You are on page 1of 8

Suplemento de Cultura

DOMINGO 3 DE JUNIO DEL 2018


www.nacion.com/ancora/
Editora: Doriam Díaz
ddiaz@nacion.com

Por siempre Frida


La más grande retrospectiva
digital de la artista mexicana Frida
Kahlo, puesta en línea por Google,
permite profundizar en su obra, su
vida y su tremendo legado

DOMINICK PROESTAKIS / LA NACIÓN


2 l ÁNCORA l DOMINGO 3 DE JUNIO DEL 2018 / LA NACIÓN

Artes visuales Fernando Chaves Espinach fernando.chaves@nacion.com

Color y vida:

Rufino
Una exposición en
Avenida Escazú ofrece un
recorrido por la obra del

Tamayo,
influyente artista
Ese tejido de sensaciones

“ pictóricas que es un cua-


dro de Tamayo es, asimis-

el mexicano
mo, una metáfora”, escri-
bía Octavio Paz. “¿Qué di-
ce esa metáfora? El mundo
existe, la vida es la vida, la mue-
tre es la muerte, todo es”.

universal
El poeta se expresaba con ge-
nuina emoción cada vez que to-
caba el arte de Rufino Tamayo;
su obra era, para él, “un fruto in-
casdescente e intocable”. Apre-
ciaba sus colores francos, sen-
suales, enérgicos. En su progre-
siva simplificación, Tamayo iba
recortando detalles, pero ampli-
ficando la vida.
La existencia de Rufino Ta-
mayo abarcó casi todo el siglo
XX, de 1899 a 1991; su obra tam-
bién. El gran modernista mexi-
cano, a la par de los muralistas,
consolidó un estilo universal pe-
ro profundamente enraizado en
la historia visual mexicana: sus
círculos son los de las vasijas,
sus colores los del mercado oa-
xaqueño, sus figuras, muy su-
yas, son de todo México.
Una exposición en Avenida
Escazú, Rufino Tamayo. Mexi-
cano universal (con obras de la
Fundación Ortiz Gurdián y or-
ganizada junto con el centro co-
mercial y Banco Promérica),
ofrece 63 obras gráficas del pro-
minente artista, una muestra
inédita en el país por su ampli-
tud y por la variedad de periodos
representados.
“Está planteado de manera
que alguien pueda hacer un re-
corrido solo, a su tiempo. Hay
historia de la vida del maestro,
una línea de tiempo que cual-
quier persona puede consultar,
hay aportes sobre las técnicas
de grabado diferentes”, explica
Karen Clachar, directora del
proyecto en el país (y gestora del
espacio Artflow).
De los perros aulladores a sus
figuras que, como sólidos blo-
ques de piedra, contemplan al
espectador que se les acerca, las
texturas de Tamayo hablan de
un ojo de su siglo y un intelecto
ancho y generoso. Más que solo
artista en su taller, Tamayo pro-
curó legar a sus compatriotas Rufino del Carmen Arellanes
becas, colecciones y hasta dos desnudos y animales, entre en su época. expresar emociones vívidas. Tamayo fotografiado por Daisy As-
museos, uno de arte prehispáni- otras secciones, la exposición “Este lenguaje que hizo a tra- La exposición incluye algu- cher en 1973. SECRETARÍA DE CULTURA
co y otro de arte contemporá- permite relacionar figuras y vés de lo que había practicado nas de las magnéticas frutas de / INBA / MUSEO TAMAYO.
neo. Hombre de su época, se re- gestos del artista, por más dis- en el museo lo acerca al lenguaje Tamayo, sus sandías desborda-
siste a irse todavía hoy. pares que sean los momentos en que se estaba explorando inter- das de rojo. No era mera decora-
que realizó los grabados. nacionalmente, lo cual le permi- ción, sino una decisión política:
Vívido recorrido. Con Luis Remba, Tamayo de- te ingresar al MoMA, a biena- este era un arte para el pueblo. VISITE LA
Para conocer a Tamayo, hay sarrolló una técnica particular les…; fue el primer mexicano “Su manera de representar lo EXPOSICIÓN
que disponerse a apreciar la uni- de grabado, la mixografía, sobre que logró entrar a esa escena in- popular, y al pueblo, era a través
La exposición Rufino Tamayo.
dad en la variedad. El cubismo, pulpa de papel y con fuertes tex- ternacional. Su interés por bus- de los colores y los motivos. No Mexicano universal está en
el fauvismo y el surrealismo se turas añadidas con placas. Es la car un arte universal se refleja era partidario, aunque sí dijo edificio 205, piso 4 (Texas Tech),
vierten en su obra con igual técnica más prominente en esta en estas obras”, explica Esteban que era político; lo que no quería de Avenida Escazú. Gratis, se
fuerza que la figuración preco- selección de 63 obras. Hidalgo, de Artflow (y quien era que su obra fuera encargada abre de martes a sábado, de 11
lombina, que ayudó a retratar De 1937 a 1949, Tamayo y su realiza varias de las minuciosas por el Estado”, explica Hidalgo. a. m. a 7 p. m., y los domingos,
en sus primeros dibujos del le- esposa, Olga Flores, residieron visitas guiadas, las cuales son En 1990, meses antes de su de 12 m. a las 6 p. m. Los
gado cerámico, para el Departa- en Nueva York, donde empezó a gratuitas también). muerte, un periodista le pregun- sábados, a las 11 a. m. y a las 3
mento de Dibujo Etnográfico hacerse conocido, y después, “Hacer las cosas simples es tó a Tamayo cuál era su periodo p. m., se ofrecen talleres de
del Museo Nacional de Arqueo- por una década, vivieron en Pa- más difícil que hacer las más predilecto. “El siguiente, espe- pintura, grabado, dibujo,
máscaras y estampa para niños
logía. En Mexicano universal, el rís. Allí se consagró como el pri- complicadas”, dice Hidalgo. Y ro”, afirmó. En Mexicano uni-
(el de estampa es para todo
recorrido empieza por estos mer mexicano que ingresaba al efectivamente, en la creciente versal está lo más conocido: el público). Además, hay visitas
grabados inspirados por las va- circuito internacional del arte, síntesis de Tamayo hay mucho perro, la sandía, la mujer. Pero, guiadas fijas (martes a las 11 a.
sijas –a cuyos detalles más pe- pero más que eso, entró en con- de práctica y sensibilidad: en al- al acercarse a escrutar las textu- m. y jueves a las 5 p. m.) y con
queños presta atención–e inter- tacto con artistas y tendencias gunas figuras, bastan unos ras y los pigmentos, los sentidos cita previa, para grupos de 10 o
venidos con vibrantes brocha- que le permitieron depurar su cuantos trazos para sugerir fi- empiezan a imaginar otras co- más personas. Tel. 2519-9012.
zos azules o rojos. estilo, esa bisagra entre antiguo guras humanas en tensión, un sas con plena libertad. Eso apre- Hasta el 20 de julio.
Luego, a través de retratos, y moderno que solo era posible par de heridas en el papel para ciaba Tamayo, la libertad.
DOMINGO 3 DE JUNIO DEL 2018 / LA NACIÓN l ÁNCORA l 3
Acuses de recibo
Marco jurídico Cuentos
de la profesión completos
informática en Autor: Guy de
Costa Rica Maupassant
Autora: Editorial: Páginas
Marta Calderón de Espuma
Sello: EUCR A la venta en
A la venta en Librería Lehmann
Librería UCR (2522-4848)
(2511-5858)
Ante vacíos literarios y fre- Una imperdible antología
cuentes confusiones en el del gran maestro del cuento
campo de la profesión infor- europeo. En una edición de
mática, Marta Calderón Cam- dos volúmenes, el prestigioso
pos se dio la tarea de recopi- Mauro Armiño preparó y tra-
lar las normativas más rele- dujo los 300 relatos que con-
vantes para los profesionales forman la colección Cuentos
en esta área. Este libro contie- completos. Armiño, crítico lite-
ne todas las reglas en materia rario especializado en la obra
de privacidad, seguridad, pro- del escritor francés, ofrece
piedad intelectual, discapaci- una edición que incluye co-
dad y redes sociales. Según la mentarios sobre las adapta-
autora, ofrece un detallado ciones de los cuentos de Mau-
despliegue sobre los derechos passant dentro del cine y el
y obligaciones de los profesio- teatro, además de un apéndi-
nales en informática. ce con seis textos.

Sandías (1991), representativa del interés de Tamayo por los colores y los objetos del día a día mexicano. En la exposición Informa
se incluyen piezas de ocho artistas ticos que dialogan con la visión del mexicano. CORTESÍA DE F. ORTIZ GURDIÁN / ARTFLOW.
Facultad de Bellas Artes, Escuela de Artes Musicales (EAM) scripción
Etapa Básica II Ciclo 2018
Instrumentos: corno, trombón bajo, tuba, percusión, flauta,
fagot, clarinete, violonchelo, violín, viola y piano.

Lunes 25 de junio, de 9:00 a 11:00 a. m. y de 1:30 a 3:00 p. m.,


en la secretaría de la Escuela de Artes Musicales (EAM)

Requisitos: traer fotocopia legible de la cédula o Tarjeta de


Identificación de Memoria (TIM); o en su defec
f to una cons-
tancia de nacimiento. Los/as aspirantes extranjeros deberá
presentar fotocopia del pasaporte.

Costo de inscripción para audicionar: ¢6.000 por instrumento


(en efec
f tivo)

Información sobre cupos, requisitos específicos y edades al


correo electrónico o por vía telefónica
f
8565 artes.musicales@ucr.ac.cr

Figura de pie (1977) muestra la simplificación de las fi- Hot Pink (1976) muestra la mezcla de lenguajes, entre el Informa
guras de Tamayo. De cerca, se aprecian texturas que brindan legado prehispánico de México, con formas de expresión
mayor expresividad. DIANA MÉNDEZ. contemporáneas. DIANA MÉNDEZ.
Escuela de Artes Dramáticas, Cátedra Sara Astica Conversatorio
El aporte del exilio chileno al
teatro costarricense
Miércoles 6 de junio | 7:00 p. m. | Teatro Universitario
2511-6722 artesdramaticas@ucr.ac.cr

Escuela de Orientación y Educación Especial Invitación


Sesión solemne del Consejo Nacional
de Acreditación
El Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior SINAES,
la Universidad de Costa Rica y la Escuela de Orientación y Educación
Especial tienen el gusto de invitar a la sesión solemne del Consejo
Nacional de Acreditación en la que se hará entrega del Certificado
Oficial a la carrera de “Bachillerat
r o y Licenciatura
r en Ciencias de la Edu-
cación con énfasis
f en Orientación”.
Viernes 8 de junio | 10:00 a. m. | Auditorio, Facultad de Educación
8865 orientacion.educacionespecial@ucr.ac.cr

Perro de luna (1973) , una de las 63 obras incluidas. Esteban Hidalgo, de Artflow, explica que los perros en Tamayo tienen
connotaciones domésticas, pero también de mitología prehispánica. CORTESÍA DE FUNDACIÓN ORTIZ GURDIÁN / ARTFLOW.
4 l ÁNCORA l DOMINGO 3 DE JUNIO DEL 2018 / LA NACIÓN

Artes visuales Doriam Díaz ddiaz@nacion.com

Fridamanía en la web
La más grande 1 LA VERDADERA FRIDA
retrospectiva digital. Alrededor de todo ícono se teje es especialmente reveladora porque
una leyenda en que, en muchas la presenta una artista única que usa
La exhibición, que puso a ocasiones, se impone la ficción. La su imagen en el arte para impactar
disposición Google, primera sección de esta exhibición emocionalmente en el espectador.
virtual pretende desmitificar la figura Además, destaca la forma en la que
permite explorar la vida, de esta mexicana universal y sobresalió, no se dejó amilanar por
acercarse a la verdadera Frida las circunstancias y se convirtió en
obra y enorme legado de la Kahlo. Menuda tarea. una “guerrillera por la causa de las
Para lograr tan ambicioso mujeres” en su época. Borzello
célebre artista mexicana acercamiento, se ofrece una afirmó: “Su indomable negativa a ser
biografía comentada acerca de la aplastada o silenciada, además del
Frida Kahlo (1907-

A
artista –es una exhibición online con espacio físico que conquistaba con
1954) la parió el arte fotos entrañables y obras de su su estilo personal, nos obligan a
para conquistar el propia producción–, un artículo de la admirarla a través de las décadas”.
mundo. Con una pin- relación de la artista con la política y Vale la pena, además, entender –y
tura personal, doloro- una entrevista con Frances Borzello explorar– cómo fue la relación de ella
sa, tremendamente mexicana, para descubrir a Frida más allá de con su cuerpo, marcado por la
repleta de realidades y símbolos, las anécdotas. Esta conversación poliomielitis, un accidente que casi la
de manifestaciones políticas, se con la autora del libro Seeing mata, el dolor, abortos espontáneos y
volvió universal y eterna. Ourselves: Women’s Self-Portraits más de tres decenas de cirugías.
Cuánta razón tuvo el escritor
Carlos Monsiváis al describir, en
el 2007, su fama, su trascenden-
cia; eso que ahora se llama –con 2
un poco de superficialidad– la
Fridamanía. “Frida Kahlo es íco-
no, leyenda, mito y poderosa rea-
lidad artística, la Santa Juana de
una sociedad pequeña pródiga
en personajes límite, la virgen de
los abortos, la Eva retenida en el
infernal paraíso de la mesa de
operaciones, la enamorada que
se pinta o se tatúa en la frente el
rostro del amado inconcebible.
Frida corresponde a una etapa de
arte nacional (de México), y la
trasciende, es el símbolo que ‘ya
actúa por su cuenta’, la Frida pin-
tada por Frida que Frida produce
con tal de poblar de Fridas los al-
rededores”.
Y esa Frida Kahlo enorme,
con la que todos tenemos que ver
pero –admitámoslo– conocemos
solo a retazos, es a la que el gigan-
te tecnológico Google escogió pa-
ra dedicarle la más grande re-
trospectiva digital sobre ella.
UNA MIRADA MÁS CERCANA
¿Cuán grande es la muestra? AL ARTE DE FRIDA
Caras de Frida tiene 800 piezas Uno de los apartados más que sugieren prestar más atención y
(69 obras y más de 700 archivos de fascinantes de las retrospectiva; ofrecen las razones para hacerlo,
fotos, cartas y retratos), 60 expo- permite sumergirse en las obras de muestran la parte de atrás de la
siciones digitales, 20 obras captu- Frida Kahlo y conocer sus historias, pinturas y brindan información
radas por Art Camera, 5 recorri- así como lecturas de algunos temas especializada de forma didáctica y
dos virtuales con Street View, y más allá de la impresión inicial. amena.
Es una verdadera visita guiada Por ejemplo, la inmersión en la
experiencias de realidad virtual, por piezas como Dos Mujeres dramática obra Hospital Henry Ford,
entre otros. Es tan amplia que se (Salvadora y Herminia), de 1928, el pintura sobre una placa de metal en
pueden pasar pasar horas de ex- Autorretrato con mono (1945); por que esta mujer mexicana recuerda
ploración en exploración hasta la importancia de la naturaleza en su aborto en el centro hospitalario
darse cuenta de que no es tan fá- sus creaciones e, incluso, por una de Detroit (Estados Unidos), explica
cil abarcarla. Metáfora de la pro- interpretación del cuadro Pitahayas el contexto en que se creó y
pia Frida. (1938) no solo como una naturaleza disecciona cada uno de los
“Los artistas tienen pasión muerta, sino también como otro elementos pintados en la pieza. No
por su arte; lo van a hacer no im- autorretrato de la artista. se puede dejar de observar a Frida

FRIDA Y YO
porta lo que cueste o el sacrificio. Clic por clic, las exhibiciones nos tirada sobre la cama del hospital,
conducen por el interior de las sangrante; allí está su dolor y cómo
Los que tenemos responsabilida- obras, se acercan a detalles en los lo manifestó en la poderosa imagen.
des con ellos, como los museos, lo Encargado especialmente para protagonista, Meade construye una
que tenemos que hacer es exhi- esta propuesta de Google Arts & de sus conocidas instalaciones en
birlos, promoverlos y que el pú- Culture, Frida y yo es un proyecto las que pinta el escenario, los
blico decida su valor y grandeza. desarrollado entre la artista Alexa objetos y los sujetos en un espacio;
Este tipo de proyectos tienen un 3 Meade, la cantante Ely Guerra y la el resultado genera la ilusión de ser
enorme valor cultural. Esto ge- fotógrafa Cristina Kahlo –sobrina una enorme pintura con gran
nieta de Frida–. Ellas subrayan el profundidad, una “pintura viviente”,
nerará que la gente quiera ir a aporte e influencia que Frida les ha pero, como se nota, hay truco.
buscar o sueñe con buscar el ori- dado como mujeres y creadores. En esta ocasión, la habitación da
ginal”, expresó Carlos Phillips, De la colaboración surgió un lugar a varios escenarios; hay flores,
director del Museo Dolores Ol- video en que, además de escuchar a aves, una cama y una mujer vestida
medo en México. la fotógrafa explicar que el arte de con un traje amarillo pintado para
La ambiciosa retrospectiva di- Frida no es surrealista, sino narrativo acentuar su fuerza. “Cuando soy real
gital, que reúne a 33 aliados de basado en las vivencias que le y natural, me siento alguien como
siete países (museos, coleccionis- tocaron, se sigue el proceso de “un Frida”, dice Ely Guerra al comienzo
tas e instituciones), se encuentra cuadro en tres dimensiones y del video.
disponible en Google Arts & Cul- viviente” de los que crea la Este “retrato viviente” inspirado
estadounidense Alexa Meade. en la mítica artista resulta fascinante,
ture desde la última semana de Con la cantautora y productora así como los videos que muestran la
mayo. Áncora les presenta algu- musical mexicana Ely Guerra como construcción de esta obra.
nas de las caras de Frida que hay
que buscar.
DOMINGO 3 DE JUNIO DEL 2018 / LA NACIÓN l ÁNCORA l 5

ACERCAMIENTO A LOS DETALLES 4


En el 2016, Google le anunció al Entre los trabajos de Kahlo
mundo que estaba experimentando capturados por Art Camera, además
con Art Camera, una cámara con un de sus pinturas más conocidas,
gigapíxel para capturar una obra de están Muchacha pueblerina, acuarela
arte con sus más ínfimos detalles. de 1925 que pertenece al Instituto
Desde entonces, Google definió Tlaxcalteca de la Cultura; el Retrato
muy bien cómo es usar esta de Miguel N. Lira (1927), obra
tecnología: bucear en un cuadro. central de la colección del Museo de
Debido a que Frida es una artista Arte de Tlaxcala; Unos cuantos
de fama mundial con tanto apogeo piquetitos (1935), dramático óleo en
en la actualidad, el gigante que se ve a una mujer apuñalada por
tecnológico quiso capturar 20 obras su amante y Naturaleza muerta con
de Kahlo con la Art Camera, lo cual perico y bandera (1951), del Museo
les permite a los visitantes de la Dolores Olmedo.
enorme exhibición virtual explorar las ¿Qué permite esto? 1. Acercarse
pinturas de la artista con una como nadie podría en un museo o
cercanía inédita. galería. 2. Observar la técnica y la
Son 20 piezas de museos y de forma en que se hizo un trabajo. 3.
colecciones privadas –es decir, que Notar detalles que usualmente
pocas veces se exponen–. pasan inadvertidos.

5 LA ROPA DE FRIDA EN SUS PROPIAS


PALABRAS
Con su forma de vestir, Frida aparatos ortopédicos, entre otros Es muy común escuchar lo que
Kahlo hizo una declaración cultural e objetos. ¿Estuvieron perdidos? En todos tienen que decir de Frida, ¿y
ideológica. Uno de los ámbitos que realidad, estuvieron “encerrados por su voz? Hay varias forma de
recoge esta retrospectiva es la más de 50 años, primero por “escucharla”. Esta exhibición recoge
vestimenta de Frida Kahlo: la que petición de Diego Rivera –uno de algunas de sus cartas, parte de su
usó y la que ha inspirado en el los grandes muralistas de México– y diario, un repertorio de sus frases
diseño actual. posteriormente por decisión de más célebres y documentos
En este ámbito, la exposición “Las Dolores Olmedo, mecenas y amiga provenientes de los archivos del
apariencias engañan” detalla que de los artistas”, informa la muestra. Instituto Smithsoniano.
Kahlo utilizó de la vestimenta Gracias a esto es posible La correspondencia con su
tradicional “para fortalecer su contemplar vestidos –incluso mirar madre, Matilde Calderón, permite
identidad, reafirmar sus el detalle de los bordados–, conocer una relación que ha sido
convicciones políticas y cubrir sus accesorios, corsés y hasta el botín poco explorada, ya que las
imperfecciones físicas”. que usaba en su pierna más delgada investigaciones han sido exhaustivas
Y es posible analizar lo que ella (la derecha). Y va más allá al al estudiar a Frida y a su padre,
usaba porque en el 2004 fue evidenciar la influencia en Guillermo Kahlo.
descubierto su guardarropa en la diseñadores de renombre. Sus pasiones, anhelos,
Casa Azul. Se hallaron 300 prendas También se escudriña en la motivaciones y decepciones están
tradicionales indígenas y no relación de la artista con algunos de bosquejadas en su diario.
tradicionales, además de joyas y sus objetos más preciados.

LA REINA DEL AUTORRETRATO 6 JOYITAS


Caras de Frida son decenas de Se profundiza en las expresiones
IMPERDIBLES
exposiciones en una; esto posibilita con las que se pintó. “No –Ya sea con fines lúdicos,
muchísimas formas de transitarla; sin necesitamos de una corona para artísticos o educativos, Google
embargo, al priorizar y ordenar la reconocer en ella a la reina que veía permite explorar la obra de Frida
información se dejó algo relegado el en sí misma. Basta verla con esa Kahlo por colores. ¿Qué color usaba
aspecto artístico. Por supuesto es el actitud de serenidad, desafiante al más? Cada visitante tendrá la
que ha sido más estudiado y espectador, como tantas veces posibilidad de averiguarlo.
divulgado, pero un visitante aparecerá en sus autorretratos o –Al llegar a los videos, se
interesado debe bajar bastante en la fotografías”, se agrega. El dolor encuentra uno del archivo de
página para disfrutarlo, ya que está físico, la imposibilidad de tener hijos Televisa sobre las honras fúnebres
casi al final de la retrospectiva. y también las infidelidades de Diego de la artista. Se ve, por ejemplo, la
Con el título Frida Kahlo: Me Rivera forman parte de las pinturas bandera comunista sobre sus
pinto a mí misma se ofrece un que hizo a partir de su imagen. restos, lo cual ocasionó que
amplio recorrido por los tipos de Asimismo, se examinan sus obras posteriormente cesaran al director
pintura más importantes en su obra: más famosas, su simbolismo y sus de la Bellas Artes, Andrés Iduarte.
retratos, autorretratos y naturalezas enigmas. Se pueden entender mejor, –Los tours por el Museo Frida
muertas. Allí, se hace patente dicho entre varias opciones, Las dos Kahlo, el Museo Dolores Olmedo y
por Frances Borzello: “Las barreras Fridas, Autorretrato dedicado a el Museo Casa Estudio Diego Rivera
entre lo privado y lo público no León Trotsky y Autorretrato con y Frida Kahlo, y de conocer los sitios
existen en el mundo de Frida”. mono. donde ella vivió.

EN LA MIRADA DE GOOGLE ARTS & CULTURE EL LEGADO DE FRIDA


LOS DEMÁS Como ícono, leyenda y mito, Frida reflejados los sentimientos y
Caras de Frida logra reunir la Es una plataforma gratuita Operaciones de Google Arts & Kahlo ha tenido un impacto pensamientos de la pintora. Es
mirada de artistas y fotógrafos sobre –sitio web y aplicación para Culture, cuenta con 1.700 socios gigantesco en el arte, en la historia imposible hablar de su obra sin
la trascendental mexicana. celulares– de Google que en 70 países, imágenes de 6 del arte, en la fotografía, en la moda, mencionar su vida”.
Algunas de los momentos que pretende hacer más asequible la millones de objetos y 3.700 en la cultura pop, en la música, en la Además, la historiadora del arte
más hemos visto entre Frida y su cultura alrededor del mundo. exposiciones. danza... La retrospectiva hace un Tere Arcq explica que a Kahlo se le
amado Diego Rivera fueron Es un espacio para obras de Como antecedente en México, repaso por las huellas que ha dejado redescubrió en los años 70 y habla de
fotografiados por Juan Guzmán y arte, artesanías, historia, artes esta plataforma realizó una gran la artista y la quiere colocar en su sus influencias artísticas. “En vida, su
una exposición nos lleva por la escénicas, arte urbano y exhibición digital dedicada al Día justa dimensión. trabajo fue eclipsado por la figura
mirada con la que él eternizó a la arquitectura, entre otras de Muertos, en que se aborda Para tratar de abarcar un monumental de su esposo, Diego
pareja y su quehacer artístico y expresiones. cómo se celebra la festividad, qué fenómeno tan grande se entrevista a Rivera, el artista más aclamado de
amistades. Los vistazos que le dieron Comenzó en el 2011 con la significa la muerte en México, qué la sobrina nieta, quien zanja la nuestro país en aquellos años. No fue
a Frida el colombiano Leo Matiz ayuda de 17 museos alrededor tipos de calaveras se ven en la discusión sobre si se ha hablado sino hasta las décadas de 1970 y
(1917-1998) y el estadounidense del mundo e imágenes de 1061 festividad, los tipos de ofrendas y demasiado de su vida y poco de sus 1980, durante el auge de los
Bernard Silberstein (1905 y 1999) obras de arte; actualmente, contó mucha información relacionada creaciones: “La obra de Frida Kahlo movimientos feministas, que se
son otras de las miradas que se Luisella Mazza, directora de con esta tradición. es autobiográfica. Su vida y su obra comenzó el trabajo de recuperación
aprecian en este apartado. son una misma . En la obra se ven de su obra”, reconoce.

1. Imagen de la artista tomada en 1926 por su padre, el fotógrafo Guillermo Kahlo. Pertenece al Museo Frida Kahlo. © 2018 Banco de México Diego Rivera & Frida Kahlo Museums Trust. Av. 5 de Mayo No. 2, Col.
Centro, Del Cuauhtémoc, C.P. 06000, Mexico, City. Reproducción autorizada por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, 2018. 2. Inspirado en la célebre artista aportando una visión actual, Frida y yo es un proyecto
que realizaron la artista Alexa Meade (blusa blanca), la cantante Ely Guerra (traje amarillo) y la fotógrafa Cristina Kahlo, sobrina nieta de Frida Kahlo (no sale en la fotografía). Google Arts & Culture
/ 3. Gracias a Art Camera se pueden observar hasta los ínfimos detalles del Autorretrato dedicado a León Trotsky (1937). © 2018 Banco de México Diego Rivera & Frida Kahlo Museums Trust. Av. 5 de Mayo No.
2, Col. Centro, Del Cuauhtémoc, C.P. 06000, Mexico, City. Reproducción autorizada por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, 2018. / 4. Este es un detalle de la obra Diego y yo (1944), una pieza que mide 12,3
cm de largo y 7,4 cm de ancho. Esta es otra de las obras fotografiadas con la tecnología Art Camera de Google. Google Arts & Culture/ 5. Por medio de su vestimenta, la artista expresó su identidad;
su influencia en la moda ha sido profunda. Google Arts & Culture / 6. Este es una parte de uno de los autorretratos más conocidos de Frida: La columna rota (1944), de la colección del Museo Dolores Olmedo en México. © 2018 Banco
de México Diego Rivera & Frida Kahlo Museums Trust. Av. 5 de Mayo No. 2, Col. Centro, Del Cuauhtémoc, C.P. 06000, Mexico, City. Reproducción autorizada por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, 2018.
6 l ÁNCORA l DOMINGO 3 DE JUNIO DEL 2018 / LA NACIÓN

Cine Natalia Díaz Zeledón ndiaz@nacion.com

Un westernsin
pistolas: la pelea
es existencial
La última cinta la revelación de su conflicto co- sértico y destartalado. ¿Qué
mo cowboy: por más que Lucky más puede hacer cuando el
del actor Harry Dean busque antagonistas pasajeros tiempo restante es incierto mas
Stanton contiene la vida con los cuales tener conflictos no ilimitado?
simbólicos en la cafetería y el La rutina no es, como lo sería
como una metáfora tierna bar que frecuenta, sencillamen- para un héroe joven, un ciclo de-
te ya no tiene la energía para ba- moledor. Es una de tantas certe-
sobre aprender a morir tallar contra otra cosa que no zas de que lo que hay es lo que Harry Dean Stanton falleció en se-
sea envejecer. hay, es seguro y suficiente. hacer las paces con su propia tiembre del 2017 a los 91 años. Se hizo
ay mucha sustancia “How about you just suck it?”, Esa es la clase de reflexio- existencia. conocido por su papel en Paris, Texas

H en aprender que
Harry Dean Stan-
ton murió a sus 91
años, meses des-
pués de que su última película,
Lucky, se estrenara en el festival
South by Southwest.
le responde su médico cuando
Lucky le pregunta qué debe ha-
cer con la chupa que le entrega.
El sentido irónico y práctico
de la sugerencia se arruina en la
traducción al español porque no
solo es una petición para que
nes que contagia a todos los
personajes. Un tipo de soledad
que no es desoladora, sino re-
confor tante.
Es la clase de sentimiento
que Jean Paul-Sartre describe
cuando en La náusea dice: “Co-
El vaquero nunca conoció las
Filipinas (estaba ocupado ma-
niobrando un barco militar en
la Segunda Guerra Mundial) y
nunca tuvo hijos a los cuales he-
redar nada.
El concepto de esa herencia
(1984) . CORTESÍA DE PACÍFICA GREY.

Son amistades que se prestan


para profundizar en las diferen-
cias entre estar solo (voluntaria
e involuntariamente) y sentirse
En cines ticos desde el jue- cierre la boca y chupe la paleta, mer, dormir, dormir, comer. —no solo como propiedad, sino abrumados por la soledad.
ves, Lucky también es la prime- sino que es una lección para el Existir lentamente, en voz baja, como la deferencia de quien de- Joseph Conrad escribió en El
ra experiencia como director resto de la vida: aguante, ape- como estos árboles, como un ja una historia que otros, sus se- corazón en las tinieblas: “Vivi-
del actor John Carroll Lynch, chugue hasta que no quede na- charco de agua, al igual que el res queridos deben continuar— mos como soñamos, solos”.
por lo que son inevitables las da más. banco rojo en el tranvía”. más bien, la aborda con ternura En Lucky , reflexiones así
discusiones sobre los finales y Lucky no pierde el tiempo lle- un personaje que interpreta Da- brotan en las conversaciones
los comienzos. Mismos temas La soledad existencial nando su vida con nuevas expe- vid Lynch (quien dirigió a Stan- cotidianas (en la soledad com-
que de por sí ya preocupaban El vaquero de Stanton ya so- riencias. Es decir, las hay: es un ton en Wild at Heart en 1990 y en partida de un pueblo de otros so-
en la historia de Logan Sparks brevivió a una guerra, sobrepa- hombre confrontando por pri- la película de Twin Peaks en litarios, otros “vaqueros”), pero
(viejo amigo de Stanton) y Dra- só el tiempo bíblico para fundar mera su propia mortalidad. Es 1992). Su heredero es un ser que- se manifiestan, finalmente, co-
go Sumonja. y multiplicar una familia. natural sentir un miedo nuevo. rido: una tortuga que lo sobrevi- mo una única gran revelación.
Si alguna vez fue un idealista, Sin embargo, el temor no se virá por otro siglo. Hay que viajar solo y ligero,
Finales y principios la realidad ya le ha ganado el subsana tachando cosas de un Hay amistades en Lucky con el hogar y con la mortaja a
La vida en el cine es lo opues- pulso en un pueblo pequeño, de- metafórico bucket list antes de (dentro y fuera de la película). cuestas. Somos nada.
to a la muerte.
Harry Dean Stanton está
eternamente congelado en los
89 años que tenía cuando grabó
Lucky. Los gestos de su persona-
je nonagenario mientras saca
los cigarrillos de su cajetilla dia-
ria dan la ilusión de ser dema-
siado naturales como para no
ser los propios.
“A Harry a menudo lo ubica-
ban dentro de un tipo de actor
imaginado como Harry Dean
Stanton. La mayoría de quienes
hemos visto sus actuaciones en
el cine sabemos que tenía un
rango más amplio que el que le
permitían. ¿No ocurre lo mismo
con la mayoría de actores de ci-
ne?”, se preguntaba poco des-
pués de su muerte el escritor
Bret Easton Ellis en la revista
Vanity Fair.
Es probable que, en poco
tiempo, el recuerdo póstumo de
Stanton será inseparable de la
memoria del vaquero ateo que
profesa la mansa certeza de que
“somos nada” y, tras morir, a la
nada volveremos. Sin embargo,
es el tipo de cosas que también
decía fuera de guion.
El Stanton de Lucky no está
muriendo, en el sentido estricto
de la palabra. El suyo es un wes-
tern sin pistoleros, sin sangre.
Pese a ser fumador, tiene la
salud óptima para alguien con
su edad. Hace yoga, bebe religio-
samente un vaso de leche por las
mañanas y un bloody mary por
las noches: no son rarezas, son En Lucky, Stanton interpretó a un va-
una secuencia de ocurrencias quero abatido. Su último rol fue en
fijas en su modesta y tranquila Frank and Ava, película sobre la vida de
existencia. Frank Sinatra y aún por estrenarse.
Justamente allí se encuentra CORTESÍA DE PACÍFICA GREY.
DOMINGO 3 DE JUNIO DEL 2018 / LA NACIÓN l ÁNCORA l 7
Literatura Álvaro Rojas Salazar alvarors75@hotmail.com

contexto ficcional, porque este


autor, al igual que William Faul-
kner, ha creado un mundo y
unos personajes que se pueden
desplazar por distintas novelas
llevados de su mano, que es la de
un experto en bajezas humanas,
que es la de un observador de las
explosiones emocionales de
gente expuesta a situaciones lí-
mites, que es la de un escritor
que, como los clásicos griegos,

Vidas deja a sus personajes solos en


medio de los vientos del destino,
solos en la tragedia que une y
destruye sus vidas.

Estructura y personajes

malogradas Moronga está ordenada en


tres capítulos: el primero se lla-
ma Zeledón, el segundo se llama
Aragón y el tercero es un infor-
me preliminar de la policía de
Chicago, que se llama El tirador
oculto, y da cuenta de una bala-
cera tremenda en el medio de
una zona comercial. Este últi-
mo capítulo es, a su vez, el epílo-
go y el clímax de la novela, en el
que, aunque no se nos cuente to-
do, todo queda claro.
De Aragón ya hemos habla-
do, es Erasmo, quien al igual que
Zeledón también podríamos
rastrear en novelas anteriores
de Horacio Castellanos. José Ze-
ledón es hijo de una enfermera
murió en los enredos de la gue-
rra civil de El Salvador cuando
él era muy joven.
Al igual que Erasmo, es soli-
A mediados de mayo, el escritor tario y fantasea con mujeres; vi-
ricanos en los Estados Unidos, Horacio Castellanos Moya presentó ve en los Estados Unidos huyen-
Más que una novela policial, Moronga, nuevo personas involucradas en el ase- Moronga en la Librería Internacional de do de sí mismo, de su país que, de
libro del escritor salvadoreño Horacio Castellanos Moya, sinato a sueldo, en el narcotráfi- Multiplaza Escazú. DAVID VARGAS/AGEN- algún modo, es ese pasado que
co, en la prostitución, en traba- CIA OJO POR OJO. lo atormenta y lo condena a mo-
es un texto político y trágico jos de bajo salario, en la dela- verse de Texas a Wisconsin,
ción, en el abuso de menores; sin donde consigue un trabajito co-
embargo, esta historia no es so- mo chofer de bus en una ciudad
lo eso. universitaria y quien se queda
oronga significa Una traición que implicó otra En las novelas de Castellanos sin fuente de ingresos al ser acu-

M morcilla, embuti-
do de sangre de
puerco; y, por ex-
tensión y semejan-
za, órgano sexual masculino.
Por analogía, se le puede apodar
así a un centroamericano de ba-
traición, o muchas traiciones,
como las que pueblan la obra de
Castellanos Moya.
Erasmo Aragón es un profe-
sor que se va a los Estados Uni-
dos a investigar la muerte de
Dalton, a leer unos archivos des-
Moya, la violencia nunca es gra-
tuita; es trágica, pero no gratui-
ta. La violencia tiene sus raíces
en un mundo social descom-
puesto por la guerra, por el ma-
chismo, por el autoritarismo,
por la injusticia y por la condi-
sado de acoso sexual por una
profesora de caderas anchas
que conoce muy bien la doble
moral y las rigideces del control
social del mundo en el que vive.
Entre una que va y otra que
viene, Zeledón se reencuentra
ja estatura, morenito, empaca- clasificados por la CIA. Al em- ción geopolítica de El Salvador. con personajes de su pasado,
do, testigo protegido de las auto- prender ese viaje y esa búsque- El clima de sus novelas es denso, gente que también arrastra
ridades federales de los Estados da se encontrará en medio, no de así se siente, así se respira. consigo la guerra y sus mañas,
Unidos con las que colabora pa- una intriga política propia de Por eso decimos que lo que gente que sabe ganarse la vida
ra esclarecer crímenes de nar- los tiempos de la Guerra Fría, si- puede parecer una novela poli- matando a otra gente y así, los
cotráfico. no de los desechos humanos, de cíaca en realidad es una novela hilos de la tragedia, maneja-
Moronga (Random House las vidas malogradas de cen- política, y una novela trágica. dos con maestría y cuidado por
Mondadori, 2017) es también el troamericanos pobres y ansio- Moronga nos ayuda a com- Castellanos Moya, unen los
título de una aparente novela sos que sobreviven y delinquen prender, teniendo como telón destinos de Aragón y de Zele-
policíaca, la más reciente del es- en las entrañas de una sociedad de fondo la historia de Centroa- dón; esos hilos unen los archi-
critor salvadoreño Horacio Cas- puritana y policial, en las entra- mérica –principalmente la de vos desclasificados de la CIA
tellanos Moya, quien ha cons- ñas de los Estados Unidos. El Salvador y la de Guatema- este hombre agobiado por su sobre Roque Dalton con una
truido un mundo literario pro- Erasmo forma parte de los la–, cuál es el lugar de donde pasado, por su presente y por su venganza de narcotraficantes,
pio, una saga de novelas en las Aragón, familia con la que Cas- proceden los miembros de las futuro. unen los odios de un marero
que sus personajes saltan de tellanos ha construido parte de maras, de qué está hecho el de- Con una variación en su esti- con el rencor de su hermana,
una a la otra. su universo literario. Él es hipo- monio que lleva dentro una ni- lo, con un lenguaje y una narra- acosados ambos por la perver-
Tal vez, la suya sea una de las condríaco, medio paranoico, to- ña guatemalteca, hija de padre ción menos barroca y más sen- sión y por la orfandad.
mejores propuestas ficcionales ma alcohol y por las noches con- incierto y de una prostituta cilla, Castellanos Moya nos pre- Son los hilos de la tragedia los
de la literatura centroamerica- sume ansiolíticos; tiene casi 50 asesinada por venganzas de senta una novela compleja en su que hacen que se encuentren y
na contemporánea y, en esta sa- años, es lujurioso, se enreda en narcotraficantes; nos enseña estructura, llena de magníficos toquen los destinos de vidas que
ga de la que hablamos, la litera- sus propios mecates, no siem- cómo la guerra de la década de y viscerales personajes secun- se malogran y, como casi siem-
tura se parece a la vida, los per- pre termina con satisfacción los años 80 puede reaparecer en darios; una novela de seres en pre ocurre con las novelas de
sonajes evolucionan, cambian sus relaciones sexuales, ve por- los recuerdos atormentados de descomposición, achacosos, Castellanos Moya, terminamos
de una ciudad a otra, de Ciudad nografía, le carcome la culpa de salvadoreños solitarios que se cancerosos, violentos, traido- Moronga con una sensación de
Guatemala a Wisconsin, de una una hija abandonada y el fraca- anestesian con cerveza y con res, gente enferma del alma que asfixia, con una idea espantosa:
ficción a otra, conservando al- so de sus relaciones sentimen- béisbol en un bar de la ciudad se encuentra y desencuentra cuando una sociedad transgre-
gunos de sus rasgos caracterís- tales más duraderas; también, universitaria de Merlow City; dentro de las páginas de un tex- de ciertos límites no hay vuelta
ticos, respetando su propia his- se me olvidaba decirlo, su ma- nos insinúa que la búsqueda de to que nos remite a otras obras atrás, por cualquier camino que
toria, que es también la de El dre lo molesta los domingos por los secretos tras la muerte de del mismo autor, que nos remite sigan los supervivientes lo que
Salvador. la mañana llamándolo para pe- Roque Dalton es la que intro- a Insensatez, a El asco, a El arma encontrarán siempre será lo
Al poeta Roque Dalton lo ase- dirle dinero y contarle sus miles duce a Aragón en la vorágine en el hombre, a El regreso, a La mismo, la traición, el asco, la
sinaron sus compañeros de lu- de padecimientos personales de aquellos días de investiga- sirvienta y el luchador, a Tirana violencia, el fracaso, los restos
cha. Dalton era de izquierda y –reales o inventados–. ción en los Estados Unidos, memoria. de una guerra que se lleva en la
no lo mató la derecha, tampoco aquellos días de mujeres, de Nos ofrece personajes que re- memoria.
el ejército. En 1975 a él lo acusa- Lo que encontramos fantasías sexuales y paranoi- conocemos y que pueden transi- Y a su vez, gracias a sus li-
ron, como tantas veces ocurrió A simple vista, Moronga po- cas, de acusaciones policiales y tar por Moronga porque el con- bros, terminamos con la sensa-
en esos grupos, de ser agente de dría parecer a simple vista una de desequilibrio mental que le junto de la obra de Castellanos ción de comprender mejor el
la CIA y por eso lo eliminaron. novela policíaca de centroame- terminan de estropear la vida a Moya se inscribe en un mismo mundo que nos tocó vivir.
8 l ÁNCORA l DOMINGO 3 DE JUNIO DEL 2018 / LA NACIÓN

Cine Bértold Salas Murillo bertold.salas@ucr.ac.cr

Otros héroes,
otras aventuras
Animales de costumbres: ESPECTADORES
Un siglo de cine hollywoodense nos ha habituado a Y CREADORES
reglas que hoy apenas reconocemos como tales. Las cuatro veces, de
Algunas películas las quiebran y nos recuerdan cuáles Michelangelo Frammartino, una de
esas películas de ficción que
eran esas formas predominantes quiebran las convenciones de la
narración y de la construcción de los
personajes, se exhibirá este
a anécdota de Las cua- males y objetos, rompen con la miércoles 6 de junio, a las 6 p. m.,

L
en el Museo Rafael A. Calderón
tro veces (Le Quattro anécdota de carácter lineal y se
Guardia (avenida 11, calle 25 de
volte, 2010), de Miche- despegan del llamado Modo de San José; o bien: de la Iglesia Santa
langelo Frammartino, Representación Institucional (o Teresita, 100 m al este y 100 al
tiene por protagonis- cine de Hollywood, pues allí se norte, en barrio Escalante).
tas un viejo pastor, un cabrito, originó), ese que desde la segun- La exhibición es parte de El globo rojo (Le ballon rouge, 1956) es un filme de Albert Lamorisse.
un árbol y el carbón vegetal que da década del siglo XX ha forjado Espectadores/Creadores, actividad
se produce con este último. No- los hábitos de los espectadores. del Instituto de Investigaciones en adopción de un osezno huérfa- tales de Dziga Vértov (El hom-
sotros, los espectadores, somos Arte (UCR) y de este museo, en la no por un oso adulto y huraño. bre de la cámara, 1929) o de Mi-
testigos, a través de la cámara, Animales y objetos que se invita a creadores con el fin En el caso de los objetos, no es chael Snow (Wavelenght, 1967),
de estas transformaciones, de lo La Cenicienta, La bella y la de que presenten un filme que infrecuente que la trama gire en los protagonistas no son los
dialogue con su proceso creativo.
humano a lo cuasimineral. bestia, Toy Story, La fiesta de torno a uno, como la estatuilla personajes sino la cámara y el
La cineasta Paz Fábrega,
Aventura de los elementos, las salchichas… El cine de fic- directora de largometrajes como de El halcón maltés(The Maltese tipo de público que demanda:
inspirada supuestamente en Pi- ción abunda en ejemplos de Agua fría de mar (2010) y Viaje Falcon, 1941), de John Huston; un espectador que acepte una
tágoras, Las cuatro veces no es animales e incluso de objetos (2015), comentará la película de los pendientes de Los aretes de narración no convencional, cu-
una película documental. Y si lo que son el centro del relato. Es- Frammartino y conversará de sus Madame de…(1953), de Max Op- yo desarrollo no reposa sobre
fuera, no lo es de la manera co- tos están antropomorfizados: hábitos como creadora. hüls, o los muchos mcguffins una voluntad, generalmente
mún. Es una ficción, pero tam- poseen sentimientos, tienen Espectadores/Creadores se –objetos sin importancia pues- humana y articulada según
poco es convencional: los “per- metas, hablan y muestran ex- realiza los primeros miércoles de tos al servicio del suspenso– de una psicología.
sonajes”no ostentan una volun- presiones faciales. Se inscri- cada mes. Las siguientes sesiones los filmes de Alfred Hitchcock.
tad, no poseen una psicología ni ben en la lógica argumental en contarán con la participación de Puede ocurrir que el objeto, Ni partida ni llegada
creadores como Esteban Chinchilla
hablan; su “arco” narrativo no la cual un personaje despierta si bien inanimado, parezca co- Las cuatro veces es también
(escritor y fotógrafo), Jimmy Ortíz
es el viaje que se dirige a un des- la empatía del espectador, per- (coreógrafo), Alejandra Solórzano brar vida por medio de los per- una obra inusual porque propo-
tino determinado, sino la vuelta sigue un objetivo y esto lo lleva (poeta), Ernesto Rivera (periodista) y sonajes que lo poseen: el ins- ne una narración circular, que
al punto de partida. de un punto A a uno B. Adolfo Siliézar (artista plástico). La trumento musical teñido de pa- rompe con la lógica en la que los
Aventura de los elementos, Tampoco escasean los filmes entrada es gratuita. sión trágica de El violín rojo (Le individuos se desplazan entre
pero también de la audiencia, que, si bien no antropomorfizan violon rouge, 1998), de François dos puntos que son distintos. En
que se encuentra con una pelí- los animales, los integran a un Girard, o el anillo nefasto de la el filme de Frammartino, los
cula que desafía las reglas na- relato protagonizado en parte partir de sendos relatos de Step- saga El señor de los anillos (The personajes experimentan
rrativas que se consolidaron en por personas, como ocurre en El hen King, encontramos objetos Lord of the Rings, 2001-2003), de transformaciones, pero para
el último siglo, Las cuatro veces corcel negro(The Black Stallion, o animales que amenazan la vi- Peter Jackson. volver al punto de partida.
se presentará este miércoles 6 1979), de Carroll Ballard, o Ca- da de personas y es la suerte de Sin embargo, ninguno de es- Este rasgo tampoco es del to-
de junio, a las 6 p. m., en el Museo ballo de guerra (War Horse, los humanos la que le interesa al tos filmes de ficción obedece a do inusual en la historia del ci-
Rafael Á. Calderón Guardia. 2011), de Steven Spielberg. relato. Identificamos también una lógica narrativa que desafíe ne. Por ejemplo, un filme tan clá-
Su exhibición sirve de pretex- En el automóvil endemonia- animales cuya aventura podría los hábitos de la audiencia. sico como La ronda (La ronde,
to para traer a cuento otras pelí- do de Christine (1983), de John ser la de un ser humano, como El ¿Qué ocurre cuando los per- 1950), de Max Ophüls, en el que
culas que, como la de Frammar- Carpenter, y el perro rabioso de oso (L’Ours, 1988), de Jean-Jac- sonajes no poseen una psicolo- se hace un recorrido por las cla-
tino, cuentan las hazañas de ani- Cujo (1983), de Lewis Teague, a ques Annaud, que cuenta la gía, acaso ni siquiera una vo- ses sociales parisinas y los pla-
luntad, con la que el público ceres que se movilizan.
pueda establecer una relación? Menos convencionales son
¿Qué pasa cuando la aventura El año pasado en Marienbad
no es la de los humanos? (L’année dernière à Marienbad,
¿Cuándo los animales y las co- 1960), de Alain Resnais, en la
sas no están humanizados? que los recuerdos (o los sueños)
Pues pueden aparecer filmes se suceden como en una banda
que revelan el prodigio de los sinfín, y El caballo de Turín (A
objetos y hacen extraordinario Torinoi ló, 2011), de Béla Tarr,
lo cotidiano, como El globo rojo sobre la repetitiva existencia de
(Le ballon rouge, 1956), de Al- un campesino tullido, su hija y
bert Lamorisse, sobre el vuelo su caballo (ese que Nietzsche
de un alegre globo por las calles abrazó al enloquecer). Se trata
y los techos de París. de películas que, como Las cua-
Más retador es el ascético ci- tro veces, no disimulan el carác-
ne de Robert Bresson, poblado ter iterativo de lo cotidiano.
por animales y objetos, así co- Como con los animales u ob-
mo de hombres y mujeres que jetos no humanizados, la au-
se comportan como autóma- diencia se descubre desampara-
tas: Pickpocket (1960), El dine- da ante estas narraciones que,
ro (L’argent, 1983) y muy espe- aunque cuentan algo, parecen
cialmente Al azar de Baltasar ir hacia ninguna parte.
(Au hasard Balthazar, 1966), Evidentemente, esto contra-
sobre la sufrida existencia de dice las convenciones y reglas
un burrito. –que no reconocemos como ta-
En sus filmes, los espectado- les–que estructuran la casi tota-
res se encuentran con una cá- lidad de las ficciones audiovi-
mara que observa y brinda el suales que se producen y consu-
mismo tratamiento a perso- men. Los protagonistas son
nas, animales y cosas, rom- entonces la cámara y el especta-
piendo el antropocentrismo dor. De este último depende el
que rige la narración fílmica aceptar el desafío narrativo y
convencional. forjar por su cuenta la lógica
Da la impresión de que, en que ha de sostener el relato. Por-
Bresson, como en Las cuatro que no existe una sola manera
Una escena de la película Las cuatro veces (Le Quattro volte, 2010), de Michelangelo Frammartino. veceso en los filmes experimen- de contar.