Вы находитесь на странице: 1из 8

Tenencias recientes del crecimiento

metropoñotano en santiagp de cbile ¿hacia una


nueva geografía urbana? Carlos de Mattos , Luis Fuentes , Felipe Link
2 3 4

Hacia una nueva ronda de


metamorfosis urbana
Entre los impactos producidos con el avance de la
nueva fase de modernización capitalista iniciada
durante las últimas décadas del siglo pasado, en
un número creciente de países en el mundo, se
destaca el desencadenamiento de un proceso de
transformación urbana que, por su alcance y profundidad,
ha sido caracterizado como “una nueva ronda de metamorfosis urbana”9. Con la evolución
de esta metamorfosis, cobró fuerza la transición
desde la forma urbana “ciudad” hacia otra que se
manifiesta como lo urbano generalizado, tal como
había sido anticipado por Lefebvre10 varias décadas
atrás.
Lo urbano que emergió bajo el efecto de estas fuerzas,
ha llevado a la configuración de una nueva
forma urbana que presenta diferencias sustantivas
con la dominante en la fase industrial-desarrollista:
es “una nueva forma porque incluye en la
misma unidad espacial urbanizada, áreas urbanizadas
y tierra agrícola, espacio abierto y áreas residenciales
de alta densidad: hay múltiples ciudades
en un paisaje discontinuo. Es una metrópolis
multicentrada que no corresponde a la separación
tradicional entre ciudad central y sus suburbios.
Contiene núcleos de diferentes tamaños e importancia
funcional distribuidos a lo largo de una amplia
extensión territorial siguiendo las líneas de
transporte”14. La presencia de esta forma ha dado
lugar a la aparición de expresiones tales como ciudad
difusa, ciudad desbordada, ciudad de ciudades,
postmetrópolis, ciudad región, región urbana,
ciudad de baja densidad, archipiélago metropolitano,
etc., etc., con las que se ha buscado aludir a diversos
rasgos que marcan sus principales diferencias
con la forma urbana que había caracterizado a
la ciudad industrial.

Brenner : dentro de este campo de desarrollo urbano,


extendido y cada vez más universal, las aglomeraciones
se forman, expanden, contraen y transforman
de manera continua, pero siempre a través
de densas redes de relaciones con otros lugares,
territorios y escalas, incluidos los ámbitos tradicionalmente
clasificados como ajenos a la condición
urbana”15.
la urbanización
comprende la concentración y la extensión: estos
momentos están dialécticamente interrelacionados,
en la medida en que se presuponen y contrarrestan
mutuamente de forma simultánea”.

CRECIMIENTO Y CONCENTRACION ESPACIAL


EN AMERICA LATINA:
ALGUNAS CONSECUENCIAS *
CARLOS ANTONIO DE MATTOS
Diversos análisis realizados sobre la situación

que se ha derivado del modelo de crecimiento

predominante en la mayor parte de

los países latinoamericanos han permitido

comprobar que uno de sus aspectos más destacables

es su marcada tendencia a la concentración1;

además se ha podido observar

que, en general, esta tendencia se ha acentuado

a medida que han ido avanzando los

procesos de industrialización y de urbanización.

Sistema global está dominado por las finanzas

Clases trabajadoras

Ciudad global espaio complejo que constituyen una nueva modernidad cosmopolitanismo
transversales constituyen globalidades

Lógica del sistema olitca económico incluir a gente como consumiores y trabajadores consumo
de masa producción de masa

Sistema ahora expulsión modalidaes internas degenradas donde no necesitas mas gente

Compra masiva de terreno china en zambia expullsion de flora y fauna y prqueños agricultores

Fuerza que los une a los pobre se empiezan a amalgamar marcan al espacio urbano

Espacio de confrontación activa


«Ciudad Global y la
CCCB Centre de Cultura Contemporània de Barcelona 2011
Lógica de Expulsión del Neoliberalismo» amb Saskia Sassen.

Especificidad de las ciuduades

http://www.abc.es/20120612/sociedad/abci-ciudades-
importantes-estados-201206112005.html
SASSEN alfnso armada 2013 Por ejemplo, hay mucho terreno
construido que no está urbanizado. Lo urbano para mí tiene que ver con
complejidad, pero a nivel de sistema, y algo que es incompleto. La ciudad es un
sistema complejo pero incompleto, no terminado. En esa apertura, en ese no estar
completo, cerrado, reside la posibilidad de las ciudades de sobrevivir siglos y
milenios y tener vidas más largas que grandes reinos, grandes poderes económicos.
Eso me parece extraordinario. Estos sistemas inteligentes cerrados violan esa
capacidad.
Esa es una modalidad por ejemplo en América Latina, dejarse expandir. No hay casi
disciplina. De todos modos, hay una modalidad, un estilo de vida, que es quedarse
en la casa mirado la televisión. Recuerdo una noche que estaba caminando con el
responsable de la planificación urbana de Berlín y me decía que el gran desafío
como planificador de una ciudad es conseguir que la gente esté por la noche en la
calle.
Importante el desarrollo de de nuevos conociminetoscomo energía solar y
rehabilitar y recuperar
Dejar el campo político e ir a la accion

Que es gloalizacion noam Chomsky


Integración internacional
Libertades mas movimiento de capitale mas globalización
aunque no haya mas movilización de personas

PLANIFICACION URBANA Y NEOCAPITALISMO*


Jean Pierre Garnier

Aparentemente, es decir, según la ideología dominante, la planificación


urbana aspira a terminar con un fenómeno que adquiere el aspecto de una
especie de calamidad natural: la "anarquía del crecimiento urbano".
Naturalmente, la urbanización no es considerada como negativa en sí misma.
Se la presenta como un fenómeno "benéfico", que es a la vez factor y
símbolo del "progreso de la humanidad". Nadie ignora, por otra parte, que
en los países capitalistas la urbanización va unida a la polarización espacial: la
población y las actividades tienden a concentrarse en ciertas ciudades o
regiones, dando como resultado la disparidad entre diferentes porciones del
territorio. Sin embargo, y a pesar de los "desequilibrios" que provoca, esta
polarización se considera tan inevitable como la propia urbanización y sus
efectos son igualmente presentados como "positivos". Es más, no sólo se la
presenta como inherente al desarrollo económico, sino como un factor del
desarrollo de la cultura. "En ninguna época, afirman ciertos tecnócratas, ha
habido grandes países con ciudades pequeñas, ni civilización avanzada en un
país de aldeas" . ¿Dónde reside entonces el lado negativo de la urbanización?
Simplemente, en el proceso que se da en la mayoría de los casos, es decir, la
"espontaneidad", y en el resultado al que conduce un tal proceso, el
"desorden urbano". En otras palabras, el dinamismo de las grandes ciudades
no podría ni debería romperse: solamente sería preciso canalizarlo y
orientarlo. Frente a la urbanización "espontánea", la respuesta parece
evidente: la urbanización "consciente" y, con mayor precisión, la
planificación urbana.
Si definimos la urbanización como la producción social de un cierto tipo de
formas espaciales, resultará que el espacio urbano constituye un producto
entre otros en el cual la creación y la transformación obedecen a las leyes
generales de funcionamiento del sistema capitalista.
"caos urbano". Este no es otra cosa que el impacto espacial de una
multiplicidad de iniciativas no coordinadas, contradictorias, es cierto, pero
que responden todas individualmente a estrategias centradas en un objetivo
único: el beneficio.
La observación más superficial nos muestra, en efecto, un principio que rige
con notable constancia sobre la constitución de las formas urbanas: la
segregación. Veremos a continuación que, lejos de poner este principio en
cuestión, la planificación urbana tiene por función el "racionalizar" su
aplicación. A pesar de lo "anárquico" que pueda parecer, el crecimiento
urbano no ha impedido nunca a las clases dominantes el apropiarse del
espacio y utilizarlo para sus propios fines, modelarlo y ordenarlo en función
de sus necesidades. Lo cual ha permitido a un autor afirmar que la burguesía
es no sólo una clase dirigente sino también una "clase urbanizante
(3). PUERTO AZUL
La irrupción brutal de la industrialización sería el origen del "desorden
urbano".

Decir que es un problema espacial es negar la existencia de causas sociales

No solo es falta de parqueos Para comprender el origen de la "crisis de los


transportes urbanos", sería preciso referirse a la estrategia de las grandes
compañías petrolíferas y de los trusts del automóvil, a la política industrial
gubernamental, al papel del automóvil en la lucha ideológica llevada por la
burguesía y, en el plano más directamente "urbanístico", a una segregación
espacial de los habitantes y de las actividades que obliga a la mayoría de los
primeros a consagrar una parte cada vez más importante de su tiempo libre a
circular para dedicarse a las segundas
De ahí deriva la doble ambición de los planificadores burgueses:

transformar la realidad espacial sin necesidad de transformar la realidad


social, mas bien al contrario, buscar los medios para no transformarla.
pretender transformar la realidad social a través de la transformación de la
realidad espacial.

Postmodernidad desigual en ciudades latinoamericanas

Gerardo G. Sánchez Ruiz

Universidad Autónoma Metropolitana - Azcapotzalco, México

gsti@correo.azc.uarn.mx
Como resultado del desenvolvimiento social por donde han transitado los países
Latinoamericanos, sus ciudades observan amplias contradicciones en sus
espacios, y es que si bien se observa el acceso a los adelantos tecnológicos y a
los signos propios de la postmodernidad que se vive, éstos en las diferentes
áreas de aquellas, se disfrutan de manera desigual. Del Río Bravo hasta la
Patagonia pueden encontrarse ciudades que se desarrollan en medio de
anárquicas formas de expansión, áreas densamente pobladas, condiciones de
vida deprimentes, zonas altamente contaminadas,, falta de mantenimiento en
determinados espacios, edificios en franca destrucción, sectores altamente
peligrosos, áreas bajo signos de ingobernabilidad.

De manera que una modernidad que prometía nuevas condiciones para las
sociedades, finalmente se tomó magnificente con determinados sectores y muy
limitada para otros. Arribó a la segunda parte del siglo XX con graves
contradicciones por un lado el crecimiento en las zonas urbanas y el
decaimiento del campo, a la vez, en las ciudades las contradicciones entre las
zonas pudientes y las periferias con mínimos de supervivencia.

Esta nueva época a la que se le ha criticado el concepto que ostenta, cobija a


una hiperindustrialización sustentada en un neoliberalismo que aprovecha las
condiciones de la globalidad, estas condiciones con nuevos agrupamientos
empresariales sin asientos claros en los mapas del mundo, han actuado en
situaciones ambientales, sociales y culturales; por supuesto, la renovación de
las condiciones políticas y sociales han generado nuevas situaciones en los
aglomeramientos.

En lo ambiental los efectos se observan por un lado en las amplias zonas


boscosas devastadas y en el paulatino proceso de contaminación y degradación
de suelos, ríos, lagos y aire, disminuyendo de ese modo los espacios de vida de
añejas comunidades. Y por otro lado, en la desproporcionada concentración de
grupos poblacionales en reducidos espacios y a la generación de una multicidad
de actividades en las zonas urbanas, sobrecargando y afectando el medio
ambiente que soporta y que envuelve a estas zonas; estas condiciones y otras,
han colocado en una situación difícil a las relaciones entre las comunidades y
los ambientes que rodean a éstas, llevando a cuestionar la subsistencia en
condiciones de habitabilidad de las sociedades afectadas.

En la materialidad cultural, la condición postmoderna ha visto emerger


expresiones urbano arquitectónicas donde se plasman aspiraciones sobre todo
de ascenso social que en un marco de globalidad ha construido nuevas
expresiones; no obstante, transformando conjuntos urbano arquitectónicos
representativos de distintas épocas, al desaparecer o afectar por la falta de
estudios integrales, trazas, edificios y otros elementos que en su momento
representaron la materialización de las historias de nuestros países, a la vez que
parte importante en la conformación de nuestra hoy tan golpeada identidad
cultural.

De ese modo, si en 1942 existían doce ciudades de más de doscientos mil


habitantes, hoy son veinticinco con más de 2 millones, por supuesto esos
cambios y ambiente vivido en la región tiene su parte cuantitativa, de acuerdo
a Social watch / control ciudadano, en 2004 la incidencia de la pobreza en
América Latina puede situarse en el mismo nivel de 1997, lo que muestra un
relativo estancamiento en el proceso de superación de éste ámbito, y que se
tradujo a que en 230 millones de personas pobres, de los cuales más de 102
millones lo están en una condición de pobreza extrema (Batthyány 2004). No
obstante las condiciones entre países es también muy desigual, en tanto la
CEPAL apunta que en 2002 mientras en Uruguay, Costa Rica y Chile los
habitantes en condiciones son el 15, 20 y 21 por ciento de sus poblaciones, en
Honduras, Nicaragua y Bolivia son el 77, 69 y 62 respectivamente casi 8 de cada
10 personas viven bajo la línea de pobreza mientras en Nicaragua alcanza a 7
de cada 10.

Ministerio del Medio Ambiente de Chile (2016)

Sin embargo, el aumento de la presión del ser humano sobre el medio ambiente, así como la
falta de reconocimiento del valor de nuestro patrimonio natural, han producido distintos
impactos; que en muchas ocasiones ha generado su deterioro. Dentro de los principales
factores que afectan el patrimonio ambiental, se encuentra la contaminación de cuerpos de
agua, contaminación lumínica, erosión, desertificación, sobrexplotación de especies, alteración
de cursos de agua, perdida de ecosistemas, entre otros.

Mireya Imaz Gispert,* Dalia Ayala Islas* y Ana G. Beristain Aguirre*


Sustentabilidad, territorios urbanos y
enfoques emergentes interdisciplinarios
Los centros urbanos han incrementado sus poblaciones, extensión y complejidad social

y económica, con un consecuente crecimiento en la infraestructura urbana y un acceso

desigual a bienes y servicios, lo cual ejerce presión cada vez mayor sobre los sistemas

ecológicos a escala local, regional y global. La capacidad de estos sistemas para resistir

y recuperarse de los impactos está peligrosamente cerca de sus límites.

Cristian Julián Díaz Álvarez*


Metabolismo urbano: herramienta para
la sustentabilidad de las ciudades