You are on page 1of 14

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

PRACTICA N° 2

DETERMINACIÓN DE LA GRANULACION HEREDITARIA

1) OBJETIVO:

 Determinación del crecimiento de grano hereditario de los aceros al


aumento de la temperatura.
 Determinación de la dureza y la resilie
ncia de probetas de acero (muelle, corrugado, liso,
etc.), por medio del durefractómetro y durómetro de acuerdo al grano
hereditario que posee cada una de ellas.
 Observar visualmente el tipo de microestructuras que poseen las diferentes
probetas utilizadas en la práctica.

2) FUNDAMENTO TEORICO

ACERO
El término acero sirve
comúnmente para
denominar, en ingeniería
metalúrgica, a una mezcla
de hierro con una cantidad
de carbono variable entre el
0,03 % y el 2,14 % en masa
de su composición,
dependiendo del grado. Si la
aleación posee una
concentración de carbono
mayor del 2,14 %, se producen fundiciones que, en oposición al acero, son mucho
más frágiles y no es posible forjarlas, sino que deben ser moldeadas.

No se debe confundir el acero con el hierro, que es un metal duro y relativamente


dúctil, con diámetro atómico (dA) de 2,48 Å, con temperatura de fusión de 1535 °C
y punto de ebullición 2740 °C. Por su parte, el carbono es un no metal de diámetro
menor (dA = 1,54 Å), blando y frágil en la mayoría de sus formas alotrópicas
(excepto en la forma de diamante). La difusión de este elemento en la estructura
cristalina del anterior se logra gracias a la diferencia en diámetros atómicos,
formándose un compuesto intersticial.

PROBETA
Una probeta es una pieza (generalmente de
dimensiones normalizadas), constituida por
un determinado material cuyas características
se desean estudiar. La probeta en el ensayo
de tracción se sostiene por los dos extremos,
a la vez que una fuerza de tracción se aplica
a velocidad constante; obteniéndose la curva
tensión-deformación.

TRATAMIENTOS TERMICOS DEL ACERO


El tratamiento térmico en el material es uno de los pasos fundamentales para que
pueda alcanzar las propiedades mecánicas para las cuales está creado. Este tipo
de procesos consisten en el calentamiento y enfriamiento de un metal en su
estado sólido para cambiar sus propiedades físicas. Con el tratamiento térmico
adecuado se pueden reducir los esfuerzos internos, el tamaño del grano,
incrementar la tenacidad o producir una superficie dura con un interior dúctil. La
clave de los tratamientos térmicos consiste en las reacciones que se producen en
el material, tanto en los aceros como en las aleaciones no férreas, y ocurren
durante el proceso de calentamiento y enfriamiento de las piezas, con unas pautas
o tiempos establecidos.

Para conocer a que temperatura debe elevarse el metal para que se reciba un
tratamiento térmico es recomendable contar con los diagramas de cambio de
fases como el del hierro-carbono. En este tipo de diagramas se especifican las
temperaturas en las que suceden los cambios de fase (cambios de estructura
cristalina), dependiendo de los materiales diluidos.

Los tratamientos térmicos han adquirido gran importancia en la industria en


general, ya que con las constantes innovaciones se van requiriendo metales con
mayores resistencias tanto al desgaste como a la tensión. Los principales
tratamientos térmicos son:

Temple: Su finalidad es aumentar la dureza y la resistencia del acero. Para ello,


se calienta el acero a una temperatura ligeramente más elevada que la crítica
superior Ac (entre 900-950 °C) y se enfría luego más o menos rápidamente (según
características de la pieza) en un medio como agua, aceite, etcétera.
Revenido: Sólo se aplica a aceros previamente templados, para disminuir
ligeramente los efectos del temple, conservando parte de la dureza y aumentar la
tenacidad. El revenido consigue disminuir la dureza y resistencia de los aceros
templados, se eliminan las tensiones creadas en el temple y se mejora la
tenacidad, dejando al acero con la dureza o resistencia deseada. Se distingue
básicamente del temple en cuanto a temperatura máxima y velocidad de
enfriamiento.

Recocido: Consiste básicamente en un calentamiento hasta la temperatura de


austenización (800-925 °C) seguido de un enfriamiento lento. Con este tratamiento
se logra aumentar la elasticidad, mientras que disminuye la dureza. También
facilita el mecanizado de las piezas al homogeneizar la estructura, afinar el grano
y ablandar el material, eliminando la acritud que produce el trabajo en frío y las
tensiones internas.
Normalizado: Tiene por objetivo dejar un material en estado normal, es decir,
ausencia de tensiones internas y con una distribución uniforme del carbono. Se
suele emplear como tratamiento previo al temple y al revenido.

3) MATERIALES Y EQUIPO UTILIZADO

EQUIPOS:
 Durómetro
 Esmeril
 Fragua
 Durefractómetro
 Vernier digital.
 Pirómetro laser

MATERIALES
 Probetas de acero liso
 Probeta de acero corrugado
 Probeta de muelle
 Carbón

4) PROCEDIMIENTO

SIN TRATAMIENTO
 Medida de cada una de las probetas
aproximadamente 13 cm.
 Llevamos para el durefractometro cada
probeta
 Medimos la dureza y resilencia
 Fracturamos cada una de ellas aun sin
tratamiento térmico
 Obtenemos datos
 Observamos cada probeta.

CON TRATAMIENTO TÉRMICO


 Medida de cada una de las probetas
aproximadamente 13 cm.
 Llevamos para el durefractometro cada probeta
 Medimos la dureza y resilencia
 Fracturamos cada una de ellas luego de
someterlos a tratamiento térmico
 Obtenemos datos
 Observamos cada probeta y comparamos las
diferencias entre las probetas con tratamientos
térmicos con las probetas sin tratamientos
térmicos.

A) DETERMINE LA DUREZA Y RESILIENCIA SIN TRATAMIENTO


TÉRMICO.

FIERRO LISO (0,2 FIERRO CORRUGADO (0,37 MUELLE (0,4-0,6


%C) %C) %C)
𝑷
DUREZA “GUIBARU” (𝑩 = 𝑺 )

34,5 34,5 34,5


𝐵=𝜋 𝐵=𝜋 𝐵=𝜋
(3,88)2 (3,35)2 (3,02)2
4 4 4
𝐵 = 2,92 𝐵 = 3,91 𝐵 = 4,82
𝑾 𝑷×𝒉
RESILIENCIA (𝑹 = = )
𝑺 𝑺

10 → 0,15𝑚 10 → 0,15𝑚 10 → 0,15𝑚


33 → ℎ 37 → ℎ 26 → ℎ
ℎ = 0,495𝑚 ℎ = 0,555𝑚 ℎ = 0,390𝑚
34,5 × 0,495 34,5 × 0,555 34,5 × 0,48
𝑅= 𝜋 𝑅= 𝜋 𝑅=
(0,828)2 (0,845)2 0,742 × 3,457
4 4
𝑅 = 6,46
𝑅 = 31,72 𝑅 = 27,92

B) Calentar las probetas a 900°C y enfriarlas al aire, cuantificar su dureza


y resiliencia, así mismo observar la superficie de la fractura
nuevamente.

FIERRO LISO (0,2 FIERRO CORRUGADO (0,37 MUELLE (0,4-0,6 %C)


%C) %C)
𝑾 𝑷×𝒉
RESILIENCIA (𝑹 = = )
𝑺 𝑺

10 → 0,15𝑚 10 → 0,15𝑚 10 → 0,15𝑚


20 → ℎ 15 → ℎ 8→ℎ
ℎ = 0,30𝑚 ℎ = 0,225𝑚 ℎ = 0,12𝑚

34,5 × 0,30 34,5 × 0,225 34,5 × 0,12


𝑅= 𝜋 𝑅= 𝜋 𝑅=
(0,939)2 (0,855)2 0,632 × 3,415
4 4
𝑅 = 1,92
𝑅 = 14,95 𝑅 = 13,52

C) Calentar las tres probetas a 1200°C enfriar al aire y cuantificar su


dureza y resiliencia, observar el tamaño de grano.

FIERRO LISO (0,2 FIERRO CORRUGADO (0,37 MUELLE (0,4-0,6


%C) %C) %C)
𝑾 𝑷×𝒉
RESILIENCIA (𝑹 = = )
𝑺 𝑺

10 → 0,15𝑚 10 → 0,15𝑚 10 → 0,15𝑚


16 → ℎ 16 → ℎ 𝑥→ℎ
ℎ = 0,24𝑚 ℎ = 0,24𝑚 ℎ=𝑥
34,5 × 0,24 34,5 × 0,24 𝑅 =?
𝑅= 𝜋 𝑅= 𝜋
(0,717)2 (0,833)2 No se fractura (Ya no
4 4
𝑅 = 20,51 𝑅 = 15,19 se trabajo)

5) CON LOS DATOS OBTENIDOS ANTERIORMENTE HACER UN CUADRO


COMPARATIVO DE LOS VALORES

PROBETA DUREZA RESILIENCIA RESILIENCIA RESILIENCIA


Kg/mm2 ANTES A 950 A 1200
Kg.m/cm2 Kg.m/cm2 Kg.m/cm2
Acero liso 2,92 31,72 14,95 20,51
Acero 3,91 27,92 13,52 15,19
corrugado
4,82 6,46 1,92 -

6) CONCLUSIONES Y SUGERENCIAS

 Finalmente de la práctica podemos señalar que al enfriar la austenita de


manera brusca con agua, aceite o aire se transforma en martensita, y por
consecuencia de ello el material tiende a ser muy duro o frágil.
 También podemos mencionar que a través del endurecimiento se produce
una estructura granular fina que aumenta la resistencia a la tracción
(tensión) y disminuye la ductilidad.

 El acero utilizado en muelles tiene una microestructura astillosa con buenas


propiedades mecánicas, al calentarla a 950°C esta microestructura se
recristalizo nuevamente al estado inicial antes de que se hicieran
tratamiento térmico para su utilidad. Al calentarla a 1200°C esta
microestructura creció notablemente.

 El acero corrugado con fractura con deformación de este sigue


manteniendo las propiedades pero la microestructura creo moderadamente
al calentarlo a 950°c, en cambio al calentarlo por encima de 1200°c esta
empieza a recristalizar nuevamente.
 El acero liso con microestructura perlada no ocurre cambio alguno a la
temperatura de 950°c, pero si se nota el crecimiento de gano al calentarlo a
1200°c, esto se observa notablemente.
 Se concluye que a mayor dureza existe menor tenacidad.

8) BIBLIOGRAFÍA.

 https://materiales.wikispaces.com/qu%C3%ADmico+metalogr%C3%A1fico
www.mty.itesm.mx/dia/deptos/im/m00-861/Lecturas/LectP1M1.pdf
 http://www.escuelaing.edu.co/uploads/laboratorios/7643_metalografia.pdf