You are on page 1of 3

Administración en el hogar

Quién no recuerda alguna historia de su niñez en la que recibió algún regaño por
haberse comido la fruta que debía llevar en la lonchera al día siguiente, o porque se
comió más panes que los que tenía derecho y dejó a un hermano con el antojo de
su pan. De alguna forma nos empezábamos a dar cuenta que todo estaba
debidamente organizado y con nuestra travesura habíamos cambiado las cosas.

También nos sucedió que llegamos a cierta edad en la que en casa se nos pedía
que colaboráramos en el cuidado de los hermanos menores, que fuéramos a
comprar el pan, también debíamos hacernos cargo de dejar nuestra cama hecha
antes de ir a estudiar y un sin fin de cosas que nos hacían entender que estábamos
creciendo y que éramos capaces de colaborar con las actividades de la casa.

Ahora que ya somos adultos nos damos cuenta que todas esas actividades que
empezamos a realizar de niños nos estaban preparando para ser capaces de
administrar un hogar, sólo que sin duda los tiempos que vivimos ahora son
bastantes diferentes a los que vivimos cuando éramos niños. Hoy tenemos que
levantarnos super temprano para salir a estudiar o trabajar, pasamos largas horas
en el tráfico, debemos encontrar un espacio en el día para salir a pagar esa cuenta
pendiente y por supuesto ¡qué no se nos haya olvidado preparar y llevar nuestro
almuerzo!

A veces desearíamos que el día tuviera más de 24 horas, porque son tantas las
responsabilidades por cumplir y el tiempo se hace muy corto, pero esos son los
retos que nos tocan cuándo tenemos a nuestro cargo administrar la casa. Ser
administrador del hogar es tener la capacidad de solucionar mil problemas al mismo
tiempo, compartir responsabilidades y tener la dedicación para escuchar los
problemas de los niños, la familia y los amigos.

Este es un trabajo duro ¡y no es pagado!, nuestra gran recompensa estará en la


satisfacción de haber dado lo mejor de nosotros para lograrlo. Estos consejos nos
ayudarán a ser más organizados, a poder aprovechar mucho mejor el tiempo y para
que siempre podamos encontrar un momento para divertirnos. Al ser buenos
administradores, estamos ayudando a crear un mejor hogar.

¿Cómo administrar mejor el tiempo?

El tiempo es sin duda alguna, uno de los recursos más apreciados que tenemos. Se
trata de un bien que no se puede ahorrar, sino que pasa, no retrocede y es imposible
de recuperar. Con un poco de disciplina y programación podremos tener el control
del tiempo y así no permitir que el tiempo nos limite en múltiples aspectos de la vida.

Ahorro

Mucho hemos oído de lo difícil que está la situación y cómo a veces resulta difícil
guardar para el ahorro aunque sea un par de fichas. A algunos les resulta
complicado porque les es necesario hace uso de todo el dinero que tienen como
ingreso a fin de mes. Es necesaria la educación de los pequeños y jóvenes, el pago
de servicios básicos, la comida, etc. También están actividades extra, pero muy
importantes, como la celebración de algún cumpleaños, concursos escolares,
fiestas de trabajo, etc. Todas ellas conllevan un gasto. Están, además, las
emergencias que puedan surgir. Todos estos aspectos pueden hacer que el ahorro
resulte complicado. Otros no pueden ahorrar porque no han adquirido este hábito.
Puede resultar un poco complicado porque muchas veces nos topamos con la gana
de querer gastarnos el dinero si es que tenemos algo extra. A muchos nos encanta
darnos un gustito o deleitarnos con algo.

Prevención de riesgos y accidentes en el hogar

Más de una vez hemos escuchado hablar sobre accidentes dentro del hogar, estos
son frecuentes especialmente si en la casa hay niños pequeños inquietos por
conocer el entorno. Recordemos entonces que la primera condición para prevenir
accidentes domésticos es pensar que pueden llegar a pasar y tomar las medidas
necesarias para evitarlos.

Consejos de seguridad para niños


Según los expertos, la seguridad de los niños depende tanto de la educación de los
padres como de la de los hijos. Esta educación tiene que darse en una forma
positiva de modo tal que los niños puedan aprender las herramientas necesarias sin
absorber los miedos de los adultos.

Related Interests