Вы находитесь на странице: 1из 3

RECOMENDACIONES PARA HACER UNA BUENA LECTURA COMPRENSIVA

• Busca un lugar apropiado para leer, lejos de ruidos que te distraigan.


• Organiza un lugar adecuado, una silla cómoda y una mesa.
• Evita leer acostado, hacerlo te dará sueño; no lo hagas en el comedor de la casa, te dará hambre;
tampoco lo hagas en la sala, es el lugar por donde todas las personas pasan y te distraerán.

2. RECOMENDACIONES PARA HACER UNA BUENA LECTURA COMPRENSIVA

• No leas si estás cansado, enojado o estresado; tu mente debe estar tranquila.


• Determina el tiempo que vas a emplear en la lectura, no menos de 15 minutos.
• No interrumpas la lectura de un momento a otro, si es necesario hacerlo, retómala lo más pronto
posible.
• Procura leer mentalmente sin mover los labios ni pronunciar las palabras; lleva la lectura a tu mente
como si fuera una película.

3. RECOMENDACIONES PARA HACER UNA BUENA LECTURA COMPRENSIVA

• Señala o anota los personajes o situaciones que te agradan.


• Has una lista de palabras que no conozcas y busca su significado.
• Realiza la actividad lectora diariamente durante 21 días, en un mismo horario; esto te creará el hábito.

La anticipación

La anticipación es una capacidad básica de la comprensión. El éxito de una lectura depende en buena
parte de todo lo que hayamos podido prever antes de leerla: de la información previa que poseemos y
podemos activar, de la motivación para leer, de las expectativas que nos hemos planteado sobre el
texto. (Cassany, D. 1994).

Partiendo de este concepto te invitamos a pensar en lo que haces cotidianamente antes de iniciar la
lectura del artículo de una revista, del periódico o un cuento. Es posible que cuando leas el título y
aprecies las fotografías puedas descubrir de qué se trata el texto y éstas permitan que te adelantes al
contenido del escrito.

Seguramente lo que pensaste no era lo correcto en relación al contenido, razón por la que después te
corresponde comprobar mientras vas leyendo si son ciertas o no.

Por lo tanto, anticipar es: predecir el contenido de lo que vas a leer o de lo que estas leyendo. Puedes
realizarlas, a partir de las ilustraciones del texto, después de leer el título del material o después de leer
el primer párrafo.

También es conveniente plantearse preguntas como por ejemplo: ¿Qué significa el título?, ¿De qué
tratará el escrito?, ¿Significará otra cosa?, ¿Qué tipo de texto será?, etc. Este tipo de preguntas
estimulan el pensamiento y la producción de ideas.
La paráfrasis

La paráfrasis consiste en una explicación o en la interpretación de un texto con palabras propias para
hacerlo más comprensible. Se puede dar el caso que se utilicen algunas ideas de un autor y agregar
otras personales.

Esta herramienta la podemos emplear para resumir el contenido de una exposición o cuando las ideas
de un autor no están muy claras, en este caso específico se utiliza la paráfrasis para elaborar una
redacción propia de acuerdo a nuestro estilo particular de escritura.

El ejercicio de esta habilidad de lectura es bastante útil para fijar los conocimientos, hacer resúmenes,
escribir ensayos, pero también puede darse el caso de que se pongan en tela de juicio sus apreciaciones,
y puedan interpretarse como un plagio de las ideas de un autor.

Plagiar es copiar textualmente las ideas, puntos de vista, apreciaciones, expresiones de un autor,
haciéndolas pasar por propias, sin reconocer su tutoría. En consecuencia, estimado estudiante, te
recomendamos que al parafrasear no alteres las ideas originales del texto que leíste o de una exposición
a la que asististe, pues se podrían generar errores de interpretación y esto cambiaría por completo el
sentido de lo que quieres expresar

Te recomendamos organizar un plan de acción a la hora de realizar una paráfrasis, por ejemplo: Lee
varias veces el texto que desees parafrasear, escribe un esquema o borrador, comprueba que las
expresiones utilizadas plasmen los puntos de vista del autor; manteniendo así el sentido del contenido
original del texto y por último, comienza a escribir tu paráfrasis. Un ejemplo de paráfrasis es el
siguiente:

Texto original

Aquel ósculo dejó impávida a la joven mientas que su admirador quedó estupefacto. La utópica
empresa de aquel adolescente se había consolidado: pudo llegar a rozar el rostro de su amada

Texto parafraseado

En el texto se plantea un encuentro en el que una joven queda serena, libre de pavor, ante un beso en el
rostro que le da un tímido adolescente inocentemente enamorado. También se refleja en el escrito la
actitud del joven ante su hazaña.

RECUERDA: Por medio de la paráfrasis, puedes apropiarte de nuevas ideas y nuevos conocimientos
para expresarlos con tus propias palabras

Las inferencias

Uno de los hallazgos más comunes de los investigadores que estudian el proceso de comprensión
lectora es que el hacer inferencias es esencial para la comprensión (Anderson y Pearson, 1984). Las
inferencias son el alma del proceso de comprensión y se recomienda enseñar al estudiante a hacerlas
desde los primeros grados hasta el nivel universitario, si fuese necesario.

¿Qué es una inferencia? De acuerdo con Cassany, Luna y Sanz "es la habilidad de comprender algún
aspecto determinado del texto a partir del significado del resto. Consiste en superar lagunas que por
causas diversas aparecen en el proceso de construcción de la comprensión" (p.218). Esto ocurre por
diversas razones: porque el lector desconoce el significado de una palabra, porque el autor no lo
presenta explícitamente, porque el escrito tiene errores tipográficos, porque se ha extraviado una parte,
etc. Los lectores competentes aprovechan las pistas contextuales, la comprensión lograda y su
conocimiento general para atribuir un significado coherente con el texto a la parte que desconoce. Por
ejemplo, si desconoce el significado de una palabra, leerá cuidadosamente y tratará de inferir el
significado de la misma en el contexto.