Вы находитесь на странице: 1из 4

FOLLETOS

Los folletos publicitarios se han convertido en una de las actividades promocionales a las que
mayor presupuesto destinan las empresas minoristas de distribución. Se hace necesario, por
tanto, un mayor número de trabajos que analicen las características de los folletos publicitarios
como herramienta promocional.

Los anunciantes saben que los folletos son muy eficaces, entendiendo por eficacia la capacidad
del folleto para inducir a la compra del producto. Ya que los folletos nos facilitan la comparación
de las prestaciones y precios de cada marca.

Frecuentemente distribuido: al menos una vez al año, si bien lo habitual es que se distribuyan
varios folletos diferentes al mes (especialmente en ciertos momentos del año).

Por supuesto, lo ideal es contar con una folletería completa, es decir, con volantes, dípticos y
trípticos, para poder aprovechar las ventajas y la complementariedad de estas piezas,
reforzando al máximo la identidad corporativa. Sea cual sea el tipo de folleto elegido, debe
tratarse de una pieza de gran atractivo visual, con capacidad comunicativa y representatividad
corporativa. A continuación presentamos, entonces, las características de los distintos folletos:

 Volantes : Para realizar campañas masivas de promoción de productos y servicios lo más


conveniente es contar con volantes, el tipo más simple y económico entre los folletos.
Un volante es un cuadrado o rectángulo de papel impreso de un lado o de ambos, en el
que se busca generar atracción inmediata por parte de los receptores a través de
diseños llamativos y simples, con información fundamental: productos, servicios,
precios, ofertas, novedades, datos de contacto y slogan.
 Dípticos: Un díptico es un folleto de cuatro caras, dos interiores y dos exteriores,
producto del plegado de una hoja en dos. Se utilizan, básicamente, como presentación
de una compañía ante clientes reales o posibles, proveedores y otras instituciones. Se
ofrece así en ellos los principios corporativos, los productos y servicios y la información
de contacto. Por otro lado, las empresas que desean contar con un catálogo, pero no
disponen de un gran presupuesto pueden emplear dípticos con esta función, brindando
una lista de productos, precios, descuentos, códigos, descripciones e imágenes. Los
restaurantes pueden usar dípticos como menús.
 Trípticos: Un tríptico es un tipo de folleto muy popular. Indicados para presentar a una
compañía con una imagen profesional y seria. Ofrecen información destacada sobre una
empresa: filosofía corporativa, trayectoria, servicio de atención al cliente, productos,
servicios, promociones especiales, novedades institucionales, descripción de las
instalaciones y tecnologías, empresas asociadas, información de contacto y todo aquello
que represente cabalmente a la compañía.

ASPECTOS RELACIONADOS CON SU COMPOSICIÓN


 Comunicación masiva: los folletos publicitarios no son enviados de forma personalizada
al consumidor (aunque en algunos casos puedan ser introducidos directamente en sus
buzones). Lo habitual es que sean depositados en el espacio que las viviendas tienen
destinado para la publicidad. A veces, incluso, son distribuidos a la entrada al
establecimiento, o se colocan directamente en las cestas y “carros” de la compra
 Inmediata y fácilmente accesibles para el consumidor: se trata de un medio al que el
consumidor puede acceder de forma directa y sencilla, sin ningún tipo de esfuerzo ni de
aplicación técnica.
 Mínimo de cuatro páginas: el contenido del folleto suele ser mucho más cuantioso,
superando, en muchos casos, hasta las treinta páginas. No obstante, entre diez y quince
páginas suele ser lo más habitual.
 Dirigido a consumidores particulares o empresas: si bien se trata de un medio que
tradicionalmente ha sido utilizado en el mercado de consumidores, es cada vez más
común su distribución a nivel organizacional.
 La fuente del mensaje es el minorista, el fabricante, o una combinación de ambos:
incluso, en muchas Ocasiones, varios distribuidores publican conjuntamente un folleto
publicitario

Ferias
Una feria es un evento de marketing donde los bienes y servicios en una industria
específica se exhiben y se manifiestan a otros negocios. Es la presentación pública de
artículos diversos para estimular su producción y consumo. Tienden hacia la
información y el intercambio de lo que se hace y los avances para lograrlo.
Una feria puede ser el mejor instrumento de marketing si ha sido planificada y bien
organizada. En esas condiciones la participación en una feria es una inversión a futuro.
También son una gran manera de relacionarte con otros miembros de la industria y
hacer crecer tu base de clientes
Objetivos
Integral: Cualquier acontecimiento que se produzca en el transcurso de
la feria debe estar contemplado en el plan estratégico.
Valorada: Toda realización conlleva incurrir en gastos y la participación
en la feria debe resultar rentable. Sólo valorando la rentabilidad puede
decidirse acerca de una inversión; en última instancia, deben aplicarse
criterios financieros adecuados para decidir que estrategias adoptar.
Idónea y adecuada: Al objetivo que se pretenda alcanzar.
Ajustada: Al perfil de los representantes de venta de la empresa que se
encontraran en el stand.

A su vez, las ferias nos permiten utilizar en forma combinada otros elementos
promocionales como:
 Muestreo.
 Demostraciones.
 Entrega de folletería.
 Degustaciones.
 Exhibiciones especiales.
 Proyecciones.
 Espectáculos artísticos.
Para ello, es necesario elaborar un programa de actividades considerando los días de
mayor afluencia y horas de mayor movimiento

DEGUSTACIONES
A través de las degustaciones se graba en el recuerdo de los consumidores la realidad
de. Un producto más fielmente que por ningún otro medio.
En las degustaciones se ve y se mira con detenimiento el conjunto y detalle del
producto a degustar, quedando una impresión visual del artículo muy profunda y muy
fiel. No se trata de un simple reparto de muestras sino de la prueba real del producto
“in situ”, en la tienda, comprobándose la reacción del consumidor que es objeto de
una ligera pero valiosa encuesta.
Con las degustaciones se pretende que los consumidores analicen con sus sentidos, las
características de un producto comestible. Gracias a este tipo de estrategias el público
estará receptivo a dar su mejor opinión acerca de la experiencia porque para degustar
se debe prestar una buena atención, es decir, todos los sentidos deben estar alerta.
Algunos momentos clave de las degustaciones son las siguientes:
 Vista: Se perciben las características visuales del producto. Por ejemplo, lo que
detecta este sentido de los productos son: el packaging, su forma, su color, las
etiquetas, etc.
 Oído: Durante la degustación se pueden percibir distintos sonidos como el
descorche de una botella, el mensaje de la promotora o promotor, etc.
 Olfato: En este aspecto, puede percibir las sustancias por las que está
elaborado el producto.
 Gusto: Finalmente, el objetivo de una degustación se trata de degustar el sabor
para calificarlo o describirlo.
Además, uno de sus objetivos es potenciar la venta de un producto nuevo o existente
permitiendo a los clientes que lo prueben antes de comprarlo. Asimismo, en las
degustaciones es común ver el lanzamiento de una promoción para hacer más atractiva
su compra.
Ventajas
Hacen que el consumidor pruebe el producto y perciba sus bondades en el punto de
ventas. El producto consume el producto gratuitamente.
Desventajas
Su efectividad depende mucho de quien ofrece la degustación. Se requiere un área
específica para realizar la degustación. Muchos consumidores se aprovechan de la
actividad para saciar su hambre sin comprar el producto.