Вы находитесь на странице: 1из 8

Formato de Presentación

ACIPET

Análisis de los riesgos ambientales asociados a la explotación de yacimientos no


convencionales: contexto internacional y aplicación en Colombia
L.M. Romero, Halliburton, J. Romero, ACIPET

Categoría: Marque con una “X”

 Artículo Técnico X
 Tesis Pregrado
 Tesis Posgrado
Autor(es):
Derechos de Autor 2017, ACIPET

Este artículo técnico fue preparado para presentación en el Congreso Colombiano del Petróleo organizado por ACIPET en Bogotá D.C.

Este artículo fue seleccionado para presentación por el comité técnico de ACIPET, basado en información contenida en un resumen enviado por el autor(es).

Resumen

Se hace la investigación documental recopilando y seleccionando la información existente de casos de estudio, riesgos estudiados,
riesgos manifestados e impactos de los mismos en otros países. Posteriormente, se clasifican los riesgos según los componentes
evaluados en un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y se analizan de acuerdo a lo planteado en la norma GTC 104 usando la matriz
de nivel de riesgo. Finalmente, se identifican tres escenarios con nivel de amenaza alto a los cuales se les construye unas estrategias de
contingencia o plan de mitigación.

Introducción

Recordemos que yacimiento no convencional es aquel cuerpo de lutitas cuya permeabilidad es muy baja y por lo tanto se hace necesario
de técnicas de explotación diferentes para la extracción del hidrocarburo. Existen varios tipos de yacimientos no convencionales y en
Colombia se tiene principalmente shale gas, shale oil, gas asociado al carbón e hidratos de gas metano.

La necesidad que tiene Colombia de adicionar reservas de hidrocarburos ha llevado a que se considere inminente el aprovechamiento
de estos recursos provenientes de yacimientos no convencionales, que según estudios geológicos realizados por la Agencia Nacional de
Hidrocarburos (ANH) tienen un alto potencial de producción. Razón por la cual en la Ronda 2012 se ofrecieron y adjudicaron bloques
prospectos de yacimientos no convencionales con el objetivo de que las empresas operadoras lleven a cabo procesos de exploración para
determinar el verdadero potencial y luego hacer su explotación.

La técnica de la fracturación hidráulica ha sido la estrategia de la industria petrolera para lograr la extracción de hidrocarburo
proveniente de los yacimientos no convencionales. Sin embargo, no ha sido una estrategia aceptada por todos los que según la
metodología del Project Management Institute (PMI) denomina los stakeholders o interesados. Los riesgos identificados y algunos
materializados en las zonas potenciales de no convencionales alrededor del mundo, no han permitido el desarrollo de esta técnica
brindando confianza económica, social y ambiental. Luego esto, se traduce en incertidumbre y en diferentes niveles de tolerancia al
riesgo de los stakeholders en países que desean implementar la fracturación hidráulica.

De lo anterior nace el propósito de este trabajo, con el cual se busca realizar la identificación de los riesgos ambientales que puedan
presentarse partiendo de casos de estudio internacionales, hacer su valoración y análisis para así mismo diseñar alternativas de mitigación
para los riesgos que presentan un nivel de amenaza alta tanto para el ambiente como para la población en general.
2 LAURA MARGARITA ROMERO FUENTES, JOHANA ROMERO LÓPEZ

Referencia internacional: riesgos materializados

Para el desarrollo metodológico del trabajo, la revisión de información histórica documentada es la herramienta de entrada para la
identificación de los riesgos que según la metodología propuesta por el PMI, es el segundo proceso en el área de conocimiento
denominada Gestión de los Riesgos del Proyecto. Aquí se considerarán los casos de estudio más relevantes clasificados en tres áreas
alrededor del mundo donde se han iniciado proyectos de explotación de yacimientos no convencionales con la técnica de fracturación
hidráulica.

Estados Unidos. Osborn estudió un caso de migración de metano a los acuíferos en la cuenca Marcellus y Utica, localizadas en los
estados de Pennsylvania y Nueva York, respectivamente. En este estudio, encontró que la concentración de metano presente en los
acuíferos cercanos a las zonas de perforación de pozos para producción de recursos no convencionales, era en promedio, 17 veces mayor
a las concentraciones registradas en sitios alejados de zonas donde se realizarán actividades de fracturación hidráulica1.

Varios casos de migración de Gas han sido encontrados desde hace ya varios años. Un reporte del EPA (U.S. Environmental
Protection Agency) del 2004 sobre CBM (coalbed methane o gas asociado a mantos de carbón) indicó que hubo migraciones de metano
en la Cuenca de San Juan en el estado de Nuevo México esto fue mitigado abandonando los pozos y sellándolos de forma inadecuada
según el reporte. Además, se encontró que en Colorado había casos de pozos con un pobre estado mecánico, mal cementados y mal
sellados usados para varios propósitos que podían facilitar la migración de metano a las fuentes de agua subterránea destinada al
consumo2.

Otro aspecto que puede llegar afectar el componente agua son los derrames de fluido de fracturación hidráulica. Hay casos
documentados como el ocurrido hace unos años en Pennsylvania donde el derrame afectó una corriente de agua y provocó la muerte de
cantidad de peces3.

A raíz de tanta incertidumbre se ha fabricado mucha información que circula alrededor de los riesgos asociados a esta técnica en
cuestión. Uno de ellos ha sido el riesgo a la sismisidad inducida o para otros autores como Paula Segura Palau de la Universidad de
Zaragoza, sismicidad anticipada. Para citar un caso al respecto, en el año 2008 y 2009 cuando se incrementó la perforación en la ciudad
de Cleburne, Texas donde se encuentra uno de los grandes yacimientos de shale gas de Estados Unidos ( Shale Barnett) se
experimentaron varios sismos débiles de aproximadamente 3.3 o menos en la escala de Richter. Sin embargo, estudios de Universidades
reconocidas como la Universidad de Texas no encontró relación alguna entre el proceso de fracturación hidráulica y los sismos. Aun
así, no descartó que la responsabilidad de estos sismos haya sido la reinyección del fluido de retorno4.

Europa. En el norte de la provincia de Castellón en España, está la formación Mas d’Ascla la cual tiene asociado el acuífero del
Maestrazgo que a su vez está interconectado con otros. Según estudios geológicos realizados desde la Universidad de Zaragoza en el
año 2015, se encontraron formaciones con una alta densidad de fracturación y muchas familias de fracturas abiertas producto de la
Karstificación. Por consiguiente, existe una latente transmisividad a las formaciones permeables que están cercanas al acuífero.

Por otro lado, este estudio también llega a la conclusión que los sismos no son creados por el mismo proceso de fracturación, sin
embargo contempla la activación de fallas preexistentes a causa de la conductividad hidráulica entre la fractura donde se inyecta y la
superficie de falla5. Es decir, la materialización de este riesgo está netamente asociado a la naturaleza geológica del subsuelo.

Si vemos otro caso similar asociado a la sismicidad y expuesto por Urresti y Marcellesi, el sobreesfuerzo al que es sometida la
formación durante las operaciones de fracturación puede ser suficiente como para provocar desplazamientos de fallas subterráneas, y
por lo tanto terremotos, como ha pasado en Lancashire en Reino Unido donde la empresa Cuadrilla Ressources ha reconocido que su
perforación era la causa de dos terremotos locales. Cabe resaltar una vez más que la materialización de este tipo de riesgo depende de
la geología existente de la zona explotada.

América Latina. El potencial de América Latina para Shale Gas ha sido documentado en un informe de la U.S. Energy Information
Administration. De acuerdo con el análisis, en América Latina, Argentina tiene el mayor potencial de gas de esquisto, seguido por
México y Brasil. Colombia también está dentro de los países con un potencial in situ de Shale de 78 Tcf y técnicamente recuperables 19
Tcf según este informe6.
Como se mencionó anteriormente, Argentina con su formación Vaca Muerta en la cuenca de Neuquén tiene las reservas de
yacimientos no convencionales de gas y petróleo más grandes de América Latina. La explotación se hace con fracturación hidráulica.
Algunos riesgos que se han materializado han sido registrados en noticias locales a través del periódico LM Neuquén, y ha sido el más
reciente el volcamiento de un camión que contenía ácido clorhídrico. Según el reporte de bomberos del municipio de Centanario, ellos
terminaron haciendo la remediación porque la empresa dueña del químico no tenía personal para actuar ante el acontecimiento. Por otro
lado, el entorno social y las relaciones con la comunidad Mapuches de la zona de Vaca Muerta no han sido favorables, los últimos han
Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos – ACIPET
Carrera 14 No. 97-63, Piso 5
PBX: 6411944 - www.acipet.com
ANÁLISIS DE LOS RIESGOS AMBIENTALES ASOCIADOS A LA EXPLOTACIÓN DE YACIMIENTOS NO CONVENCIONALES: CONTEXTO
INTERNACIONAL Y SU APLICACIÓN EN COLOMBIA
3

venido denunciando la contaminación de sus fuentes hídricas con metales pesados.

Y en el contexto del país, ¿en qué etapa está Colombia? El avance más notable en yacimientos no convencionales ha sido por parte
de la compañía ConocoPhillips en el pozo PicoPlata1 ubicado en el VMM-3, donde se encuentra el municipio de San Martín. La
comunidad no ha permitido la continuidad de los trabajos y las autoridades del Estado y compañías de la industria petrolera siguen
mostrando la desarticulada gestión de proyectos. Referente a la regulación contractual y ambiental se cuenta con la Resolución 9 0341
del 2014 emitida por el Ministerio de Minas y Energía, por medio de la cual se establecieron los requerimientos técnicos y
procedimientos para la explotación de hidrocarburos de yacimientos no convencionales, y por parte de la ANH, esta emitió los Términos
Particulares para promover el avance de este tipo de yacimientos, en desarrollo del Acuerdo 03 de 2014.

Metodología: matriz de riesgos

Los métodos para determinar los grados del riesgo, generalmente se clasifican en análisis de tipo cualitativo, semicuantitativo y
cuantitativo; usualmente los estudios sobre riesgos ambientales son de carácter cualitativo. Este análisis se utiliza cuando no se hace
posible realizar un análisis cuantitativo completo y es útil para priorizar los riesgos con el fin de gestionarlos de la manera más
conveniente y rentable. El análisis cualitativo usa una escala de palabras o descripciones para evaluar los impactos originados de cada
evento y su posibilidad de ocurrencia. Para este trabajo, se hace el análisis de los riesgos a partir de la medición cualitativa de las
posibilidades y las consecuencias. En la tabla 1 se presenta la escala de medida cualitativa con la cual se va a valorar la posibilidad de
ocurrencia de cada uno de los riesgos. Esta tabla es una adaptación de la propuesta por la norma GTC 104 para la medición cualitativa
de la probabilidad. En la tabla 2 se presenta la escala con el que se valora el grado de intensidad de cada uno de los riesgos; igualmente,
esta escala fue adaptada de la propuesta por la misma norma.

Tabla 1. Medición cualitativa de la posibilidad

Grado Descriptor Descripción


Muy Alto Frecuente Alta posibilidad de ocurrencia
Alto Moderado Ocurre varias veces
Medio Ocasional Ocurre pocas veces
Bajo Improbable a remoto Muy baja posibilidad a limitada
posibilidad de ocurrencia
Muy bajo Imposible Muy difícil que ocurra

Tabla 2. Medición cualitativa del impacto

Intensidad Descriptor Descripción


Contaminación de áreas locales afectando a toda la comunidad,
IV Catastrófico muerte, eliminación total de los servicios públicos, cierre
abrupto de las operaciones.
Contaminación de áreas locales, salud y vida de las personas con
III Crítico afectaciones graves, interrupción definitiva de un servicio
público, interrupción operativa definitiva.
Contaminación de áreas puntuales, salud y vida de las personas
II Marginal con afectaciones importante, interrupción diaria o mensual de los
servicios públicos, interrupción operativa prolongada.
No hay contaminación significativa, salud y vida de las personas
I Insignificante se afectan levemente, interrupción momentánea de servicios
públicos, interrupción operativa momentánea.

Una vez definidas las dos escalas con que se medirán los riesgos, se procede a establecer la matriz de interacción entre la posibilidad y
el impacto generados por las actividades de la fracturación hidráulica, como la que se muestra en la tabla 3.

Escenarios con nivel de amenaza alto

Los riesgos ambientales se identificaron a partir de la información documentada de casos internacionales y se clasificaron de acuerdo a
la relación entre los componentes naturales (agua, suelo, aire y socioeconómico) y los aspectos ambientales que son afectados por las
actividades del fracturamiento hidráulico. Estos riesgos ambientales fueron en su mayoría de carácter antropogénico, es decir, son
originados por las actividades humanas y su gravedad se puede magnificar por las condiciones naturales del medio donde se desarrollen.
El resultado de la identificación y clasificación son 27 riesgos que son analizados mediante la matriz presentada en la tabla 3. El criterio
4 LAURA MARGARITA ROMERO FUENTES, JOHANA ROMERO LÓPEZ

de análisis usado fue la frecuencia de mención de determinado riesgo en la información histórica documentada y sus impactos estudiados.
Según eso, se obtienen 9 riesgos con nivel de amenaza alto y son enlistados a continuación en la tabla 4 modificada de la original.

Tabla 3. Matriz: nivel de riesgo

Impacto
Posibilidad
Catastrófico Crítico Marginal Insignificante
Frecuente Alto Alto Alto Medio

Moderado Alto Alto Medio Medio

Ocasional Alto Medio Medio Bajo

Improbable Medio Medio Bajo Bajo

Imposible Medio Bajo Bajo Bajo

Tabla 4. Nivel de amenaza de los riesgos identificados

Componente Nivel de
Id Riesgo
Afectado Amenaza
1 Cambio del uso del suelo Medio
2 Afectación paisajística Medio
3 Movimientos en masa Medio
Suelo
4 Activación de fallas geológicas Medio
5 Sismicidad Medio
6 Contaminación de suelo por derrames y filtraciones de fluidos Alto

Agotamiento y cambio en la demanda – oferta anual del recurso


7 Alto
(caudal ecológico mínimo)

8 Fallas en reinyección, tratamiento o en la disposición parcial Bajo


9 Contaminación por migración de fluidos Agua Medio
Afectación por disminución del caudal (cambio en los patrones
10 Alto
de drenaje)
Contaminación (cambio en características físicas, químicas y
11 Alto
microbiológicas)
12 Emisión de gases efecto invernadero Alto

13 Disminución de la calidad de los ecosistemas Alto


Aire
14 Deterioro de la salud de las personas Bajo

15 Contaminación acústica Bajo

16 Explosiones Medio

17 Reventones Bajo

18 Incendios Medio

19 Accidentes laborales Bajo

20 Desplazamiento de población activa y ocupada Alto

21 Afectación del nivel de empleo Socio- Medio

22 Afectación al acceso de los servicios públicos económico Alto

23 Cambios en las formas de tenencia de la tierra Bajo

24 Encarecimiento del costo de vida Alto

25 Falta de mano de obra Medio

26 Afectación a patrimonio arqueológico Medio

27 Modificaciones culturales Medio

Los resultados de la valoración cualitativa se muestran en la figura 1 y en la figura 2.

Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos – ACIPET


Carrera 14 No. 97-63, Piso 5
PBX: 6411944 - www.acipet.com
ANÁLISIS DE LOS RIESGOS AMBIENTALES ASOCIADOS A LA EXPLOTACIÓN DE YACIMIENTOS NO CONVENCIONALES: CONTEXTO
INTERNACIONAL Y SU APLICACIÓN EN COLOMBIA
5

Figura 1. Resultados de la valoración cualitativa de los riesgos

7
6
6
5
5

4 Alto
3 3 3 Medio
3
2 2 Bajo
2
1 1 1
1
0 0
0
Suelo Agua Aire Socioeconómico

Figura 2. Distribución de la valoración de riesgos

1
3
6
9
3
2

Suelo
Agua
Aire
Socio económico
12

Alto Medio Bajo

A continuación se expone la forma como se pueden agrupar en tres principales escenarios los 9 riesgos evaluados con nivel de amenaza
alto. Estos escenarios son: contaminación de los recursos naturales, agotamiento de los recursos naturales y afectación socioeconómica
y en cada uno de ellos están los componentes naturales específicos afectados.

Contaminación de los recursos naturales. En cuanto al riesgo de contaminación, los componentes naturales que presentan mayor
nivel de afectación son el agua y el aire.

Contaminación del Recurso Hídrico: El recurso hídrico es utilizado durante todas las actividades del fracturamiento, por eso es
importante el manejo que se le da antes, durante y después de la operación. Las aguas residuales de las operaciones de la fracturación
hidráulica constituyen el mayor volumen de todos los residuos generados durante la operación en un pozo acondicionado para producir
recursos no convencionales; el agua no solo está contaminada con los químicos que le son adicionados sino que también puede tener
presencia considerable de sustancias disueltas de la formación, como sales, metales y materiales reactivos naturales.
6 LAURA MARGARITA ROMERO FUENTES, JOHANA ROMERO LÓPEZ

Adicionalmente, una preocupación recurrente relacionada con las actividades de la fracturación hidráulica es el riesgo de
contaminación de los acuíferos con fluido inyectado, metano y otros contaminantes de origen natural y procedente de la formación, que
pueden migrar por medio de las fracturas creadas o las existentes previamente en los cuerpos rocosos.
Contaminación del Aire: Muchos de los aditivos químicos utilizados durante la perforación y la fracturación son compuestos
volátiles que durante el proceso son liberados a la atmósfera, al igual, que una parte del gas que es producido mientras es acondicionado
en superficie. Estudios realizados han determinado que el metano es un gas de efecto invernadero que escapa fácilmente de las cisternas
de contención y de los pozos; adicionalmente también se han identificado emisiones de Óxidos de nitrógeno (NOx), Compuestos
orgánicos volátiles (VOC), Benceno, tolueno, etilbenceno y xilenos (BTEX) durante las operaciones de fracturación hidráulica7. En este
sentido es importante resaltar que la liberación de estos compuestos a la atmósfera afecta la fauna, flora y la población ya que la presencia
de estas sustancias en el ambiente puede generar disminución en la calidad de los ecosistemas y la salud de los humanos.

Agotamiento de los recursos naturales. Según los resultados, son dos los recursos más agotados, el agua y el suelo.

Agotamiento del Recurso Hídrico. En la primer fase del proceso de la fracturación hidráulica se identifica la captación de agua
como un riesgo ambiental ya que según el Instituto de Petróleo Americano, el uso de agua estimado para los procesos de explotación
de recursos no convencionales oscila entre 7,5 y 15 millones de litros (2 a 4 millones de galones) por pozo 8. Teniendo en cuenta lo
anterior, la alta demanda del recurso hídrico en las operaciones de la industria puede ocasionar que este proceso afecte y entre en
conflicto con el suministro de agua para la demanda local de las poblaciones y sus necesidades.
Uso del suelo. La actividad petrolera en sus diferentes etapas ocasiona contaminación y cambios en los usos del suelo, remoción de
material para construcción de vías, instalaciones y pozos, modificaciones bióticas en los hábitats naturales, entre otros. La afectación a
nivel biótico, abiótico y paisajístico tiene mayor visibilidad en estos proyectos puesto que para lograr una producción importante de
recursos no convencionales es necesaria la perforación de gran número de pozos por lo cual la demanda de superficie es mayor. Se
necesitan alrededor de 2 a 3 hectáreas de superficie, según el tipo de perforación y la fase, para el montaje de cada una de las plataformas.

Afectación Socioeconómica. Desde el diseño de los proyectos desarrollados por las diferentes empresas del sector hidrocarburos, se
deben dimensionar los impactos que se pueden ocasionar en las dinámicas sociales, económicas y culturales. En este sentido, se ha
podido evidenciar que en cuanto al impacto social, la mayor diferencia no lo hace el hecho que sea un proyecto en yacimientos
convencionales o no convencionales, sino el mayor nivel de rechazo que presenta la comunidad frente el tema y las actividades
relacionadas con estos proyectos debido a la confusión, controversia y desinformación que actualmente existe.

Estrategias y plan de mitigación

Según la metodología del PMI para la dirección de proyectos existen tres estrategias para abordar los riesgos con amenaza alta, ellas
son evitarlos, transferirlos o mitigarlos. Para los riesgos de baja amenaza u los llamados riesgos positivos u oportunidades normalmente
se usa la estrategia de aceptarlos o transferirlos. Lo anterior se aborda desde una perspectiva global de la gestión de los riesgos de un
proyecto, sin embargo para el caso del manejo de los riesgos ambientales se habla de la mitigación como estrategia.

El plan de mitigación es una categoría de la jerarquización del plan de manejo ambiental, que conlleva medidas de reducción,
corrección y minimización de los riesgos y según los Términos de Referencia para la Elaboración del Estudio de Impacto Ambiental9
involucra medidas de prevención y mitigación que se adoptan con el fin de disminuir la amenaza, la exposición y/o la vulnerabilidad de
los elementos expuestos al riesgo.

Para cada uno de los escenarios identificados anteriormente, se generarán unas alternativas de mitigación con el fin de tratar los
riesgos ambientales identificados en la operación de fracturamiento hidráulico. La información se presenta en fichas de acuerdo a los
términos de referencia de un estudio de impacto ambiental (EIA). En este trabajo solo se presentará la ficha del plan de mitigación de la
contaminación del aire: emisiones de efecto invernadero. Los demás serán resumidos en forma de texto.

Estrategia para contaminación del recurso hídrico. Las actividades de mitigación deben apuntar a la conservación del recurso hídrico
bajo las mismas características de calidad inicial con las que es captado. Para esto, es importante realizar un estudio previo en las zonas
de influencia para determinar estas condiciones iniciales, definir unos puntos de control sobre los cuerpos de agua que se puedan ver
afectado, teniendo en cuenta las facilidades locativas y las características del punto para realizar pruebas de manera óptima.
Adicionalmente, se debe llevar especial control sobre el proceso de tratamiento y disposición que se le realiza al agua una vez finalizado
su uso para asegurar el aprovechamiento del mayor volumen posible sin que se ocasione contaminación a ningún recurso adicional.

Estrategia para contaminación del aire.

Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos – ACIPET


Carrera 14 No. 97-63, Piso 5
PBX: 6411944 - www.acipet.com
ANÁLISIS DE LOS RIESGOS AMBIENTALES ASOCIADOS A LA EXPLOTACIÓN DE YACIMIENTOS NO CONVENCIONALES: CONTEXTO
INTERNACIONAL Y SU APLICACIÓN EN COLOMBIA
7

Tabla 5. Plan de mitigación emisiones de efecto invernadero

Medio abiótico
Plan de mitigación de emisiones de efecto invernadero
Objetivo
Reducir las fuentes de emisión de gases de efecto invernadero
Meta
Mantener los niveles de emisión dentro de los rangos permisibles para la explotación de hidrocarburos
Indicador
Estándares de calidad del aire (Valor medido / valor permitido)*100
Fase del proyecto en que se implementará
Obras civiles en Perforación y
Fase pre
la localización y pruebas de Desmantelamiento, restauración o abandono
operativa
la vía de acceso producción
X X X
Lugar de aplicación
Locaciones y facilidades de producción
Descripción de las medidas a desarrollar

• Realizar mantenimiento y sincronización regular de los equipos para minimizar la posibilidad de emisión de
gases sin combustión completa.
• Utilizar equipos que garanticen la combustión completa de los gases durante la quema de éste.
• Utilizar tecnología adecuada para evitar el escape de gases y vapores de la operación hacia la atmósfera.
• Realizar con regularidad las mediciones pertinentes para asegurar que se esté cumpliendo con los niveles
permitidos.
• Hacer seguimiento a las fuentes emisoras de gases.
• Cumplir con los lineamientos de la convención sobre el cambio climático adoptado por Colombia (Ley 164 de
1994) y demás normatividad aplicable.
• Hacer una gestión y disposición responsable de los fluidos de fracturación para evitar la liberación y/o
volatilización de éstos a la atmósfera.
• Minimizar las emisiones de Metano y CO2 mediante una descarga y quema controlada de gas y usando equipos
para capturar y condensar el gas para su comercialización (green completion).
• Hacer operaciones de cementación de pozos donde se asegure la eliminación de posibles canales que permitan
la migración de gases a superficie.
• Controlar el pozo de manera que el volumen de gas se mantenga en los niveles establecidos.

Relación de las obras propuestas a implementar

• Reforestación del área de influencia directa. • Instalación de equipos de última tecnología. • Mantenimiento de
equipos y calibración de instrumentos de medición y control. • Construcción y adecuación de tanques, piscinas
y/o demás áreas necesarias para el tratamiento y la disposición de los fluidos de fracturación.

Cronograma de implementación
No aplica
Costos estimados de implementación
No aplica

Estrategia para agotamiento del Recurso Hídrico. Para garantizar el caudal ecológico mínimo que sustente el funcionamiento de los
ecosistemas en las zonas de influencia de los proyectos, se deben aplicar los principios de conservación definidos en la Ley 99 de 1993
así como cumplir con el principio de precaución adoptado por Colombia, la convención Ramsar, relativa a la conservación de los
humedales y la prevención del agotamiento del recurso hídrico y los hábitats de especies acuáticas (Ley 357 de 1997). Adicionalmente,
se debe realizar mediciones constantes del volumen de agua captado y utilizado en la operación para verificar que no se esté superando
el volumen permitido

Estrategia para afectación paisajística. Es importante realizar una evaluación previa en las áreas de influencia para determinar las
mejores vías de acceso y locación de los proyectos para disminuir la perturbación del terreno y los ecosistemas allí presentes. Una vez
iniciadas las actividades, se debe realizar monitoreo periódico a los ecosistemas identificados tanto en los cuerpos de agua como en las
áreas intervenidas por el proyecto y restaurar las áreas intervenidas con especies propias para evitar el deterioro y mejorar el aspecto
paisajístico.
8 LAURA MARGARITA ROMERO FUENTES, JOHANA ROMERO LÓPEZ

Estrategia para afectación socioeconómica. El principal objetivo debe ser mantener las condiciones de calidad de vida de la
comunidad en cuanto al empleo, el acceso a los servicios públicos y el costo de vida, para esto se debe empezar por cumplir con los
principios constitucionales de consulta previa y participación de la comunidad relacionado con los proyectos y decisiones que puedan
afectarla. Es importante conocer la percepción que tiene la comunidad acerca de cómo el proyecto afectará o cambiara sus condiciones
de vida actuales, la calidad y cantidad de recursos naturales y ecosistemas propios de la región; y desde ahí implementar charlas
informativas y jornadas educativas para frenar la desinformación y confusión que tiene la comunidad, para esto también es importante
establecer puntos de información e informar a la población sobre la ubicación de los mismos para mantener contacto permanente y
asignar un gestor social que reciba, gestione las inquietudes y requerimientos de la población.

Conclusiones

El análisis de los riesgos identificados a partir de casos de estudio internacionales, dio como resultado que la tercera parte de estos
riesgos son valorados con un nivel de amenaza alto para las áreas de influencia directa de los proyectos exponiéndolas principalmente
a la contaminación de los recursos naturales, al agotamiento de los mismos y a afectaciones de carácter socioeconómico. Es posible que
riesgos evaluados con amenaza media en este trabajo puedan convertirse en riesgos de amenaza alta en Colombia, por ejemplo
sismicidad y activación de fallas geológicas.

La aplicabilidad de los planes de mitigación propuestos aquí no tiene en este momento un referente técnico o normatividad específica
alineada a la gestión de riesgos en los yacimientos no convencionales. La gestión de riesgos más acertada para Colombia es realizar este
mismo trabajo teniendo como principales entradas la propia información de estudios multidisciplinarios realizados en el país, el criterio
de expertos de diferentes áreas profesionales y la integración de todos los stakeholders.

Reconocimientos

Agradecimientos al profesor orientador Jimmy Álvarez, biólogo de la Fundación Universidad de América. A los profesores de la
especialización en Gestión Ambiental de la Fundación Universidad de América y a los profesores de la Especialización en Evaluación
y Gerencia de proyectos de la Universidad Industrial de Santander.

Referencias

1. Osborn et al. (2011) citado por Manzanares Rivera, J.L: Uso de agua en la extracción de gas de lutitas en el noreste de México. Retos de regulación
ambiental.
2. En: Estudios sociales: Revista de investigación científica. jul. vol. 22, no. 44, p. 171-197
3. USEPA (United States Environmental Protection Agency). (2004, June). “Evaluation of impacts to underground sources of drinking water by
hydraulic fracturing of coalbed methane reservoirs”. No. EPA/816/R-04/003. Washington, DC: U.S. Environmental Protection Agency, Office of
Water. Retrieved January 21, 2011, from http://water.epa.gov/type/groundwater/uic/class2/hydraulicfracturing/ wells_coalbedmethanestudy.cfm.
4. Lustgarten, A., & ProPublica. (2009, August 26). EPA: “Chemicals found in Wyoming drinking water might be from natural gas drilling. Scientific
American”. Retrieved July 25, 2010, from http:// www.scientificamerican.com/article.cfm?id=chemicals-found-in-drinking-water-from-natural-
gas-drilling.
5. GWPC (Ground Water Protection Council) & ALL Consulting. (2009). “Modern shale gas development in the United States”: A primer. Contract
DE-FG26 04NT15455. Washington, DC: United States Department of Energy, Office of Fossil Energy and National Energy Technology
Laboratory. Retrieved August 2, 2010, from http://www.netl.doe.gov/technologies/oil-gas/publications/EPreports/ Shale_Gas_Primer_2009.pdf.
6. Segura Palau, P: Análisis de posibles riesgos ambientales en el subsuelo del maestrazgo vinculados a proyectos de extracción de gas no
convencional mediante fracturación hidráulica. Zaragoza.: Universidad de Zaragoza, 2015. p. 2-23.
7. U.S. Energy Information Administration (EIA). (energiaadebate.com) shale gas América Latina. 2010.
8. Arnedo, A. E. & Yunes, K.M. Fracking: Extracción de gas y petróleo no convencional, y su impacto ambiental. Ingenierías, 2015. p. 3-26
9. Instituto del Petróleo Americano, API, 2010: 5 citado por Manzanares, Jose Luis. “Uso de agua en la extracción de gas de lutitas en el noreste
de México. Retos de regulación ambiental”. En: Estudios sociales: Revista de investigación científica. jul. vol. 22, no. 44, p. 171-197
10. Ministerio de ambiente vivienda y desarrollo territorial y dirección de licencias permisos y trámites ambientales. Términos de referencia sector
hidrocarburos. Bogotá, D.C: 2010. p. 6-44
11. Manzanares, J.L: “Uso de agua en la extracción de gas de lutitas en el noreste de México. Retos de regulación ambiental”. En: Estudios sociales:
Revista de investigación científica. jul.vol. 22, no. 44, p. 171-197
12. Urresti, A y Marcellesi, F. Fracking: una fractura que pasará factura. En: Ecología política, España. 2012. vol. 15, p. 23-28
13. Instituto Colombiano de Normas Técnicas, ICONTEC. Guía Técnica Colombiana GTC 104. Bogotá: Instituto Colombiano de Normas Técnicas
y Certificación, 2009. 1-86
14. Project Management Institute, PMI. Guía de los fundamentos para la dirección de proyectos. Quinta edición, 2013, p. 309-354.

Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos – ACIPET


Carrera 14 No. 97-63, Piso 5
PBX: 6411944 - www.acipet.com