Вы находитесь на странице: 1из 2

Unidad 8 - Estudio 3 La Obediencia Es Costosa, Parte 1

Así pues, cualquiera de Uds. que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mí
Discípulo. Lucas 14:33

Dios lo busca a Ud. y lo encuentra haciendo las cosas como bien le parece. Porque sus
pensamientos no son los pensamientos de Dios. Y mucho menos sus planes son los de Dios.
Cuando Dios lo llama, para seguirle Ud. no puede quedarse así. Para HACER su
voluntad usted tiene que ajustar su vida a Él, a sus propósitos y a sus planes.

Consideremos tres puntos en cuanto a los ajustes que tenemos que hacer para
obedecer a Dios.
1. Yo no puedo quedarme como Dios me encontró, si deseo seguirle.
2. La obediencia es costosa para mí y los que me rodean.
3. La obediencia requiere mi dependencia total de Dios para que El obre a
través de mí.

Le pregunto, ¿está Ud. dispuesto a pagar el precio de seguir a Jesús?

Mire la segunda afirmación: “La obediencia es costosa para usted y para los que le
rodean”. Usted no puede conocer y hacer la voluntad de Dios sin pagar el precio del
ajuste y la obediencia. Estar dispuesto a pagar el precio de seguir su voluntad exige uno
de los ajustes más grandes. Fue en este mismo punto que muchos de sus discípulos
volvieron atrás, y ya no andaban con El (Jn 6:66 les pareció dura su palabra).

Este es también el punto en donde muchas iglesias se quedaran sin conocer y sin
realizar el propósito y la voluntad de Dios, porque no están dispuestos a pagar el precio
de la obediencia. No se ajustan a la Palabra de Dios, por el contrario quieren ajustar la
palabra de Dios a ellos.

Decimos “Dios es mi Rey, es mi Señor y Él puede interrumpir mi vida cuando


quiera. Pero Sencillamente no esperamos o deseamos que lo haga.
Por el contrario, queremos que El confirme cada cosa que estamos haciendo, y que
nunca nos pida cambiar nada de lo que ya hemos planeado.
Y esto nos coloca en serios problemas. Cuando Dios nos invita a unirnos a El
tendremos que hacer grandes ajustes. Esos ajustes y la obediencia a la dirección de
Dios serán costosos.

Si Ud. Lee Hechos 9:1-25 encontrará que Saulo tuvo que hacer
grandes ajustes a su vida, y tuvo que pagar un alto precio para
seguir a Cristo.

Veamos
1. Saulo tuvo que dar una vuelta radical, de perseguidor de los cristianos vino a
proclamar que Jesús era el cristo.
2. Para Pablo el ajuste fue costoso. Incluso puso su vida en peligro. Los ajustes que
usted tendrá que hacer serán igualmente costosos. Recuerde: 1º. no puede
quedarse como Dios lo encontró 2º. Debe obedecer a Dios antes que a Ud.
mismo y a los hombres y 3º. Debe depender 100% de Dios para unirse a su Obra
y que El actúe a través suyo.

2 Corintios 11:23-33 nos da una lista de los costos y sufrimientos de Pablo


1
por la causa de Cristo algo que suena como insoportable para una persona

- oposición y malos entendidos.


- azotes, prisiones, peligros y persecuciones
- desvelos, ayunos, tristezas, desilusiones
- Él dijo: Yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús (Ga.6:17).
- La obediencia le costó caro.

A pesar de eso, Pablo pudo decir, en Fil. 3:10-12: NTV


10 Quiero conocer a Cristo y experimentar el gran poder que lo levantó de los
muertos. ¡Quiero sufrir con él y participar de su muerte, 11 para poder
experimentar, de una u otra manera, la resurrección de los muertos!
Avanzar hacia la meta 12 No quiero decir que ya haya logrado estas cosas ni que
ya haya alcanzado la perfección; pero sigo adelante a fin de hacer mía esa
perfección para la cual Cristo Jesús, primeramente me hizo suyo.

¿Ha tenido usted alguna vez una experiencia cuando los ajustes u obediencia a Dios
le costaron caro?

En Resumen
La obediencia es costosa para mí y para los que me rodean.
No puedo saber y hacer la voluntad de Dios sin pagar el precio del
ajuste y la obediencia.
Debo ajustar mis planes y programas a lo que Dios está haciendo
“Señor ayúdame a amarte por sobre todas las cosas, para buscar primeramente tu Reino y
tu Justicia y así ajustar mi vida a tu Voluntad, unirme a ti en tu Obra y que actúes a través
de mí. Gracias Señor. Amen