You are on page 1of 8

PRINCIPIOS DEL EQUILIBRIO

QUÍMICO
EQUILIBRIO DINÁMICO

El equilibrio dinámico es un equilibrio químico, donde dos reacciones reversibles ocurren


a la misma velocidad, en ambos sentidos, manteniéndose la concentración de reactivos y
productos, constante en el tiempo. Dicho de otra manera, en el equilibrio dinámico, dos
reacciones opuestas ocurren a la misma velocidad.

Un ejemplo práctico y sencillo sería colocar un balde de agua en un espacio pequeño y


cerrado. El agua del balde comienza a evaporar, hasta saturar el aire del lugar. Una vez
saturado el ambiente, se sigue evaporando algo de agua, porque la humedad ambiental
choca contra la superficie del balde y se condensa.

Estos procesos ocurren al mismo tiempo y a la misma velocidad, de manera que la


cantidad de agua evaporada y condensada son constantes. Se puede decir entonces que
existe un equilibrio dinámico entre los procesos de condensación y evaporación de agua.

Las reacciones que intervienen en el equilibrio dinámico se denominan reacción directa e


inversa. Si la reacción directa ocurre en un recipiente cerrado, cuando la concentración de
los productos alcanza un cierto punto, comienza a producirse la reacción inversa, hasta
alcanzar el equilibrio dinámico químico.

Los reactivos continúan su reacción directa, alimentados por la reacción inversa, que
ocurre a la misma velocidad. El estado de equilibrio se indica colocando una doble flecha
en la reacción.

Se dice que un equilibrio es homogéneo cuando sus componentes se encuentran todos


en la misma fase o estado.

Pongamos el siguiente ejemplo de equilibrio dinámico:

H2 (g) + I2 (g) <———-> 2 HI (g).

La velocidad de la reacción directa está dada por: vd=Kd= [H2][I2]

La velocidad de la reacción inversa sería vi=Ki= [HI]2

Como en el equilibrio las velocidades de reacciones directa e inversa son iguales, el


cociente entre ambas velocidades es una constante K, llamada constante de equilibrio.

K = [HI]2 /[H2][I2]

El valor de K varía con la temperatura a la que ocurra la reacción.


No tenemos que olvidar que para calcular K, la ecuación de la reacción debe estar
ajustada, es decir, con sus correspondientes coeficientes estequiométricos colocados,
cumpliendo con la ley de conservación de las masas.

Las concentraciones de los reactivos y los productos en la fórmula para calcular K en


equilibrio, deben estar elevadas a sus correspondientes coeficientes estequiométricos.

Por lo tanto, si un equilibrio dinámico tiene la forma

el valor de K estará dado por:

Efecto de algunos factores sobre el equilibrio:

Temperatura: Si aumentamos la temperatura, el equilibrio se desplazará favoreciendo la


reacción endotérmica, hasta lograr un nuevo equilibrio.

Concentración de reactivos o productos: si agregamos mayor cantidad de reactivos a un


equilibrio dinámico, la velocidad de la reacción directa aumentará. Luego de pasado un
cierto tiempo, se formará también más producto, y las velocidades de las reacciones
directa e inversa volverán a ser iguales, recuperándose el equilibrio.

EXPRESIÓN DE LA CONSTANTE DE EQUILIBRIO

Las reacciones químicas se pueden visualizar en términos de reactivos y productos, y


escribirse en la forma general

La reacción puede ser espontánea, en cuyo caso los reactivos continúan reaccionando
hasta que se agotan, siendo la composición final casi todo producto. En otros casos, se
debe suministrar una cantidad significativa de energía para conseguir que se produzca la
total reacción, de manera que los reactivos por sí mismos, permanecerían en su forma
actual. En casos intermedios, al final en el equilibrio puede existir una mezcla particular.
Es en estos casos donde la idea de una constante de equilibrio es de mayor valor. La
constante de equilibrio se puede expresar en la forma

Donde [C] representa la concentración molar de C en el equilibrio. Para una reacción


dada, las concentraciones en el equilibrio tendrían que determinarse experimentalmente.
Para reactivos gaseosos, es más conveniente expresar la condición de equilibrio en
términos de las presiones parciales de los reactivos y los productos. En este caso la
constante de equilibrio se define por

donde P denota la presión parcial, por lo general en atmósferas. Las dos formas de la
constante de equilibrio están relacionadas por

Donde Delta n es la suma de los coeficientes de los productos gaseosos en la ecuación


química, menos la suma de los coeficientes de los reactivos gaseosos.

En la práctica, hay casos en los que algunos de los reactivos y/o productos no aparecen
en la expresión de la constante de equilibrio. Cuando hay involucrados sólidos puros o
líquidos puros, las concentraciones se consideran como una de estas sustancias, de
manera que no afectan a la constante de equilibrio.

La naturaleza de la constante de equilibrio nos permite hacer algunos juicios cualitativos


sobre la reacción. Las reglas generales son las siguientes:

1. Si K>>1, la mezcla será principalmente producto.

2. Si K<<1, la mezcla será principalmente reactivo.

3. Si K es aproximadamente 1, la reacción alcanzará el equilibrio a cierta mezcla


intermedia.

RELACIÓN ENTRE LAS CONSTANTES DE EQUILIBRIO

Para la ecuación química general para un sistema homogéneo en fase gaseosa:

Hemos definido la constante de equilibrio en función de las concentraciones molares y en


función de las presiones parciales o de las fracciones molares de las especies gaseosas:
Es de gran utilidad poder establecer relaciones entre ellas que nos permitan pasar de una
a otra de una manera sencilla. Considerando un comportamiento ideal de los gases que
intervienen en la reacción:

En estas expresiones Δn es la variación del número de moles gaseosos de la reacción.


En el caso particular de que en la reacción el número de moles gaseosos no varíe (la
suma de los coeficientes estequiométricos de los productos coincide con la suma de los
coeficientes estequiométricos de los reactivos en la reacción ajustada), ambas constantes
coinciden:

Por otro lado, teniendo en cuenta la ley de Dalton, podemos expresar las presiones
parciales en función de las fracciones molares de cada componente en la mezcla de
reacción:

SIGNIFICADO DEL VALOR NUMERICO DE UNA CONSTANTE DE EQUILIBRIO

La constante de equilibrio Kc o Kp, es la expresión de un cociente entre las


concentraciones de productos y reactivos que están en equilibrio, elevando dichas
concentraciones a un exponente que coincide con los coeficientes estequiométricos que
aparecen en la ecuación química una vez ésta ha sido ajustada. Las cantidades de
reactivos, así como de productos que vienen representadas en el equilibrio se suelen
expresar en unidades de concentración (mol/l), pero en el caso de tratarse de mezclas
gaseosas, es más correcto definir la composición utilizando términos de presiones
parciales. Es por esto que las reacciones químicas en las que se usan gases se suele
adaptar las expresiones de la constante de equilibrio. Así, para un equilibrio químico del
mismo tipo que viene representado por una ecuación química, se dan expresiones de la
constante que hacen referencia a las concentraciones o también a las presiones
parciales. Para poder diferenciar ambas, en un primer caso se habla de Kc, y en un
segundo punto se habla de Kp.

Se ha comprobado, que para cada reacción química de tipo reversible, a una temperatura
concreta, se presenta un valor numérico diferente para la constante de equilibrio, ya sea
Kp o Kc. Sin embargo, el valor exacto puede ser bastante diferente de una reacción a
otra, siendo preciso el análisis y estudio concreto del significado de la magnitud de la
constante. Generalmente, la magnitud de la constante de equilibrio suele darnos
información sobre el estado de equilibrio en el cual se encuentra la reacción, o en otras
palabras, nos informa de la forma en la que una reacción química se ha llevado a cabo.

A continuación se dan algunos ejemplos de reacciones que se encuentran en fase


gaseosa:

H2 (g) + Cl2 (g) ↔ 2HCl (g) Kc= 2.5 * 10^33, 298 K

H2 (g) + I2 (g) ↔ 2HI (g) Kc= 55*0 , 698 K.

Así, el valor de Kc para la reacción en la cual se forma el HCl (gas), tiene un valor
enormemente elevado. Esto es debido a que las concentraciones de H2 y de Cl2, cuando
se consigue llegar al equilibrio son bastante pequeñas si las metemos en comparación
con la concentración de HCl. Como las concentraciones de los reactivos se encuentran en
el denominador de la expresión, y tienen un valor bastante pequeño, el valor de la
constante por consiguiente será muy grande. En un caso como este se suele decir que el
equilibrio se encuentra totalmente o completamente desplazado hacia la derecha o hacia
la formación de los productos.

Al contrario, Kc para la reacción en la que se forma el NO (g) es exageradamente


pequeña. Esto se debe a que la concentración de NO cuando se alcanza el equilibrio es
bastante pequeña en comparación con las concentraciones de N2 y O2. Las
concentraciones de los productos aparecen en el numerador de la expresión de la
constante, y al ser pequeñas, el valor de la constante también lo será. En este tipo de
casos se suele decir que el estado de equilibrio está algo (muy poco) desplazado hacia la
formación de los productos.

Resumiendo podemos decir que, si el valor de la constante de equilibrio de una reacción


química posee un valor bastante grande, significa que el grado de conversión de los
reactivos a productos es también muy alto, y viceversa, es decir, si los valores numéricos
de la constante de equilibrio ( Kp o Kc) son muy pequeños, significará que el grado de
conversión de los reactivos en producto también será muy pequeño.
El cociente de reacción, Q. Predicción
Del sentido del cambio neto

Resumen

Podemos comparar el cociente de reacción QQQ con la constante de equilibrio KKKpara

predecir lo que hará una reacción para alcanzar el equilibrio. Además, podrás ver

que QQQ aparece en otros temas de química y ecuaciones porque con frecuencia nos

interesa saber qué le pasa a diversas variables termodinámicas cuando estamos fuera del

equilibrio. ¡¡Mantente en sintonía para saber más!!

Modificaciones Del Equilibrio


El estado de equilibrio para un sistema químico está caracterizado por unas
concentraciones o presiones parciales de reactivos y productos que permanecen
inalteradas en el tiempo. Las concentraciones o presiones de equilibrio dependen de los
valores iniciales y de la temperatura. Sin embargo, los equilibrios químicos son dinámicos
y, por tanto, un cambio en las condiciones que los hacen posibles determina unas nuevas
condiciones de equilibrio.

PRINCIPIO DE LE CHATELIER

Cuando un sistema químico está en equilibrio (Q = K) (ver t13) y se le somete a una


perturbación, el sistema evoluciona espontáneamente hacia un nuevo estado de
equilibrio, que se caracteriza por unas concentraciones de reactivos y productos que
cumplen la condición de equilibrio Q = K.
Existen tres variables que afectan al estado de equilibrio:
 Cambios en la concentración de las especies reaccionantes.
 Cambios en la presión y el volumen.
 Efecto de la temperatura.
La constante de equilibrio permite analizar cuantitativamente las alteraciones del estado
de equilibrio; sin embargo, muchas veces no se dispone de información suficiente para
llevar a cabo cálculos cuantitativos, por lo que es necesario un análisis cualitativo de la
respuesta de un sistema ante una perturbación.
El principio de Le Chatelier es una herramienta cualitativa que indica la dirección del
desplazamiento del equilibrio. Establece que «un cambio o perturbación en cualquiera de
las variables que determinan el estado de equilibrio de un sistema químico, produce un
desplazamiento del equilibrio en el sentido de contrarrestar o minimizar el efecto causado
por la perturbación».
Ley de Le Chatelier.

Cambios en las concentraciones de las especies reaccionantes

En el equilibrio químico:

El cociente de reacción es:

Si se añade hidrógeno, Q< Kc para que el equilibrio se restablezca, es necesario que se


incremente la concentración de HI (g) y que se reduzcan las concentraciones de H2 (g) y
I2 (g). Entonces, el equilibrio se desplaza en el sentido de formación de HI (g), ya que ésa
es la dirección de la reacción en que se consume el hidrógeno introducido.
Si se incrementa desde el exterior la concentración de HI, el equilibrio se desplaza en el
sentido de la descomposición de HI, restableciéndose, ya que Q > Kc.

Cambios en la presión y el volumen

Para una reacción química cualquiera, un aumento de la presión (o disminución del


volumen) provoca un desplazamiento del equilibrio en el sentido en el que se produce un
menor número de moles de gas.
Una reducción de la presión (o un aumento del volumen) desplaza el equilibrio en el
sentido en el que se produce un mayor número de moles de gas.
Los cambios de presión no afectan al equilibrio cuando Dn = 0, ya que, en este caso, el
número de moles gaseosos a ambos lados de la ecuación es idéntico.
En las reacciones químicas en las que sólo participan sólidos y líquidos, los cambios de
presión casi no afectan al estado de equilibrio, puesto que sólidos y líquidos son
prácticamente incompresibles.
Influencia de la temperatura
El valor de la constante de equilibrio depende de la temperatura. Si ésta se modifica en un
sistema en equilibrio, se altera el valor numérico de la constante y el sistema abandona el
estado de equilibrio.
En las reacciones exotérmicas, la constante de equilibrio disminuye al aumentar la
temperatura, mientras que en una reacción endotérmica la constante de equilibrio
aumenta con la temperatura.
Si no se dispone del valor de la constante de equilibrio, es posible hacer predicciones
cualitativas aplicando el principio de Le Chatelier.
Modificación del estado de equilibrio del sistema. por efecto de la adición de H2(g). Efecto
producido por variaciones de la concentración de reactivos y productos en un equilibrio
químico.