Вы находитесь на странице: 1из 7

Cientificos químicos

1. William Henry Perkin

Nació el 12 de marzo de 1838 en Londres y fue el séptimo hijo de un carpintero.

Cursó estudios en el Colegio Real de Química. En 1856, en el


transcurso de experimentos dirigidos a sintetizar la quinina, oxidó
la anilina y obtuvo el primer tinte sintético, la anilina morada o
malva.

Junto con su padre y hermano, Perkin fundó una fábrica para


producir estos tintes. También desarrolló otros tintes sintéticos,
como la alizarina y condimentos como la cumarina. La reacción de
Perkin es un método que él inventó en 1878 para obtener ácidos
grasos no saturados.

Ganó la medalla real de la Sociedad Real en 1879 y en 1906 fue nombrado sir.

William Perkin falleció en Harrow el 14 de julio de 1907.

2. James Hemrri

Nació el 15 de abril de 1843 en el seno de una acomodada familia de origen irlandés en la


ciudad de Nueva York (Estados Unidos).

Hermano menor del filósofo William James.

Cursó estudios en Nueva York, Londres, París y Ginebra.


Conoció a autores como Zola, Maupassant o Iván Turguenev.
Inició la carrera de derecho en la Universidad de Harvard, al
tiempo que empezaba a publicar relatos en distintas revistas
estadounidenses.

En 1875 se radica en Inglaterra. Cuando cumplió veinte años comenzó a publicar cuentos
y artículos en revistas de Estados Unidos. Su trabajo se caracteriza por su ritmo lento y la
descripción sutil de los personajes. En sus primeras obras manifiesta el impacto que la
cultura europea causó en los americanos que viajaban o vivían en el viejo continente.
Entre sus escritos destacan: Roderick Hudson (1876), El americano (1877), Daisy Miller
(1879) y Retrato de una dama (1881). Después exploró los tipos y costumbres del
carácter inglés, como en La musa trágica (1890), Los despojos de Poynton (1897) y La
edad ingrata (1899). En sus últimas tres grandes novelas, Las alas de la paloma (1902),
Los embajadores (1903) y La copa dorada (1904), vuelve al esquema del contraste entre
las sociedades europea y americana.

Alguna de sus obras se han adaptado al cine, William Wyler realizó La heredera,
adaptación de la novela Washington Square, Jack Clayton dirigió Suspense, y James
Ivory Las bostonianas y La copa dorada.
Adquirió la nacionalidad británica un año antes de su muerte. Henry James falleció el 28
de febrero de 1916, en su casa de campo de Rye, Sussex.

3. Ernest Lawrence

(Canton, EE UU, 1901-Palo Alto, id., 1958) Físico estadounidense, el primero en concebir
un acelerador de partículas. En 1925 se doctoró en física por la
Universidad de Yale, donde fue profesor asistente de 1927 a
1928, fecha en que se trasladó a la Universidad de Berkeley,
donde ocupó una plaza de residente antes de ser nombrado
profesor en 1930.

Lawrence concibió la idea del ciclotrón el año 1929. Uno de sus


alumnos, M. Stanley Livingstone, se apropió de su idea y
construyó un artefacto capaz de acelerar protones hasta
suministrarles una energía de 13.000 electrón-voltios (eV).
Animado por el éxito de su alumno, Lawrence diseñó otro
ciclotrón, capaz de comunicar a las partículas subatómicas una
energía de hasta 1.200.000 eV, energía suficiente para provocar
la desintegración del núcleo atómico.

Para continuar con el proyecto, promovió la fundación del Radiation Laboratory de


Berkeley, del que fue nombrado director (1936) y que actualmente lleva su nombre. En
uno de sus ciclotrones, consiguió aislar por primera vez el tecnecio, el primer elemento no
presente en la naturaleza obtenido de forma artificial. Con el ciclotrón también obtuvo
fósforo radiactivo y otros isótopos para uso médico; así mismo advirtió la utilidad de los
haces de neutrones en el tratamiento de enfermedades cancerígenas.

Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó en el Proyecto Manhattan como jefe del
departamento encargado del proceso electromagnético de separación del isótopo 235 del
uranio para la bomba atómica. En 1957 fue galardonado con el Premio Fermi. Aparte de
su labor estrictamente teórica, Lawrence patentó un modelo de tubo catódico para
televisores en color. En reconocimiento a su labor, se denomina laurencio el elemento 103
de la tabla periódica.

5. Jons Jacob Berzelius

Nació el 20 de agosto de 1779 cerca de Linköping (Suecia).

Durante su niñez trabajó en la granja de su padrastro. Cursó


estudios de Medicina en la Universidad de Uppsala. Fue
catedrático de Botánica y Farmacia en Estocolmo en 1807 y desde
1815 a 1832 catedrático de Química en el Instituto Médico
Quirúrgico Carolina de Estocolmo. Ingresó en la Academia de
Ciencias de Estocolmo en 1808, y en 1818 se convirtió en su
secretario vitalicio. Por sus aportaciones a la ciencia, fue nombrado
barón en 1835 por Carlos XIV, rey de Suecia y Noruega.

Sus investigaciones comprendieron todas las ramas de la química.


Descubrió tres elementos químicos (cerio, selenio y torio), y fue el
primero en aislar el silicio, el circonio y el titanio. Fue el introductor en química del término
catalizador y explicó la naturaleza de la catálisis.

Introdujo también el sistema actual de notación química, en el cual, cada elemento está
representado por una o dos letras del alfabeto. Fue responsable de la teoría de los
radicales, que establece que un grupo de átomos, como el grupo sulfato, puede actuar
como una unidad simple en una serie de reacciones químicas. Creó la teoría
electroquímica que establece correctamente que los compuestos químicos están
formados por componentes de carga negativa y positiva.

6. Dimitri Mendeleyev

Tobolsk, actual Rusia, 1834 - San Peterburgo, 1907) Químico ruso. Su familia, de la que
era el menor de diecisiete hermanos, se vio obligada a
emigrar de Siberia a Rusia a causa de la ceguera del
padre y de la pérdida del negocio familiar a raíz de un
incendio. Su origen siberiano le cerró las puertas de las
universidades de Moscú y San Petersburgo, por lo que se
formó en el Instituto Pedagógico de esta última ciudad.

Más tarde se trasladó a Alemania, para ampliar estudios


en Heidelberg, donde conoció a los químicos más
destacados de la época. A su regreso a Rusia fue
nombrado profesor del Instituto Tecnológico de San
Petersburgo (1864) y profesor de la universidad (1867),
cargo que se vería forzado a abandonar en 1890 por motivos políticos, si bien se le
concedió la dirección de la Oficina de Pesos y Medidas (1893).

Entre sus trabajos destacan los estudios acerca de la expansión térmica de los líquidos, el
descubrimiento del punto crítico, el estudio de las desviaciones de los gases reales
respecto de lo enunciado en la ley de Boyle-Mariotte y una formulación más exacta de la
ecuación de estado. En el campo práctico destacan sus grandes contribuciones a las
industrias de la sosa y el petróleo de Rusia.

Con todo, su principal logro investigador fue el establecimiento del llamado sistema
periódico de los elementos químicos, o tabla periódica, gracias al cual culminó una
clasificación definitiva de los citados elementos (1869) y abrió el paso a los grandes
avances experimentados por la química en el siglo XX.

Aunque su sistema de clasificación no era el primero que se basaba en propiedades de


los elementos químicos, como su valencia, sí incorporaba notables mejoras, como la
combinación de los pesos atómicos y las semejanzas entre elementos, o el hecho de
reservar espacios en blanco correspondientes a elementos aún no descubiertos como el
eka-aluminio o galio (descubierto por Boisbaudran, en 1875), el eka-boro o escandio
(Nilson, 1879) y el eka-silicio o germanio (Winkler, 1886).

Mendeléiev demostró, en controversia con químicos de la talla de Béguyer de


Chancourtois, John Newlands y Julius Lothar Meyer, que las propiedades de los
elementos químicos son funciones periódicas de sus pesos atómicos. Dio a conocer una
primera versión de dicha clasificación en marzo de 1869 y publicó la que sería la definitiva
a comienzos de 1871. Mediante la clasificación de los elementos químicos conocidos en
su época en función de sus pesos atómicos crecientes, consiguió que aquellos elementos
de comportamiento químico similar estuvieran situados en una misma columna vertical,
formando un grupo. Además, en este sistema periódico hay menos de diez elementos que
ocupan una misma línea horizontal de la tabla. Tal como se evidenciaría más adelante, su
tabla se basaba, en efecto, en las propiedades más profundas de la estructura atómica de
la materia, ya que las propiedades químicas de los elementos vienen determinadas por
los electrones de sus capas externas.

Convencido de la validez de su clasificación, y a fin de lograr que algunos elementos


encontrasen acomodo adecuado en la tabla, Mendeléiev «alteró» el valor de su peso
atómico considerado correcto hasta entonces, modificaciones que la experimentación
confirmó con posterioridad. A tenor de este mismo patrón, predijo la existencia de una
serie de elementos, desconocidos en su época, a los que asignó lugares concretos en la
tabla.

Pocos años después (1894), con el descubrimiento de ciertos gases nobles (neón,
criptón, etc.) en la atmósfera, efectuado por el químico británico William Ramsay (1852-
1916), la tabla de Mendeléiev experimentó la última ampliación en una columna, tras lo
cual quedó definitivamente establecida.

7. Otto Hans

Nació el 8 de marzo de 1879 en Frankfurt-on-Main.


Cursó estudios en las universidades de Marburg y Munich. En el año 1911 es miembro del
Instituto Kaiser Wilhelm de Química Física de Berlín y director del
instituto de 1928 a 1945, cuando fue detenido por los aliados
después de laII Guerra Mundial.

En 1918 descubrió, junto a la física austriaca Lise Meitner, el


protactinio. Junto a Meitner y el químico alemán Fritz
Strassmann, prosiguió con la investigación iniciada por el físico
italiano Enrico Fermi bombardeando el uranio con neutrones.
Hasta 1939 los científicos pensaban que los elementos con
números atómicos mayores de 92 (conocidos como elementos
transuránicos) se formaban cuando se bombardeaba el uranio
con neutrones. Sin embargo, en 1938, Hahn y Strassmann
encontraron rastros de bario mientras buscaban elementos transuránicos en una muestra
de uranio irradiada con neutrones. Este descubrimiento, anunciado en 1939, fue una
prueba irrefutable, confirmada por cálculos de las energías implicadas en la reacción, de
que el uranio había sufrido una fisión que lo dividía en fragmentos más pequeños
compuestos por elementos más ligeros.

Fue galardonado en el año 1944 con el Premio Nobel de Química por su trabajo sobre la
fisión nuclear. En 1970 se propuso que el nuevo elemento sintetizado de número atómico
105 se denominarahahnio en su honor, pero se adoptó otro sistema para denominar a los
elementos transuránicos a partir del 104.

8. Enrico Fermi
Nació el 29 de septiembre de 1901 en Roma.
Interesado por primera vez en la física a la edad de 14 años después de leer un viejo libro
de física en latín.

Tenía una excelente historia académica y era capaz de recitar la


Divina Comedia de Dante y mucho de Aristóteles de memoria.

Cursó estudios en la Universidad de Pisa, donde se doctoró en


1922, y en algunos de los principales centros de física teórica de
Europa.

Su gran habilidad para resolver problemas de física teórica y su


capacidad para simplificar situaciones muy complejas hicieron de
él algo así como un profeta.

En el año 1926 comenzó a impartir clases de física teórica en la Universidad de Roma.


Allí desarrolló un nuevo tipo de estadística para explicar el comportamiento de los
electrones, además de desarrollar una teoría sobre la desintegración radiactiva beta, y
desde 1934 investigó la radiactividad artificial bombardeando elementos con neutrones.
Gracias a este trabajo, le concedieron en 1938 en Premio Nobel de Física.

Cuando en Italia comenzó a correr el fascismo (su mujer era judía) decidieron emigrar a
Estados Unidos. Allí fue profesor de física en la Universidad de Columbia. Fermi era
profundamente consciente de la importancia de su trabajo experimental en el esfuerzo
para producir energía atómica.

En diciembre de 1942, en la Universidad de Chicago, logró la primera reacción controlada


de fisión nuclear en cadena, y hasta el fin de la II Guerra Mundial (1939-1945) trabajó en
el desarrollo de la bomba atómica en Los Álamos, Nuevo México. Pasado algún tiempo se
opuso al desarrollo de la bomba de hidrógeno por razones éticas. En 1946, cuando la
guerra ya había finalizado, Fermi fue profesor de física y director del nuevo Instituto de
Estudios Nucleares de la Universidad de Chicago; estudiantes de todo el mundo iban allí
para estudiar con él.

9. J.J. Thomson

Nació el 18 de diciembre de 1856 en Cheetham Hill, Manchester, Lancashire.


Hijo de un librero que quiso que Thomson fuera ingeniero.

En 1870, con catorce años ingresó en Owens Collage (hoy parte


de la Universidad de Manchester) posteriormente (1876), lo hizo
en el Trinity College, de la Universidad de Cambridge, donde
también enseñó matemáticas y física. Obtuvo su Licenciatura en
Matemáticas en 1883.

Ejerció como profesor de física experimental en el laboratorio de


Cavendish desde 1884, y rector del Trinity College de
Cambridge (1918-1940) en donde conoció a Niels Bohr y donde
permanecería hasta su muerte.
Uno de sus alumnos fue Ernest Rutherford, quien más tarde sería su sucesor en el
puesto.

Además fue presidente de la Sociedad Real (1915-1920) y profesor de filosofía natural de


la Institución regia de Gran Bretaña (1905-1918).

En 1890 se casó con Rose Elisabeth, hija de sir George E. Paget.

En 1898 elaboró la teoría del pudín de ciruelas de la estructura atómica, en la que


sostenía que los electrones eran como "ciruelas" negativas incrustadas en un "pudín" de
materia positiva. Se le consideró el descubridor del electrón por sus experimentos con el
flujo de partículas (electrones) que componen los rayos catódicos.

Thomson en 1906 demostró que el hidrógeno tiene un único electrón. Permite confirmar o
rechazar diversas teorías anteriores sobre número de los electrones, al igual que el
carbono. Propuso el segundo modelo atómico (El primero fue propuesto por John Dalton,
en 1808), que podía caracterizarse como una esfera de carga positiva en la cual se
incrustan los electrones.

Le concedieron en 1906 el Premio Nobel de Física, gracias a su trabajo sobre la


conducción de la electricidad a través de los gases.

En 1908 fue nombrado sir. Recibió la Medalla Royal en 1894, la Medalla Hughes en 1902,
y la Medalla Copley en 1914.

Joseph John Thomson falleció en Cambridge, Reino Unido, el 30 de agosto de 1940 y fue
enterrado en la Abadía de Westminster.

10. William Crookes

Nació el 17 de junio de 1832 en Londres.

Cursó estudios en el Colegio Real de Química. En el año 1859


crea la revista de divulgación Chemical News, y en 1864 es el
editor del Quarterly Journal of Science.

Descubre el talio y desarrolla un proceso de amalgamación para


separar la plata y el oro de sus minerales. En química aplicada
trabajó en cuestiones como el tratamiento de las aguas de
cloacas y alcantarillas, la fabricación del azúcar de remolacha
(betabel) y el tinte de tejidos.

Su trabajo más importante fue la investigación sobre la conducción de la electricidad en


los gases. Inventó el tubo de Crookes para el estudio de las propiedades de los rayos
catódicos y también, el radiómetro y el espintariscopio, un detector de partículas.

Es nombrado sir en 1897 y en 1910 recibió la Orden del Mérito.

William Crookes falleció el 4 de abril de 1919 en Londres.


John Dalton

Nació el 6 de septiembre de 1766, en Eaglesfield, Cumberland (hoy Cumbria). Hijo de un


pobre tejedor.

Autodidacta, comenzó a enseñar a la edad de 12 años en una


escuela de su ciudad natal. En 1781 se radica en Kendal, donde
dirige una escuela junto a su primo y su hermano mayor. Se
traslada a Manchester en 1793 y allí pasa el resto de su vida
como profesor, primero en el New College y más tarde como
tutor privado.

En 1787 inicia una serie de estudios meteorológicos que continuó


durante 57 años, acumulando unas 200.000 observaciones y medidas sobre el clima en el
área de Manchester. Fue el primero en probar la teoría de que la lluvia se produce por una
disminución de la temperatura, y no por un cambio de presión atmosférica. Su primera
obra fue, Observaciones y ensayos meteorológicos (1793). Un año después presenta en la
Sociedad Filosófica y Literaria de Manchester un ensayo sobre el daltonismo, tanto él
como su hermano padecían de una forma genética de ceguera para los colores
(acromatopsia), que no permite al paciente distinguir entre el rojo y el verde; el ensayo
fue la primera descripción de este fenómeno.

Su contribución más importante a la ciencia fue su teoría de que la materia está


compuesta por átomos de diferentes masas que se combinan en proporciones sencillas
para formar compuestos. Esta teoría, que formuló por primera vez en 1803, es la piedra
angular de la ciencia física moderna.

En 1808 se editó su obra Nuevo sistema de filosofía química, que incluía las masas
atómicas de varios elementos conocidos en relación con la masa del hidrógeno. Llegó a su
teoría atómica a través del estudio de las propiedades físicas del aire atmosférico y de
otros gases. También, abarcó la lingüística y compuso una gramática inglesa.

Es elegido miembro de la Sociedad Real de Londres en 1822. En 1826 recibió la medalla de


oro de la Royal Society de Londres. Fue miembro de la Academia Francesa de las Ciencias
y también uno de los fundadores de la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia.

Entre sus obras destacan "Extraordinary facts relatin to the vision of colours" (donde
describe el daltonismo), y "New system of chemical philosophy" (1808-10).

John Dalton murió el 27 de julio de 1844 en Londres.