Вы находитесь на странице: 1из 3

 Identificar las reacciones de los vegetales ante los estímulos

Las plantas tienen sensibilidad y por ello reaccionan ante determinados estímulos
elaborando ciertas respuestas que pueden ser de dos tipos:
o Los tropismos: Son respuestas direccionales de crecimiento que implican la
curvatura de una parte de la planta en el mismo sentido o en sentido contrario al
que actúa el estímulo.
o Las nastias: Son movimientos rápidos y reversibles de la planta como respuesta a
la presencia de un factor externo, pero a diferencia de los tropismos, no influye en
ellas la dirección del estímulo.

 Conocer los movimientos tropismos


Según el estímulo ante el cual responde la planta, se distinguen los siguientes tropismos:
o Quimiotropismo: La planta se mueve y crece cuando es estimulada por una
sustancia. Por ejemplo, en presencia de oxígeno, sales, etc.
o Fototropismo: Cambia la dirección de crecimiento de la planta en respuesta al
estímulo de la luz.
o Geotropismo: Es la respuesta de la planta a la gravedad, las raíces crecen hacia
abajo por el agua y los tallos hacia arriba por la luz.
o Hidrotropismo: Es la respuesta de la planta que genera un movimiento y
crecimiento hacia zonas húmedas.
o Tigmotropismo: Es el movimiento y crecimiento de la planta en respuesta a un
elemento sólido, por ejemplo a un muro.

 Conocer los movimientos tropismos


Las nastias más importantes son:
o Termonastias: Son las respuestas que realizan órganos como la flor a los cambios
temperatura que provocan su apertura o su cierre.
o Tigmonastias: Son las respuestas que realizan órganos como las hojas a estímulos
de contacto. Un ejemplo lo tenemos en las plantas carnívoras como Dionea
(atrapamoscas).
o Fotonastias: Son respuestas que realizan las estomas a los cambios de luz.
o Hidronastias: Son respuestas provocadas por la humedad atmosférica.
o Nictinastias: Son movimientos de apertura o cierre de las flores relacionados con
el día y con la noche.

 Clasificar los estímulos de los tropismos


Los tropismos pueden clasificarse en relación al crecimiento en determinada dirección,
como respuesta a un estímulo externo. Cuando el movimiento sucede en dirección al
estímulo, el tropismo es positivo. Si, en cambio, el movimiento ocurre en dirección
contraria al estímulo, el tropismo es negativo.
 Conocer los diferentes estimulos del medio ambiente
Los principales estímulos que provocan tropismos son los siguientes:
o Luz: Es el factor necesario para llevar a cabo la fotosíntesis, por lo que la parte aérea
del vegetal crece hacia el estímulo luminoso (fototropismo). Así, los tallos presentan
fototropismo positivo y las raíces negativo, mientras que las hojas y ramas tienen
plagiofototropismo.
o Fuerza de gravedad: Es el estímulo que permite a las plantas dirigir las raíces en la
dirección correcta. Este tropismo es vital en la germinación. Al germinar la semilla, el
tallo crece en contra de la fuerza gravitatoria, por lo que atraviesa el sustrato
buscando la luz, mientras que la raíz se dirige a favor de la gravedad, en busca de agua
y sales minerales. Por tanto, el tallo presenta geotropismo negativo; mientras que en
las raíces es positivo; en las ramas y raíces secundarias se presenta plagiotropismo.
o Contacto con un sólido: Es la respuesta emocional de una planta al hacer contacto con
una superficie sólida. El efecto es la tendencia a crecer alrededor de ella. Las plantas
trepadoras, como respuesta a este tropismo, han desarrollado zarcillos y uncinos para
adherirse al objeto que les sirve de soporte.
o Sustancias químicas: La vida de los vegetales depende de su capacidad para detectar y
reaccionar ante ciertas sustancias químicas (agua, en el caso del hidrotropismo). Si
éstas son necesarias, la planta crece hacia ellas, si son perjudiciales crece en sentido
contrario para alejarse (quimiotropismo). Según la naturaleza o concentración de la
sustancia que se encuentra en el suelo, las raíces se dirigen hacia zonas aireadas del
terreno (aerotropismo), o hacia el agua (hidrotropismo).
 Identificar el fototactismo
Los tactismos constituyen un tipo de comportamiento realizado fundamentalmente por
animales inferiores, en especial invertebrados. A diferencia de los tropismos, los tactismos
son movimientos rápidos, amplios y que implican traslación del organismo. Son innatos,
fijos e inevitables. El fototactismo refiere a la situación en la cual el estímulo es la luz.
Cuando el organismo se acerca a la luz se habla de un fototactismo positivo, y si se aleja de
ella se habla de un fototactismo negativo. Por ejemplo, la polilla presenta un fototactismo
positivo. Al contrario, como por ejemplo las baratas huyen de la luz, por lo tanto,
presentan un fototactismo negativo.
 Conocer el hidrotactismo
El hidrotactismo es la respuesta animal en la cual estímulo está representado por el agua o
la humedad. Por ejemplo, la lombriz de tierra presenta un hidrotactismo positivo; siempre
construye sus galerías subterráneas en dirección a las zonas húmedas. Esta conducta le
asegura un buen desarrollo de sus huevos en estos lugares.
 Clasificar el geotactismo
El geotactismo es la respuesta animal en la cual el estímulo es la tierra. Si la respuesta
implica una traslación hacia el estímulo, se habla de un geotactismo positivo, y si el animal
se mueve en sentido contrario al estímulo se habla de un geotactismo negativo. Por
ejemplo, algunos coleópteros, como la chinita, siempre se desplazan en sentido contrario
a la tierra, en lo que corresponde a geotactismo negativo.