Вы находитесь на странице: 1из 8

CUENTO DE CAPERUCITA ROJA

Había una vez una niña llamada Caperucita


Roja, ya que su abuelita le regaló una caperuza
roja. Un día, la mamá de Caperucita la mandó a
casa de su abuelita, estaba enferma, para que le
llevara en una cesta pan, chocolate, azúcar y
dulces. Su mamá le dijo: “no te apartes del
camino de siempre, ya que en el bosque hay
lobos”. Caperucita iba cantando por el camino
que su mamá le había dicho y , de repente, se
encontró con el lobo y le dijo: “Caperucita,
Caperucita, ¿dónde vas?”. “A casa de mi
abuelita a llevarle pan, chocolate, azúcar y
dulces”. “¡Vamos a hacer una carrera! Te dejaré
a ti el camino más corto y yo el más largo para
darte ventaja.” Caperucita aceptó pero ella no
sabía que el lobo la había engañado. El lobo
llegó antes y se comió a la abuelita. Cuando
ésta llegó, llamó a la puerta: “¿Quién es?”, dijo el lobo vestido de abuelita. “Soy yo”, dijo Caperucita. “Pasa, pasa
nietecita”. “Abuelita, qué ojos más grandes tienes”, dijo la niña extrañada. “Son para verte mejor”. “Abuelita,
abuelita, qué orejas tan grandes tienes”. “Son para oírte mejor”. “Y qué nariz tan grande tienes”. “Es para olerte
mejor”. “Y qué boca tan grande tienes”. “¡Es para comerte mejor!”. Caperucita empezó a correr por toda la
habitación y el lobo tras ella. Pasaban por allí unos cazadores y al escuchar los gritos se acercaron con sus
escopetas. Al ver al lobo le dispararon y sacaron a la abuelita de la barriga del lobo. Así que Caperucita después
de este susto no volvió a desobedecer a su mamá. Y colorín colorado este cuento se ha acabado. Fin

CUENTO DE LOS TRES CERDITOS.

En el corazón del bosque vivían tres cerditos


que eran hermanos. El lobo siempre andaba
persiguiéndoles para comérselos. Para escapar
del lobo, los cerditos decidieron hacerse una
casa. El pequeño la hizo de paja, para acabar
antes y poder irse a jugar. El mediano
construyó una casita de madera. Al ver que su
hermano pequeño había terminado ya, se dio
prisa para irse a jugar con él. El mayor
trabajaba en su casa de ladrillo. - Ya veréis lo
que hace el lobo con vuestras casas- riñó a sus
hermanos mientras éstos se lo pasaban en
grande. El lobo salió detrás del cerdito
pequeño y él corrió hasta su casita de paja,
pero el lobo sopló y sopló y la casita de paja
derrumbó. El lobo persiguió también al
cerdito por el bosque, que corrió a refugiarse
en casa de su hermano mediano. Pero el lobo sopló y sopló y la casita de madera derribó. Los dos cerditos
salieron pitando de allí. Casi sin aliento, con el lobo pegado a sus talones, llegaron a la casa del hermano mayor.
Los tres se metieron dentro y cerraron bien todas las puertas y ventanas. El lobo se puso a dar vueltas a la casa,
buscando algún sitio por el que entrar. Con una escalera larguísima trepó hasta el tejado, para colarse por la
chimenea. Pero el cerdito mayor puso al fuego una oll con agua. El lobo comilón descendió por el interior de la
chimenea, pero cayó sobre el agua hirviendo y se escaldó.

Escapó de allí dando unos terribles aullidos que se oyeron en todo el bosque. Se cuenta que nunca jamás quiso
comer cerdito. Fin
CUENTO DEL PIRATA MALAPATA
El pirata Malapata, era uno de los bucaneros con
más mala suerte que surcaba los mares. Todo lo que
intentaba hacer, terminaba saliéndole al revés.
Una vez, tuvo la genial idea de secuestrar a una
princesa y pedir un gran rescate por ella, pero al
hacerse de nuevo a la mar, uno de los cañones del
castillo, hizo blanco en su barco, permitiendo que la
princesa quedara libre de nuevo.
En otra de sus aventuras, encontró un enorme
tesoro, que amenazaba con hundir su nueva nave.
Para evitar quedarse sin barco, decidió esconder su
botín en una isla cercana. Ocultado el tesoro de ojos
indiscretos, se alejaron de la isla y cual no fue su
sorpresa, cuando al mirar por última vez el lugar,
vieron como un gran volcán entraba en erupción y
hacía desaparecer su preciado botín.
Superado este trance, volvió a hacerse a la mar, en
un día muy tormentoso. Mientras paseaba por la cubierta oteando el horizonte, una ola gigante lo arrastró fuera del
barco. Aferrado al ancla, vio como un tiburón se acercaba peligrosamente hasta su posición, con muy malas
intenciones. Aterrado ante la idea de acabar siendo su merienda, saltó con todas sus fuerzas al barco y arrancó la
bandera del mástil. Cansado de tantas malas pasadas, se retiró de la vida pirata y creó en el puerto, un pequeño
negocio, con el que todo le fue de maravilla. Fin

CUENTO DE HOCHI EL RENO

Había una vez un reno muy bonito y bastante


apuesto que quería mucho a su papá. El
pequeño reno se llamaba Hochi y, al igual que a
su padre, le gustaba mucho estar mirando el
trineo de Papa Noel cargado de ilusión. El viejo
papá reno Hochi era ya muy mayor y tras
muchos años trabajando para Papa Noel tirando
del trineo junto con otros renos, ya había
cumplido todos los años de trabajo y se tuvo
que retirar de su amado trineo por eso, su hijo
Hochi ahora, siendo más joven iba a hacer el
trabajo como era tradición para todos los renos
de la zona Sin embargo al pequeño reno Hochi
le dio mucho miedo la idea de ponerse a tirar de
un trineo pues consideraba que era una
responsabilidad muy grande que nunca podría
llegar a afrontar por eso, huyó muy lejos de
donde vivía y trabajaba su padre para meditar y también para que nadie lo encontrara y le obligara a trabajar en
ese trineo. Hochi se había escondido en una montaña perdida y se había quedado dormido esa noche mientras sus
padres salieron en su busca aterrorizados de que algo le hubiera pasado a su hijo. Había una vez un comerciante
muy malhumorado que siempre estaba intentando sacar el mayor beneficio de las cosas sin gastar nada de dinero.
Cuando leemos esto tal vez pensemos que es lo mejor que pueden hacer las personas pues, si consigues mucho y
gastas poco, viene mucho mejor para nuestro bolsillo pero en cambio el comerciante, no miraba nada positivo de
lo que compraba y simplemente, quería ahorrar el mayor dinero posible. Fin
CUENTO LA SIRENITA

Hacía muchos años que el rey del mar era viudo.


Su anciana madre era quien se ocupaba de cuidar
a sus seis hijas, las princesitas del mar. De estas,
la más bella era la menor. Como todas sus
hermanas, no tenía pies: su cuerpo terminaba en
cola de pez.A partir de los quince años, las
princesitas podían salir de las aguas y ver pasar
los barcos. Aquel año la menor los cumplía y
esperaba con impaciencia el momento en que
pudiera ver el mundo.Al fin llegó el día en que la
sirena pudo asomar la cabeza a la superficie.
Desde aquel día la sirenita y el príncipe se
hicieron inseparables. Una noche, llegó al puerto
del palacio un barco de donde bajó la princesa
que estaba prometida en matrimonio con el
príncipe. El joven se quedó frío como el hielo al
verla porque no la conocía.
Su padre, el rey, le dijo que su deber era casarse
con aquella doncella pero el príncipe dijo que, antes que casarse con una mujer que jamás en su vida había visto y
que no le inspiraba amor, prefería renunciar al trono.Ante esa amenaza el viejo rey cedió, escribió una carta de
disculpas a su amigo el padre de la princesa y se quejó de haber pasado la mayor vergüenza de su vida, pero en el
fondo se alegró de lo que había pasado. Después de que el barco se llevó a la princesa, el príncipe tomó de la
mano a la sirenita y dándole un beso le declaró su amor. La pequeña niña cantó de emoción dejando asombrado al
príncipe con su melodiosa voz y sintió cómo se iban para siempre los dolores de sus piernas. Los dos reinos de
mar y tierra celebraron felices el matrimonio de los príncipes quienes fueron felices para siempre. De la bruja del
mar, nadie volvió a saber. Fin

FABULA EL ÁGUILA Y LA FLECHA


Estaba asentada un águila en el pico de un peñasco
esperando por la llegada de las liebres.
Mas la vio un cazador, y lanzándole una flecha le atravesó
su cuerpo.
Viendo el águila entonces que la flecha estaba construida
con plumas de su propia especie exclamó:
-- ¡ Qué tristeza terminar mis días por causa de
mis plumas !
Moraleja: Más profundo es nuestro dolor cuando nos
vencen con nuestras propias armas.

FABULA EL GALLO Y LA JOYA


Un gallo, buscando comida para él y sus gallinas, encontró
una gema y exclamó:

- Si mi dueño te hubiera encontrado, y no yo, él te habría


tomado, y llevado a vender; pero yo no he encontrado para
ti ningún objetivo. Prefiero tener un grano de cereal que
todas las joyas en el mundo.-
Moraleja: Lo que no tiene utilidad, no tiene valor.
FABULA LA ZORRA A LA QUE SE LE LLENÓ SU
VIENTRE
Una zorra hambrienta encontró en el tronco de una encina
unos pedazos de carne y de pan que unos pastores habían
dejado escondidos en una cavidad. Y entrando en dicha
cavidad, se los comió todos.
Pero tanto comió y se le agrandó tanto el vientre que no
pudo salir. Empezó a gemir y a lamentarse del problema en
que había caído.
Por casualidad pasó por allí otra zorra, y oyendo sus
quejidos se le acercó y le preguntó que le ocurría. Cuando
se enteró de lo acaecido, le dijo:
-- ¡Pues quédate tranquila hermana hasta que vuelvas a
tener la forma en que estabas, entonces de seguro podrás salir fácilmente sin problema!
Moraleja: Con paciencia se resuelven muchas dificultades.

FABULA EL MILANO Y LA CULEBRA


Raptó un milano a una culebra, elevándose por los aires. La
culebra se volvió y le mordió, cayendo ambos desde lo alto
a un precipicio, y el milano murió. Dijo entonces la culebra:
-- ¡ Insensato ! ¿ Por qué has querido hacer mal a quien no
te lo
hacía ? En justicia has sido castigado por haberme raptado
sin razón.
Moraleja: Nunca busques dañar a tu prójimo, no vaya a
ser que sin que lo notes, sea más fuerte que tú, y te haga
pagar tus injusticias.

FABULA EL NIÑO Y EL GUSANO DE ORTIGA


Un niño fue herido por un gusano de ortiga. Corrió a su casa
y dijo a su madre:
- Me ortigó fuertemente, pero yo solamente lo toqué con
suavidad.
- Por eso te ortigó – dijo la madre -, la próxima vez que te y
entonces será tan suave como seda, y no te maltratará de
nuevo.
Moraleja: Al insolente, irrespetuoso, o delinc uente, debe
demostrársele siempre que la autoridad prevalece sobre
él.
LEYENDAS
 El Cadejo
El cadejo es representado por un perro de gran tamaño y de mirada
penetrante del cual se aparecen dos especímenes, uno de ellos es
blanco que simboliza el bien y otro negro que simboliza el mal.
Se dice que El cadejo negro representa al espíritu del mal el cual se
le aparece a las personas que deambulan en los pueblos en altas
horas de la noche, persigue a sus víctimas durante un rato para
asustarlos y luego los hipnotiza con sus enormes ojos color rojo,
similar a carb ones encendidos, cuando los atrapa les roba el alma
dejándolos como tontos para el resto de su vidas, a esto se le
denomina en El Salvador que una persona ha quedado jugada por un
mal espíritu.

 La Carreta Chillona
Cuentan que hace años vivió un hombre sin fé a quien todos
llamaban "Pedro el Malo".
Para un 15 de mayo, fiesta de San Isidro Labrador, mucha gente
llegó al pueblo para la bendición de carretas. Pedro también llevó su
carreta, pero tenía malas intensiones. La paró muy cerca de la puerta
de la iglesia, lejos de las otras carretas.
Cuando el sacerdote le pidió a Pedro que alineara su carreta con las
demás, este le respondió que no la había llevado para que la
bendijera, pues ya estaba bendecida por el diablo.

 El Duende

Es un espíritu enamorado que siempre busca a las mujeres jóvenes y


bonitas, a las cuales no deja en paz hasta que hacen algo
desagradable para él, como no bañarse o hacer cosas antihigiénicas.
No deja tranquila a la muchacha bonita que escoge, por medio de
ruidos por las noches, brisas y aromas, hasta causar que se quede
solterona. También cuentan otras historias que estos extraños seres
son hombrecitos muy pequeños y de orejas puntiagudas, les gusta
vestir ropas muy lujosas y de colores brillantes; y son guardianes de
enormes ollas llenas de monedas de oro, y hablan un idioma que
solo ellos entienden.

 La Siguanaba

Una leyenda salvadoreña que cuenta la aparición de una mujer con


pelo largo y enredado que le cubre el rostro, de cuerpo delgado y
uñas largas, con busto enorme que le cuelga hasta casi tocar el suelo,
se aparece en los caminos, ríos y quebradas especialmente a hombres
solteros y borrachos que se c onducen a altas horas de la noche a pie
o caballo. Originalmente llamada Sihuehuet (Mujer hermosa), tenía
un romance con el hijo del dios Tlaloc, el dios Lucero de la Mañana;
del cual resultó embarazada; traicionando así al dios sol. Sihuehuet
fue una mala madre, dejaba solo a su hijo para satisfacer a su amante. Cuando Tlaloc descubrió lo que
estaba ocurriendo, maldijo a Sihuehuet llamándola Sihuanaba (Mujer Horrible).
 El Cipitío

Hijo de la Sihuanaba, también llamado Cipitillo es un personaje muy


conocido en las leyendas salvadoreñas, se trata de un niño pequeño y
barrigón que nunca creció.
El Cipitío se alimenta de guineos y de la ceniza que queda en las
cocinas de leña de las viviendas rurales, utiliza un sombrero muy
grande que se mueve al compás de su caminar, se aparece por las
noches como un espíritu burlón haciendo bromas, riendo y bailando
alrededor de su victima. Se cuenta que el Cipitío arroja piedritas a las
muchachas bonitas que van solas a lavar ropa en las pozas de los ríos.
El Cipitío, aunque inofensivo, es hostigoso. Generalmente hace bromas
con las cuales se burla de las personas, carcajeándose sonoramente.

ANÉCDOTAS

Anécdota 1:Una niñita estaba ayudando a lavar los platos en la cocina


a su mamá. De pronto notó que su mamá tenía varios cabellos blancos
que sobresalían entre su cabellera oscura. Miró a su mamá y le
preguntó inquisitivamente,
¿Mami, por qué tienes algunos cabellos blancos? Su mamá le contestó:
- Bueno, cada vez que haces algo malo y me haces llorar o me pones
triste, uno de mis cabellos se pone blanco’. La niñita se quedó
pensativa por un rato y luego dijo:
- Mami, ¿por qué todos los cabellos de mi abuelita están blancos?

Anécdota 2:Todos los niños habían salido en la fotografía y la


maestra estaba tratando de persuadirlos a cada uno de comprar una
copia de la fotografía del grupo.
-Imagínense qué bonito será cuando ya sean todos grandes y digan:
allí está Catalina, es abogada; o también ese es Miguel, ahora es
doctor. Sonó una vocecita desde atrás del salón,
- Y allí está la maestra. Ya se murió

Anécdota 3:Un niñito de tres años fue con su papá a ver una camada
de gatitos recién nacidos. De regreso a casa, le informó
apresuradamente a su mamá que había dos gatitos y dos gatitas.
-¿Cómo supiste? – le preguntó su mamá.
- Papá los levantó y miró por debajo – replicó el niño – creo que allí
tienen la etiqueta.
Anécdota 4:Mary Shelley, autora de la famosísima novela Frankenstein, se
enamoró de Percy Bysshe Shelley, poeta inglés, convirtiéndose en su
querida. Éste estaba casado con otra señora, la cual acabó suicidándose al
saber de los amores de su marido. Percy se casó con Mary. Shelley, se
ahogó cerca de Italia y Mary exigió que abrieran el cadáver para sacarle el
corazón. Solía viajar a todos lados con su macabra reliquia.

Anécdota 5: El matemático alemán David Hilbert (1862-1943) recibió un


día en su casa a un profesor recién llegado a la universidad de Gotinga.
Después de presentarse, el joven profesor se quitó el sombrero y se sentó.
Al cabo de unos minutos de conversación, Hilbert, probablemente distraído
con algún problema matemático, decidió que la visita ya había durado lo
suficiente, poniéndose el sombrero de su invitado, se despidió cortésmente y
se fue.

BIOGRAFÍAS

 Salvador Salazar Arrué(1899-1976)



(Sonsonate, 1899 - San Salvador, 1976) Artista y escritor salvadoreño
también conocido por el seudónimo de Salarrué, una de las voces
fundamentales de la literatura hispanoamericana por su concisión y fuerza en
la recreación de la realidad de su pueblo.
Su identificación con el mundo del campesino salvadoreño y sus
exploraciones en los asuntos esotéricos orientales y de ciencia ficción han
llevado a valorarlo como uno de los iniciadores de la nueva narrativa
latinoamericana y como destacado exponente de la cultura de su país.
Sus Cuentos de barro (1933), relatos de extrema brevedad, contribuyeron a
forjar la estética del cuento hispanoamericano. Miembro de la Sociedad de
Amigos del Arte (1935-1939), durante varios años trabajó como agregado
cultural de la delegación diplomática en Estados Unidos, y participó en la
Conferencia de Educación organizada en julio de 1941 por la Universidad de
Michigan. Alternó la literatura con la pintura; se recuerda especialmente el
éxito de sus exposiciones en Nueva York y San Francisco (1947-49) y de
algunas de las que realizó posteriormente en su país y de nuevo en Estados Unidos entre 1958 y 1963.
Otra de sus facetas artísticas fue la de compositor: se le deben más de un centenar de canciones.
En 1963 ocupó el puesto de Director General de Bellas Artes, y en 1967 fundó, en el parque Cuscatlán,
la Galería Nacional de Arte (actualmente conocida como Sala Nacional de Exposiciones), centro cuya
dirección asumió. Desde 1973 hasta su fallecimiento fue asesor cultural del gabinete del Director
General de Cultura, Carlos de Sola.
 Claudia Lars(1899-1974)
Margarita del Carmen Brannon Vega, conocida por su seudónimo Claudia Lars (Armenia, 20 de
diciembre de 1899-San Salvador, 22 de julio de 1974), fue una poetisa salvadoreña. Su obra es
considerada de un depurado lirismo y dominio de la métrica.
Sus padres fueron el irlandés Peter Patrick Brannon y la salvadoreña Carmen Vega Zelayandía. Durante
su infancia fue amiga de Consuelo Suncín, esposa que fue de Antoine de Saint-Exupéry. Inició su
educación en su propio hogar y posteriormente estudió en el Colegio La Asunción de la ciudad de Santa
Ana. En su adolescencia, y gracias al general Juan José Cañas, logró que un cuadernillo de poemas de su
autoría fuera publicado con el nombre Tristes mirajes. Asimismo, inició una relación sentimental con el
poetanicaragüense Salomón de la Selva en 1919, pero sus padres
rompieron la relación2 y mandaron a la joven hacia Estados Unidos
donde conoció a LeroyBeers, su primer esposo. En este país enseñó
castellano en la Escuela Berlitz de Brooklyn.
De manera póstuma sería divulgada Poesía última, impresa por la
Editorial Universitaria, y también David Escobar Galindo elaboró Sus
mejores poemas, editada por la Dirección de Publicaciones en 1976. En
1999, en conmemoración del centenario de su nacimiento, el Consejo
Nacional para la Cultura y el Arte publicó dos volúmenes de su Poesía
Completa, recopilada por Carmen González Huguet.

 Roque Dalton García (1935-1975)


San Salvador, 14 de mayo de 1935 - 10 de mayo de 1975, fue un
poeta, ensayista, narrador, dramaturgo y periodista salvadoreño.
Hijo del inmigrante estadounidense Winnall Dalton, quien estaba
casado con Aída Ulloa, y de la enfermera salvadoreña María Josefa
García, Roque Dalton fue educado con los jesuitas en el
Colegio Externado San José. Viajó a Santiago en 1953, donde ingresó
en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, aunque más
tarde volvió a San Salvador a continuar sus estudios. Roque Dalton
fue asesinado por sus propios compañeros de la dirección del Ejército
Revolucionario del Pueblo (ERP) -la guerrilla a la cual pertenecía en
ese momento- junto con el líder obrero Armando Arteaga, Pancho,
bajo la acusación de ser agente de la CIA. Con anterioridad ya había
sido acusado de trabajar también para la inteligencia cubana y de
insubordinación ante la dirección del ERP, liderado entonces por
Alejandro Rivas Mira. Los otros miembros del ERP que se encontraban al frente de la organización al
momento del asesinato de Dalton y de Arteaga eran Jorge Meléndez (Jonás), Vladimir Rogel
(Vaquerito) y Joaquín Villalobos, quien en varias ocasiones, después de firmada la paz en El Salvador,
se responsabilizó del crimen. Villalobos relató en 1993 a los hijos del poeta las circunstancias del
asesinato, lo que fue publicado en el periódico mexicano Excélsior. Poco más de un año después del
asesinato de Dalton, Villalobos pasó a dirigir el ERP y posteriormente formó parte de la Comandancia
General del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), calidad en la que fue firmante
de los acuerdos de paz de 1992.