigos y que arreglaron todo
esto de antemano. Ella señaló una mirada extremadamente molesta
hacia ellos.

292
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ustedes bastardos…”.

Por otro lado, Elliot parecía encontrar algo bastante divertido y estaba
manteniendo su risa. Parecía que le resultaba entretenido ver cómo
molestaban a Graziella. Incidentalmente detrás de ellos, después de ver
este intercambio, Mizuki y Titania miraban a Suimei y Reiji en
exasperación con sus ojos medio cerrados.

“... ¿Cómo lo digo, verdad? Realmente creo que esto solo luce como dos
mejores amigos actuando perfectamente sincronizados”.

“Sí, ustedes dos son completamente sinvergüenzas...”.

No eran solo ellos dos los que estaban exasperados. Felmenia y los
Caballeros también daban miradas sospechosas hacia ellos. Después de
que su pequeño acto llegó a su fin, Reiji hizo una declaración con su
apuesto y galante rostro.

“Lo diré fuerte y claro. Su Alteza Imperial Graziella. Como Héroe, no


puedo pasar por alto tal tiranía”.

“¿Qué quieres decir con que no se puede pasar por alto? ¿No podrías
estar pensando en luchar contra nosotros?”.

“Por supuesto. Eso es exactamente en lo que estaba pensando”.

Al escuchar la declaración de Reiji, Graziella lo miró como si le


preguntara cuáles eran sus intenciones. Sin embargo, aun así, su serena
expresión permaneció imperturbable. Su mirada implicaba que no tenía
intención de llevarse bien. Reiji sacó su espada de orihalcum de su vaina.

293
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

El brillo que iba a lo largo de la punta de la espada brilló como el


resplandor del metal encendido. Un sonido metálico, que era casi como
un zumbido en los oídos de uno, sonó en el aire.

“―Mis más sinceras disculpas, pero hasta que capturen a la mente


maestra, será imposible pasar por aquí. Si insistes en pasar sin importar
qué...”.

“Fuu, entonces hazte camino a través, ¿huh? Entonces, ¿serás tú quien


me haga compañía, bastardo?”.

“No, la oponente de Su Alteza Imperial Graziella seré yo”.

Felmenia dio un paso adelante y respondió la pregunta dirigida a Reiji.

“¿Flama Blanca-dono lo será? Fuu, eso en sí mismo también parece


interesante. El otro día me hiciste comer toda mi saciedad después de
todo”.

Graziella sonrió intrépidamente ante el desafío de Felmenia. Sin dejar


que otros lo notasen, Felmenia vaciló levemente.

“Uu...”.

“Está bien... Menia podrá hacerlo bien”.

“¡S-Sí!”.

294
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Animada por las palabras de Suimei, Felmenia recuperó su confianza.


Un fuego se encendió en sus ojos ambarinos mientras empujaba su
pecho con orgullo. Titania, Mizuki y los Caballeros se dispersaron.
Cayendo detrás de ellos, Suimei y Liliana se dirigieron a su destino
atravesando el callejón.

Después de separarse de Felmenia y los demás, corriendo por el callejón,


Suimei y Liliana corrían por otra calle utilizando magia para correr
mucho más allá de las capacidades de cualquier humano común y se
dirigían hacia su objetivo.

“Suimei. ¿Es realmente esa persona?”.

“Sí, probablemente no hay error”.

No había duda de ello. Suimei tenía confianza en su respuesta. O más


bien, sería más correcto decir que no podía pensar en otra posibilidad.
De todo lo que había sucedido hasta ahora, basado en las circunstancias
que eran demasiado convenientes, y junto con la información reunida
por Felmenia, su respuesta estaba―

―Localizada en la biblioteca de la Universidad Imperial a la que se


dirigían...

Mientras corría a través de la silenciosa noche, en poco tiempo, una


estructura más alta que todos los edificios en el área apareció a la vista.

“Es… raro”.

295
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Es un tipo de hechizo que borra a las personas no deseadas haciéndolos


dormitar. Está configurado para que las personas que deambulan por
esta área tengan sueño y vuelvan por donde llegaron”.

“... Es como una oscuridad de estupor superficial, ¿verdad?”.

Mientras escuchaba la conjetura de Liliana, Suimei llegó a la entrada y


abrió las puertas de la biblioteca. Saludado por la oscuridad que sentía
que lo iba a absorber, Suimei se arrojó por su propia voluntad y pudo
sentir ligeramente que el final estaba a la vista.

La única luz en la que podía confiar para aclarar su vista era la luz de la
luna que brillaba a través del ventanal. Dentro del edificio, todo estaba
demasiado silencioso, le hizo pensar en el punto más silencioso en el
tiempo justo antes de la aparición de un espíritu embrujado caminando
por la noche.

Mientras acariciaba suavemente la cabeza de Liliana, quien se abrazó a


él por la ansiedad y la precaución, Suimei echó un vistazo alrededor del
área. Los miembros del personal no estaban presentes. Esto era natural
en este momento de la tarde― No, había una sola persona.

Sintiendo la llegada de alguien, una luz se encendió profundamente en


la oscuridad de la biblioteca. Con piel clara y orejas largas, apareció la
figura de un hombre con gafas.

“¿Estás buscando utilizar nuestras instalaciones? La biblioteca ya está


cerrada, ¿sabes?”.

296
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Lo que apareció fue un Elfo, uno de los bibliotecarios que trabajan en la


biblioteca de esta Universidad Imperial, Romeon. Al darse cuenta de que
era Suimei, hizo un rostro de sorpresa.

“¿Oh? Yakagi-kun y... ¿Si no es la hija de Lord Zandyke? Al llegar a la


biblioteca en este tipo de tiempo, ¿cuál es el problema?”.

Suimei no hizo ningún intento de ocultar nada mientras declaraba sus


intenciones antes de que Romeon cuestionara la razón por la que
llegaron fuera del horario de apertura.

“Solo pensé ir y arrestar al culpable detrás de los incidentes de coma”.

“¿...? El culpable detrás de los incidentes de coma... ¿no? Sin embargo,


si ese es el caso, se rumorea que la chica que trajiste junto a ti es la misma
delincuente, ¿sabes?”.

“Públicamente al menos. Sin embargo, la verdad es que hay una mente


maestra que usó la magia con Liliana y la manipuló”.

“Cielos... Pero esta es la biblioteca, ¿sabes?”.

Romeon dijo esto mientras fingía mirar alrededor del área. Para el
hombre, que estaba implicando que no había forma de que ese tipo de
persona estuviera aquí, Suimei, sin embargo, comenzó a hablar sin
perder la confianza.

“Sí, están* aquí. Esa mente maestra”.


(NT: Habló en plural: “they’re”).

297
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Aquí igual que, ¿dónde está ese tipo de persona?”.

“No hay nadie más aquí aparte de nosotros y de ti, solo hay una
respuesta, ¿verdad?”.

Al escuchar esas palabras, Romeon dejó escapar una expresión de


asombro por un instante y luego estalló en carcajadas como si hubiera
escuchado un mal chiste.

“No podrías estar diciendo que el criminal soy yo, ¿verdad?”.

“Desafortunadamente, eso es exactamente lo que estoy diciendo”.

“De ninguna manera, Yakagi-kun. ¿Qué estás diciendo? No hay forma de


que yo haga algo tan indignante, ¿verdad?”.

“Cuando el culpable dice ese tipo de cosas, no hay poder persuasivo,


¿sabes?”.

Una sonrisa preocupada flotaba en el rostro de Romeon cuando escuchó


las provocativas palabras de Suimei mientras apretaba su boca con
asombro. Romeon se subió las gafas y ajustó su posición. Su carácter era
tan tranquilo como siempre, pero la atmósfera amistosa que lo envolvía
hasta ahora había desaparecido.

“Fumu... Tienes bastante confianza en tus palabras. ¿Qué base tienes


para creer que yo soy el criminal?”.

298
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Base? Tengo suficiente”.

“Si la tienes, ¿puedo preguntar cuáles son?”.

Suimei comenzó a hablar de los detalles a los que llegó.

“Lo primero que me alertó fue cuando llegué aquí con Menia”.

“¿―No podría ser de la vez que hablé contigo sobre la magia oscura?
Tratarme como un criminal solo por eso es lo que llamamos
imprudencia”.

Antes de que Suimei pudiera terminar de explicar, Romeon adivinó lo


que Suimei quería decir y lo cubrió con sus propias palabras mientras
dejaba escapar un tedioso suspiro.

“¿No es temerario decidir que soy el criminal solo porque sé acerca de la


magia oscura? Hay personas en todo el mundo que saben de la existencia
de la magia oscura, ¿sabes?”.

“Nop. Como era de esperar, no te trataré como un criminal solo porque


sabes tal cosa. Ciertamente, como dices, en este mundo hay personas que
conocen la magia oscura sin importar a dónde vayas”.

“Entonces…”.

“Sin embargo, en ese momento, hablaste de algo más con nosotros,


¿cierto?”.

299
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Algo más?”.

Romeon hizo un rostro de desconcierto como si tuviera una nueva idea


de lo que estaba hablando Suimei.

“Esas palabras se usan para fortalecer la magia oscura”.

“... Ahora que lo pienso, recuerdo haber dicho algo así. Las palabras que
el criminal añadió al final de su hechizo eran nombres salvajes, ¿verdad?
Pero, ¿qué hay de eso? No podría ser, solo porque sé de nombres
salvajes, ¿crees que soy sospechoso?”.

“Así es. Después de preguntarle a Liliana, parece que la mente maestra


fue quien le enseñó esas palabras”.

“Por lo tanto, dado que sé de nombres salvajes, entonces yo soy el


criminal. ¿No es eso lo mismo de lo que estábamos hablando solo con
respecto a la magia oscura en sí?”.

Romeon dejó escapar un gran suspiro mientras decía esto.

“Yakagi-kun, ¿vas a parar ya? Si lo haces, olvidaré todo lo que has estado
diciendo aquí”.

La voz de Romeon volvió a su usual tono amistoso. Él una vez más puso
una sonrisa preocupada. Esa figura, proponiendo ignorar todo como una
tontería, ciertamente parecía ser inofensiva.

300
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Hey, bibliotecario-san. Hay una pequeña cosa que me gustaría


confirmar. ¿Cómo nos lo explicaste en ese momento? Solo eso, ¿está
bien? ¿No podrías decirme una vez más?”.

Sorprendido por la pregunta de Suimei, Romeon dejó escapar su aliento


de una manera irritada y respondió ambiguamente.

“... Los nombres salvajes son palabras usadas en este mundo desde la
antigüedad para fortalecer la magia oscura. Han estado perdidas por
mucho tiempo, pero amplifican el poder de la oscuridad. Por lo tanto,
quien sea golpeado por la magia oscura fortalecida, sufrirá un daño
grave. Qué―”.

“Es eso. Ahí es donde es extraño”.

“...”.

Cuando Suimei de repente identificó lo que lo estaba molestando,


Romeon se calló. Sin embargo, rápidamente señaló a Suimei con una
mirada penetrante y comenzó a cuestionar la fuente de su duda.

“No entiendo lo que Yakagi-kun está tratando de decir. ¿Por qué declaras
que lo que dije es extraño? No podría ser por mi fraseo donde dije que
hace tiempo que se perdió―”.

“Lo diré antes de continuar, pero no soy una persona de este mundo. Fui
un extra que vino con el Héroe que fue invocado en Astel”.

301
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Escuchando la declaración de Suimei, Romeon dejó solo un pequeño


reflejo de sorpresa en su rostro. Sin embargo, rápidamente cambió a una
expresión como si ya tuviera una pista.

“... Ahora que lo mencionas, en el momento en que el Héroe fue invocado


en Astel, hubo rumores de un accidente. Sin embargo, ¿creo que ese
hecho no tiene conexión con lo que estamos hablando?”.

“Eso no es del todo cierto. Tiene una conexión sorprendente con lo que
estamos hablando”.

“Conexión…”.

“Así es. En primer lugar, esas palabras son una de los misteriosos modos
de hablar de nuestro mundo”.

Escuchando la explicación de Suimei, la compostura de Romeon


desapareció y su expresión se volvió sombría.

“No sé en qué estás basando esa conclusión, pero eso no es


necesariamente algo que solo existe en tu mundo, ¿verdad? Así como
diferentes mundos tienen las mismas tecnologías, esos nombres salvajes
podrían nacer en mundos diferentes”.

“Es cierto. Es como dices. No es una historia poco probable que el mismo
concepto naciera en este mundo. Sin embargo, desafortunadamente ese
no parece ser el caso”.

“¿Por qué puedes decir tal cosa? ¿No podrías estar diciendo que
encontraste el origen de los nombres salvajes en este mundo?”.

302
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Nop, lo sé sin tener que hacer algo así”.

La irritación de Romeon se estaba acumulando justo cuando las


observaciones de Suimei se acumulaban. Él estaba empezando a
inquietarse. Mientras quitaba el polvo de una silla cercana con su dedo,
disparó una aguda voz.

“¿A qué se debe eso?”.

Suimei soltó una carcajada como si supiera que Romeon ya sabía la


respuesta a pesar de preguntar. Y entonces…

“―Quiero decir, desde hace un tiempo que has estado diciendo nomina
barbara (nombres salvajes), nomina barbara repetidamente usando el
lenguaje de nuestro mundo”.

“―”.

Escuchando esas palabras, la expresión de Romeo se hizo aún más


sombría. Comenzó a abrir su boca como si tuviera una objeción, pero
Suimei lo ignoró y siguió avanzando con sus palabras.

“Normalmente, las personas que son invocadas desde otro mundo por el
círculo mágico, utilizado para la invocación de Héroes, escuchan el
idioma de este mundo en su propia lengua nativa. Sin embargo, no es
como ustedes, las personas que viven en este mundo, están estén
“usando nuestras palabras”. Los movimientos de tu boca todavía se
ajustan a las palabras de este mundo. Sin embargo, si fuera justo como
dijiste y el concepto de nombres salvajes nació en este mundo, las

303
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

palabras que escuché deberían haber sido japonesas y el movimiento de


tu boca debería haber sido algo que nunca había visto antes. Sería una
palabra nacida en este mundo después de todo. Pero en ese momento,
recuerdo que el movimiento de tu boca fue bastante extraño. Siendo ese
el caso, solo hay una respuesta”.

“Ah― Es por eso que, en ese momento, me preguntaste si escuché


nomina barbara, ¿verdad?”.

Liliana levantó su voz, ya que llegó a un entendimiento. Por eso, cuando


cuestionó a Liliana acerca de la mente maestra, él le hizo esa pregunta.
Todo este tiempo se había estado refiriendo a ellos como nombres
salvajes en japonés, pero quería confirmar si también le llegaba a ella
cuando lo decía en latín.

“Así es, esa palabra no existe en este mundo. Debido a que es una palabra
de mi mundo, los movimientos de la boca, al decirlos, me son familiares.
En ese caso, para alguien como tú, que es residente de este mundo,
conocerlo sería bastante extraño, ¿no es así?”.

Habiéndose señalado esto a él, Romeon respondió señalando que había


agujeros en la lógica de Suimei.

“Sin embargo, con solo eso, no puedes reducir al criminal solamente a


mí, ¿verdad? Desde la antigüedad, los Héroes fueron invocados muchas
veces a este mundo. No es descabellado pensar que un Héroe vino de tu
mundo hace mucho tiempo y transmitió el conocimiento de nombres
salvajes que lo llevaron a difundirse por todo el mundo, ¿verdad?”.

Suimei se rascó la parte posterior de su cabeza mientras oía esto.

304
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Sí. Acerca de eso, tengo algo que quisiera preguntarte. ¿Exactamente


cuánto tiempo atrás fue la última vez que un Héroe fue invocado a este
mundo?”.

“...”.

“No sé si realmente lo sabes o no, pero si no quieres decirlo, te lo diré yo


mismo. Desde Menia y mis investigaciones, la última vez que se invocó
a un Héroe parecía haber sido hace más de cien años. Por supuesto,
cualquier cosa relacionada con la invocación de Héroes está
estrictamente controlada por la Iglesia de la Salvación y el Gremio de
Magos, no hay tal cosa como una invocación fuera de los libros de
registro”.

Mientras Romeon permanecía en silencio sin decir nada, Suimei disparó


sus palabras que lo pondrían fin.

“La primera vez, que el concepto de nombres salvajes llegó a estar en


nuestra sociedad, fue durante una era llamada la era de Crowley. Eso fue
aproximadamente hace cien años. Sin embargo, la primera vez que tomó
una forma, que realmente podría utilizarse, fue cuando Kenneth Grant
estableció por completo el concepto hace cincuenta años
aproximadamente. ¿Ves? Siendo ese el caso, las palabras que has estado
diciendo se convierten en completas mentiras”.

Suimei luego se encogió de hombros como si acabara de emergir un


misterio completamente nuevo.

“Bueno, en ese caso está la pregunta de por qué los nombres salvajes
están en este mundo, pero... Bueno, como sea. Lo importante en este
momento es que el tipo que no sea yo y Liliana, que conoce un concepto

305
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

que no debería existir en este mundo, está presente en la Capital


Imperial”.

“...”.

Romeon bajó sus ojos. ¿Qué emociones escondía detrás de esas gafas?
Suimei no tenía idea de lo que él estaba pensando sin poder ver su rostro.
Sin embargo, al decidir que era demasiado pronto para retroceder,
Suimei continuó persiguiendo a Romeon a un rincón.

“Ya es hora de que dejes de jugar al tonto bibliotecario-san. Por lo que


he oído, viniste a la Capital Imperial justo cuando comenzaron los
incidentes de coma, ¿verdad? ¿No es eso una excesiva coincidencia?”.

Romeon todavía no acataba con las preguntas de Suimei.

“¿Tienes alguna prueba?”.

“De ningún modo. Antes de que pudiera obtener el golpe decisivo, me vi


obligado a hacer mi movimiento después de todo”.

Suimei confesó que estaba a un paso de la perfección. Sin embargo,


incluso sin tal cosa, no estaba en desventaja. Después de todo…

“Bueno, no soy un detective. No tengo ninguna prueba que apunte


fuertemente a Romeon. Todo lo que tengo es solo especulación. Incluso
dices que hay agujeros en mi lógica, entonces todo esto pierde sentido.
Sin embargo, aunque no soy un detective, soy un mago. En nuestro
mundo, hay técnicas para extraer con fuerza los recuerdos de otra
persona, ¿sabes? Así que”.

306
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

En un instante, Suimei se puso su traje negro, el cual era su uniforme de


combate*. Empujando hacia adelante el punto de que él no era una
persona común, sus ojos carmesíes se iluminaron como un fuego.
(NT: Anteriormente como de “batalla”).

“―No importa lo que diga, es más rápido recurrir a ese método”.

Con tantas coincidencias amontonadas una encima de la otra, incluso


sin una prueba definitiva, no había ningún error de que este hombre Elfo
era el criminal. En ese caso, viendo que él también era el que jugaba con
los recuerdos de Liliana, no había necesidad de contenerse.

Después de un momento, Suimei pudo escuchar aplausos. Con su


mirada aún hacia abajo, al igual que elogiaba a Suimei por encontrar al
criminal, él aplaudía generosamente. Habiendo captado el significado de
esa acción, Liliana le mostró a Romeon una expresión de desconcierto.

“Bibliotecario... san. Tú eres”.

“―Cielos, pensar que Yakagi-kun fuera alguien invocado de otro mundo,


estaba completamente fuera de mis expectativas”.

“Esa vez nos dijiste sobre nombres salvajes en esta biblioteca, y esa vez
que viniste a advertirnos en el callejón, lo hiciste por el motivo de
mantenernos alejados del incidente, ¿verdad?”.

“Sí, Así es. Tú eres la persona que soportó la magia oscura fortalecida de
Liliana y, a pesar de tener aún esas severas heridas, luchaste contra Su
Alteza la Princesa Imperial Graziella al mismo nivel Si es posible, no

307
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

quería ocuparme de ello por mí mismo. Bueno, nunca esperé que me


fallara de esa manera”.

“Entonces el que dio mi ubicación a los magos del Gremio y también lo


filtró al ejército”.

“Sí. Es exactamente como lo adivinaste. Fui yo”.

Liliana dirigió sus ojos mezclados con miedo hacia Romeon, mientras
ella lo interrogaba más.

“.... ¿Por qué… me… usaste?”.

“No hay una razón en particular, es solo que también encontré a esos
nobles, que querías hacer algo al respecto, un obstáculo. Además, por
encima de todo, tienes el poder de oscuridad”.

Al mismo tiempo que Romeon hablaba, el poder de oscuridad, el


resentimiento reprimido sacado del mundo exterior, se hinchaba
rápidamente. Parecía que este hombre también podía usar magia oscura.
En poco tiempo, el área mal iluminada detrás de él estaba teñida de
negro. El poder, flotando en el fondo, comenzó a endurecerse y tomar
forma.

“A pesar de que las cosas pueden parecer de esta manera, he investigado


el poder de oscuridad durante bastante tiempo. Hace poco sentía
curiosidad por lo que le sucedería a un ser con el que simpatizaba el rico
poder de oscuridad y que estaba a punto de investigarlo”.

308
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Sintiendo lo que Romeon estaba insinuando, Suimei chasqueó su lengua


con un molesto rostro.

“―Y por eso, salieron nombres salvajes, ¿huh?”.

“Exactamente. Usando nombres salvajes, el poder de oscuridad se


amplifica. Hay mucha más influencia del poder de oscuridad que la
magia oscura regular. Especialmente para Liliana, a quien la oscuridad
ya simpatizaba fuertemente, podría decirse que ella era el cuerpo ideal
para llevar a cabo mis pruebas y mi objetivo detrás de los incidentes”.

“De ninguna… manera…”.

Escuchando la confesión inhumana de Romeon, Liliana recibió más


conmoción de lo que imaginaba que hubiera. Sus manos temblorosas
estaban firmemente aferradas a Suimei. Suimei miró a Romeon con
desprecio.

“Cielos, ya pensé que eras bastante pobre, pero pensar que era en esta
medida...”.

“Para un mago, la búsqueda del conocimiento es una cuestión sencilla


por supuesto. Tú también eres un mago, ¿verdad? Deberías poder
entender mis sentimientos”.

“Fuu― No me juntes con una escoria como tú. Nunca iría tan lejos como
perseguir la verdad al desviarme del camino”.

“No hay necesidad de ocultarlo. También debiste querer saber qué tipo
de monstruo se convertiría alguien con el que simpatizaba el poder de

309
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

oscuridad, ¿no? Querías saber, ¿verdad? Solo por pensarlo, ¿no te


estremeces de emoción? ¡HAHAHAHAHA!”.

La voz de risa de Romeo se volvió discordante para los oídos después de


ser absorbida por el poder de la oscuridad. Detrás de él, el poder que
Romeon trajo a la existencia, tambaleando lentamente, mientras
aparecía y desaparecía... Este hombre ya estaba armando el plano
requerido para invitar a una figura pecaminosa. Sin embargo, Suimei no
sabía si esa era su intención real o no. Como si fuera su última pregunta,
Suimei habló con Romeon.

“... Al final, ¿qué esperabas lograr estudiando el poder de la oscuridad?”.

“¡Es obvio! Si puedo aclarar aún más qué es la magia oscura, ¡puedo
salvar a aquellos que aún luchan contra el poder de la oscuridad! ¡Por
eso, quiero saber las profundidades del poder de la oscuridad! ¡Quiero
seguirla! ¡Me apoderaré de ese poder!”.

“Eh...”.

Una expresión perpleja flotaba en el rostro de Liliana mientras


escuchaba la explicación completamente inconsistente de Romeon. Él
quería salvar a las personas que estaban sufriendo. Dentro de la risa
retorcida, deformada por el poder de la oscuridad, ese deseo ciertamente
existía. No fue un error que persiguiera el misterio por esa razón, pero
las cosas que estaba haciendo estaban en oposición directa a su deseo
original, él estaba completamente enterrado bajo el curso de acción
equivocado.

Usando su propio maná como cebo, Romeon estaba expandiendo el


poder de la oscuridad. Su sentido o razón se había debilitado. Este era
un hombre al final del camino después de vivir solo para cumplir un

310
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

propósito y romperse en el proceso. Suimei de repente lo miró con ojos


llenos de compasión.

“… Ya veo. Tú, eres uno de los tipos que perdieron, ¿huh...?”.

Los magos persiguen la verdad, son los que desean la verdad siguiendo
sus propios ideales. Sin embargo, hay quienes pasan demasiado tiempo
persiguiendo sus propios ideales. Siguiendo ese camino, tocan muchos
misterios y, a medida que los tocan, se ven afectados por ellos.
Gradualmente, su sentido del yo se vuelve cada vez más débil. Esto debe
haber sido especialmente el caso de un Elfo que, naturalmente, tenía una
larga esperanza de vida. El hombre, que actualmente estaba cautivado
por la malicia, bien pudo haberse aferrado a tales pensamientos antes.

“¡Ahora ven! ¡Los dos estarán cubiertos de pecado y morirán aquí


mismo!”.

Romeon los sentenció a la muerte en una voz mezclada con alegría. El


sonido del maná saliendo de él había tomado un malvado rugido, ya que
soplaba violentamente. De repente, una de las estanterías del segundo
piso se elevó como si estuviera al lado de una explosión, y dibujando un
arco en el aire, se estrelló contra Romeon en el piso debajo de él. Sin
embargo, obstruido por la oscuridad que se enroscaba a su alrededor, la
gran conmoción no lastimó a Romeon en absoluto. Las estanterías, y los
libros que contenía, se rompieron en pedazos y se enviaron a volar
mientras Romeon gritaba hacia el lugar desde donde voló.

“¡¿Quién está ahí?!”.

Y entonces, desde el segundo piso, una sombra apareció―

311
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Nunca hubiera pensado, que sería algo como esto”.

Bajando la barandilla del segundo piso, el que murmuró en voz baja, era
Rogue Zandyke. Suimei no tenía idea de cuánto tiempo había estado allí.
Incluso como mago, no fue capaz de sentir su presencia en este lugar.
Rebosante de espíritu de lucha, abrió su abrigo militar y dirigió su
mirada rojiza hacia Romeon como una espada.

“¿Cor…onel…?”.

Liliana lo miró con sorpresa y, por otro lado, Romeon estaba como se
esperaba, todavía rebosante de emoción.

“Bueno, bueno, ¿si no es Lord Zandyke? ¿Qué estás haciendo a estas


horas?”.

“Los estaba persiguiendo a los dos y llegué a este lugar... Escuché todo lo
que dijiste”.

“Ya veo, ya veo, ¿es eso así? Tienes mis condolencias. Después de todo,
la cantidad de personas que deben morir aquí ha aumentado en una”.

Romeon aumentó en uno a los condenados a muerte. Él no tenía


intención de permitir que nadie salga vivo de este lugar. Echando un
vistazo a la fuente de la ominosa risa, Rogue desenvainó su espada.
Mirando a Rogue, Liliana corrió hacia él.

“... Liliana, retrocede”.

312
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Coronel!”.

Liliana le gritó, pero Rogue no la estaba escuchando en absoluto. Saltó


desde el segundo piso y llamó a Suimei.

“Suimei Yakagi, te apoyaré”.

“… Espero con interés trabajar con usted”.

Mientras Suimei respondía a Rogue, Romeon ejercía el poder de la


oscuridad preparándose para derribarlos.

“¿Y qué si la cantidad de personas aumenta en uno o dos?”.

Las mesas y sillas en el área fueron enviadas a volar mientras se hacían


añicos junto con una ola de oscuridad. Romeo se escondió detrás de una
estantería cercana cuando Suimei, Liliana y su nuevo compañero,
Rogue, se cubrieron en direcciones separadas.

“¡¿Qué pasa?! ¡¿No ibas a capturarme?!”.

Reforzado por su creencia en la fuerza del poder de la oscuridad, los


movimientos de Romeon eran lentos. Asomando su cabeza fuera de la
cubierta, caminando a un ritmo relajado, parecía que estaba tratando de
decidir con qué presa comenzaría primero. Entonces, una voz llamó a
Suimei de la nada.

“... Suimei Yakagi, ¿puedes oírme?”.

313
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Suimei podía escuchar la voz de Rogue llevada por el viento. Era magia
para hablar a distancia. Junto con eso, Suimei usó magia para responder.

“Puedo oírte. ¿Qué pasa?”.

“Tengo una pregunta. ¿Cuál es el poder que está usando el Elfo? Es


demasiado poderoso para el atributo de oscuridad”.

“No, es solo ese tipo de poder. Pero debido a que el poder es demasiado
fuerte, desde otro plano de existencia, acabará invocando una de las
llamadas existencias malvadas. Debido a esa influencia, el poder, el cual
es la fuente del poder detrás del atributo de oscuridad, está fluyendo en
su forma pura”.

“En ese caso, ¿es malo entrar en contacto con él?”.

“Mientras no haya contacto prolongado, no hay problema. Al final es un


trozo de malicia y resentimiento nacido de las personas. No puedo
apoyar la lucha mientras estoy de pie en ella”.

“Entonces, tendrá que reducirse a golpear una vez, creando cierta


distancia y repitiendo...”.

“Yo iré primero”.

Cuando Suimei dijo esto, Liliana, quien estaba escuchando desde un


lado, lo llamó.

314
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Suimei... Es una cantidad espantosa… de poder”.

“Liliana. Todavía es fácil que esa cosa te absorba. Ten cuidado”.

Dejando esas palabras atrás para Liliana, Suimei saltó fuera de la


cubierta. Captando esto con sus ojos, Romeon inmediatamente balanceó
su brazo disparando el poder de oscuridad hacia él. Sin embargo, su
objetivo fue malo, solo rompió cosas en el área. Por otro lado, Suimei usó
su magia de ataque. Un encantador sonido resonó en el aire
repetidamente a medida que el área alrededor de Romeon explotaba.

“Una cortina de humo, ¿huh―?”.

Las intenciones de Suimei fueron exactamente como dijo Romeon.


Como si coincidiera perfectamente con eso, Rogue disparó magia de
viento, la cual tragó los libros en el área. Romeon se defendió contra el
entrante viento, pero Rogue se elevó ocultándose detrás de los muchos
libros en el aire. Después de cerrar la distancia entre ellos en un instante,
Rogue dejó escapar un golpe hacia atrás, sin embargo, Romeon no hizo
un solo esfuerzo para evitarlo y utilizó el poder de la oscuridad, envuelto
alrededor de su brazo, para cortar el ataque.

“Ku―”.

Ser golpeado por el poder de la oscuridad directamente sería malo.


Cuando Rogue percibió esto, saltó hacia atrás en pánico.

“―Et Factus est Invisibilis Instar Venti”. (Mi Espada es Invisible, Sin
Embargo, es tan Filosa Como el Acero, Ahoga a mi Enemigo en un
Charco de Sangre)

315
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Cubriendo la retirada de Rogue, Suimei disparó magia. Una


innumerable cantidad de cortes invisibles volaron hacia Romeon. El
poder de la oscuridad, persiguiendo a Rogue, fue cortada en pedazos por
la magia de Suimei. Al ver el poder de esa magia, Romeon dio un paso
atrás.

“... Como esperaba, con una de las Siete Espadas y Yakagi-kun como
oponentes, estoy en desventaja... Sin embargo”.

Romeon comenzó a cantar un hechizo. Igualando su tiempo, Suimei


también comenzó a cantar.

“―Oh, Oscuridad. Tú eres la que se traga toda existencia, cúbrete a ti


misma en horripilante negro azabache. Con esa apariencia indefinida,
concede la muerte, ¡una muerte evitable ante mí! ¡Olgo, Lucuila, Ragua,
Secunto, Labielalu, Baybaron!”.

“¡―Fiamma est Lego vis Mago Hex Agon Aestua Sursum! ¡Eva, Zurdick,
Rozeia, Deivikusd, Reianima!”. (Ensambla Flamas, Como el Grito del
Resentimiento del Mago. ¡Da forma a la Agonía de la Muerte y Estalla en
Flamas! ¡Eva, Zurdick, Rozeia, Deivikusd, Reianima!)

Los cánticos de Suimei y Romeon se superpusieron por completo. Por


un lado, estaba la magia oscura, y por el otro, estaba la magia de fuego.
Lo que tenían en común eran las extrañas palabras desconocidas que
ambos añadieron al final del canto.

“¡Dark Embrace!”.
(NT: Abrazo/Acoger Oscuro).

316
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Fiamma! ¡O Ashurbanipal!”. (¡Brilla! ¡Oh, Piedra Giratoria de


Ashurbanipal!)

Suimei y Romeo dejaron salir sus palabras clave al mismo tiempo. La


oscuridad, que nació detrás de Romeon, se precipitó hacia adelante y
tragaba todo a su paso, extendiéndose como una gran ola. Por otro lado,
Suimei aplastó la flama brillante en la palma de su mano mientras flamas
explosivas se apiñaban alrededor de Romeon. Dentro de la biblioteca,
que temblaba con un estruendoso rugido, las deslumbrantes flamas
quemaron el poder de la oscuridad en la nada mientras las flamas
continuaban volando hacia Romeon sin impedimentos.

Romeon adoptó una posición defensiva para defender su cuerpo contra


las flamas, mientras las flamas excesivas y vigorosas estallaban a través
de las paredes de la biblioteca. Temiendo otro ataque de Suimei,
Romeon saltó afuera a través de uno de estos agujeros.

“Guu... ¡Imposible! ¡¿Por qué tú, que no posees el poder de la oscuridad,


puedes usar nombres salvajes?!”.

Suimei salió del agujero persiguiendo a Romeon y chasqueó su dedo


hacia Romeon, obligándolo a retirarse más atrás en un terreno baldío. Y
entonces, mientras Suimei avanzaba con compostura, apareció desde la
oscuridad bajo la luz de la luna.

“―Lo que se conoce como el nombre de un Dios es algo que, en sí mismo,


es un fuerte poder. Desde la antigüedad, muchos magos habían
intentado utilizar ese poder para la magia. Sin embargo, esos Dioses de
otro plano de existencia no tenían nombres que un humano podría
pronunciar. Incluso si uno fuera capaz de decirlo, era demasiado
poderoso para que un humano lo usara. Nombres salvajes. Esta retórica,
en sí misma, son palabras que tienen un tremendo poder al hacer

317
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

descender el nombre de los Dioses. Es algo que puede mejorar el efecto


de cualquier magia. Nombres incivilizados”.

“¿Qu―?”.

“Los nombres salvajes hacen más que solo fortalecer la magia oscura. No
tengo idea de qué conclusión hiciste al estudiarlos, pero parece que lo
aprendiste incorrectamente ―”.

Nomina barbara no era algo que aumentara la efectividad de la magia


oscura. Al llevar el nombre de los Dioses al nivel del habla humana, su
significado se asemejaba a “el aullido de las bestias” y se convirtieron en
palabras, las cuales tenían poder. Podrían aplicarse a cualquier magia.

“¿Y qué pasa si se puede usar para otra magia? ¡Si también puedes usar
nombres salvajes, entonces solo necesito aplicar nombres salvajes a una
magia aún más poderosa!”.

Después de gritar, Romeon una vez más comenzó a cantar un hechizo.


Al ver esto, Suimei dejó escapar una exasperada declaración.

“... Si uno usa nombres salvajes, la efectividad de la magia ciertamente


será elevada. Por otro lado, la magia que hace uso de estos se vuelve
insípida y se pierde la capacidad de controlarla por completo. Tiene ese
tipo de desventaja. Por eso…”.

“―Oh, Oscuridad. Eres más poderosa que cualquiera de los ocho


atributos. ¡La destrucción que provocas dará a luz a la absoluta
desesperación! ¡Olgo, Lucuila, Ragua, Secunto, Labielalu, Baybaron!
¡Ruin of Blackness!”.
(NT: Ruina de Oscuridad).

318
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Mysterium vis Distorsión”. (Oh, Misterios, Distorsiona Rápidamente


ese Principio)

Igualando el tiempo con la palabra clave de Romeon, Suimei dejó


escapar un canto en muy poco tiemp0. Con eso, la magia oscura de
Romeon sufrió un cambio repentino. La enorme esfera de oscuridad,
tomando forma frente a él, de repente perdió su forma y se reventó justo
donde estaba.

“¡Guu! ¡―Imposible! ¿Qué diablos, sucedió...?”.

Teniendo su magia oscura en su contra, Romeon fue golpeado


directamente por su poder y se tambaleó. Dado que era su propio poder,
el daño no fue tan grande, pero el impacto en su espíritu por el uso
continuo de nombres salvajes fue considerable. Por otro lado, Liliana,
quien estaba mirando esto desde detrás de Suimei, se dio cuenta de lo
que estaba sucediendo y habló con una expresión de sorpresa aún
pegada a su rostro.

“Eso fue… cuando yo...”.

“―Agitación de evento. En el momento en que se decide que ocurre un


fenómeno físico, contiene todos los eventos que pueden ocurrir junto
con sus procesos y resultados. Todas estas cosas fluirán naturalmente
hacia el resultado más probable, y ese resultado se manifestará. Pero si
mezclamos “los componentes que establecen leyes místicas”, entonces
en ese punto en el tiempo, el resultado se vuelve inestable. Cuando se
aplica correctamente, es posible usarlo contra leyes místicas como la que
acabamos de mencionar ahora― especialmente contra la insípida magia
que ya no se puede controlar por completo”.

319
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Usando la teoría mágica, él utilizó la confrontación entre componentes


para desestabilizar el resultado. La magia que Suimei usó, contra la
magia de Liliana durante su lucha, fue esta ley. Era una técnica que
utilizaba “los componentes que establecían leyes místicas” para
enfrentar la magia que contenía el mismo tipo de componentes.
Desestabilizó la magia y luego produjo un resultado conveniente para el
lanzador.

“Ríndete, bibliotecario-san. Para ti, que no puedes usar ninguna magia


poderosa sin usar nombres salvajes, no hay posibilidad de ganar,
¿cierto?”.

Suimei declaró que su victoria era inevitable. Mientras lo hacía, Romeon


dejó caer sus hombros como si se estuviera rindiendo. Sin embargo,
todavía no tenía intención de rendirse.

“... No se puede evitar. Aunque no quería tener que jugar esta mano”.

Mientras murmuraba, Romeon una vez más comenzó a expandir el


poder de la oscuridad. Era mucho más poderoso que antes. Además, a
diferencia de antes, Romeon ya no se tomaba en consideración a sí
mismo. Su figura fue tragada por la malicia, y su cuerpo se transformó
en un monstruo con una silueta negra con un ojo y una boca unidas a él.
Era como la figura pecaminosa― no, era como el siniestro ser fuera su
forma original.

“Fue lo mismo cuando vine aquí, pero de alguna manera este es siempre
el patrón general...”.

Viendo la masiva respiración ante él, Suimei solo podía mirar con
asombro al espíritu marchito de Romeon. Ciertamente, cuando la
posición de uno se debilita, parece obvio que se requiere un tremendo

320
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

poder. Es simple y cierto después de todo. Al ver la figura de Romeon


convirtiéndose en algo que ya no era una persona, Liliana llamó
preocupada a Suimei.

“¡Suimei!”.

“Ese es el destino de aquellos que son tragados por la oscuridad. Mira de


cerca y graba esa imagen en tu mente”.

Suimei habló con Liliana como si él le estuviera enseñando.

“Suimei Yakagi. Pareces muy calmado, pero ¿tienes un hechizo para


derrotar a esa cosa?”.

“¡¿Qu-?!... ¿De dónde saliste?”.

“¿Qué? Acabo de atravesar ese hoyo como todos los demás”.

Al escuchar esa declaración, que se sentía como que Rogue pensaba que
sus acciones eran completamente triviales, Suimei sintió lo aterrador
que era este hombre de pie a su lado mirando a Romeon. Él no tenía idea
de cuándo se las había arreglado para acercarse a él. Suimei podía
adivinar que se acercó a él mientras hablaba con Liliana, pero no tenía
confianza en esto. Era completamente posible que Rogue estuviera de
pie al lado de él desde que salió del edificio. Pero eso realmente no
importaba en este momento. Presionándose de sí mismo, Suimei miró a
Romeon.

“... Tomará un poco de tiempo, pero tengo una magia que puede
derrotarlo”.

321
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ya veo, entendido. Entonces te compraré tiempo”.

Dejando el resto a Suimei, el espadachín Imperial le dio la espalda y


comenzó a correr hacia Romeon. Suimei solo podía elogiar su estilo de
lucha. Mientras evitaba el poder de la oscuridad que Romeon estaba
dispersando, luchó contra él mientras se interponía en su camino.

“¡Correteando como un insecto!”.

Después de que una voz irritada, que rallaba sus orejas, llenara el aire, la
figura de Rogue desapareció de repente de la vista. Él ciertamente
todavía estaba luchando, pero, por alguna razón, solo se podía ver una
neblina. De vez en cuando aparecía junto con un enorme espíritu de
lucha. Era como una alucinación en la que parecía emerger de su propia
sombra. Era la técnica de una de las Siete Espadas, la conocida como la
espada maestra de la figura solitaria. Era una exquisita habilidad que
dificultaba su existencia para que los demás la sintieran. Usando esas
alucinaciones, él llevaría a cabo audazmente asesinatos. La pelea aún era
completamente segura para Rogue. En ese caso, Suimei sería libre de
cantar. Por un instante, miró hacia las estrellas.

“Velam nox Lacrima Potestas. Olympus Quod Terra Misceo Misucui


Mixtim. Infestant Militia. Dezzmoror Pluviain Cessanter. Vitia Evellere.
Bonitate Fateor. Lux de Caelo Stella Nocte”. (Dentro de las Cortinas. La
Majestuosidad de las Lágrimas que Fluyen en la Noche. Decora el Cielo
y Tierra con su Símbolo. Infesta Hacia la Presente Irracionalidad.
Deslumbra y Llueve Incesantemente. El Lamentado es Malvado. El
Alabado es Virtuoso. Lo que Perturba a Todos Proviene del Resplandor
más Allá de la Distancia, de las Parpadeantes Estrellas)

322
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mientras estaba cantando su hechizo, Suimei pudo escuchar la risa de


Romeon. Esa fuerte y quebrada risa era una prueba del debilitamiento
de la conciencia de Romeo. Enloquece, enloquece, cualquier cosa y todo.
Mientras se reía así, creía en su propia victoria, él no tenía una sola
sombra de duda en ese hecho... Sin embargo, incluso ese hombre tonto
pronto lo sabría. Un enorme círculo mágico cubría el cielo, con su brillo
deslumbrante cayendo sobre ellos, tomó forma de la luz de las estrellas
chocando entre sí. Él pronto llegaría a conocer el resplandor de la
esperanza.

Pronto, todos, aparte de Romeon, se silenciaron cuando la luz de la luna


desapareció. Sintiendo el gran poder en los cielos, Rogue se retiró de la
línea del frente. Liliana, quien estaba de pie detrás de Suimei, ignoraba
por completo a Romeon y miraba el cielo estrellado, completamente
estupefacta. El cielo estrellado luego desapareció al formarse una
innumerable cantidad de cometas.

“Enth Astrarle―”. (Oh, Cielo estrellado, Cae*―)


(NT: Se cambió de “Llueve”).

Junto con la palabra clave de Suimei, la Capital Imperial fue tragada por
la luz de las estrellas que llovían incesantemente. Debido a la luz astral,
todo el mal que estaba presente, junto con los hechizos que los crearon,
se redujeron a nada. En poco tiempo, el resplandor se calmó, y en el vacío
terreno, que estaba una vez más oscuro, la figura marchita de Romeon
permanecía allí. Suimei se acercó al ser que una vez fue Romeon y agarró
su cabeza con su mano. Rogue luego envainó su espada mientras
caminaba arriba.

“¿Murió?”.

“Está vivo. Pero no…”.

323
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Romeon estaba vivo. Pero después de ser tragado por la malicia y ser
golpeado por el brillo de la luz astral, él era más o menos lo mismo que
un muerto. Su corazón aún latía, pero no podía moverse, mucho menos
procesar pensamientos. En el momento en que asimiló esa malicia, ya
no pudo escapar de este destino. Liliana pareció desconcertada cuando
Suimei comenzó a usar magia, y lo interrogó.

“¿Qué… estás haciendo?”.

“Hmm, hay un pequeño detalle que quiero examinar”.

Después de terminar su examinación, Suimei soltó a Romeon. Liliana


luego se giró hacia Rogue.

“Coronel…”.

El ojo izquierdo de Liliana estaba lleno de tristeza y ansiedad, sin


embargo, todavía llamaba a Rogue como si aún tuviera un afecto
constante por él. Rogue le dio la espalda. Y entonces, como se esperaba,
habló en un tono frío.

“Liliana, deberías ir con ese hombre”.

“Coronel, eso es, ¿usted qué...?”.

Siguiendo con el desconcierto de Liliana por las intenciones de Rogue,


Suimei también lo interrogó.

324
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Está el caso de tomar la responsabilidad bien ya?”.

“Liliana estaba siendo manipulada por ese tipo, ¿verdad? Entonces, no


hay tal responsabilidad que ella tome”.

El tono de Rogue era severo como de costumbre. Pero las palabras que
dijo fueron completamente inesperadas para Suimei. En el fondo, Rogue
tampoco debe haber querido matar a Liliana.

“Entonces, ¿qué piensas al decirle que vaya conmigo?”.

“Nada más de lo que dije. Solo significa que dejaré a Liliana a tu


cuidado”.

“Pero Liliana es tu...”.

Antes de que Suimei pudiera terminar, Rogue negó con su cabeza como
para decirle a Suimei que no lo dijera.

“No. No tengo derecho a quedarme al lado de esa niña después de tratar


de matarla con mis propias manos”.

Escuchando esas palabras, Liliana gritó con una nerviosa voz.

“¡C-Coronel! Yo realmente... no…”.

“Liliana, esa es mi responsabilidad. Sin poder creerte, abandoné el hecho


de que era un padre. No tengo derecho a recibirte una vez más”.

325
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“―”.

Liliana estaba perdida de palabras cuando escuchó a Rogue


condenándose severamente a sí mismo.

“No es algo que debería decir, pero creo que estaría bien encomendarte
esa niña, quien la protegió hasta el final".

Y entonces, Rogue les dio la espalda y comenzó a alejarse. Suimei podía


sentir soledad en esa espalda vistiendo un uniforme militar. Él entonces
llamó a Rogue una vez más.

“¿A dónde vas?”.

“Debo ir para lograr lo que debería estar haciendo”.

Ante trágica determinación de Rogue, Suimei se sumió en el silencio.


Rogue, con la espalda aún dada, le habló a Suimei.

“Suimei Yakagi... ¿verdad? Puede que ya no esté en condiciones de decir


algo así, pero... Por favor, cuida de esa niña”.

Suimei ya no pudo detenerlo. Incluso si alzaba forzosamente su voz, eso


solo tomaría a la ligera la determinación de Rogue. Suimei respondió con
un breve “Entendido”, y solo pudo ver la más leve sonrisa en el rígido
rostro de Rogue mientras miraba por encima del hombro. Y entonces, se
alejó en la distancia.

326
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Coronel!”.

Una joven voz persiguió a su figura. Sin embargo, él no dejó de caminar.


Contrariamente a los deseos de la joven chica, esa figura no se giró una
vez, simplemente empujó hacia delante para hacer frente a sus propias
responsabilidades. Pero, aun así, Liliana no dejó de llamarlo.

“¡Coronel! Espere, por favor, espere...”.

Liliana cayó al suelo mientras veía a Rogue caminar hacia delante.


Exactamente porque entendió los pensamientos de Rogue, ella no pudo
aferrarse a él, sin embargo, también fue incapaz de precisar su apego
desbordante hacia él. Sin embargo, aun así, ella levantó su cabeza y
reunió todo su coraje―

“P... pa... ¡Papá!”.

Esa debe haber sido la primera vez que lo llamó su padre. Cuando la voz
conectó al padre, que nunca fue llamado de esa manera, y a su hija,
Rogue dejó de mover sus pies. La voz de Liliana tiró de la parte posterior
de su cabeza. Sin embargo, sin mirar atrás ni una sola vez, Rogue se fue.
Era como si estuviera diciendo que este era su propio castigo.

El conflicto entre el grupo de Felmenia y el de Graziella, el cual comenzó


en las calles, se había movido hasta la plaza Norte de la Capital Imperial
y había caído en un punto muerto. Actualmente el campo de batalla se
dividió en Norte y Sur y se convirtió en un intercambio de disparos
usando magia. Felmenia fue quien comenzó lanzando magia, pero
después de que Mizuki y Titania también siguieran con magia, la

327
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

situación se convirtió en lo que era. Todos, aparte de Reiji y Elliot, se


mantuvieron alejados de esa línea invisible en el centro de la plaza
mientras luchaban.

La plaza se llenó con el sonido de cantos y destructivas explosiones. Los


ladrillos en el suelo se hicieron pedazos y volaron en el aire. La oscuridad
de la noche estaba iluminada por las brasas esparcidas por aquí y allá
por la magia del fuego. Mientras los soldados y magos disparaban magia
alrededor, Titania lanzó órdenes a los Caballeros.

“¡Todos, disparen magia sin pausa! ¡Luka, encárgate de la magia


defensiva! ¡Roffrey, dispara tu magia y oprime la línea del frente!”.

Evadiendo y defendiendo constantemente contra la magia entrante


mientras avanzaba lentamente, Titania disparó magias a los soldados
para presionar contra la línea del frente. Después de disparar su magia
de fuego, Mizuki se acercó a Titania.

“¡Tia! ¡¿Está realmente bien para mí no defenderme también?!”.

“¡Por favor, deja eso a nosotros! ¡Mizuki, sigue haciendo lo que tienes y
dispara tu magia de atributo de fuego para alterar su formación!”.

“Un”.

Siguiendo la orden de Titania, Mizuki asintió con fuerza y una vez más
comenzó a disparar magia de fuego en los alrededores de los soldados.
Aunque como era de esperar, por lo que no afectaría a cualquiera de ellos
directamente. Por otro lado, los soldados y magos, con los que se
enfrentaban, no lanzarían grandes magias debido a la presencia de
Titania. Además, como sabían de las habilidades de Titania como una de

328
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

las Siete Espadas, tampoco avanzaron para entrar en combate cuerpo a


cuerpo. No solo eso, los Caballeros, que la rodeaban, se endurecieron y
sus defensas estaban firmes.

Entonces, la magia del agua vino volando hacia Mizuki, quien todavía
estaba disparando magia de fuego.

“¡¿Whoa?!”.

Mizuki esquivó la bala de agua e inmediatamente miró en la dirección en


la que voló. La asistente de Elliot, Christa, se había separado de él y había
metido a Mizuki en su línea de fuego. Y entonces, en un momento,
Christa comenzó a cantar otro hechizo.

“¡―Oh, Agua! Tú eres una masa salvaje de líquido que dispara hacia
adelante. ¡Aqua Bullet!”.
(NT: Bala de Agua).

“¡―Oh, Viento! ¡Te convertirás en un escudo firme para protegerme!


¡Repele todo ante ese severo vórtice! ¡Vortex Obstacle!”.
(NT: Obstáculo de Vórtice).

Para defenderse de las muchas balas de agua que volaban hacia ella,
Mizuki cantó un hechizo para defenderse. El aire de todas las direcciones
se vertió en frente de ella formando un vórtice. Cuando las balas de agua
se encontraron con el vórtice, fueron dispersadas y arrojadas. Sin
embargo, Christa no le prestó atención y una vez más comenzó a cantar
y disparó más balas de agua.

“E-Espera, ¡¿cómo te atreves a disparar tantas a mí?!”.

329
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Por supuesto que lo haría! Soy una de las sacerdotisas mágicas de alto
rango de El Meide― ¡¿Qu-?!”.

Después de que Mizuki dejó escapar una queja sobre el hecho de que las
balas de agua fueron enviadas a volar hacia ella, mientras que Christa
estaba en medio de responder, Mizuki disparó magia de fuego sin ningún
cántico, y evaporó todas las balas de agua a la vez. Las llamas explotaron
espléndidamente cuando se estrellaron contra el suelo.

“¡Lo siento! ¡Porque no puedo ir fácil con las personas fuertes!”.

“Como uno esperaría de aquella que fue invocada junto con el Héroe de
la salvación, eres muy capaz”.

“Un. Gracias por el cumplido”.

Las dos intercambiaron elogios en el campo de batalla como amistosas


enemigas. Al mirarlas, Titania dejó escapar una exasperada voz durante
un momento libre entre su magia.

“¿Por qué simplemente se ponen todos armoniosos...?”.

Aunque era principalmente Mizuki quien se estaba poniendo armoniosa.

Y, al mismo tiempo, la lucha de Felmenia y Graziella tampoco llegaba a


una conclusión, ya que continuaron el flujo y reflujo de la ofensiva y la
defensa. La magia de la tierra de Graziella se disparó desde el extremo
Sur de la plaza. Sin embargo, Felmenia la chocó con magia defensiva.
Mientras cantaba su hechizo, un círculo mágico se levantó de sus pies y

330
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

esa luz del maná construyó una pared a su alrededor. En un instante, el


tsunami de tierra y arena, de Graziella, la asaltó, y después de que se
calmara, como era de esperar, Felmenia estaba completamente ilesa.

“―Como se esperaba de la Flama Blanca, Felmenia-dono. Este nivel de


magia no es absolutamente nada para usted, ¿cierto?”.

“Por supuesto. Sigo siendo la maga que representa el Reino después de


todo”.

Felmenia se jactó sin miedo en un intento de animarse. Actualmente, su


batalla con Graziella consistía principalmente en Felmenia
defendiéndose contra la magia que Graziella estaba disparando como si
estuviera impidiendo que Felmenia avanzara. Aunque Graziella se
especializó en el combate mano a mano, ella no se forzaba a acercarse.
Si entraba en combate cuerpo a cuerpo sin cuidado, terminaría
mostrándole la espalda a una de las Siete Espadas después de todo.
Aunque la propia Titania no tenía intención de usar una espada, nadie
tenía forma de saberlo.

Además, sin girarse a mirar ninguna de las magias que volaban en sus
alrededores, Reiji y Elliot se movían alrededor de todo el centro del
campo de batalla mientras luchaban. Si uno fuera imprudentemente
atrapado en su lucha, podrían terminar creando una gran apertura para
su oponente. Por lo tanto, dudaron en acercarse al combate cuerpo a
cuerpo.

Felmenia disparó magia con un corto canto.

“¡―Oh, Flama! Vuela”.

331
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No ha sido nada más que magia sin ninguna motivación todo este
tiempo―”.

Al ver a Felmenia disparando magia para contenerla, Graziella dejó


escapar una decepcionada voz. Felmenia solo había estado atacando sin
entusiasmo todo este tiempo. Graziella debe haber sentido que ni
siquiera estaba en una pelea en absoluto. El cuerpo de Graziella estaba
en un estado donde estaba lleno hasta el borde de maná cuando recibió
la flama de frente. La flama la golpeó directamente, pero a pesar del
hecho de que ni siquiera usaba magia defensiva, ni siquiera su ropa tenía
una quemadura en ellas.

‘Como se esperaba, con este nivel de magia, no hay ningún efecto en Su


Alteza la Princesa Imperial Graziella, ¿huh...?’.

Felmenia estaba sopesando la situación. Ella estaba tratando de


descubrir qué nivel de poder se requería para hacer que Graziella fuera
seria. Tal como esperaba, solo tratar de limitarla no podía hacer que
Graziella se pusiera seria.

‘Entonces, ya es hora’.

En preparación para desatar su mano oculta, Felmenia giró su atención


a Reiji y Elliot. En lo que se estaba concentrando no era en cómo se
desarrollaba la batalla, sino en la magia de Elliot―

Lo que resonaba en el aire no era el sonido del metal chocando


violentamente contra el metal, sino que era algo más parecido a las claras
resonancias de un metalófono resonante. Aunque se suponía que las

332
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

espadas intercambiaban golpes entre sí, todo lo que uno podía oír era
más bien como un zumbido agudo en los oídos. En la plaza, llena de
sonidos de desenfrenada destrucción, este sonido agudo fue el que más
tiempo perduró en el aire. Naturalmente, los únicos que saltaban por el
campo de batalla usando espadas eran Reiji y Elliot.

Solo los dos luchaban en medio de la magia volando sin ser atrapados
por el límite que divide la plaza hacia el Norte y el Sur. Reiji vestía su
uniforme con las mangas enrolladas, mientras que Elliot ya se había
puesto su armadura y estaba perfectamente preparado para la batalla.

De repente, Elliot tiró su escudo y, empuñando su espada con ambas


manos, detuvo la espada de Reiji. Reiji no estaba seguro de lo que tenía
en mente, pero después de bloquear la empuñadura de ambas espadas,
una amortiguada voz resonó desde lo más profundo de su casco.

“No pensé que acabaría peleando contra otra persona elegida como
Héroe al igual que yo”.

“Tampoco anticipé esto en absoluto”.

Debido a poner todo en fuerza en su espada, la voz de Reiji era algo torpe.
Y entonces, por alguna razón, la fuerza que Elliot puso en su espada se
debilitó. Elliot luego habló como si estuviera sonriendo debajo de su
armadura.

“Parece que estás al nivel de un espadachín aficionado que solo comenzó


a aprender, pero como se esperaba, eres bastante fuerte. Tienes todo el
sentido para ello”.

333
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Reiji cuestionó a Elliot en una desconcertada voz después de escucharlo


hablar tranquilamente con él.

“¿Qué quieres decir con eso?”.

“Nada, es solo que no he hablado mucho contigo. Solo pensé que me


gustaría hablar un poco”.

“Realmente no creo que este sea el tipo de situación en la que podamos


hacer algo como tener una pequeña charla”.

“¿Es eso así? Si no hablas mientras puedes, es posible que te quedes con
remordimientos. Creo que debería hablar adecuadamente con aquellos
con los que parezco poder hablar”.

Reiji no estaba seguro de si el agregado “Aunque se requiere paciencia


para hablar con un hombre” era una mentira o no.

“Elliot. Escuché que eras el Héroe invocado de la Ciudad Sagrada, pero


¿por qué estás haciendo lo que Su Alteza Imperial Graziella te dice?
Como Héroe, no hay necesidad de seguir las órdenes de una Princesa
Imperial”.

“Esto es solo un asunto de una vez. La tomé en un encuentro y perdí


después de todo. Tengo que cumplir mi promesa”.

“―Ese puede ser el caso, pero siento que no estás muy motivado”.

334
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Escuchando esto, Elliot respondió con una estupefacta voz, no obstante,


un tanto divertida.

“¿Lo estoy? No tengo tales intenciones”.

“Eso es una mentira”.

Elliot se rió y dejó de jugar tonto.

“Si crees eso, puede ser tal como dices. En verdad, incluso yo no disfruto
intimidar a una pequeña niña. Es posible que me contenga
inconscientemente”.

Por pequeña niña él debe haberse referido a Liliana. Mientras Elliot


había disminuido su ataque, Reiji miró hacia un lado. La maga asistente
de Elliot, Christa, parecía estar luchando contra Mizuki uno a uno
también. Es decir…

“¿Podría ser que sabes la verdad detrás de este caso?”.

“―No, no sé la verdad. Sin embargo, no hay forma de que el hombre que


tiene ese tipo de apasionada furia participe en el mal sin una razón.
Cualquier hombre, que se desgaste hecho trizas para proteger a una
mujer, no podría ser un mal tipo después de todo... Aunque no es que
reconozca particularmente el valor de ese tipo”.

“Pero, aun así, no tienes ninguna intención de simplemente perder,


¿verdad?”.

335
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Naturalmente. Por el contrario, si me contengo tanto, me enojaría”.

Cuando la conversación de Reiji y Elliot llegó a su fin, separaron las


empuñaduras de sus espadas y se distanciaron unos de otros. Los
movimientos de Elliot se habían vuelto un poco torpes y el relámpago,
alrededor de su espada, comenzó a debilitarse. El efecto de su magia de
refuerzo mágico del cuerpo y de encantamiento mágico del arma parece
haberse agotado. Al ver eso, Reiji de repente gritó.

“¡Sensei!”.

“¿Estás esperando apoyo? Sin embargo, su oponente es la Princesa


Imperial Graziella, ¿sabes?”.

Cuando Reiji le hizo una señal a Felmenia, Elliot le informó que sería
imposible para ella hacer algo. Por otro lado, Felmenia escuchó su voz
fuerte y claro. Además, fue justo cuando ella misma dijo que ya era hora.
Ella comenzó a construir su magia ofensiva contra Graziella, quien
todavía mantenía su distancia.

El círculo mágico a sus pies invocó otro plano. Con su mano formada
como una espada, dibujó un pentagrama invertido mientras cantaba su
hechizo.

“―Lo que deseo, se presenta ante la furia de la tormenta. Oh Viento,


sopla ferozmente. Levanta el grito de desesperación. Por el bien de
exterminar cualquier cosa y todo ante mis ojos tanto como quieras...”.

Después de que el canto, el cual dejó una reverberación embriagadora


en el aire, terminó, el círculo mágico mostró un brillante resplandor, y
con el pentagrama invertidamente dibujado en su centro, una ráfaga

336
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

repentina sopló desde los alrededores. La escena perfectamente quieta


alrededor de Felmenia se transformó de repente. Mientras resistía ser
arrastrada por la presión del viento, extraordinariamente poderosa,
Felmenia disparó su palabra clave.

“¡Glauneck Air!”. (¡Oh, Viento del Diablo!)

El aire comprimido se liberó cuando una onda de choque intensa asaltó


el área. Los árboles se doblaron hacia atrás por la presión. Magia de
fuego, magia de agua, la magia de los soldados y todos los ladrillos en el
suelo fueron mandadas a volar. Graziella recibió la onda de choque de
Glauneck Air con todo su cuerpo, sin embargo, aguantó a través de ella.
Parecía que ella había recibido daño, pero Graziella actuaba como si
todavía tuviera compostura.

“― Mi, mi, parece que le he tomado a la ligera. Flama Blanca-dono.


Pensar que se estaba aferrando a este tipo de mano oculta”.

“Como se esperaba, lo resistió...”.

“Por supuesto”.

Graziella miró a Felmenia con desdén.

“Flama Blanca-dono. ¿No es hora de que se quedes sin energía?”.

“Dice usted. Sin embargo, parece que Su Alteza Imperial tampoco es


capaz de capturarme. Incluso si pasa toda la eternidad disparando una
magia tan pequeña contra mí, usted nunca será capaz de derrotarme,
¿sabe?”.

337
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Una sonrisa flotó en el rostro de Graziella cuando oyó estas provocativas


palabras, pero no pareció divertirse en absoluto.

“―Así dice usted. Comprende que, si no fuera por la maldita presencia


de la Princesa de la Decapitación del Crepúsculo, la hubiera derribado
hace mucho tiempo, ¿verdad? Además, lo vio, ¿verdad? Esa pelea en la
plaza Sur”.

“Estoy diciendo que, si no pone al menos tanto esfuerzo, entonces usted


nunca me vencerá”.

“Entonces que así sea. Si está dispuesta a ir tan lejos, le permitiré probar
a fondo mi magia”.

Graziella ya no pudo soportar la provocación de Felmenia y comenzó a


cantar el hechizo de la magia de tele-transportación, que se había estado
absteniendo de usar todo este tiempo.

“―Escucha mis deseos. Vuela más allá de la distancia, a quien no tenga


una audiencia conmigo. Mi granizo te separa de las leyes enmarañadas
e inseparables del mundo, conviértete en un poder que supera cualquier
tipo de razón― ¡Abrir! ¡Devil Connect!”.

Junto con su palabra clave, el cielo nocturno se deformó mientras se


retorcía y se volvió borroso. Sintiendo la tele-transportación de un
masivo objeto, Felmenia comenzó gritando.

338
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡Está viniendo! ¡Cada uno tome maniobras evasivas hasta llegar a la


zona segura! ¡Después de evadir, por favor, comiencen a usar magia a
todo poder!”.

Siguiendo sus palabras, Titania, los Caballeros que la rodeaban, Mizuki


quien estaba intercambiando fuego con Christa, y Reiji, quien luchaba
contra Elliot, aumentaron su distancia de la línea de combate.
Inmediatamente después, apareció una masiva roca en el cielo. No era
tan grande como el usado en la plaza Sur, pero era más que suficiente
amenaza. Felmenia luego comenzó a usar su magia a todo poder.

“¡―Así como el viento de lejos y ancho transmite! ¡Trae la flama que


brilla mientras se balancea! ¡Escucha mi voz! ¡Eres el brillo teñido de
blanco! ¡Escucha mi voz! ¡Tú eres el resplandor que sacude toda
calamidad! ¡White Flame Toss!”.

Las flamas blancas de Felmenia volaron hacia la masiva roca. Usando la


magia ardiente reconstruida que aprendió de Suimei,
independientemente de la temperatura de la flama, la masiva roca se
incineró.

“¡La magia del otro día, ¿huh?! Sin embargo, ¡algo que evité una vez no
te protegerá de esto!”.

Junto con sus violentas palabras, Graziella una vez más comenzó a
cantar su magia de tele-transportación y llamó a otra masiva roca en el
cielo. Y entonces, sin detener sus palabras, comenzó a usar el hechizo
continuamente. Y luego, Reiji y los otros...

“Reiji. Parece que la Princesa Imperial planea llevar esto a un decisivo


final. Se decidió por allí”.

339
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No lo sabemos todavía”.

“¿Fuu―? No sé de dónde sacas la confianza para decir eso, pero ¿tienes


algún tipo de plan? Bueno, está bien. Si lo tienes, entonces no tiene nada
que ver conmigo. Simplemente haré lo que deba aquí”.

Después de decir esto, Elliot comenzó a aplicar un refuerzo físico en su


cuerpo, el cual ya estaba reforzado por la protección divina de la
invocación del Héroe, y luego comenzó a cantar su hechizo.

“Aquí voy, Reiji. Presento mi deseo en la celebración ante el ensalzado


espíritu de sabiduría. Oh, Relámpago, demuestra tu agudeza delante de
mí. ¡Blade Discharge*!”.
(NT: ¿Cuchilla de Descarga?).

Tan pronto como su palabra clave terminó de hacer eco en el aire, la hoja
de orichalcum de Elliot se revistió y se iluminó, enviando descargas
eléctricas desde su punta. O debería haberlo...

“¡¿Qué ―?!”.

“¡¿Qué diablos?!”.

Esas declaraciones desconcertadas de sorpresa vinieron de personas del


mismo campo. Los dueños de las voces eran Elliot y Graziella. Aunque
Elliot terminó el canto de su hechizo, su magia no se activó. Graziella,
quien también debería haber estado disparando magia en Felmenia, por
alguna razón tampoco invocó la magia mientras se lanzaba alrededor de
sus ojos con sorpresa. Su magia falló con el tiempo perfecto.

340
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

El que sufrió, por esos dos hechizos fallando, fue Elliot. Como estaba
usando magia mientras cruzaba espadas con Reiji, Reiji inmediatamente
cerró la distancia entre ellos, sin embargo...

“―Tch. ¡Demasiado ingenuo!”.

Elliot soltó un grito. La distancia entre ellos era suficiente para que él
actuara. En este estado, en el que no podía usar la magia,
inmediatamente cambió a su espada y lanzó un ataque hacia Reiji. Pero
mientras lo hacía, Reiji pateó el suelo con fuerza hacia Elliot. Los
ladrillos, enviados volando por su patada, colisionaron con la espada de
Elliot y evitaron la trayectoria de su embestida. Y luego, cuando Reiji se
topó con él ...

“¡Sei!”.

“¡¿Gah―?!”.

Reiji empujó la empuñadura de su espada de orihalcum directamente


hacia el cráneo de Elliot. Golpeado por este impacto, el cuerpo de Elliot
rodó por el suelo dos o tres veces.

“¡Elliot-sama!”.

El grito de Christa llegó a los oídos de Reiji. Sin embargo, sin prestarle
atención, él se dirigió en línea recta hacia Graziella. Gracias al plan de
Felmenia, ella todavía no podía usar magia. Ella preparó su puño en
confusión, pero fue demasiado lenta para contrarrestar la espada
blandida que venía directamente hacia ella.

341
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Pediré disculpas de antemano por mi descortesía...”.

Mientras dejaba escapar una disculpa, Reiji empujó la empuñadura de


su espada con todas sus fuerzas contra los puños de Graziella, y
directamente contra su abdomen, y la derrotó mientras la enviaba al
suelo. Mientras ella caía sobre su trasero, Reiji empujó su espada contra
su cuello.

“Es nuestra victoria”.

“Ridículo ... Este tipo de...”.

La sorpresa de Graziella fue más hacia el hecho de que ella no era capaz
de usar magia en lugar de la declaración de victoria de Reiji. Su rostro
todavía estaba cautivado por el desconcierto. Y luego, como pidiendo
una respuesta, giró su cabeza hacia Felmenia.

“¿Qué...? ¡¿Por qué ya no puedo usar magia?! ¡¿Qué clase de magia


usaron, bastardos?!”.

Felmenia le respondió.

“No es como si hubiera usado magia que pudiera hacerte incapaz de usar
magia. La razón por la que ya no puedes usar magia es simplemente
porque Su Alteza Imperial había usado demasiada magia”.

“Usada demasiada, dices... Ridículo, ¡no estoy para nada sin maná!”.

342
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Así parece. Sin embargo, la magia que usa Su Alteza Imperial se basa en
la magia detrás de la técnica de invocación del Héroe. No es la magia la
que lleva un elemento. Debido a eso, los elementos no están apoyando la
magia de Su Alteza Imperial. Debido al masivo aumento de la entropía
mística en este lugar, como resultado, se produjo el fenómeno de fusión
mágica”.

“M-Místic... Fusi-ón mági... ¿Qué es eso?”.

“La entropía mística se produce cuando “los componentes que


establecen leyes místicas” y “los componentes que establecen leyes
físicas” terminan en un estado desordenado. Si esto aumenta demasiado,
el rendimiento de un hechizo mágico será insuficiente, y se producirá el
fenómeno de fusión mágica, esto evitará que la magia se active”.

“Pero―”.

“Pero “esto nunca ha sucedido antes”, ¿verdad? Eso es porque, además


de la magia utilizada para tele-transportar una masiva roca, nunca
usaste magia, la cual enormemente aumentó la entropía ante―”.

Cuando Felmenia comenzó a hablar con Graziella, recordó lo que Suimei


le había enseñado sobre este fenómeno.

“¿―Qué pasa con el fenómeno de fusión mágica que ocurre cuando la


entropía mística alcanza su límite?”.

343
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Felmenia inclinó su cabeza hacia un lado mientras preguntaba. Suimei


comenzó una vez más su explicación desde el principio.

“Sí, cuando aumenta la entropía en un lugar, simplemente discutimos


que físicamente las cosas se volverán inestables y serán más fáciles de
manipular, pero si en un solo espacio y dentro de una cierta cantidad de
tiempo la entropía aumenta demasiado, la magia ya no será capaz de de
ser usada”.

“¿Tal cosa sucede?”.

“Sucede. La magia de este mundo tiene la porción de magia que se invoca


desde otro plano cuidado por los elementos. Debido a esto, el brote de
“los componentes que establecen leyes místicas” se suprime, y la
entropía no aumenta mucho. Gracias a esto, nunca sucede aquí, así que
no me sorprende que no lo sepas”.

Después de la breve tangente, Suimei volvió a su explicación.

“Cuando la entropía aumenta radicalmente en un solo espacio, la lucha


entre las pequeñas personas se vuelve feroz. No solo “los componentes
que establecen leyes físicas”, sino que debido al aumento de “los
componentes que establecen leyes místicas”, también reciben una gran
presión”.

“Pero, ¿no dijo que cuando usa magia para instigar una acción mística,
esos “componentes que establecen leyes místicas” terminan
aumentando, por lo que la entropía termina aumentando y la magia se
vuelve más fácil de usar? ¿Es eso incorrecto?”.

344
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Antes de que los componentes se puedan dispersar en el área, si uno da


a luz a demasiados en un instante, se acumularán allí mismo. Incluso los
componentes del mismo tipo comenzarán a interferir entre sí. En otras
palabras, las pequeñas personas encontrarán difícil moverse y la magia
terminará siendo inutilizable”.

Para agregar a su explicación, Suimei comenzó a dibujar en un pedazo


de papel.

“Piensa en la magia como algo que se activa debido al poder de estas


invisibles pequeñas personas. Será una forma ligeramente microscópica
de pensarlo, pero las pequeñas personas requieren “el tiempo para
realizar su trabajo para activar la magia” antes de que pueda invocarse.
Cuando la entropía aumenta en un lugar, a las pequeñas personas les
resultará cada vez más difícil moverse, lo que afecta el tiempo para
realizar su trabajo. Eventualmente, terminará afectando el uso de la
magia en sí misma”.

“En resumen, ¿está hablando de crear un retraso de tiempo antes de que


uno pueda activar la magia?”.

“Así es”.

“¿Pero por qué eso lleva a ser incapaz de usar la magia? Si solo es un
retraso de tiempo, una vez que se construya la magia, ¿no debería
activarse después de que haya pasado suficiente tiempo?”.

“Si tienes dudas, trata de recordar las bases de por qué se activa la
magia”.

345
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Cuando Suimei la instó a meditar sobre ello, basándose en lo que había


dicho antes, Felmenia comenzó a hablar mientras pensaba en ello.

“Las bases, ¿no...? En primer lugar, creo que de lo que estamos hablando
está basado en la premisa de que la magia entra en existencias, no
debería significar particularmente que ya no podrá― ¡Ah!”.

“¿Lo entiendes?”.

“Es el tiempo... ¿verdad?”.

“Sí exactamente. La magia es algo que se invoca solo cuando se


combinan las acciones místicas predeterminadas, se siguen los procesos
predeterminados y el tiempo predeterminado no ha transcurrido.
Normalmente, debido a que la magia se invoca justo cuando se
completan las acciones, generalmente uno no se da cuenta de ello. Pero,
en verdad, este “tiempo hasta la invocación” es algo a considerar. Si pasa
una gran cantidad de tiempo desde la construcción hasta la invocación,
naturalmente esto violaría el tiempo predeterminado y el hechizo
construido comenzará a disolverse”.

Después de explicar, Suimei comenzó a hablar con una expresión muy


seria en su rostro.

“Para resumir, ese es el fenómeno conocido como fusión mágica”.

Si las condiciones para la activación no se cumplen, entonces,


naturalmente, la magia construida sería inútil. Por supuesto, no habría
problemas con la magia cuyos efectos ya estaban activos, pero las magias
que aún no se han activado estarían severamente restringidas. Si uno
fuera a predecir la opresiva condición de la entropía, era posible

346
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

mantener la activación de la magia en modo de espera y ajustar el tiempo


predeterminado para resolver el problema fácilmente, pero había
muchas personas que nunca consideraron las cosas en esa medida.

“Tal como dije antes, la teoría de la magia moderna produce


especialmente una gran cantidad de entropía dentro de un solo espacio.
De acuerdo con la gran teoría unificada, la magia utilizada combina
muchos sistemas mágicos y puede usarse tanto más rápido de lo normal
como con gran efecto. Por lo tanto, la producción de componentes se
acelera”.

“En otras palabras, la magia con mayores efectos estaría restringida en


proporción a la escala de esos efectos, ¿verdad?”.

“Así es. Y así, lo importante aquí es el hecho de que la magia que usa esa
peligrosa mujer también aumenta enormemente la entropía, es una de
esas magias con un gran efecto”.

“Si no me equivoco... era lo que se llamaba magia de tele-transportación


en el mundo de Suimei-dono, ¿verdad?”.

“Así es. La has visto bien, ¿verdad?”.

“Sí. Esa tampoco tenía muchos procesos y se activó bastante rápido. No


uso la teoría de la magia moderna, pero, aun así, ¿es lo mismo?”.

“Sí. No tardó mucho tiempo en activarse, pero prácticamente eso solo se


debe a que el círculo mágico estaba preparado de antemano en el forro
de su abrigo. No cambia el hecho de que la magia de tele-transportación
es algo difícil de manifestar físicamente. Por eso…”.

347
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Esos “componentes que establecen leyes místicas” se producirán de


repente, y la entropía aumentará en gran medida, ¿verdad?”.

Cuando Felmenia llegó a la respuesta correcta, Suimei le mostró una


traviesa sonrisa.

“Así es. Con eso, obtienes lo que el objetivo de nuestra lección es este
momento―”.

... Lo que Felmenia había estado utilizando hasta ahora era magia que
aprendió de Suimei basada en la teoría de la magia moderna. Debido al
hecho de que la aprendió apresuradamente, no había mucho que esperar
de su poder destructivo, pero cuando se trataba de aumentar la entropía
mística, era bastante fácil provocar el fenómeno conocido como fusión
mágica.

Además, Graziella no era la única entropía creciente en el área. Aunque


la cantidad producida era bastante pequeña, Reiji, Mizuki, los Caballeros
e incluso Christa y los magos de Graziella lo estaban haciendo todos.
Elliot, que usaba magia de otro mundo, también contribuyó en gran
medida a esto. Como su magia no tenía los elementos que tomaban una
porción del hechizo, aumentaba la entropía razonablemente bien. Esta
era exactamente la razón por la cual existía la posibilidad de que
ocurriera el fenómeno de fusión mágica y por qué Suimei adoptó este
plan. Simplemente significaba que también tenía en cuenta tratar con
Elliot.

―Estoy seguro de que lo viste antes, pero ¿recuerdas cómo Elliot


relacionó sus habilidades con la espada y la magia? Si de repente ya no
puede usar uno de ellos, aparecerá una abertura, eso es lo que
buscaremos.

348
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Precisamente como Suimei había dicho, para que Elliot pudiera


mantener los múltiples efectos de mejora que usaba a la vez, él los
invocaría una y otra vez en múltiples ocasiones. Si Reiji llamaba cuando
llegara el momento, se mostraría una apertura en las defensas de Elliot.

Graziella luego habló con Felmenia en un tono molesto.

“Ya veo. Tu ridícula magia y el hecho de que la magia ya no se podía usar,


era todo lo que ese tipo...”.

“―Con el debido respeto, no tengo necesidad de responder sus


preguntas”.

Felmenia firmemente interrumpió a Graziella mientras hablaba. Como


Reiji y los demás también estaban presentes, responder preguntas sin
demasiada atención solo molestaría a Suimei. Con su espada aún
apuntando hacia ella, Reiji le pidió que siguiera su obligación como
perdedora.

“Con esto está decidido. Por favor, retire a sus soldados y retírese”.

Sin embargo, Graziella resopló con desagrado.

“Me niego”.

“¿Eh―?”.

349
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿De verdad crees que has ganado con esto? Solo has empujado tu
maldita espada delante de mí, ¿no? ¿O estás diciendo que eres capaz de
empujar esa espada a través de mi corazón?”.

Cuando Graziella señaló esto, Reiji habló como para ocultar el pánico
que crecía dentro de él.

“Si insistes en pelear más, entonces...”.

“Cesa eso. No hay forma de que puedas matar a la Princesa Imperial de


una nación con tus propias manos”.

Reiji ciertamente estaba fanfarroneando. Después de ver esto, Graziella


pareció decepcionada. Como Reiji no estaba acostumbrado a amenazar
a otros, no fue capaz de sacar una actitud derrotada de ella. Pronto,
desde más allá de la calle, pudieron escuchar muchos pasos acercándose
rápidamente. No fue suficiente para sacudir la tierra, pero aún podían
adivinar que había bastante cantidad de ellos.

“Parece que han llegado refuerzos”.

Cuando Graziella les dedicó una sonrisa provocadora, Titania soltó un


grito.

“No podría ser, ¡¿preparó una retaguardia?!”.

“Por supuesto. Con un oponente de tanta habilidad, ¿no es natural


preparar al menos tanto? Parece que su plan era demasiado ingenuo”.

350
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

A pesar del sudor que se formaba en su frente, Graziella dejó escapar una
temeraria risa. Reiji entones se repitió una vez más ante ella.

“Pero, ¿todavía tengo mi espada empujada ante ti?”.

“Mientras diga la orden, los soldados del Imperio no dudarán. Además,


no parece que Flama Blanca-dono tenga más esquemas”.

“Ku...”.

Felmenia apretó sus dientes. Cuando Graziella se burló de su descuido,


ordenó a todos sus subordinados.

“¡Todos, no se detengan! ¡Retengan a todas estas personas ante


ustedes!”.

Los refuerzos respondieron vigorosamente y los soldados, con los que


estaban luchando, comenzaron a moverse. Mizuki y los Caballeros
fueron arrinconados hasta que llegaron donde estaba Felmenia. Y justo
cuando estaban rodeados...

“―Graziella Filas Rieseld, eres la misma de siempre. ¿Ya has olvidado


cómo te he reprendido antes por el hábito de luchar sola contra los que
están en una posición más débil que tú?”.

Junto con un viento rojo, esa fría voz barrió las calles. Inmediatamente
después, la línea del frente de los refuerzos, que estaban en el camino,
fue volada como si hubieran sido atrapados en una explosión.

351
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡¿Qu-?!”.

“¿Qué diab...?”.

Tanto Reiji como Graziella estaban perdidos por las palabras. Los
refuerzos, que venían del callejón lateral, fueron enviados a volar por un
viento lleno de un brillo rojo. La mezcla de soldados y magos en el frente
se enviaron volando y, debido a eso, los que estaban detrás de ellos solo
pudieron tropezar hacia adelante. Los soldados golpeados por el viento
rojo no se movían. Dispersos en todas direcciones, todos estaban
inconscientes. Como si acecharan sobre ellos, el viento rojo, que los
derribó, ahora colgaba en la entrada del callejón y sobre los cercanos
edificios.

El polvo en el aire fue dispersado por el viento rojo cuando se disipó. Y


allí de pie, habiendo recuperado su figura anterior, estaba Lefille Grakis.
Con su gran espada, más alta que su propio cuerpo, descansando sobre
su hombro, miró fijamente a los soldados que estaban frente a ella. Ante
la presión abrumadora de esta joven, que aún no tenía ni veinte años, los
soldados estaban completamente atados en su lugar. Por otro lado,
cuando Graziella vio la figura de Lefille ante ella, abrió sus ojos
completamente sorprendida.

“No puede ser... ¡¿Doncella del Santuario-dono de Noshias?! ¿Estabas


viva...?

Cuando Lefille se giró hacia esa voz, ella detuvo sus ojos donde estaban
Reiji y los demás, y dejó escapar una voz de alivio.

“Parece que lo hice a tiempo”.

352
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

De repente, los soldados liberados de la mirada de Lefille recuperaron el


control de sus cuerpos y comenzaron a moverse, ya que recuperaron el
sentido. Tal vez debido a su excelente entrenamiento, se desplegaron de
inmediato. Los soldados tomaron el frente y prepararon sus espadas
mientras los magos se replegaban hacia atrás y se preparaban para
disparar magia dirigida a Lefille todos juntos.

“¡Cuidado!”.

Al ver esto, Reiji le gritó a Lefille, sin embargo, con movimientos


tranquilos y serenos, Lefille se giró hacia los soldados. Inmediatamente
después de esto, las muchas magias disparadas en Lefille llegaron
corriendo, pero como si solo la hubiera golpeado una suave brisa, ella
permaneció allí perfectamente tranquila.

“Ridículo... Magia, ¿no hiciste nada...?”.

Uno de los soldados tembló de miedo mientras gemía como si estuviera


hablando los sentimientos internos de cada soldado en ese lugar. Viendo
eso, con su corazón agarrado por sorpresa, Graziella habló.

“El poder espiritual…. de la Doncella del Santuario. Pensar que incluso


podría hacer que la magia sea inútil...”.

Los magos se giraron hacia Graziella mientras la escuchaban murmurar.


Como empujando esa implacable verdad ante ellos, Lefille rugió hacia
ellos.

“¡¿Creen que la magia bendecida por la Diosa funcionará en mí, quien


ha aceptado un espíritu dentro de mi cuerpo?!”.

353
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

La estruendosa voz de Lefille ahogaba todo el sonido en el bullicioso


campo de batalla. Su voz era como electricidad en la atmósfera mientras
atravesaba las pieles de los que estaban ante ella. Lefille luego levantó su
espada sobre su cabeza una vez más. Como saludado por esa acción, el
viento rojo formó un remolino con su espada en el centro. Y entonces,
cuando ella lo bajó, no solo se desplegaron ante ella la mitad de los
soldados, sino que incluso las paredes de los edificios y el pavimento de
la calle fueron mandados a volar por la explosión provocada por el viento
alrededor de su espada.

―Fue un solo e intenso balanceo. Cada persona presente estaba perdida


de palabras y dudaba de sus ojos. Esa chica, acompañada por el viento
rojo, era tan abrumadora.

El viento una vez más comenzó a soplar de la nada. Como si no tuviera


más remedio que reunirse en este lugar, sopló desde todas las
direcciones de la ciudad y se reunió alrededor de Lefille mientras ella
una vez más se vestía con un brillo rojo. Mientras el desconcierto se
extendía por el área, uno de los soldados alzó su voz como si acabara de
notar algo.

“Por el poder de los espíritus, no puede decir, esto es, de Ishaktney*...”.


(NT: Nombrado antes como “Ishaktoni”).

Después de decir esto, parece que estaban completamente convencidos.


La siguiente voz que salió fue una temblorosa de miedo.

“E-El viento rojo que aparece en la leyenda de Santa Alshalia, la


Tormenta Roja... Dicen que todo lo tragado por esa tempestad roja es
devuelto a la nada sin excepción...”.

354
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡E-Eso es imposible!”.

“Pero esa chica acaba de decir, ella era un espíritu o algo...”.

“¡O-Oi! ¡Estoy seguro de que Graziella-sama también acaba de decir algo


así como que la mujer era una Doncella del Santuario!”.

Cuando Lefille golpeó la punta de su espada contra el suelo, los


aterrorizados soldados se encogieron de miedo ante el solo sonido.
Algunos de ellos cayeron en sus traseros. Mirando hacia ellos, Lefille una
vez más comenzó a hablar.

“¡¡Si no quieren oxidarse con mi espada creada por los espíritus, abran
un camino!!”.

Mientras la estruendosa voz de Lefille sonaba una vez más en el aire, los
soldados abrieron un camino en completo aturdimiento. Se aferraban a
la querida vida. Como si no les importara nada más, se estaban alejando.
Entre ellos, había aquellos con sus cabezas en el suelo rezando a la Diosa.
Aquellos que no huyeron a tiempo, fueron enviados a volar
despiadadamente por la ráfaga repentina creada por Lefille. Lefille miró
a los que estaban ante ella. Cuando giró a la izquierda, todos los soldados
a su izquierda se encogieron de miedo. Cuando giró a la derecha, todos
los soldados a su derecha comenzaron a temblar.

“Oh, Diosa... Oh, Diosa...”.

“¡S-Sálvanos! Por favor, ten piedad...”.

“Nos ordenaron... No teníamos elección...”.

355
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Los soldados ya fueron derrotados. Todo lo que quedaba eran aquellos


con la cabeza en el suelo pidiendo misericordia a la Diosa y a Lefille. Al
mirar el estado de sus soldados, Graziella habló.

“Ridículo... Para pensar que incluso la Doncella del Santuario de Noshias


cooperaría... ¿Lo leí mal?”.

“Por supuesto. No hay forma de que Suimei-kun cometa ese tipo de error
en su plan, ¿verdad?”.

Graziella rechinó sus dientes por el resultado completamente


inesperado. Ante ella, Lefille orgullosamente se jactó como si estuviera
hablando de su propia familia. Su comportamiento hacia Graziella era
bastante irrespetuoso, pero, naturalmente, estaba en una posición en la
que eso estaba permitido.

“Ha pasado mucho tiempo, Princesa Graziella. Han pasado dos años
desde la última vez que nos vimos, pero parece que no has cambiado en
absoluto”.

“Para desvergonzadamente dar tus saludos después de todo eso...


Seguramente no viniste a renovar la vieja amistad entre Noshias y
Nelferia”.

“Si entiendes eso, entonces no hay razón para salir al aire. La razón por
la que estoy aquí hoy― es para poder derribarte con esta mano mía”.

“¡¿Qué…?!”.

356
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Oh, Tormenta Roja mía...”.

Junto con sus palabras, las cuales resonaron como una petición, el brazo
derecho de Lefille se revistió con un viento rojo. Y entonces, con una voz
llena de ira ―

“Esto es por poner a Suimei-kun en tantos problemas cuando ya estaba


herido. ¡Resígnate y acéptalo!”.

El puño de Lefille voló hacia delante como un viento celestial y golpeó a


Graziella justo en el abdomen.

“¡¿Gohaa?!”.

Como si hubiera sido lanzada como una pelota de goma, Graziella fue
enviada a volar espléndidamente. Cuando se calmó y comenzó a
levantarse, todavía no podía moverse adecuadamente. Después de
lanzarle una mirada, Lefille se giró hacia Reiji y los demás. Y entonces,
después de mirar cada uno de sus rostros, dejó escapar una leve sonrisa.

“Todos, parece que están a salvo”.

Lefille era, de hecho, uno de sus conocidos, pero, naturalmente, Reiji y


los demás no tenían idea de quién era. Representando el desconcierto de
todos, Reiji habló.

“Lo siento, hablas como si nos hubiéramos reunido en algún lugar antes,
pero ¿tú eres?”.

357
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... Qué triste. ¿No estábamos viviendo juntos todo este tiempo?”.

A partir de esas palabras, las características de su apariencia y su tono,


Reiji finalmente lo descubrió. Con una expresión de sorpresa pegada en
su rostro, puso su suposición en palabras.

“¡¿P-Podrías ser Lefille-chan?!”.

“Estoy un poco avergonzada de tener “chan” aplicado a mi nombre con


esta apariencia, Reiji-kun”.

Siguiendo a Reiji, Mizuki levantó una voz sorprendida.

“¡¿P-P-P-Pero Lefille-chan es una niñita pequeña y tierna?!”.

“Hasta hace poco de todos modos. Pero ahora mismo es diferente. Solo
por ciertas razones terminé en ese tipo de forma, esta es mi forma
original”.

“Dices razones... ¿Cómo y qué podría suceder para hacer a una persona
pequeña...?”.

“Podría explicarlo, pero llevaría un tiempo. Para decirlo como Suimei-


kun, es porque es fantasía”.

Escuchando eso, Titania también dejó escapar un suspiro de asombro.

358
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“También estaba el caso de Suimei, pero no pasa nada más que cosas
sorprendentes...”.

Por supuesto, Felmenia también estaba sorprendida por Lefille.

“¿R-Realmente eres Lefille...?”.

“¿No te dije sobre esto antes, Felmenia-jou? ¿Acerca de que esa pequeña
figura no era mi verdadera forma? Suimei-kun lo dijo también,
¿verdad?”.

“¡N-N-N-No hay manera de que yo creería ese tipo de cosas! ¡El cuerpo
de una persona no puede hacerse más pequeño! ¡Pensé que Lefille y
Suimei-dono solo estaban diciendo una broma juntos!”.

“Entonces pensaste que Suimei-kun y yo estábamos mintiendo,


¿verdad? Que cruel”.

Cuando Lefille se encogió de hombros con asombro, Reiji le habló.

“Pero, ¿por qué de repente estás en tu forma original?”.

“Hace unos días preparé un círculo mágico por el bien de regresar. Acabo
de regresar a esta forma hace unos momentos”.

“Ya veo…”.

Cuando Reiji terminó con sus preguntas, Graziella comenzó a moverse.

359
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“... ¡¿Qué están haciendo todos ustedes?! ¡¿Pueden ustedes, bastardos,


llamarse soldados del Imperio así?! ¡Tomen sus espadas!”.

Sin perder nada de su hostilidad, ladró* órdenes a los soldados que aún
temblaban de miedo. Mientras lo hacía, Titania se giró hacia ella con una
serena expresión.
(NT: Así estaba en inglés: “barked”).

“No sabes cuándo rendirse, Su Alteza Imperial. ¿No es impropio de usted


perderse en la ira y luchar?”.

“Silencio. Incluso si la Doncella del Santuario-dono y un Héroe están


aquí, si uso el poder del Imperio...”.

Graziella tiró su orgullo y se negó a aceptar la derrota. Al escuchar esto,


Lefille miró hacia el cielo y habló con Graziella mientras sofocaba su risa.

“―Hou, incluso después de ver eso, ¿puedes decir algo así?”.

“¿Qué quieres decir con eso…?”.

Siguiendo esas palabras, todos los presentes miraron hacia el cielo. En


el cielo nocturno del Imperio, un enorme círculo mágico, dibujado con
la luz ultramarina del maná, ahogaba la luz de las estrellas. Al ver esto,
Mizuki gritó mientras temblaba.

“¡E-E-E-E-E-Eso! ¡¿Qué es eso?! ¡Hay un círculo mágico gigante


flotando en el cielo!”.

360
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Es enorme... ¿Por qué tal círculo mágico tan grande…? No solo eso, está
en el cielo...”.

Reiji tenía los ojos muy abiertos en estado de shock mientras hablaba
completamente atónito. Sin embargo, Graziella tampoco dejó escapar
una voz de sorpresa. Mientras tanto, Christa se acercó a Elliot, quien
había sido noqueado por Reiji, para despertarlo.

“Gu... Parece que mientras estaba inconsciente, algo increíble ha


sucedido”.

“Elliot-dono, ¿huh?”.

“Cielos, una chica muy familiar se ha vuelto un poco más grande”.

“Guarda la charla para más tarde. Está viniendo”.

Justo cuando terminó de hablar, una ola de maná surgió del centro del
círculo mágico. Pasó a través de todo en la distancia en un instante y,
como luciérnagas bailando en el aire, partículas doradas comenzaron a
levantarse del suelo y fueron absorbidas por el círculo mágico que
flotaba en el cielo estrellado.

Dentro de ese escenario fantástico, muchos pequeños círculos mágicos


comenzaron a aparecer dentro de los más grandes. A pesar de que eran
pequeños, eso fue solo en comparación con el círculo más grande. En
poco tiempo, después de que el suelo se balanceó brevemente, la Capital
Imperial se vio envuelta por la luz que caía del cielo. Felmenia era la
única que sabía exactamente qué era este espectáculo. De vuelta en el

361
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Castillo Real Camellia, fue la magia que Suimei utilizó durante su batalla,
Star Fall*.
(NT: Lluvia Estelar/de Estrellas).

... Eventualmente la luz se calmó. Todos los que estaban allí obviamente
no sufrieron daños. Reiji se giró hacia Lefille, quien parecía comportarse
como alguien que conocía gran parte del mundo.

“Lefille... san. ¿Eso fue?”.

“¿Eso? Eso fue algo que Felmenia-jou preparó”.

“¡¿Eh?! ¡¿Es eso cierto, Sensei?!”.

“¿Eh? Ah... Sí, bueno. La magia fue preparada de antemano... Eso es ...
ehem”.

Felmenia de alguna manera logró mantener su apariencia mientras Reiji


la interrogaba, y entonces, de una manera algo forzada, ella limpió su
garganta y se giró hacia Graziella.

“Su Alteza Imperial. Acaba de atestiguar el poder de esa magia, ¿verdad?


Incluso después de ver ese masivo poder, ¿pretende seguir luchando?
Los soldados de Su Alteza están en ese tipo de estado, ¿sabe?”.

Felmenia señaló a los soldados. Los soldados ya habían perdido su


espíritu de lucha contra Lefille y debieron pensar que la luz de las
estrellas fugaces era la ira de Dios. En este momento, todos estaban
postrados en el suelo rezando a la Diosa. No podía ser evitado. No había

362
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

manera de que pensaran que ese tipo de poder podía ser extraído por
una sola persona.

“Mierda... Incluso así...”.

Graziella aún no se rendía. Dejando escapar una maldición, ella mostró


su intención de resistir más. Sin embargo, lo que trajo el golpe decisivo,
para que ella se rindiera, vino de un lugar completamente inesperado.
Desde más allá, donde los soldados seguían postrados en el suelo,
aparecieron varios soldados a caballo. Después de un tiempo, formaron
filas de manera ordenada y se detuvieron y, desde dentro de sus filas, el
que salió fue...

“―Lyla, eso es suficiente”.

“H-Hermano mayor...*”.
(NT: Aquí sonaría mejor un “Nii-sama” :v).

Graziella estaba perpleja al llegar esa persona. Apareciendo desde dentro


de los soldados a caballo, en su propio caballo, estaba el primer Príncipe
del Imperio Nelferiano, Reanat Filas Rieseld. Tenía el mismo cabello
largo y rubio que Graziella, usaba gafas y cubría su cuerpo con lujosa
ropa. Primero se giró hacia Reiji y los demás en lugar de hablarle a
Graziella.

“Me disculpo por hablar mientras aún estoy a caballo. Elliot-dono,


Doncella del Santuario-dono de Noshias, Princesa Titania, y usted debe
ser el Héroe invocado por Astel, Reiji-dono, ¿verdad?”.

“Sí”.

363
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Reiji dio una breve respuesta. No sabía quién era Reanat y se había
puesto en guardia. Sin embargo, Titania susurró su identidad en la oreja
de Reiji por detrás. Mientras sucedía eso, Graziella gritó hacia Reanat.

“¡Hermano mayor! ¡¿Qué quieres decir con eso es suficiente?!”.

“... Exactamente como suena. Contente”.

“¡Pero!”.

“Lyla. Has creado demasiado alboroto. Además, sería bastante serio si la


noticia de un Héroe peleando contra otro Héroe llegara a oídos de la
Ciudad Sagrada, ¿verdad?”.

“... Eso es, ciertamente verdad, pero”.

Parecía que incluso Graziella era incapaz de oponer resistencia al


hombre quien era el siguiente en la fila para ser el Emperador del
Imperio. Ella agarró su puño con fuerza como si estuviera
completamente enojada.

“Ha pasado un largo tiempo. Su Alteza Imperial Reanat”.

“Sí, ha pasado un tiempo. Princesa Titania. Como siempre, usted es


bastante inspiradora. Es una flor que florece en el campo de batalla
después de todo”.

364
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Decir en el campo de batalla no cuenta como halago, Su Alteza Imperial.


Poniendo eso de lado, lo que usted dijo antes...”.

“Aah, nos retiraremos. Sin embargo, sobre el criminal...”.

Cuando Reanat estaba en medio de hablar...

“Oh mí, parece que algo sorprendente está sucediendo aquí”.

Desde un callejón que conduce a la calle, Suimei apareció junto con


Liliana mientras arrastraba el cuerpo en ruinas que una vez fue Romeon.
Al ver esto, Reiji y Mizuki lanzaron gritos de alegría.

“¡Suimei!”.

“¡Suimei-kun! Liliana-chan!”.

“Fuu... Parece que las cosas han terminado de tu lado, ¿cierto?”.

Cuando Titania preguntó en confirmación, Suimei respondió con una


actitud como si acabara de terminar una tarea difícil.

“Sí, de alguna manera u otra”.

Después de separarse de Rogue, Suimei se llevó a Liliana e


inmediatamente rastreó sus pasos. Reiji y los demás corrieron al lado de
Suimei. Después de darse cuenta de que Liliana no estaba muy enérgica,
Mizuki se agachó y habló con ella.

365
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Liliana-chan?”.

“... Sí”.

“Mizuki. Lo siento, pero cuida a Liliana por un momento”.

Dejando a Liliana con Mizuki y los demás, Suimei comenzó a caminar


hacia Reanat y Graziella.

“Seguro que llevas buena ropa, pero ¿estás relacionado con esa peligrosa
mujer?”.

Cuando Suimei agarró su barbilla con arrogancia, los soldados a caballo


comenzaron a moverse. Tenían la intención de correr al frente de
inmediato, pero Reanat los detuvo con su mano.

“Soy Reanat Filas Rieseld. ¿Tú eres?”.

“Suimei Yakagi. Soy una persona que fue invocada como un extra para
ese Héroe de allí”.

“Mu... Un invitado de otro mundo, ¿huh?”.

Como era de esperar, después de enterarse de una persona invocada


junto con un Héroe, no pudo soportar un frente fuerte. Al ver esto,
Suimei le entregó a Romeon, quien todavía arrastraba.

366
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Aquí, este tipo es el verdadero culpable detrás de los incidentes esta vez.
Tómelo... Aunque digo eso, él no está en un estado en el que pueda
escuchar lo que dices nunca más”.

Convertido completamente negro, Romeon ya no era reconocible como


un Elfo. Al ver esto, Reanat frunció el ceño dudosamente.

“¿Dices que este es el criminal?”.

“Sí, él tenía la intención de utilizar magia oscura, pero en cambio se vio


envuelto en ella y se encontró con su destino. Estos incidentes fueron
ideados por este tipo ".

“Fumu... ¿Me estás diciendo que crea esto?”.

“Bueno, no hay nadie más que pueda darte un testimonio. Pero, si me


creyeras, las cosas se resolverían pacíficamente, ¿no? Si aceptan a este
tipo como su verdadero criminal, al menos las cosas no serán más serias
de lo que tienen, ¿verdad?”.

Reanat comenzó a contemplar las palabras de Suimei. Seguramente


estaba pensando en qué opción ante él era mejor tomar.

“Además, haré que dejes a Liliana a mi cuidado”.

“Bastardo, ¿de verdad crees que dejaremos pasar eso?”.

Escuchando a Suimei, Graziella se opuso a él llena de ira, sin embargo,


Reanat simplemente asintió con su cabeza.

367
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“… Que así sea. Si nos entregas a ese verdadero culpable, te dejaremos


hacer lo que desees”.

“¡¿Hermano mayor?!”.

“Lyla, aquí están tanto la Doncella del Santuario-dono y Héroe-dono.


Además, también había esa magia que envolvió a la Capital Imperial en
la luz”.

“―Bueno, así es como es”.

Él no estaba ni siquiera seguro de si Reiji y los demás escucharon esto.


Habiendo escuchado exactamente lo que quería, Suimei llevó la
conversación a su fin.

“Bastardo…”.

En los sucesos consecutivos que ella simplemente no podía aceptar,


Graziella señaló con enojo a Suimei. Al ver esto, Suimei se encogió de
hombros.

“¿Fuu? Parece que, en ese estado, no podrás traer el Devil”.

“… ¿Qué fue eso?”.

“No es nada. Si pudieras verificar la existencia de Demonios en este


mundo, podrías disminuir la entropía en el área. No perderás tu
habilidad de usar magia”.

368
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Ella no pareció entender la explicación fragmentada de Suimei, pero


después de escuchar esto, pareció darse cuenta de quién había planeado
todo lo que sucedió aquí.

“... Definitivamente me las pagarás por esto”.

“Por supuesto que lo harás. La próxima vez te golpearé hasta la médula,


así que ven a verme con eso en mente”.

Dejando esas palabras, Suimei se alejó de ellos. Felmenia luego corrió


hacia él para encontrarse con él antes que los demás. En voz baja,
informó su victoria felizmente con todas sus fuerzas.

“¡Suimei-dono! ¡Lo hice! ¡Pude hacerlo tal como lo explicó!”.

“Entonces salió bien. Como se esperaba de ti”.

“Ehehe...”.

Felmenia hizo una sonrisa desaliñada mientras Suimei le ponía la mano


en el hombro. Para ser tan feliz por el hecho de que Suimei reconoció su
victoria, sin duda era como ella. Mientras Suimei miraba a Reiji y a los
otros, que estaban cuidando a Liliana, ellos estaban haciendo un
escándalo alrededor de Lefille. Al ver que ella volvió a su forma original,
probablemente la estaban bombardeando con preguntas. Después de ver
esa figura, Liliana había perdido completamente la calma y estaba
gritando cosas como “¡¿Qué significa esto?!” y “¡Eres un fraude!”.

369
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Por otro lado, Lefille simplemente estaba de acuerdo con todos ellos. Al
ver que Lefille regresó a aproximadamente la misma altura que él,
Suimei sonrió gratamente.

“Parece que has vuelto a tu forma original”.

“Sí, gracias a ti”.

Cuando Lefille mostró su gratitud, de repente abrazó a Suimei. Y


entonces…

“Suimei-kun. Gracias”.

“¿Eh, eh? ¡¿Eeeh?!”.

“Es todo gracias a ti que fui capaz regresar a mi cuerpo original.


Incluyendo el caso en Astel, no puedo agradecerte lo suficiente”.

Como Suimei se estremeció de sorpresa, Lefille aumentó su gratitud.


Ciertamente fue como ella dijo, pero la mente de Suimei estaba en caos
después de haber sido abrazado así. Además, había otra persona que
estaba bastante nerviosa por los recientes acontecimientos. Después de
un ligero retraso, Felmenia gritó.

“¡¿Q-Qué estás haciendo Lefille?”.

“Ah, no, eso es... Estaba emocionada y, umm...”.

370
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Lefille comenzó a inquietarse cuando se puso roja. Ella estaba hirviendo


de vergüenza en la medida en que uno tenía que preguntarse dónde se
había ido su valiente yo normal. Eventualmente, Elliot y Christa se
acercaron a Suimei y los otros.

“Para pensar que eras alguien que fue invocado...”.

“Ups, ¿oíste de lo que estábamos hablando? Bueno, fue solo como un


bono, un bono”.

“¿Estás en posición de decir eso? Además, ¿no dijiste antes que Lefille-
chan era pequeña y no podía luchar, así que no podía llevarla? ¿Cómo es
que no puede luchar?”.

Escuchando las palabras de Elliot mezcladas con ira, Suimei se hizo el


tonto mientras respondía.

“Pero sabes~, en ese momento ella ciertamente no podía pelear,


¿verdad~?”.

“Gu…”.

“Realmente no mentí, ¿verdad?”.

Mientras Suimei mostraba una astuta sonrisa, Elliot puso una expresión
molesta mientras le contestaba sin rodeos.

“Realmente te odio después de todo”.

371
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“No me importa si me odias. Pero―”.

“Sí, lo entiendo. Me resignaré amablemente de este caso... En cualquier


caso, parece que solo he perdido repetidamente este caso”.

“¿Hm? ¿Qué, no has perdido a propósito?”.

“Cuando dices algo así, siento que mi sensación de derrota simplemente


se acumula”.

“¿Es eso así? Te mostraré mi gratitud esta vez. Gracias”.

Como Suimei honestamente le dio las gracias a Elliot, Elliot hizo un


puchero como si estuviera insatisfecho, pero tal vez porque era cohibido,
se había vuelto un poco rojo. Lefille luego se giró hacia él.

“Elliot-dono. Puede que no esté satisfecho con cómo resultaron las cosas.
Sin embargo, la razón por la cual Suimei-kun y yo fuimos presentados el
uno al otro fue también por el oráculo de la Diosa”.

“¿Es eso cierto? Cielos, ¿qué está pasando?”.

Como era de esperar, Elliot no continuó y se quejó de la Diosa. Él dejó


de hablar y solo negó con su cabeza.

“Elliot-sama”.

“Aah, está bien. Bueno, entonces, ¿también deberíamos regresar?”.

372
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Impulsado por la voz de Christa, Elliot se dio vuelta y los dos se


dirigieron hacia su alojamiento en la Iglesia de la Salvación. Parecía que
Graziella, Reanat y sus soldados también estaban a punto de regresar.
Suimei entonces habló con Reiji, quien se estaba acercando con Mizuki
y los demás.

“Estoy en deuda contigo esta vez”.

“Está bien. No te preocupes por ello”.

Suimei y Reiji intercambiaron un choque de puños. Y así, los incidentes


de coma, que habían estado levantando un alboroto en la Capital
Imperial, y la batalla de la noche, llegaron a su fin.

A altas horas de la noche, en una Iglesia en la Capital Imperial, un solo


Elfo delgado esperaba a alguien con aburrimiento ingobernable. La
razón por la que vino aquí fue por el hecho de dar un informe regular. Él
entregaría la información que reunió a la persona con la que se estaba
reuniendo. Eso es todo lo que hubo.

Sin embargo, sin importar cuánto tiempo pasara, la persona que estaba
esperando no apareció. El Elfo delgado estaba bastante nervioso, por lo
que siempre aparecía temprano cuando se encontraban. Teniendo en
cuenta el tiempo que esperó hasta la ordinaria reunión y el tiempo
posterior, era bastante considerable. Naturalmente, debido a su
nerviosismo, se irritó con bastante facilidad. El golpeteo de su pie había
alcanzado su pico, y estaba a punto de patear un banco cercano cuando―

373
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Hay alguien ahí?”.

“¡¿―?!”.

Cuando fue llamado de repente, el Elfo detuvo su patada. Una suave voz
reverberaba desde las profundidades de la capilla donde se alzaba una
estatua inspirada en el modelo de la Diosa. Cuando se giró para mirar,
de pie bajo el ventanal e iluminada por la luna, estaba una monja
teriántropa. Ella salió de la atmósfera limpia de la Iglesia hacia el
hombre, mientras sostenía su cuerpo como si estuviera protegiendo su
estola. El Elfo no esperaba en absoluto que alguien de la Iglesia aún
estuviera presente y endureció su cuerpo. La Hermana teriántropa lo
llamó con una dulce voz como la de un gato.

“Para venir a la Iglesia en tal hora, ¿tiene algo que hacer aquí?”.

“No... solo lo estaba usándola un poco como un lugar para encontrarme


con alguien..”.

“Oh mí, ¿es eso así?”.

Mientras hablaba sin dar ninguna clase de excusa, la Hermana dejó


escapar una suave sonrisa hacia él. Al ver cómo él ingresaba en la Iglesia
arbitrariamente, pensó que no sería extraño si ella se sintiera un poco
irritada con él, pero parecía que ese no era el caso. Sin embargo, esta fue
la primera vez que él escuchó que alguien tenía un turno en este
momento en la Iglesia de la Salvación...

“Umm, Hermana, ¿por qué está en la Iglesia en este tipo de hora?”.

374
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Para decirle la verdad, al igual que usted, estoy esperando a alguien


aquí”.

Sus palabras deberían haber sido amables y gentiles. Podía oír la voz
característica que provenía de la garganta de un felino teriántropo. Sin
embargo, él sintió que su sonrisa alegre había caído bruscamente en una
oscura sombra. Al ver ese ligero cambio, sin saber por qué, el Elfo podía
sentir la piel de gallina en su propia piel.

“... Qué coincidencia, ¿huh?”.

“Sí, realmente lo es”.

La encantadora risa de la Hermana resonó en la habitación. Al oír su voz,


el Elfo fue llevado a creer que la premonición que acababa de tener era
un completo malentendido. Como si hablara con un compañero en el
crimen, él le habló con una vulgar sonrisa en su rostro.

“Hey, Hermana”.

“¿Sí?”.

“Por cierto, ¿le importaría contar sobre el que usted está esperando? Es
solo que mi interés se ha despertado un poco al preguntarme qué clase
de persona tendría que encontrarse una Hermana tan tarde en la noche”.

“Eso es, de alguna manera difícil de decir”.

“¿Podría ser su amante?”.

375
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

El hombre Elfo se adelantó con confianza mientras se acercaba a la


monja. Él no solía tomar parte en este tipo de conversaciones, pero se
había cansado del aburrimiento de esperar a alguien. No importaba lo
que fuera, solo quería entretenerse y matar algo de tiempo. Él estaba
seguro de que la única razón por la que la Hermana podría encontrarse
con alguien en secreto tan tarde en la noche sería por una cita.

“Eso es... Aunque es embarazoso...”.

Justo cuando lo adivinó, las mejillas de la Hermana comenzaron a


enrojecer.

“―Yo, he estado esperando aquí por ti”.

“¿Eh―?”.

Al mismo tiempo, el Elfo delgado dejó escapar una voz desconcertada, la


mano derecha de la monja atravesó su pecho. Cuando ella sacó su mano,
toda la fuerza abandonó su cuerpo. Su corazón había golpeado el suelo
limpiamente. Su cuerpo se había vuelto como una marioneta oxidada, ya
que ya no se movía como él lo deseaba, y un fluido rojo espeso salía de
él. Todo lo que pudo hacer fue colapsar.

Todo lo que pudo ver cuando se sintió tirado en el abismo, fue la figura
de la Hermana con su estola colgando de una mano y su otro brazo
completamente teñido de rojo. Su conciencia se desvaneció cuando ella
comenzó a lamer la sangre de su brazo.

376
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Fuu― los Elfos siempre exaltan cuán de alta clase es su sangre, pero su
sabor es inesperadamente malo, ¿huh?”.

La Hermana teriántrope, la voz decepcionada de Clarissa reverberó a


través del interior de la Iglesia. Mirando la cáscara vacía del Elfo con
desdén y pensando desde el fondo de su corazón que su sangre era
repugnante, luego se dio la vuelta como si hubiera perdido
completamente el interés. Detrás de ella, apareció una pequeña sombra.

“... Como de costumbre, tienes la forma bastante desagradable de matar


gente”.

“Oh mí, Jill. ¿Tú estabas ahí?”.

“Aunque ya lo habías notado... Cielos, eres realmente descarada. Sí,


llegué aquí hace un momento”.

La identidad de la pequeña sombra era la mujer Enana, Jillbert Griga.


Tenía un cuerpo que era aproximadamente del tamaño de una niña de la
escuela de la Iglesia, pero tenía más de veinte años. Dentro de ese
pequeño cuerpo yacía una cantidad de fuerza física inimaginable y
aterradora. Como para probar esto, estaba dando vueltas alrededor de
un gran poleaxe en la punta de su dedo como si fuera una pluma. El
poleaxe era tres veces más grande que ella y no coincidía con su
apariencia. Sin embargo, ella lo llevaba con calma, como si no pesara
nada en absoluto. En poco tiempo, Jillbert se apoyó en su poleaxe y tomó
asiento. Clarissa luego le planteó una pregunta.

“¿Qué sucede?”.

377
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Fue terrible... O, mejor dicho, no pudo ser más que terrible. Después de
ser enviado al Este a buscar bebidas, y además de tener que encargarse
de ese tipo de trabajo, esa persona realmente trata a sus subordinados
rudamente”.

Jillbert golpeó su hombro mientras dejaba escapar un cansado suspiro.


Ella dejó escapar una queja ociosa a alguien que no estaba presente. Sin
embargo, manteniendo sus pensamientos sobre el breve asunto, miró el
cadáver del Elfo.

“En cualquier caso, ¿está bien? Se suponía que ese tipo era el sirviente
de Romeon”.

“No hace mucho tiempo se transmitió una orden para eliminar tanto a él
como a Romeon”.

“Hmmm... ¿Es eso así?”.

Una luz feroz habitaba en los ojos de Jillbert. Ella era como una bestia
que había encontrado su presa.

“Sí. Había ido demasiado lejos, y era demasiado rebelde... Es por eso”.

“¿Hm? Entiendo la parte rebelde, pero ¿a qué te refieres con que él había
ido demasiado lejos?”.

“Jill. Primero, eres consciente de que esa persona había tenido la


intención de marcar el comienzo de la oscuridad, ¿verdad?”.

378
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Sí. Si se tratara de esa chica, entonces ella se convertiría en un buen


activo, ¿verdad? Fue por esa razón que entraron en contacto por primera
vez con Romeon, ¿verdad?”.

“Sí. De acuerdo con el plan, le concedimos su deseo y luego la


acomodamos. Pero usando su propio juicio, comenzó a usar la oscuridad
para su propio propósito”.

Escuchando esto, Jillbert dejó escapar un gran suspiro.

“Haaaa, ya veo... Al final resultó así, ¿huh? Es por eso que estaba en
contra desde el principio, ¿sabes? Le dije que no atrajera a Romeon
porque tenía un vulgar hedor”.

“Ciertamente, tu nariz es bastante excepcional”.

“Entonces, ¿vamos a ir ahora? Para golpear a ese tipo”.

“―No, parece que no habrá necesidad de eso”.

Mientras Clarissa y Jillbert discutían cómo se repartiría el castigo, la voz


de un hombre se interpuso entre ellas. Cuando llegó la voz familiar, las
dos se giraron para mirarlo. De pie, allí estaba un hombre con cuernos
plateados sobre sus orejas, un Dragonnewt con ropa tradicional
japonesa.

“Oi, llegas tarde. Nunca he oído que un Dragonnewt sea tan relajante,
¿sabes?”.

379
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ha pasado tanto tiempo desde que vi las calles de la Capital Imperial,
me mareé un poco”.

El Dragonnewt respondió frívolamente a la crítica de Jillbert. Por otro


lado, Clarissa lo saludó con alegre voz como si estuviera saludando a un
buen amigo.

“Eanru, ha pasado mucho tiempo. Sin embargo, ¿a qué te refieres con


que no habrá necesidad de eso?”.

“Hace un momento, la presencia desbordante de Romeon se debilitó.


Además, había un presagio de que algo grande llegaría”.

“… ¿De dónde?”.

“Desde la dirección de la biblioteca de la Universidad Imperial― Está


viniendo”.

En el momento en que Eanru terminó de hablar, sintieron la presencia


de una gran cantidad de maná y el mundo comenzó a temblar. Los
pilares de luz comenzaron a caer incesantemente desde el cielo. Este
evento anormal continuó por un tiempo y, finalmente, la tranquila noche
regresó.

“Así que estiró la pata― No, está en la puerta de la muerte, ¿huh...? él


estaba completamente impresionado sin dejar rastro sin ninguna
posibilidad en absoluto”.

“... Oi, Dragón, ¿quién hizo ese tipo de cosas?”.

380
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Cómo debería saberlo? Yo soy el que quiere saber qué tipo de persona
tiene tanto poder... Fu ... Pensar que, en una noche, no solo una sino dos
personas más que los Héroes superarían el poder del Geomancy
Emperor”.

“¿Ah? ¿Dos personas? ¿Qué quieres decir?”.

“Es justo como dije. En este momento está la presencia de cinco


presencias fuertes diferentes dentro de la Capital Imperial. Una fue la
que acabamos de ver. Otra está alrededor de la puerta Norte...
Probablemente sea alrededor de donde están el Geomancy Emperor y
los Héroes”.

“Hou...”.

Después de la respuesta poco entusiasta de Jillbert, el interior de la


Iglesia se llenó con la agradable risa de Eanru.

“Parece que te estás divirtiendo”.

“Sí, ha pasado mucho tiempo desde que apareció alguien que hizo hervir
mi sangre. Me emociona”.

“Maldito maníaco de batalla...”.

Jillbert escupió un insulto al comentario de Eanru. Aunque Eanru solo


podía oír tales palabras como un cumplido y, una vez más, comenzó a
hablar mientras aún rebosaba de alegría.

381
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“― Ups. Por cierto, Clarissa, ¿dónde está Red Pain*? ¿Se suponía que ese
hombre no vendría hoy?”.
(NT: Dolor Rojo/Rojizo).

“Red Pain-dono todavía está bastante ocupado, así que se excusó de la


reunión de hoy”.

“¿A pesar de que esa persona viene? Para ese hombre, que adora a esa
persona como ustedes dos, no venir, el cielo debe estar cayendo. O más
bien, ahora mismo las estrellas están cayendo, ¿huh? Hahahahaha”.

La repentina risa de Eanru de sí mismo solo fue negocios como de


costumbre. A Clarissa no le importó en absoluto, ya que solo se quedó
allí como estaba. En cuanto a Jillbert, ella comenzó a hablar de la
situación de Red Pain.

“Todavía quedan algunas complicaciones dentro del área. Esos


Demonios se están cerrando de manera muy llamativa después de todo.
Por eso fue detenido por un tiempo”.

“Demonios, ¿huh? ¿Pero el Héroe no los subyugó?”.

“Parece que eso no fue cierto”.

“Hohou”.

“Bueno, dejando eso de lado... Es la limpieza la que está ocupando más


tiempo. Ese país es precioso para Red Pain después de todo”.

382
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Ya veo. Aquellos que tienen muchas obligaciones están bastante


preocupados. Bueno― es por eso que es fuerte a pesar de ser humano”.

“Eso es todo lo que estás haciendo hoy...”.

Cuando Eanru comenzó a reírse otra vez, Jillbert solo pudo suspirar una
vez más. A diferencia de asombrarse, era más que simplemente se estaba
cansando. Sin embargo, en un completo cambio, Jillbert señaló con una
aguda mirada hacia Clarissa.

“Entonces, Clara. ¿Qué haremos con el sucesor de Romeon? Si no


completamos el agujero que hizo, se convertirá en un obstáculo para
nuestro progreso”.

“Eso ya se ha solucionado”.

“¿Quién es?”.

“También tenía en mente a alguien que sugerí, pero además de


disculparse por este caso, parece que invitaron a alguien a quien tenían
en la mira mucho más que eso antes”.

“¿En la mira...? Como pensé, ¿alguien que usa la oscuridad?”.

“No. La oscuridad se está poniendo en espera. Ellos entrarán en contacto


con nosotros otro día”.

Eanru luego se unió a la conversación.

383
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Y? ¿Es ese tipo alguien que tiene suficiente poder para igualarnos en
una pelea?”.

“Parece que sus capacidades no serán un problema. Después de que su


negocio termine, parece que se reunirán con nosotros por su cuenta”.

“¿Cuáles son nuestros planes desde aquí?”.

“Aparentemente, debemos dirigirnos hacia la Alianza Saadias”.

“… En serio. Si nos enviaran de regreso, no había necesidad de llamarnos


aquí en primer lugar...”.

Cuando Eanru dejó escapar su asombro de gastar su esfuerzo, Jillbert lo


miró como si estuviera fuera de lugar.

“¿Acaso no dijiste que estabas emocionado?”.

“Sí, ahora que lo mencionas. Me tienes allí”.

Eanru una vez más estalló en carcajadas mientras Jillbert negaba con la
cabeza. Apartando la mirada de él como si hubiera renunciado por
completo a él, se giró hacia Clarissa.

“¿Por qué volvemos a la Alianza?”.

“Parece que los Demonios que se deslizaron en Astel hicieron que el


cronograma se deslizara”.

384
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Deslizar, ¿huh?”.

Jillbert no podía entenderlo solo por esas palabras. Ella estaba tratando
de considerar qué tipo de efecto tenía un deslice de aquí en adelante.
Clarissa, a quien se le dijo esto directamente, Eanru y también Red Pain,
quien no estaba presente, seguramente tampoco lo sabían. Todo estaba
dentro de la cabeza de esa persona. Aun así, al no tener nada más de qué
hablar, Jillbert tomó su arma y comenzó a caminar de regreso a casa.
Eanru fue de repente a la salida de la Iglesia. El cadáver, que estaba a sus
pies, también se había desvanecido de repente.

“Bueno, entonces, todos, una vez que hayan completado sus


preparativos, diríjanse a la Alianza”.

Cuando la voz de Clarissa dejó de sonar en el aire, la Iglesia volvió a estar


completamente en silencio.

385
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Epílogo I: Siempre y Cuando Uno Sonría

“Cielos, ¿qué podría significar esto...?”.

Mientras fruncía el ceño, Suimei llegó a la entrada del callejón que


conducía a su base. La razón de sus palabras fue debido a las confusas
noticias que trajeron consigo los Caballeros, quienes fueron a hacer un
reconocimiento.

Ayer, Suimei y los demás lograron derrotar a la mente maestra Romeon


de forma segura y despejaron las sospechas contra Liliana. Suimei
estaba pensando en sus planes a partir de ahora después de pasar toda
la noche en ello, mientras le llegaba la sorprendente información. Hace
un momento, cuando sonó una campana en toda la ciudad, la cáscara del
cuerpo de Romeon estaba atada a una estaca en la plaza Sur. Eso todavía
estaba bien. El Imperio tenía la necesidad de declarar al público que el
criminal detrás de los incidentes de coma fue atrapado. A pesar de que
su respuesta fue rápida, no era algo impensable.

La otra cosa que informaron fue sobre los folletos que se pasaron a los
ciudadanos informándoles sobre las circunstancias del incidente. Estaba
escrito que el hecho de que Liliana fuera la culpable fue un error. No solo
eso, fue escrito que, por capturar al verdadero criminal Romeon, a pesar
de llevar ese pecado y correr, ella tomó un rol en su captura. Este
tampoco fue un increíble resultado. El escalón más alto del Imperio
necesitaba fabricar una razón apropiada de por qué no podían capturar
a una que, en ese momento, se consideraba la culpable. Sin embargo, el
hecho de que el aviso oficial apareciera antes, incluso de que hubiera
transcurrido un día, y hubiera llegado a aliviar los sentimientos de los
ciudadanos hacia Liliana, solo podía dejar a Suimei con la cabeza
inclinada hacia un lado.

386
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

En este momento, la Capital Imperial estaba en un estado mucho más


tranquilo que cuando llegó Suimei. No importa con quién hablaran, las
palabras favorables hacia Liliana se desbordaban. Era como si toda la
animosidad hacia Liliana hasta ahora hubiera desaparecido por
completo. Además de eso, incluso hubo conversaciones sobre los nobles
que estaban en coma recuperando la conciencia, lo que dejó a Suimei
totalmente perplejo. Lefille, quien estaba de pie detrás de Suimei,
levantó el borde de su sombrero y entrecerró sus ojos.

“Qué historia tan extraña. Esto es, por supuesto, el resultado de algo que
Suimei hizo, ¿verdad?”.

“No puedo hacer ese tipo de cosas. Publicar sobre Romeon en un tablón
de anuncios es fácil, pero hacer algo como cambiar los sentimientos de
los ciudadanos de la Capital Imperial es francamente absurdo, ¿sabes?”.

Manipular los sentimientos de una ciudad entera en el lapso de un par


de horas era una historia ridícula. La única técnica que Suimei podía
pensar que podía lograr esto era colocar magia en el tablón de anuncios
para sobrescribir los sentimientos de cualquiera que lo viera. En cierto
sentido, usaría las palabras para infectar a la población. La pregunta
entonces era si el escalón superior del Imperio tenía una razón para
preparar un tablón de anuncios tan elaborado.

No era completamente imposible de hacer, pero no tenían ninguna razón


para hacerlo. En primer lugar, también era cuestionable si tenían la
tecnología para hacerlo. Naturalmente, también había dudas sobre cómo
podrían ocultar el hecho de que la magia se aplicaba al tablón de
anuncios. Poder llevar a cabo todo esto tan convenientemente era franca
y simplemente imposible. Por lo tanto, Suimei estaba planeando
abandonar la Capital Imperial mientras las cosas se enfriaban.

387
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Suimei-kun. Parece que nada saldrá de pensar más en ello”.

“No estoy completamente convencido, pero creo que solo podemos


darnos por vencidos para encontrar la respuesta...”.

Cuando regresaba a la base con Lefille a cuestas, Reiji, Felmenia y los


demás estaban saliendo. Al ver a Suimei regresar, Reiji habló con él.

“Suimei, como pensamos, ¿verdad?”.

“Sí”.

Como Suimei confirmó brevemente que lo que los Caballeros les habían
contado era verdad, la expresión de Reiji naturalmente se volvió
bastante severa. Con una arruga entre sus cejas, dejó escapar un dudoso
quejido.

“… ¿Que significa todo esto?”.

“¿Quién sabe? Incluso si lo pienso, no lo entiendo, así que terminé


abandonando la búsqueda de la respuesta”.

“... ¿Eso está realmente bien?”.

“Obviamente no lo está. No lo es, pero no hay nada que pueda hacer al


respecto”.

“... Hey, ¿podría estar haciéndolo esa persona?”.

388
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Rogue-san, ¿huh...?”.

Era ciertamente posible pensar que Rogue se estaba moviendo en las


sombras, pero era difícil imaginarlo manejando tanto por su cuenta.
Además, probablemente ya no estaba en la Capital Imperial.

“Bueno, está bien, ¿no? Con esto, la gente de la ciudad ya no tiene que
vivir con miedo, así que al menos ha mejorado”.

“Suimei, eso es un poco irresponsable...”.

Reiji bajó sus hombros en asombro. Suimei también estaba


atormentando su cerebro por lo que estaba pasando, y le dejaba una
sensación de incomodidad que no podía sacar de su estómago. Esta vez
habían logrado resolver el caso de Liliana, pero aún había partes que él
no entendía. También estaba la cuestión de cómo Romeon llegó a saber
sobre los nombres salvajes. No había nada en la memoria de Romeon
que apuntara hacia eso tampoco.

Suimei sintió que las cosas estaban en movimiento en algún lugar que
no podía ver. Sin embargo, aún no era capaz de juzgar si esas cosas eran
buenas o malas...

“Además, todos ustedes. Perdón por ser tan repentino, pero dentro de
dos o tres días les pediré a todos que se vayan de este lugar”.

Escuchando la repentina demanda de que se fueran, Mizuki lo interrogó


con un sorprendido tono.

389
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¡E-Espera un segundo, Suimei-kun! ¡Eso es demasiado repentino!


Además, dado que el problema de Liliana-chan se ha resuelto, no hay
necesidad de que Suimei-kun y los demás abandonen la Capital
Imperial, ¿verdad?

“Es verdad. Pero pronto iremos a la Alianza Saadias, así que te digo que
decidas dónde quedarte mientras estés en la Capital Imperial”.

“¿La alianza? ¿No es el estado auto gobernado? ¿Por qué?”.

Cuando Mizuki inclinó su cabeza hacia un lado, Reiji le respondió


cuando un pensamiento vino a su mente.

“¿Podría ser, encontrar una forma de regresar a nuestro mundo?”.

“Así es. Había algo así en el libro que Menia me trajo antes”.

Al escuchar eso desde las cercanías, Titania señaló una mirada de


reproche hacia Suimei.

“Suimei. Dices que estás buscando un camino de regreso, ¿pero no estás


diciendo que, una vez que encuentres un camino de regreso, tienes la
intención de dejar a Liliana por sí misma, verdad?”.

Las palabras de Titania hacia Suimei estaban llenas de más espinas que
nunca. Era solo natural. Por un lado, Suimei estaba diciendo que
cuidaría de Liliana. Por otro, decía que quería volver a su mundo. Si uno
escuchara uno tras otro, serían declaraciones contradictorias. Pero
Suimei también había pensado correctamente sobre esto también.

390
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Por supuesto que no estoy diciendo eso. Una vez que encuentre un
camino de regreso, me llevaré a Liliana y la cuidaré adecuadamente. Es
razonable que haga algo hasta que ella sea capaz de pararse por sí misma
después de todo”.

“E-Eso es… obvio. ¡Si Suimei me dejara y se fuera por su cuenta, sería un
problema!”.

“Dije que todo estará bien”.

“Es absoluto, absoluto, ¿verdad?”.

Liliana gritaba atónita mientras interrogaba a Suimei con preocupación.


A su lado, como si hubiera encontrado un material nuevo para atacar a
Suimei, Mizuki lo miró con una amplia sonrisa.

“Ella está realmente apegada a ti, ¿verdad~?”.

“Realmente tienes que decir eso todas y cada una de las veces...”.

Era su intercambio habitual, Mizuki le pinchó y Suimei respondió como


si estuviera fuera de lugar. De repente, Felmenia dio un paso adelante.

“S-Suimei-dono”.

Mientras lo llamaba, ella le dirigió una mirada como si estuviera


buscando algo. Quizás ella estaba diciendo que ella también era una de
sus estudiantes. Sus ojos temblaban ligeramente de ansiedad. Lo cual
solo podría significar...

391
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“¿Menia también quiere venir?”.

“¡S-Sí! ¡Por supuesto! Si llega al punto donde puedo ir y venir, ¡entonces


sin falta!”.

Cuando él le preguntó, ella respondió enérgica y encantadoramente


como si algo extraordinariamente bueno hubiera sucedido. Suimei miró
por encima de su hombro y le preguntó a Lefille.

“¿Qué hay de Lefi?”.

Mientras buscaba confirmación, ella ligeramente infló sus mejillas como


si estuviera haciendo un puchero.

“Ya está decidido que iré. Qué frío de ti”.

“Ya veo”.

Lefille también era alguien sin un pariente vivo. Si no tenía un lugar al


que volver en este mundo, Suimei pensó que sería muy agradable llevarla
al otro mundo. Cuando terminó la conversación, Suimei se dirigió a la
entrada de la casa por su cuenta. Y luego, por alguna razón, Felmenia
vino balanceándose arriba y abajo como un perrito detrás de él. Cuando
se detuvo en la puerta y miró hacia atrás, ella comenzó a hablar.

“Suimei-dono. Hay algo que me gustaría preguntarle”.

“¿Qué es?”.

392
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Es sobre lo que me dijo ayer, sobre la entropía mística”.

“Aah, ¿eso? Después de todo, es bastante complicado, si tienes alguna


pregunta solo haz que continúen”.

Suimei estaba a punto de entrar a la casa y tenía su mano en el pomo de


la puerta. Felmenia se colocó detrás de él y parecía perpleja porque tenía
la cabeza inclinada hacia un lado.

“Incluso si uno aumenta la entropía, la proporción de “los componentes


que establecen las leyes místicas” y “los componentes que establecen las
leyes físicas” volverá a la normalidad, ¿verdad?”.

“Sí. Es como lo describí ayer, ¿hay algún problema con eso?”.

“―Pero Suimei-dono. Si ese es el caso, ¿no sería posible utilizar magia


continuamente hasta el punto de que todas las leyes físicas en el mundo
estén desordenadas?”.

Al escuchar esas palabras, Suimei permaneció de pie allí de espaldas a


ella. Con su mano todavía en el pomo de la puerta, su cuerpo se puso
rígido, o, mejor dicho, era más como si el tiempo se hubiera detenido por
completo para él y no se moviera.

“...”.

“¿Suimei-dono?”.

393
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Felmenia no estaba segura de lo que estaba pasando. Si fuera Suimei,


estaba segura de que respondería de inmediato, por lo que su
comportamiento actual era extraño. Ella pensó que tal vez era algo que
él realmente no sabía.

“¿Qué harás sabiendo eso?”.

“I-Incluso si dice que haré... ¿fue algo que no debería haber


preguntado?”.

“No, no es eso... es algo sobre nuestro mundo, así que no creo que tenga
mucho que ver contigo”.

“... ¿No tiene algo que ver con este mundo también?”.

“No puedo decirlo incondicionalmente. Bueno, mientras los humanos


estén cerca, hay un ochenta o noventa por ciento de posibilidades...”.

“¿...?”.

Felmenia fue incapaz de comprender con firmeza de lo que estaba


hablando Suimei. Mientras fruncía el ceño, Suimei comenzó a responder
su pregunta inicial.

“... Tal como mencionó Menia, incluso cuando “los componentes que
establecen leyes místicas” y los “componentes que establecen leyes
físicas” se mezclan, la gran cantidad de “componentes que establecen
leyes físicas”, en el espacio circundante, traerá nuevamente las leyes
físicas al equilibrio. Sin embargo, la mezcla de componentes es un

394
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

fenómeno irreversible, no es como si los componentes que se mezclaron


volvieran a su estado original”.

“Sí. En ese caso, si uno continúa utilizando magia, ¿el mundo


eventualmente se convertiría en uno en el que las leyes se desordenan?”.

“Así es. Aunque vuelve a su estado anterior, el lugar que los humanos
ocupan es un mundo cerrado. El momento en que las leyes científicas, el
orden natural, los fenómenos naturales y el sentido común en manos de
los humanos terminen siendo una amenaza, definitivamente vendrá.
Hasta entonces, los humanos tendrían que encontrar un medio para huir
de él, o quizás si logran resolver los misterios del cosmos...”.

“Misterios del cosmos.... ¿dice?”.

Sin embargo, Suimei no respondió su pregunta. En cambio, continuó


explicando conceptos que Felmenia entendiera.

“El mundo está hecho de leyes físicas conocidas como la “teoría de la


eternidad universal”, si esas leyes son desordenadas, no importa cuántos
experimentos se ejecuten usando esas leyes como base, no podrían
obtener ningún resultado. En otras palabras, en ese momento, la
humanidad ya no podrá desarrollar más la ciencia. Y luego, cuando el
desarrollo científico se detenga, las ganancias de actividades académicas
similares desaparecerán y su desarrollo también se detendrá. Al final,
incluso el desarrollo de la magia terminaría, ya que se basa en el
conocimiento del mundo”.

Como él solo estaba traqueteando, Suimei continuó explicando las cosas


por sí mismo. Felmenia tenía escalofríos como si fuera algo que no
debería haber tocado. Su expresión estaba llena de tensión y miedo. Sin
embargo, a pesar de eso, Suimei continuó hablando.

395
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Cuando se pierda el desarrollo del conocimiento, la humanidad no


podrá alcanzar nuevos conocimientos y nada nuevo nacerá. Ese tipo de
mundo es lo mismo que muerto. Mientras exista el concepto de tiempo
en el mundo, los humanos siempre estarán en una posición en la que no
puedan escapar del progreso del tiempo. Si pierden la capacidad de
oponerse al flujo de tiempo y crear cosas nuevas, el único curso que les
aguarda sería morir lentamente. Un mundo sin desarrollo no es más que
un mundo podrido. En otras palabras, este momento final sería cuando
la entropía mística se desborde”.

De repente, una sensación de hielo se arrastró por la espalda de


Felmenia. Suimei estaba aludiendo a cosas que no deberían estar
relacionadas con este mundo, pero, incluso así, su espalda se
convulsionó por los escalofríos.

“... Si es así, ¿la magia es algo que no debería existir?”.

“No, ese no es el caso. Ya sea que exista o no la magia, significa que


ambas leyes místicas y físicas deben mantenerse en equilibrio”.

“Entonces, ¿es eso posible?”.

“Es imposible”.

Suimei cortó esa esperanza en un instante. Felmenia lo miró con


ansiedad en sus ojos.

“Creo que hablé de eso cuando apareció ese fenómeno del fin del mundo
en Astel. El final está predeterminado. Si la magia continúa

396
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

desarrollándose, entonces el desarrollo del mundo llegará a su fin. Si la


ciencia continúa desarrollándose, eventualmente los recursos del
mundo se secarán y el mundo llegará a su fin por el calor. Por supuesto,
si la humanidad se extiende demasiado, uno podría pensar que desborda
el contenedor conocido como el mundo. El resentimiento reprimido, del
que hablé antes, reuniría y aceleraría el deterioro del mundo entero. El
uso de los recursos y el desarrollo del conocimiento, incluso en un
mundo donde la población está controlada, terminará en un mundo
donde el desarrollo cesa. De cualquier manera, todos los nacidos en el
mundo están destinados a perecer”.

No había esperanza. Habiendo entendido esas palabras, Felmenia no


pudo hablar. Incluso si lo que estaba hablando Suimei era algo en un
futuro lejano, no cambiaba el hecho de que todos en ese mundo algún
día encontrarían su fin en vano cuando enloquecieran.

“Mientras los humanos sean una forma de vida inteligente, creo que es
muy probable que este mundo, al igual que el nuestro, esté gobernado
por la “teoría de la eternidad universal”. Si lo piensas así...”.

“Nuestro mundo también, ¿un día terminará en destrucción?”.

Mientras Suimei se giraba, Felmenia estaba de pie allí con un rostro


como si estuviera preguntando qué deberían hacer. Al igual que un
profesor que mira a un estudiante con problemas, él gentilmente sonrió
hacia ella.

“Bueno, no hay razón para ser tan pesimista al respecto. Ciertamente, el


fin del mundo está predeterminado convirtiéndolo en un mundo sin
valor. Pero, aun así―”.

397
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Mientras decía eso, Suimei hizo una seña a Liliana, quien estaba rodeada
por Reiji y los demás. Al ver eso, Liliana salió del círculo y se dirigió hacia
Suimei.

“Suimei, ¿qué sucede?”.

“No es nada en realidad, está el caso de buscar un medio para regresar a


mi mundo, pero después de todo, creo que deberíamos buscar a Rogue
también. Tener que estar separado de él así, lo odias, ¿verdad?”.

“Ah… ¡Sí!”.

Mientras Suimei acariciaba gentilmente su cabeza, ella se había puesto


tímida. Al ver eso desde cierta distancia, Reiji y los otros le señalaron
una cálida y agradable sonrisa.

“Ah―”.

Habiendo descubierto lo que Suimei estaba tratando de decir, Felmenia


alzó su voz. Al ver esto, Suimei sonrió con un tranquilo corazón.

“Incluso si el mundo no vale nada, si incluso un poco del mundo puede


permanecer en un estado en el que todos puedan sonreír, ¿no es eso algo
bueno?”.

398
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Epílogo II: Hombre De Milagros

Mientras corría por la Capital Imperial de noche, Rogue Zandyke


recordó la primera vez que conoció a Liliana. La vez que la conoció fue
cuando él había ido a reprimir un incidente que estaba sucediendo en
una pequeña aldea. En ese momento, la rama de inteligencia del ejército
aún no se había establecido. Rogue era solo un oficial en el ejército.
Después de enterarse de un ominoso ritual que tiene lugar en una aldea
en la parte Norte del Imperio, se llevó consigo a sus subordinados y se
dirigió hacia allí.

No estaba seguro de qué era exactamente lo que el ritual implicaba, pero


después de terminado el ritual, aparecía un ominoso ser en las cercanías
y comenzaron a aparecer los cadáveres de muchos niños. Después de
investigar las aldeas cercanas, descubrieron que era una tradición
transmitida durante mucho tiempo. Cada año, sacrificaban niños
malditos a un ser malvado que era diferente del Dios malvado
Zechariah*.
(NT: ¿Será en relación con esto?).

Cuando llegaron a la aldea en cuestión, estaban en medio de realizar el


ritual. Los círculos mágicos se dibujaron en sangre por toda la aldea. El
ritual involucraba a todas las personas de la aldea, y estaban en una
situación siniestra en la que todos lanzaban palabras de odio. Todas esas
palabras de odio apuntaban hacia una sola persona.

Esa persona era Liliana, quien todavía era una niña pequeña. Incluso sus
padres reales, que deberían haber sido cariñosos, estaban lanzando odio
hacia esa niña. Todos la trataban como un monstruo. En un santuario
donde se llevaba a cabo el ritual, se apiñaban alrededor de Liliana

399
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

mientras ella se acurrucaba y temblaba. Él podía recordar a la bestia


como el brillo de su ojo.

Cuando intentaron detener el ritual, los aldeanos los atacaron. Dijeron


que, si el ritual no se llevaba a cabo, entonces el mal asaltaría la aldea.
Para cuando se dieron cuenta, los aldeanos habían perdido la cabeza.
Quizás fue un efecto de la oscuridad de Liliana. Rogue no sabía si esto
era simplemente la locura de los aldeanos o algo más. Sin embargo, él
fuertemente pensó que no debía ser. No se podía permitir apiñarse
alrededor de una pequeña niña y despojarla de su felicidad. No era algo
que la gente debería hacer. Después de reprimir a los habitantes de la
aldea, el chamán, en el centro del ritual, dejó a Rogue con palabras
mientras estaba al borde de la muerte.

“―Esa chica es una niña con la habilidad natural de maldecir a los


demás. Eventualmente toda la humanidad será perjudicada por ella”.

Ahora que lo pensaba, esas palabras dejadas por el chamán pueden


haber sido una maldición en sí misma cuando Rogue llevó a Liliana con
él. Debido a que esas palabras siempre estuvieron en la esquina de su
mente, también debió haber pensado en el fondo que ella era una niña
maldita. Y luego, después de ser derrotado por esa maldición, ya no tenía
los requisitos para permanecer con Liliana. Se arrepintió por no poder
volver a verla nunca más, pero, aun así, si la confiaba a ese joven hombre
que siempre había creído en ella, seguramente podría vivir feliz.

El joven hombre le había dicho, incluso si no estaba conectado por


sangre, si él era el padre de esa niña, entonces él debería actuar como su
padre hasta el final. Él debería creer en su propia familia. Esa fue la
fuente de la ira del joven hombre. Sin embargo, Rogue fue incapaz de
creer en ella. Completamente atrapado solo en lo que estaba pasando, él
había abandonado a la chica que él había salvado.

400
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“...”.

Mientras miraba al lugar de donde huía, la voz de Liliana sonó en su


cabeza.

―Coronel. ¿Por qué siempre tiene que llevar nada más que dolorosos
trabajos?

Cuando lo pensaba, Liliana pudo haber simpatizado siempre con él.

―Coronel. Si me convierto en soldado, ¿sería útil para usted?

Cuando lo pensaba, Liliana puede haber querido de todo corazón


ayudarlo.

―Coronel. ¿Por qué los nobles le odian tanto?

Sí, cuando lo pensaba, las cosas que ella le preguntaba siempre se decían
preocupadas por él.

Él fue condenado al ostracismo por los nobles. Debido a que ella se


enteró de esto, descubrió lo que le estaba sucediendo a Rogue. Liliana
era una niña inteligente después de todo. Por eso, ella debe haber
pensado en salvarlo esta vez. Era risible. Pensar que él solo entendería
su consideración y tristeza después de todo este tiempo. No, esa era
exactamente la razón por la que no tenía calificaciones para estar al lado
de ella.

401
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Él ya no tenía el corazón para criticar a esa chica. Seguramente ese


brillante resplandor de las estrellas fugaces había lavado todo. Sin
embargo, aún no había terminado. Él todavía tenía algo que hacer. Si
Liliana viviera en paz y tranquilidad, la fuente del mal conocida como los
nobles debería ser atendida. Incluso si ese joven estuviera con ella,
seguramente les esperaría algún tipo de retribución. Y así, como el que
llevó a Liliana a tal violencia, él tuvo que hacer su movimiento.
Sosteniendo esos pensamientos en su corazón, silenciosamente miró al
cielo.

“Aunque tengo el deseo, no sale como quiero...”.

¿Por qué era tan difícil este mundo solo para aquellos que eran débiles?
Solo concedía dolor a aquellos que vivían correctamente y les robaban
su felicidad. Como pregunto esto muy lejos en el cielo, no hubo presencia
de ninguna respuesta volviendo a él.

“―Una de las Siete Espadas, un coronel de la Rama de Inteligencia del


Ejército Imperial, Rogue Zandyke-dono, ¿correcto?”.

Al escuchar esa voz, él bajó su mirada. Habiendo aparecido de algún


lugar justo en frente de él, había un solo hombre. Con un ligero y largo
cabello purpura, estaba un hombre con una atmósfera algo transitoria.
Su ropa no le era familiar a Rogue, sin embargo, de alguna manera
todavía era elegante. Era bastante delgado, pero incluso bajo esas fluídas
ropas, que parecían pertenecer a los nobles de algún país, Rogue podía
sentir que su cuerpo estaba entrenado. Mientras Rogue lanzaba una
mirada vigilante hacia ese hombre, él lo interrogó sin contexto.

“¿Qué piensa de este mundo?”.

402
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Sin saber cuáles eran las intenciones de este hombre al hacer ese tipo de
preguntas, Rogue le devolvió una pregunta.

“¿Qué quieres decir?”.

“¿No piensa también que el camino de este mundo es simplemente


irracional?”.

“...”.

Sintiendo que tenía los pensamientos en lo más profundo de su corazón,


completamente vistos, el cuerpo de Rogue se puso rígido por un instante.
Sin embargo, rápidamente recuperó la compostura y evitó las palabras
del hombre como tonterías.

“No hay forma de que tenga quejas sobre el mundo que hizo la Diosa
Alshuna”.

“Eso es una falsedad”.

“¿Por qué piensas eso?”.

Mientras le preguntaba al hombre, que tenía un rostro como si ya lo


supiera todo, el hombre respondió con la misma expresión facial.

“¿No lo es? Si no es una falsedad, entonces esas veces que usted pensó
en su hija mientras suplicaba a la Diosa en oración todos los días por un
deseo que nunca se otorgaría, terminaría siendo la falsedad”.

403
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Entonces sabes sobre eso...”.

Sorprendido por la conjetura del hombre, Rogue terminó reconociendo


lo que dijo. Fue justo como él dijo. Él rezaba por el cuerpo de Liliana que
estaba siendo comido al ser curado por la Diosa. Todas las mañanas, sin
falta, caminaba hacia la Iglesia de la Salvación. Sin embargo, no importa
cuánto haya rezado, al final, su deseo nunca llegó a su fin.

“Aunque puede ser presuntuoso, creo que entiendo sus sentimientos


hacia el mundo”.

Mientras decía esto, el hombre apuntó sus fríos ojos grises directamente
a Rogue.

“Este jardín en miniatura creado por la Diosa está hecho para ser
irracional. ¿No es eso por qué existen los Demonios? La existencia de la
Diosa misma es un grupo de irracionalidad después de todo”.

En este mundo, donde la Diosa era adorada como virtuosa, este hombre
mostraba desprecio por su existencia sin una pizca de vacilación. Debió
haber tenido una razón por la cual podía reclamarlo tan fuerte a pesar
de que, si alguien lo escuchaba, no había ningún error, sería tratado
como sospechoso inmediatamente.

“Zandyke-dono. Me gustaría que nos preste su poder”.

“¿Qué piensas hacer con mi poder?”.

“Usted ya lo sabe. Si la Diosa propaga la irracionalidad, romperemos las


intenciones de la Diosa y cambiaremos el mundo”.

404
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Las palabras que salían de la boca del hombre se asemejaban a una


intriga para arrastrar a la Diosa desde su asiento. Cualquiera que lo haya
escuchado se confundiría. Esto también se aplica a Rogue. Su voz, al
interrogar al hombre, se llenó de desconcierto.

“Ridículo. ¿Quieres matar a la Diosa? Ese tipo de cosa incierta no se


puede hacer, ¿verdad?”.

“Quiero entenderlo. Y para otorgar ese deseo, me gustaría su apoyo”.

Rogue miró al hombre frente a él. Se paró frente a él, habló mal de la
Diosa y buscaba su apoyo. Rogue sintió que este hombre se veía firme
como una roca en sus creencias. Él cambiaría este mundo. Él corregirá
la irracionalidad de ello. Había algo allí que le hizo pensar que no era
solo un estafador.

En este momento, Rogue no tenía a dónde ir y nadie lo esperaba. No


había pensado en absoluto sobre lo que haría después de haber
terminado de hacer lo que debía. Sin embargo, lo que este hombre
sugería, analizar lo que había estado causando que Rogue se lamentara,
puede no haber sido una mala propuesta para abordar. Preparándose
para darle un asentimiento al hombre, Rogue comenzó a hablar a gusto.

“Entonces hay una cosa que me gustaría pedir”.

“Hable”.

405
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

“Se trata de mi hija. En este momento, hay una amenaza para ella que
debe ser eliminada. Quiero que se elimine lo antes posible. Si está hecho,
te daré mi espada”.

Rogue presentó sus condiciones. Él sabía que era una demanda


irracional, pero si este hombre intentaba desafiar a Dios, entonces tal
pedido sería simple. O, mejor dicho, si pudiera lograr esto fácilmente,
entonces toda su gran charla no sería solo para mostrarse. Su pedido fue
mezclado con una prueba, sin embargo, el hombre asintió sin la menor
vacilación.

“He recibido su deseo. Para mañana por la mañana, todos los que
rechazarían a Liliana Zandyke desaparecerán de esta Capital Imperial”.

Él hizo una declaración. Rogue no tenía idea de qué estaba respaldando


la confianza de este hombre, pero él sabía que llegaría la mañana. Al
pensar en esto, se dio cuenta de que todavía tenía que preguntar algo.

“Mis disculpas, pero una cosa más”.

“¿Qué es?”.

“No escuché el nombre del que voy a prestar mi espada”.

Al escuchar esto, una sonrisa repentinamente flotó en el rostro del


hombre. ¿Era simplemente alegría, o tal vez él estaba realmente feliz?
Rogue no pudo captar las sutilezas de su expresión, pero el hombre
silenciosamente abrió su boca

“Mi nombre es Gottfried. También me gustaría que me llame así”.

406
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

El hombre... Gottfried dijo esto mientras daba media vuelta y se iba.

407
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Palabras De Su Tío Artyom

Bueno, seremos rápidos.

Traducir todo un volumen en menos de una semana siempre es


tedioso, por lo que no sé cuando estará el otro (no en este mes, y no sé
si el otro), ya que estoy atrasando muchos proyectos, pero veremos que
nos trae el futuro.

Como siempre, agradezco a Hikoki Translations por la traducción de la


novela en inglés, ya que, sin ella, no estarían leyendo esto. :v

Bueno, aquí les dejo mi Facebook y el Blog, por si quieren hacer una
pregunta o seguirme.

No tengo nada más que decir, excepto de que no jodan pidiéndome el


otro volumen, soy un humano, no una maldita máquina. >:v

Espero que hayan tenido una gran lectura. Nos vemos en el otro
volumen.

408
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 4 / ArtyomPDF

Isekai Mahou – Volumen 5 (Portada)

409