Вы находитесь на странице: 1из 12

Literales

Prometeo por Franz Kafka


Hay cuatro leyendas referidas a Prometeo.
Según la primera, fue encadenado al Cáucaso por haber revelado a los hombres los secretos
divinos, y los dioses mandaron águilas para devorar su hígado, que se renovaba eternamente.
Según la segunda, Prometeo, espoleado por el dolor de los picos desgarradores, se fue
hundiendo en la roca hasta hacerse uno con ella.
Según la tercera, la traición fue olvidada en el curso de los siglos. Los dioses la olvidaron,
las águilas la olvidaron, él mismo la olvidó.
Según la cuarta, se cansaron de esa historia insensata. Se cansaron los dioses, se cansaron las
águilas, la herida se cerró de cansancio.
Quedó el inexplicable peñasco.
La leyenda quiere explicar lo que no tiene explicación.
Como nacida de una verdad, tiene que volver a lo inexplicable.

1. Cuál es la traición de Prometeo:


A. Haberle dado el fuego a los hombres
B. Haber revelado al hombre los secretos divino
C. Haber narrado una historia insensata
D. Haber narrado una historia sin explicación
La respuesta correcta es la B, ya que la pregunta es literal y el texto literalmente nos lo dice:
“Según la primera, fue encadenado al Cáucaso por haber revelado a los hombres los secretos
divinos”.

2. Las águilas fueron enviadas por:


A. Los hombres
B. Los dioses
C. Zeus
D. Prometeo
La respuesta correcta es la B, pues, aunque la tradición dice que el águila es el animal
de Zeus y es él quien las manda, en el texto de Kafka nos dicen que son los dioses: “y
los dioses mandaron águilas para devorar su hígado”.

3. Los picos desgarradores pertenecen a:


A. Prometeo
B. Los dioses
C. Las águilas
D. Zeus
La respuesta correcta es la C. En esta pregunta no sólo se activan las referencias internas del
texto llamadas deícticos endofóricos, sino los conocimientos enciclopédicos, pues a menos
que el texto lo diga, ni Prometeo, ni los dioses, ni Zeus semánticamente están relacionados
con picos, las águilas sí.

4. Qué explica la leyenda:


A. El mito de Prometeo
B. Lo inexplicable
C. Las creencias antiguas
D. El robo de los secretos divinos
La respuesta correcta es la C. La justificación la encontramos en el penúltimo párrafo del
texto: “La leyenda quiere explicar lo que no tiene explicación”

5. Los que se cansaron de la historia insensata fueron


A. Los dioses, las águilas, Prometeo
B. Los dioses, las águilas, la herida
C. Los dioses, las águilas
D. La herida, las águilas y Prometeo
La respuesta correcta es la B, porque no dice el texto que fue Prometeo quien se cansó, sino su
herida. Y sin embargo, también se dice que la herida se cansó, aunque lo que se diga sea el efecto
de su cansancio y no la causa en sí.
De la Ociosidad por Montaigne
Como vemos los terrenos baldíos, si son fecundos y fértiles, poblarse de mil suertes de
hierbas espontáneas e inútiles, y que para que produzcan provechosamente es preciso
cultivarlos y sembrarlos de determinadas semillas para nuestro servicio; y así como vemos a
las mujeres producir solas montones informes de carne, y que para que resulte una generación
provechosa y natural es necesario depositar en ellas otra semilla, así acontece con los
espíritus; si no se los ocupa en labor determinada que los sujete y contraiga se lanzan
desordenadamente en el vago campo de las fantasías:

1. Los que se debe hacer con los espíritus es:


A. Ocuparlos en una labor determinada
B. Lanzarlos desordenadamente
C. Sujetarlos
D. Ponerlos a producir

La respuesta correcta es la A, le texto mismo lo dice: “ así acontece con los espíritus; si no se los
ocupa en labor determinada”

2. La idea principal del texto es:


A. Mostrar la importancia de la fecundidad de los campos
B. Señalar la diferencia entre naturaleza y cultivo
C. La labor sujeta los hombres
D. Hay que sujetar los hombres a una labor que los haga provechosos
La respuesta correcta es la D, pues todos los ejemplos dados en el texto culminan en el cultivo del
hombre.

3. Otro título adecuado al texto sería:


A. La importancia del cultivo
B. La ociosidad
C. El provecho de los cultivos fértiles
D. La fertilidad
La respuesta correcta es la A, este título se ha tomado de la idea principal del texto: la importancia
del cultivo del hombre

4. La expresión en ellas se refiere a:


A. Los campos fértiles
B. Las mujeres
C. Los espíritus
D. Las semillas
La respuesta correcta es la B. Nueva pregunta deíctica. Para saber la respuesta debemos buscar una
palabra que cumpla la forma del deíctico: plural femenino, y que esté cerca al deíctico.

5. Se debe ocupar en labores determinadas a:


A. Las mujeres
B. Los espíritus
C. Las semillas
D. Los cultivadores
La respuesta correcta es la B. Esta opción la podemos encontrar confirmada en la pregunta 1 y
bajo la misma justificación que esta respuesta.

El águila y el escarabajo por Esopo


Estaba una liebre siendo perseguida por un águila, y viéndose perdida pidió ayuda a un
escarabajo, suplicándole que le salvara.
Le pidió el escarabajo al águila que perdonara a su amiga. Pero el águila, despreciando la
insignificancia del escarabajo, devoró a la liebre en su presencia.
Desde entonces, buscando vengarse, el escarabajo observaba los lugares donde el águila
ponía sus huevos, y haciéndolos rodar, los tiraba a tierra. Viéndose el águila echada del lugar
a donde quiera que fuera, recurrió a Zeus pidiéndole un lugar seguro para depositar sus
futuros pequeñuelos.
Le ofreció Zeus colocarlos en su regazo, pero el escarabajo, viendo la táctica escapatoria,
hizo una bolita de barro, voló y la dejó caer sobre el regazo de Zeus. Se levantó entonces
Zeus para sacudirse aquella suciedad, y tiró por tierra los huevos sin darse cuenta. Por eso
desde entonces, las águilas no ponen huevos en la época en que salen a volar los escarabajos.
1. La amiga del escarabajo es:
A. El águila
B. Zeus
C. La liebre
D. Aquiles
La respuesta correcta es la C. El escarabajo le habla al águila, y Zeus aún no ha aparecido.
Aquiles no aparece en el texto.

2. Quien se vio perdida fue:


A. El águila
B. Zeus
C. La liebre
D. Aquiles
La respuesta correcta es la C. El águila es quien persigue a la libre, por lo tanto, no se puede ver
perdida. Y quien pide ayuda al escarabajo es la liebre.

3. Lo que el escarabajo tiraba era:


A. Los huevos del águila
B. Los huevos
C. La bolita de barro
D. Los pequeñuelos del águila
La respuesta correcta es la A. En el texto dice que el águila ponía sus huevos y el escarabajo
estaba pendiente dónde lo hacía. Luego procede a tirarlos. Los huevos es muy general. La C no
ha ocurrida. La D tampoco pues antes de nacer los pequeñuelos ya el escarabajo está arrojando
los huevos.

4. La moraleja del cuento es:


A. Hay que ser amigos de todos
B. Nunca desprecies lo que parece insignificante, pues no hay ser tan débil que no pueda
alcanzarte.
C. Zeus es el dios más poderoso
D. Ni el poder de Zeus puede con el ingenio de un escarabajo
La respuesta correcta es la B. Esto lo podemos parafrasear del texto pues lo insignificante es el
escarabajo que trata de ayudar a la liebre, el águila que es la poderosa la subestima.
5. El reflexivo del verbo colocarlos hace referencia a:
A. Los huevos
B. Los lugares donde iba el águila
C. Al águila
D. Los futuros pequeñuelos
La respuesta correcta es la A. Primero debemos mirar la cohesión, es decir, la concordancia
gramatical; segundo, como hay varios plurales masculinos, debemos escoger cuál de ellos se ha
mencionado en el texto, y cuál se ha mencionado más cerca de la palabra analizada.

La Ilíada (Trad. Luis Segalá y Estalella)


Después de una corta invocación a la divinidad para que cante "la perniciosa ira de Aquiles",
nos refiere el poeta que Crises, sacerdote de Apolo, va al campamento aqueo para rescatar a
su hija, que había sido hecha cautiva y adjudicada como esclava a Agamenón; éste desprecia
al sacerdote, se niega a darle la hija y lo despide con amenazadoras palabras; Apolo,
indignado, suscita una terrible peste en el campamento; Aquiles reúne a los guerreros en el
ágora por inspiración de la diosa Hera, y, habiendo dicho al adivino Calcante que hablara sin
miedo, aunque tuviera que referirse a Agamenón, se sabe por fin que el comportamiento de
Agamenón con el sacerdote Crises ha sido la causa del enojo del dios. Esta declaración irrita
al rey, que pide que, si ha de devolver la esclava, se le prepare otra recompensa; y Aquiles le
responde que ya se la darán cuando tomen Troya. Así, de un modo tan natural, se origina la
discordia entre el caudillo supremo del ejército y el héroe más valiente. La riña llega a tal
punto que Aquiles desenvaina la espada y habría matado a Agamenón si no se lo hubiese
impedido la diosa Atenea; entonces Aquiles insulta a Agamenón, éste se irrita y amenaza a
Aquiles con quitarle la esclava Briseida, a pesar de la prudente amonestación que le dirige
Néstor; se disuelve el ágora y Agamenón envía a dos heraldos a la tienda de Aquiles que se
llevan a Briseide; Ulises y otros griegos se embarcan con Criseida y la devuelven a su padre;
y, mientras tanto, Aquiles pide a su madre Tetis que suba al Olimpo a impetre de Zeus que
conceda la victoria a los troyanos para que Agamenón comprenda la falta que ha cometido;
Tetis cumple el deseo de su hijo, Zeus accede, y este hecho produce una violenta disputa
entre Zeus y Hera, a quienes apacigua su hijo Hefesto; la concordia vuelve a reinar en el
Olimpo y los dioses celebran un festín espléndido hasta la puesta del sol, en que se recogen
en sus palacios.

1. Quien salva a Agamenón de ser asesinado es:


A. Calcante
B. Atenea
C. Ulises
D. Aquiles
La respuesta correcta es la B. El texto dice: “La riña llega a tal punto que Aquiles desenvaina la
espada y habría matado a Agamenón si no se lo hubiese impedido la diosa Atenea” Atenea es la
que impide que Aquiles asesine a Agamenón.

2. El deíctico éste reemplaza a:


A. Ulises
B. Néstor
C. Agamenón
D. Aquiles
La respuesta correcta es la C. El deíctico éste es de primera persona del singular, y el nombre
mencionando inmediatamente al deíctico es Agamenón.

3. La causa del enojo del dios fue:


A. El comportamiento de Agamenón con el sacerdote Crises
B. La perniciosa ira de Aquiles
C. El sacerdote Crises al irse con miedo
D. El miedo del sacerdote Calcante
La respuesta correcta es la A. La acción que ocurre inmediatamente mencionada la irritación del dios es
el desprecio que Agamenón le hace al sacerdote.
4. El tema central del relato es:
A. La guerra de Troya
B. La ira del dios Apolo
C. La sabiduría de Atenea
D. La ira perniciosa de Aquiles
La respuesta correcta es la D. El poeta al comienzo del texto invoca a la divinidad para que cante
dicha ira, esta petición señala el tema del poema: la ira perniciosa.

5. El deseo de su hijo se refiere a:


A. Que Agamenón comprenda la ofensa que ha realizado
B. Recuperar a Briseide
C. Que los troyanos ganen para que Agamenón aprenda a no ofender a los más poderosos
D. Que Agamenón obtenga otra recompensa
La respuesta correcta es la C. Quien habla con Tetis es Aquiles, por lo tanto, es su hijo. El deseo
que Aquiles le manifiesta a Tetis es la victoria de los troyanos para enseñarle a Agamenón que él
es el mejor del ejército.

La Trama por Jorge Luis Borges


Para que su horror sea perfecto, César, acosado al pie de una estatua por los impacientes
puñales de sus amigos, descubre entre las caras y los aceros la de Marco Junio Bruto, su
protegido, acaso su hijo, y ya no se defiende y exclama: ¡Tú también, hijo mío! Shakespeare
y Quevedo recogen el patético grito.
Al destino le agradan las repeticiones, las variantes, las simetrías; diecinueve siglos después,
en el sur de la provincia de Buenos Aires, un gaucho es agredido por otros gauchos y, al caer,
reconoce a un ahijado suyo y le dice con mansa reconvención y lenta sorpresa (estas palabras
hay que oírlas, no leerlas): ¡Pero, che! Lo matan y no sabe que muere para que se repita una
escena.

1. Qué escena se repite:


A. La del hijo que asesina al padre
B. La del hombre que ve a su cercano asesinarlo y preguntarse por qué
C. La de César
D. Las de Shakespeare y Quevedo
La respuesta correcta es la B. En el “acaso su hijo” se señala que no es seguro que Marco sea
hijo de César. El ahijado tampoco es su hijo legítimo. Pero ambos matan a sus seres cercanos.

2. A quién le agrada las repeticiones:


A. A César
B. A Borges
C. Al Destino
D. A la historia
La respuesta correcta es la C. El texto lo dice tal cual: “ Al destino le agradan las repeticiones “

3. Le dice señala a:
A. Al gaucho hablando a su ahijado
B. Al ahijado y al gaucho
C. Al gaucho
D. Al ahijado

La respuesta correcta es la B. En este fragmento de la oración el “le” representa a quien se lo


dicen, el asesinado, y el “dice” a quien realiza la acción, el ahijado.

4. Las caras y los aceros son de:


A. Marco Junio Bruto
B. La de César
C. Los senadores romanos que mataban a César
D. Sus amigos
La respuesta correcta es la D. La respuesta se haya en la expresión: “de sus amigos”.

5. Las palabras que hay que oír son:


A. ¡Tú también, hijo mío!
B. Las de la historia del Gaucho
C. “¡Pero, che!”
D. Las de Borges
La respuesta correcta es la C. Nuevamente el deíctico. Las palabras más próximas son éstas.

Discurso del Método por René Descartes


El buen sentido es la cosa mejor repartida del mundo, pues cada cual piensa que posee tan
buena provisión de él, que aun los más descontentadizos respecto a cualquier otra cosa no
suelen apetecer más del que ya tienen. En lo cual no es verosímil que todos se engañen, sino
que más bien esto demuestra que la facultad de juzgar y distinguir lo verdadero de lo falso,
que es propiamente lo que llamamos buen sentido o razón, es naturalmente igual en todos los
hombres; y, por lo tanto, que la diversidad de nuestras opiniones no proviene de que unos
sean más razonables que otros, sino tan sólo de que dirigimos nuestros pensamientos por
derroteros diferentes y no consideramos las mismas cosas. No basta, en efecto, tener el
ingenio bueno; lo principal es aplicarlo bien. Las almas más grandes son capaces de los
mayores vicios, como de las mayores virtudes; y los que andan muy despacio pueden llegar
mucho más lejos, si van siempre por el camino recto, que los que corren, pero se apartan de
él.

1. Cuál es la cosa mejor repartida del mundo:


A. La razón
B. El espíritu
C. Dios
D. El buen sentido
La respuesta correcta es la D. Puede que espíritu, razón y buen sentido sean análogas en el
texto, pero en la primera oración la palabra que se usa es “buen sentido”, por lo tanto, ésta
es la respuesta correcta.

2. A qué llamamos “buen sentido”:


A. A las cosas verosímiles que nos engañan
B. Al dirigir nuestros pensamientos por diferentes caminos
C. A las ideas comunes a la humanidad
D. La facultad de juzgar y distinguir
La respuesta correcta es la D. El autor mismo define la palabra: “que la facultad de juzgar
y distinguir lo verdadero de lo falso, que es propiamente lo que llamamos buen sentido o
razón”

3. La diversidad de nuestras opiniones se debe a:


A. No aplicar bien el razonamiento
B. Unos son más razonables que otros
C. Dirigimos el pensamiento por diferentes derroteros y a diferentes cosas
D. Las diferentes creencias que tenemos de las cosas
La respuesta correcta es la C. El autor primero da una definición negativa, que no sería la
respuesta correcta, luego corrige lo dicho y nos da la respuesta correcta: “no proviene de
que unos sean más razonables que otros, sino tan sólo de que dirigimos nuestros
pensamientos por derroteros diferentes y no consideramos las mismas cosas”

4. Lo principal para Descartes es:


A. Tener ingenio
B. Aplicar bien el buen sentido
C. Ser capaz de las mayores virtudes
D. Estar descontentadizo con el buen sentido que se tiene
La respuesta correcta es la B. No basta con tener el ingenio, sin su aplicación no hay
validez cierta. “No basta, en efecto, tener el ingenio bueno; lo principal es aplicarlo bien.”

5. El reflexivo en la palabra aplicarlo hace referencia a:


A. El buen sentido
B. El ingenio
C. Al alma
D. La capacidad de juzgar
La respuesta correcta es la B. Nuevamente deícticos. Estas palabras podrían parecer
sinónimos, pero como en la pregunta 1 ocurre lo mismo. La palabra referida en este caso
es la masculina singular más cerca al reflexivo, en este caso es la B. La respuesta anterior
nos lo corrobora.