Вы находитесь на странице: 1из 3

Textos mexicanos del siglo XIX

Nombre: Renata Salazar Allen


Matrícula: 1536918

Reseña analítico-descriptiva al Estudio preliminar de Luis G. Urbina

Además de colaborar para su creación, Luis Gonzaga Urbina escribió en 1910 la


introducción de la obra Antología del Centenario, la cual es un estudio documentado de la
literatura mexicana durante el primer siglo de independencia (1800-1821). En la
introducción, que Urbina titula Estudio preliminar, nos narra datos históricos que nos
servirán de preámbulo para relacionarnos de mejor manera con las lecturas posteriores.
En su escrito, Urbina nos relata los comienzos de las letras mexicanas y continúa con su
evolución a través del paso del tiempo. Es por esta razón que es complicado señalar el
criterio por el cual se basaron para escoger a los autores de la colección. Pareciera que, en
lugar de una antología, se nos estuviesen exponiendo fragmentos literarios con base en una
cronología; como si se tratase de un texto histórico, en lugar de asentarse en función de un
criterio literario específico. Igualmente, se exponen sólo los géneros de la poesía (utilizado
en mayor medida), el teatro o algunos manifiestos y discursos de la época de la Guerra de la
Independencia.
A través de múltiples ejemplos, Urbina nos presenta las diferencias en estilos y
progresos literarios de cada autor. Además, realiza una crítica a su obra y reacciona en
contra de diversas cuestiones literarias como las extravagancias léxicas y el mal cómputo
silábico, así como también por las temáticas elegidas por tal autor (Urbina muestra una
tendencia por alabar a aquellos que optan por temas religiosos). Por otra parte, aboga por el
perfecto ritmo en la poesía, la naturalidad y la verosimilitud en los escritos. También es
notable que se considere el contexto en el que vivieron los diferentes autores y se reflexione
sobre cómo éste pudo afectar en sus obras.
El texto se encuentra narrado en tercera persona y recoge los hechos literarios en orden
cronológico, pero dando saltos temporales cuando se considera pertinente. Para la narración
se manejan diversos estilos como la crónica o el ensayo. La introducción no cuenta con
capítulos y se apartan los temas con unos asteriscos; al parecer, un hecho histórico
trascendental es la señal que Urbina considera para iniciar una nueva división (como el
inicio de algún movimiento intelectual, la fundación de una revista o una legislación, etc.).
El autor posee una excelente calidad estética la cual, sin embargo, está plagada de lo que él
tanto critica: un rebuscamiento en el vocabulario que nos conduce a lo inverosímil.
Además, notamos una fuerte voluntad por alejarse de las normas literarias españolas para
patrocinar lo mexicano.
Otras consideraciones giran en torno a la paginación del texto, advertimos el uso de
números romanos hasta finalizar la introducción. Asimismo, ocurren distintos fenómenos
gramáticos característicos del siglo XIX como la acentuación de la preposición “a” y
distintos usos de las conjunciones copulativas (como el manejo de “e” en vez de “y”). Se
observa, además, que el vocabulario está basado en modelos del Imperio Español y la
comunidad indígena mexicana.
Bibliografía
G. Urbina, L. (1910). Estudio preliminar. En L. G. Urbina, P. Henríquez Ureña, & N.
Rangel, Antología del centenario. México.