Вы находитесь на странице: 1из 2

ASPECTO ECONOMICO DE GRECIA

A esta dificultad se añadió la peculiaridad del terreno,


muy montañoso. Grecia contaba con escasas tierras fértiles para
el cultivo, que estuvo basado fundamentalmente en
los cereales (trigo y cebada), la vid (para la elaboración de vino) y
el olivo. Éstos se complementaron con productos hortofrutícolas.

La ganadería suplementaba las actividades agrícolas. Se criaban


fundamentalmente cabras, ovejas y cerdos. También bueyes y
caballos.

Especial relevancia alcanzó la artesanía. Los griegos


fueron especialistas en la fabricación

Yelmo Determinados artículos, como los


Moneda ateniense
de metal (armas, armaduras). Pero sobre todos
destacó uno: la cerámica. Ésta se exportaba
en grandes cantidades por todo el
Mediterráneo y el Próximo Oriente, siendo
muy apreciada por los diversos pueblos de
la Antigüedad.

El comercio constituyó sin duda la actividad económica más relevante. Una


importante flota mercante surcaba el Mediterráneo. Los intercambios se
realizaban en moneda, fundamentalmente de plata, extraída de minas. Los
yacimientos mineros más importantes fueron los de Laurino, pertenecientes a
Atenas.
ASPECTO ECONOMICO DE ROMA

AGRICULTURA Y GANADERÍA

Nos encontramos con una sociedad esclavista cuyo peso fundamental era el trabajo del
esclavo, y se fundamentaba en la tierra. Se produjo un trasvase de la riqueza del campo a
la ciudad. La tierra se convertirá en fuente de conflictos y se impondrá el “latifundio”
trabajado con mano de obra esclava. Los cultivos más representativos son los cereales, la
vid y el olivo.

En el Imperio se produce una híper especialización zonal: Galia (vid), Hispania (olivo),
Norte de África (cereales).

Esto va acompañado de aportaciones técnicas como fue la invención del arado romano
(cuya importancia fue considerable durante la Edad Media), los molinos hidráulicos. La
tecnología facilitará el paso del esclavismo a hombre libre. Asimismo, se generaliza la
irrigación de los campos, la construcción de acueductos y de acequias.

Comercio
En un principio la única forma de comercio sobre la que el Estado romano ejerció un
estrecho control fue el grano. El motivo era asegurar el mantenimiento del ejército y el
abastecimiento de Roma.

La expansión comercial hace que se busquen nuevos mercados (el Mediterráneo), dando
lugar a un perfeccionamiento de las infraestructuras (red de calzadas que comunican
Roma con todo el Imperio), construcción de puertos (como la construcción en el 193 a.C.
del puerto fluvial de Roma) y mejora en los transportes.

Esta expansión influyó en el desarrollo de las monedas.