You are on page 1of 4

Curriculum

El termino Currículum vítae es origen latino, que literalmente significa “carrera de la vida”
o “carrera de vida”. Por simplificación es común que solo sea utilizado únicamente el
termino Currículum. Este término hace referencia a las experiencias educativas, laborales o
vivenciales de una persona
Para que sirve
Un Currículum vítae es importante pues cumple con tres principales funciones, entre las
cuales tenemos: Presentarse ante un empleador. Concentrar la atención sobre los aspectos
más importantes de la personalidad e historial académico y laboral durante la entrevista
de trabajo. Hacer notar nuestros datos más sobresalientes después en una entrevista de
trabajo.
como se elabora
Recomendaciones para la presentación de un Currículum Debe ser breve, corto y
organizado (Máximo sólo dos páginas) Debe estar bien presentado (Original), diseñado en
PC y en papel de calidad (no necesariamente debe ser papel blanco se puede optar por
amarillos, azules, pero en tonos discretos) Si envía foto (depende de las reglamentaciones
de cada país o si te lo piden explícitamente), debe ser reciente y de tamaño carné. Antes de
enviarlo, conviene someterlo a una lectura crítica por parte de terceros.
Recomendaciones ortográficas, gramaticales y de redacción Escribir frases cortas y
palabras sencillas (no rebuscadas o con términos que sólo lo comprenden especialistas de
un área) Se debe evitar los errores de ortografía, gramaticales o de redacción ya que da
mala imagen. No emplear dos palabras para decir una. Por ejemplo: no se debe escribir
“Mi función como jefe de operaciones era.”. cuando lo correcto era escribir “Jefe de
operaciones. Funciones”. Se eliminar las palabras “mi función” y “como”, ya que no
aportan nada. Evitar frases hechas o redundantes, como “Por este medio le informo que
tengo conocimientos en” Otras recomendaciones No incluir la palabra CURRICULUM VITAE
en la parte superior de la página, ya que quien lo está leyendo sabe de qué trata este
documento. No incluir todos los seminarios sino sólo los más importantes No incluir
aficiones salvo que estén relacionados directamente con el puesto de trabajo.
Memorándum

El memorándum de negocios o memo se utiliza principalmente como un medio oficial y


físico de comunicación eficiente desde un departamento al personal; sirve casi siempre
para la comunicación interna y sólo rara vez se envía a los clientes o al público. El memo es
esencialmente una breve carta, escrita en un documento de procesamiento de textos, por
ejemplo, en Microsoft Word o Adobe Reader, con el membrete de la empresa y que se
envía por vía electrónica como un archivo adjunto o es impreso para su entrega física. Los
mensajes menos formales suelen ser enviados por correo electrónico únicamente. Los
memorándum se deben enviar a un público específico, en función de su finalidad.
el memorando simple se utiliza para comunicar disposiciones; remitir, pedir y transcribir
documentos; dar a conocer la realización de actividades y la ejecución de tareas. en
general, para informar asuntos diversos de trabajo a un solo destinatario.

el memorando múltiple se usa para hacer conocer disposiciones o cualquier


otra información, en forma simultánea, a varios destinatarios.
generalmente se emplea de un superior a un subordinado; pero también es posible que un
subordinado mande un memorando a un superior para justificar o informar, según los
casos.
1. para: (el destinatario, con su cargo o rol)
2. de: (nombre y cargo de quien lo envía)
3. fecha:
4. asunto:

5. luego se plantea el problema o asunto en cuestión, de manera breve y al grano. después


vienen los detalles relevantes, para finalizar con alguna directiva o recomendación
concreta de acción.

5. saludos
Acta
es el documento escrito que registra los temas tratados y los acuerdos adoptados en una
determinada reunión, con la finalidad de certificar lo acontecido y dar validez a lo
acordado. El tipo de organismos que celebra estas reuniones de las que se levantará acta
puede ser muy diverso, desde una asamblea parlamentaria, una institución pública o
privada, una asociación o una comunidad de vecinos. Todas estas reuniones han debido
ser debidamente convocadas, por escrito y con la antelación adecuada, mediante un
documento, dirigido a todos los posibles asistentes, en el que figurará el orden del día de la
reunión.
Aunque pueden ser documentos independientes, las actas casi siempre están recogidas en
un libro de actas, debidamente diligenciado y cuyas páginas están numeradas.
Hay ciertas reuniones u otras cosas cuyas actas tienen un formato diferente y específico
como las actas que registran las aportaciones realizadas por
los ponentes y comunicantes en una reunión científica, o los documentos que certifican
ciertos datos de interés que son oficializados en dicha reunión, como las actas de
evaluación, que van firmadas por todos los participantes.
El acta u acta da una visión general de la estructura de la reunión, a partir de una lista de
los asistentes, una relación de las diversas cuestiones planteadas por las personas
convocantes de la reunión (presidente, director) o por los participantes, y cada una de sus
correspondientes respuestas. Los elementos que figuran en las actas son sobre todo las
decisiones y acuerdos adoptados, como nombramientos, ceses, aprobación de estados
contables, presupuestos o proyectos, modificación de estatutos, planes de actuación, etc. 1
Durante o antes la reunión, el secretario va tomando nota de los aspectos más
importantes para elaborar el acta y, generalmente, la redacta al final de la reunión, o poco
tiempo después. A veces se registran los detalles mediante una grabadora, o un experto
en taquigrafía.
Por lo general, las actas no deben ser demasiado extensas para lo cual deben concentrarse
en las cuestiones importantes (acuerdos) y casi nunca son actas literales que recogen todo
lo comentado. Esto sí ocurre en algunos casos como las actas correspondientes a los
debates de las asambleas parlamentarias que reciben el nombre de diario de sesiones.
Las actas de la mayoría de entidades, tales como ayuntamientos o instituciones públicas,
deben ser conservadas y son documentos jurídicos importantes. Muchas de ellas registran
acuerdos de gran trascendencia histórica y son conservadas durante siglos como
documentos de excepcional valor (actas de independencia de países o territorios, actas
fundacionales, etc.)