Вы находитесь на странице: 1из 2

Mi experiencia con Dios

UNIDAD 1
Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, Y yo en él, este lleva
mucho fruto; porque separados de mí Nada podéis hacer. (Juan 15:5).

Estudio 4
Dios Obra a Través de Sus Siervos, (Parte 1ª)
Realmente pensar que un Dios Santo, justo y bueno quiera tener una relación personal con
nosotros es sumamente maravilloso y satisfactorio.

Dios desea que nosotros tengamos una experiencia personal con él, cercana; una experiencia que
nos llene de paz y seguridad, que se manifieste en todas las áreas de nuestra vida, que por medio
de esta experiencia podamos oír su voz, conversar con él, saber cuál es su voluntad para poder
responder a su llamado correctamente.

Vamos a analizar aquel momento en que Jesús preparaba a sus discípulos para que puedan
enfrentar el difícil momento de su partida. Él conversaba con ellos y les decía que ellos sabían a
donde iba, que sabían el camino. Tomás le dijo, Señor, no sabemos a dónde vas, como podemos
saber el camino; El Señor le responde “Yo Soy El Camino”, “La verdad” y “La vida”.

Igual nos pasa cuando nos acercamos a Dios y buscamos su voluntad, le decimos Señor quiero
hacer tu voluntad. ¿Qué hago? ¿Cómo hago? Quiero servirte. Él nos dice que no necesitamos un
mapa detallado para poder hacer su voluntad, que solamente tenemos que seguirlo a él un día a la
vez porque Él es el camino, ese camino que nos conducirá a cumplir ese propósito que Dios a
trazado para nuestras vidas.

Él se muestra como un modelo a seguir porque el vino a cumplir la voluntad de su padre; El en


todo momento mostro obediencia, comunicación y respeto por su padre, dijo que nada podía hacer
por su propia cuenta sino que lo que veía hacer a su Padre eso hacía, porque el padre lo amaba y
con amor le mostraba todo lo que estaba haciendo.

Jesús se encargó de dejarnos claro el tipo de relación que tenía con su padre, una relación
perfecta de amor y obediencia. También nos enseña que si queremos hacer su voluntad entonces
“tenemos que aprender a ser siervos” y para ser un buen siervo tenemos que ser como el barro en
manos del alfarero, dejarnos moldear y permanecer en las manos del maestro para que nos pueda
usar conforme a su voluntad.

Dios obra a través de sus siervos. Cuando Dios va hacer algo, él lo revela a su pueblo y quiere
hacerlo a través de su pueblo o de su siervo. Si Dios quiere hacer algo a través de nosotros, él nos
lleva desde donde estamos hasta donde él quiere que estemos y viene y nos dice lo que está
haciendo.

¿Cómo responder a esa actividad que Dios está haciendo en nuestra vida?

Hay Siete realidades de una experiencia con Dios que nos darán un mejor entendimiento:

1. Dios siempre está obrando a su alrededor.


2. Dios busca tener con usted una relación de amor real y personal.

3. Dios te invita a participar con El en su obra.

4. Dios le habla por el Espíritu Santo mediante la biblia, la oración, las circunstancias y la iglesia, a
fin de revelarse a Sí mismo, así como sus propósitos y caminos.

5. La invitación de Dios para trabajar con Él siempre le lleva a una crisis de creencia que exige fe y
acción.

6. Usted debe hacer grandes ajustes en su vida para unirse a Dios en lo que Él está haciendo.

7. Usted llega a conocer a Dios por experiencia cuando le obedece y El realiza su obra a través de
usted.

Moisés es un buen ejemplo, la primera parte de su vida nos lleva a conocer como siguió e hizo la
voluntad de Dios.

1. Dios ya estaba obrando alrededor de Moisés. Ex. 2:23-25 2.


2. Dios busco con Moisés una relación continua de amor que fue real y personal.
3. Dios invito a Moisés a participar con El en su trabajo. Ex. 3:8, 10.
Dios tomo la iniciativa para acercarse a Moisés e iniciar con él una relación de amor, y lo hizo
por medio de la zarza ardiente. Dios le dijo que iría con él a Egipto y para cuando Dios estaba
a punto de librar a los hijos de Israel, el factor importante no era cual era la voluntad de
Dios para Moisés. El factor importante era cual era la voluntad de Dios para Israel.

El propósito de Dios era librar a los hijos de Israel y Moisés iba a ser el personaje mediante el
cual Dios obraría para lograrlo. Vez tras vez Dios invito a Moisés a hablar con Él y estar con
Él. Dios inicio y mantuvo una relación continua con Moisés. Esta relación se basa en el amor, y
diariamente Dios cumplía sus propósitos a través de su amigo Moisés. Esta relación es la
misma relación que tuvo con Jesucristo cuando estuvo en la tierra, una relación basada en el
amor, diariamente cumplía sus propósitos a través de su amigo Moisés y es lo que quiere
hacer ahora con nosotros. Él nos está invitando a que observemos donde está actuando él
para unirnos a su obra en amor.

Похожие интересы