Вы находитесь на странице: 1из 181
U NIVERSIDAD M ICHOACANA DE S AN N ICOLÁS DE H IDALGO

UNIVERSIDAD MICHOACANA DE SAN NICOLÁS DE HIDALGO

U NIVERSIDAD M ICHOACANA DE S AN N ICOLÁS DE H IDALGO

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS SOCIALES

LA COMPETENCIA MUNICIPAL EN MATERIA AMBIENTAL. EL CASO MICHOACÁN

TESIS QUE PARA OBTENER EL TÍTULO DE LICENCIADO EN DERECHO

PRESENTA CÉSAR ARTURO SERENO MARÍN

ASESOR PH. D. BENJAMÍN REVUELTA VAQUERO

MORELIA, MICHOACÁN, 2009

DEDICATORIA

A Dios, por permitirme llegar a este momento.

A mi madre, por todo su amor, apoyo y comprensión, nunca terminaré de agradecerle todo lo que ha hecho por mí.

A mi padre, Alberto y a mis hermanos Saúl y Sharaí, por estar siempre a mi lado, los quiero mucho.

A mi abuelo Julián, que lamentablemente ya no está entre nosotros pero que su recuerdo llevo siempre conmigo.

A mi abuelita, Felicitas, con mucho cariño.

A mi asesor de tesis y de vida, el ph.D. Benjamín Revuelta Vaquero, por su

confianza, paciencia y apoyo, pero sobre todo por brindarme su amistad

muchas

gracias.

A la Lic. Zabel Pineda, con profunda admiración y respeto.

A Paola, por tu compañía durante cinco años maravillosos.

A mis tíos, primos y amigos, por la confianza que han depositado siempre en mí.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

INDICE

INTRODUCCIÓN……

CAPITULO I. DERECHO AMBIENTAL. MARCO CONTEXTUAL……….…1

I

……………………………………………………………

1

1.2 Breve historia del Derecho Ambiental ……………………………………2

4

1.1 ¿Qué es el Derecho Ambiental?…………………………………………

1.3 Fuentes del Derecho Ambiental……………………………………….…

1.4 Bases Constitucionales…………………………………………………….5

10

1.5 Acuerdos, Tratados y Convenciones suscritos por México……………

1.6 Legislación en Materia Ambiental……………………………………….12

CAPITULO II. COMPETENCIA EN MATERIA DE AGUA………

18

2.1 Preceptos Constitucionales………………………………………………20

………

2.2 Legislación Federal. ……………………………………………………

22

2.2.1

Ley General del Equilibrio Ecológico y de Protección al

Ambiente……………………………………………………

22

2.2.2 Ley de Aguas Nacionales………………………………………23 2.2.2.1 Uso Público Urbano………………………………….26

2.2.3 Normas Oficiales Mexicanas

30

2.3 Legislación del Estado de Michoacán. …………………………………

32

2.3.1 Ley del Agua y Gestión de Cuencas del Estado de

Michoacán de Ocampo……………………………………………….32

37

2.4 Conclusiones Preliminares……………………………………………….41

2.3.1.1 Infracciones y Sanciones…………………………

CAPITULO III. COMPETENCIA EN MATERIA DE SUELO……………

44

3.1

Residuos Sólidos………………………………………………………

45

 

3.1.1

Legislación Federal en la Materia de Residuos Sólidos………

46

 

3.1.1.2

Constitución Política de los Estados

Unidos Mexicanos

46

3.1.1.3 Ley General del Equilibrio Ecológico y la

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

3.1.1.4 Ley General para la Prevención y Gestión Integral

de los Residuos……………………………………

49

3.1.1.5

Normas Oficiales Mexicanas en Materia de

Residuos Sólidos Urbanos…………

59

3.2 Legislación del Estado de Michoacán…………………………

60

 

3.2.1

Constitución Política del Estado de

Michoacán de Ocampo………………………

60

3.2.2

Ley Orgánica Municipal del Estado de

Michoacán de Ocampo………… …………………

61

3.2.3

Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio

Natural del Estado de Michoacán de Ocampo……

61

3.3 Ordenamiento Ecológico Territorial

…………………

64

3.3.1 Legislación Federal…………………………………………….65

3.3.1.1 Constitución Política de los

Estados Unidos Mexicanos

65

3.3.1.2

Ley General del Equilibrio Ecológico y la

Protección al Ambiente…………

66

3.3.2 Legislación del Estado de Michoacán

……………………

67

3.3.2.1

Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio

Natural del Estado de Michoacán de Ocampo

67

3.4 Desarrollo Urbano

…………………………………………….69

3.4.1 Legislación Federal en la Materia……

70

3.4.1.1 Preceptos Constitucionales…………………………

70

3.4.1.2 Ley General de Asentamientos Humanos…………

71

3.4.2 Leyes Estatales…………………………………………………76

3.4.2.1 Constitución Política del Estado Libre y

Soberano de Michoacán de

Ocampo……………………

76

3.4.2.2

Ley Orgánica Municipal del Estado de Michoacán

de Ocampo……………………………………….………

77

3.4.2.3 Código de Desarrollo Urbano del

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Estado de Michoacán

78

3.5 Desarrollo Rural, Conservación y Restauración de Tierras

90

3.5.1 Ley de Desarrollo Rural Integral Sustentable del Estado de Michoacán de Ocampo……………………………………

90

3.5.2 Ley para la Conservación y Restauración de Tierras del Estado de Michoacán de Ocampo…………………………

91

3.6 Conclusiones Preliminares

92

CAPÍTULO IV. COMPETENCIA EN MATERIA DE ATMÓSFERA

98

4.1 Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente………101

4.2 Normas Oficiales Mexicanas…………………………………………

104

4.2.1 Fuentes Fijas…………………………………………………

104

4.2.2 Fuentes Móviles………………………………………………106

4.3 Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del Estado de

Michoacán de Ocampo……………………………………………………

108

4.4

Conclusiones Preliminares……………………………………………

111

CAPITULO V. COMPETENCIA EN MATERIA DE BIODIVERSIDAD

115

5.1 Desarrollo Forestal……………………………………………………

117

 

5.1.1 Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable……………

118

5.1.2 Ley de Desarrollo Forestal Sustentable del Estado de

Michoacán de Ocampo………

…………………………………

122

5.2 Áreas Naturales Protegidas………………………………

126

 

5.2.1 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

127

5.2.2 Ley General del Equilibrio Ecológico y la

Protección al Ambiente

127

5.2.3

Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del

Estado de Michoacán de Ocampo………………………………

128

5.3 Parques y Jardines……………………………………………………

130

 

5.3.1 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos……

131

5.3.2 Ley General del Equilibrio Ecológico y la

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

5.3.3 Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del

Estado de Michoacán de Ocampo…………………………………

132

5.4 Flora y Fauna…………………………………………………………

133

5.5 Pesca y Acuacultura…………………………………………………….136

5.6 Conclusiones Preliminares……………………………………………

138

CAPITULO VI. OTRAS OBLIGACIONES DEL MUNICIPIO EN MATERIAAMBIENTAL………………………………………

……

141

6.1 Legislación Federal……………………………………………………

142

6.1.1

Ley General del Equilibrio Ecológico y la

Protección al Ambiente

 

142

6.2 Legislación del Estado de Michoacán…………………………………

149

6.2.1

Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del

Estado de Michoacán de Ocampo…………………………………

149

6.3 Conclusiones Preliminares

 

156

CONCLUSIONES FINALES

159

BIBLIOGRAFÍA

163

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

INTRODUCCIÓN

La protección del medio ambiente se ha convertido en los últimos años en un tema de relevancia a nivel internacional. Alrededor del mundo se desarrollan esfuerzos de los distintos gobiernos que buscan coadyuvar a solucionar la problemática ambiental que se vive en la actualidad. Sin embargo, el deterioro de los recursos es complejo y avanza a pasos agigantados.

En este contexto, nuestro País no está excento de los problemas ambientales. Para responder a ello se ha visto en la necesidad de hacer una serie de modificaciones tanto en políticas públicas como en la legislación vigente, a fin de buscar proteger y preservar los recursos naturales existentes en el territorio nacional. De esta manera, en los últimos años hemos visto un proceso gradual de actualización de las normas en México, empujadas en cierto modo por los compromisos adquiridos a nivel internacional, pero sobre todo por la necesidad de proteger los recursos naturales, que son el soporte de la supervivencia humana.

Es por ello, que preocupados por la acelerada tasa de destrucción del ambiente de los últimos años, decidimos abordar la problemática ambiental desde una perspectiva local. Somos unos convencidos que al tratar los problemas ambientales globales desde una visión local se pueden obtener mejores resultados. De esta manera, nos dimos a la tarea de hacer una revisión minuciosa de la legislación existente en nuestro País en el cual se le delegan obligaciones de carácter ambiental a los municipios, que es la figura base de la división territorial y organización política y administrativa de los estados que conforman la República Mexicana. Es decir, el Municipio representa el nivel de gobierno más cercano a sus habitantes y por ende, a la problemática del lugar. Pero esta investigación no esta enfocada en general para todos los municipios

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

del País, tomamos como caso particular, los municipios del Estado de Michoacán, por lo que también la legislación estatal tuvo que ser revisada y analizada para fines de nuestra investigación.

En este sentido, a lo largo de nuestro trabajo, no sólo hacemos un inventario competencial en materia ambiental que corresponden al municipio, sino que realizamos un breve análisis de estas facultades tratando de desentrañar algunos aspectos que consideramos necesarios para una mejor comprensión del tema.

Así pues, y debido a la gran dispersión de la normatividad ambiental y de las atribuciones municipales en este rubro, separamos en 5 grandes materias las obligaciones del municipio: Agua, Suelo, Atmósfera, Biodiversidad y Otras Obligaciones, lo anterior con el objeto de facilitar su estudio.

El presente trabajo consta de 6 capítulos: En el Capítulo I, sentamos las bases conceptuales del proyecto de investigación y nos avocamos a definir y entender el derecho ambiental, su historia y desarrollo, sus fuentes, el marco constitucional del derecho ambiental en México y la legislación existente en la materia. Identificamos los diversos niveles de donde emanan normas ambientales a saber: Normas Constitucionales, Tratados y Acuerdos Internacionales, Leyes Federales, Normas Oficiales Mexicanas, Leyes Estatales y Reglamentos Municipales.

En el Capítulo II, realizamos un análisis de leyes sobre el tema de agua, principalmente revisando la Constitución y la Ley de Aguas Nacionales, así como la legislación del Estado de Michoacán en la materia.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

En el Capítulo III, hablamos de todo los referente al suelo, para lo cual desarrollamos diferentes rubros como son los residuos sólidos, el ordenamiento ecológico territorial y el desarrollo urbano en el municipio, principalmente.

Dentro del Capítulo IV, analizamos los distintos ordenamientos jurídicos que le otorgan competencia al municipio en materia de contaminación de la atmósfera, principalmente lo que se refiere la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y lo que las normas técnicas establecen.

El Capítulo V, tratará sobre la Biodiversidad. Un tema que parcialmente le compete al municipio en lo referente a la materia forestal, áreas naturales protegidas, parques y jardines, flora, fauna, pesca y acuacultura.

Por último, en el Capítulo VI, analizamos otras atribuciones del municipio en la materia, que por su naturaleza o por su transversalidad no consideramos conveniente enmarcar en ninguna de las otras materias. Aquí, sobresale lo referente a la política ambiental, al fomento a la conciencia ambiental y el aspecto de sanciones.

Adicionalmente, en cada uno de los capítulos finalizamos con una serie de conclusiones preliminares y al final de nuestra investigación con nuestras conclusiones finales, las cuales pretenden dejar en claro nuestro punto de vista en torno a la competencia en materia ambiental delegada a los municipios del Estado de Michoacán. También para facilitar el manejo de la diversidad de disposiciones en cada tema, al final de cada capítulo se presenta un cuadro sinóptico.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

En este tenor, la finalidad de esta investigación es dotar a los municipios del Estado de Michoacán de una herramienta útil en la aplicación de las leyes en la materia, para lograr los mejores resultados en la gestión ambiental municipal. Para ello es indispensable que primero conozcan sus obligaciones y en segundo lugar, que apliquen el marco normativo y lo acompañen con toda una serie de políticas públicas que logren de manera eficiente la protección de nuestros recursos naturales con una visión desde lo local.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

CAPITULO I DERECHO AMBIENTAL. MARCO CONTEXTUAL

1.1

¿Qué es el Derecho Ambiental? 1.2 Breve historia del Derecho Ambiental 1.3 Fuentes del Derecho Ambiental 1.4 Bases Constitucionales

1.5

Acuerdos, Tratados y Convenciones Internacionales suscritos por México 1.6 Legislación en Materia Ambiental

1.1 ¿Qué es el Derecho Ambiental?

Existen diversas definiciones de lo que es el derecho ambiental, algunos lo consideran como una disciplina jurídica, otros como un conjunto de normas. Para poder realizar una definición del derecho ambiental, nos señala el maestro Raúl Brañes (2000) que es necesario tomar en cuenta la protección de la vida, pero no de manera aislada, sino considerando los diversos elementos que la hacen posible. De esta manera conforme a Brañes (2000:29) se puede definir el derecho ambiental como “el conjunto de normas jurídicas que regulan las conductas humanas que puedan influir de una manera relevante en los procesos de interacción que tienen lugar entre los sistemas de los organismos vivos y sus sistemas de ambiente, mediante la generación de efectos de los que se espera una modificación significativa de las condiciones de existencia de dichos organismos”.

Por su parte Gutiérrez Nájera (2007:166) nos ofrece dos definiciones del derecho ambiental, la primera tomando en cuenta el objeto de especificidad definiéndolo como “el conjunto de normas que tienen por objeto regular las conductas que inciden directa o indirectamente en la protección, preservación, conservación, explotación y restauración de los recursos bióticos y abióticos.”, y la otra definición tomándolo en cuenta como una ciencia jurídica, quedando la definición como “El conjunto sistemático y ordenado de leyes que regulan la protección, conservación, preservación y utilización de los recursos naturales y del equilibrio ecológico del hábitat”.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Tenemos también la definición de Silvia Jaquenod (2002:249), quien nos dice que “se puede entender que el Derecho ambiental es la disciplina jurídica que investiga, estudia y analiza las diferentes relaciones entre los valores naturales y la actividad antrópica, orientando la regulación jurídica de las conductas y actitudes humanas respecto al uso, explotación y aprovechamiento de los recursos naturales, conservación de la Naturaleza y protección del ambiente.

De las definiciones anteriores nos parece la más completa la de la Dr. Jaquenod, pues en efecto podemos decir que el derecho ambiental es una disciplina jurídica y no solamente un conjunto de normas, y que su objeto es la regulación jurídica de todo tipo de actos humanos a encaminados al uso y aprovechamiento de los recursos naturales y cuidado del ambiente. De esta manera en nuestra concepción el derecho ambiental es la disciplina jurídica que tiene por objeto la regulación de toda conducta o actividad humana que genere o pudiera generar de manera directa o indirectamente un efecto sobre el ambiente y los recursos naturales.

1.2 Breve historia del Derecho Ambiental

El derecho ambiental como bien dice Brañes (2000), es tan antiguo como la humanidad misma, puesto que las normas de protección a la naturaleza ya existían desde el principio de las primeras civilizaciones. Por ejemplo, para nadie es nuevo saber como las culturas prehispánicas maya y azteca 1 en nuestro País tenían un profundo respeto hacia la naturaleza, cualquier problema que se tuviera con los recursos naturales era tratado de emergencia. Pero ese respeto hacia ella se ha ido perdiendo a lo largo de los años y se han venido agotando los recursos naturales de una manera acelerada. A la humanidad se le olvidó que dependemos directamente de la naturaleza, pues esta es quien nos dota de todas las materias primas necesarias para la subsistencia. El gran desarrollo tecnológico e industrial de los últimos años nos hizo olvidar la interdependencia hombre-naturaleza, lo que ha provocado la necesidad

1 Para mas detalle consultar Aceves Ávila (2003).

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

de establecer un sistema de protección jurídica que garantice las condiciones para que sea posible la vida.

Para entender de mejor manera la evolución del derecho ambiental tenemos que situarnos en el capitalismo. Como comenta Quintana (2000) la libertad económica se tradujo en la columna fundamental del desarrollo generando la propiedad privada. Esta propiedad privada mal entendida suponía el uso absoluto sobre los recursos naturales susceptibles de apropiación, lo que provocó su aprovechamiento desmedido. 2

A decir de Brañes, en una segunda etapa del capitalismo, el estado comenzó asumir el

cuidado de los recursos naturales pero de una manera aislada, separada y no eran

vistos en su conjunto por lo que las leyes que se creaban protegían de manera desarticulada el agua, el suelo, los bosques, etc., pero sin considerar la interacción y

el vínculo entre estos. A este tipo de legislación se le denominó legislación sectorial.

Actualmente la concepción del ambiente ha cambiado, ahora es concebido como un todolo que provocó la transformación del derecho ambiental. La nueva legislación contempla principios encaminados a la protección del ambiente en su conjunto, ahora estamos ante las llamadas leyes marcoo leyes generales.

Ahora bien, el desarrollo del derecho ambiental como una disciplina jurídica se podría decir que es nuevo. En Francia el primer trabajo sobre derecho ambiental aparece en 1973, en España también aparecen trabajos sobre el tema en el año de 1977, en Italia Massimo Severo Giannini a partir de 1973 comienza hacer aportaciones al derecho ambiental. 3

2 Para el capitalismo los recursos naturales son vistos simplemente como un insumo para la producción, de tal suerte que estos deben obtenerse en la mayor cantidad posible y al menor costo. Como fácilmente se puede inferir, este principio provoca una destrucción y explotación masiva de los recursos naturales. 3 Para mayores datos consultar Raúl Brañes (2000:51).

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Del otro lado del planeta, en América Latina Raúl Brañes explica, que son importantes los aportes de Guillermo J. Cano en Argentina a los que han seguido otros en todo el continente. En México la primera publicación sobre la materia fue el ensayo de Fernando Vázquez sobre el sistema jurídico mexicano sobre contaminación ambiental 4 del año 1974. También en nuestro País, Lucio Cabrera escribió en 1981 un libro sobre derecho ambiental.

Todo lo anterior nos muestra que estamos ante una disciplina muy nueva que tiene un amplio horizonte para desarrollarse y, en este contexto, esta investigación logra hacer un aporte muy relevante.

1.3 Fuentes del Derecho Ambiental

El Derecho Ambiental tiene un carácter disperso puesto que existe una serie de ordenamientos que contemplan la protección del medio ambiente.

En nuestro País, -como en la mayoría de los países federales- tenemos como primer fuente del derecho ambiental a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, esto obedece no sólo por razones de ser la ley máxima, la ley de mayor jerarquía en el sistema jurídico mexicano, sino además atendiendo el orden cronológico. Es este ordenamiento el que da la pauta para la aparición y conformación de otras leyes que regulan las diferentes materias.

Como segunda fuente encontramos a la legislación propiamente ambiental, es decir aquellas leyes encaminadas especialmente a procurar la protección del ambiente y los recursos naturales.

4 En este trabajo Fernando Vázquez Pando pone a consideración una serie de ideas para reflexionar, sobre todo por tratarse de un trabajo inédito y poco abordado. En primera que la diversidad de disposiciones legales provocaba no solo contradicciones sino incongruencias que hacían inaplicable el régimen jurídico en la materia y en segundo lugar la excesiva reglamentación en manos de autoridades administrativas. http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/jurid/cont/27/pr/pr15.pdf.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

La tercer fuente del derecho ambiental son las leyes de relevancia o interés ambiental pero que versan sobre otros temas, como lo pueden ser la Ley Minera o el Código Penal por citar algunas.

La jurisprudencia y la costumbre también deben ser consideradas como fuentes del derecho ambiental aunque lamentablemente no tienen mucha relevancia en la materia.

Otra fuente que debemos mencionar y que es fundamental es el derecho internacional.

A diferencia de las fuentes del derecho de otras materias como la civil, o penal, el

derecho internacional para el caso del derecho ambiental es en gran medida el que da

la pauta en su desarrollo, no sólo a través de los tratados y convenciones internacionales, sino además con procedimientos simplificados de arreglo y actos conocidos como derecho internacional emergente.

Los principios básicos del derecho internacional ambiental se encuentran a partir de

la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano

celebrado en Estocolmo, en 1972, así como en la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo que tuvo lugar en Rio de Janeiro en 1992. 5 Después de estos ordenamientos se han seguido una serie de principios internacionales que vienen regulando la materia ambiental. 6

1.4 Bases Constitucionales

Como ya lo mencionamos, la primer fuente del Derecho Ambiental es la Constitución, de la cual se deriva todo el ordenamiento jurídico mexicano. En el entendido de que la Constitución es la Ley Suprema, resulta importante hacer

5 Para ver un panorama mas completo sobre este tema se recomienda la lectura de Raúl Brañes (2000).

6 Entre muchos otros podemos mencionar el principio de subsidiaridad, el principio de precautoriedad, deber de abstenerse de causar daño ambiental, el desarrollo sostenible, de acceso a la justicia ambiental, acceso a la información, resolución pacifica de controversias, el de interés común de la humanidad, principio de cooperación internacional, principio de responsabilidad y reparación del daño ambiental, etc. Para mas detalle consultar Aceves Ávila (2003).

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

mención de los preceptos constitucionales que de manera directa influyen en la protección de los recursos naturales en México.

En primer lugar tenemos el artículo 2° de nuestra Constitución, 7 el cual reconoce los derechos de los pueblos indígenas, y en su apartado A reconoce el derecho de los pueblos indígenas a su libre determinación y autonomía para Conservar y mejorar el hábitat y preservar la integridad de sus tierras en los términos establecidos en esta Constitución.

Seguido, la fracción VI del mismo apartado, establece el derecho de “Acceder, con respeto a las formas y modalidades de propiedad y tenencia de la tierra establecidas en esta Constitución y a las leyes de la materia, así como a los derechos adquiridos por terceros o por integrantes de la comunidad, al uso y disfrute preferente de los recursos naturales de los lugares que habitan y ocupan las comunidades, salvo aquellos que corresponden a las áreas estratégicas, en términos de esta Constitución. Para estos efectos las comunidades podrán asociarse en términos de ley.

Continuando con los bases constitucionales del Derecho Ambiental en México, tenemos el artículo 4° que establece “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar.A través de esta reforma 8 a la Carta Magna del País se inicia una nueva era en lo referente a la protección del ambiente en México.

No podemos dejar de mencionar que, sin menospreciar el gran valor de tener contemplado como una garantía individual el derecho a un medio ambiente adecuado, que esta reforma lamentablemente no es suficiente, pues no basta con elevar a rango constitucional un derecho, ya que si no se especifican los procedimientos para poder

7 Esta reforma constitucional es relativamente nueva pues data del 14 de agosto del 2001.

8 Reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el 28 de Junio del año 1999.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

hacerlo efectivo, no hay medios a través de los cuales se logre la tutela efectiva 9 de este derecho, nos encontramos ante simple letra muerta.

Además, sobre esta reforma, Carmona (2000:7) nos dice que este precepto constitucional “difiere del texto legal en dos sentidos: el primero que es el relativo al concepto de salud, es decir la Ley contiene dentro de este derecho a la salud como una de sus finalidades y la constitución no le reconoce como tal, y la segunda diferencia es que en el contexto constitucional no se hace la referencia a que para garantizar este derecho es necesario que las autoridades tomen las medidas necesarias”.

Continuando con el análisis de los artículos de nuestra Carta Magna, el numeral 25 establece “Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable…”.

El párrafo primero del artículo 25 de la Constitución como podemos ver introduce el término sustentable, entendiendo por esto conforme a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, como un proceso evaluable mediante criterios e indicadores del carácter ambiental, económico y social para mejorar la calidad de vida y la productividad de las personas, fundado en medidas apropiadas de protección del ambiente y aprovechamiento de recursos naturales, de manera que no se comprometa la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras.

De esta manera, al ser contemplado en nuestra ley máxima el derecho al desarrollo sustentable, se puede hablar de un principio de planeación nacional como parte de las políticas públicas de la federación.

9 Para una mayor comprensión puede consultar a Aceves Ávila (2003) quien abunda más en el tema de los intereses difusos o colectivos.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Otro precepto de nuestra Carta Magna, el artículo 27, fue en un principio y por varios años el único que tutelaba el ambiente en México, puesto que establecía la propiedad originaría de la Nación sobre tierras y aguas dentro del territorio nacional, aboliendo los latifundios. El texto constitucional actual de este artículo es bastante amplio, pero para fines del derecho ambiental resulta de interés su párrafo tercero que establece que la Nación tendrá en todo tiempo el derecho de regular, en beneficio social el aprovechamiento de los recursos naturales, con el objeto de distribuir equitativamente la riqueza pública, cuidar de su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país y mejorar las condiciones de vida de la población rural y urbana. Para ello, debe dictar las medidas necesarias para la organización y la explotación colectiva de sus recursos por parte de las comunidades.

En relación al artículo 27 en comento, el maestro Brañes (2000) identifica tres puntos relevantes desde el punto de vista ambiental:

El primero se refiere a la naturaleza derivada de la propiedad privada de las tierras y aguas, sobre la propiedad originaria de la nación respecto de estas. Es decir, existe la propiedad privada sobre estos bienes pero la nación tiene el derecho en todo momento de hacer valer su derecho de reversión mediante expropiación.

El segundo principio lo encontramos cuando este precepto establece “la Nación tendrá en todo tiempo el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades que dicte el interés público” lo que consagra la función social de la propiedad privada.

Por último tenemos un tercer principio que faculta a la nación para “regular el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación, con objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública y cuidar su conservación”, con lo cual queda establecida la regulación en el aprovechamiento de los recursos

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

naturales de una manera equitativa, es decir evitar su sobreexplotación y por ende su deterioro.

Por otro lado, continuando con nuestro análisis constitucional, encontramos el artículo 73 en su fracción XXIX-G, cual faculta al Congreso de la Unión para “expedir leyes que establezcan la concurrencia del Gobierno Federal, de los gobiernos de los Estados y de los Municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias, en materia de protección al ambiente y de preservación y restauración del equilibrio ecológico”.

Al respecto consideramos necesario comentar el término “concurrencia” puesto que puede generar cierta confusión. La idea de concurrencia siguiendo a Raúl Brañes (2000:90) es el sistema de distribución de competencias respecto a una misma materia que se ejercen de una manera simultánea por los tres órdenes de gobierno. Es por ello que resulta fundamental “por tratarse de una misma materia, que exigen a su respecto una gestión integral e integrada, estas facultades deben ejercitarse de manera coordinada”.

Al respecto Quintana (2000:59) explica que se llaman concurrencias legislativas las que derivan de la atribución combinada, segmentaria y hasta compartida que efectúa el constituyente a favor de los distintos órdenes de gobierno, en relación con una materia competencial especifica”.

De esta manera podemos entender la concurrencia como la distribución de competencias en relación a una misma materia entre los órdenes de gobierno federal, estatal y municipal pero vista desde una perspectiva integral por tratarse de una misma gestión.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Para finalizar el estudio de los preceptos constitucionales sobre protección al ambiente mencionaremos el artículo 115, 10 el cual establece ciertos aspectos importantes en la gestión ambiental de los municipios en sus fracciones tercera y quinta. Básicamente estas fracciones le otorgan al municipio competencia en lo referente servicios públicos como agua potable, drenaje, alcantarillado, saneamiento de aguas, limpia, recolección, traslado y disposición final de residuos, rastro, parques y jardines, panteones, entre otros servicios públicos. Así mismo, el Municipio en los términos de la leyes federales y estatales esta facultado a formular, aprobar y administrar la zonificación y planes de desarrollo urbano, creación y administración de reservas territoriales, controlar y vigilar el uso de suelo en sus jurisdicciones territoriales, intervenir en la regularización de la tenencia de la tierra urbana, otorgar licencias y permisos de construcción y la creación de zonas de reserva ecológicas.

Como se puede observar el municipio tiene bastantes obligaciones y áreas de oportunidad en esta materia. Lamentablemente la operación e implementación de estas funciones suelen rebasar en la práctica la capacidad de las dependencias municipales.

1.5 Acuerdos, Tratados y Convenciones Internacionales suscritos por México

Este tipo de instrumentos internacionales en materia ambiental son muy importantes pues son una de las principales fuentes del derecho ambiental. En el caso de nuestro País, la Constitución en su artículo 133 establece al respecto: Esta Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los Tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada Estado se arreglarán a dicha Constitución, leyes y tratados, a pesar

10 Para una mejor perspectiva sobre todo lo concerniente a estructura, gobierno, facultades, etc. del municipio se recomienda consultar la obra “Derecho Municipal” del autor Quintana Roldán (2005).

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

de las disposiciones en contrario que pueda haber en las Constituciones o leyes de los Estados.

Este artículo le da un carácter federal a los tratados internacionales y conforme a la interpretación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación los ubica por encima de las leyes federales y solamente por debajo de la Constitución Federal, 11 lo que nos indica la importancia de estos documentos de carácter internacional.

Debido a la gran cantidad de instrumentos internacionales que nuestro País ha firmado o se ha adherido, únicamente mencionaremos los más relevantes en materia de conservación de los recursos naturales.

1. Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) (Acuerdo de Cooperación Ambiental: ACAAN) (1992).

2. Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación entre los Estados Unidos Mexicanos, por una parte y la Comunidad Europea y sus Estados Miembros, por la otra. (1997).

3. Convención sobre la Diversidad Biológica. (1993).

4. Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Ambiente Humano. (1972).

5. Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre. (1973).

6. Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. (1992).

7. Declaración en México sobre la Preservación del Medio Ambiente en América Latina y el Caribe. (1983).

8. Convención para la Protección de la Flora, de la Fauna y de las Bellezas Escénicas Naturales de los Países de América. (1940).

9. Convención Internacional para la Reglamentación de Caza de la Ballena.

(1996).

11 Amparo en revisión 1475/98. Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo, 11 de mayo de 1999. Unanimidad de diez votos. Sentencia de la Suprema Corte de Justicia en pleno, publicada en Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, novena época, t. X, noviembre de 1999.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

10. Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación de las Aguas del Mar por Hidrocarburos. (1962).

11. Convenio sobre Pesca y Conservación de los Recursos Vivos de la Alta Mar.

(1958).

12. Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural.

(1972).

13. Convenio sobre Seguridad y Salud de los Trabajadores y Medio Ambiente del Trabajo. (1981).

14. Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono. (1985).

15. Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación. (1989).

Estos son solo algunos de los acuerdos, tratados y convenciones que en materia ambiental el gobierno mexicano ha firmado, lo que demuestra la gran cantidad de instrumentos existentes y los enormes compromisos que México ha adquirido con ellos.

1.6 Legislación en Materia Ambiental

La legislación ambiental representa uno de los aspectos mas amplios desde la perspectiva jurídica pues como bien apunta Gutiérrez (2007:192) la legislación ambiental es considerada “como el proceso integrado y sistemático de las leyes que inciden directa o indirectamente en el ambiente”. En este sentido enunciaremos a continuación las principales legislaciones sobre el tema.

1.6.1 Legislación Federal

Comenzaremos con la Ley ambiental marco en México, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 28 de enero de 1988. Tiene por objeto la preservación y

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

restauración del equilibrio ecológico, así como a la protección al ambiente, en el territorio nacional y las zonas sobre las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción. Incluye disposiciones generales y establece los instrumentos de política ambiental.

Existen otros ordenamientos en la materia pero que van sectorizados a un rubro en específico, entre otras tenemos:

1) La Ley de Aguas Nacionales, publicada en el DOF el 1° de diciembre de 1992, tiene por objeto regular la explotación, uso o aprovechamiento de dichas aguas, su distribución y control, así como la preservación de su cantidad y calidad para lograr su desarrollo integral sustentable.

2) La Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, publicada en el DOF el 25 de febrero del año 2003, teniendo por objeto regular y fomentar la conservación, protección, restauración, producción, ordenación, el cultivo, manejo y aprovechamiento de los ecosistemas forestales del país y sus recursos, así como distribuir las competencias que en materia forestal correspondan a la Federación, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios, bajo el principio de concurrencia previsto en el artículo 73 fracción XXIX inciso G de la Constitución Política.

3) También se tiene la Ley General de Vida Silvestre publicada en el DOF el 3 de julio del 2000, su objeto es establecer la concurrencia del Gobierno Federal, de los gobiernos de los Estados y de los Municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias, relativa a la conservación y aprovechamiento sustentable de la vida silvestre y su hábitat en el territorio mexicano.

4) La Ley Minera, que data del año 1992, y es reglamentaria del artículo 27 constitucional en materia minera.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

5) Ley Federal del Mar, del año 1986, reglamentaria de las zonas marinas.

6) Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentable, ley de reciente publicación, en julio del 2007, y que tiene por objeto regular, fomentar y administrar el aprovechamiento de los recursos pesqueros y acuícolas en el territorio nacional y las zonas sobre las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción.

7) Ley General de Asentamientos Humanos, publicada en el DOF el 21 de julio de 1993, y tiene entre sus objetos la Establecer la concurrencia de la Federación, de las entidades federativas y de los municipios, para la ordenación y regulación de los asentamientos humanos en el territorio nacional.

8) Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, del año 2003 y se refiere a la protección al ambiente en materia de prevención y gestión integral de residuos.

9) Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos, del año 2008, y que promueve el desarrollo de los Bioenergéticos con el fin de coadyuvar a la diversificación energética y el desarrollo sustentable como que garanticen el apoyo al campo mexicano.

10) Ley Federal sobre Metrología y Normalización, publicada en el DOF el 1° de julio de 1992, y tiene por objeto establecer el Sistema General de Unidades de Medida, precisar los conceptos fundamentales sobre metrología, etc. Esta norma es la base para la elaboración de las Normas Oficiales Mexicanas, de carácter obligatorio en todo el territorio nacional y que en materia de protección al ambiente fungen un papel preponderante.

No podemos dejar de mencionar dentro de la legislación federal las normas técnicas que coadyuvan en la aplicación de las leyes en la materia, las denominadas Normas

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Oficiales Mexicanas (NOM´s), que conforme a la Ley Federal de Metrología y Normalización son “La regulación técnica de observancia obligatoria expedida por las dependencias competentes, conforme a las finalidades establecidas en el artículo 40, que establece reglas, especificaciones, atributos, directrices, características o prescripciones aplicables a un producto, proceso, instalación, sistema, actividad, servicio o método de producción u operación, así como aquellas relativas a terminología, simbología, embalaje, marcado o etiquetado y las que se refieran a su cumplimiento o aplicación;”

Estas normas conforme a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, sirven para garantizar la sustentabilidad económica, son de carácter técnico y de observancia obligatoria en todo el territorio nacional. Tienen como finalidad que se haga posible la aplicación de la legislación ambiental en este caso.

Carmona Lara (2003), comenta al respecto que este tipo de normas son un pilar en la política ecológica y un instrumento muy poderoso no sólo por su capacidad de control, sino además por su capacidad de inducir un cambio de conducta e internalizar los costos ambientales.

Además de estos ordenamientos existe muchos más sobre temas ambientales que no abordaremos por no considerarlo necesario, pues se trata de ordenamientos cuyo contenido no es exclusivamente ambiental aún y cuando indirectamente tocan el tema. Tal es el caso de la Ley General de Salud, Ley Federal del Turismo, Ley Federal del Trabajo, entre otras.

Como podemos observar, la legislación ambiental es muy amplia y dispersa, lo que complica su comprensión por lo que muchas veces se tiene que utilizar el sentido común y analizar la actividad humana que puede tener repercusiones en el ambiente y de esta manera revisar la normatividad en esa materia para verificar no contravenir ninguna disposición legal.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

1.6.2 Legislación Estatal

Cabe mencionar que de los 31 estados que conforman la República Mexicana, cada uno tiene su propia legislación ambiental que viene a complementar las disposiciones federales.

Por ejemplo, tan solo en Michoacán podemos mencionar las leyes siguientes:

1) Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del Estado de Michoacán de Ocampo, publicada en el Periódico Oficial del Estado (POE) el 20 de diciembre del 2007, y que tiene por objeto proteger el ambiente, conservar el patrimonio natural, propiciar el desarrollo sustentable del Estado, entre otros.

2) El Código de Desarrollo Urbano del Estado de Michoacán de Ocampo, publicado en el POE el 26 de diciembre del 2007, y cuyo objeto es regular, ordenar y controlar la administración urbana en el Estado, establecer las normas y fijar las competencias, atribuciones, concurrencia y responsabilidades del Estado y de los ayuntamientos en materia de desarrollo urbano, entre otras mas.

3) Ley de Agua y Gestión de Cuencas del Estado de Michoacán de Ocampo, del año 2004, y que entre otros tiene por objeto regular la participación del Estado y Municipios, así como de los sectores privado y social, en la planeación, administración, explotación, uso, aprovechamiento, preservación y recarga del agua, así como los servicios públicos.

4) Ley de Desarrollo Forestal Sustentable del Estado de Michoacán de Ocampo, publicada en el año 2004 y tiene por objeto regular y fomentar la conservación, protección, restauración, producción, ordenación, el cultivo, manejo y aprovechamiento de los ecosistemas forestales del Estado de Michoacán y sus municipios.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Todo ello provoca que el marco jurídico sea voluminoso y denso lo que muchas veces dificulta su estudio, su revisión, su compresión y desde luego su aplicación. Por ello, el objeto de esta investigación es ordenar y facilitar una visión de conjunto sobre todas aquellas disposiciones que deben de ser observadas por los municipios. Para facilitar la compresión y el análisis hemos ordenado las disposiciones de acuerdo a grandes temas: Agua, Suelo, Atmósfera, Biodiversidad y Otras Atribuciones.

1.6.3 Legislación Municipal

Los propios municipios, a partir de su marco constitucional y de las leyes federales y estatales, han desarrollado sus propios reglamentos en materia municipal.

Así, por ejemplo el municipio de Morelia cuanta con diversas disposiciones en materia de medio ambiente, por ejemplo el Reglamento de Protección al Medio Ambiente, que data del año 2003, el Reglamento para las Áreas Verdes del año 2005, el Reglamento General de Limpieza Pública, del 2001 y el Reglamento de Panteones y Cementerios publicado en el año 2004, entre algunos otros.

Así, resulta claro que el marco municipal debe ser actualizado de manera constante y mantenerse en concordancia con los órdenes federal y estatal.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

CAPITULO II COMPETENCIA EN MATERIA DE AGUA

2.1 Preceptos Constitucionales. 2.2 Legislación Federal. 2.3 Legislación del Estado de Michoacán. 2.4 Conclusiones Preliminares.

En el presente capítulo haremos una sistematización de la competencia que en materia de agua tienen los municipios en el Estado de Michoacán. Para ello analizaremos cada uno de los ordenamientos jurídicos que regulan de alguna u otra forma el uso y explotación de tan importante líquido. Esta sistematización no es tarea sencilla puesto que las facultades se encuentran dispersas en distintos ordenamientos jurídicos lo que dificulta que las autoridades municipales conozcan y comprendan lo que pueden y deben de realizar para preservar este recurso finito e indispensable para la supervivencia humana.

Poco más del 97% del agua que existe en nuestro planeta es salada y apenas menos del 3% es agua dulce, esta última es la que puede ser utilizada para consumo humano. De este porcentaje de agua dulce el 75% se encuentra en los casquetes polares, el 21% es agua subterránea y sólo un 4% lo encontramos en aguas superficiales como lo son ríos y lagos. 12 Este dato nos hace ver que es muy poca la cantidad de agua que puede ser utilizada por el hombre para su consumo, lo que se ha convertido en una preocupación a nivel internacional.

México, dentro de la clasificación mundial está considerado como un país con baja disponibilidad de agua. 13 Conforme a los datos de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), en nuestro país anualmente llueve aproximadamente 1,511 kilómetros cúbicos de agua de la cual 72% se evapora. Existe además una desproporción de la

12 Para mas información sobre este tema visitar la página web de la Comisión Nacional del Agua www.cna.gob.mx

13 Conforme a esta escala mundial de la disponibilidad del agua, los países más ricos en recursos hídricos son Canadá y Brasil. www.agua.org.mx

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

lluvia, puesto que en estados del sur del país llueve con mayor intensidad y la superficie territorial es menor; caso contrario es la zona norte donde llueve poco pero la superficie representa el 50% del territorio total del país.

Del agua disponible en México, conforme a porcentajes proporcionados por la CONAGUA, alrededor del 77% es utilizada para actividades agrícolas y ganaderas, la industria consume el 10% y el consumo doméstico con el 13%. Cabe hacer notar que el sector industrial es el que menos agua utiliza, pero el que mayores descargas contaminantes produce.

La disponibilidad de agua por habitante según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) en el año 2003 se ubicó en los 4 mil 547 m3 de agua anuales, siendo la región del Valle de México la que tiene la menor disponibilidad por habitante (182 m3) debido en gran parte a la alta densidad poblacional que existe en esta región.

Además, los datos del año 2005 proporcionados por el INEGI, señalan que en nuestro País existen alrededor de 653 cuerpos de agua subterránea o acuíferos de los cuales 102 están sobreexplotados y son los que suministran alrededor del 50% del agua subterránea destinada para todo uso. Esta sobreexplotación esta provocando que las reservas de aguas subterráneas disminuyan en 6 km3 por año, una tasa demasiada acelerada considerando la escasez de este recurso. 14

Con los datos anteriores nos damos cuenta de la difícil situación de disponibilidad de agua para consumo humano en México, el desperdicio, la mala administración y la contaminación nos ha llevado en los últimos 50 años a esta situación de emergencia para poder asegurar el acceso a este recurso para las futuras generaciones.

14 Para mayor detalle sobre esta información y datos se puede consultar la página del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, www.inegi.gob.mx.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Por lo anterior, el acceso seguro al agua es considerado ya como un derecho humano fundamental 15 e incluso un tema de seguridad nacional, por lo tanto se deben de crear las condiciones adecuadas para garantizar que este vital líquido llegue a todos los habitantes, resultando de gran relevancia el cuidado en el uso y explotación del agua como un bien nacional de dominio público, vital y finito, por lo que el entramado jurídico debe de ejercer una función determinante para lograr los resultados necesarios para su conservación y correcta administración.

En este sentido, los municipios tienen un papel importante en cuanto que son los encargados de llevar el agua potable a los hogares, de su tratamiento y descarga de aguas residuales. Deben de realizar esta función apegados en todo momento a los criterios de cuidado y protección del agua, evitando su desperdicio en el trayecto de llevado y descargando conforme a la normatividad. Su papel en el uso eficiente del agua, su reúso y tratamiento resulta fundamental para garantizar el abasto del vital líquido.

2.1 Preceptos Constitucionales

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 27 párrafo primero, establece de manera determinante “La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada”. Es decir, el agua que se encuentra dentro del territorio mexicano es propiedad de la nación y para hacer más específicos, este mismo artículo en su párrafo quinto hace una extensa enumeración de las aguas propiedad de la nación, lista que prácticamente cubre todas las aguas que podemos encontrar en el territorio, aunque si bien es cierto deja sólo algunas, como la de los dueños de los terrenos donde exista agua pero que no salgan

15 En noviembre del año 2002, el Comité de la Organización de Naciones Unidas sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales hizo la Observación General sobre el derecho al agua, proporcionando así, su primera base legal. www.ohchr.org.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

de los límites de su propio terreno, puesto que si atraviesa dos o mas predios se considerarán de utilidad pública. Además un dato interesante y que vale la pena mencionar es el hecho que no se hace mención del agua de la lluvia o del agua congelada en montañas por ejemplo.

El propio artículo 27 constitucional en el párrafo sexto deja de manera muy clara la precisión de que las aguas propiedad de la nación tienen un carácter inalienable e imprescriptible, por lo cual la explotación, uso o aprovechamiento de estos recursos por parte de particulares o sociedades legalmente constituidas, sólo podrá realizarse mediante concesiones otorgadas por el Ejecutivo Federal. Por lo cual podemos decir que las aguas del territorio nacional son de uso público y este uso queda condicionado a las concesiones que otorgue el Ejecutivo Federal. Esta facultad queda otra vez de manifiesto en el mismo artículo 27 tercer párrafo, al establecer que “La Nación tendrá en todo tiempo el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades que dicte el interés público, así como el de regular, en beneficio social, el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación, con objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública, cuidar se su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana…”

Continuando con los principios constitucionales que son aplicables al tema del cuidado del agua, el artículo 73 fracción XXIX-G, faculta al Congreso de la Unión para expedir leyes que establezcan las facultades concurrentes entre Gobierno Federal, Estados y Municipios en sus respectivas competencias en materia de protección al ambiente y de preservación y restauración del equilibrio ecológico. En base a esta fracción el Congreso es el encargado de emitir las leyes que faculten a cualquiera de los tres órdenes de gobierno en materia de protección ambiental, por lo que la legislación de los estados deberá apegarse en todo momento a esta concurrencia establecida en las leyes federales.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Por último, de manera muy específica el artículo 115 en su fracción III, inciso A, cuya última reforma data del año de 1999, establece que estará a cargo de los Municipios el servicio de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición final de aguas residuales. 16

En este sentido, como podemos ver la obligación otorgada por la Constitución en este artículo es bastante clara y es la principal del municipio en materia de agua, por lo tanto debe de cumplir con la normatividad respectiva al prestar los servicios públicos arriba mencionados. Esta normatividad que le es aplicable es la que analizaremos en el desarrollo del presente capítulo.

2.2 Legislación Federal

2.2.1 Ley General del Equilibrio Ecológico y de Protección Ambiente

al

La Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), con reformas en el año 2007, es el principal ordenamiento en materia de conservación y protección del ambiente en nuestro País. En lo referente al recurso del agua, establece una serie de criterios que deben de observar los distintos niveles de gobierno y autoridades competentes para su conservación y evitar su contaminación.

Raúl Brañes (2000), comenta que esta ley trata en el mismo ordenamiento la protección no sólo de las aguas continentales sino también las marinas, lo que es importante señalar puesto que la ley anterior sobre protección al ambiente hablaba de cada una de ellas por separado.

16 Cabe señalar que esta disposición, entró en vigor en marzo del año 2000, ya que anteriormente señalaba que los municipios tenían a su cargo los servicios de agua potable y alcantarillado, pero con la reforma se agregó el servicio de drenaje y tratamiento y disposición final de aguas residuales.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Estos criterios están contemplados en el Título Tercero, Capítulo I, así como en Título Cuarto, Capítulo III de esta Ley. Son de carácter muy general y en el caso del Título Tercero, están encaminados al aprovechamiento sustentable del agua y de los ecosistemas acuáticos, así como del equilibrio de los elementos naturales que intervienen en el ciclo hidrológico. Estos criterios se deben incluir en lo que respecta a los municipios en la operación y administración de los sistemas de agua potable y alcantarillado que sirven a los centros de población. Además debe de promover el ahorro y uso eficiente del agua, el tratamiento de aguas residuales y su reúso. Por su parte el Título Cuarto, Capítulo Tercero nos habla sobre la prevención y control de la contaminación del agua y de los ecosistemas acuáticos. Todos los criterios establecidos en los títulos mencionados se encuentran contemplados por la Ley de Aguas Nacionales, por lo tanto consideramos innecesario enumerarlos puesto que a continuación analizaremos dicha Ley.

2.2.2 Ley de Aguas Nacionales

La Ley de Aguas Nacionales (LAN), publicada el día 1 de diciembre de 1992, y cuya última reforma se dio en el año 2004, es el resultado de una serie de reformas constitucionales que se hicieron en el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortári. Esta Ley vino a hacer cambios importantes en lo referente a la inversión privada en la construcción y operación de infraestructura hidráulica, obligación de usuarios del pago de derechos por el uso de aguas nacionales, así como por la descarga de aguas residuales para evitar contaminación de ríos y mantos acuíferos.

En este sentido Raúl Brañes (2000) comenta que la publicación de esta Ley, junto con la Ley Forestal son corolarios de las modificaciones hechas al régimen agrario, en este proceso de cambios y reformas al artículo 27 constitucional y la expedición de la respectiva Ley Agraria.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Conforme a la Ley de Aguas Nacionales, reglamentaria del artículo 27 constitucional, y debido al carácter público del agua, establece que la explotación, uso o aprovechamiento de las aguas nacionales se realizará mediante concesión 17 o asignación otorgada por el Ejecutivo Federal a través de Comisión Nacional del Agua o por los Organismos de Cuenca en su caso. Como podemos observar existen dos figuras mediante las cuales se puede hacer la explotación y aprovechamiento de las aguas nacionales: por asignación y mediante concesión.

En este sentido la propia Ley en su artículo 3º, fracción VIII, define la asignación como: “Titulo que otorga el Ejecutivo Federal a través de la Comisión o del Organismo de Cuenca que corresponda, conforme a sus respectivas competencias, para realizar la explotación, uso o aprovechamiento de las aguas nacionales, a los municipios, a los estados o al Distrito Federal destinadas a los servicios de agua con carácter público urbano o doméstico.”

En el caso de las concesiones es importante mencionar que conforme al mismo artículo arriba señalado, en su fracción XIII se definen como el “Titulo que otorga el Ejecutivo federal, a través de la “Comisión” o del Organismo de Cuenca que corresponda, conforme a sus respectivas competencias, para la explotación, uso o aprovechamiento de las aguas nacionales, y de sus bienes públicos inherentes, a las personas físicas o morales de carácter público y privado, excepto los títulos de asignación;” lo anterior nos indica que el título de asignación es para el uso del agua para servicios de carácter público urbano o doméstico exclusivamente. Por ello resulta importante para los municipios esta figura puesto que es mediante el título de asignación que deben de dotar de los servicios de agua a sus habitantes, y para

17 El término de Uso Público Urbano es definido por la Ley de Aguas Nacionales en su artículo 3° fracción LX como “La aplicación de agua nacional para centros de población y asentamientos humanos, a través de la red municipal.” Del mismo modo, el numeral citado en su fracción LVI, define Uso Doméstico como “La aplicación del agua nacional para uso particular de las personas y del hogar, riego de jardines y de árboles de ornato, incluyendo el abrevadero de animales domésticos que no constituyan una actividad lucrativa, en términos del artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;”

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

motivos de nuestra investigación es la que nos interesa por ser de competencia del municipio.

Ahora bien, con el antecedente anterior y para efectos de nuestro estudio tomaremos el artículo 20 de esta Ley, el cual establece que “…Cuando se trate de la prestación de los servicios de agua con carácter público urbano o doméstico, incluidos los procesos que estos servicios conlleven, la explotación, uso o aprovechamiento de aguas nacionales, se realizará mediante asignación otorgada por el Ejecutivo Federal a través de la “Comisión” por medio de los Organismos de Cuenca, o por esta cuando así le competa, a los municipios, a los estados o al Distrito Federal…”, este párrafo nos está señalando que a los municipios, los cuales son los encargados del servicio de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición final de aguas residuales se les otorga el derecho del aprovechamiento del agua para la prestación de servicios públicos mediante título de asignación.

Es por ello que los municipios tendrán todos los derechos y obligaciones que se deriven en cuanto asignatarios de aguas nacionales, y que están comprendidos en los artículos 29, 29 BIS, y 29 BIS 1 de la LAN, además de los establecidos en el reglamento de la misma.

Las obligaciones relativas a la protección y cuidado del agua por parte de los municipios en cuantos asignatarios de aguas nacionales conforme a los artículos arriba señalados son:

a) Conservar y mantener en buen estado de operación los medidores u otros dispositivos de medición del volumen de agua explotada, usada o aprovechada;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

b) Cumplir con los requisitos de uso eficiente del agua y realizar su reúso en los términos de las Normas Oficiales Mexicanas o de las condiciones particulares de descarga que al efecto se emitan;

c) No explotar, usar, aprovechar o descargar volúmenes mayores a los autorizados en los títulos de asignación;

d) Realizar las medidas necesarias para prevenir la contaminación de las aguas asignadas y reintegrarlas en condiciones adecuadas conforme al título de descarga que ampare dichos vertidos, a fin de permitir su explotación, uso o aprovechamiento posterior en otras actividades o usos y mantener el equilibrio de los ecosistemas. El incumplimiento de esta disposición implicará: (1) la aplicación de sanciones, cuya severidad estará acorde con el daño ocasionado a la calidad del agua y al ambiente; (2) el pago de los derechos correspondientes a las descargas realizadas en volumen y calidad, y (3) se considerarán causales que puedan conducir a la suspensión o revocación de la concesión o asignación que corresponda;

e) Mantener limpios y expeditos los causes, en la porción que corresponda a su aprovechamiento conforme al título de concesión o asignación respectivo;

f) Presentar cada dos años un informe que contenga los análisis cronológicos e indicadores de la calidad del agua que descarga realizados en laboratorio certificado por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua;

g) Garantizar la calidad de agua conforme a los parámetros referidos en las Normas Oficiales Mexicanas;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

h) Descargar las aguas residuales a los cuerpos receptores previo tratamiento, cumpliendo con las Normas Oficiales Mexicanas o las condiciones particulares de descarga, según sea el caso, y procurar su reúso.

i) Asumir los costos económicos y ambientales de la contaminación que provocan sus descargas, así como asumir las responsabilidades por el daño ambiental causado.

2.2.2.1 Uso Público Urbano

La Ley de Aguas en su Capítulo I establece el Uso Público Urbano, el cual la misma legislación lo define como la aplicación del agua nacional para los centros de población y asentamientos humanos, a través de la red municipal.

En consecuencia, el artículo 44 primer párrafo establece sobre el uso público urbano que: “La explotación, uso o aprovechamiento de aguas nacionales o del subsuelo por parte de los sistemas del Distrito Federal, estatales o municipales de agua potable y alcantarillado se efectuarán mediante asignación que otorgue “la Autoridad del Agua”, en los términos dispuestos por el título Cuarto de esta Ley. De lo anterior se desprende que los municipios aprovecharán el agua para uso público urbano sólo mediante el título de asignación que le otorgue la Autoridad del Agua. 18

De la misma forma, el artículo 44 de la Ley establece para los municipios que presten el servicio de agua potable y alcantarillado, la obligación del tratamiento de las aguas residuales de uso urbano, previa a su descarga a cuerpos receptores de propiedad nacional, conforme a las Normas Oficiales Mexicanas respectivas, las cuales analizaremos más adelante.

18 La autoridad del agua y de sus bienes públicos inherentes es el Ejecutivo Federal a través de la Comisión Nacional del Agua.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

En este sentido, existe la facultad otorgada a los municipios en el citado artículo 44 de la LAN para celebrar convenios en la instalación de sistemas regionales de tratamiento de las descargas residuales y su reúso conforme a los estudios realizados para ese efecto y contemplando previamente los costos de cada uno de los municipios involucrados o de los estados en su caso.

Además, conforme al artículo 45 de la Ley de Aguas, es competencia de las autoridades municipales, con el concurso de los gobiernos de los estados, la explotación, uso o aprovechamiento de las aguas nacionales que se les hubieran asignado, incluyendo las residuales, desde el punto de vista de su extracción o de su entrega por parte de la “Autoridad del Agua”, hasta el sitio de descarga a cuerpos receptores que sean bienes nacionales. Es decir, que al municipio le corresponde la explotación del agua asignada por la Comisión Nacional del Agua -quien es la autoridad en esta materia- incluyendo las residuales, desde su extracción hasta su descarga en cuerpos receptores. 19 Para este efecto la explotación, uso o aprovechamiento se podrá efectuar por dichas autoridades a través de entidades paraestatales o de concesiones en términos de Ley.

Debemos hacer mención el hecho de que en la ley en comento, se contempla que si hay personas que hagan sus descargas de aguas residuales en el suelo o subsuelo o cuerpos receptores distintos de los sistemas municipales de alcantarillado de las poblaciones, éstas deben de obtener los permisos respectivos para realizar estas descargas con independencia del origen de las fuentes de abastecimiento. Esto es, que aunque el agua no provenga del sistema de agua municipal, las personas que hacen uso de esta agua deben de tener permiso para descargar las aguas residuales.

19 El artículo 3º de la Ley Aguas Nacionales define a los cuerpos receptores como: “La corriente o depósito natural de agua, presas, causes, zonas marinas o bienes nacionales donde se descarguen aguas residuales, así como los terrenos en donde se infiltran o inyectan esta agua, cuando puedan contaminar suelo, subsuelo o los acuíferos.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Las descargas de aguas residuales a bienes nacionales o su infiltración en terrenos que puedan contaminar el subsuelo deben sujetarse a los preceptos establecidos en el Título Séptimo, Capitulo I de la LAN, los cuales en relación a los municipios son los siguientes:

a) Preservar las condiciones ecológicas necesarias del régimen hidrológico, a través de la promoción y ejecución de las medidas y acciones necesarias para proteger y conservar la calidad del agua, en los términos de Ley;

b) Realizar las medidas necesarias para prevenir su contaminación y, en su caso, para reintegrar las aguas referidas en condiciones adecuadas, a fin de permitir su explotación, uso o aprovechamiento posterior, y;

c) Mantener el equilibrio de los ecosistemas vitales.

Adicionalmente la Ley de Aguas Nacionales en el artículo 88, contempla que “el control de las descargas de agua residuales a los sistemas de drenaje o alcantarillado de los centros de población corresponde a los municipios, con el concurso de los estados cuando así fuere necesario y lo determinen las leyes.Es decir los municipios deben de vigilar las descargas que se hagan a sus redes de drenaje municipal, ya que puede ser que rebasen límites máximos permisibles de contaminantes. 20 Asimismo, el artículo 88 BIS 1 de citada ley establece que el control de las aguas residuales a los sistemas de drenaje o alcantarillado urbano o municipal de los centros de población, que se viertan a cuerpos receptores, corresponde a los municipios…”. Sobre estos dos preceptos debemos mencionar que el primero se refiere a que el municipio debe de controlar las descargas que van a su red de drenaje municipal, y la segunda cuando las descargas no se hacen a la red de

20 Por ejemplo, pueden ser negocios o establecimientos que trabajen con solventes o productos químicos altamente contaminantes y que descargan directamente sus aguas al alcantarillado municipal sin darle un tratamiento previo para evitar mayor contaminación.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

drenaje sino directamente a cuerpos receptores como pueden ser ríos o algún cuerpo de agua.

Además, conforme al precepto 91 BIS, párrafo segundo de la LAN, al igual que el artículo 29 inciso g de la misma ley, los municipios están obligados a tratar sus aguas residuales antes de descargarlas en cuerpos receptores, conforme a las Normas Oficiales Mexicanas o a las condiciones particulares de descarga que les determine la Autoridad del Agua, cuando a ésta última competa establecerlas.

Por último, en lo relativo al análisis de la Ley de Aguas, encontramos la obligación de los municipios de hacer el pago por la explotación, uso o aprovechamiento de bienes de la nación como cuerpos receptores de descargas de aguas residuales, cuyo monto queda establecido en la Ley Federal de Derechos, en la sección Servicios Relacionados con Agua y sus Bienes Públicos Inherentes”, que en su artículo 192 hace referencia a los permisos de descarga 21 de agua residuales, distintas de las provenientes de procesos industriales, por lo que en este segmento entran las de uso urbano, que son las que corresponden al municipio.

2.2.3 Normas Oficiales Mexicanas

Las Normas Oficiales Mexicanas en relación al recurso agua y que los municipios conforme a la fracción XII del artículo 8º de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente deben vigilar su cumplimiento, son las siguientes:

1) NOM-001-SEMARNAT-1996. Establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales.

21 La de Aguas Nacionales en su artículo 3° fracción XL, inciso b, define a los permisos de descarga como el titulo que otorga el ejecutivo federal, a través de la Comisión o del organismo de cuenca respectivo, para la descarga de aguas residuales a cuerpos receptores de propiedad nacional, a las personas físicas o morales de carácter público y privado.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

2)

NOM-002-SEMARNAT-1996. Establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales a los sistemas de alcantarillado urbano o municipal.

3)

NOM-001-CNA-1995. Establece las especificaciones de hermeticidad del sistema de alcantarillado.

4)

NOM-003-CNA-1996. Establece los requisitos durante la construcción de pozos de extracción de agua para prevenir la contaminación de acuíferos.

5)

NOM-004-CNA-1996. Establece los requisitos para la protección de acuíferos durante el mantenimiento y rehabilitación de pozos de extracción de agua y para el cierre de pozos en general.

Las diferentes Secretarías de Estado a nivel federal en uso las facultades que la ley les otorga, expiden Normas Oficiales Mexicanas para regular algunos procesos y procedimientos, establecer lineamientos o características para ciertas actividades. En este caso, la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Comisión Nacional del Agua han emitido algunas de este tipo normas en las cuales se establece la obligación de los municipios de vigilar su cumplimiento o, en su caso, los organismos operadores del servicio de agua potable.

Ahora bien, como lo hemos estado mencionando estas normas son de carácter obligatorias en todo el territorio nacional, por tanto conforme a la Ley de Aguas Nacionales (LAN), la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA) y a la Ley Federal de Metrología y Normalización (LFMN) en caso de incumplimiento de los municipios o de los organismos operadores de agua potable procederá una sanción de carácter administrativa por parte de la dependencia correspondiente, tomando como base las visitas de verificación y dictámenes de laboratorio respectivos. Estas sanciones pueden ser:

a) Multa;

b) Clausura temporal o definitiva, que podrá ser parcial o total;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

c) Arresto hasta por 36 horas;

d) Suspensión o revocación de autorización, aprobación o registro según corresponda;

Las multas que se pueden imponer van desde veinte y hasta los veinte mil días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal al momento de cometer la infracción conforme a la LFMN ó de mil a veinte mil días de salario mínimo en base a la LAN.

Para ejemplificar lo anterior, en el supuesto que un municipio no cumpla con los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales, es decir no cumpla con la NOM-001-SEMARNAT- 1996, se puede hacer acreedor a una multa o cualquiera de las sanciones que mencionamos anteriormente.

2.3 Legislación del Estado de Michoacán

2.3.1 Ley del Agua y Gestión de Cuencas del Estado de Michoacán de Ocampo

Nuestra legislación estatal contempla la regulación del agua conforme a las facultades que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos le concede, así como a lo establecido en la Ley de Aguas Nacionales. Para esto en el año 2004 se publica la Ley del Agua y Gestión de Cuencas para el Estado de Michoacán de Ocampo. 22 Tiene como objetivo, conforme a su artículo 1º, el regular la participación de las dependencias y entidades de la Administración Pública Estatal y Municipal, el sector privado y el social en “la planeación, administración, explotación, uso, aprovechamiento, preservación y recarga del agua. Así como los servicios públicos, estudios, proyectos y obras relacionadas con los recursos hídricos en el marco del desarrollo sustentable del Estado”.

22 Ley publicada en el Periódico Oficial del Estado el 27 de diciembre del 2004

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Ahora bien, revisaremos de manera detenida todas aquellas atribuciones en materia de agua le otorga este ordenamiento a los municipios de nuestro Estado. En primer lugar los Ayuntamientos del Estado, son autoridades en materia de agua y gestión de cuencas conforme al artículo 9º de esta Ley.

El Título Quinto nos habla sobre los usos del agua, enumerando los usos específicos del recurso hídrico en el Estado, siendo el uso doméstico y el público urbano los que nos interesan puesto que son los que le corresponden a los municipios del Estado. Esto queda de manifiesto en lo estipulado en el artículo 30, el cual dice que los municipios tienen a cargo los servicios públicos en los núcleos de población en los usos público urbano y doméstico de su demarcación territorial, los que se prestarán en términos de la presente Ley a través de:

I.- Organismos operadores municipales; II.- Organismos operadores intermunicipales; III.- Juntas locales municipales; IV.- Desarrollos industriales, turísticos y de otras actividades productivas que cuenten con la autorización del Gobierno del Estado y se sujeten a esta Ley; y V.- Instituciones de los sectores social y privado, que cuenten con concesión del municipio o hayan celebrado contrato o convenio con el mismo para proporcionar estos servicios.

Los municipios tienen la obligación de proporcionar estos servicios públicos de manera continua y regular. Así mismo deben de procurar se logre la satisfacción de los usuarios y la protección del ambiente. En este caso, si algún municipio no puede o no tiene la capacidad suficiente para dar este servicio puede otorgar concesión para que el sector social o privado lo pueda ofrecer y así garantizar el abasto de tan importante recurso.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Ahora bien, como ya lo mencionamos, cuando analizamos la Ley de Aguas Nacionales, corresponde al municipio el tratamiento de las aguas residuales. Esta obligación nuevamente se encuentra establecida en la legislación del Estado de Michoacán, en el artículo 31, párrafo segundo de la Ley del Agua y Gestión de Cuencas, textualmente dice: “Los municipios serán los responsables del tratamiento de las aguas residuales generadas por los sistemas a su cargo, previa su descarga a cuerpos receptores de propiedad nacional, conforme a las condiciones particulares de descarga determinadas por la CNA, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Aguas Nacionales, su reglamento y las normas oficiales mexicanas, vigilando las actividades que al respecto realicen los prestadores de los servicios.”

El servicio de agua para uso doméstico y público urbano lo puede prestar de manera directa el municipio o a través de algún prestador del servicio los cuales ya fueron señalados anteriormente. De esta manera, conforme al artículo 36 de esta Ley, cuando el servicio es prestado de manera directa por los municipios tendrán a su cargo:

I. Prestar en sus respectivas demarcaciones territoriales los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento, a través de los organismos operadores municipales respectivos o de los organismos que se constituyan en virtud de la coordinación y asociación de dos o más municipios, o bien convenir con el Gobierno del Estado, para que éste los preste por conducto de la Comisión;

II. Participar en coordinación con la Federación y el Estado en el establecimiento de las políticas, lineamientos y especificaciones técnicas conforme a las cuales deberá efectuarse la construcción, ampliación, rehabilitación, administración, operación, conservación, mejoramiento y mantenimiento de los sistemas de agua potable, alcantarillado y saneamiento;

III. Planear, programar y ejecutar en su caso, la prestación de los servicios públicos, elaborando y actualizando periódicamente el Proyecto Estratégico de Desarrollo;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

IV. Promover y fomentar el uso y aprovechamiento sustentable del agua, así como la

creación de una nueva cultura del agua;

V. Realizar por sí o por terceros las obras requeridas para la prestación de los servicios públicos en su demarcación territorial y recibir las que se construyan en la misma para la prestación de dichos servicios;

VI. Realizar los actos necesarios para la prestación de los servicios públicos en todos

los núcleos de población de su demarcación territorial, atendiendo a la Ley de Aguas Nacionales y su reglamento, la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, y las normas oficiales mexicanas que se emitan en relación con los mismos;

VII. Administrar, a través de organismos operadores y la participación de los sectores privado y social, la prestación de los servicios de operación, conservación y mantenimiento de los sistemas de agua potable, alcantarillado y saneamiento;

VIII. Celebrar los contratos necesarios para el cumplimiento de sus atribuciones, en los términos de las disposiciones normativas aplicables;

IX. Realizar las gestiones que sean necesarias a fin de obtener los financiamientos

que se requieran para la prestación de los servicios públicos, en los términos de las disposiciones normativas aplicables;

X. Otorgar los permisos de descargas de aguas residuales a los sistemas de drenaje o alcantarillado municipales, en los términos de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, de las normas oficiales mexicanas, de esta Ley y su reglamento;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

XI. Constituir y manejar fondos de reserva para la rehabilitación, ampliación y mejoramiento de los sistemas a su cargo;

XII. Pagar oportunamente las contribuciones, derechos, aprovechamientos y productos federales en materia de aguas nacionales y bienes inherentes, así como servicio de saneamiento que establece la legislación fiscal aplicable;

XIII. Elaborar los programas y presupuestos anuales de ingresos y egresos derivados

de la prestación de los servicios públicos;

XIV. Aprobar, durante el mes de diciembre de cada año, a propuesta del organismo

operador, las cuotas y tarifas de derechos por el servicio de agua potable, alcantarillado y saneamiento, suministro o transportación de agua potable y manejo de lodos, de acuerdo con los costos reales del servicio, ordenando su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno Constitucional del Estado de Michoacán de Ocampo, en los estrados de las oficinas municipales y de los organismos operadores;

también podrán difundirse, en su caso en otros medios que permita a los usuarios su

conocimiento.

En el supuesto de que durante el mes de diciembre del último año de la administración municipal saliente, no se haya aprobado el acuerdo de cabildo a que se refiere el párrafo anterior, la administración municipal entrante podrá, durante los meses de enero y febrero del año al que correspondan las cuotas y tarifas, aprobar y mandar publicar el acuerdo respectivo.

XV. Ordenar y ejecutar la suspensión de los servicios públicos, cuando proceda;

XVI. Formular y mantener actualizado el padrón de usuarios de los servicios públicos a su cargo;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

XVII. Promover la participación de los sectores social y privado en la prestación de

los servicios públicos;

XVIII. Promover programas de suministro de agua potable, de uso racional y eficiente del agua y de desinfección intradomiciliaria;

XIX. Seleccionar al personal directivo, tomando en consideración la experiencia

profesional comprobada en la materia y desarrollar programas de capacitación y

adiestramiento para su personal;

XX. Solicitar a las autoridades competentes la expropiación, ocupación temporal, total o parcial, de bienes o la limitación de los derechos de dominio, en términos de las disposiciones legales aplicables;

XXI. Realizar visitas de inspección y verificación;

XXII. Aplicar las sanciones que correspondan, en términos de las disposiciones

legales aplicables;

XXIII. Resolver los recursos y demás medios de impugnación interpuestos en contra de sus actos o resoluciones; y,

XXIV. Las demás que le señale ésta Ley y otras disposiciones normativas aplicables.

Además de estas 24 fracciones, el artículo 37 de esta Ley, establece que los municipios deberán contar con los registros contables que identifiquen, de manera independiente, los ingresos y egresos derivados de las acciones y objeto que regula la Ley y generarán los mecanismos que aseguren que los ingresos obtenidos por la prestación de estos servicios públicos, se destinen exclusivamente a la

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

administración, operación de los sistemas y ampliar la infraestructura hidráulica correspondiente.

2.3.1.1 Infracciones y Sanciones

El artículo 126 de la Ley de Agua y Gestión de Cuencas, considera como infracciones las siguientes:

I.- Las personas que no cumplan con la obligación de solicitar oportunamente el servicio de agua para todos los usos, y la instalación necesarias para efectuar las descargas correspondientes;

II.- Las personas que instalen en forma clandestina conexiones en cualquiera de las instalaciones de agua, sin estar autorizadas o contratadas y sin apegarse a los requisitos que establece la Ley;

III.- Los usuarios que en cualquier caso proporcionen servicio de agua en forma distinta a la que se señale esta Ley, a personas que estén obligadas a surtirse directamente del servicio del agua;

IV.- Las personas que deterioren cualquier instalación destinada a los prestadores de los servicios públicos y los demás usos de agua que contempla esta Ley;

V.- Los propietarios o poseedores de predios que impidan el examen de los aparatos medidores a la práctica de la visita de inspección;

VI.- Los usuarios que en cualquier caso y sin autorización de los organismos operadores ejecuten por sí o por interpósita persona derivaciones de agua y conexiones al alcantarillado.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

VII.- Las personas que causen desperfectos a un aparato medidor o violen los sellos del mismo;

VIII.- Las personas que por cualquier medio alteren el consumo marcado por los medidores;

IX.- El que por si o por interpósita persona retire un medidor sin estar autorizado, varíe su colocación de manera transitoria o definitiva;

X.- El que deteriore la infraestructura hidráulica o cualquier instalación de agua, independientemente de que la conducta observada constituya la comisión de un delito;

XI.- El que utilice el servicio de hidrantes públicos para destinarlo a usos distintos a los de su objeto;

XII.- los propietarios o poseedores de los predios dentro de los cuales se localice alguna fuga que no haya sido atendida oportunamente;

XIII.- Las personas que desperdicien el agua o no utilicen aparatos ahorradores;

XIV.- El que descargue aguas residuales en las redes de drenaje y alcantarillado, sin haber cubierto los derechos respectivos o sin contar con el permiso de descarga correspondiente;

XV.- El que conecte un servicio suspendido sin autorización del organismo operador o la autoridad competente;

XVI.- Las personas que impidan la instalación de los servicios públicos o cualquier obra hidráulica;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

XVII.- El que emplee mecanismos para succionar agua de las tuberías de distribución en los servicios públicos;

XVIII.- Los que construyan u operen sistemas para la prestación de los servicios públicos, sin la concesión correspondiente;

XIX.- El que en cualquier forma incumpla lo dispuesto en esta Ley y otras disposiciones normativas aplicables.

Cualquier persona que incurra en alguna de estas infracciones será sancionada por los ayuntamientos a través de los organismos operadores municipales en los términos de Ley. Además estas infracciones son con total independencia de la responsabilidad civil o penal en que se pueda incurrir.

Las sanciones que los ayuntamientos a través de sus organismos operadores podrían aplicar en caso de encontrarse en alguno de los supuestos mencionados, son los establecidos en el artículo 129 de la Ley de Agua y Gestión de Cuencas:

I.- Con multa por equivalente de cinco a cien veces el salario mínimo diario general vigente en el área geográfica en que se cometa la infracción, tratándose de las infracciones de las fracciones III, IV, XII, XIV, XV y XVI del artículo 126 de la ya mencionada Ley.

II.- Con multa por equivalente de cinco a treinta veces el salario mínimo diario general vigente en el área en que se cometa la infracción, tratándose de las fracciones VII, VIII, IX y XIX del artículo 126;

III.- Con multa por equivalente de cinco a sesenta veces el salario mínimo diario general vigente en el área en que se cometa la infracción, en caso de las fracciones II, V, XI, XVII y XIX del artículo 126;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

IV.- Con multa por equivalente de cien a quinientas veces el salario mínimo diario general vigente en el área en que se cometa la infracción, tratándose de las fracciones I, VI, X y XVIII del artículo 126.

Las sanciones anteriores serán impuestas conforme a las actas que levante el personal del municipio y las resoluciones deberán estar fundadas y motivadas conforme a derecho.

Los ayuntamientos que no cuenten con un organismo operador, podrán ser asesorados por la Comisión Estatal del Agua y Gestión de Cuencas para el establecimiento de las sanciones de común acuerdo. 23

2.4 Conclusiones Preliminares

Como vemos, las obligaciones de los municipios en materia de agua están centradas en la prestación del servicio de agua potable, drenaje, alcantarillado, saneamiento y descargas de aguas residuales provenientes del uso público urbano y doméstico. Estas obligaciones como se pudo observar se repiten de manera constante a lo largo de los ordenamientos que versan sobre la materia de agua, no aportan nada nuevo a las obligaciones ni simplifican su entendimiento, al contrario esta “reiteración legislativa” provoca una normatividad muy engorrosa, complicada y confusa que dificulta su aplicación.

Por lo anterior, es necesario el trabajo legislativo que aplique principios de simplificación y economía normativa, que ayuden a los municipios en este caso, a una mejor comprensión y aplicación de las leyes.

23 De conformidad con el artículo 10 de la Ley de Agua y Gestión de Cuencas, la Comisión es un organismo público descentralizado de la Administración Pública Estatal, con personalidad jurídica y patrimonio propios, sectorizado a la Secretaría de Urbanismo y Medio Ambiente. Su objeto es el ejercicio de las atribuciones que le corresponden a la autoridad en materia hídrica y constituirse como el órgano superior técnico, normativo del Estado, en materia de gestión integrada de los recursos hídricos, incluyendo la administración, regulación, control y protección del dominio público hídrico.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Existe además ciertos principios y criterios que procuran el cuidado de este recurso, no sólo mediante su buen uso y administración, sino además mediante el hecho de reintegrarlas a cuerpos receptores en condiciones adecuadas conforme a las normas oficiales mexicanas respectivas para su reutilización en actividades económicas como la agricultura o la industria y realizar en su caso los pagos de derechos respectivos conforme a la Ley Federal de Derechos.

De esta manera los municipios del Estado tienen una enorme responsabilidad y un gran reto puesto que no es tarea sencilla lo que las distintas leyes le encomiendan. Esta dificultad se agrava más por el desconocimiento de las disposiciones en materia de agua, los gobiernos municipales no conocen sus obligaciones legales. Adicionalmente no cuentan con la infraestructura, personal capacitado, y recursos económicos para hacer frente a esta problemática, lo que nos lleva a decir que existe un gran problema de implementación de políticas públicas, no se han desarrollan instrumentos adecuados para hacer frente a su responsabilidad. La reforma constitucional de 1999, amplio sus obligaciones, pero lamentablemente no se acompaño de políticas públicas ni recursos para su operación, lo que limita la actuación municipal toda vez que el tratamiento y descarga de aguas residuales es muy costosa.

Por lo pronto, el hecho de conocer sus obligaciones será un paso importantísimo para avanzar en este rezago, pues a partir de esto se pueden comenzar a desarrollar y utilizar los instrumentos existentes que puedan ayudar a elevar sus capacidades, y de esta manera hacer frente a la gran problemática que representa para mucho municipios el dotar del servicio de agua potable a sus habitantes y posteriormente descargar con el previo tratamiento el agua residual conforme a las normas oficiales mexicanas.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

COMPETENCIA MUNICIPAL EN MATERIA DE AGUA

MUNICIPIOS

Constitución

de

Política

los

Unidos

Estados

Mexicanos.

Artículo 115

Ley de Aguas Nacionales Artículo 29 y 29 Bis

Ley

de

Agua

y

de

del

de

Gestión

Cuencas

Estado

Michoacán

Art. 36

Fracción III. Los municipios tendrán a su cargo las funciones y servicios siguientes:

En cuanto asignatarios de aguas nacionales para uso público urbano y doméstico, los municipios deberán:

El servicio de agua de uso doméstico y público urbano, ya sea prestado directamente por el municipio o por el

organismo

respectivo, deberá:

a) Agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales.

No explotar, usar, aprovechar o descargar volúmenes mayores a los autorizados. tratamiento y disposición de aguas residuales. Realizar las medidas necesarias para prevenir la
No explotar, usar, aprovechar o descargar volúmenes mayores a los autorizados.

Realizar las medidas necesarias para prevenir la contaminación de aguas asignadas y reintegrarlas en condiciones adecuadas conforme al título de descarga;

Pagar los derechos respectivos por las descargas de aguas residuales en bienes nacionales.en condiciones adecuadas conforme al título de descarga; Garantizar la calidad del agua conforme a las

Garantizar la calidad del agua conforme a las Normas Oficiales Mexicanas respectivas.por las descargas de aguas residuales en bienes nacionales. Descargar aguas residuales a cuerpos receptores previo

Descargar aguas residuales a cuerpos receptores previo tratamiento, cumpliendo con las Normas Oficiales Mexicanas correspondientes y procurandoagua conforme a las Normas Oficiales Mexicanas respectivas. Fomentar el uso y aprovechamiento del agua y

Fomentar el uso y aprovechamiento del agua y la creación de una nueva cultura del agua. Otorgar permisos de descargas de aguas residuales al sistema de alcantarillado y drenaje municipal. Pagar
Otorgar permisos de descargas de aguas residuales al sistema de alcantarillado y drenaje municipal. del agua y la creación de una nueva cultura del agua. Pagar oportunamente derechos, contribuciones,
Pagar oportunamente derechos, contribuciones, aprovechamientos y productos federales en materia de aguas nacionales y bienes inherentes, así como servicio de saneamiento que establece la legislación fiscal aplicable. Promover el uso racional del agua. residuales al sistema de alcantarillado y drenaje municipal. Realizar visitas de inspección y verificación. Aplicar
Realizar visitas de inspección y verificación. Aplicar fiscal aplicable. Promover el uso racional del agua. sanciones en base a las infracciones establecidas en sanciones en base a las infracciones establecidas en el artículo 126 de la Ley del Agua y Gestión de Cuencas.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

CAPITULO III COMPETENCIA EN MATERIA DE SUELO

3.1 Residuos Sólidos Urbanos 3.2 Ordenamiento Ecológico Territorial 3.3 Desarrollo Urbano 3.4 Desarrollo Rural, Conservación y Restauración de Tierras 3.5 Conclusiones Preliminares

En este Capítulo haremos un análisis de los distintos ordenamientos jurídicos que regulan el uso y aprovechamiento del suelo, así como aquellas actividades que por su naturaleza repercuten en su calidad.

Nuestra legislación no hace una distinción de los diferentes problemas de contaminación del suelo, sino que habla en general de la degradación del mismo. Este tema es muy importante puesto que diversos problemas sociales, económicos, de seguridad alimenticia, de migración y de estabilidad política se encuentran estrechamente ligados a la degradación de este recurso.

Conforme al Sistema Nacional de Información Ambiental y de Recursos Naturales de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), las causas principales de esta degradación son las actividades humanas al transformar los recursos naturales en satisfactores materiales que con frecuencia alteran el ambiente. La mayor degradación en nuestro País se debe a deforestación por cambios de uso de suelo para actividades agrícolas. 24 Muchas de estas actividades tienen inadecuadas formas de producción, exceso de riego, quema de residuos de cosecha, exceso de labranza, uso indiscriminado de fertilizantes químicos, entre otras. Por ello, el uso inadecuado del suelo y la falta de planes de desarrollo a mediano y largo plazo han agravado la problemática.

24 Para ver mas datos sobre este sistema puede consultar la página www.semarnat.gob.mx

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Para el desarrollo del presente Capítulo dividimos su estudio en cuatro principales rubros: a) Residuos Sólidos Urbanos; b) Ordenamiento Ecológico del Territorio; c) Desarrollo Urbano; y d) Desarrollo Rural, Conservación y Restauración de Tierras. La anterior división la consideramos como la más adecuada, puesto que en estos temas generales hacemos una recapitulación de todas las leyes tanto federales como estatales que regulan estas actividades.

Para el caso de los municipios, existe una gran cantidad de facultades y obligaciones en los rubros de residuos sólidos urbanos y desarrollo urbano, muchas de las cuales son recientes por lo que muchos municipios no tienen el conocimiento de éstas.

Caso contrario sucede en materia de desarrollo rural y conservación de tierras, en donde es mínima la participación del municipio puesto que depende de los convenios que tenga signados con la federación y el estado.

3.1 Residuos Sólidos

Los residuos sólidos comúnmente conocidos como basura se han convertido en un grave problema ambiental debido no sólo a la elevada contaminación del suelo que provocan, sino además por los efectos contaminantes que tienen en otros elementos naturales como el agua y el aire. Por mencionar algunos de los impactos que provocan al ambiente encontramos el daño a los mantos acuíferos por filtración de lixiviados, 25 la emisión de gases a la atmósfera que resulta de la descomposición de la basura o la quema a cielo abierto de estos residuos los cuales contienen elementos químicos contaminantes que pueden provocar además de la contaminación del aire, enfermedades para los habitantes de lugares aledaños en donde se incineran.

25 Conforme a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, artículo 3° fracción XVI, se entiende por lixiviado: Líquido que se forma por la reacción, arrastre o filtrado de los materiales que constituyen los residuos y que contiene en forma disuelta o en suspensión, sustancias que pueden infiltrarse en los suelos o escurrirse fuera de los sitios en los que se depositan los residuos y que puede dar lugar a la contaminación del suelo y de cuerpos de agua, provocando su deterioro y representar un riesgo potencial a la salud humana y de los demás organismos vivos;”

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Esta generación de residuos ha ido en aumento a lo largo de los últimos años. Un ejemplo claro es Michoacán, pues conforme a los datos proporcionados por la SEMARNAT, nuestro estado produjo en el 2004, 1 millón 076 mil toneladas, en 2005 1 millón 091 mil toneladas y en el año 2006 alrededor de 1 millón 106 mil toneladas de residuos sólidos 26 . Como vemos el incremento en la generación de estos ha sido constante por lo que es urgente implementar programas de separación de residuos para lograr una reducción, reciclaje y reutilización como un gran paso para atacar esta problemática.

3.1.1 Legislación Federal en la Materia de Residuos Sólidos

3.1.1.2 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

En base al artículo 115 constitucional, fracción III, inciso C, el servicio de limpia queda bajo responsabilidad de los municipios. Dicho artículo establece de manera textual que estará a cargo de los municipios el servicio de limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos.

Este precepto constitucional fue reformado en el año de 1999. Anteriormente los municipios tenían la obligación conforme a la fracción III, inciso C de la prestación del servicio público de limpia, únicamente. Con la reforma publicada el día 23 de diciembre de 1999, además de la limpia, también le corresponde la recolección, traslado y disposición final de residuos.

Esta modificación del artículo 115 se basaba en el fortalecimiento municipal y es considerado por muchos como un parteaguas dentro del federalismo mexicano, 27 lo cual compartimos plenamente pero que para el caso que nos ocupa, esta reforma no trajo aparejado la manera en que los municipios iban a lograr cumplir con todas sus

26 Ver detalle sobre Michoacán y otros estados del País en la página web de la SEMARNAT www.semarnat.gob.mx. 27 Mas información en: http://www.juridicas.unam.mx/publica/rev/cconst/cont/4/cl/cl9.htm

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

obligaciones. Se fortaleció al municipio en la ley pero no en la práctica. Tal y como ocurrió con el tema del agua y su tratamiento como ya lo vimos en el Capitulo II.

3.1.1.3 Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente

Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), en su artículo 8º, fracción IV, establece la obligación del Municipio para: La aplicación de las disposiciones jurídicas relativas a la prevención y control de los efectos sobre el ambiente ocasionados por la generación, transporte, almacenamiento, manejo, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos e industriales que no estén considerados como peligrosos, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 137 de la presente Ley.”

Como observamos, al municipio le corresponde la aplicación de la ley en lo referente a los efectos que provocan los residuos sólidos en el ambiente, a excepción de los considerados como residuos peligrosos. 28

En el caso de prevención y control de la contaminación del suelo conforme al artículo 134 de la LGEEPA, se establecen una serie de criterios, los cuales para el caso de los municipios son los siguientes:

a) Prevenir la contaminación del suelo;

b) Controlar los residuos en cuanto a que constituyen la principal fuente de contaminación de los suelos;

28 Estos residuos denominados peligrosos están definidos por la ley de la siguiente forma: “Son aquellos que poseen alguna característica corrosiva, de reactividad, explosividad, toxicidad, inflamabilidad, o que contengan agentes infecciosos que les confieran peligrosidad, así como envases, recipientes, embalajes y suelos que hayan sido contaminados cuando se transfieran a otro sitio, de conformidad con la ley.” Con lo anterior queda entendido que todos aquellos residuos que no cumplan con las características mencionadas anteriormente estarán bajo la responsabilidad de los estados y municipios conforme a las leyes locales que para el caso se expidan.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

c) Prevenir y reducir la generación de residuos sólidos municipales, así como incorporar técnicas y procedimientos para su reúso y reciclaje, y además regular su manejo y disposición final eficientes.

d) Llevar cabo acciones necesarias para recuperar suelos contaminados por la presencia de materiales o residuos peligrosos, para que puedan ser utilizados en cualquier actividad prevista por el programa de desarrollo urbano o de ordenamiento ecológico correspondiente.

Estos criterios según el artículo 135 de la LGEEPA deben de considerarse por los municipios en:

a) La ordenación y regulación del desarrollo urbano;

b) La operación de los sistemas de limpia y disposición final de residuos municipales

en rellenos sanitarios;

c) La generación, manejo y disposición final de residuos sólidos.

El artículo 137 de la LGEEPA, dispone que los municipios serán los que autoricen, conforme a las leyes locales y a las normas oficiales mexicanas aplicables, el funcionamiento de los sistemas de recolección, almacenamiento, transporte, alojamiento, reúso, tratamiento y disposición final de residuos sólidos municipales.

En este sentido, Raúl Brañes (2000), explica que además en materia de residuos sólidos, la LGEEPA, establece que la SEMARNAT tiene la obligación de promover la celebración de acuerdos de coordinación y asesoría con los gobiernos estatales y municipales para la implantación y mejoramiento de sistemas de recolección, tratamiento y disposición final de residuos sólidos municipales, además de identificar alternativas de reutilización y disposición final de estos residuos, esto de conformidad al artículo 138 de esta ley.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Además de lo establecido en la LGEEPA, en nuestro sistema normativo federal existe la Ley General de Prevención y Gestión Integral de Residuos (LGPGIR), la cual es el ordenamiento base en la regulación referente a protección del ambiente en materia de prevención y gestión integral de residuos. 29

3.1.1.4 Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

En esta Ley, encontramos una distribución de competencias que le son conferidas a la federación, estados y municipios.

En lo que concierne a los municipios, el artículo 10 de la Ley General de Residuos hace una enumeración de fracciones sobre las funciones que tienen estos a su cargo en cuanto al manejo integral de residuos sólidos urbanos, los cuales son aquellos generados en las casas habitación por el resultado de la eliminación de materiales utilizados en actividades domésticas, por productos que se consumen, embases, embalajes o empaques; residuos que provienen de actividades dentro de establecimientos o en la vía pública con características similares a las domiciliarias y las resultantes de la limpia de vías y lugares públicos, siempre y cuando la Ley no los contemple como algún otro tipo de residuo.

Las funciones de los municipios conforme al artículo 10 de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos son:

I. Formular, por sí o en coordinación con las entidades federativas, y con la participación de representantes de los distintos sectores sociales, los Programas Municipales para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos, los cuales deberán observar lo dispuesto en el Programa Estatal para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos correspondiente;

29 Publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 8 de octubre de 2003.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

II. Emitir los reglamentos y demás disposiciones jurídico-administrativas de

observancia general dentro de sus jurisdicciones respectivas, a fin de dar cumplimiento a lo establecido en la presente Ley y en las disposiciones legales que emitan las entidades federativas correspondientes;

III. Controlar los residuos sólidos urbanos;

IV. Prestar, por sí o a través de gestores, el servicio público de manejo integral de

residuos sólidos urbanos, observando lo dispuesto por esta Ley y la legislación estatal en la materia;

V. Otorgar las autorizaciones y concesiones de una o más de las actividades que comprende la prestación de los servicios de manejo integral de los residuos sólidos urbanos;

VI. Establecer y mantener actualizado el registro de los grandes generadores de

residuos sólidos urbanos;

VII. Verificar el cumplimiento de las disposiciones de esta Ley, normas oficiales mexicanas y demás ordenamientos jurídicos en materia de residuos sólidos urbanos e imponer las sanciones y medidas de seguridad que resulten aplicables;

VIII. Participar en el control de los residuos peligrosos generados o manejados por microgeneradores, así como imponer las sanciones que procedan, de acuerdo con la normatividad aplicable y lo que establezcan los convenios que se suscriban con los gobiernos de las entidades federativas respectivas, de conformidad con lo establecido en esta Ley;

IX. Coadyuvar en la prevención de la contaminación de sitios con materiales y

residuos peligrosos y su remediación;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

X. Efectuar el cobro por el pago de los servicios de manejo integral de residuos sólidos urbanos y destinar los ingresos a la operación y el fortalecimiento de los mismos, y

XI. Las demás que se establezcan en esta Ley, las normas oficiales mexicanas y otros ordenamientos jurídicos que resulten aplicables.

Para esto, conforme al artículo 9º, los ayuntamientos deberán dictar los bandos de policía y buen gobierno, los reglamentos, circulares y disposiciones administrativas necesarias para cumplir con las disposiciones establecidas en la Ley.

Además, de conformidad al artículo 14 de la LGPGIR, la federación podrá celebrar convenios 30 con los gobiernos de las entidades federativas, y estos a su vez suscribir con los municipios acuerdos de coordinación con el propósito de cumplir con las obligaciones, autorización y control de las actividades realizadas por los microgeneradores de residuos peligrosos de conformidad con las normas oficiales; el control de los residuos peligrosos que estén sujetos a los planes de manejo, de conformidad con lo previsto en la LGPGIR; establecimiento y actualización de los registros que correspondan en los casos anteriores, y la imposición de las sanciones aplicables, relacionadas con los actos a los que nos referimos en líneas anteriores.

Continuando con el análisis de la LGPGIR, en su artículo 18 establece que se pueden subclasificar los residuos sólidos urbanos en orgánicos e inorgánicos para facilitar su separación conforme a los Programas Estatales y Municipales para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y demás ordenamientos aplicables.

30 En caso de que se suscriba algún convenio entre federación y estados para efecto de cumplir con estas obligaciones, debe ser publicado en el Diario Oficial de la Federación para que surta efectos legales.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

También, se hace mención de los llamados residuos de manejo especial, 31 los cuales, son aquellos que por sus características no se consideran como residuos urbanos pero tampoco reúnen las características de los residuos peligrosos. Este tipo de residuos son de competencia de las entidades federativas. Para esto el artículo 19 de la LGPGIR hace una lista de estos residuos, entre los cuales encontramos: a) Los residuos de rocas o los productos de su descomposición utilizados para la fabricación de materiales de construcción; b) Residuos de actividades pesqueras, agrícolas, silvícolas, forestales, avícolas, ganaderas; c) Residuos de tiendas departamentales o centros comerciales generada en grandes volúmenes; d) Lodos provenientes del tratamiento de aguas residuales; e) Residuos de la construcción, mantenimiento y demolición en general, entre otros.

Los gobiernos de cada uno de los estados de la República y los municipios siguiendo lo establecido en el artículo 21 de la LGPGIR deberán publicar en el órgano de difusión oficial (periódicos o gacetas oficiales de los estados y municipios) y diarios de circulación local, la enumeración de los residuos sujetos a planes de manejo y, en su caso, proponer a la SEMARNAT los residuos sólidos urbanos o de manejo especial que deban agregarse las NOM’s correspondientes.

Los municipios están obligados conforme al artículo 26 de la Ley en comento a elaborar e instrumentar programas locales dirigidos a la prevención y gestión integral de los residuos sólidos urbanos, siguiendo lo que establece la Ley y con base a un Diagnóstico Básico para la Gestión Integral de los Residuos. 32

31 La clasificación de los residuos sólidos urbanos y de manejo especial será conforme a las NOM’s correspondientes y expedidas por la SEMARNAT.

32 Este diagnostico es un estudio que considera la cantidad y composición de los residuos, así como la infraestructura para manejarlos de una manera integral.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Para elaborar e instrumentar el programa de prevención y gestión integral de residuos sólidos urbanos los municipios deben de considerar que estos contengan por lo menos los siguientes puntos del artículo 26 de la LGPGIR:

I. El diagnóstico básico para la gestión integral de residuos de su competencia, en el que se precise la capacidad y efectividad de la infraestructura disponible para satisfacer la demanda de servicios;

II. La política local en materia de residuos sólidos urbanos…;

III. La definición de objetivos y metas locales para la prevención de la generación y

el mejoramiento de la gestión de los residuos sólidos urbanos, así como las

estrategias y plazos para su cumplimiento;

IV. Los medios de financiamiento de las acciones consideradas en los programas;

V. Los mecanismos para fomentar la vinculación entre los programas municipales

correspondientes, a fin de crear sinergias, y

VI. La asistencia técnica que en su caso brinde la Secretaría.

En lo relativo a la participación social, la LGPGIR en su artículo 35 enuncia de manera puntual la obligación del municipio en la esfera de su competencia residuos sólidos municipales-, de promover la participación de todos los sectores de la sociedad en la prevención de la generación, valorización y gestión integral de residuos.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Para tal efecto:

I. Fomentarán y apoyarán la conformación, consolidación y operación de grupos intersectoriales interesados en participar en el diseño e instrumentación de políticas y programas correspondientes, así como para prevenir la contaminación de sitios con materiales y residuos y llevar a cabo su remediación;

II. Convocarán a los grupos sociales organizados a participar en proyectos

destinados a generar la información necesaria para sustentar programas de gestión integral de residuos;

III. Celebrarán convenios de concertación con organizaciones sociales y privadas en

la materia objeto de la presente Ley;

IV. Celebrarán convenios con medios de comunicación masiva para la promoción de

las acciones de prevención y gestión integral de los residuos;

V. Promoverán el reconocimiento a los esfuerzos más destacados de la sociedad en materia de prevención y gestión integral de los residuos;

VI. Impulsarán la conciencia ecológica y la aplicación de la presente Ley, a través de la realización de acciones conjuntas con la comunidad para la prevención y gestión integral de los residuos. Para ello, podrán celebrar convenios de concertación con comunidades urbanas y rurales, así como con diversas organizaciones sociales, y

VII. Concertarán acciones e inversiones con los sectores social y privado, instituciones académicas, grupos y organizaciones sociales y demás personas físicas y morales interesadas.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Además conforme al artículo 36 los municipios deben integrar órganos de consulta en los que participen “entidades y dependencias de la administración pública, instituciones académicas, organizaciones sociales y empresariales que tendrán funciones de asesoría, evaluación y seguimiento en materia de la política de prevención y gestión integral de los residuos y podrán emitir las opiniones y observaciones que estimen pertinentes.”

Como se observa la participación social es base fundamental no sólo en la gestión integral de los residuos, sino en toda la materia ambiental, por ello la LGPGIR lo toma en cuenta para poder lograr una mayor conciencia ambiental sobre la generación y manejo de residuos.

De la mano con la participación ciudadana encontramos al Derecho a la Información el cual es un requisito indispensable para lograr los cambios ambientales necesarios. Para ello conforme a los numerales 37, 38 y 39 de la LGPGIR, los municipios deberán:

a) Integrar un Sistema de Información sobre la Gestión Integral de Residuos, que proporcione información relativa a la situación local del municipio, inventario de residuos, infraestructura disponible, etc.;

b) difundir

Elaborar

y

informes

periódicos

datos

de

este

Sistema

de

Información;

 

c) Actualizar y difundir los inventarios de generación de residuos sólidos urbanos conforme a los datos disponibles; y

d) Integrar

inventarios

de

tiraderos

de

residuos

o

sitios

donde

se

han

abandonado

clandestinamente

residuos

de

diversa

índole

dentro

de

su

jurisdicción municipal.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Ahora bien, conforme al artículo 96 de la LGPGIR, con el propósito de promover la reducción de la generación, valorización y gestión integral de los residuos sólidos urbanos, proteger la salud y prevenir y controlar la contaminación ambiental producida por su manejo, los municipios deberán realizar:

I. El control y vigilancia del manejo integral de residuos en el ámbito de su competencia;

II. Diseñar e instrumentar programas para incentivar a los grandes generadores de

residuos a reducir su generación y someterlos a un manejo integral;

III. Promover la suscripción de convenios con los grandes generadores de residuos,

en el ámbito de su competencia, para que formulen e instrumenten los planes de manejo de los residuos que generen;

IV. Integrar el registro de los grandes generadores de residuos en el ámbito de su

competencia y de empresas prestadoras de servicios de manejo de esos residuos, así como la base de datos en la que se recabe la información respecto al tipo, volumen y forma de manejo de los residuos;

V. Integrar la información relativa a la gestión integral de los residuos sólidos

urbanos y de manejo especial, al Sistema Nacional de Información Ambiental y Recursos Naturales;

VI. Elaborar, actualizar y difundir el diagnóstico básico para la gestión integral de

residuos sólidos urbanos;

VII. Coordinarse con las autoridades federales, con otras entidades federativas o municipios, según proceda, y concertar con representantes de organismos privados y sociales, para alcanzar las finalidades a que se refiere esta Ley y para la

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

instrumentación de planes de manejo de los distintos residuos que sean de su competencia;

VIII. Establecer programas para mejorar el desempeño ambiental de las cadenas productivas que intervienen en la segregación, acopio y preparación de los residuos sólidos urbanos para su reciclaje;

IX. Desarrollar guías y lineamientos para la segregación, recolección, acopio,

almacenamiento, reciclaje, tratamiento y transporte de residuos;

X. Organizar y promover actividades de comunicación, educación, capacitación, investigación y desarrollo tecnológico para prevenir la generación, valorizar y lograr el manejo integral de los residuos;

XI. Promover la integración, operación y funcionamiento de organismos consultivos en los que participen representantes de los sectores industrial, comercial y de servicios, académico, de investigación y desarrollo tecnológico, asociaciones profesionales y de consumidores, y redes intersectoriales relacionadas con el tema, para que tomen parte en los procesos destinados a clasificar los residuos, evaluar las tecnologías para su prevención, valorización y tratamiento, planificar el desarrollo de la infraestructura para su manejo y desarrollar las propuestas técnicas de instrumentos normativos y de otra índole que ayuden a lograr los objetivos en la materia, y

XII. Realizar las acciones necesarias para prevenir y controlar la contaminación por

residuos susceptibles de provocar procesos de salinización de suelos e incrementos excesivos de carga orgánica en suelos y cuerpos de agua.

Como podemos ver, las anteriores fracciones se refieren a las acciones que deben desarrollar los municipios para prevenir la contaminación por el manejo de los

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

residuos sólidos urbanos. Dichas acciones se tratan de una compleja serie de disposiciones que difícilmente los municipios pueden ejecutar. La implementación de los programas de residuos, planes y guías de manejo, registros de información para el mejor control de los residuos, la elaboración de diagnósticos, su difusión y toda esta serie de ordenamientos necesitan de capacidades técnicas y financieras que la mayoría de los municipios no las tienen.

Según lo establece el artículo 99 de la LGPGIR, los municipios, de conformidad a las leyes locales, llevarán a cabo acciones necesarias para la prevención de la generación, valorización y la gestión integral de los residuos sólidos urbanos, considerando:

I) Obligaciones a las que se sujetarán los generadores de residuos sólidos urbanos;

II) Requisitos para la prestación de servicios para el manejo integral de los residuos sólidos urbanos;

II) Ingresos que debe de obtener por brindar el servicio de su manejo integral.

Por último, esta Ley establece en lo concerniente a sanciones, en su artículo 114:

Las autoridades competentes de las entidades federativas y los municipios procurarán establecer sanciones administrativas que contribuyan a inhibir que las personas físicas o morales violen las disposiciones de esta Ley”. Es decir, los estados a través de las legislaturas locales y los municipios a través del cabildo deben establecer sanciones de carácter administrativas para evitar que se viole lo dispuesto en la LGPGIR. 33

33 Para el caso de los municipios cada uno de estos debe tener su reglamento sobre cuidado y protección del ambiente en el cual exista una regulación puntual y adecuada en las materias de su competencia y en este se contemplaran las sanciones respectivas por el no cumplimiento de las normas relativas a los residuos sólidos.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

3.1.1.5 Normas Oficiales Mexicanas en Materia de Residuos Sólidos Urbanos

Existe una diversidad de Normas Oficiales Mexicanas (NOM´s) que regulan los residuos sólidos, su manejo, operación, sitios de disposición y confinamiento, así como normas que enuncian la clasificación de cada tipo de residuo tanto los peligrosos, los de manejo especial y los urbanos.

Para el caso de los residuos sólidos urbanos que son los que le corresponden a los municipios encontramos únicamente dos NOM´s, las cuales como ya sabemos son de carácter obligatorias en todo el territorio nacional. De esta manera conforme al artículo 8°, fracción XII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y de Protección al Ambiente los municipios deben de vigilar el cumplimiento de estas normas oficiales en la materia de residuos sólidos. Estas NOM´s son:

1. NOM-083-SEMARNAT-2003. La cual establece especificaciones de protección ambiental para la selección del sitio, diseño, construcción, operación, monitoreo, clausura y obras complementarias de un sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos y de manejo especial.

Lo que se pretende con esta norma es que todo este diseño, construcción, operación, monitoreo, clausura y demás obras de un sitio de disposición final de residuos se apeguen a una serie de lineamientos técnicos que garantizan el cuidado y protección del ambiente y de los recursos naturales. Por ello los municipios deben de construir sus rellenos sanitarios siguiendo lo estipulado en esta norma.

La vigilancia en el cumplimiento de esta norma es responsabilidad de SEMARNAT, a través de la PROFEPA, los gobiernos estatales, municipales y del Distrito Federal.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

2. NOM-098-SEMARNAT-2002. Establece las especificaciones de operación, así como los límites máximos permisibles de emisiones de contaminantes a la atmósfera para las incineraciones de residuos.

Esta NOM limita las emisiones de contaminantes al ambiente por la incineración de residuos provenientes de cualquier actividad, incluyendo residuos peligrosos, los cuales provocan daños al suelo, a la atmósfera y a la salud humana. Con esto se intenta que esta incineración se haga de manera adecuada y bajo lineamientos claros y específicos.

La SEMARNAT, por conducto de PROFEPA, los gobiernos estatales y municipales y del Distrito Federal tienen la obligación de vigilar el cumplimiento de esta norma conforme a sus respectivas facultades y atribuciones. Por lo que toca al municipio debe estar pendiente del control de la incineración de residuos sólidos urbanos, además de que puede denunciar ante las autoridades competentes la quema sin control de residuos peligrosos y de manejo especial.

3.1.2 Legislación del Estado de Michoacán

3.1.2.1 Constitución Política del Estado de Michoacán de Ocampo

Conforme a la Constitución del Estado de Michoacán, cuya última reforma fue publicada el 29 de diciembre del 2007, en su artículo 123 establece las facultades y obligaciones de los ayuntamientos, y en lo que concerniente a la materia de residuos sólidos la fracción V determina:

V.- Proporcionar en sus jurisdicciones los servicios de:

a)… b)… c) Limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

3.1.2.2 Ley Orgánica Municipal del Estado de Michoacán de Ocampo

Del mismo modo la Ley Orgánica Municipal en su artículo 32 establece para los ayuntamientos en materia de residuos:

a) En materia de Política Interior:

I. Prestar, en su circunscripción territorial en los términos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Política del Estado y la presente Ley, los servicios públicos de limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos;

3.1.2.3 Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Estado de Michoacán de Ocampo

Natural del

Por su parte, la legislación del Estado de Michoacán, en la Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del Estado de Michoacán de Ocampo (LAPPNEMO) tiene un capítulo específico sobre el control y manejo de los residuos sólidos urbanos y de manejo especial, siendo los residuos sólidos urbanos los que nos interesan para fines de esta investigación puesto que son los que le corresponden a los municipios.

Este capítulo V establece en su artículo 128 cuestiones de carácter administrativo para la concesión de los servicios de recolección, acopio, transporte, reciclado, tratamiento y disposición final de residuos, tales como condiciones y términos del servicio y de la concesión, etc.

Además, conforme al artículo 130 de la LAPPNEMO los ayuntamientos están obligados a instrumentar sistemas de separación de residuos sólidos urbanos, los

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

cuales en base al artículo 136 de la Ley en análisis se clasificarán en al menos tres categorías:

I. Sanitarios: aquellos residuos relacionados con el cuidado y el aseo de las personas y de los animales, así como del barrido doméstico, y en general, todos aquellos residuos que no sean susceptibles de separación o valorización y que requieran ser confinados en un relleno sanitario.

II. Orgánicos: aquellos generados en la preparación, consumo, almacenamiento y comercialización de alimentos de origen animal y vegetal, en la poda y derribo de arbolado o de la jardinería, así como los esquilmos agrícolas, y en general todos aquellos susceptibles de un tratamiento orgánico para la producción de composta o algún otro aprovechamiento amigable con el medio ambiente;

III. Separados: aquellos relacionados con la naturaleza de los materiales que lo constituyen y que pueden ser susceptibles de valorización, tales como envases, empaques, embalajes, piezas de madera, papel, vidrio, metal y plástico, entre otros.

Esta es la clasificación mínima indispensable que deben de seguir los ayuntamientos para efectos de cumplir con sus obligaciones en la materia, sin perjuicio de que en los ordenamientos municipales realicen otra clasificación que implique una mayor separación o subclasificación en mayor número de categorías y con un mejor manejo ambiental.

Para garantizar que se mantenga esta separación de residuos los ayuntamientos deben de operar sistemas de recolección y transporte. Además, como responsables de una gestión integral de los residuos deben disponerlos de manera adecuada en base al artículo 138 de la LAPPNEMO de la forma siguiente:

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

a) Los sanitarios deben de confinarse en un relleno sanitario conforme a las NOM´s

respectivas;

b) Los orgánicos se deben utilizar en la elaboración de composta o cualquier otro

proceso que no dañe al ambiente;

c) Los separados deben someterse a procesos de aprovechamiento mediante el

reciclaje, el reúso, transformación o comercialización.

Para lograr los objetivos de la Ley Ambiental, y en base a lo establecido al artículo 139 de la LAPPNEMO los ayuntamientos deben de crear y operar centros municipales para el tratamiento integral de los residuos sólidos, los cuales deben de disponer de espacios adecuados para su tratamiento conforme a la clasificación mencionada anteriormente y que puede ser además compartido entre dos o mas municipios, creándose de esta forma centros intermunicipales de tratamiento integral de residuos sólidos.

Un punto muy importante y que deben de tomar en cuenta los municipios como una forma de obtener recursos -o ahorrarlos en su caso-, es que conforme al artículo 141 de la LAPPNEMO, pueden utilizar tecnologías que no dañen al ambiente para que utilicen estos residuos sólidos en la producción de energía alternativa o bienes de consumo. 34

En materia de residuos existe un gran marco jurídico de disposiciones en diversidad ordenamientos pero poco apoyo de políticas públicas y recursos para su debida atención tal es el caso que en el estado de Michoacán de 113 municipios existentes, 94 están multados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, 17

34 El Estado de Nuevo León fue el primero en el país en implementar tecnología avanzada para el manejo y el aprovechamiento de la basura con la que actualmente generan electricidad. Otros municipios como Aguascalientes y Tultitlan en el Estado de México siguen el ejemplo de los regiomontanos aunque con menor tiempo de implementación. www.planetaazul.org

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

municipios se encuentran en “proceso” de cumplir las normas, y solamente los Morelia y Pátzcuaro no fueron multados. 35

Actualmente en nuestro Estado, conforme a datos de la Secretaria de Urbanismo y Medio Ambiente apoya 6 proyectos intermunicipales integrados por mas de 30 municipios de las regiones oriente, bajío, ciénega de Chapala y de la cuenca del Lago de Pátzcuaro. 36

3.2 Ordenamiento Ecológico Territorial

El Ordenamiento Ecológico, siguiendo la definición que establece el artículo 3º fracción XXIII, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, es el “instrumento de política ambiental cuyo objeto es el de regular o inducir el uso del suelo y las actividades productivas, con el fin de lograr la protección del medio ambiente y la preservación y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, a partir del análisis de las tendencias de deterioro y las potencialidades de aprovechamiento de los mismos;”.

Al respecto Gutiérrez Nájera (2007), menciona que el ordenamiento ecológico busca que las actividades humanas se ordenen en base a las características ambientales de los paisajes y las características socioculturales de la población humana de un área para su desarrollo ambientalmente sano y que conserve los recursos naturales.

Así mismo, Raúl Brañes (2000:204) comenta que “el ordenamiento implica un proceso de planeación, que se fundamenta por lo menos en un diagnóstico de las tendencias de deterioro y las potencialidades de aprovechamiento de los recursos naturales y que va acompañado de medidas regulatorias o inductivas de conductas del uso del suelo y de las actividades productivas que favorezcan la protección del

35 Consultar nota del Periódico Cambio de Michoacán del 27 de enero del 2009.

36 Más información en www.michoacan.gob/suma/index.php.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

medio ambiente y la preservación y el aprovechamiento sostenible de dichos recursos”.

Como podemos ver, resulta de gran importancia los ordenamientos ecológicos del territorio, pues mediante este instrumento se pretende lograr un desarrollo sustentable tomando como base las aptitudes y condiciones del suelo. Además, a través de estos se obtiene información actualizada sobre las condiciones ambientales del suelo, de flora y fauna de las regiones que se pretenden ordenar y de esta manera lograr una mejor toma de decisiones gubernamentales en beneficio del ambiente.

3.2.1 Legislación Federal

3.2.1.1 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Conforme a lo establecido en el artículo 115 constitucional, la fracción V, diversos incisos facultan a los municipios, siguiendo los términos de las leyes federales y estatales a:

a) Formular, aprobar y administrar la zonificación y planes de desarrollo urbano

municipal;

b) Participar en la creación y administración de sus reservas territoriales;

c)

d)

e)…

f)…

g) Participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas y en la

elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia;

En los incisos anteriores se le otorgan facultades de los municipios en materia de ordenamiento ecológico, pero para esto, las facultades están entrelazadas, ya que no

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

solo es formular y aprobar la zonificación de su territorio o crear los programas de ordenamiento ecológico, sino que además debe existir una compatibilidad con los planes de desarrollo urbano y se debe vigilar el correcto uso del suelo en base al artículo arriba citado.

3.2.1.2 Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Este ordenamiento reglamentario de las disposiciones constitucionales en lo referente a la preservación y restauración del equilibrio ecológico, en su artículo 8º fracción VIII, establece la facultad de los municipios para “La formulación y expedición de los programas de ordenamiento ecológico local del territorio a que se refiere el artículo 20 BIS 4 de esta Ley, en los términos en ella previstos, así como el control y la vigilancia del uso y cambio de uso del suelo, establecidos en dichos programas.”

Los municipios de manera expresa tienen la facultad de formular y expedir su ordenamiento ecológico. Además de esto deben de vigilar el uso y cambio de uso de suelo de estos programas, por lo tanto resulta de vital importancia que todos los municipios tengan sus ordenamientos ecológicos pues mediante estos se trata de inducir el correcto uso de suelo. En este sentido en el Estado de Michoacán conforme a datos proporcionados por la Secretaria de Urbanismo y Medio Ambiente, el municipio de Cotija es el único en el Estado que cuenta con su Ordenamiento Ecológico Municipal.

Ahora bien, el artículo 20 BIS 4, nos habla de los ordenamientos ecológicos locales, que en base a este artículo serán expedidos por las autoridades municipales conforme a las leyes locales respectivas. Entre otros de sus objetos, los programas de ordenamiento ecológico local deberán:

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

I. Determinar las áreas ecológicas que se localice en la zona o región de que se trate, describiendo sus atributos físicos, bióticos y socioeconómicos;

II. Regular, fuera de los centros de población, los usos del suelo con el propósito de proteger el ambiente y preservar, restaurar y aprovechar de manera sustentable los recursos naturales;

III. Establecer criterios de regulación ecológica para la protección, preservación, restauración y aprovechamiento sustentable de los recursos naturales dentro de los centros de población con el fin de ser considerados en los planes o programas de desarrollo urbano.

Así mismo, la Ley General de Protección del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en su artículo 20 BIS 5, establece que los procedimientos bajo los cuales se formulen, aprueben, expidan evalúen y modifiquen estos programas deberán estar determinados en las leyes estatales tomando en cuenta para esto las bases que este artículo menciona.

3.2.2 Legislación del Estado de Michoacán

3.2.2.1 Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del Estado de Michoacán de Ocampo.

La Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del Estado de Michoacán de Ocampo (LAPPNEMO), en su artículo 25 divide los ordenamientos ecológicos en cuatro tipos:

a) Estatal;

b) Regionales;

c) Locales;

d) Comunitarios.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

El ordenamiento ecológico estatal es el que comprende todo el territorio del Estado; los regionales comprenderán las regiones establecidas en la Ley de Planeación 37 ; los locales involucran parte o la totalidad de un municipio y los comunitarios abarcan uno más núcleos agrarios o comunidades indígenas.

De esta manera, para el caso de los ordenamientos ecológicos locales, estos serán aprobados por los ayuntamientos, conforme al artículo 31 de la LAPPNEMO. Los ordenamientos ecológicos territoriales locales deben ser publicados en el Periódico Oficial del Estado e inscritos en el Registro Público de la Propiedad, en base a lo establecido en el artículo 26 de esta Ley.

Para la elaboración de los ordenamientos ecológicos locales se deben considerar ciertos criterios, los cuales se encuentran enumerados en el artículo 27 de la LAPPNEMO, y son:

I.- La caracterización de los diversos aspectos biofísicos, sociales y productivos del área a ordenar;

II.- La participación social para la toma de acuerdos en el uso y ocupación del territorio;

III.- La aptitud de cada zona o región, en función de los recursos naturales, el patrimonio natural, la distribución de la población y las actividades económicas actuales y potenciales.

37 De conformidad al Decreto de Regionalización para la Planeación y Desarrollo del Estado de Michoacán de Ocampo, publicado en el Periódico Oficial del Estado el 15 de julio del año 2004, Michoacán se divide en 10 regiones: 1) Lerma-Chapala; 2) Bajío; 3) Cuitzeo; 4) Oriente; 5) Tepalcatepec; 6) Purhépecha; 7) Pátzcuaro-Zirahuén; 8) Tierra Caliente; 9) Sierra Costa; y 10) Infiernillo.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Además, estos ordenamientos deberán contener los acuerdos, instrumentos y procedimientos de gestión y actuación que permitan ejecutar acciones ambientales integrales y articular las actuaciones sectoriales que afecten la estructura del uso y ocupación del territorio.

Por último, el artículo 29 nos dice que los ordenamientos ecológicos se deberán de someter a un proceso de consulta pública conforme a ciertas bases como la realización de talleres de planeación, la publicación de un aviso que indique donde se puede consultar la propuesta de ordenamiento y la convocatoria a reunión pública de información.

En base al artículo 32 de la LAPPNEMO, la vigencia de los ordenamientos ecológicos territoriales será indefinida y deberán ser actualizados en forma permanente a través de un sistema de información y su modificación se hará conforme a esta Ley y a su respectivo reglamento.

3.3 Desarrollo Urbano

Para Narciso Sánchez (2004:84) el desarrollo urbano “es considerado en sentido amplio como una política de ordenación y regulación que supone la disminución del ritmo de crecimiento de algunos centros de población, en los que la concentración provoca problemas agudos de congestión e ineficiencia económica y social”

Asimismo, la Ley General de Asentamientos Humanos (LGAH) en su artículo 2° fracción VIII, define al desarrollo urbano como un “proceso de planeación y regulación de la fundación, conservación, mejoramiento y crecimiento de los centros población”

De las anteriores definiciones no compartimos la concepción de Narciso Sánchez en el sentido que el desarrollo urbano es una política que supone la disminución del

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

ritmo de crecimiento de algunos centros de población, pues no se pretende que las ciudades disminuyan su crecimiento, sino más bien se trata de una política de planeación para que ese crecimiento sea de manera ordenado y sustentable.

En nuestra concepción, consideramos al desarrollo urbano municipal como un proceso mediante el cual se planea la creación y el crecimiento ordenado de los centros población de acuerdo a las necesidades socioeconómicas de cada municipio y a la protección del ambiente conforme a la normatividad vigente.

Actualmente nos encontramos ante la problemática de un crecimiento urbano desordenado, debido en mucho a la inobservancia del orden jurídico que regula este proceso. Por esto es muy importante que los ayuntamientos en cuanto los facultados para formular, aprobar y administrar la zonificación y planes de desarrollo municipal conozcan de manera puntual el marco normativo al que deben sujetarse para que el crecimiento de los centros de población se haga de manera ordenada y en armonía con el ambiente.

A esto debemos agregar la utilidad de los Ordenamientos Ecológicos Territoriales que ya hemos explicado, pues son los que inducen el uso de suelo y por ende nos da un mejor panorama de hacia donde deben de crecer los centros de población. De esto podemos deducir la transversalidad de todos los instrumentos de política ambiental que hemos analizado y que para los ayuntamientos facilitaría en mucho su tarea en la protección de los recursos naturales y el ambiente.

3.3.1 Legislación Federal en la Materia

3.3.1.1 Preceptos Constitucionales

Existen dos preceptos constitucionales que son la base del desarrollo urbano municipal en nuestro País:

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

El artículo 115 constitucional, establece en su fracción V, Los municipios, en términos de la leyes federales y estatales relativas, estarán facultados para:

a) Formular, aprobar y administrar la zonificación y planes de desarrollo urbano municipal;
b) Participar en la creación y administración de sus reservas territoriales;
c)
d) Controlar y regular la utilización del suelo en sus jurisdicciones territoriales;
e) Intervenir en la regularización de la tenencia de la tierra urbana;
f) Otorgar licencias y permisos para construcciones;
g) Participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas y en la elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia;
h)

i) Celebrar convenios para la administración y custodia de las zonas federales.

Asimismo, el artículo 27 constitucional menciona la facultad de la nación para dictar las medidas que sean necesarias para ordenar los asentamientos humanos y establecer adecuadas provisiones, usos, reservas y destinos de tierras, aguas y bosques, a efecto de ejecutar obras públicas, planear y regular la fundación, conservación, mejoramiento y crecimiento de los centros de población.

3.3.1.2 Ley General de Asentamientos Humanos

La Ley General de Asentamientos Humanos (LGAH), la cual fue publicada en el año 1993 tiene como objetivo establecer la concurrencia entre federación, estados y municipios en lo relativo a la ordenación y regulación de asentamientos humanos en el territorio nacional, así como fijar normas básicas para la planeación y regulación de estos asentamientos.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Conforme al artículo 9° de esta Ley, los municipios tienen las siguientes atribuciones:

los

desarrollo urbano, de centros de población y los demás que de éstos deriven, así como evaluar y vigilar su cumplimiento, de conformidad con la legislación local;

I. Formular,

aprobar

y

administrar

planes

o

programas

municipales

de

II. Regular, controlar y vigilar las reservas, usos y destinos de áreas y predios en los

centros de población;

III. Administrar la zonificación prevista en los planes o programas municipales de

desarrollo urbano, de centros de población y los demás que de éstos deriven;

IV. Promover y realizar acciones e inversiones para la conservación, mejoramiento y

crecimiento de los centros de población;

V. Proponer la fundación de centros de población;

VI. Participar en la planeación y regulación de las conurbaciones, en los términos de

esta Ley y de la legislación local;

VII. Celebrar con la Federación, la entidad federativa respectiva, con otros municipios o con los particulares, convenios y acuerdos de coordinación y concertación que apoyen los objetivos y prioridades previstos en los planes o programas municipales de desarrollo urbano, de centros de población y los demás que de éstos deriven;

VIII. Prestar los servicios públicos municipales, atendiendo a lo previsto en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en la legislación local;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

IX. Coordinarse y asociarse con la respectiva entidad federativa y con otros

municipios o con los particulares, para la prestación de servicios públicos

municipales, de acuerdo con lo previsto en la legislación local;

X. Expedir las autorizaciones, licencias o permisos de uso de suelo, construcción, fraccionamientos, subdivisiones, fusiones, relotificaciones y condominios, de conformidad con las disposiciones jurídicas locales, planes o programas de desarrollo urbano y reservas, usos y destinos de áreas y predios;

XI. Intervenir en la regularización de la tenencia de la tierra urbana, en los términos de la legislación aplicable y de conformidad con los planes o programas de desarrollo urbano y las reservas, usos y destinos de áreas y predios;

XII. Participar en la creación y administración de reservas territoriales para el

desarrollo urbano, la vivienda y la preservación ecológica, de conformidad con las disposiciones jurídicas aplicables;

XIII. Imponer medidas de seguridad y sanciones administrativas a los infractores de las disposiciones jurídicas, planes o programas de desarrollo urbano y reservas, usos y destinos de áreas y predios en los términos de la legislación local;

XIV. Informar y difundir permanentemente sobre la aplicación de los planes o programas de desarrollo urbano, y

XV. Las demás que les señale esta Ley y otras disposiciones jurídicas federales y

locales.

Los municipios ejercerán sus atribuciones en materia de desarrollo urbano a través de los cabildos de los ayuntamientos y con el control y evaluación de los mismos.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Conforme a esta Ley, de manera concurrente la federación, estados y municipios deben de realizar la planeación y regulación del ordenamiento territorial de los asentamientos humanos y del desarrollo urbano de los centros de población. En este sentido, para el ordenamiento territorial de los centros de población y del desarrollo urbano, los municipios deben de elaborar los planes o programas municipales de desarrollo urbano. Estos planes o programas de desarrollo deben de señalar acciones específicas para la conservación, mejoramiento y crecimiento de los centros de población, así como la zonificación respectiva.

Sobre esto, el hecho de que los ayuntamientos duren en su encargo 3 años me parece un período muy corto para realizar las acciones necesarias para conservar y mejorar el crecimiento urbano. Por lo regular las administraciones entrantes tienen sus prioridades lo que provoca la falta de continuidad y la dispersión de acciones en la materia.

Los municipios siguiendo el artículo 35 de la LGAH tienen la responsabilidad de formular, aprobar y administrar la zonificación de los centros de población de su territorio. Esta zonificación se debe de establecer en el programa o plan respectivo, y debe determinar:

I. Las áreas que integran y delimitan los centros de población;

II. Los aprovechamientos predominantes en las distintas zonas de los centros de

población;

III. Los usos y destinos permitidos, prohibidos o condicionados;

IV. Las disposiciones aplicables a los usos y destinos condicionados;

V. La compatibilidad entre los usos y destinos permitidos;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

VI. Las densidades de población y de construcción;

VII. Las medidas para la protección de los derechos de vía y zonas de restricción de

inmuebles de propiedad pública;

VIII. Las zonas de desarrollo controlado y de salvaguarda, especialmente en áreas e instalaciones en las que se realizan actividades riesgosas y se manejan materiales y residuos peligrosos;

IX. Las zonas de conservación, mejoramiento y crecimiento de los centros de

población;

X. Las reservas para la expansión de los centros de población, y

XI. Las demás disposiciones que de acuerdo con la legislación aplicable sean

procedentes.

Asimismo, el artículo 47 de la LGAH establece que los municipios tendrán el derecho de ejercer el derecho de preferencia en igualdad de circunstancias para adquirir predios comprendidos en zonas de reserva establecidos en los planes y programas de desarrollo urbano, cuando estos predios vayan a ser vendidos por sus propietarios. En materia de participación social, federación, estados y municipios deben de promover acciones concertadas entre sectores público, social y privado para la participación social en lo concerniente a la fundación, conservación, mejoramiento y crecimiento de centros de población.

Es obligación de los municipios, una vez hecho su plan o programa municipal de desarrollo urbano, inscribirlo en el Registro Público de la Propiedad de conformidad al artículo 17 de la LGAH. Lo anterior con el fin de que los permisos, licencias o

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

autorizaciones que contravengan lo estipulado en los planes o programas municipales de desarrollo queden sin afecto.

En los últimos años el crecimiento desordenado de las ciudades ha hecho insostenible la dotación de los servicios públicos necesarios para una vida digna. La falta de planeación ha sido sin duda la principal causa de esta problemática, por lo que es necesario que los municipios tomen el rol que les corresponde y comiencen a utilizar de mejor manera las facultades conferidas por las normas respectivas.

3.3.2 Leyes Estatales

3.3.2.1 Constitución

Política

del

Michoacán de Ocampo.

Estado

Libre

y

Soberano

de

La Constitución del Estado de Michoacán en su artículo 123 enuncia lineamientos generales similares a los establecidos en la Constitución Federal, los cuales son:

I. Formular, aprobar, administrar y difundir la zonificación y planes de desarrollo urbano municipal;

II. Participar en la creación y administración de sus reservas territoriales;

III. Autorizar, controlar y vigilar la utilización del suelo, en su ámbito de competencia, en sus jurisdicciones territoriales e intervenir en la regularización de la tenencia de la tierra urbana;

IV. Otorgar licencias y permisos de construcciones, y participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas y en la elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

V. Supervisar la aplicación de las disposiciones que en materia de desarrollo urbano que le competan, para impulsar un crecimiento adecuado de los núcleos de población;

3.3.2.2 Ley Orgánica Municipal del Estado de Michoacán de Ocampo

Conforme al artículo 32 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de Michoacán, los ayuntamientos tienen las siguientes atribuciones en materia de Desarrollo Urbano:

a) En materia de Política Interior:

I.

II.

III.

IV.

V. VI. Formular, aprobar y aplicar los planes de desarrollo urbano municipal,

conformidad con las disposiciones aplicables; VII. Vigilar el uso adecuado del suelo municipal, de conformidad con las disposiciones y los planes de desarrollo urbano; VIII. Decretar los usos, destinos y provisiones del suelo urbano en su jurisdicción; IX. Participar con las dependencias federales y estatales competentes, en a

regularización de la tenencia de la tierra urbana y rural del municipio;

de

b) En materia de Administración Pública:

I.

II.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

III.

IV.

V.

VI.

… …

VII.

Formular, aprobar y administrar la zonificación territorial municipal;

VIII.

Participar en la creación y administración de reservas territoriales, de conformidad con las disposiciones aplicables;

d) En materia de Desarrollo Social y Fomento Económico:

I.

II.

III.

IV.

V. Conducir, supervisar y controlar el desarrollo urbano de las localidades, de

conformidad con las disposiciones aplicables;

Para lo anterior los ayuntamientos deben de aprobar los reglamentos respectivos, debiendo también difundirlos entre la sociedad para orientar su cumplimiento.

3.3.2.3 Código de Desarrollo Urbano del Estado de Michoacán

El día 26 de diciembre de 2007 se publicó en el Periódico Oficial del Estado, el Código de Desarrollo Urbano del Estado de Michoacán de Ocampo, el cual delega una serie de atribuciones a los ayuntamientos en el estado, atribuciones que en ocasiones no son muy claras.

Es por ello que trataremos de explicar de manera suscinta las obligaciones de los municipios, puesto que algunas de ellas deben de cumplirse en términos específicos para no recibir algún tipo de sanción de carácter administrativa.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

El objeto de este Código es el de regular, ordenar y controlar el desarrollo urbano en el estado, establecer las normas, competencias, atribuciones, concurrencias y responsabilidades del Estado y ayuntamientos en esta materia, así como definir los principios mediante los cuales se debe de realizar la zonificación, provisiones, reservas, usos, destinos de áreas y predios.

Así pues en lo que se refiere a los municipios, conforme al artículo 14 de este Código, los ayuntamientos tienen las siguientes atribuciones:

I. Formular o actualizar, aprobar, publicar, ejecutar, controlar y evaluar los

la

programas

de

desarrollo

urbano

de

ámbito

municipal,

coordinándose

con

Secretaría para efectos de la congruencia con el Programa Estatal y sus derivados;

II. Definir y administrar la zonificación urbana, que se derive de la planeación del

desarrollo urbano y controlar los usos, reservas y destinos de áreas y predios en su jurisdicción;

III. Financiar o gestionar recursos económicos para la formulación o actualización

de los programas de desarrollo urbano y demás instrumentos técnico-jurídicos de administración urbana, así como la realización de acciones, obras y servicios de desarrollo urbano;

IV. Proponer la fundación de centros de población, solicitando su inclusión en el

Programa Estatal;

V. Promover la participación social en la formulación o actualización, ejecución,

evaluación y revisión de los programas de desarrollo urbano;

VI. Promover la constitución de asociaciones para la conservación y mejoramiento

del patrimonio cultural;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

VII. Promover y coordinar las acciones de regularización de los asentamientos

humanos irregulares y, en su caso, establecer coordinación con la Secretaría y las

dependencias federales competentes, según corresponda;

VIII. Realizar los procedimientos administrativos que procedan, en contra de quienes

promuevan o ejecuten acciones u obras en contravención a lo dispuesto en este

Código y los programas de desarrollo urbano;

IX. Adquirir y administrar reservas territoriales por sí o en coordinación con la Secretaría o el Instituto;

X. Ejercer el derecho de preferencia en lo relativo a predios comprendidos en las áreas de reservas para crecimiento urbano contenidas en los programas de desarrollo urbano, cuando vayan a ser enajenados a título oneroso;

XI. Asegurar la protección, conservación y manejo de las áreas verdes y las zonas de conservación y protección ecológica ubicadas en el municipio;

XII. Promover y ejecutar obras para que los habitantes del municipio cuenten con

vivienda digna, equipamiento, infraestructura y servicios adecuados;

XIII. Otorgar las facilidades administrativas que estén a su alcance a las acciones de

vivienda de interés social y popular;

XIV. Solicitar a la Secretaría el apoyo y asesoría que requiera para cumplir con los

fines de este Código;

XV. Conceder o negar las licencias, permisos o autorizaciones de las acciones

urbanas o de los Desarrollos y desarrollos en condominio;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

XVI. Verificar que los fraccionadores hayan cubierto los impuestos,

aprovechamientos, derechos o contribuciones fiscales municipales que les correspondan; haber realizado las donaciones respectivas; así como constituido las garantías que les señala este Código u otros ordenamientos legales aplicables;

XVII. Llevar

habitacionales, desarrollos en condominio, barrios, comunidades y ejidos;

el

inventario

de

las

colonias,

fraccionamientos,

conjuntos

XVIII. Determinar el uso del suelo de las áreas de donación de los Desarrollos y desarrollos en condominio, en congruencia con este Código, los programas de desarrollo urbano y el Sistema Normativo de Equipamiento Urbano Estatal;

XIX. Municipalizar los Desarrollos, y en su caso, desarrollos en condominio cuando se hayan cubierto los requisitos previstos en este Código;

XX. Promover o ejecutar Fraccionamientos Urbanos Habitacionales de tipo popular;

XXI. Expedir los reglamentos de operación urbana, zonificación y usos del suelo y de construcciones;

XXII. Tomando en cuenta las condiciones territoriales y socioeconómicas de los municipios, así como su capacidad administrativa y financiera, podrán convenir con el Gobierno del Estado, que éste asuma de manera total o parcial, por un periodo que en ningún caso debe exceder su gestión constitucional, las funciones técnicas que le correspondan en la aplicación de este Código;

XXIII. Celebrar con la Federación, el Estado, con otros municipios o con los

particulares, convenios y acuerdos de coordinación y concertación que apoyen los objetivos y prioridades previstas en los programas municipal de desarrollo urbano, de centro de población y los demás que de éstos deriven;

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

XXIV. Verificar, evaluar y en su caso, autorizar los programas de inversión pública

que el Ayuntamiento ejecute por sí o en coordinación con los gobiernos Federal, Estatal o particulares, para que los mismos sean congruentes con las obras, acciones y servicios contenidas en los programas de desarrollo urbano y demás normatividad

aplicable;

XXV. Coordinar las políticas y prácticas catastrales con los programas municipales

de desarrollo urbano;

XXVI. Evaluar técnica y jurídicamente en coordinación con la Secretaría, la vigencia

de los programas de desarrollo urbano de ámbito municipal al inicio de su gestión gubernamental;

XXVII. Elaborar el atlas de riesgos del Municipio, mismo que deberá actualizarse periódicamente;

XXVIII. Promover entre los propietarios de tierras o predios la apertura al desarrollo de nuevas áreas, previstas en los programas de desarrollo urbano, mediante el mecanismo de repartición de cargas y beneficios por la dotación de infraestructura, vialidad y servicios requeridos;

XXIX. Llevar a cabo acciones para el acondicionamiento de accesos y servicios para

las personas con discapacidad;

XXX. Determinar y tramitar las infracciones y sanciones, adoptar y ejecutar las

medidas de seguridad en el ámbito de su competencia en los términos del presente Código y demás leyes y reglamentos aplicables;

XXXI. Resolver sobre los recursos administrativos que conforme a su competencia

les sean planteados; y,

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

XXXII. Las demás que les señalen este Código y otras disposiciones jurídicas aplicables.

Como podemos ver, estas son sólo algunas de las obligaciones impuestas en este Código para los ayuntamientos, puesto que mas adelante podremos encontrar más al continuar con el análisis de cada uno de los libros de este ordenamiento jurídico. Es importante mencionar que muchas de estas atribuciones ya están contempladas tanto en la Constitución del Estado como en la Ley Orgánica Municipal.

Respecto a la promoción de la participación social, conforme al artículo 15 de este Código, se deben crear en un término de tres meses a partir de que empieza el período constitucional de los ayuntamientos, los llamados “Organismos de Participación Social”, los cuales podrán participar en los procesos de planeación, programación y evaluación del desarrollo urbano conforme a la ley. 38 Para el caso de los municipios del estado, en base a lo establecido en el artículo 28 de este Código se crearán las “Comisiones Municipales de Desarrollo Urbano”, 39 las cuales en el caso de los municipios de Apatzingán, Hidalgo, La Piedad, Lázaro Cárdenas, Morelia, Uruapan, Zacapu, Zamora y Zitácuaro se podrá integrar por los siguientes miembros permanentes:

I. Un Presidente, que será el presidente municipal;

II. Un Secretario Técnico, que será el titular de la Dependencia Municipal relacionada con el desarrollo urbano:

38 A nivel estatal se constituye la Comisión Estatal de Desarrollo Urbano, como órgano de consulta y

opinión en materia de planeación, operación urbana y vivienda integrada por 28 miembros entre ellos

el gobernador del estado, el secretario de SUMA, tres representantes de los 113 municipios del estado,

siete representantes del sector social y siete del sector privado, entre otros mas del sector gubernamental.

39 También existen las Comisiones de Zona Conurbada, la cual ejerce sus funciones cuando existen dos

o más centros de población situados en territorios de dos o más municipios y conformen una continuidad física, económica y demográfica. En estas Comisiones solamente participan los municipios en los cuales se localiza la zona conurbada.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

III. Los regidores titulares de las comisiones de Desarrollo Urbano y Obras

Públicas, Ecología, y Planeación, Presupuesto y Desarrollo del Ayuntamiento;

IV. Tres vocales, designados por la totalidad de los Jefes de Tenencia del Municipio correspondiente;

V. Tres

correspondiente;

vocales,

electos

entre

los

encargados

del

orden

del

municipios

VI. Once vocales sociales, representantes de las cámaras, colegios de profesionistas, asociaciones, instituciones académicas y de investigación, organizaciones de los sectores privado, social y concesionarios del transporte público.

Para el resto de los municipios, en lo relativo a regidores y vocales mencionados en las fracciones III, IV, V y VI se integrarán únicamente por un regidor, un jefe de tenencia, un encargado del orden y cinco vocales sociales o privados. Por cada representante propietario se designará un suplente con voz pero sin voto. Las decisiones que tomen las comisiones son por mayoría de votos y el presidente tendrá el voto de calidad. Las sesiones de las comisiones se realizarán cada treinta días de manera ordinaria, y extraordinarias cada vez que sea necesario o lo soliciten la mitad de sus miembros y convocadas por el presidente. Los miembros de estas comisiones se desempeñarán de manera honorífica.

En este mismo sentido con el propósito de que la participación de la sociedad sea mas activa, el artículo 49 del Código de Desarrollo Urbano establece la facultad a toda persona de hacer sus denuncias ciudadanas sobre cualquier acto que contravenga lo establecido en este Código o en los programas de desarrollo urbano tanto estatal como en los municipales. Para ello los ayuntamientos deberán recibir las denuncias presentadas ante estos, iniciando así en el ámbito de su competencia los

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

procedimientos administrativos respectivos y aplicando las sanciones a que haya lugar.

Como dijimos al inicio del estudio de este ordenamiento, el Código es muy denso por lo que para facilitar su estudio se dividirá en los incisos siguientes:

1)

Programas de Desarrollo Urbano Municipal

Los programas de desarrollo urbano municipal merecen un estudio y explicación particular debido a su extensión, puesto que abarca todo el Libro Segundo del Código, con un procedimiento muy específico y técnico sobre como se debe de integrar este documento 40 . Para fines de esta investigación solamente haré una descripción general de las implicaciones legales para los municipios.

En primer lugar conforme al artículo 75 del Código de Desarrollo Urbano, los municipios son los encargados de la formulación, aprobación, ejecución, control y evalúo de los Programas Municipales de Desarrollo Urbano y de los Programas de Desarrollo Urbano de los Centros de Población, con la participación de la Comisión municipal respectiva. Estos dos programas deben de incluir el documento técnico en versiones completa y abreviada, así como un anexo gráfico a realizarse en cinco niveles de planeación:

I. Antecedentes,

II. Normativo;

III. Estratégico;

IV. Programático y de responsabilidad sectorial; e

V. Instrumental.

40 Es un documento muy tecnificado, por lo que en mi opinión es necesario la ayuda de distintos especialistas como ingenieros, arquitectos, biólogos, abogados, sociólogos, etc. para desarrollar de manera correcta estos programas.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Cada uno de estos niveles mencionados contiene una serie de lineamientos y requisitos de forma y fondo que se deben de seguir para su elaboración. Así como también deben de respetar el procedimiento establecido en el artículo 91 del Código en comento para su formulación o actualización en su caso.

Conforme al artículo 93 del Código, estos programas básicos de desarrollo urbano que le competen a los municipios sólo pueden ser modificados de manera total o parcial, dentro de un término no mayor a seis meses 41 contando a partir del inicio de la gestión constitucional de los ayuntamientos, y los derivados 42 en función de las determinaciones de los programas básicos. Estos programas tendrán vigencia indefinida siguiendo el numeral 94 del Código.

Cabe mencionar al respecto del párrafo anterior, que aún cuando se dice que los programas de desarrollo urbano tienen vigencia indefinida, éstos se pueden revisar o modificar al inicio de cada administración municipal, es decir cada 3 años. Esto indudablemente limita su efectividad, puesto que no existe una continuidad sobre la política ambiental, pues en nuestra concepción la planeación municipal debe tener una visión de más largo plazo como en el caso de Curitiba, Brasil, quien desde la década de los 70´s sigue una planeación ambiental urbana con gran éxito. 43

Una vez que se ha aprobado el programa de desarrollo urbano, dentro de los siguientes 30 días naturales, se publicarán en forma resumida en el Periódico Oficial del Estado, en el diario de mayor circulación en el municipio, y en un plazo máximo de diez días hábiles posteriores de esta publicación se deberá inscribir en el Registro Público de la Propiedad Raíz en el Estado, en el Sistema de Información Geográfica y en el Registro Agrario Nacional.

41 En el caso de las actuales administraciones municipales, conforme a los artículos transitorios del Código Urbano, estas tienen el plazo de doce meses a partir del inicio de su gestión para elaborar los respectivos programas de desarrollo urbano

42 Los programas derivados se dividen en tres: a) Programas parciales, b) Programas sectoriales, y c) Programas regionales.

43 Para más información sobre este tema consultar Rojas Caldelas (2005).

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

El programa de desarrollo urbano entrará en vigor a los 30 días posteriores a la publicación en el Periódico Oficial, y solo podrá ser modificado fuera del plazo que ya mencionamos que es de seis meses en caso de proyectos de inversión pública o privada de impacto estatal, regional o municipal, previo estudio técnico justificativo. Los programas de desarrollo urbano son de carácter obligatorio para autoridades y particulares, por lo que debe estar siempre a disposición para su consulta, esto conforme al artículo 103 del Código.

2)

Regularización de Asentamientos Humanos

La regularización de los asentamientos humanos para su incorporación al desarrollo urbano debe de seguir un procedimiento establecido en el artículo 118 del Código de Desarrollo Urbano. Pero existen restricciones para su regularización, la cual se encuentra establecida en el artículo 121, que es cuando se localicen en:

a) Zonas de riesgo, vulnerabilidad, mantos freáticos, áreas naturales protegidas declaradas, zonas arqueológicas registradas o de reserva y preservación ecológica, de conformidad con los programas de desarrollo urbano; y

b) Zonas federales de barrancas, ríos, arroyos, canales, presas, lagos, mares, océanos y lagunas, en los derechos de vía federales de infraestructuras carreteras, ferroviarias, eléctricas y ductos de petróleo y derivados, así como en franjas de afectación de gasoductos.

La existencia de estos asentamientos irregulares puede ser denunciada por los ayuntamientos a efecto de que se realicen las acciones correspondientes incluyendo la denuncia conforme al Código Penal del Estado de Michoacán. Además el ayuntamiento al tener conocimiento de un asentamiento humano irregular o la formación de este, debe suspender o clausurar cualquier obra o venta de terrenos de hechas de manera ilícita, fijando en los lugares visibles copias de los acuerdos

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

respectivos, sin perjuicio de que además sean publicados en los periódicos de la localidad.

3)

Operación Urbana y Desarrollos

El Código de Desarrollo Urbano del Estado de Michoacán, en su libro tercero, establece las siguientes atribuciones para los municipios, además de las señaladas en el artículo 14 del Código, las cuales ya han sido mencionadas en el presente Capitulo, tendrán las siguientes:

a) Prestar los servicios públicos municipales, a partir de la municipalización de los desarrollos atendiendo a lo previsto en el Código;

b) Resolver lo no previsto en el Código de Desarrollo Urbano;

c) Las demás que las leyes y reglamentos de la materia le confieran.

En este sentido la prestación de los servicios públicos municipales es una obligación otorgada a nivel constitucional a los municipios por lo cual el inciso a) del artículo en

comento es repetitivo no sólo de la Constitución Federal sino de la Constitución Local y de otros ordenamientos que hablan del tema como la Ley Orgánica Municipal.

Los municipios deben de expedir el Reglamento Municipal de Zonificación y Usos de Suelo, en el cual se clasifiquen los usos y destinos del suelo, las normas a las que sujetarán las distintas zonas, entre otras cuestiones. Este reglamento se debe de elaborar por parte del ayuntamiento conforme a lo estipulado en el Libro Tercero, de los artículos 280 a 282.

Atendiendo el artículo 282 del Código de Desarrollo Urbano, en caso de que algún municipio no cuente con dicho reglamento, supletoriamente se aplicará el Reglamento de Zonificación y Usos de Suelo Estatal. Sobre este punto resulta interesante comentar que dicho ordenamiento no existe aún. Siguiendo el artículo

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

transitorio quinto del Código, el Ejecutivo del Estado debió haberlo expedido a más tardar a los 6 meses de haber entrado en vigencia el Código de Desarrollo Urbano, fecha expirada desde el pasado mes de junio del 2008.

En lo relativo a construcciones, los municipios también deben de tener su propio reglamento de construcción para que esta se haga de manera ordenada y bajo ciertos lineamientos establecidos en el artículo 283 del Código.

De la misma manera que en el caso anterior, a falta de reglamentos municipales de construcción, de manera supletoria se aplicará el Reglamento de Construcción del Estado. En este caso nos encontramos en la misma situación de existencia que con el Reglamento de Zonificación y Usos de Suelo.

4)

Municipalización

La municipalización tal como lo establece el artículo 407 del Código de Desarrollo Urbano es el acto a través del cual el fraccionador entrega de manera formal al ayuntamiento de todos y cada uno de los bienes inmuebles, áreas de donación, equipo e instalaciones destinados a los servicios públicos y de las obras de urbanización de un desarrollo, o en su caso, de un desarrollo en condominio, que cumpliendo con lo dispuesto en la autorización definitiva 44 , se encuentren en posibilidades de operar suficiente y adecuadamente. De esta manera el ayuntamiento en la esfera de su competencia deberá prestar los servicios públicos respectivos.

El único competente para municipalizar un desarrollo o desarrollo en condominio en su caso es el ayuntamiento, por lo tanto cualquier acto, convenio, o contrato que

44 La autorización definitiva conforme al artículo 356 del Código de Desarrollo Urbano es la resolución emitida por el ayuntamiento a edificar y urbanizar, publicar el desarrollo, realizar las operaciones de compra venta de las diferentes viviendas, departamentos, lotes, locales o unidades que constituyen el desarrollo o desarrollo en condominio.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

directamente realicen los fraccionadores con los colonos que contravenga esta disposición, no exime al fraccionador de sus obligaciones.

3.4 Desarrollo Rural y Conservación y Restauración de tierras

En materia de desarrollo rural existe a nivel federal la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, 45 cuyo objeto como el nombre lo indica, es promover el desarrollo rural sustentable del País y propiciar un medio ambiente adecuado. Dicha ley en lo concerniente a los municipios no aporta mayor competencia a estos, puesto que únicamente permite su participación a reserva de la firma de convenios pero en áreas prácticamente sin mayor relevancia para motivos de nuestra investigación.

En lo que se refiere a la Conservación y Restauración de tierras, en la legislación federal no encontramos ningún tipo de ordenamiento sobre el tema, 46 por lo tanto nuestra única fuente legal es la Ley de Conservación y Restauración de Tierras del Estado de Michoacán de Ocampo.

3.4.1 Ley de Desarrollo Rural Integral Sustentable del Estado de Michoacán de Ocampo

En materia de desarrollo rural, el estado cuenta con la Ley de Desarrollo Rural Integral Sustentable del Estado de Michoacán de Ocampo publicada en el año 2006. En esta Ley los municipios tienen algunas atribuciones de carácter administrativas y solamente se les otorgan las atribuciones siguientes que tienen que ver con la protección del ambiente:

45 Publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 7 de diciembre del 2001.

46 El día 26 de abril del año 2005, se aprobó por parte de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión el proyecto de decreto que expide la Ley para la Conservación y Restauración de las Tierras. Este proyecto fue enviado a la Cámara de Senadores para su discusión y aprobación pero no se ha aprobado aún.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

Artículo 13. Corresponde a los ayuntamientos…

I… II… III… IV… V… VI. Celebrar acuerdos y convenios de coordinación, cooperación y concertación con el gobierno federal y estatal, en materia de consolidación del federalismo para el desarrollo rural sustentable; VII. Fomentar, en el ámbito de su competencia, la conservación de la biodiversidad y el mejoramiento de la calidad de los recursos naturales, mediante su aprovechamiento sustentable, conforme a las leyes vigentes en la materia; Como podemos observar para el municipio esta ley no le aporta facultad trascendente en la materia como en otros ordenamientos, pero es importante destacar que la facultad de suscribir convenios de coordinación con otros niveles de gobierno pudiera ser bien capitalizada por estos para lograr mejores resultados en el cuidado y protección del suelo.

Así también, el hecho de poder fomentar la conservación de la biodiversidad y recursos naturales en el ámbito de su competencia lo capacita para realizar campañas de ahorro de agua, de utilización de biofertilizantes, de evitar la quema de residuos que dañen la calidad del suelo entre otras acciones de fomento que puede realizar el municipio.

3.4.2 Ley para la Conservación y Restauración de Tierras del Estado de Michoacán de Ocampo

En octubre del 2007, se publicó la Ley para la Conservación y Restauración de Tierras del Estado de Michoacán de Ocampo (LCRTEMO) cuyo objeto conforme a

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

su artículo 1º es combatir los procesos de degradación de tierras rurales y fomentar su restauración, mitigar daños causados por la sequía, proteger el recurso suelo y evitar su deterioro, pérdida o contaminación, definir los términos de coordinación entre autoridades estatales, federales y municipales entre otros.

Siguiendo el artículo 4º de la citada Ley, el Ejecutivo y los Municipios ejercerán sus atribuciones en materia de conservación y restauración de tierras.

Así conforme al artículo 8º, los municipios pueden establecer acuerdos y convenios en materia de conservación y restauración de tierras con la Secretaria de Urbanismo y Medio Ambiente (SUMA) para logrará los objetivos de la Ley en análisis.

Por último, debemos señalar que los municipios en el ámbito de su competencia, están obligados a establecer medidas económicas y financieras para el fomento de la conservación, restauración y aprovechamiento sustentable de las tierras y obras dentro de los Distritos de Desarrollo Rural, 47 puesto que así lo determina el artículo 63 de la LCRTEMO.

3.5 Conclusiones Preliminares

A lo largo del desarrollo del presente capítulo, en materia de contaminación de suelo, hemos visto la gran cantidad de facultades y obligaciones de los municipios en la materia y una vez más nos podemos dar cuenta de que superan como en el caso de la contaminación del agua, sus capacidades técnicas, financieras y operativas para dar solución a esta problemática.

La mayor parte de este Capítulo se dedicó a residuos sólidos y desarrollo urbano, por que en estos rubros es donde los municipios tienen la mayor parte de participación.

47 Estos distritos son Coahuayana, Aguililla, Lázaro Cárdenas, La Huacana, Apatzingán, Uruapan, Zamora, Sahuayo, La Piedad, Pátzcuaro, Morelia, Huetamo y Zitácuaro.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

En lo que respecta a residuos sólidos con la reforma constitucional de 1999, los municipios se vieron fortalecidos enormemente por lo menos en la ley, puesto que en la práctica se ve lejano el día que puedan hacer frente a tantas responsabilidades otorgadas. Simplemente al decir que 94 de 113 municipios del estado están multados por no cumplir la ley, habla de que a casi diez años de la reforma los municipios no han avanzado mucho en la materia.

Por el lado del desarrollo urbano el legislador otorgó funciones al municipio en el entendido de que el municipio es el gobierno más cercano a los problemas locales, y por ende es quien debe hacerse cargo de los usos del suelo. Pero lamentablemente la

condicionante para otorgar permisos y licencias al respecto no es la aptitud del suelo,

o

el cuidado del ambiente sino un trámite burocrático que no tiene nada que ver con

la

protección de nuestros recursos naturales, sino mas bien de realizar un simple pago

en ventanilla, lo que demuestra que la planeación es escasa y de muy corto plazo.

En todo este Capítulo sobre suelo, al igual que como ocurrió en el tema del agua, se observa una serie de disposiciones repetitivas y engorrosas, que como ya lo hemos dicho dificultan la compresión de las facultades del municipio lo que evita su correcta aplicación.

Aunque se ve difícil el panorama, también debemos señalar las importantes áreas de oportunidad de los municipios. Consideramos de gran utilidad el ordenamiento ecológico territorial, por lo que seria bueno implementarlo de una manera urgente en todos los municipios del Estado. En nuestra concepción este instrumento es una de las mejores herramientas para lograr proteger los recursos naturales del municipio, y es este quien tiene la facultad de realizarlo. Aunque claro está que una vez elaborado su cumplimiento también resulta fundamental.

Además, resulta fundamental la participación ciudadana para llevar a buen término todos y cada uno de los programas que se deben de implementar para lograr el

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

resultado esperado de los mismos, y en este punto existe poco o nulo trabajo realizado por estos, las campañas de conciencia ambiental no son una constante dentro de los gobiernos municipales lo que agrava mas la difícil tarea ambiental del municipio.

En lo que respecta a desarrollo rural y conservación de tierras que no vale la pena ahondar sobre el tema, pues como claramente lo vimos, los municipios no tienen una participación sobresaliente, y tal vez sea lo mejor, pues creemos que con las obligaciones que tiene en residuos y desarrollo urbano es mas que suficiente en este caso.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

COMPETENCIA MUNICIPAL EN MATERIA DE SUELO

RESIDUOS

SÓLIDOS

URBANOS

Artículo 115 Constitucional, fracción III. Los municipios tendrán a su cargo las funciones y servicios siguientes:

c) Limpia, recolección, traslado y disposición final de residuos.

Ley General del Equilibrio Ecológico y de Protección al Ambiente. Art. 8º Fracc. IV. Corresponde al municipio:

Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Artículo 10. Corresponde al municipio:

Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del Estado de Michoacán de Ocampo. Título Quinto, Capítulo V.

La aplicación de las disposiciones jurídicas relativas a la prevención y control de los efectos sobre el ambiente ocasionados por la generación, transporte, almacenamiento, manejo, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos e industriales que no estén considerados como peligrosos.

Formular Programas Municipales de Prevención y Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.e industriales que no estén considerados como peligrosos. Emitir reglamentos y demás disposiciones

Emitir reglamentos y demás disposiciones jurídico-administrativas para el cumplimiento de sus fines.y Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos. Establecer y actualizar el registro de grandes generadores

Establecer y actualizar el registro de grandes generadores de residuos sólidos urbanos.jurídico-administrativas para el cumplimiento de sus fines. Verificar el cumplimiento de esta Ley, normas oficiales

Verificar el cumplimiento de esta Ley, normas oficiales mexicanas y demás ordenamientos sobre residuos sólidos urbanos.de grandes generadores de residuos sólidos urbanos. Efectuar el cobro por el pago de los servicios

Efectuar el cobro por el pago de los servicios de manejo integral de residuos sólidos urbanos y destinar los ingresos a la operación y el fortalecimiento de los mismos.y demás ordenamientos sobre residuos sólidos urbanos. Concesionar el servicio de recolección, acopio, transporte,

Concesionar el servicio de recolección, acopio, transporte, reciclado, tratamiento o disposición final de residuos.ingresos a la operación y el fortalecimiento de los mismos. Instrumentar programas de separación de residuos

Instrumentar programas de separación de residuos sólidos urbanos en al menos 3 categorías: Sanitarios, Orgánicos y Separados.reciclado, tratamiento o disposición final de residuos. Realizar una gestión integral de los residuos sólidos

Realizar una gestión integral de los residuos sólidos urbanos para lograr su valorización.al menos 3 categorías: Sanitarios, Orgánicos y Separados. Deberán crear y operar centros municipales para el

Deberán crear y operar centros municipales para el tratamiento integral de los residuosOrgánicos y Separados. Realizar una gestión integral de los residuos sólidos urbanos para lograr su valorización.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

COMPETENCIA MUNICIPAL EN MATERIA DE SUELO

ORDENAMIENTO

ECOLÓGICO

TERRITORIAL

Artículo 115 Constitucional, fracción V, Los municipios, en términos de las leyes federales y estatales relativas, estarán facultados para:

del

Equilibrio Ecológico

y

Ambiente, Artículo

al

Ley

General

la

Protección

8º,

fracción

VIII.

Corresponde

a

los

municipios:

 

Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio

Natural del Estado de Michoacán de Ocampo, Artículos 25, 30,

31.

g) Participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas y en la elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia.

La formulación y expedición de los programas de ordenamiento ecológico local del territorio a que se refiere el artículo 20 BIS 4 de esta Ley (ordenamientos ecológicos locales) , en los términos en ella previstos, así como el control y la vigilancia del uso y cambio de uso del suelo, establecidos en dichos programas.

Los ordenamientos ecológicos locales serán aprobados por los ayuntamientos conforme a esta Ley. Estos ordenamientos tendrán vigencia indefinida y serán actualizados de manera permanente. La elaboración, aprobación,
Estos ordenamientos tendrán vigencia indefinida y serán actualizados de manera permanente. serán aprobados por los ayuntamientos conforme a esta Ley. La elaboración, aprobación, inscripción y modificación
La elaboración, aprobación, inscripción y modificación de los programas de ordenamiento ecológico local estará a cargo del ayuntamiento y se sujetarán a esta Ley y su Reglamento.conforme a esta Ley. Estos ordenamientos tendrán vigencia indefinida y serán actualizados de manera permanente.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

COMPETENCIA MUNICIPAL EN MATERIA DE SUELO

DESARROLLO

URBANO

Artículo 115 Constitucional, fracción V, Los municipios, en términos de las leyes federales y estatales relativas, estarán facultados para:

Ley General de Asentamientos Humanos Artículo 9º.

Código

de

Desarrollo Urbano

del

Estado

de

Michoacán

de

Ocampo

Artículo 14.

a) Formular, aprobar y administrar la zonificación y planes de desarrollo urbano municipal;

b) Participar en la creación y administración de sus reservas territoriales;
c)

d) Controlar y regular la utilización del suelo en sus jurisdicciones territoriales;

e) Intervenir en la regularización de la tenencia de la tierra urbana;

f) Otorgar licencias y permisos para construcciones;

Regular, controlar y vigilar las reservas, usos y destinos de áreas y predios en los centros de población. Administrar la zonificación prevista en los planes o programas municipales de desarrollo urbano y los
Administrar la zonificación prevista en los planes o programas municipales de desarrollo urbano y los demás que de éstos deriven. y destinos de áreas y predios en los centros de población. Proponer la fundación de centros
Proponer la fundación de centros de población. Expedir las autorizaciones, licencias o permisos de uso de suelo, construcción, fraccionamientos, subdivisiones, fusiones, relotificaciones y condominios, de conformidad con las disposiciones jurídicas locales, planes o programas de desarrollo urbano y reservas, usos y destinos de áreas y predios.la zonificación prevista en los planes o programas municipales de desarrollo urbano y los demás que

Imponer medidas de seguridad y sanciones administrativas a los infractores de las disposiciones jurídicas, planes o programas de desarrollo urbano y reservas, usos y destinos de áreas y predios en los términos de la legislación local.urbano y reservas, usos y destinos de áreas y predios. Promover la participación social en la

Promover la participación social en la formulación o actualización, ejecución, evaluación y revisión de los programas de desarrollo urbano.áreas y predios en los términos de la legislación local. Asegurar la protección, conservación y manejo

Asegurar la protección, conservación y manejo de las áreas verdes y las zonas de conservación y protección ecológica del municipio.y revisión de los programas de desarrollo urbano. Verificar que los fraccionadores hayan cubierto impuestos,

Verificar que los fraccionadores hayan cubierto impuestos, aprovechamientos, derechos o contribuciones fiscales municipales respectivas y hayan realizado las donaciones correspondientes. de conservación y protección ecológica del municipio. Expedir reglamentos de operación urbana, zonificación y
derechos o contribuciones fiscales municipales respectivas y hayan realizado las donaciones correspondientes.

Expedir reglamentos de operación urbana, zonificación y usos del suelo y construcciones.

Elaborar el atlas de riesgos del municipio.urbana, zonificación y usos del suelo y construcciones. Realizar acciones para accesos y servicios de personas

Realizar acciones para accesos y servicios de personas con discapacidad.de operación urbana, zonificación y usos del suelo y construcciones. Elaborar el atlas de riesgos del

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

CAPÍTULO IV COMPETENCIA EN MATERIA DE ATMÓSFERA

4.1 Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente 4.2 Normas Oficiales Mexicanas 4.3 Ley Ambiental y de Protección del Patrimonio Natural del Estado de Michoacán de Ocampo. 4.4 Conclusiones Preliminares.

La atmósfera es una capa delgada que envuelve nuestro planeta, se constituye de diversos gases haciendo una masa gaseosa homogénea, 48 y es en virtud de esta composición gaseosa que tiene propiedades de difusión de los gases. Lo anterior provoca que todo lo que recibe se diluye y se incorpora en toda su extensión afectando de manera directa la vida de nuestro planeta.

A través de los años la actividad humana ha incidido de manera importante en este proceso de elevar los niveles de contaminación y transformación de la atmósfera. Un dato sobre esta afirmación es que las concentraciones de Bióxido de Carbono (CO2) hayan aumentado un 40% desde la revolución industrial, situándose en 387 partes por millón (ppm) 49 en la actualidad, 50 alcanzando la cifra más alta durante los últimos 65,000 años. Con esto podemos inferir que la industrialización es uno de los principales causantes del deterioro atmosférico. Esta emisión de CO2 no se ha podido frenar, tan sólo en el último año 2006-2007 a nivel mundial el aumento de este gas fue del 3%, siendo China el principal emisor seguido de los Estados Unidos de América. 51

48 La atmósfera esta conformada por un 78% de nitrógeno, 21% de oxígeno, 0.9 de argón y 0.03 de bióxido de carbono. Mas información en http://es.wikipedia.org/wiki/Atm%C3%B3sfera_terrestre

49 Las partes por millón es la unidad empleada usualmente para valorar la presencia de elementos en pequeñas cantidades en una mezcla. 1ppm= 0.000001.

50 Ver detalle en la “Estrategia Nacional de Cambio Climático”, Semarnat. 2007. 51 Para más información y detalle sobre este tema se recomienda visitar la página web:

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

En los últimos años un fuerte consenso científico indica que el clima global se ha alterado de manera importante, como resultado del aumento de concentraciones de gases invernadero tales como el dióxido de carbono, metano, óxidos nitrosos y clorofluorocarbonos. Estos gases están atrapando una porción creciente de radiación infrarroja terrestre y se espera que harán aumentar la temperatura planetaria entre 1,5 y 4,5 °C. Como respuesta a esto, se estima que los patrones de precipitación global se alteren. 52

Los cambios sobre el clima que hemos comentado son atribuibles en gran medida a ciertas actividades del hombre sobre la tierra durante los últimos 50 años. Se espera que los cambios previstos tengan efectos negativos sobre el agua, agricultura, ecosistemas naturales y la salud humana. 53

La contaminación del aire repercute directamente en nuestra salud al respirar estas partículas emitidas en la atmósfera. Los lugares donde es más visible este problema son las grandes ciudades, en las cuales las enfermedades relacionadas con las vías respiratorias e irritación en los ojos son muy comunes y tienen estrecha relación con la contaminación atmosférica. El ozono provoca en los individuos que habitan zonas donde se concentra de manera habitual este gas, una serie de síntomas como irritación ocular, de nariz y garganta, tos, dificultad y dolor durante la respiración profunda, dolor subesternal, opresión en el pecho, malestar general, debilidad, náusea y dolor de cabeza. 54

El uso indiscriminado de combustibles fósiles es uno de lo factores que ha influido de manera determinante en esta contaminación del aire. SEMARNAT señala que nuestro

54 La OMS recomienda como límite para preservar la salud pública una concentración de 0.05 a 0.10 ppm por hora, cada tres años. La Norma Oficial Mexicana de ozono establece como límite de protección a la salud, una concentración de 0.11 ppm promedio de una hora, la cual puede rebasarse una vez al año en un período de tres años. www.sma.df.gob.mx/simat/pnozono.htm

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

país en el año 2002 emitió a la atmósfera 345,364.95 gigagramos de bióxido de carbono, siendo la industria generadora de energía con 152,469.36 gigagramos la que más contamina y siguiéndole de cerca el transporte con 11,959.96. Tan solo la paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX) durante el año 2007 aumento sus emisiones de CO2 en un 9%, creciendo de 40.1 a 43.8 millones de CO2 anuales. 55

Los principales contaminantes que están dañando nuestro aíre son el ozono, el bióxido de azufre, el bióxido de nitrógeno y el monóxido de carbono entre otros. Conforme a datos proporcionados por SEMARNAT y el Instituto Nacional de Ecología, un claro ejemplo de este elevado índice de partículas contaminantes puede ser visto en la Zona Metropolitana del Valle de México, ya que en el año 2005 hubo 233 días en los cuales los niveles de ozono superaron los 0.11 ppm (partes por millón). 56

En este contexto, el Estado de Michoacán no esta excento de este tipo de contaminación, pues aún y cuando no es un estado eminentemente industrializado, resulta claro que a lo largo de los últimos años si se ha visto un incremento de emisiones contaminantes a la atmósfera. La Secretaria de Urbanismo y Medio Ambiente del Estado de Michoacán menciona que en los últimos 10 años el parque vehicular en el estado se ha duplicado prácticamente, pues ha crecido un 189%. Además existe un rezago significativo en cuanto a la regulación de las industrias, ya que 816 fuentes fijas de contaminación que se tienen empadronadas, solamente 204 cumplen con la licencia ambiental única, lo que agrava más la problemática.

A pesar de este panorama poco alentador, sobre la contaminación de la atmósfera, dicho problema puede ser atendido de una buena forma a nivel local, puesto que la problemática ambiental debe ser abordada, con una perspectiva a nivel global pero actuando localmente. En esto radica la importancia de la acción de los niveles de

55

Para

leer

la

nota

completa

puede

consultar:

56 Para más información sobre estos indicadores consultar www.semarnat.gob.mx.

U.M.S.N.H. La Competencia Municipal en Materia Ambiental. El Caso Michoacán

gobierno a nivel municipal, no solo en este tema, sino problemática ambiental.

en general

en

toda la

4.1 Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente

Como ya lo hemos mencionado en la presente investigación, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección del Ambiente (LGEEPA) es el ordenamiento legal que establece la concurrencia en materia ambiental. Para esto, en materia de contaminación atmosférica en su artículo 8°, fracción III, determina que corresponde a los municipios La aplicación de las disposiciones jurídicas en materia de prevención y control de la contaminación atmosférica generada por fuentes fijas que funcionen como establecimientos mercantiles o de servicios, así como de emisiones de contaminantes a la atmósfera provenientes de fuentes móviles que no sean consideradas de jurisdicción federal, con la participación que de acuerdo con la legislación estatal corresponda al gobierno del estado;”

Como vemos, los municipios son los encargados de aplicar, de utilizar el marco jurídico vigente en materia de contaminación atmosférica con el fin de prevenirla y controlarla. Este precepto delimita claramente su actuar, ya que solamente corresponde a los municipios aplicar esta normatividad a fuent