Вы находитесь на странице: 1из 8

EL VIAJE

VIAJE
Me sentía mareado, pesado, extraño, como si, que se yo, lo más parecido a algunos
problemas de presión que solía tener.
Que solía tener...¿ por qué lo dije así? si nunca me curé de ellos, es más, recuerdo que
llegué a pasarla bastante mal, ¿o si me curé?, que se yo, ¿pero que me pasa? siento los
recuerdos como perdidos y sin embargo presentes.
Me costó incorporarme, como si mi cuerpo fuese algo más pesado, pero me miré y estaba
igual , la mismas piernas flacas de poco ejercicio y la panza, de comer por demás.
Miré en detalle el lugar en que me encontraba buscando identificarlo, encontrar en mi
memoria algún rastro de familiaridad, pero no, no reconocí ni lo mas mínimo, es decir y ha
esta altura lo considero mucho, me reconocí a mi mismo, o sea, sabia que yo era yo, y tal en
cuerpo y alma de eso no tenía duda de lo demás, desde mi ropa a los calzoncillos me eran
extraños, y bien pensé, ya alguien me explicará que pasa .
Y esperaba de otro que me informara porque sabia que de mi nada, ni siquiera nada de mi
porque si yo sabía que soy yo , pero quién soy no, eso no ni la mas mínima, recapacité un
poco y me dije bueno al menos tengo un idioma, y allí mismo me di cuenta que no, tenía
tres, y era capaz de pensar en cada uno de ellos, ¿de pensar en qué? porque si no hay
recuerdos, pensar es inútil ¿cómo pensar sin recuerdos?, sin poder creerlo no encontraba
recuerdos, entonces empecé a buscar en mi memoria, como era antes, antes de ahora claro,
como había sido mi cuerpo, empecé por mis piernas, las mire y dije “PATADURA”, ¿por
qué? ¡ah, sí!, era un perro jugando al fútbol, ¿fútbol ? un juego, una cancha, el equipo de
“José” y yo en la tribuna desgañitándome con los goles.
Bueno ya se algo, soy hincha de Racing, ¿qué más?, pará me dije funcionó, empezaste con
las piernas y llegaste a algo, respetá el procedimiento si no, no vale como prueba, ¿y esto
que era? un procedimiento de trabajo sirve para probar ¿qué cosa? Un desarrollo científico
debe estar avalado por la precisión del procedimiento de prueba que lo demuestra.
Ya tenía algo más., no se como pero yo estaba ligado a la ciencia, o era un científico o
trabajaba en algo relacionado, una prueba adicional era el mismo desarrollo sistemático de
mi pensamiento, lo que apresuradamente encasillé como ciencias exactas, y por temor al
encasillamiento descarté rápidamente.
Descansé un rato, sí aunque parezca extraño, cansa tratar de recuperar la propia historia,
especialmente cuando se parte de cero, trabajando a pura reflexión.
Para ello relajé mi cuerpo y lo puse en estado de: ...yo lo llamo sensación , es como que voy
sintiendo especialmente cada parte de mi cuerpo, y pasando de una a otra de manera
continua, como si fuera haciendo un barrido de información.
Como ya había pensado en las piernas seguí con mis pies, el dedo chiquito del pie izquierdo
para ser exacto, de allí al siguiente continué dedo a dedo sintiendo su existencia, revisando
sus alarmas, pase luego a la planta del pie y largo tiempo, eso creo estuve desconectado de
toda otra cosa que no fuera sentir mi cuerpo.
¿Y qué sentí?, dolor, dolor, dolor por todos lados, desde el principio al fin, dolor físico,
como si hubiera recibido la más tremenda pateadura que pudiera sobrevivir.
¿De qué tanto dolor?, no recuerdo, el mismo no me deja pensar, debo borrarlos ,¿borrarlos
como?
Yo puedo!, al revés de nuevo desde el dedo chiquito del pie izquierdo, paso a paso cerrando
el camino a las señales que ellos me dejaron ¿ELLOS, quienes? Claro los que me golpearon
pero ¿para qué, que les hice, que hice para semejante paliza? No, no recuerdo poco a poco
se va armando algo, recapitulo : soy una persona pensante, me han golpeado hasta cansarse.
Pero la violencia no parece mi estilo, mi arma debe ser el pensamiento, mi ocupación esta
relacionada con la reflexión, y esta de alguna manera generó una represión ¡REPRESIÓN!
Que miedo atroz, que terrible sensación recorrió mi cuerpo, perdí el control saltaron todas
mis alarmas ¡Qué Dolor! Debo controlarme, otra vez, dedo chiquito del pie izquierdo, fue
lento pero sin embargo mas rápido, ya puedo pensar en esa palabra maldita, control no debo
perder el control, puedo pensar, solo veo dolor, sangre, el río, gente cayendo, todos
mareados por las drogas, otros aullando de dolor por la picana, madres llorando cuando le
quitan sus hijos, que saben no volverán a ver, muertos, muchos muertos, a golpes, otros de
hambre, al fin todos injustamente muertos.
Todos no, yo no, solo estoy golpeado, muy golpeado, pero vivo ¿por qué?
¿Qué habré hecho. En que me metí?
¿QUIEEN CARAJOO SOY?
HA!, ya trabaje en algo de energia, SOY TËCNICO ¿Y que?
Ahora veo yo no me meti ni hice nada PUTA MADRE, pero sé, claro ya recuerdo baje del
colectivo del trabajo y cruce la gral Paz para tomar el 28 a Puente de la Noria SI y allí
estaba en el fondo del colectivo, el mi vecino el morocho “con uniforme de policia federal”
me le senté al lado y charlamos por hay le pregunte.- Hace mucho que sos cana
.-No 3 años
.- ¿Y a quién mataste para llegar a sargento? Pregunte mirando las charreteras
.- Estuve en Tucumán. Me dijo con una sonrisa
Un frió intenso recorrió mi cuerpo y llegaron a el los comentarios de un compañero que se
llevo el ejercito de su casa , me paso todo por la cabeza como un relámpago : me contó un
tipo que estuvo en Tucumán que halla hay una zona revolucionaria en la que no entra el
ejercito,. Que cuando llegas allí te paran los guerrilleros y te revisan el auto y se están
expandiendo con la ayuda de la gente de la zona .
Trate de no demostrar nada y seguir adelante.
.-Fue bravo, no
.- no te imaginas , estaban endemoniados, tan hijos de puta que no hablaban ni que le
cortaras las pelotas ni le enterraras vivo a un hijo, ni tiraras la mujer de un helicóptero les
importaba un carajo.
Mi cabeza fantaseaba con el demonio que tenia delante de mi y fríamente seguí la
conversación hasta que bajamos caminamos las 2 cuadras hasta nuestras casas y nos
despedimos amigablemente.
Ni a mi mujer le conté ¿para que?
Allí estoy tirado
ME VEO, ESE SOY YO!
Me mataron a patadas
Mis manos, sanas, limpias, uñas bien cortadas, mi rostro, barba incipiente de pocas horas,
dolorida por los golpes, pero sin inflamaciones, no comprendo.
Es como si todo el dolor estuviera en otro lado, como si la memoria del dolor estuviera
como recuerdo muy presente, pero empecé lentamente desde la profundidad de mi
conciencia, a dudar a dudar de mi, de mi sensación, de mi propiedad del dolor como si no
fuera mío, como si lo hubiera adquirido de otro u otros, ¿qué me pasa, a donde voy, donde
estoy, cuando es hoy?
El jeep corre por la ruta a alta velocidad esquivando baches, el acompañante un oficial del
ejercito le dice al chofer.- ¿Cabo, no le parece como si faltara algo en el paisaje?
-Muy tranquilo todo, coronel
-Demasiado
El jeep sigue y tras una curva aparece la sombra de los árboles que la costean.
-Baje la velocidad, no me gusta esto. Y al decirlo el jeep vuela por el aire en medio de una
tremenda explosión.
-HIJOS DE PUTA alcanzo a decir el oficial antes de desmayarse no tuvo esa suerte el
cabo que falleció en el momento.
Se despertó solo dentro de una carpa verde atado sobre una camilla con una línea de sangre
conectada a su brazo.
-¿Esto que carajo es? Nadie respondió, una cara joven como la de sus soldados pero
cubierta de manchas se asomo y desapareció por un pliegue de la carpa..
- ¿Para que me ponen sangre si me van a matar, Je, de creen que les voy a cantar algo
“QUE PELOTUDOS”.
No lo crea coronel “Chacal” si que va a hablar se lo aseguro, al tiempo que le muestra la
foto de su esposa e y 2 hijos.
ELLOS NOOOOO
¿Cuándo es hoy? , parece mal planteada pero no, no se, no se que día es hoy de que año, ni
donde... Algo estalla en mi cerebro, es como un rayo interior, y suena sordo e instantáneo,
seguramente solo yo lo escucho, la sensación me obliga cerrar los ojos y apoyarme en una
silla.
Una silla, de donde salió, claro no había visto el lugar, no era consciente de él, como si
hubiera estado parado en el vacío, y veo ahora veo, la sala es grande en su centro una silla,
la que me sirve de apoyo, a un lado bajo una pequeña ventana enrejada, que parece de un
sótano un catre, que raro me resulta decirlo, me suena como forzado, no pensé cama, catre
¿por qué ? y claro es desarmable, el elástico de lona y sobre el un colchón de escaso de
espesor.
Pero
-¿DONDE CARAJO ESTOY? lo grité, si lo grité con toda mis fuerzas, casi reventando
mis pulmones .
Fue la primera vez que escuche mi voz desde que desperté, me sono extraña, desesperada,
ajena pero sabía que me pertenece.
Otra nueva sensación, un ruido que no comprendo, mas halla de la habitación, en dirección
de la puerta.
Alguien viene, escucho la llave, se abre la puerta y lo veo, de uniforme, pelo oscuro corto,
ojos marrones, me habla, mueve los labios, pero no escucho, solo tiemblo, un temblor
infernal todo mi cuerpo tiembla, perdí el control, el dolor me domina, el miedo me domina,
me pego a la pared, como si quisiera ser parte de ella para que no me vean.
Es inútil sigue moviendo los labios, ahora con violencia hacia la puerta, vienen otros, son
todos iguales me vienen a buscar, debo escapar, que no puedan, debo escapar.
Lo logré me fui no me ven se llevan un trapo vacío lo arrastran lo patean, como si fuera
alguien ¡creen que soy yo!, pero no, estoy en la pared ¡no me pueden ver, los engañe!
Algo estalla en mi cerebro, es como un rayo interior, y suena sordo e instantáneo,
seguramente solo yo lo escucho, la sensación me obliga cerrar los ojos y apoyarme en una
silla. Una silla de donde salió, claro no había visto el lugar, no era consciente de él, como si
hubiera estado parado en el vacío, y veo ahora veo, todo cambio la sala es grande en su
centro un sillón transformable, no hay fuente de luz visible, sin embargo todo esta
iluminado, junto al sillón un tablero de comandos, rodeo el ambiente visualmente y distingo
una puerta, la abro y del lado exterior un letrero .

NICOLAS LEIVA

EMOHISTORIADOR

Tras ella un pasillo, mucha gente pasando, alguien me toma del brazo y me dice
-¿Qué tal Nicolás, como anduvo tu excursión al siglo XX.. Verdaderamente no te envidio, recibir
las emociones de una época tan terrible, ¿pero por donde anduviste?
-Bien, estoy bien, confundido pero bien.
Y tienes razón el siglo XX , fue atroz. Pero ...charlemos y te cuento
Siguieron por el luminoso pasillo hasta llegar a una gran sala de techo transparente en la cual había
distribuido gran cantidad de sillones rodeados de plantas, en las que se observan pequeñas formas
que se desplazan por ella, luego de acomodarse en sendos sillones retornaron al tema, Nicolás que
es el que necesita explicar, había estado en tanto reflexionando sobre sus ideas y como
estructurarlas, ya que lo que quiere expresar es esencialmente novedoso para su interlocutor.
- ¿Me estabas esperando ?
- Sí, me tenes preocupado, en los viajes anteriores, el nivel de riesgo era menor, realmente temí por
vos
- Sin embargo, sabes que en realidad no fui, solo acople mi cerebro a recuerdos de la época, para
revivir el momento en lo emocional.
- Claro, pero el temor estaba en como y hasta donde te protegería el sistema, considerando el tipo de
información que definiste como preferencial, tu esquema de detalle incluyo aspectos de lo que ellos
llamaban lavado de cerebro realmente preocupantes, creo que podrías haber quedado seriamente
afectado .
Nicolás elevo sus negros ojos hacia el techo, observo las gotas de lluvia resbalando sobre la
semiesfera transparente, y sopeso con cuidado lo que contestarle a José.
- Es realmente difícil aceptarlo y supongo que mas explicarlo, pero creo que lo que hicimos no fue
lo que queríamos hacer.
-¿De que estas hablando? Pregunto José, con aspecto de haber observado en su amigo algo que lo
preocupo, al tiempo que uno de los pequeños animalitos de la planta que estaba tras de Nicolas
saltaba a su hombro, provocando en este una reacción de violento temor que expreso rechazando el
contacto al tiempo que gritaba aterrorizado.
- ¡FUERA, SÁCAMELO !
El pequeño animal huyo espantado hacia los brazos de José que lo recibió cariñosamente, mientras
miraba asombrado al ahora erguido y notoriamente desconcertado Nicolás.
-¿Qué te hiciste Nicolás?, pobre Niki es tu preferido y lo tratas como si fuera un virus ¿Qué pasa
con vos ?, siéntate y cálmate recuerda tu propio ser.
Nicolás sacudió la cabeza, como si al hacerlo pudiera expulsar sus temores, y con cuidado se acerco
a José para observar y acariciar al pequeño ser que este tenia en su brazo, lo miro con curiosidad lo
que le fue retribuido de la misma manera por sus dos acompañantes, Niki venció rápidamente su
temor y acogió la mano de Nicolás con placer subiéndose por ella hasta el hombro donde se
acomodo.
Nicolás volvió a si sillón y exhalando una especie de suspiro le dijo a José:
- Disculpen mi reacción es que todo fue muy fuerte y creo que tendré que reeducar algunos de mis
reflejos.
Lo que te decía es que creo que los últimos cambios que hicimos afectan el sistema, y lo hacen
promoviendo en el cerebro, el desarrollo de capacidades que son muy difíciles de explicar.
- Lo que esta claro para mí, es que mis temores tenían fundamento, vas a tener que pasar por un
control medico profundo.
El rostro moreno del viajero mostró su disgusto, y también claramente el esfuerzo de control que
debió realizar para mantenerse tranquilo, al cabo de un par de minutos con sus manos tomadas
frente a su rostro consiguió recuperarse .
- Claro, lo haré y luego seguiremos hablando, pero por favor no toques la maquina hasta que
charlemos y te pueda explicar detalladamente lo que creo.
José lo miro sorprendido y al tiempo que acariciaba su rojo pelo, le contesto:
- Claro, ya estas acá, una ves que te recuperes de esta experiencia veremos como la modificamos
para mejorar la protección .
-NO, no vamos a cambiar nada.
Perdóname realmente en esto tienes razón estoy alterado y necesito reposo, luego veremos que
hacemos ya mismo voy a control.
Niky salto nuevamente a la planta, al tiempo que Nicolás se paraba
-Espera, te dejas a Niky, es tu simbiótico no podes dejarlo, tiene que acompañarte en la terapia.
-Cierto, es que como decirte, son situaciones tan diferentes y aquello es tan vivo que me cuesta
reubicarme.
José lo miro con una sonrisa que expresaba su comprensión .
-Te creo
-Explica, por favor ¿por qué yo tengo a Niky como simbiótico y a vos no te veo ningún animal
acompañándote?
La cara de José expresó sorpresa y consternación, un par de lagrimas asomaron a sus ojos, mientras
echaba hacia atrás su cabeza como con dolor, emitiendo un triste lamento.
- Haaa,
-¿Qué pasa, Qué dije?
-Nicolás, mi amigo
Comenzó a hablar José con el rostro contrito por el dolor
-Que mal te hizo el viaje, hasta olvidaste a mi vieja y ya perdida pepita, estas muy mal, muy mal
El shock sobre Nicolás fue evidente y profundo su sobresalto le hizo perder el equilibrio y debió
tomarse del sillón para no caer.
-Lo siento José, es cierto aún no he recobrado todos mis recuerdos perdona el daño que te causo por
favor, ya mismo voy a tratarme.
Y casi salió corriendo, pero se detuvo bruscamente de manera que Niky casi cae de su hombro.
-De nuevo perdona mi torpeza, pero no olvides tu promesa, no toques la maquina hasta que yo salga
del tratamiento y hablemos.
-Esta bien Nicolás, te espero, aunque con poca gana, pero cumpliré.
-En cuanto pueda haré un informe, serás el primero en tenerlo amigo
Y ahora si salió del recinto por uno de los pasillos hacia el sector de compensación sicosomática
Nicolás se sintió alterado por el problema que tuvo con José, no acertaba a comprender porque pero
le pareciá que algo extraño e importante le pasó en el viaje, no puede entender que pero una fuerza
que surge de su interior se niega a perderlo, teme que en el lugar al que se dirije de alguna manera
lo despojen de ello, y sin embargo considera imprescindible ir es una situación contradictoria que le
genera ansiedad y desasosiego, y al mismo tiempo estas sensaciones lo satisfacen, lo cual aumenta
mas su confusión quiere dejar de pensar en ello, para poner su cabeza en orden, y sabe como hacerlo
pero no logra controlarse lo minimo como para iniciar un proceso de introspección, que le permita
definir con claridad su circunstancia.
Niky que seguia sobre su hombro en actitud totalmente pasiva, le mordisqueo la oreja, la primera
intención de Nicolas es sacarselo de encima, pero como un relampago se cruzo la imagén de José
Sorprendido diciendo: - Es tu simbiotico
Entonces levanto su mano y lo acaricio, una sensación entrañable recorrió su cuerpo al sentir el
ronroneo de Niky, y volvió a ver donde estaba como si esa mutua caricia hubiese sido un llamado a
la realidad.
Se acerco a un sillón junto a una ventana, se sentó dejando que Niky correteara de uno a otro de sus
hombros, mientras por fin en soledad analiza su situación, recorriendo los recovecos de su memoria
que siente aún entrelazada con el personaje que revivió en el aparato. y esta palabra despertó en el
una enorme sensación de displacer,(- No, no lo reviví, lo viví, realmente lo viví, pero no puede ser
no es una maquina del tiempo eso ya esta demostrado que es imposible, además la energía necesaria
hubiera hecho saltar todos los circuitos, sin embargo...Tal vez ... Podría ser....) y fue redondeando
una idea un concepto que le permitiera comprender y entonces explicar, evitando que los
mecanismos de compensación anulen lo vivido, (- Al menos lo suficiente como para sembrar dudas,
los arqueólogos, si tal vez ellos podrían), y con la convicción de estar en lo, cierto se levanto y
cruzo el pasillo en busca de la puerta sobre la que se lee : Control e investigaciones sicosomaticas.
Paso bajo el dintel y se dirigió a una de las salas, en la que una mujer de aspecto juvenil esta
atendiendo un aparato parecido a un ordenador, que por momentos se expresa sonoramente, y otras
gráficamente y esto último en momentos por imágenes y en otras con presentaciones holográficas
tridimensionales.
Cuando entro en el pequeño recinto esta dio vuelta el rostro para saludarlo
-Como están Niky-Nicolás
Ante la sorpresa de este Niky empezó a saltar sobre el hombro y brazos de Nicolas en forma
desaforada, solo unos segundos, luego se quedo quieto, antes que Nicolas pudiera decir algo la
mujer señalo:
-Humm, dificultades, problemas de comunicación ... Bueno desconecto este esquema mental y
estoy con Uds.
Con el asombro reflejado en su boca entreabierta y sus ojos muy abiertos, Nicolas preguntó:
-¿Como ...como lo hizo, como sabe?
La mujer, se detuvo un momento, apenas giro la cabeza para decir:
- Espere
Y siguió cerrando conexiones, hasta que al cabo de unos segundos continuo
-Bien, ahora si, lo de Uds. parece muy grave, siéntese Nicolas.
Veamos, hum... hizo una revisión estimulada de procesos históricos del siglo XX , al parecer la
maquina tiene algún tipo de modificación respecto ,a las usuales que le ha causado a Ud. notables
alteraciones emocionales y de memoria, a propósito, no olvides que cenamos con Agnar y José
aunque me parece que estas tan grave que voy a tener que recordarte que somos compañeros y
tenemos dos hijos de ambos.
Que mal que estas.... Vamos a ver todavía crees que realmente viajaste pero no sos lelo así que no te
voy a explicar porque es imposible, mejor vos, mi casi genio de la investigación arqueológica, me
lo explicas a mi.
El silencio invadió la sala Niky, estaba como petrificado, y Nicolas no conseguía hilvanar una frase
a medida que Ilvana fue hablando, el recuperaba los recuerdos, como si estos necesitaran de una
confirmación para salir a flote, si conocía a Ilvana, la amaba recordó a sus hijos.
Y se dio cuenta, y hablo
-Basta Ilvana por favor, cada palabra me trae un recuerdo del presente y me provoca un olvido del
pasado.
Quiero transferir todo lo que hay en mi memoria antes que digas una sola palabra mas
Ilvana se paro se acerco a el lo tomo del brazo, Nicolas se levanto y se dijo llevar a otro cuarto
donde se acostó en una especie de sillón reclinado con mutiples conexiones que ella instalo sobre su
cuerpo y el de Niky, que se acostó sobre el .
Ilvana conecto el aparato, apago la luz y salió de la habitación donde Nicolás trato de recuperar cada
uno de sus vividos recuerdos del viaje.
Se tranquiliza y en la paz y oscuridad que lo rodea se queda dormido sin darse cuenta , de pronto se
conmociona al sentirse sacudido suavemente, abre los ojos y se encuentra con La sonrisa de Ilvana
cuyos ojos se fijan en los suyos con placer.
-Nicolás, estoy sorprendida me imaginé que tus recuerdos serian un revival de las que armamos
juntos con tanto trabajo, pero no, no entiendo como es posible pero creo que si estuviste.
-Gracias mi nena, si ya estoy todo de vuelta, lo saque y vuelvo a ser yo, creo que los cambios que
hicimos con José, de alguna manera disparan una capacidad propia del cerebro de viajar a través del
tiempo, la pregunta es si vale para cualquiera, y en cuantos sentidos
Mientras ilvana los desconectaba, Nicolas seguía hablando de su próximo trabajo y la importancia
de las tendencias emocionales preponderantes en relación con los desarrollos históricos, y de como
el siglo XX , era la mas acabada muestra de ello, debido a la importancia y cantidad de cambios que
sucedieron en el, de como el maquinismo modernista produjo un temor al cambio en las sociedades
que derivo en la primer gran guerra de ese siglo, de como los pueblos volcaron sus sensaciones de
revancha o de victoria en grandes líderes que los llevaron a la segunda y luego el miedo al
exterminio que derivo en una larga pequeña guerra peleada por terceros por cuenta de los piases mas
fuertes y así hasta que Ilvana dijo:
-Basta, Vi todo leeré tu libro, te tengo de vuelta, te quiero para mí
y volvió a apagar la luz.

NICOLÁS
LEIVA

HISTORIA
EMOCIONAL
SIGLO XX
NICOLAS
LEIVA

HISTORIA
EMOCIONAL
SIGLO XX