Вы находитесь на странице: 1из 8

República de Colombia

Rama Judicial

Juzgado Segundo de Menores


Buga – Valle

SENTENCIA Nro. T-050


RADICACIÓN Nro. 2013-00106-00

Guadalajara de Buga, Valle del Cauca, ocho (08) de octubre


de dos mil trece (2013).

Referencia: Acción de Tutela promovida por el señor


Rodrigo Plaza, en contra de CAPRECOM E.P.S., y la
Secretaria de Salud Departamental del Valle del Cauca
(vinculada de oficio).

Objeto de ésta Decisión:

Lo constituye, proferir el fallo en la acción de tutela identificada en la


referencia.
Hechos:

Manifiesta el demandante que el señor Rodrigo Plaza es paciente renal


crónico terminal desde el día 05 de julio de 2012 y desde el inicio de su
tratamiento ha sido atendido en la unidad renal RTS Sucursal Buga, el cual
exige que Caprecom lo siga atendiendo en la Unidad Renal que le atendió
desde el inicio de su enfermedad, de lo contrario tendría que viajar dos o
tres veces al mes a Cali. Indicó que no tiene conocimiento de ningún
comunicado escrito que haya recibido de las unidades renales RTS sobre la
terminación del contrato de la prestación de servicio de los pacientes
renales. Señaló que la accionada desconoce con esto lo estipulado en el
artículo 156 numeral 4º de la Ley 100, quien no ha tenido en cuenta lo
señalado en la sentencia 770 de octubre 13 de 2011 por la Honorable Corte
Constitucional. Consecuente con lo anterior, solicita al Despacho que
CAPRECOM E.P.S., garantice su permanencia en la unidad renal RTS
Sucursal Buga, y que a su vez ésta responda por el medio de transporte
para el desplazamiento del señor desde Guacari hasta éste Municipio.

Derechos Constitucionales Presuntamente Quebrantados por la


Autoridad Accionada:

El actor estima que le están siendo conculcados el derecho consagrado en


el artículo 49 de la Constitución Nacional.
Sentencia T-050
Radicación: 2013-00106-00

Medios de Prueba:

A. Del accionante:

El accionante aportó copia de la cédula de ciudadanía, y carné de afiliación,


historia clínica, certificación expedido por la RTS Sucursal Buga.

B. De las accionadas:

Las partes demandadas, no aportaron ni solicitaron la práctica de pruebas.


La Secretaria de Salud Departamental, no se pronunció sobre la demanda,
ni respecto al requerimiento hecho por el Despacho.

C. De oficio:
El despacho dispuso escuchar en declaración al señor Wilson Cardoso
Legro, y Rodrigo Plaza, quien indicó al Despacho que pertenece a la
Asociación Renal del Sur-Occidente Colombiano, cuyo objetivo es velar por
los derechos vulnerados de los pacientes hipertensos, diabéticos y renales.
Señaló que el accionante pidió que se le hiciera la tutela y que aquél no
presentó la demanda porque vive en Restrepo, y que su parte económica,
social y educativa es un impedimento para haberla instaurado. Señaló que
Caprecom quiere realizar arbitrariamente e inconsultamente el traslado,
violándosele el derecho a la libre escogencia. Indicó que en el momento el
señor Rodrigo Plaza, se encuentra atendido por la Unidad Renal sucursal
Buga, sin que se haya presentado ningún inconveniente con su tratamiento,
prestándole todo el servicio de su enfermedad renal. Finalmente señaló que
la terapia de hemodiálisis y peritoneal es un tratamiento invasivo, y que
actualmente se cuenta con un equipo y entrenamiento de personal ya
calificado y familiarizado con el paciente, y que la medida no se encuentra
justificada, ya que le genera daño al ser sometido a otras valoraciones y
criterios que afectan la continuidad en el tratamiento.

Por su parte el señor Rodrigo Plaza, indicó al Despacho que considera que
se le está vulnerando sus derechos a la salud por parte de la accionada,
debido al traslado a la ciudad de Cali, aunque no lo han trasladado todavía,
y que la entidad demandada le ha servido muy bien. Señaló que
actualmente se le viene prestando el servicio diálisis en la Unidad Renal
sucursal Buga, servicio que se lo llevan a la casa donde tiene la máquina.
Manifestó que se desplaza en bus. Por último, señaló que no devenga
ningún salario, no cuenta con pensión, y que goza de un subsidio por parte
del Estado.

Pronunciamiento de las entidades accionadas:

CAPRECOM E.P.S., a través del Director Territorial (E) 1, Manifestó que


revisada la base de datos de la entidad, el accionante se encuentra afiliado a
Caprecom en el nivel socioeconómico 1 en el Municipio de Guacari, desde el
1
Alejandro Delgado Garcés.

2
Sentencia T-050
Radicación: 2013-00106-00

1º de abril de 2002 asignado a ESE Hospital San Roque, por lo que tiene
derecho a los beneficios que brinda el POS-S. Indicó que haciendo uso de
la libertad que tienen las EPS, para elegir su red de prestadores de
servicios, en especial porque la Clínica Renal RTS no garantizaba el
transporte a los usuarios y que en más de tres veces cerró la puerta a sus
pacientes sin importarles la enfermedad catastrófica que padecen los
usuarios renales dejándolos en un estado grave de indefensión y sin
continuidad en el tratamiento y demás arbitrariedades que estaban en contra
del buen servicio que se quiere ofrecer a los pacientes. Indicó que la
entidad contrató con dos entidades reconocidas; que para los pacientes
renales de Buga, Restrepo, Guacari, Tuluá, contrato con la Clínica María
Ángel, entidad que desplegó todas las gestiones para establecer con los
usuarios y quienes le garantizarán ida y regreso después de cada paquete
mensual de atención integral para la diálisis automatizada, garantizándoles
el transporte puerta a puerta y el refrigerio, lo anterior debido al mal estado
en que salen los pacientes que padecen esta enfermedad. Así mismo,
señaló que la RTS manifestó a través del oficio de fecha 22 de mayo de
2013 (fl. 23), no querer contratar más con la entidad que representa, sin
embargo, ve con extrañeza que una vez Caprecom tomó la decisión de
contratar con otras IPS para la atención de las terapias a los usuarios
renales, éstos son atendidos sin contrato, dejando ver a todas luces que solo
lo que les importa es el lucro de la IPS y no la vida y la continuidad del
servicio a que deben someterse. Refirió que antes de contratar con una
I.P.S., se garantizó que tuvieran las condiciones de habilitación, la capacidad
técnica científica y de Recursos Humano. Por último señaló, que ante la
necesidad de la continuidad del servicio y ante la negativa de RTS de seguir
atendiendo los usuarios renales, Caprecom se vio en la necesidad de
contratar para la prestación oportuna del servicio con calidad, continuidad y
efectividad con profesionales especializados.

Por su parte la Secretaria de Salud Departamental del Valle del Cauca, no


hizo ningún pronunciamiento al respecto.

II. Consideraciones del Juzgado:

El artículo 86 de la Constitución Política, en lo referente a la acción de tutela


establece:

“ART. 86.—Toda persona tendrá acción de tutela para reclamar ante los jueces, en todo
momento y lugar, mediante un procedimiento preferente y sumario, por sí misma o por
quien actúe a su nombre, la protección inmediata de sus derechos constitucionales
fundamentales, cuando quiera que éstos resulten vulnerados o amenazados por la acción
o la omisión de cualquier autoridad pública.

(…)”

Inicialmente es pertinente señalar que dentro del trámite tutelar es permitido


agenciar derechos ajenos por parte de terceros, siempre y cuando conste la
manifestación expresa de que se actúa como agente oficioso de otra
persona y, además, cuando el principal interesado está en imposibilidad de
promover directamente la acción constitucional ya sea por razones físicas o

3
Sentencia T-050
Radicación: 2013-00106-00

mentales, entre otras. Sobre la base de lo anterior, es pertinente tener en


cuenta que la finalidad de la agencia oficiosa se encuentra en estrecha
relación con los principios de eficacia de los derechos fundamentales y de la
prevalencia del derecho sustancial, los cuales se materializan desde el
punto de vista procedimental con la posibilidad de que terceros de buena fe
gestionen la defensa de derechos de personas que no puedan hacerlo de
forma directa. Una vez cumplidos los anteriores presupuestos, se configura
la legitimación en la causa por activa correspondiéndole al juez
constitucional pronunciarse de fondo sobre los hechos y las pretensiones
planteadas en la solicitud de amparo de tutela

De conformidad con el artículo 10° del Decreto 2591 de 1991, “se pueden
agenciar derechos ajenos cuando el titular de los mismos no esté en
condiciones de promover su propia defensa”2. En fallo T-202 de febrero 28
de 2008, M. P. Nilson Pinilla Pinilla, se reiteró que la agencia oficiosa
encuentra fundamento “en la imposibilidad de defensa de la persona a cuyo
nombre se actúa”, agregando:
“El propósito de la misma consiste en evitar que, por la sola falta de legitimación para
actuar, en cuanto no se pueda acreditar un interés directo, se sigan perpetrando los
actos violatorios de los derechos fundamentales, prosiga la omisión que los afecta, o se
perfeccione la situación amenazante que pesa sobre ellos. Se trata una vez más de
asegurar la vigencia efectiva de los derechos por encima de formalidades externas, en
una manifestación de la prevalencia del Derecho sustancial, de conformidad con lo
previsto en el artículo 228 de la Carta..”

En el presente caso, el Despacho encuentra que el señor Wilson Cardoso


Legro, instauró la presente acción de tutela con miras a obtener la
protección judicial de los derechos fundamentales de Rodrigo Plaza, para lo
cual argumentó ante el Juzgado que debido a la escases económica de
éste, su estado de salud y poco conocimiento para interponen este tipo de
procesos, se encontraba en incapacidad de hacer valer sus derechos por sí
mismo, lo cual no es evidente, pues el agenciado concurrió por sus propios
medios al Juzgado a rendir interrogatorio y suscribió la respectiva demanda,
por lo que quien dijo actuar como agente oficioso no estaba legitimado para
actuar en el proceso, lo cual haría improcedente la acción. No obstante,
como el señor Rodrigo Plaza también suscribió la demanda, no opera la
causal de improcedencia mencionada.

Descendiendo entonces al asunto, tenemos que el tema jurídico a resolver


consiste en determinar si la EPS accionada vulnera derechos fundamentales
al accionante, quien es enfermo renal y ha sido atendido en la ciudad de
Buga, quien ha tenido conocimiento que va a ser trasladado para su
atención a otra entidad.

Las empresas promotoras de salud son las entidades responsables de la


prestación de los servicios incluidos en el POS. Para ello tienen la libertad
de elegir las instituciones prestadoras de servicios médicos (IPS) por
intermedio de las cuales van a suministrarlos a sus afiliados, y la obligación

2
Cfr. T-709 de 1998 (noviembre 24), M. P. Vladimiro Naranjo Mesa; T-1012 de 1999 (diciembre 10), M. P. Alfredo Beltrán
Sierra; T-294 de 2000 (marzo 16), M. P. Alfredo Beltrán Sierra y T-315 de 2000 (abril 1°), M. P. Jaime Córdoba Triviño,
entre otras.

4
Sentencia T-050
Radicación: 2013-00106-00

de suscribir convenios con ellas, para garantizar que la prestación de los


servicios sea integral y de calidad3.

La Honorable Corte Constitucional ha señalado que el único límite que tienen


las EPS para ejercer tal derecho, radica en que se le garantice a los afiliados
la prestación integral del servicio, al respecto se dijo en la Sentencia T-238 de
2003:

“Las EPS, de conformidad con las normas vigentes, tienen la libertad de decidir
con cuáles instituciones prestadoras de salud suscriben convenios y para qué clase
de servicios. Para tal efecto, el único límite constitucional y legal que tienen,
radica en que se les garantice a los afiliados la prestación integral del servicio. De
allí que, salvo casos excepcionales o en atención de urgencias, los afiliados deben
acogerse a las instituciones a donde son remitidos para la atención de su salud,
aunque sus preferencias se inclinen por otra institución. En todos estos procesos
están en juego los criterios que operan tanto en el afiliado al momento de
contratar con determinada EPS, o de cambiar de EPS, por no estar de acuerdo
con las instituciones de salud donde aquella tiene convenios.”

De tal manera que guardando correlación con la obligación anteriormente


enunciada por parte de las EPS, de acuerdo con los artículos 153 y 159 de
la ley 100 de 1993 y 14 del decreto 1485 de 1994 4, los usuarios tienen
derecho a que se les garantice la libre escogencia de una IPS; pero este
3
Ley 100 de 1993. “ARTICULO. 178.-Funciones de las entidades promotoras de salud. Las entidades
promotoras de salud tendrán las siguientes funciones:
“(…)
“3. Organizar la forma y mecanismos a través de los cuales los afiliados y sus familias puedan acceder a los
servicios de salud en todo el territorio nacional. Las empresas promotoras de salud tienen la obligación de
aceptar a toda persona que solicite afiliación y cumpla con los requisitos de ley.
“4. Definir procedimientos para garantizar el libre acceso de los afiliados y sus familias, a las instituciones
prestadoras con las cuales haya establecido convenios o contratos en su área de influencia o en cualquier
lugar del territorio nacional, en caso de enfermedad del afiliado y su familia.
“(…)”
Resolución 5261 de 1994 del Ministerio de Salud, "Por la cual se establece el Manual de Actividades,
Intervenciones y Procedimientos del Plan Obligatorio de Salud en el Sistema General de Seguridad Social en
Salud". “ARTICULO 1. CENTROS DE ATENCIÓN: El Plan de Beneficios DEL SISTEMA GENERAL DE
SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD se prestará en todos los municipios de la república de Colombia, por todas
aquellas instituciones y personas de carácter público, privado o de economía mixta, catalogados y
autorizados para desempeñarse como Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud I. P. S. El plan
obligatorio de salud responsabilidad de las Entidades Promotoras de Salud se prestará en aquellas I. P. S. con
las que cada E. P. S. establezca convenios de prestación de servicios de salud; o sin convenio en cualquier I. P.
S. en los casos especiales que considera el presente reglamento”.
4
Ley 100 de 1993:
“ARTICULO 153. Fundamentos del Servicio Público. Además de los principios generales consagrados en la
Constitución Política, son reglas del servicio público de salud, rectoras del Sistema General de Seguridad
Social en Salud las siguientes:
4. Libre escogencia. El Sistema General de Seguridad Social en Salud permitirá la participación de diferentes
entidades que ofrezcan la administración y la prestación de los servicios de salud, bajo las regulaciones y
vigilancia del Estado y asegurará a los usuarios libertad en la escogencia entre las Entidades Promotoras de
Salud y las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud, cuando ello sea posible según las condiciones de
oferta de servicios. Quienes atenten contra este mandato se harán acreedores a las sanciones previstas en el
artículo 230 de esta Ley.”
“ARTICULO. 159.-Garantías de los afiliados. Se garantiza a los afiliados al sistema general de seguridad
social en salud la debida organización y prestación del servicio público de salud, en los siguientes términos:
1. La atención de los servicios del plan obligatorio de salud del artículo 162 por parte de la entidad
promotora de salud respectiva a través de las instituciones prestadoras de servicios adscritas.
“(…)
3. La libre escogencia y traslado entre entidades promotoras de salud, sea la modalidad de afiliación
individual o colectiva de conformidad con los procedimientos, tiempos, límites y efectos que determine el
Gobierno Nacional dentro de las condiciones previstas en esta ley.

5
Sentencia T-050
Radicación: 2013-00106-00

derecho está enmarcado dentro de las opciones que ofrezca la respectiva


EPS, sin que en principio puedan obligarla a prestar sus servicios por medio
de instituciones distintas. La Alta Corporación Constitucional también ha
señalado de acuerdo con la normatividad que regula el tema, que tal
derecho puede ser ejercido dentro de las posibilidades ofrecidas por la
respectiva EPS. Además, ha precisado que:

“los afiliados deben acogerse a la IPS a la cual sean remitidos para la atención
en salud, aunque prefieran otra carente de contrato siempre y cuando en la IPS
receptora se brinde una prestación integral del servicio ” 5

Así mismo en Sentencia T-550/11 Magistrado Ponente Mauricio González


Cuervo, señaló:

“…Debido a las consideraciones anteriores el principio de la libre escogencia


forma parte de las características del Sistema General de Seguridad Social en
Salud, a su vez es una garantía para los usuarios del mismo y se constituye en un
derecho que debe ser garantizado por el Estado; sin embargo, este derecho no es
absoluto, sino que contempla algunas limitaciones establecidas por la
jurisprudencia.

(…).

Por otra parte, la Corte ha manifestado que las EPS tienen plena libertad de
conformar su red de servicios, para lo cual cuentan con la facultad de contratar o
de celebrar convenios con las IPS que consideren pertinente, siempre con la
obligación de brindarle un servicio integral de salud a los afiliados y de que estos
puedan elegir, entre las posibilidades ofrecidas por las empresas prestadoras de
salud, la IPS donde desean ser atendidos…”.

Considerando los precedentes jurisprudenciales, frente a estas


controversias, el Despacho encuentra que la EPS CAPRECOM, no está
vulnerando los derechos fundamentales del señor Rodrigo Plaza, porque le
está ofreciendo la posibilidad de recibir el tratamiento integral de su
4. La escogencia de las instituciones prestadoras de servicios y de los profesionales entre las opciones que
cada entidad promotora de salud ofrezca dentro de su red de servicios.
“(…)”.
Decreto 1485 de 1994. Por el cual se regula la organización y funcionamiento de las Entidades Promotoras de
Salud y la protección al usuario en el Sistema Nacional de Seguridad Social en Salud.
“ARTICULO 14. REGIMEN GENERAL DE LA LIBRE ESCOGENCIA. El régimen de la libre escogencia
estará regido por las siguientes reglas:
“Numeral 4 - Libre escogencia de Entidades Promotoras de Salud.- Se entenderá como derecho a la libre
escogencia, de acuerdo con la Ley, la facultad que tiene un afiliado de escoger entre las diferentes Entidades
Promotoras de Salud, aquella que administrará la prestación de sus servicios de salud derivados del Plan
Obligatorio. Del ejercicio de este derecho podrá hacerse uso una vez por año, contado a partir de la fecha de
vinculación de la persona, salvo cuando se presenten casos de mala prestación o suspensión del servicio.
“Numeral 5 - La Libre Escogencia de Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud. La Entidad Promotora
de Salud garantizará al afiliado la posibilidad de escoger la prestación de los servicios que integran el Plan
Obligatorio de Salud entre un número plural de prestadores. Para este efecto, la entidad deberá tener a
disposición de los afiliados el correspondiente listado de prestadores de servicios que en su conjunto sea
adecuado a los recursos que se espera utilizar, excepto cuando existan limitaciones en la oferta de servicios
debidamente acreditadas ante la Superintendencia Nacional de Salud.
“La Entidad Promotora de Salud podrá establecer condiciones de acceso del afiliado a los prestadores de
servicios, para que ciertos eventos sean atendidos de acuerdo con el grado de complejidad de las instituciones
y el grado de especialización de los profesionales y se garantice el manejo eficiente de los recursos”
“(…)”
5
Ver sentencias T-238 de 2003, T-10 de 2004, T-1063 de 2005, T-719 de 2005, T-247 de 2005 y T-423 de 2007.

6
Sentencia T-050
Radicación: 2013-00106-00

enfermedad en la Clínica María Ángel de Tuluá, que tiene las condiciones


para prestar un servicio integral para el tratamiento que padece,
procedimiento que se originó ante la comunicación que dirigiera el
Representante Legal de la RTS UT a Caprecom, adiada el día 22 de mayo
de 2013, por medio del cual comunica que a partir de la fecha se decidió dar
por terminado la relación comercial con Caprecom, contando con un plazo
máximo de 30 días, para reubicar los pacientes en otras IPS. Así mismo, no
hay ninguna prueba que muestre que la entidad accionada por acción u
omisión, haya generado una situación lesiva para la salud o calidad de vida
del agenciado, pues el mismo viene recibiendo la correspondiente atención
para el manejo de su patología, sin que su tratamiento haya sido
interrumpido.

De igual manera, en el expediente no obra ningún concepto médico o


técnico del que se desprenda que la Clínica María Ángel del Municipio de
Tuluá, no cuenta con las condiciones ni con el personal idóneo para prestar
una buena atención, o que las terapias no cumplirán con las expectativas
médicas; por el contrario, Caprecom desestimó las afirmaciones realizadas
por el señor Wilson Cardoso Legro, afirmando que la Clínica tiene las
condiciones de habilitación, capacidad técnica Científica y de Recurso
Humano, para cumplir con los requisitos como los cumplía RTS, además de
otros aditivos, como el transporte puerta a puerta ida y vuelta y el refrigerio.

Desde otra perspectiva, la reiterada jurisprudencia de la Corte advierte que


la procedencia de la tutela requiere de la existencia de un perjuicio grave e
inminente que demande la adopción de medidas impostergables de amparo
al derecho fundamental vulnerado con actos u omisiones de las autoridades
públicas o de los particulares cuando sea el caso6 .

Finalmente, ante la decisión del representante legal de la entidad RTS de


suspender los servicios de diálisis, para luego dar por terminada su relación
comercial con Caprecom7, ninguna otra opción le quedada a esta última, que
buscar otra entidad con la cual pudiera atender a sus usuarios, a quienes no
se les ha obstaculizado sus tratamientos, no existiendo por ende ningún
perjuicio grave e inminente que vulnere sus derechos constitucionales. Por
tanto, la acción deviene improcedente.

Sin más consideraciones, el Juzgado administrando Justicia en nombre de


la República y por autoridad de la Ley

R e s u e l v e:

Primero: NEGAR, por improcedente, la acción de tutela


promovida por el señor RODRIGO PLAZA, en contra de Caprecom E.P.S., y
la Secretaria de Salud Departamental del Valle del Cauca.
6
Sentencias . T-468 de 1992. M.P. Fabio Morón Díaz T 225/ 93 M. P. Dr. Vladimiro Naranjo Mesa T-050 de
1996. M. P. José Gregorio Hernández Galindo T-1157 de 2000 M.P. Marco Gerardo Monroy Cabra, T-379 de
2001 M.P. Clara Inés Vargas Hernández T-695 de 2004 M.P. Marco Gerardo Monroy Cabra, T-295 de 2008
M.P. Clara Inés Vargas Hernández, entre otras.
7
Ver comunicación obrante a folios 23-24

7
Sentencia T-050
Radicación: 2013-00106-00

Segundo: Notifíquese esta decisión a los interesados por


un medio expedito. Déjense las constancias en el expediente.

Tercero: Si el fallo no es impugnado, remítase la


actuación a la Honorable Corte Constitucional para lo de su competencia.

CÚMPLASE

FERNANDO GUILLÉN RUIZ


Juez.