Вы находитесь на странице: 1из 20

DIPLOMADO INTERVENCIÓN EN MALTRATO Y ABUSO SEXUAL INFANTIL

UNIDAD 7

Consecuencias e Impacto del Maltrato Infantil

Todos los derechos de autor son de la exclusiva propiedad de IACC o de los otorgantes de sus licencias. No está permitido copiar, reproducir, reeditar, descargar, publicar, emitir, difundir, poner a disposición del público ni

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

utilizar los contenidos para fines comerciales de ninguna clase.

del público ni ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7 utilizar los contenidos para fines comerciales de
1
1
2 ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7
2
ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

ÍNDICE

CONSECUENCIASEIMPACTODELMALTRATOINFANTIL

4

OBJETIVOSESPECÍFICOS

 

4

INTRODUCCIÓN

4

1.

CONSECUENCIAS DEL MALTRATO INFANTIL: UNA PERSPECTIVA GENERAL

5

2.

CONSECUENCIAS DEL MALTRATO

INFANTIL POR TIPOLOGÍA

7

2.1 MALTRATO FÍSICO:

7

2.2 NEGLIGENCIA

7

2.3 MALTRATO PSICOLÓGICO Y EMOCIONAL

8

2.4 TESTIGO DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

9

3

FACTORES QUE INTERVIENEN EN LAS CONSECUENCIAS Y SUS MANIFESTACIONES

10

4

IMPACTO DE LA OCURRENCIA DEL MALTRATO INFANTIL EN LA FAMILIA DE CONVIVENCIA Y EXTENSA

12

5

IMPACTO DE LA OCURRENCIA DEL MALTRATO EN LAS REDES DE APOYO SOCIAL

14

COMENTARIO FINAL

16

REFERENCIAS

 

17

REDES DE APOYO SOCIAL 14 COMENTARIO FINAL 16 REFERENCIAS   17 ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

3
3

CONSECUENCIAS E IMPACTO DEL MALTRATO INFANTIL

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Comprender el impacto del maltrato infantil negligente, maltrato físico, emocional y por violencia intrafamiliar en niños o niñas víctimas, sus familias y sus redes de apoyo primarias.

INTRODUCCIÓN

“La resonancia del hecho traumático puede ir más allá de las víctimas directas. El delito
“La resonancia del hecho traumático puede ir más allá de las víctimas
directas. El delito violento puede compararse a una piedra arrojada en un
estanque. La onda expansiva actúa en círculos concéntricos. En el primer círculo se
encuentran las víctimas directas. El segundo circulo está constituido por los
familiares, que tiene que afrontar y readaptarse a la nueva situación. Y puede
haber un tercer círculo que corresponde a los compañeros de trabajo, a los vecinos
o en general a los miembros de la comunidad”. (Trujillo, 2002, citado en Echeburúa,
2005, p. 58).

El maltrato Infantil, en cualquiera de sus formas de expresión, deja huellas en el funcionamiento del individuo que lo padece, en su contexto familiar y social. Indudablemente, el nivel de severidad de las mismas dependerá de varios factores no resultando, por lo tanto, fácil establecer patrones fijos o exclusivos de daño, esto por cuanto es importante tener presente que en las consecuencias del maltrato se articulan factores como: edad, momento de ocurrencia, grado de cronicidad, tipo de maltrato ejercido, duración del mismo y existencia o no de redes familiares o de apoyo social, entre otros.

Tener claridad sobre las consecuencias del maltrato Infantil como, asimismo, los factores que influyen en la determinación de sus efectos, se hace imprescindible para dimensionar la problemática de la que está siendo objeto un niño, niña o adolescente y encaminar las vías de apoyo necesarias para su interrupción.

niña o adolescente y encaminar las vías de apoyo necesarias para su interrupción. ESTE DOCUMENTO CONTIENE

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

4
4

1. CONSECUENCIAS

DEL

MALTRATO

PERSPECTIVA GENERAL

INFANTIL:

UNA

Diversas investigaciones en torno a la temática del maltrato infantil han estado dirigidas a mostrar la amplia gama de consecuencias que puede llegar a sufrir un niño, niña o adolescente que ha sido víctima de maltrato. Entre las consecuencias más comunes, desde una perspectiva general, y al margen del tipo de maltrato específico sufrido, se pueden encontrar las siguientes (Cohen, 2010):

Impacto a nivel intelectual.
Impacto a nivel intelectual.
Impacto a nivel intelectual.
Impacto a nivel intelectual.

Impacto a nivel intelectual.

Impacto a nivel intelectual.
Impacto a nivel intelectual.
Impacto a nivel intelectual.
Impacto a nivel intelectual.
Impacto a nivel cerebral.
Impacto a nivel cerebral.
Impacto a nivel cerebral.
Impacto a nivel cerebral.

Impacto a nivel cerebral.

Impacto a nivel cerebral.
Impacto a nivel cerebral.
Impacto a nivel cerebral.
Impacto a nivel cerebral.
Dificultades en la afectividad.
Dificultades en la afectividad.
Dificultades en la afectividad.

Dificultades en la afectividad.

Dificultades en la afectividad.
Dificultades en la afectividad.
Dificultades en la afectividad.
Dificultades en la afectividad.
Dificultades en la afectividad.
Impacto en las habilidades sociales.
Impacto en las habilidades sociales.
Impacto en las habilidades sociales.
Impacto en las habilidades sociales.

Impacto en las habilidades sociales.

Impacto en las habilidades sociales.
Impacto en las habilidades sociales.
Impacto en las habilidades sociales.
Impacto en las habilidades sociales.

A continuación se revisará cada una de ellas:

Impacto a nivel intelectual

En los niños maltratados se presenta un mayor riesgo de presentar retraso en su desarrollo intelectual o cognitivo, con menor desarrollo de la creatividad, mayor nivel de distracción y más baja tolerancia a la frustración, en especial, ante tareas de aprendizaje.

Impacto a nivel cerebral

De acuerdo a estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano. En aquellos casos extremos, se ha llegado a establecer que el estrés puede producir alteraciones a nivel del desarrollo del sistema nervioso e inmunitario y, por lo mismo, en su adultez las víctimas son más propensas a sufrir problemas conductuales, físicos y mentales, tales como:

actos de violencia (como víctimas o perpetradores), depresión, consumo de

actos de violencia (como víctimas o perpetradores), depresión, consumo de ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

5
5
 

tabaco, obesidad, comportamientos sexuales de alto riesgo, embarazos no deseados, consumo indebido de alcohol y drogas.

Dificultades en la afectividad

Se aprecia en niños, niñas o adolescentes que han sufrido experiencias maltratantes un predominio de dificultades que se expresarían en:

Agresividad: suele presentarse una conducta agresiva, intensa y de difícil control.

Autolesiones: como medio de resolución de la tensión sufrida, se pueden producir autoagresiones, mediante el daño físico hasta llegar a intentos suicidas.

Baja

autoestima:

escasa

valoración

de

mismo

y

de

las

propias

capacidades,

inseguridad,

sentimientos

de

desesperanza,

tristeza

y

depresión.

Estigmatización: sentimientos de vergüenza y culpa llevan a percibirse sin una identidad propia, donde su propio ser pasa a ser una prolongación de lo que “otros ven”, lo que “otros desean o esperan”. En la estigmatización se produce una pérdida de la propia capacidad de autonomía y valoración personal.

Impacto en las habilidades sociales

Se aprecia una mayor tendencia a presentar dificultades de adaptación social, que se expresa en problemas de relación: con otros, pares, figuras de autoridad. Asimismo, puede presentarse como contraparte al uso de la agresividad, el aislamiento social en respuesta al intento por evitar “entrar” en relación con “otro”.

A partir de lo expuesto, es posible plantear que el impacto presentado en los distintos niveles descritos puede llevar a un niño, niña o adolescente a percibir el peso del maltrato que, poco a poco, se va invisibilizado. De esta forma, y considerando que los diferentes tipos de maltrato muchas veces aparecen articulados entre sí y no existen consecuencias únicas, puras y absolutas en torno a los distintos tipos de maltrato, es que, solo para fines pedagógicos se han detallado algunas consecuencias más comunes según la tipología, pero que en ningún caso define exclusividad.

A partir de lo estudiado, ¿cómo abordaría Ud. el impacto social que pudiese experimentar un
A partir de lo estudiado, ¿cómo abordaría Ud. el impacto social que pudiese
experimentar un niño en caso de maltrato infantil?
el impacto social que pudiese experimentar un niño en caso de maltrato infantil? ESTE DOCUMENTO CONTIENE

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

6
6

2.

CONSECUENCIAS DEL MALTRATO INFANTIL POR TIPOLOGÍA

2.1 MALTRATO FÍSICO:

Como consecuencias del maltrato físico ejercido hacia niños, niñas o adolescentes, es posible señalar las siguientes:

La existencia de golpes y lesiones físicas no solo producen daño físico, sino un efecto psicológico destructivo que ocasiona perjuicios para las distintas áreas de desarrollo de un niño, desde el punto de vista cognitivo, emocional y social.

Sentimientos de impotencia, pánico y terror ante nuevas agresiones físicas, sumadas al carácter poco predecible del comportamiento de quien agrede, lleva a incrementar secuelas psicológicas como las siguientes (Cohen, S. 2010; Barudy, J. 1999)

a) Baja autoestima. Existe una percepción de sí mismo de inferioridad y poca valía personal. Esto puede reflejarse en una conducta agresiva hacia otros, de hiperactividad, pasividad y/o aislamiento social.

b) Síntomas en la línea ansiosa depresiva o manifestaciones más específicas asociadas a algún criterio de diagnóstico. Este tipo de secuelas surge como manifestación a la desconfianza hacia el mundo adulto, la desmotivación respecto a poder contar con un proyecto de vida diferente, tristeza por la realidad vivida y desesperanza de cambios futuros, también se pueden observar expresiones de rabia y hostilidad hacia otros. Es importante considerar que tristeza y rabia pueden llegar a ser la cara de una misma moneda, lo que significa que, muchas veces, la rabia puede ser manifestación de tristeza y viceversa. Dependiendo de la severidad, pueden presentarse autoagresiones, ideación suicida e incluso intentos suicida.

c) Desorden de identidad. La imagen de sí mismo se vuelve reprochable para sí mismo dado el autoconcepto que se va internalizando, esto es de un ser “malo”.

2.2

NEGLIGENCIA

Un niño, niña o adolescente víctima de un trato negligente y, por tanto, de descuido a sus necesidades básicas, cuidados médicos, físicos y/o cognitivos, puede sufrir como consecuencias (MINSAL, 2013):

médicos, físicos y/o cognitivos, puede sufrir como consecuencias (MINSAL, 2013): ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

7
7
Retraso en el crecimiento, desnutrición, baja talla hasta enanismo. Alejamiento y rechazo desde los pares

Retraso en el crecimiento, desnutrición, baja talla hasta enanismo.

en el crecimiento, desnutrición, baja talla hasta enanismo. Alejamiento y rechazo desde los pares y entorno

Alejamiento y rechazo desde los pares y entorno ante la condición de descuido en la higiene y presentación personal.

de descuido en la higiene y presentación personal. Exposición a accidentes domésticos o abusos de poder

Exposición a accidentes domésticos o abusos de poder (físico o sexual) desde otros.

Cuando la negligencia se expresa en la ausencia de entrega afectiva y de reconocimiento de sus necesidades pueden presentarse las siguientes consecuencias (Barudy, J. 1999; Minsal, 2013):

Trastornos en el crecimiento por causa no orgánica.
Trastornos en el crecimiento por causa no orgánica.
Trastornos en el crecimiento por causa no orgánica.
Trastornos en el crecimiento por causa no orgánica.

Trastornos en el crecimiento por causa no orgánica.

Trastornos en el crecimiento por causa no orgánica.
Trastornos en el crecimiento por causa no orgánica.
Trastornos en el crecimiento por causa no orgánica.
Trastornos en el crecimiento por causa no orgánica.
Desarrollo de un modelo interno de sí mismo empobrecido y sujeto a creencias de sí
Desarrollo de un modelo interno de sí mismo empobrecido y sujeto a creencias de sí
Desarrollo de un modelo interno de sí mismo empobrecido y sujeto a creencias de sí

Desarrollo de un modelo interno de sí mismo empobrecido y sujeto a creencias de sí mismo que tienden a reafirmar el carácter negativo con que se autoperciben.

mismo empobrecido y sujeto a creencias de sí mismo que tienden a reafirmar el carácter negativo
mismo empobrecido y sujeto a creencias de sí mismo que tienden a reafirmar el carácter negativo
mismo empobrecido y sujeto a creencias de sí mismo que tienden a reafirmar el carácter negativo
mismo empobrecido y sujeto a creencias de sí mismo que tienden a reafirmar el carácter negativo
mismo empobrecido y sujeto a creencias de sí mismo que tienden a reafirmar el carácter negativo
Trastorno en el tipo de vinculación sostenida con otros.
Trastorno en el tipo de vinculación sostenida con otros.
Trastorno en el tipo de vinculación sostenida con otros.
Trastorno en el tipo de vinculación sostenida con otros.

Trastorno en el tipo de vinculación sostenida con otros.

Trastorno en el tipo de vinculación sostenida con otros.
Trastorno en el tipo de vinculación sostenida con otros.
Trastorno en el tipo de vinculación sostenida con otros.
Trastorno en el tipo de vinculación sostenida con otros.

2.3 MALTRATO PSICOLÓGICO Y EMOCIONAL

Como consecuencias predominantes para ambos tipos de maltrato en el desarrollo psicosocial de un niño las siguientes:

ambos tipos de maltrato en el desarrollo psicosocial de un niño las siguientes: ESTE DOCUMENTO CONTIENE

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

8
8

Desarrollo emocional y de la personalidad: el niño se vuelve emocional y socialmente incompetente debido a la inseguridad y baja autoestima que presenta.

Deterioro en la relación con otros, ya sea por la agresividad usada o retraimiento. Retraso
Deterioro en la relación con otros, ya sea por la agresividad
usada o retraimiento.
Retraso escolar y en la capacidad cognitiva por falta de
estimulación.
Posible desarrollo de psicopatologías en la edad adulta,
pudiéndose presentarse conductas autodestructivas y
problemas en el manejo de control de impulsos.

2.4 TESTIGO DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Un niño, niña o adolescente como testigo de violencia al interior de la familia conlleva una serie de cambios que interfieren en el adecuado desarrollo y funcionamiento psicológico de un niño. Entre las consecuencias se encuentran (Patró, R. y Limiñana, R. 2005; Barudy, 1999; Minsal, 2013):

a) Puede presentar dificultades para controlar en forma adecuada la expresión de sus emociones. Entonces pueden ocurrir episodios explosivos hasta otros evitativos.

b) Puede presentarse dificultad para establecer relaciones vinculares más estrechas. En general prima la desconfianza de la relación.

c) Dificultades a nivel de concentración, atención y memoria.

d) Puede presentarse tendencia a adaptarse al contexto maltratante, llegando a normalizar el ambiente en el que vive, asumiendo una posición de lealtad hacia ambos o uno de los progenitores o asumiendo un rol de defensa y justificación hacia las expresiones de violencia existentes.

e) Búsqueda de lugares seguros fuera del hogar y ausentismo del hogar.

forma de contrarrestar el carácter amenazante del contexto en que está inserto.

g) Presencia de síntomas de ansiedad y angustia o de cuadros específicos asociados a trastorno del ánimo y del comportamiento, según criterios diagnósticos.

Como se ha podido observar, de las diversas consecuencias que puede llegar a experimentar un niño, niña o adolescente ante determinadas experiencias maltratantes, se abre la pregunta sobre los factores que pudieran influir en las dimensiones de gravedad de las mismas y que se revisarán a continuación.

3 FACTORES QUE INTERVIENEN EN LAS CONSECUENCIAS Y SUS MANIFESTACIONES

De acuerdo a los criterios usados por diversos autores (Arruabarrena, 2011 Barudy, 1999; Cohen, 2010) existen determinados factores que intervienen en la evaluación de gravedad de las manifestaciones o consecuencias del maltrato. Se enumeran los siguientes factores y ejemplos de preguntas que ayudan a su identificación:

Severidad, frecuencia y duración del maltrato.

¿El hecho se trata de un incidente aislado?

¿Se ha producido alguna lesión producto del hecho?

 

¿Se ha requerido hospitalización?

¿Se ha producido una historia continuada de episodios de malos tratos?

Tipo de maltrato.

¿De qué tipo de maltrato ha sido objeto el niño?

Edad del niño y etapa de desarrollo al momento de ocurrir el evento maltratante.

¿Qué edad tiene el niño al momento de ocurrir el evento?

Historia previa de malos tratos de los que ha sido víctima el niño, niña o adolescente.

¿Existen denuncias anteriores por malos tratos? ¿Dónde? ¿Existe algún reporte médico previo relacionado con la problemática?

Acceso a la figura agresora.

El niño ¿con quién vive? ¿Existen posibilidades de que la figura agresora esté cerca del niño?

¿Quién supervisa al niño?

¿Existe algún adulto capaz de supervisar al niño?

¿Existe algún adulto dentro de la familia que impide el

supervisar al niño? ¿Existe algún adulto dentro de la familia que impide el ESTE DOCUMENTO CONTIENE

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

10
10
 

contacto con la figura agresora?

 

¿Existe algún adulto dentro de la familia que potencia el contacto de la figura agresora con el niño?

Relación entre la víctima y figura agresora.

¿Cómo es la relación del niño con la figura agresora?

 

¿Existe idealización respecto de la figura agresora?

 
 

¿Existen formas de manipulación en la relación agresor y niño?

Capacidad del niño para protegerse o cuidarse a sí mismo. Salud mental y estatus cognitivo del niño.

¿El niño necesita cuidados especiales?

 

¿El niño tiene dificultades físicas o mentales que requieran supervisión?

Nivel de visibilidad del niño por parte de la comunidad.

¿El niño asiste a clases?

 

¿El niño tiene autorización para salir a actividades extraescolares y de la comunidad?

Capacidad física, intelectual y emocional del cuidador.

¿El adulto cuidador padece de alguna enfermedad? ¿De qué tipo?

Capacidad asociada a la edad del cuidador.

¿Qué edad tiene el cuidador?

 

Habilidades parentales y expectativas de los cuidadores hacia el niño.

¿Qué normas se han impuesto al niño?

 

¿Qué tipo de obligaciones debe cumplir el hijo?

 

Abuso de drogas/alcohol por parte del cuidador.

¿El adulto presenta problemas con el consumo de drogas o alcohol?

¿El

adulto

ha

participado

de

algún

programa

de

rehabilitación?

Historia de conducta violenta o delictiva desde el adulto cuidador.

¿Se ha encontrado el adulto con problemas de justicia o violencia con otras personas?

¿Ha manejado o maneja armas dentro del hogar?

 

Historia personal de malos tratos en la infancia del cuidador.

¿Vivió

situaciones

de

malos

tratos

en

su

niñez

o

adolescencia? ¿Cómo describe a su padre, madre o figura

 

de cuidado?

Disponibilidad de fuentes de apoyo social.

¿Cuenta con servicios básicos para satisfacer sus necesidades de vivienda, salud, educación?

¿Concurre a consultorio o centros de salud cuando alguien

salud, educación? ¿Concurre a consultorio o centros de salud cuando alguien ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

11
11
 

está enfermo en la familia?

Respuesta del cuidador o entorno inmediato del niño ante la intervención.

¿Ha seguido las instrucciones que se le han entregado para ayudar a su hijo y a la familia?

¿Ha desertado de los programas de apoyo? ¿Presenta resistencia por mantener contacto con las instituciones sociales?

 

¿Presenta una actitud colaboradora o de hostilidad ante la presencia de profesionales de apoyo?

Es importante consignar que ante las mismas condiciones de maltrato, hay niños que experimentan consecuencias a largo plazo, en tanto, otros logran recuperarse con facilidad y no experimentar consecuencias de igual intensidad. Por tal situación, es de suma relevancia realizar un chequeo de los factores detallados, dado que en la medida que se vean influidos por factores protectores e influencias positivas, los efectos serán siempre menores y las posibilidades de recuperación mayores.

En virtud de los contenidos abordados con respecto a las consecuencias y factores que pudieran
En virtud de los contenidos abordados con respecto a las consecuencias
y factores que pudieran intervenir en ellas, se le solicita que lea atentamente el
artículo Jorge Barudy El tratamiento de familias en donde se producen abusos y
malos tratos (2001) presente en recursos adicionales.

4 IMPACTO DE LA OCURRENCIA DEL MALTRATO INFANTIL EN LA FAMILIA DE CONVIVENCIA Y EXTENSA

El impacto de la ocurrencia del maltrato infantil a nivel familiar va a estar caracterizado por las causas que han originado la situación maltratante y cuán arraigado o no esté su uso dentro del contexto familiar.

En este sentido, es importante considerar que los malos tratos surgen en una familia que no se encuentra en condiciones de garantizar formas de relación sanas y, por tanto, pueden presentarse ya sea como respuesta a situaciones de crisis o bien, porque existe una dinámica que, de generación en generación, ha validado el uso de la violencia y ha sido, por tanto, transmisora de un estilo perturbado de interacción.

y ha sido, por tanto, transmisora de un estilo perturbado de interacción. ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

12
12

Es así como en una familia donde los malos tratos han sido expresión de una crisis que ha significado estrés o tensión para sus miembros se produce, generalmente, una situación de inestabilidad y que, asociado a la falta de recursos de apoyo, puede llevar a la expresión de actos maltratantes hacia los primeros escogidos: los hijos.

En estos casos es importante considerar que en aquellas familias que habitualmente han funcionado de manera estable y capaz de asegurar condiciones de bienestar para sus integrantes, su respuesta ante la ocurrencia del hecho maltratante tiende a ser la siguiente:

a) Reconocimiento de la situación de maltrato acontecida.

b) Existencia de mayor o menor nivel de ocasionado.

conciencia que

posibilita dimensionar el daño

c) Movilización del grupo familiar para buscar ayuda.

d) Aceptación de la posibilidad de ayuda.

e) Mantienen claridad en torno a que previo al evento ha existido un funcionamiento sano a nivel relacional con sus miembros.

f) Se presentan expresiones empáticas hacia la víctima que ha vivenciado el maltrato y, por lo mismo, de reflexión en torno al efecto de dicha acción sobre quién ha sido directamente afectado.

En el caso de familias que han tenido un modo de funcionamiento crónicamente abusivo se podrá observar, en cambio, que usualmente los padres o cuidadores no están en una posición de resolver la situación maltratante por medio de mecanismos sanos de afrontamiento. Esto tiene su explicación en el hecho de que en estas familias, la vivencia maltratante aparece muy arraigada producto de la transmisión intergeneracional del maltrato, como modo de relación validado o legitimado, asimismo, por la existencia de trastornos de apego o vinculares que afectan la capacidad de empatía y adecuada resolución de conflictos, distorsionando la realidad vivida. Esto explica en gran parte el que estas familias conciban el develamiento de situaciones maltratantes que sufre un miembro de la familia como una “amenaza” a la esfera privada. Es así como se pueden encontrar con que comúnmente, en este tipo de familias el impacto estará caracterizado por:

1) Negación por parte de todos o algunos de los miembros de la familia y/o cuidadores del niño respecto de la existencia del problema.

2) Minimización de la gravedad del maltrato con expresiones como: Si no fue para tanto”.

3) Negación respecto a que el problema se mantenga en el tiempo. Aquí surge usualmente promesas como: Esto no va a volver a pasar” o “nunca hacemos esto”.

4) Intento de desviar la atención planteando otros problemas emergentes tales como: El

de desviar la atención planteando otros problemas emergentes tales como: “ El ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

13
13

problema es la profesora, que le tiene rabia al niño y por eso denunció esto” o “ese colegio nos quiere perjudicar hace tiempo”.

5) Reacciones de rabia y agresividad hacia quienes han tomado conocimiento de la situación de violencia.

6) Reacciones de rabia y agresividad mayor hacia quienes directamente han sufrido el maltrato (niño, niña o adolescente). Respecto de este punto hay familias en que quienes ejercen malos tratos pudieran llegar a incrementar el maltrato.

7) Atribución de la situación de maltrato al niño, niña o adolescente afectado como: “Es que él es mentiroso”, “él es tan inquieto que se pegó solo” o “el niño es muy rabioso y solo se azotó en la reja”.

Según Murray Straus, Richard Gelles y Suzanne Steinmetz (1981), uno de los factores más relevantes a la hora de explicar la elevada incidencia de la violencia familiar es el hecho de que la familia posee una serie de características que la hacen potencialmente conflictiva, con el correspondiente riesgo de que dichos conflictos puedan resolverse de manera violenta. Entre estas características destacan:

La alta intensidad de la relación, el derecho a influir sobre los demás y el elevado conocimiento mutuo que se deriva de la convivencia diaria.

La propia composición familiar y que implica la asunción de diferentes roles a desempeñar, con marcadas diferencias de motivaciones, intereses y actividades entre sus integrantes.

El alto nivel de estrés al cual está expuesta la familia como grupo, debiendo afrontar distintas etapas y exigencias de tipo económico y sociolaboral.

El carácter privado que pasa a tener todo lo que ocurre en el interior de una familia y que, tradicionalmente, la ha hecho situarse fuera del control social.

En la existencia de patrones de funcionamiento perturbados por el uso del maltrato en cualquiera de sus formas, se devela un trastorno familiar importante en su jerarquía ya sea porque esta está difusa o porque no se respeta. Es común observar una incongruencia a nivel de la organización y que se manifiesta en coaliciones y juegos de poder ente los distintos miembros de la familia. El efecto de este tipo de coaliciones se ve reflejado en el entrampamiento y manipulación ejercida hacia el hijo.

5 IMPACTO DE LA OCURRENCIA DEL MALTRATO EN LAS REDES DE APOYO SOCIAL

Es muy común observar que la expresión de sanidad de una familia en cuanto a su funcionamiento y capacidad de establecer relaciones al interior de ella, estará dada por el nivel de permeabilidad

relaciones al interior de ella, estará dada por el nivel de permeabilidad ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

14
14

que presente respecto de su entorno. En este punto, se habla de cuán rígidas o flexibles se encuentran sus fronteras y, por ende, permitan o no un intercambio adecuado con el ambiente.

Usualmente, en aquellas familias que usan el maltrato como medio instalado de se encuentran con fronteras disfuncionales, dado esto porque, su apertura o cierre se da en condiciones en que no debería presentarse, o bien, definen un nivel de aislamiento que imposibilita el sano intercambio con el exterior. Al respecto, se encuentran con familias que:

a) No logran recibir información del medio o bien su apertura es tal que no logra estructurar un sentido de pertenencia e identidad definido.

b) La apertura permanente de las fronteras involucra un riesgo a nuevas exposiciones de violencia o abusos de poder desde otros, ajenos a la familia.

c) La ausencia de apertura y, por tanto, rigidez en el cierre de sus fronteras trae consigo silenciamiento de las situaciones de violencia, impidiendo el acceso de recursos de apoyo desde el exterior.

d) Ausencia de tolerancia para aceptar el apoyo de otras instancias.

Estas características con que se puede presentar la familia, conlleva generalmente dificultades desde las instancias de apoyo social para tener acceso, no siendo menor el factor de tensión que pudiera significar aquello desde los profesionales que deben intervenir.

No obstante lo anterior, las instancias conocedoras de situaciones de malos tratos sufridos por un niño, niña o adolescente se constituyen en el primer eslabón orientado al reconocimiento de la situación de malos tratos. Por lo mismo, es importante reconocer aquellos elementos que, mirados desde las redes sociales existentes, pudiera significar desde una inmovilidad, anestesiamiento o entorpecimiento en la toma de decisiones y acciones oportunas. Al respecto se señala como características centrales:

y acciones oportunas. Al respecto se señala como características centrales: ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

15
15

No credibilidad frente a relato, denuncia presentada o elementos de riesgo pesquisados.

Creencias erradas en torno a la problemática del maltrato. Por ejemplo: “la letra con sangre
Creencias erradas en torno a la problemática del maltrato.
Por ejemplo: “la letra con sangre entra”, “los niños
mienten”.
Dilatación de eventuales medidas necesarias que deban
ser consideradas. Nadie toma decisiones de qué hacer y
cómo enfrentar el hecho o a quiénes recurrir.
Actitud de enjuiciamiento y no de facilitador o de ayuda en
el enfrentamiento de la situación.
Incremento del daño a la situación maltratante por medio
de la revictimización hacia la víctima, estigmatización y
alianza con las figuras maltratantes.

COMENTARIO FINAL

El maltrato Infantil, como hemos podido analizar, en sus diferentes formas de expresión, deja alguna huella en aquellos sujetos que lo padecen, en su contexto familiar y también entorno social. Si bien no es posible establecer patrones fijos de daño, es importante tener en consideración al momento de ponderar aquello, factores como: edad, circunstancias, cronicidad, presencia o ausencia de redes de apoyo, entre otros.

Lo anterior es relevante sobre todo considerando que la respuesta a nivel familiar no siempre es la deseada, en

términos de validar la ocurrencia de la vivencia y desde allí generar acciones de pronta interrupción. En familias con un modo de funcionamiento crónicamente maltratante, muchas veces encontramos resistencia a adherir a nuevas

instalado , lo que evidentemente interfiere en la posibilidad de incorporar

formas más sanas de vinculación al interior de ella.

formas de resolver el patrón de conducta

Tener claro conocimiento de los factores, características y consecuencias que están vinculados al Maltrato físico, nos permitirá una aplicación más rigurosa de los mecanismos de detección y a la vez, un despliegue más oportuno de medidas de interrupción.

de detección y a la vez, un despliegue más oportuno de medidas de interrupción. ESTE DOCUMENTO

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

16
16

REFERENCIAS

Arruabarrena, M. (2011). Maltrato psicológico a los niños, niñas y adolescentes en la familia:

definición y valoración de su gravedad, vol. 20, n° 1.

Barudy, J. y Dantagnan, M. (2005). Los buenos tratos a la infancia. Parentalidad, apego y

resiliencia. 1ª .edición. España: Gedisa.

Barudy, J (1999) Maltrato Infantil. Ecología Social: Prevención y reparación. 1ª Edición. Santiago de

Chile:Galdoc.

Colombo, R.; De Agosta, I. y Barilari, M. (2008). Abuso y maltrato infantil tratamiento psicológico.

1ª edición. Buenos Aires, Argentina: Cauquén.

Cohen, S. (2010).Infancia Maltratada en la Posmodernidad. Teoría, Clínica y evaluación. 1ªEdición.

Buenos Aires, Argentina: Paidós.

Echeburúa, E. (2005) ¿Cómo evaluar las lesiones psíquicas y las secuelas emocionales en las

víctimas de delitos violentos? Psicopatología Clínica, Legal y Forense, Universidad del país

Vasco, Vol. 5, 2005 pp.57-73.Larraín, S. y Bascuñán, C. (2008). UNICEF Maltrato Infantil y

relaciones Familiares en Chile. Análisis Comparativo 1994-2000-2006. Santiago, Chile:

Andros Impresores

Larraín, S. y Bascuñán, C. (2012). Cuarto estudio de maltrato infantil UNICEF. Santiago, Chile:

Andros Impresores.

Cuarto estudio de maltrato infantil UNICEF. Santiago, Chile: Andros Impresores. ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

17
17

Ministerio de Salud (Minsal). (2013). Guía clínica: Detección y primera respuesta a niños, niñas y

adolescentes víctimas de maltrato por parte de familiares o cuidadores. Santiago, Chile.

Patró, R. y Limiñana, R. (2005). Víctimas de violencia familiar: Consecuencias psicológicas en hijos

de mujeres maltratadas, vol. 21, n° 1 (junio).Murcia, España.

Romero, N. (2010). Evaluación de gravedad y riesgo de reincidencia del maltrato infantil. Comisaría

de Familia Rafael Uribe. Bogotá, Colombia.

Straus M.; Gelles, R. y Steinmetz, S. (1981). Behind closed doors. Violence in the American family.

Nueva York: Anchor Press.

Valdivia, M. (2002). Manual de psiquiatría infantil. Guía para pediatras y médicos generales. 1ª

edición. Santiago, Chile: Mediterráneo.

PARA REFERENCIAR ESTE DOCUMENTO, CONSIDERE:

IACC (2015). Consecuencias e impacto del maltrato infantil. Diplomado Intervención en Maltrato y

Abuso Sexual Infantil. Unidad 8.

infantil . Diplomado Intervención en Maltrato y Abuso Sexual Infantil. Unidad 8. ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

18
18
19 ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7
19
ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7
ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7 20

ESTE DOCUMENTO CONTIENE LA UNIDAD 7

20
20