Вы находитесь на странице: 1из 4

Discursos de Pío XII de 1954

[ IT ]

RADIOMESSAGGIO DE SU SANTITÀÀ PIO PP. XII EN EL


CONGRESO REGIONAL MARIANO DE SICILIA *

Domingo, 17 de octubre de 1954

Entre las glorias de orden del Año Mariano, absorbe a través de la bondad divina plebiscito
universal de la fe cristiana, se distingue por la unanimidad de las personas, para la
solemnidad de los ritos, piadoso fervor, el Congreso, hijos e hijas de Sicilia religiosas
queridos, por lo querido por Nuestro corazón y tan digno de Nuestra solicitud paternal.

La visión, que en este momento se ofrece a Nuestro espíritu es el de un gran pueblo, rico
en historia y la vida exuberante, que la sed ardiente de los bienes y bellezas celestes
rasgado de nuevo a las preocupaciones terrenales ordinarios y llevado a cabo estar
borracho en la límpida fuente de toda santidad: María. Es bueno verte como una familia
con sus Pastores y las autoridades civiles, todos apretados alrededor de los altares
sagrados para ensalzar las glorias de la gloriosa Madre de Dios, ya profesar bajo el cielo
azul de encantador su isla la misma fe, abrazada por sus padres desde los primeros días
de la predicación evangélica, y nunca fue traicionado por turnos de eventos y asalto de
tormentas.

Parece que el Apóstol de las gentes, St. Paul, recordando el lejano día en que llegó a las
costas de su tierra, debe regocijarse en la comparación del pequeño grupo de amigos, que
luego fue sede durante tres días (cfr. Ley 28, 12), con las innumerables almas - en el
presente millones de fieles - generadas a Cristo por la predicación y por el apostolado
católico. Que pudiera volverse a que el elogio dirigido a la amada Iglesia de Éfeso: "Yo,
también, la audición de su fe en el Señor Jesús y el amor le llevará a todos los santos, no
ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones "( Ef 1,
15-16).

A cambio, usted con orgullo legítimo y santo podría enumerar al Apóstol las glorias
cristianas únicas, que desde entonces nunca han dejado de enriquecer su Isla. testigos
elocuentes de la correspondencia listo para la gracia y la profundidad de la fe en sus
antepasados son, entre muchos otros, catedrales antiguas, algunas de las cuales en el
arte toca el pináculo de la armonía pura 'el anfitrión brillante de santos y santa, que Agata
y Lucía, respirando la fragancia de lirio similares, y el floreciente diócesis antiguas, los
Consejos celebrado allí, los Papas nacidos o educados en la isla y toda una cohorte de
hombres distinguidos, consacratisi al servicio de Dios y las obras de la
civilización. También podría recordar cómo el gran S.S. Athan. Hist. Arian . n. 28 - Migne,
PG t. 25, col. 726; Epist. Epp. Aegypti et Libiae contra Arianos , cap. 1, t. 26, col. 1030), y
como es abajo, bajo la furia iconoclasta de la tormenta en las costas del Cercano Oriente,
la isla se convirtió en su acogedor refugio de los perseguidos, y en conjunto, el escape
para muchos efigie sagrada, especialmente mariano, ahora venerada en Occidente.

Pero - lo que es más importante - le muestre este motivo de este Congreso, que es firme
e intacto a su fidelidad a Cristo ya la Iglesia, porque se sentía, ferviente y popular es su
devoción a María.

Para los que dudaron que podría mostrar su diseño topográfico isla, y en ello indicar el
collar magnífico de santuarios marianos que se extiende a través de cada una de sus
provincias, las montañas, el mar, las llanuras fértiles, haciendo un feudo de Sicilia
maria. Sus nombres y títulos, ingenuos y expresivas, si se invocan uno tras otro, formarían
como una letanía oración de toda la Madonna della Catena, la Carta de La Scala, la cueva,
el Alto, la madera, la Milicia , los Romitello, y otros, seguidos por los que se acuerdan de
sus misterios - la Anunciación, Asunción, de la Merced, de la Providencia - o simplemente
indican con los nombres de ciudades y pueblos - Custonaci, Furi, Tindari, Valverde, Milici ,

Estos santuarios, más o menos famosos y famosos, a menudo humildes y sin adornos,
como lo era la casa de la Virgen en Nazaret, eran las fortalezas fuertes de la fe de sus
padres. De hecho, el resurgimiento fácil e intenso del cristianismo en la isla después de la
invasión de los sarracenos, que había borrado casi todas las huellas, se movió por los dos
santuarios con derecho a Santa María, uno en Palermo y el otro en Vicari, quizás los
únicos de pie entre tantas ruinas, donde el fuego sagrado de la fe se conservó durante
muchos años, y de donde surgió más brillante en cada rincón de Sicilia. Incluso en la
actualidad, los Santuarios de María son los manantiales frescos a los que, muchas veces
en el año, las buenas personas se apresuran a restaurar la piedad religiosa en
peregrinaciones devotas que conservan las características de la tradición más genuina. Oh,

Ahora, si ambos ardiente y está enraizada devoción a María en el pueblo de Sicilia, que
puede ser sorprendido de que - como ya hemos dicho que por sus prelados más dignos -
eligió uno de su ilustre ciudad de dispensar en los últimos tiempos debido segnalatissime?

Ciertamente, esta Sede Apostólica no ha manifestado de ninguna manera su juicio en


torno a las lágrimas que se dice que brotaron de una efigie en una humilde casa de
trabajadores; sin embargo, no sin profunda emoción nos dimos cuenta de la declaración
unánime del Episcopado de Sicilia sobre la realidad de ese evento. Sin duda, María es
eternamente feliz en el cielo y no sufre dolor ni tristeza; Ella pero permanece insensible,
que de hecho siempre tiene amor y compasión por la raza humana desgraciado, que fue
dado a la madre, dolorosa y lágrimas en los ojos cuando se detuvo al pie de la Cruz,
donde se había publicado el Hijo. ¿Comprenderán los hombres el lenguaje arcano de esas
lágrimas? Oh, las lágrimas de Mary! Lágrimas de piedad por su Jesús y de tristeza por los
pecados del mundo estaban en el Gólgota. ¿Todavía lloras por las renovadas heridas
producidas en el Cuerpo místico de Jesús? ¿O lloras por tantos hijos, en quienes el error y
la culpa han extinguido la vida de gracia y que ofenden severamente a la majestad
divina? ¿O hay lágrimas de esperar el regreso retrasado de sus otros hijos, un día fieles, y
ahora arrastrados por falsos espejismos entre las huestes de los enemigos de
Dios? Depende de usted cooperar con el ejemplo y la acción sobre el regreso de los
refugiados a la casa del Padre y trabajar para que cierren lo antes posible las brechas
abiertas por los enemigos de la religión en su Isla, convertidos en objeto de un asedio
sombrío. y eso ofende seriamente a la majestad divina? ¿O hay lágrimas de esperar el
regreso retrasado de sus otros hijos, un día fieles, y ahora arrastrados por falsos
espejismos entre las huestes de los enemigos de Dios? Depende de usted cooperar con el
ejemplo y la acción sobre el regreso de los refugiados a la casa del Padre y trabajar para
que cierren lo antes posible las brechas abiertas por los enemigos de la religión en su Isla,
convertidos en objeto de un asedio sombrío. y eso ofende seriamente a la majestad
divina? ¿O hay lágrimas de esperar el regreso retrasado de sus otros hijos, un día fieles, y
ahora arrastrados por falsos espejismos entre las huestes de los enemigos de
Dios? Depende de usted cooperar con el ejemplo y la acción sobre el regreso de los
refugiados a la casa del Padre y trabajar para que cierren lo antes posible las brechas
abiertas por los enemigos de la religión en su Isla, convertidos en objeto de un asedio
sombrío.

Así que no dejen pasar este día sin proclamar unánimemente pública y solemnemente que
los pueblos de Sicilia pretenden permanecer fieles a Cristo y a la Iglesia

Por parte de Nostra, no nos gustaría terminar esta Exhortación, sin indicarles brevemente
cómo la gente de Sicilia reforzará su fidelidad a Cristo. En primer lugar, ocuparse de la
educación religiosa en todas las edades y en todos los ámbitos de la vida, especialmente
entre los jóvenes. Para los sofismas inquietantes de los adversarios de la Iglesia, solo hay
que oponerse a la claridad de su verdad. Un pueblo que no sabe cuáles son los verdaderos
tesoros, no sabrá ni conservarlos ni defenderlos: se dará cuenta de los bienes perdidos,
cuando ya haya sido saqueado. Aprende y profundiza la doctrina cristiana, a ti, a quien
Dios ha dado tantos talentos talentosos, de modo que, por reconocimiento común, Sicilia
siempre fue una guardería para hombres ilustres para las ciencias y las artes. La fidelidad
a Cristo también se traduce en la frecuencia asidua de los sacramentos, que son el
soporte de la vida cristiana y de la familia y las virtudes cívicas. Sus bellos templos,
monumentos del fervor de los antepasados, y algunos incluso de la resistencia indomable
a la persecución, todavía hacen vibrar el latido vivo de la fe trabajadora. Finalmente, le
pedimos que continúe siendo celoso custodio de los enlaces subsidiarios, que siempre lo
unió a esta Sede Apostólica. Como un día de buen corazón, Sicilia asintió a los deseos de
Nuestro Predecesor San Gregorio Magno, particularmente apegado a él, por lo que
Nuestra voz siempre encuentra en sus mentes consentimiento listo e incondicional
( Finalmente, le pedimos que continúe siendo celoso custodio de los enlaces subsidiarios,
que siempre lo unió a esta Sede Apostólica. Como un día de buen corazón, Sicilia asintió a
los deseos de Nuestro Predecesor San Gregorio Magno, particularmente apegado a él, por
lo que Nuestra voz siempre encuentra en sus mentes consentimiento listo e incondicional
( Finalmente, le pedimos que continúe siendo celoso custodio de los enlaces subsidiarios,
que siempre lo unió a esta Sede Apostólica. Como un día de buen corazón, Sicilia asintió a
los deseos de Nuestro Predecesor San Gregorio Magno, particularmente apegado a él, por
lo que Nuestra voz siempre encuentra en sus mentes consentimiento listo e incondicional
(Greg. I Epist. Iohanni Episc. Syracusano , octubre 598 - Reg. IX, 26 -
Lun. Germ. Hist. Epp. t. 2, pag. 59-60).

Recibe esta Nuestra Exhortación casi un mensaje de la Madre de Jesús para ti, a quien
pretendes consagrarte como tu Señora y Protectora. Con el fin de que se cumplan los
deseos de usted y nuestros deseos, invoco la abundancia de la gracia divina para cada
uno de vosotros y para el intiera Sicilia, en particular para los pobres, los enfermos, los
jóvenes, los trabajadores del mar y el campo, Autoridades civiles, tus obispos y tus
sacerdotes. A todos nosotros impartimos Nuestra Bendición Apostólica con efusión de
corazón.

* Discursos y mensajes de radio de Su Santidad Pío XII , XVI,


Decimosexto año del Pontificado, 2 de marzo de 1954 - 1 de marzo de 1955, pp. 219 -
223
Polyglot Vatican Typography