Вы находитесь на странице: 1из 27

PITAHAYA AMARILLA

INICIALMENTE SE COMENZO A CULTIVAR EN COLOMBIA


CON FINES DE EXPORTACION; EN EL MERCADO JAPONES
TUVO GRAN ÉXITO.

PITAHAYA AMARILLA (CULTIVO)

Se cultiva en zonas tropicales y tropicales altas, La planta


es un cactus trepador de largos tallos triangulares. Su flor
posee una espectacular belleza. La fruta es ovoide, de
color verde al comienzo y amarilla en la madurez, su pulpa
es blanca con múltiples y pequeñas semillas. La pitahaya
es casi una porción de agua deliciosamente azucarada,
posee además fósforo, calcio y vitamina C. Su sabor es
exquisito y con un tenue gusto dulce. Se suele consumir al
natural.

PITAHAYA ROJA
Comercializa en el mercado internacional con el
nombre de Fruta del Dragon.
La planta se diferencia de la pitahaya amarilla,
tanto en el color de sus frutos, rojos por dentro y
por fuera y al comerla se debe evitar masticar las
semillas, a menos que se la quiera utilizar como
un purgante energético. Las pitahayas maduras se
pelan sin dificultad.

EL DESARROLLO
Su desarrollo se vio frenado por el cierre del mercado japones en 1989, por la detección de larvas de
mosca de la fruta en algunos empaques de pitahaya colombiana problema redujo la productividad y la
calidad del cultivo disminuyerón su rentabilidad y el area sembrada cayo significativamente, de tal manera
que hoy solo hay 118 hectáreas sembradas.

CARACTERISTICAS
 Sus principales atributos son : sabor, aspecto externo su carácter exotico, las propiedades laxantes

 Aspecto negativo: contenido de semilla, estacionalidad de la oferta y el precio

 La pitahaya Roja: se diferencia de la amarilla tanto en su color como en su apariciencia externa y


sabor.

 Ademas de su admirable belleza y rucura a esta fruta se le atribuye tambien propiedades curativas

COMPOSICION NUTRICIONAL

Pitahaya Amarilla Pitahaya Roja


Ácido ascórbico 4.0mg Ácido ascórbico 25mg

Agua 85.4g Agua 89.4g

Calcio 10mg Calcio 6.0mg


Calorías 50 Calorías 36

Carbohidratos 13.2g Carbohidratos 9.2g

Fibra 0.5g Fibra 0.3g

Fósforo 16mg Fósforo 19mg

Proteína 0.4 g Proteína 0.5 g

Hierro 0.3mg Hierro 0.4mg

CULTIVO EN BOLIVIA

 Se cultiva comercialmente la pitahaya


amarilla.

 La pitahaya roja cultivada en mexico,


Nicaragua y vietnam, esta tiene bracteas en
lugar de espinas y su pulpa puede ser blanca
o roja clara.

PROBLEMAS DELCULTIVO
 Producción comercial sin que se contara con la tecnología adecuada, en aspectos fitosanitarios que
condujo a la disminución de la productividad y la calidad.

 Su siembra se hizo fuera de la franja agroclimática óptima.

 Por ser una planta que crece trepando por los árboles, piedras o muros su cultivo comercial
requiere un sistema tutorado

CARACTERISTICAS DEL CULTIVO


Por ser una cactácea presenta tolerancia a elevadas
temperaturas y largos períodos de sequía, pero no a
acumulaciones de agua, por lo que el suelo debe ser bien
drenado.

Para fines de exportación y obtención de mayor


productividad, se requieren suelos francos a franco-arenosos
y una alta luminosidad. A mayor exposición de los tallos al
sol, puede esperarse mayor rendimiento

COSECHA

Tiene 2 cosechas principales en el año,


Febrero-Marzo y Septiembre-Octubre por lo
que hay épocas de sobreoferta y épocas de
escasez.

Su cosecha es particularmente difícil.

USOS DE LA FRUTA
Se puede utilizar para preparar gelatina, helado,
yogurt, jarabe, dulces, mermelada, jalea o refresco,
así como también se puede disfrutar comiéndola
sola.
El cultivo de la Pitahaya

El género al que pertenece la pitahaya es originario de América Central. Concretamente esta especie se
corresponde con una planta perenne, de porte rastrero y abundante ramificación.

1. TAXONOMÍA Y ORIGEN

Familia Cactaceae
Género Hylocereus
H. undatus
Especie
H. megalanthus
Nombre común Pitahaya, Pitaya, Fruta del dragón

El género Hylocereus es originario de América tropical, principalmente de América central y el Caribe. Entre
las especies más cultivadas se encuentra Hylocereus undatus.

2. MORFOLOGÍA

Se trata de una planta perenne de carácter epfítico o terrestre, de porte rastrero y abundante ramificación.
Pueden llegar a alcanzar de 0,5 a 2m de largo.

- Raíz: La pitaya presenta dos tipos de raíces: 1) Las raíces primarias forman un sistema de raíces delgadas y
superficiales con función de absorción y 2) las raíces secundarias o adventicias se desarrollan en la parte aérea
con función de sostén.

- Tallo: Los tallos o vainas son muy ramificados, de color verde, suculentos, con tres aristas o caras y
articulados por secciones rectas. Los bordes de las vainas presentan areolas, en las cuales se encuentran grupos
de espinas de 2 a 4mm, consideradas hojas modificadas. De la parte superior de las areolas nacen flores y
ramificaciones. El tallo actúa como regulador hídrico y participa en la fotosíntesis.
Hylocereus undatus.

- Flor: Presenta flores hermafroditas, grandes (15-30cm de largo), tubulares y de color blanco, amarillento o
rosado. De la parte inferior de la flor nacen grandes segmentos lanceolados, delgados y acuminados de color
crema. Sus flores abren durante la noche, las cuales se encuentran orientadas hacia la luz de la luna.
Dragon Fruit.

Pueden darse 5-6 ciclos de floración, donde en una misma planta pueden coincidir varios estadios fenológicos.
Muchas de las especies requieren polinización cruzada, aunque son auto fértiles.
Flor de pitahaya.

- Fruto: Se trata de una baya con forma oval, de unos 6-12cm de diámetro y de color rojo o amarillo. La
mayoría de las especies presentan una epidermis carnosa con brácteas triangulares de aspecto ceroso. La pulpa
del fruto es translúcida, conteniendo en su interior numerosas semillas negras. Concretamente, la especie
Selenicereus megalanthus presenta una epidermis amarilla, tuberosa y provista de espinas.
Fruto de pitahaya.

3. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS

- Temperatura: La pitahaya prefiere climas cálidos subhúmedos. No obstante, también se desarrolla


adecuadamente en climas secos. La temperatura óptima para el desarrollo de la planta oscila en torno a 16-25ºC,
no tolerando las bajas temperaturas. Por otro lado, temperaturas superiores a los 38ºC pueden originar daños por
quemaduras.

- Luz: El cultivo de la pitaya requiere de alta luminosidad para el desarrollo de los diferentes procesos
fisiológicos. Una adecuada iluminación estimula la brotación de las yemas florales.

La exposición prolongada a radiación solar directa puede ser perjudicial para la pitahaya, por lo que es
conveniente que su exposición sea parcial (sombra en un 30%). Sin embargo, un exceso de sombra puede
provocar la disminución de la producción.

- Sustrato: Se trata de una planta, que debido a su rusticidad, se adapta a suelos secos, pobres y pedregosos. No
obstante, prefieren suelos franco-arenosos, húmedos, con buen drenaje por su sensibilidad al encharcamiento,
ricos en materia orgánica y pH ligeramente ácido (5,5-6,5).

- Riego: Se trata de una planta que no requiere abundante agua. Se deben dar riegos de apoyo durante los dos
primeros años de la plantación con el objetivo de estimular un adecuado crecimiento vegetativo. Los siguientes
años, únicamente se debe regar durante la floración ya que si se riega durante la época de sequía puede provocar
una disminución de la floración.

4. PROPAGACIÓN
La multiplicación más usual de la pitahaya es mediante propagación vegetativa por medio de estacas. La
propagación por semillas no es aconsejable, ya que es un proceso muy lento, pudiendo transcurrir para ser una
planta productiva, al menos 7 años.

La propagación vegetativa por esquejes consiste en cortar tallos de unos 25-30cm de longitud procedentes de
plantas madre. Los tallos seleccionados deben ser de al menos dos años de edad. Seguidamente, se deben dejar
cicatrizar durante 3-7días a la sombra. A posteriori se procede a la siembra en bolsas de vivero de 20x30cm.
Antes de esta labor es recomendable la desinfección de las vainas con fungicidas y bactericidas y el sustrato
empleado debe tener una buena capacidad de drenaje y ser rico en materia orgánica. Además, resulta importante
inocularlo con micorrizas.

Las estacas se deben colocar con la misma orientación que tenían en la planta madre, cortando el extremo apical
para interrumpir la dormancia y que la emisión de brotes sea más rápida. Los riegos han de ser periódicos, así
como la eliminación de malas hierbas. En estas condiciones, el material vegetal debe permanecer unos 3-4
meses antes del trasplante definitivo.

5. TÉCNICAS DE CULTIVO

- Preparación de suelo: La preparación del suelo se debe realizar al menos un mes antes de la plantación. Para
ello, se debe dar una labor de subsolado para mantener el suelo aireado y con buena capacidad de drenaje. Es
recomendable realizar un análisis de suelo para llevar a cabo la aportación de enmiendas y correcciones
necesarias.

- Plantación: La plantación de pitahaya, previamente enraizada, se lleva a cabo al inicio del invierno. Por el
contrario, si se realiza durante la estación seca, se debe dar un riego abundante tanto antes de la siembra y como
después de la misma, así como incorporar materia orgánica (hojarasca, aserrín, etc.) para evitar altas
temperaturas y reducir las pérdidas de humedad.

La plantación también se puede llevar a cabo por medio de siembra directa de estacas. Este tipo de plantación,
se realiza a mediados de otoño. Es recomendable colocar tres vainas por soporte, siendo el marco de plantación
más usual de 3x3m y orientación norte-sur. Para una plantación intensiva, se recomienda un marco de 3x1,5m.

Durante la colocación de las plantas enraizadas, se debe retirar la bolsa de plástico sin dañar las raíces. Por
último, es conveniente realizar un aporcado de tierra alrededor de las plantas.

- Tutorado: Esta labor se lleva a cabo al inicio de la plantación. Existen dos tipos de tutores:

Vivos: Deben ser árboles de rápido crecimiento y enraizamiento, de corteza suave, resistentes a plagas y
enfermedades y que no sean hospederos de plagas y enfermedades que afecten a la pitaya. Este tipo de tutor
tiene la ventaja de ofrecer a la pitahaya la sombra que necesitan. De todos modos, se deben podar
frecuentemente con el fin de evitar rebrotes que compitan por la luz solar. Algunas de las plantas más frecuentes
son: Madero Negro (Gliricidia sepium), Helequeme (Erithrina poepigiana) y Chilamate (Ficus alobata).

Inertes: Estos tutores normalmente son de madera y deben ser resistentes, ya que tienen que soportar el peso de
la planta de pitahaya.

Los sistemas de tutorado más utilizados son los siguientes:

Sistema tradicional: Este sistema consiste en la colocación de un tutor junto a la plántula. El tutor debe ser de
al menos 3m de largo con un diámetro superior a 10cm y capaz de soportar el peso de la planta.
Sistema de espaldera tradicional: Este método consiste en la colocación de soportes de 2,5m de alto,
separados a una distancia de 3m. Los postes quedan unidos por dos alambres cubiertos con una manguera para
evitar que la planta sufra daños. Un alambre se sitúa en la parte superior del poste y el otro a 50cm desde el
suelo. Es recomendable colocar un tutor de apoyo junto a cada planta, con el fin de ayudar a ésta a alcanzar la
parte superior de la espaldera.

Sistema de espaldera el “T”: Con este sistema las ramas productivas cuelgan sobre las calles, facilitando así la
cosecha del fruto. Consiste en colocar una serie de postes de unos 2m de alto y en forma de “T” sobre un eje
principal. La distancia entre postes suele ser de 3m y, generalmente son de madera. En cada extremo se sujeta
una hilera de alambre galvanizado cubierto de una manguera.

- Poda: La pitaya es una planta que crece muy rápido, formando una masa densa de tallos. Por este motivo, la
poda es una labor imprescindible para mantener la plantación en buenas condiciones. Existen varios tipos de
poda:

Poda de formación: Esta poda se realiza desde el inicio de la plantación. Consiste en la eliminación de todos
los brotes dejando una o dos vainas hasta que alcancen el extremo del soporte. Los tallos laterales deben ser
eliminados. Una vez alcanzada la cima, se debe despuntar la planta, permitiendo así el desarrollo de vainas
laterales desde el extremo.

Poda de limpieza: Esta poda consiste en la eliminación de aquellas vainas que han sido afectadas por plagas o
enfermedades y/o que se encuentren mal ubicadas. El corte de los tallos se debe hacer en el entrenudo y el
material afectado debe quemarse o enterrarse fuera de la plantación.

Poda de producción: Esta poda se suele realizar a partir del tercer año de la plantación. Consiste en la
eliminación de las vainas improductivas situadas en la parte inferior del tallo principal. El objetivo principal es
mejorar la aireación, permitir una mayor exposición a la luz solar, evitar el peso excesivo de la planta y
disminuir el exceso de humedad.

- Polinización: Existen variedades de pitaya tanto auto compatibles como auto incompatibles. No obstante, se
ha demostrado que la polinización cruzada de forma manual da lugar a una producción mayor y de mejor
calidad.

La polinización cruzada debe llevarse a cabo desde antes de la apertura de la flor. Consiste en cubrir el estigma
de una flor con el polen de otra flor diferente o incluso de otra especie. Para ello, se recurre a la ayuda de un
pincel. Por otro lado, también es importante saber que el polen puede almacenarse durante 3- 9 meses a una
temperatura aproximada de -18ºC.

- Fertilización: Previamente a la fertilización, es recomendable realizar un análisis de suelo. Por lo general, la


pitaya es una planta exigente en potasio y nitrógeno, y en menor medida en fósforo. La aplicación del
fertilizante, se realiza en zanjas circulares alrededor de la planta.

Durante el verano, es conveniente realizar aplicaciones foliares de fertilizantes, ya que favorecen la floración y
la fructificación.

6. PLAGAS Y ENFERMEDADES

6.1. Plagas

- Chinche patón (Leptoglossus zonatus): Se trata de una plaga que afecta a la pitaya durante los meses secos.
Tanto las larvas como los adultos originan daños al alimentarse de las vainas, ya que succionan la savia
provocando clorosis en ellas. Además, también afectan a los botones florales, cuyos síntomas se manifiestan
con un cierto color rojizo. Por otro lado, también provocan daños indirectos ya que las heridas originadas se
convierten en puntos de entrada de hongos y bacterias.

Para su control se deben realizar monitoreos, observando si en el haz de las vainas existe presencia de huevos-
plaga. Además, se deben eliminar las malas hierbas, podar la planta favoreciendo una adecuada aireación,
eliminar material vegetal afectado, aplicar productos preventivos, etc.

- Mosca del botón floral (Dasiops saltans): Se trata de un díptero que afecta generalmente a la pitaya amarilla
(H. megalanthus). Esta plaga origina daños al alimentarse de las estructuras internas del botón floral, causando
la deformación y posterior caída de éste. Los botones florales afectados se tornan de color rojizo. Este síntoma
se distingue del ataque del chinche patón, en que este último origina un color pardo en las anteras y pistilos.

El control químico para combatir esta plaga no es muy efectivo debido a la rápida aparición de resistencias. Por
tanto, se recomienda monitorear la plaga, además de usar trampas McPhail con atrayentes de proteínas
hidrolizadas a base de maíz y soja.

- Hormiga (Atta cephalotes): Esta plaga afecta a vainas, botones florales y frutos, produciendo daños que
reducen la calidad del fruto.

Para su control biológico se puede utilizar la cepa LBB-1 de Beauveria bassiana. Otro método de control
consiste en la introducción de plantas repelentes como el vetiver (Chrysopogon zizanioides).

- Picudo negro (Metamasius sp.): Se trata de una plaga, cuyos principales daños son causados por las larvas al
perforar galerías en el interior de los tallos. El adulto causa daños en las vainas de las hojas como consecuencia
de la oviposición. También afectan a botones florales y frutos, originando deformaciones y pudriciones en el
fruto.

El control químico es poco eficiente y para el control biológico, existen especies de bracónidos que parasitan al
picudo negro.

- Barrenador del tallo (Maracayia chlorisalis): Los daños son producidos por las larvas que penetran en el
interior de las vainas, originando cavidades en su interior. Como consecuencia, el tejido vegetal comienza a
pudrirse. Las heridas causadas son un punto de entrada de enfermedades. Para el control es conveniente llevar a
cabo el monitoreo de la plaga, aplicando aceite de neem antes de que ésta perfore las vainas.

6.2. Enfermedades

- Pudrición del tallo (Erwinia carotovora): Se trata de la enfermedad más perjudicial para la pitaya. Los
síntomas se manifiestan con manchas cloróticas, pudiendo llegar a cubrir toda la vaina, hasta originar una
pudrición acuosa.

El control químico para combatir esta enfermedad no es efectivo, por lo que se debe recurrir a medidas
preventivos como: eliminación del material vegetal afectado, mantenimiento del follaje seco, evitar heridas en
las plantas, desinfección de herramientas de poda, etc.

- Ojo de pescado (Dothiorella sp.): Los síntomas de esta enfermedad se manifiestan en las vainas por la
presencia de pequeñas manchas circulares de color pardo con puntos anaranjados en el centro. Para controlarla
se recomienda llevar a cabo una serie de medidas preventivas como: plantación de material sano, eliminación
del material vegetal afectado mantenimiento del follaje seco, evitar heridas en las plantas, desinfección de
herramientas de poda, etc.

- Antracnosis (Colletotrichum sp.): El hongo causante de esta enfermedad se ve favorecido por la presencia de
alta humedad relativa y temperatura (20-30ºC). Los síntomas se manifiestan en vainas y frutos con la presencia
de manchas circulares de color negro y hundido.

El síntoma más característico de esta enfermedad es la marchitez y el colapso de las plantas. En los tallos y
estolones se observan manchas circulares de color pardo-negruzco, mientras que en el fruto se producen
manchas hundidas de coloración parda y cubiertas de esporas rosadas o anaranjadas.

Se deben realizar una serie de medidas preventivas para llevar a cabo el manejo de esta enfermedad, tales como:
- Plantación de material vegetal sano.
- Eliminación de material vegetal afectado.
- Desinfección del material empleado.
- Suelos con buena capacidad de drenaje.

Para su control químico se recomienda realizar aplicaciones preventivas durante la floración y el desarrollo de
frutos. Si se presentan los primeros síntomas de esta enfermedad, se debe recurrir a la aplicación de fungicidas
autorizados.

7. COSECHA Y POSTCOSECHA

La pitahaya tiene una producción escalonada que va desde mediados de otoño a principios de primavera,
pudiendo extenderse incluso hasta finales de primavera. La recolección de los frutos debe hacerse cuando están
maduros, iniciando el corte desde el pedúnculo con cuidado de no dañar al fruto ni a la vaina. Los frutos deben
presentarse en perfecto estado, sin manchas, cicatrices y asintomáticos.

Es conveniente llevar a cabo el pre-enfriamiento de los frutos con el fin de retrasar el proceso de maduración.
Esta labor consiste en sumergir los frutos en agua fría con un detergente específico. Posteriormente, se procede
a la desinfección y secado de frutos.

Previamente al empaquetamiento se debe realizar una clasificación según el tamaño y peso del fruto.
Categoría Diámetro (cm) Peso (g)
I 20-25 250-300
II 25-30 400-450

Para exportación, la forma más usual de empaque se realiza en cajas de cartón, con los frutos separados entre sí
y en una cantidad de 9-12 unidades por caja.

Finalmente, los frutos deben ser almacenados a una temperatura de 10-12ºC y una humedad relativa de 80-85%.

Conservación de la pitahaya
La pitahaya debe conservarse fuera del refrigerador, en un sitio con ventilación natural, sin estar expuesta a los
rayos directos del sol.

Si se desea consumir frío, se puede colocarla por unos minutos en la nevera hasta que adquiera la temperatura
deseada.
Cuando está en su punto más maduro, se le puede retirar la concha sin mucha complicación. Con un cuchillo se
puede cortar un poco la flor que la protege e ir retirando la cascara. El corte queda a gusto de cada quien, lo que
sí se debe evitar, es ingerir las semillas.

Usos y propiedades DE LA PITAHAYA


La pitahaya puede usarse para elaborar bebidas refrescantes o cócteles, aunque muchos prefieren comerla
cruda, al natural.

La de color amarillo le da sabor y olor a suculentas mermeladas, gelatinas, dulces yogures hasta colorantes.
Suele incluirse en postres hechos en casa y en afamadas franquicias reposteras.

El secreto y aporte de la pitahaya es que no aporta calorías. A pesar de su dulzor, es un producto ideal para
quienes se preocupan por mantener una buena figura. Como si fuera poco, tiene bajo contenido de hidratos de
carbono.

La pitahaya favorece la salud, porque contiene vitamina C y otros potentes antioxidantes que previenen
infecciones, y contribuyen a la formación de huesos, dientes y glóbulos rojos.

Los expertos en nutrición suelen recomendar la fruta para acelerar el metabolismo y reforzar los tratamientos
contra la obesidad. También sugieren su ingesta a niños en etapa de crecimiento, deportistas y mujeres
lactantes, porque aumenta los niveles de energía, disminuye el riesgo de enfermedades degenerativas, anemia y
cáncer.
Como medicina
Al hervir la flor de pitahaya, el sumo puede ingerirse para contender alguna dolencia o padecimiento de carácter
nervioso, ansiedad o insomnio.

Asimismo, se puede emplear como calmante para aliviar dolores de cabeza o musculares.

Para el proceso de digestión y estreñimiento también es recomendada, ya que actúa como purificante.

El consumo habitual del fruto combate la retención de líquidos, previene los cálculos renales y estimula las
funciones digestivas.

Para usarlo como purgante, se debe triturar y consumir la semilla. La recomendación es tomar la pitahaya tres
horas antes del desayuno, durante cinco días continuos.

La única advertencia que hacen sobre esta fruta, es que no sea usada por personas alérgicas o que sufran de
gastritis o úlceras avanzadas.

Pitahaya
Propiedades
Existen dos variedades comestibles de diferente tamaño y color, la amarilla y la roja, las dos procedentes de
plantas de las Cactáceas. Esta familia consta de más de 600 especies conocidas como cactos que producen
mucílagos, ácidos orgánicos y glucósidos. También se la conoce como Pitaya, Pitajón, Yaurero y Warakko. La
pitahaya roja se comercializa en el mercado internacional con el nombre de fruta del dragón (dragon fruit).

Propiedades nutritivas

La pitahaya es casi una porción de agua deliciosamente azucarada. Son frutos de muy bajo valor calórico, ya
que apenas contienen hidratos de carbono. Destaca el contenido de vitamina C en la variedad roja, no así en la
amarilla. La porción comestible supone un 55% del peso total. La vitamina C interviene en la formación de
colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos, la resistencia a
las infecciones y tiene acción antioxidante.

Propiedades para la salud

Baja en calorías y con un escaso aporte nutritivo, se puede combinar con otras frutas que la enriquecen en
matices y nutrientes, por lo que la pueden consumir los niños, los jóvenes, los adultos, los deportistas, las
mujeres embarazadas o madres lactantes y las personas mayores.

Por su escaso valor calórico y la roja por su aporte de vitamina C, son adecuadas para quienes tienen un mayor
riesgo de sufrir carencias de dicha vitamina: personas que no toleran los cítricos, el pimiento u otros vegetales,
que son fuente casi exclusiva de vitamina C en nuestra alimentación o para personas cuyas necesidades
nutritivas están aumentadas. Algunas de estas situaciones son: periodos de crecimiento, embarazo y lactancia
materna. Así mismo, el tabaco, el abuso del alcohol, el empleo de ciertos medicamentos, el estrés, la actividad
física intensa, el cáncer y el Sida y las enfermedades inflamatorias crónicas, que disminuyen el
aprovechamiento y producen mala absorción de nutrientes.

La vitamina C, como antioxidante, contribuye a reducir el riesgo de múltiples enfermedades, entre ellas, las
cardiovasculares, las degenerativas e incluso el cáncer. Además, debido a que la vitamina C aumenta la
absorción del hierro de los alimentos, se aconseja en caso de anemia ferropénica, acompañando a los alimentos
ricos en hierro o a los suplementos de este mineral ya que esto acelera la recuperación.

Pitahaya
Origen y variedades
La pitahaya fue descubierta por primera vez en forma silvestre por los conquistadores españoles en México,
Colombia, Centroamérica y las Antillas, quienes le dieron el nombre de "pitaya" que significa fruta escamosa.
La variedad amarilla se cultiva en zonas tropicales y tropicales altas (Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú,
Venezuela y en general toda la zona centroamericana) y la roja, en México, Nicaragua y Vietnam, entre otros.
La principal zona de producción de pitahaya roja en Vietnam es la costa oriental, desde Nha Trang en el norte
hasta la ciudad de Ho Chi Minh en el sur. Las exportaciones de pitahaya roja de Vietnam se orientan
principalmente a los mercados de Hong Kong, Singapur y Taiwán, aunque también se exporta a los mercados
europeos.
La pitaya roja y sus propiedades

La Pitaya, rica en vitamina C


Existen dos variedades comestibles de pitaya, de diferente tamaño y color, la amarilla y la roja, las dos
procedentes de plantas de las Cactáceas. Esta familia consta de más de 600 especies conocidas como cactos que
producen mucílagos, ácidos orgánicos y glucósidos.

En el internet, específicamente en frutas.consumer.es, se indica que ese fruto también es conocido como Pitaya,
Pitajón, Yaurero y Warakko. La pitahaya roja se comercializa en el mercado internacional con el nombre de
fruta del dragón (dragon fruit).

La pitahaya fue descubierta por primera vez en forma silvestre por los conquistadores españoles en México,
Colombia, Centroamérica y las Antillas, quienes le dieron el nombre de "pitaya" que significa fruta escamosa.
La variedad amarilla se cultiva en zonas tropicales y tropicales altas (Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú,
Venezuela y en general toda la zona centroamericana) y la roja, en México, Nicaragua y Vietnam, entre otros.
La principal zona de producción de pitahaya roja en Vietnam es la costa oriental, desde Nha Trang en el norte
hasta la ciudad de Ho Chi Minh en el sur. Las exportaciones de pitahaya roja de Vietnam se orientan
principalmente a los mercados de Hong Kong, Singapur y Taiwán, aunque también se exporta a los mercados
europeos.

Baja en calorías y con un escaso aporte nutritivo, se puede combinar con otras frutas que la enriquecen en
matices y nutrientes, por lo que la pueden consumir los niños, los jóvenes, los adultos, los deportistas, las
mujeres embarazadas o madres lactantes y las personas mayores.

Por su escaso valor calórico y la roja por su aporte de vitamina C, son adecuadas para quienes tienen un mayor
riesgo de sufrir carencias de dicha vitamina: personas que no toleran los cítricos, el pimiento u otros vegetales,
que son fuente casi exclusiva de vitamina C en nuestra alimentación o para personas cuyas necesidades
nutritivas están aumentadas. Algunas de estas situaciones son: periodos de crecimiento, embarazo y lactancia
materna. Así mismo, el tabaco, el abuso del alcohol, el empleo de ciertos medicamentos, el estrés, la actividad
física intensa, el cáncer, el sida y las enfermedades inflamatorias crónicas, que disminuyen el aprovechamiento
y producen mala absorción de nutrientes.

La vitamina C, como antioxidante, contribuye a reducir el riesgo de múltiples enfermedades, entre ellas, las
cardiovasculares, las degenerativas e incluso el cáncer. Además, debido a que la vitamina C aumenta la
absorción del hierro de los alimentos, se aconseja en caso de anemia ferropénica, acompañando a los alimentos
ricos en hierro o a los suplementos de este mineral ya que esto acelera la recuperación.

Conoces la Pitahaya o Fruta del dragon

La Pitahaya o Fruta del dragón es la fruta de las especies Hylocereus y Selenicereus, de


la familia de la Cactaceae, proveniente de México Y América Central.

La gran mayoría, espinosas, conocidas en conjunto como cactus o cactos.

Existen dos variedades comestibles de diferente tamaño y color, la amarilla y la roja,


las dos procedentes de las plantas de la variedad cactaceae.

Esta familia consta de más de 600 especies conocidas como cactos o cactus que producen
mucílagos, ácidos orgánicos y glucósidos.

También se la conoce como Pitaya, Pitajón, Yaurero y Warakko. La pitahaya roja se


comercializa en el mercado internacional con el nombre de fruta del dragón (dragon
fruit).

Historia de la Pitahaya

fue descubierta por primera vez en forma silvestre por los conquistadores españoles en
México, Colombia, Centroamérica y las Antillas, quienes le dieron el nombre de "pitaya"
que significa fruta escamosa.

La variedad amarilla se cultiva en zonas tropicales y tropicales altas (Colombia, Bolivia,


Ecuador, Perú, Venezuela y en general toda la zona centroamericana) y la roja, en México,
Nicaragua y Vietnam, entre otros.
El 90% de la fruta está compuesto de agua y es rica en hierro, calcio y fósforo. Su valor
nutricional es de 210 kJ/100 g, y contiene vitamina B, C y E.

Datos generales de la fruta

Forma: ambas variedades tienen una forma ovoide. La amarilla se caracteriza por tener
una corteza con espinas y la roja, por su corteza gruesa y con brácteas. La pulpa de ambas
es muy aromática y está repleta de semillas.
Tamaño y peso: la roja es de mayor tamaño que la amarilla. La amarilla mide unos 90
milímetros de largo y tiene un diámetro de 65 a 70 milímetros. La roja tiene unos 12
centímetros de largo y un diámetro de 75 a 80 milímetros.
Color: la variedad amarilla, inicialmente es verde y amarillea en la madurez. Ambas tienen
la pulpa de color blanco y repleta de diminutas semillas negras. La variedad roja se
caracteriza porque su cáscara es roja y gruesa y tiene brácteas verdes, a diferencia de las
espinas que presenta la variedad amarilla, que al madurar se tornan amarillas, dándole
un aspecto muy decorativo.
Sabor: su sabor es exquisito, como agua azucarada, muy fino y delicado.

La pitahaya es casi una porción de agua deliciosamente azucarada. Son frutos de muy
bajo valor calórico, ya que apenas contienen hidratos de carbono. Destaca el contenido
de vitamina C en la variedad roja, no así en la amarilla.

La porción comestible supone un 55% del peso total. La vitamina C interviene en la


formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro
de los alimentos, la resistencia a las infecciones y tiene acción antioxidante.

La Pitahaya una fruta muy saludable

Baja en calorías y con un escaso aporte nutritivo, se puede combinar con otras frutas que
la enriquecen en matices y nutrientes, por lo que la pueden consumir los niños, los
jóvenes, los adultos, los deportistas, las mujeres embarazadas o madres lactantes y las
personas mayores.
Por su escaso valor calórico y la roja por su aporte de vitamina C, son adecuadas para
quienes tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de dicha vitamina: personas que no
toleran los cítricos, el pimiento u otros vegetales, que son fuente casi exclusiva
de la vitamina C.

Algunas de estas situaciones son: periodos de crecimiento, embarazo y lactancia materna.


Así mismo, el tabaco, el abuso del alcohol, el empleo de ciertos medicamentos, el estrés,
la actividad física intensa, el cáncer y el Sida y las enfermedades inflamatorias crónicas,
que disminuyen el aprovechamiento y producen mala absorción de nutrientes.

la vitamina C, como antioxidante, contribuye a reducir el riesgo de múltiples


enfermedades, entre ellas, las cardiovasculares, las degenerativas e incluso el cáncer.
Además, debido a que la vitamina C aumenta la absorción del hierro de los alimentos, se
aconseja en caso de anemia ferropénica, acompañando a los alimentos ricos en hierro o
a los suplementos de este mineral ya que esto acelera la recuperación.

Datos interesantes de la Pitahaya

Probablemente el aspecto más fascinante de la pitahaya son sus enormes flores simples
que brotan al inicio y durante toda la estación lluviosa.

Las flores nacen en cualquiera de las areolas ubicadas en las aristas del tallo. En su
máximo desarrollo y justo antes de abrirse, la flor adquiere una forma conocida como
cuello de ganso que puede medir hasta 20 centímetros de longitud (izq.).

Cada tallo o penca madura es capaz de producir hasta 10 flores por temporada, las cuales
se abren una por una a lo largo de los 6 u 8 meses que dura la estación lluviosa.

Las flores ubicadas en las diferentes pencas comienzan a abrirse a partir de las 7 de la
noche cuando ya la oscuridad es total. A la medianoche, cada flor ha alcanzado el clímax
de su apertura y es cuando se puede apreciar uno de los más fascinantes fenómenos de
la naturaleza: una flor nocturna, blanca, en forma de copa o campana y con un
extraordinario e increíble tamaño de hasta 25 centímetros de diámetro.

Totalmente abierta, la flor comienza a emanar un potente, exquisito y penetrante aroma


a jazmín que puede ser detectado por una persona hasta a 100 metros de distancia. La
función de este perfume es atraer a los insectos polinizadores de esta planta.

Polinizadas o no, las flores se cierran cuando los primeros rayos del sol se asoman por el
horizonte.

Si una flor de pitahaya logra ser polinizada exitosamente -lo cual es bastante difícil debido
a la gran escasez de agentes polinizadores-, se forma un solo fruto que puede alcanzar
hasta 15 centímetros de longitud, mayormente ovalado pero muchas veces redondo, de
un inigualable color rosado intenso y brillante como si estuviera cubierto de cera.

En la superficie, el fruto presenta grandes escamas triangulares y carnosas de punta


verde, que son los vestigios de los segmentos del cáliz de la desaparecida flor.

La cáscara o piel del fruto es más o menos gruesa y carnosa, y envuelve una pulpa suave,
jugosa y translúcida semejante a la de las uvas, con una gran cantidad de pequeñas
semillas negras y redondas distribuidas de manera uniforme por toda la pulpa.

Esta particular forma de distribución de las semillas por toda la pulpa, es una ingeniosa
estrategia ecológica que la planta ha desarrollado luego de millones de años de evolución,
con la cual se garantiza que el animal silvestre que devore aunque sea un poco de pulpa
de cualquier parte del fruto, se estará llevando consigo varias semillas para dispersarlas.

En los países asiáticos donde esta planta ha sido introducida, al fruto se le conoce como
Corazón de Dragón y se han tejido hermosas historias y leyendas a su alrededor.

Disponibilidad para el consumo de La Pitahaya


La variedad amarilla está disponible en nuestros mercados desde enero a marzo y desde
junio hasta septiembre. La variedad roja está disponible tan sólo en los meses de junio a
agosto.

Existen dos variedades comestibles de diferente tamaño y color, la amarilla y la roja, las dos procedentes de
plantas de las Cactáceas. Esta familia consta de más de 600 especies conocidas como cactos que producen
mucílagos, ácidos orgánicos y glucósidos. También se la conoce como Pitaya, Pitajón, Yaurero y Warakko. La
pitahaya roja se comercializa en el mercado internacional con el nombre de fruta del dragón (dragon fruit).

Propiedades de la pitahaya
Propiedades nutritivas

La pitahaya es casi una porción de agua deliciosamente azucarada. Son frutos de muy bajo valor calórico, ya
que apenas contienen hidratos de carbono. Destaca el contenido de vitamina C en la variedad roja, no así en la
amarilla. La porción comestible supone un 55% del peso total. La vitamina C interviene en la formación de
colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos, la resistencia a
las infecciones y tiene acción antioxidante.

Propiedades para la salud

Baja en calorías y con un escaso aporte nutritivo, se puede combinar con otras frutas que la enriquecen en
matices y nutrientes, por lo que la pueden consumir los niños, los jóvenes, los adultos, los deportistas, las
mujeres embarazadas o madres lactantes y las personas mayores.

Por su escaso valor calórico y la roja por su aporte de vitamina C, son adecuadas para quienes tienen un mayor
riesgo de sufrir carencias de dicha vitamina: personas que no toleran los cítricos, el pimiento u otros vegetales,
que son fuente casi exclusiva de vitamina C en nuestra alimentación o para personas cuyas necesidades
nutritivas están aumentadas. Algunas de estas situaciones son: periodos de crecimiento, embarazo y lactancia
materna. Así mismo, el tabaco, el abuso del alcohol, el empleo de ciertos medicamentos, el estrés, la actividad
física intensa, el cáncer y el Sida y las enfermedades inflamatorias crónicas, que disminuyen el
aprovechamiento y producen mala absorción de nutrientes.

La vitamina C, como antioxidante, contribuye a reducir el riesgo de múltiples enfermedades, entre ellas, las
cardiovasculares, las degenerativas e incluso el cáncer. Además, debido a que la vitamina C aumenta la
absorción del hierro de los alimentos, se aconseja en caso de anemia ferropénica, acompañando a los alimentos
ricos en hierro o a los suplementos de este mineral ya que esto acelera la recuperación.

Origen y variedades

La pitahaya fue descubierta por primera vez en forma silvestre por los conquistadores españoles en México,
Colombia, Centroamérica y las Antillas, quienes le dieron el nombre de “pitaya” que significa fruta escamosa.
La variedad amarilla se cultiva en zonas tropicales y tropicales altas (Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú,
Venezuela y en general toda la zona centroamericana) y la roja, en México, Nicaragua y Vietnam, entre otros.
La principal zona de producción de pitahaya roja en Vietnam es la costa oriental, desde Nha Trang en el norte
hasta la ciudad de Ho Chi Minh en el sur. Las exportaciones de pitahaya roja de Vietnam se orientan
principalmente a los mercados de Hong Kong, Singapur y Taiwán, aunque también se exporta a los mercados
europeos.

Cómo elegirla y conservarla

La variedad amarilla está disponible en nuestros mercados desde enero a marzo y desde junio hasta septiembre.
La variedad roja está disponible tan sólo en los meses de junio a agosto.

Se sabe que la variedad amarilla está en su punto de sazón cuando el color de su piel se vuelve amarillo. En la
variedad roja, la fruta está madura cuando las brácteas se tornan amarillas. Se debe conservar en lugar fresco,
seco, alejada de los focos de calor y sin entrar en contacto directo con la luz del sol. Sólo conviene introducirla
en la nevera si se quiere tomarla fresca un rato antes de su consumo.

Trucos para cocinar con pitahaya

Se consume como fruta fresca, pero también puede utilizarse en cócteles y refrescos. Las pitahayas maduras se
pelan sin dificultad. Se corta por el lado de la flor y se tira de la piel hacia abajo.

La fruta así pelada puede cortarse en rebanadas. Al comerla se debe evitar masticar las semillas.

La pitahaya amarilla se consume al natural, tal cual, o en zumos, en cócteles, añadida a macedonias de frutas o
al yogur. También se emplea en la elaboración de yogur, helados, dulces, mermeladas, jaleas, gelatinas y
refrescos. En algunos países se emplea como colorante.

La pitahaya roja es menos aromática y posee un sabor menos dulce, más insípido. Su atractivo color la hace
particularmente apropiada como adorno de múltiples postres y cócteles exóticos.

Pitahaya roja con helado de vainilla

 TIEMPO: 20 minutos
 PRECIO: 5-10 €
 DIFICULTAD: Muy fácil
 RACIONES: 4
 TEMPORADA: Verano

INGREDIENTES

 2 pitahayas rojas
 150 gramos de frambuesas
 helado de vainilla

CÓMO SE ELABORA
Pelar las pitahayas; cortar las puntas y estirar de la piel. Cortarlas en rodajas. Triturar las frambuesas hasta
dejarlas con la consistencia de una salsa. Poner una bola de helado en un plato decorativo. Colocar las rodajas
de pitahaya alrededor y decorar con la salsa de frambuesa, unas hojita de menta y virutas de chocolate negro.

Pitaya
Conoce la Pitaya, sus propiedades, sus beneficios, recetas de pitayas… y cómprate una caja: Frutas exóticas
directamente del agricultor en Exotic Fruit Box.

Comprar Pitaya

Conoce la Pitaya
Pitahaya, Pitaya o también llamada Fruta del Dragón es una fruta que proviene de un cactus, es muy
resistente a las sequías.

La fruta tiene forma ovalada, suele tener 10 cm de largo y 6 cm de ancho, tiene espinas por la parte de fuera y
muchas semillas pequeñas de color negro por dentro junto con la pulpa que es suave, dulce y blanda.

La planta tiene tallos largos y puede crecer desde unos centímetros hasta 6 metros, sus flores sólo se abren por
la noche, emiten un olor muy agradable y sólo suelen vivir una noche, en ese tiempo se produce la polinización
que hace que aparezca el fruto, la pitaya.

La fruta no sólo crece en árboles sino también en troncos secos, piedras y muros. Tiene un sabor muy rico
parece agua azucarada, el 90% de la fruta del dragón es agua lo que hace que sea muy refrescante. Se puede
consumir sin apenas restricciones por su bajo valor calórico y apenas contiene hidratos de carbono.

Cómo se
conserva y cómo se come la pitaya

A la hora de comprar una pitaya, tenemos que ver que la fruta no tenga muchas manchas, ya que puede que esté
muy madura, aunque debería tener algunas manchas. Para saber que la fruta es óptima para ser consumida hay
que fijarse en el color de la piel, empieza a cambiar a rojo o amarillo dependiendo de la variedad y también la
dureza de la fruta empieza a disminuir, debe ser suave al apretar.

La fruta del dragón, se puede comer fresca sola o con un poco de limón, se puede hacer batidos con su pulpa,
echarla en ensaladas… la podemos combinar en la cocina como queramos ya que gracias a su sabor dulce da
mucho juego.

Muchas personas, al ver su aspecto no saben cómo usarla, es muy fácil sólo hay que cortarla por la mitad y
sacar su pulpa con la cuchara, sin olvidar que las semillas también se comen.
La podéis guardar en la nevera y también fuera de ella pero en un lugar freso y seco, no debe exponerse a la luz
directa del sol.

Propiedades nutricionales de la Pitaya


INFORMACIÓN NUTRICIONAL DE LA PITAYA POR 100
GR.
AGUA 90%
CALORÍAS 51 Kcal.
PROTEÍNAS 0,78 gr.
GRASAS 0,38 gr.
CARBOHIDRATOS 8,58 gr.
FIBRA 1,7 gr.
CALCIO 10,00 mg.
HIERRO 0,30 mg.
MAGNESIO 10,00 mg.
FÓSFORO 2300 mg.
POTASIO 192,00 mg.
VITAMINA A 133,33 ug.
VITAMINA B3 0,35 mg.
VITAMINA C 26,00 mg.

Beneficios de la pitaya para la salud

 Gracias a la vitamina C, la pitaya mejora la absorción del hierro de los alimentos (para evitar o combatir
la anemia), perfecta para la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes.
 Es antioxidante, antiinflamatoria y antitumoral. Protege contra las enfermedades de cáncer y del
corazón.
 Ayuda a prevenir cálculos renales, arterioesclerosis, refuerza el sistema inmunológico.
 La fruta del dragón puede ser la mejor aliada de las personas que tienen diabetes o que quieran adelgazar
ya que es una fruta saciante, rica en agua y baja en carbohidratos
 Regula el tránsito intestinal, sus semillas tienen efecto laxante.
 Las hojas de la pitaya las podemos hervir, y servirlas como una infusión, alivia el dolor de cabeza,
mejora el insomnio, la ansiedad y las afecciones nerviosas.
Variedades de Pitayas

Hay 4 variedades de la pitaya, aunque las más comercializadas son 2.

 La pitaya amarilla: Su pulpa es blanca y su piel amarilla. Es espinosa, se cultiva en zonas tropicales,
mide unos 9 cm de largo unos 7 de ancho. Nace de color verde y se pone amarilla al madurar.
 La pitaya roja: Su pulpa y su piel son rojas. Mide unos 12 cm de largo y 8 de ancho.

Otras variedades: Pitaya blanca, Hylocereus monacanthus.

Curiosidades de la Pitaya

 El nombre de fruta del dragón se los pusieron los Vietnamitas, porque la planta les recuerda mucho al
cuerpo de un dragón
 De un cactus sale la flor de la pitaya que sólo vive una noche y que a su vez produce la fruta del dragón.
 En algunas zonas se le llama Flor de Luna o Reina de la Noche.